chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Servicios mínimos desde Illinois

26 de Enero, 2015, 0:01


En las últimas horas he pasado, aunque fuera sobrevolando, por los cuatro países más grandes del mundo, y también por el Ártico. Como viajé de noche no vi mucho del Polo (espero verlo a la vuelta), y en su lugar he visto la película de las Tortugas Ninja, la del Hotel Budapest, una malísima de Walt Disney con personas reales, otra de unos indios que montan un restuarante en Francia, un episodio de Friends, uno de The Big Bang Theory, y otro de un reality de unos tíos que se dedican a montar peceras para ricos (está visto que no tenía muchas ganas de dormir). Me encuentro en Chicago, la ciudad de Michael Jordan y Gasol, donde comienzo un mesecito de vacaciones por los Estados Unidos, con el fin sobre todo de devolver a mi sobrina, que vive aquí, la visita que me hizo a China hace ocho años. Ayer, en Pekín, tenía siete horas de adelanto con España, y ahora tengo siete de retraso. Cosas de los viajes transoceánicos.

No he podido ver mucho de Chicago, porque también he llegado de noche, así que lo único que puedo decir es que el tren del aeropuerto a la ciudad era un poco cochambroso, y que en esta noche en vela que me ha regalado el jet-lag he oído muchas sirenas por las cercanías del hostal que me encuentro, situado al lado del estadio de los Cubs. Son sirenas de ambulancias creo, no de la policía, que tampoco vamos a tirar del topicazo de Al Capone. Algunos de los vecinos de habitación son chinos y se encargan de demostrarlo con sus gritos, así que me siento como en casa.

En el control de pasaportes me han hecho el mismo interrogatorio que la anterior vez que vine, hace también ocho años. El policía, un señor apellidado Zamora según decía su placa, me ha hecho más preguntas que al resto, porque le debió resultar raro ver a un español en un vuelo de Pekín, rodeado de chinos. Tanta pregunta me hacía que al final en cada respuesta me he puesto a responderle lo que quería y cuatro o cinco datos más, para ver si así acabábamos antes. Pero vamos, que tampoco me quejo. Antes, en la cola, una policía con un perro sabueso nos olisqueaba a todos (el perro, no la policía) en busca de comidas que no se pueden meter en los USA, aunque me imagino que también hubiera encontrado algo de droga si alguien la hubiera llevado, que no ha sido este el caso. Sí que se ha quedado con un par de sandwiches de jamón.

Poco más que contar, ya os diré más en los próximos días, si consigo hilarlo con la temática china del blog. A cuidarse...

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Pincha aquí para comentar


La otra Na

21 de Enero, 2015, 0:01


El año pasado se retiró la tenista china Li Na, probablemente la deportista de su país que más famosa ha sido en el panorama mundial. No por ser mejor que las otras deportistas chinas (es buena pero no tanto), sino por haber jugado un deporte más mediático que otras: China tiene a las mejores deportistas de la historia en bádminton, ping pong o saltos de trampolín, por ejemplo, pero lamentablemente son grandes desconocidas fuera de su país.

Li Na, quien esta semana ha vuelto a ser noticia al anunciar que está embarazada (probablemente ése fue el motivo de su retirada, que quería ser madre) fue la primera tenista china que ha sido realmente famosa en las pistas, gracias sobre todo a que ganó Roland Garros y el Open de Australia, dos grand slam. Pero hace 30 años otra tenista china tocaya suya dio mucho que hablar, en su caso por motivos extradeportivos. Fue Hu Na, una entonces casi adolescente que, como la Comaneci, desertó de su país en los 80 durante un viaje a Estados Unidos.


Hu Na, nacida en 1963, era a principios de los 80 una joven promesa china del tenis, un deporte casi desconocido en la China de entonces pero que en su familia ya había practicado hasta su abuelo en los años 20. Apenas cumplida la mayoría de edad, Hu Na ya era la número uno del tenis de su país, e incluso era considerada una de las mejores jugadoras de Asia, lo que le permitió ser escogida en el equipo nacional para la Copa Federación en 1981 (el primer año en que China disputó este torneo femenino de selecciones) y en 1982.


Hu Na con su abuelo


En julio de 1982, Hu Na viajó a EEUU para disputar con su selección esa Copa Federación, que en aquel entonces disputaba todos los partidos en el mismo lugar, en aquel caso las pistas de Santa Clara, en California. Na fue decisiva para que China ganara con facilidad la primera ronda ante Japón, pero en la segunda ronda, donde las chinas encaraban a Alemania, la joven se esfumó justo el día en el que debían disputarse los partidos. Con sólo 19 años, la tenista se escapó del hotel donde el equipo chino estaba alojado, se escondió en una casa de unos amigos y pocos días después solicitaba formalmente asilo político, asegurando que el Gobierno chino le quería obligar a alistarse al Partido Comunista contra su voluntad.

Es posible que así fuera, aunque también hay que decir que Hu Na esyaba algo disgustada con las autoridades chinas porque le habían denegado un viaje anterior a EEUU para participar en entrenamientos y becas que allí le habían ofrecido, por lo que muchos apuntan que es probable que las razones de su defección, más que políticas, fueran profesionales: quería simplemente formarse libremente en un país con mejor nivel tenístico que el chino, y su pasión por el tenis era tal que estaba dispuesta a meterse en el morrocotudo lío de desertar, aunque le costara alejarse de su familia. Aquí tenéis un relato muy minucioso de la deserción de Hu Na, aunque está en chino, para qué os voy a engañar.

La deserción de Hu Na causó un agrio incidente diplomático entre EEUU y China, país este último que apenas estaba saliendo del aislamiento que había conllevado el maoísmo. Se dice que en una reunión entre Reagan y Deng Xiaoping, el entonces líder chino le recriminó a Ronald que le había "robado a su hija" Hu Na (lo de "hija" al parecer lo decía porque ella y él eran de la misma provincia, Sichuan, y que una paisana le hubiera "traicionado" le dolía especialmente).

Las negociaciones duraron meses y finalmente, en abril de 1983, Washington decidió conceder a la chica asilo político para disgusto de Pekín, aunque el incidente no pasó a mayores: las relaciones entre los gobiernos chino y estadounidense, mal que bien, se recompusieron, y de hecho Pekín acudió a los JJOO de Los Ángeles 84 sin problemas, pese a que otros regímenes comunistas sí los boicotearon, en venganza por la espatntada occidental de Moscú 80.

Hu Na jugó como profesional en EEUU pero su carrera fue discreta y corta, lo más a lo que llegó fue a una tercera ronda en Wimbledon, y se retiró en 1991.


Hu Na jugando ya como ciudadana estadounidense


Más tarde, en 1996, se trasladó a Taiwán, donde reside y llegó a montar una escuela de tenis que no sé si aún mantiene. Además ha sido comentarista de tenis para las teles de la isla.


Hu Na en la actualidad


Curiosidad a tener en cuenta es que Hu Na, pese al conflicto diplomático que se montó alrededor de ella, al final ha sido más o menos "perdonada" -o diría mejor "olvidada"- por el régimen comunista chino, lo que le ha permitido viajar a China con mucha frecuencia en los últimos años. La última vez que estuvo aquí, hace unos meses, hasta inauguró en Pekín una exposición de pinturas hechas por ella, parece ser que ahora le ha dado por el arte.


ChinaSmack, el popular blog en inglés sobre este país, mostró que algunos internautas chinos aún recuerdan su defección y le dedican duras palabras, pero bueno, el hecho de que pueda entrar y salir libremente de China muestra que las cosas se han normalizado un poco.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Por la libertad de provocación

14 de Enero, 2015, 0:01


Charlie Hebdo de 1976, portada sobre el terremoto que hubo ese año en China.
"No puede ser peor que el comunismo", dice el sonriente maoísta.



Llego un poco tarde a comentar sobre el asunto que ha hecho temblar los cimientos de Occidente en los últimos días (el atentado contra Charlie Hebdo, aclaro por si alguno de vosotros ha estado hasta hoy encerrado en una cueva). Pero en fin, más vale tarde que nunca. La semana pasada tuvimos un montón de líderes latinoamericanos en Pekín, por lo que casi no tuve tiempo ni de dormir, mucho menos para escribir. Y en los primeros días de esta semana he malgastado los ratos libres intentando cambiar el diseño del blog para poder integrarlo con comentarios de Facebook, algo más complicado de lo que pensaba en un principio y que me ha quitado tiempo para escribir. En fin, vamos al grano.

Obviamente, el atentado me ha parecido repugnante, he colocado mi "Je Suis Charlie" de rigor en las redes sociales, y creo que en este sentido no voy a pensar diferente a cualquier otra persona que no sea un yihadista con una mentalidad situada a aproximadamente un milenio de distancia de la del hombre actual. Matar a alguien por dibujar algo que a su religión (la suya, no la de todo el mundo) le molesta es un crimen tan absurdo y bárbaro que parece irreal. El yihadismo es un nazismo del siglo XXI contra el que el mundo me temo que va a luchar largamente durante décadas, y que espero que acabe como el nazismo, en los cajones más o menos cerrados de la historia negra de la humanidad. Creo que hasta aquí todos estaremos de acuerdo, más abajo ya veremos.


En China, el atentado seguramente ha dejado un poco descolocado a un régimen comunista que por una parte también tiene que luchar contra la lacra del yihadismo (el pasado año hubo en este país varias matanzas contra civiles inocentes por parte de fanáticos con esas mismas banderas negras) pero que tampoco es precisamente el gran abanderado de la libertad de expresión. Hubo una rápida condena gubernamental hacia el atentado (China fue de los primeros países que la envió) y se informó con gran profusión de la caza de los terroristas, pero no se hizo demasiado hincapié en el asunto de que el ataque era un hondo golpe contra la libertad de expresión, ni se hicieron ardientes defensas del derecho a criticar o a hacer humor de lo que sea. En general, la línea oficial china, soltada con cuentagotas y una vez se ha enfriado el asunto, fue decir que el terrorismo es un enemigo común del mundo, pero que también hay que tener en cuenta que la libertad de expresión no es ilimitada.

El asunto de los límites de la libertad de expresión es un debate que no tiene fin. Lo que a mí me hace gracia a otro colectivo le puede molestar, y es más, muchas veces el humor más gracioso es el que más puede molestar a algunos. En general, cuando un chiste toca un tema cercano, por ejemplo habla de tu partido político, tu equipo de fútbol o tu religión, es posible que te vayas a ofender. Es humano, vaya. Por ejemplo, cuando El Jueves (revista de la que me leo TODAS las páginas y TODOS los números) publica chistes sobre China, me suelen chirriar un poco. No porque esté en desacuerdo con ellas completamente, sino porque a veces me parecen basados en topicazos, o en errores... pero también lo entiendo, no por ello me indigno, y por supuesto nunca se me ocurriría cargar contra los dibujantes por ello. Quizá porque, en el fondo, soy de la misma cultura que los dibujantes, y aunque no esté de acuerdo con ellos, les entiendo, y sé que su labor es la de pinchar con ideas sencillas y contundentes.



Chinos que hablan con la L,
¡humor fresco y joven!


Oh, un gato "maneki neko" japonés simboliza a China...

El conflicto tibetano
es más complejo que eso...

 
En los JJOO de 2008
apenas hubo polución...



La cuestión es que en el siglo XXI, con la globalización e internet, el humor cruza fronteras con mucha rapidez, y a veces llega a culturas para los que el chiste no está pensado. Con España y China, por ejemplo, no ha habido nunca problemas con El Jueves, que a fin de cuentas sigue siendo un medio tradicional en papel que, como Charlie Hebdo, sólo cruza fronteras cuando es noticia, pero sí ha habido encontronazos con programas de humor de la televisión española (entre ellos la serie Aída) en los que los chinos no entendieron el humor español y se lo tomaron en serio.

Con un mundo cada vez más global, puede haber más choques culturales como éstos. En China no hay sátira política, por culpa de la censura, pero si algún día llega, es posible que hagan chistes sobre españoles que nos parezcan o bien faltos de gracia, o bien erróneos, o bien ofensivos.

No sé si serviría de ejemplo, en el siguiente vídeo, que no es chino sino taiwanés, del programa de humor político Next Media Animation. En él se habla de España: no creo que como español te vayas a molestar, pero igual te parece que le falta un poco de mala leche, o que recurre al fácil tópico taurino. Está claro que no vamos a llegar al nivel de los islamistas radicales, pero se puede entender en cierto modo que el humor, al ser tan distinto entre distintos pueblos, pueda generar fricciones interculturales.



Ante esta situación, creo que hay que recordar lo que contaba David Brooks en su magnífico artículo "Yo no soy Charlie Hebdo", publicado el otro día en El País. No os dejéis engañar por el título, el articulista no quiere decir que no apoye el humor satírico: lo que intenta explicar es que nunca vamos a estar totalmente de acuerdo con él, siempre habrá veces que nos parezca demasiado burdo, o fuera de lugar... pero también insiste en que ese tipo de humor es necesario. En el mundo de lo políticamente correcto, de los choques culturales, hay que guardar un lugar para los provocadores, un pequeño espacio para poder salirse un poco de madre y desahogarse en lo políticamente incorrecto. Y hay que intentar convencer a todas las culturas de esta necesidad. No sólo es libertad de expresión, sino libertad de provocación, aunque sea en el pequeño espacio de las revistas de humor.


Enlace Permanente

Por ahora hay 29 comentarios

Pincha aquí para comentar


Estampas festivas

8 de Enero, 2015, 0:01

Se apagan ya los aires de fiesta en Occidente, una vez acabadas las Navidades, pero en Oriente, donde lo navideño se importa cada vez con más pasión, continúa la fiesta, porque ya todo el mundo está pensando en el Año Nuevo Chino, la gran fiesta de la región. Este año cae un poco tarde (19 de febrero, si no me equivoco), pero bueno, ya se respira ambientillo festivalero: comienza a haber linternas rojas en las calles, adornos de ovejas, carneros y cabras (el año que viene está dedicado a esos animales) y los estudiantes y emigrantes ya van como locos comprando billetes de tren para regresar a sus casas a pasar la "Nochevieja" en familia. Un ritual, el de la compra de billetes, lleno de complicaciones y colas que en los últimos tiempos se ha intentado facilitar a través de la venta de billetes por internet, aunque sigue teniendo sus dificultades.

Otra tradición en las semanas previas al Año Nuevo chino es la emisión del sello de correos dedicado al animal del horóscopo chino que va a llegar. En esta ocasión, como os decía, es una ovejita, bueno, más bien un carnero.





Así a bote pronto uno diría que el ganado ovino no es tan popular en China como, por ejemplo, en España, donde a veces uno se encuentra grandes rebaños hasta cortando carreteras y calles. Pero si uno mira estadísticas, resulta que China es el país con más ovejas del mundo, casi 200 millones. Aquí hay de todo, vamos.

El sello de la oveja es el último de la serie del horóscopo chino que el servicio de correos del país asiático ha emitido en los últimos 12 años, dedicando cada año al animal que iba tocando (ya os puse algunos sellos de esta serie en un post de 2012, cuando salió la estampita del dragón). Aprovechando que ya está completada esta bonita colección, los pongo todos juntos, y bueno, a ver el año que viene que cambios nos trae el diseño filatélico chino.


   
   
 

 


Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Pincha aquí para comentar


Puertas a l'ast

6 de Enero, 2015, 0:01

Segundo post del año, y segundo post del año que habla de accidentes, aunque en esta ocasión, afortunadamente, no hay muertes que lamentar... Sí hay, en cambio, que llorar por la pérdida de patrimonio cultural, porque el pasado fin de semana se nos ha quemado en China una bella puerta fortificada con siglos de historia. Es la de la antigua localidad de Weishan, en la provincia de Yunnan. Así era y así ha quedado tras el incendio, que aún no se sabe muy bien a qué se debió:




Es curioso, pero no es la primera vez que a una de estas puertas chinas tan típicas, pertenecientes a antiguas murallas, le ocurre una desgracia en los últimos años. Casi se diría que corren más peligro estos monumentos ahora que en la época en la que se suponía que debían hacer frente a invasores y asedios. Ved, si no, el antes y después de la puerta de Zhengding, otra ciudad monumental (en esta ocasión de Hebei, cerca de Pekín). Unos fuegos artificiales la quemaron a principios de 2010, pocos meses después de que yo me tomara unas cervezas a sus pies:




Y esto no es todo, aunque para el siguiente ejemplo cruzo fronteras y me voy a la cercana Corea del Sur, donde uno de los monumentos más famosos de Seúl, la puerta Namdaemun, fue incendiada premeditadamente por un señor que protestaba por un problema de tierras en 2008 y creyó, lógicamente, que nada mejor para defender sus derechos que poner un buen monumento histórico a la barbacoa:





Al menos esta última ya la han reconstruido, creo.

Jorge Camacho, en Facebook, nos cuenta también que algo similar pasó con una de las puertas de la histórica localidad taiwanesa de Hengchun, que quedó destruida por un tifón:




En fin, que menuda racha, ¿no? Es como si estas puertas, que a veces son el único vestigio del casco antiguo de muchas ciudades en Asia, estuvieran condenadas también a la destrucción.

Inciso lingüístico: en chino, a las puertas, tanto las de casa como estas fortificadas, se las denomina "men", palabra cuyo caracter chino realmente parece una puerta. Aunque más que una palabra es casi un sufijo: todas estas construcciones se llaman "algo-men"



en chino tradicional aún es más puerta:


En Pekín, por cierto, muchas puertas de este tipo, algunas de ellas enormes y muy bellas, también quedaron destruidas, pero fue antes, en los años 50 y 60, y no por accidente sino de forma deliberada, cuando se ordenó echar abajo la muralla que rodeaba la ciudad con el fin de construir el anillo de circunvalación que hoy día conocemos todos aquí como "el segundo anillo".

Los pequineses hoy en día recuerdan esa destrucción como una de las grandes barbaridades del maoísmo, pero también hay que decir que en Europa, España incluida, muchas ciudades destruyeron sus murallas medievales a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando hubo que empezar a dejar sitio a los coches y a los ensanches.

Así era la muralla de Pekín antes de que se acabara con ella, y todos los "men" del mapa son los de antiguas puertas fortificadas: muchos os sonarán porque ahora son paradas de metro. La línea 2, una de las más veteranas y populares de la ciudad, coincide prácticamente con la muralla de la "Inner City".


Para los que conozcan el metro pequinés:
Las paradas de metro de Hepingmen, Jianguomen y Fuxingmen,
aunque se llamen así, no eran originalmente puertas.



Unas pocas puertas de esta antigua muralla aún existen o han sido reconstruidas. Se trata de las siguientes:

Yongdingmen, la gran entrada de Pekín en la antigüedad (reconstruida)


Zhengyangmen, que la mayoría de la gente llama por error "Qianmen", por el nombre de la parada de metro donde está.
A sus pies está el kilómetro cero chino.


En realidad Zhengyangmen no es una torre sino dos, una a pocos metros al norte de la otra.
La segunda es denominada oficialmente "torre de arqueros de Zhengyangmen".
Ambas están al sur de la plaza de Tinananmen.


Deshengmen, también conocida como
"la torre de la que salen los buses a la Gran Muralla".
Si hasta en la foto los tenéis...


Dongbianmen: esta fortificación no estoy seguro de si era una puerta o simplemente un torreón,
pero bueno, la pongo en todo caso. Era una de las esquinas meridionales de la principal muralla de Pekín.


Xibianmen: es la otra esquina del sur, aunque bastante menos espectacular.



Tras las que aún quedan en pie, a continuación llega la parte triste, repasar las que ya no están:

Youanmen


Fuchengmen


Chaoyangmen


Xuanwumen


Guanganmen


Xizhimen


En Xizhimen, hago otro inciso, hay ahora unos rascacielos curvados que hace poco se incendiaron, ironías de la vida:




Seguimos con las puertas antiguas: Andingmen


Dongzhimen


Guangqumen


Chongwenmen


Zuoanmen


Muchas de ellas eran bastante más grandes y espectaculares que la "men" que al final ha acabado siendo la más famosa de Pekín, pese a ser pequeñita en comparación con la mayoría: Tiananmen, que en realidad es un poco diferente a las anteriores porque es la puerta de un palacio, más que una fortificación integrada a una muralla.



Para que no nos perdamos en tal empacho de puertas, mejor las recopilamos ayudados por el mapa del principio. Hala, a descansar, ¡no encendáis cerillas cerca de fortificaciones antiguas!


Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


La masa temible

1 de Enero, 2015, 0:01










Terriblemente mal empieza el año 2015 en China, con el accidente de Nochevieja en Shanghái, en el que han muerto al menos 36 personas. La estampida ocurrió en el lugar más emblemático de la ciudad, el Bund, un lugar visitado y fotografiado cada día por miles de turistas y que ahora quedará ligado por siempre a una tragedia. Allí se congregaban decenas de miles de personas en Nochevieja, como se hace en la Puerta del Sol madrileña o en el Times Square neoyorquino. Trágico.

En un principio se dijo que el accidente ocurrió cuando un bar (los supermegapijos bares del Bund están en terrazas de los antiguos edificios de estilo europeo que hacen famosa a la zona) empezó a tirar desde un balcón o una ventana flyers del local que imitaban billetes de banco y la gente se abalanzó sobre ellos, algo que si se confirma añadiría aún más patetismo a la ya de por sí triste noticia. Sin embargo, con el paso de las horas esta información se ha matizado para señalar que no es seguro que haya sido ésa la causa, y que quizá se debió en realidad a fallos en los accesos al lugar. Ante la diversidad de teorías, es difícil ponerse a sacar conclusiones todavía.

Pese al triste siniestro de hoy y otros similares que ha sufrido China en el pasado, hay que reconocer que, tratándose del país más poblado del mundo, sorprende que no haya tantas grandes aglomeraciones como uno pudiera pensar si no vive en el país, y que desgracias como la ocurrida hoy sean relativamente pocas en comparación, por ejemplo, con las que ocurren en la vecina India, otro país de grandes poblaciones y densidades.

Es probable que el temor a las estampidas sea mucho entre las autoridades chinas. Y por eso he empezado a repensar algunas de mis ideas sobre el trato del régimen comunista a las masas. Siempre pensé que ante ellas la autoridad albergaba un miedo estrictamente político, pero teniendo en cuenta la enorme población del país y la gran densidad en muchas de sus ciudades, puede haber también un miedo apolítico: la masa, incluso aunque se congregue para decirle a Xi Jinping que es guapísimo, puede hacerse mucho daño a sí misma, de una forma súbita e irracional.

Esto puede mover a reflexiones a la hora de analizar el urbanismo de las ciudades chinas. En él salta a la vista, entre otras cosas, que las ciudades chinas tienen menos plazas que en Occidente, aunque para "compensar" tengan la más grande del mundo, que es Tiananmen (una de las plazas más vigiladas del mundo, por otro lado). En muchas grandes ciudades chinas, de millones de habitantes, la única plaza de la ciudad es prácticamente la del gobierno local o provincial, bien vigilada, y si acaso también la que hay en la estación de tren, lugar en el que por mucho que no le guste a la autoridad el recinto abierto hay que hacer explanadas para las muchedumbres que van y vienen. A un chino le dices la palabra "plaza", así, en español, y piensa en un centro comercial, que de ésos sí hay, a cientos. La falta de plazas se puede deber a falta de tradición histórica o de pensamiento urbanístico, pero sin duda a las autoridades les va bien para que no haya grandes reuniones.

Por otro lado, en los grandes acontecimientos de masas en China (conciertos, partidos de fútbol) en general siempre es muy complicado acceder a los recintos. Ya no por los controles de seguridad o de recolección de entradas, cosa que se entiende, sino por la falta de señalización, vallas por todas partes dificultando la entrada y haciendo dar vueltas y revueltas... Yo, por ejemplo, siempre que voy a algún partido o evento similar al Estadio del Nido, siempre acabo dándole una vuelta completa (calculo que esto equivale a andar un kilómetro) o a veces hasta dos antes de que consigo entrar (o salir). Siempre pensé que era por mala organización, pero después de lo ocurrido hoy me he puesto a pensar si podría ser algo deliberado, para evitar tumultos. Porque sí he de decir que, en compensación del agobio que he sentido en esas ocasiones por andar y andar, apenas he sentido el agobio de estar rodeado de gente empujándome.

Otro asunto: a muchos extranjeros nos sorprende, y no nos gusta, la falta de cultura festiva en las calles chinas. No hay festivales en plazas, ni conciertos al aire libre, ni verbenas, ni pasacalles, ni nada... Tampoco en el Año Nuevo Chino, la fiesta mayor de esta cultura, que se celebra en las casas, con la familia. En Pekín ayer era muy difícil enterarse de si iba a haber algún lugar de la ciudad donde hicieran la típica cuenta atrás de fin de año: había quien decía que a lo mejor lo hacían en el Estadio Olímpico (ni loco iba yo a darme vueltas al Nido otra vez), o en el Templo del Cielo, o en The Place, o en Wangfujing... No se había publicitado nada demasiado: seguramente, una muestra más de que el Ayuntamiento no tiene ni la más mínima gana de que haya grandes muchedumbres. A veces pensamos que es por cuestiones políticas, o por falta de espontaneidad festiva, aunque, vista la desgracia ocurrida hoy, también hay que admitir, y vuelvo otra vez a lo mismo, que también podría estar relacionado con la prevención de accidentes, sumado a la a veces drástica manera de actuar de régimenes como el chino (muerto el perro, se acabó la rabia/si no hay muchedumbres, no habrá estampidas).

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Pincha aquí para comentar


Un año de búsquedas

30 de Diciembre, 2014, 0:01




El año 2014 se despide de nosotros en cuestión de horas y toca resumirlo un poquito en todos los periódicos, televisiones, blogs y hojas parroquiales, una costumbre a la que este blog, como ya sabéis por otros años, no es ajeno.

2014 ha sido en China un año de búsquedas largas, tristes y con frecuencia infructuosas. Búsquedas de aviones desaparecidos, de democracia, de políticos corruptos (sí, también aquí, por si os creíais que en España érais muy originales).

Este año yo, como muchos de vosotros, me lo he pasado mirando embobado una pantallita de smartphone, el aparato de moda  que nos ha hecho más sabios y a la vez más tontos. Por eso, en esta ocasión, en lugar de hacer como en los pasados años el resumen anual a través del abecedario (una noticia que empiece por A, otra por B, otra por C, etc) he decidido cambiar el sistema y usar los ya tan manidos emojis de Whatsapp (vamos, como hacen en el programa de Buenafuente). No sé si me ha salido todo lo bien que yo quería, pero al menos es un cambio, y hay que renovarse o morir...

Bueno, pasemos de la teoría a la práctica. Aquí va el resumen del 2014 chino, un resumen en el que, milagrosamente, no hay nada de Podemos, ni ningún virus del Ebola:




Un vuelo de Malaysia Airlines pasó a la historia de los grandes misterios de la humanidad: Si no fue el tema del año en China, como mínimo fue la noticia que más nos obsesionó, especialmente en los meses de primavera. Nos pasamos marzo, abril, mayo, quizá hasta junio trenzando en comidas, fiestas, quedadas con amigos, cientos de teorías sobre qué demonios había pasado con el avión de Malaysia Airlines que viajaba con 239 personas a bordo, entre ellas 154 chinos, y que se esfumó misteriosamente, y aún sigue así, cuando volaba entre Kuala Lumpur y Pekín. No recuerdo que una noticia nos envolviera tanto en China y se metiera en todas las conversaciones desde los tiempos de la epidemia del SARS de 2003. En la capital china los periodistas tuvimos este año que lidiar con la nunca deseable tarea de informar sobre el dolor de unos familiares que estaban destrozados, y seguramente así seguirán, por no saber nada de sus seres queridos. Nuevos desastres aéreos ocurrieron en los meses siguientes (en Malasia creo que deberían empezar a considerar en retirar el año 2014 de todos sus libros de historia y calendarios), pero en China seguimos acordándonos, sobre todo, del MH370, allá donde quiera que esté.



Hong Kong tomó las calles para pedir democracia: La llamada "Revolución de los Paraguas" fue uno de los acontecimientos más icónicos que China ha vivido este año, y dejó escenas que tardarán en olvidarse, si es que no acaban formando parte de los libros de historia: esos manifestantes defendiéndose con paraguas de las cargas policiales, esos cientos de tiendas de campaña tomando algunas de las calles más importantes de la ciudad durante meses, esa explosión de arte contestatario, de estudiantes dando discursos espontáneos en la calzada... Hong Kong vivió su mayo del 68 particular, y aunque el movimiento terminó como el parisino, siendo víctima del tiempo, al menos acabó con desalojos pacíficos, no como aquellos que otros chinos, 25 años atrás, sufrieron cuando acamparon en otra ciudad, el Pekín de 1989. El movimiento de Hong Kong se fue de las calles, pero con una promesa que repitieron en los últimos días de revolución y que ojalá se cumpla: "Volveremos".



Xi Jinping (el político más parecido a Winnie the Pooh) declaró la guerra a los corruptos, sin importar si eran tigres (peces gordos) o moscas (chupatintas del Partido): Los que no viváis en China no os podéis imaginar lo que ha pasado este año en este país con la corrupción. Tomad las noticias que ha habido en España sobre este fenómeno, multiplicadlas por 10, y aún así tal vez os quedéis cortos. No ha habido un santo día en este santo año en el que la propaganda china haya dejado de "revelar" un nuevo caso de corrupción, aunque eso sí, en China no los destapan los diarios o las amantes despechadas (bueno, a veces éstas sí), sino el aparato propagandístico que controla sin descanso el presidente Xi, ese líder que parece un oso de peluche pero gobierna con garras de oso grizzlie. Entre los cientos de personajes caídos en la campaña se encuentran personalidades que hace un tiempo se creía que eran intocables, como el ex ministro de Seguridad Pública, Zhou Yongkang: cuando el Gobierno chino confirmó que Zhou iba a ser investigado por corrupción (lo que en China equivale a que en cuestión de meses o años va a ser condenado a cadena perpetua o a muerte, no hay vuelta de hoja) muchos periódicos chinos sacaron en portada al día siguiente la foto de un felino rayado. "El gran tigre está enjaulado", decían.



Putin la lió parda en Europa y enfadó a todo Occidente, pero en China encontró a una comprensiva amante
: Vladimir I el Rompehuesos fue el protagonista absoluto de la sección internacional en buena parte del año, especialmente por el conflicto de Ucrania y todo lo que de él acabó saliendo (Crimea, Donetsk, el otro avión malasio...). Cuando peor le iban las cosas y el aislamiento de Occidente le empezaba a apretar en la economía, consiguió en un viaje oficial a China un suculento acuerdo de exportación de petróleo con el que quiso decir a Europa y EEUU "pues si no me ajuntáis, me voy con otra".



Pekín acogió la cumbre Asia Pacífico para que todo el mundo hiciera las paces, y Putin se intentó ligar a la primera dama china: La cumbre del APEC fue el mayor acontecimiento que acogió China este año, y por ello se lo tomó como unas Olimpiadas diplomáticas, con un Pekín tomado por la seguridad y drásticas medidas medioambientales para garantizar que durante las visitas de los líderes de medio mundo no hubiera smog. Estuvieron Obama, Bachelet, Peña Nieto, Abe, Humala, pero el que más dio que hablar fue, cómo no, Putin, quien aprovechó un descuido del anfitrión para tener un gesto de pícara galantería con la esposa del presidente chino. No pasó de la anécdota, pero desde entonces China y Rusia tienen difíciles relaciones, yo no digo nada... (aunque también puede haber influido que los tigres liberados por Putin hayan cruzado la frontera china y se dediquen a masacrar toda granja o rebaño de cabras que se encuentran).



Atentados y enfrentamientos armados agudizaron la grave crisis que China tiene con los uigures: Aunque China no lo diga muy alto, se podría decir que en su región de Xinjiang, ya en Asia Central, casi tiene un conflicto armado abierto. Cientos de personas han muerto en enfrentamientos entre grupos armados independentistas y policías, una situación que este año se ha agravado con crueles atentados como el que se vivió en la Estación de Ferrocarriles de Kunming (decenas de viajeros inocentes asesinados a cuchilladas) o en un mercado de Urumqi, donde ataques con explosivos revivieron los horrores que esa misma ciudad sufrió en 2009. Mal pintan las cosas en la periferia occidental de China, al lado de avisperos como Pakistán o Afganistán y con el yihadismo internacional amenazando con su negra influencia.


Se cumplió un cuarto de siglo desde la Matanza de Tiananmen: El 25 aniversario de uno de los acontecimientos más tristemente recordados de la historia china del siglo XX (recordado fuera de China, porque dentro del país se hace todo lo posible por olvidarlo) se celebró como es ya costumbre, con ríos de tinta conmemorando la masacre en la prensa internacional frente a un incómodo silencio por parte del régimen comunista. Hay muchos países que han cometido errores tan o más graves como el que cometió China, pero al menos en esos países hay voces que los admiten y analizan, quizá porque puede ser la mejor forma de evitar que se repitan. China, en cambio, sigue mirando hacia otro lado, con una extraña mezcla de ofuscación y vergüenza.



El smog siguió siendo noticia, aunque fuera de relleno: Ya llevamos un par de años en que las noticias sobre la contaminación en Pekín comienzan a hacerse monótonas, pero nada, se continuó hablando de la contaminación de la capital como si cada vez que ocurriera fuera la peor de la Historia. En noviembre, con motivo de la cumbre APEC de la que Pekín era anfitriona, se pusieron en marcha enormes medidas para mejorar la calidad del aire similares a las puestas en marcha de los JJOO de 2008: cierres de fábricas, limitación de vehículos en las calles, ¡hasta se dio vacaciones a buena parte de los ciudadanos! El resultado fue el ya famoso "APEC blue", que es como denominaron los pequineses al brillante cielo que esos días pudo admirarse sobre la gran urbe. Un cielo tan bonito como frustrante, porque muchos se quejaron de lo falso que era: una vez se fueron Putin, Obama y demás, el smog regresó con más fuerza que nunca. Y "APEC blue" se convistió en sinónimo de farsa, de falsedad: "eres más falso que el azul APEC".



China y Vietnam se enfadaron muy mucho por las islas Paracel: China siempre tiene algún problema vecinal, cuando no es con Japón es con la India o con quien haga falta, pero este año seguramente su mayor mosca cojonera fue Vietnam. Ambos países se disputan desde hace décadas las Islas Paracel (que nadie las llame Paracelso, por dios, que nadie diga semejante burrada), pero este año la discusión se agudizó a raíz de que China colocara una plataforma petrolífera cerca del archipiélago. Vietnam respondió "permitiendo" manifestaciones antichinas en sus ciudades, que en algún caso se le fueron de las manos (cuatro muertos por lo menos, y ataques a empresas no sólo chinas, sino también taiwanesas). La plataforma se retiró, y el conflicto volvió a su cauce habitual: parole, parole parole...


Alibaba compró hasta a tu madre: Si una empresa china ha estado de moda en 2014, ésa ha sido sin duda -con el permiso de los móviles Xiaomi- Alibaba, el equivalente chino a eBay, que protagonizó este año en Nueva York la mayor salida a Bolsa de la Historia y compró tantas empresas del sector tecnológico chino (o incluso de otros sectores) que las noticias de sus operaciones se han vuelto pura rutina. Alibaba ha triunfado en un país donde los chinos están obsesionados, yo diría que demasiado, en comprarlo y venderlo absolutamente todo por internet.



El Parlamento de Taiwán estuvo ocupadísimo: Durante más de un mes, los estudiantes taiwaneses ocuparon la sede del Legislativo de su isla, meses antes de que los hongkoneses hicieran algo similar en su ciudad. El motivo de la ocupación taiwanesa (que fue inexplicablemente olvidada por la prensa internacional, como si un congreso tomado durante semanas ocurriera todos los días) era el desacuerdo entre algunos sectores de la isla a que ésta se acerque como lo está haciendo a China. Taiwán es un problema muy complejo, que da frecuentes bandazos entre el independentismo y el acercamiento a China, y tiene visos de seguir así durante mucho tiempo.



Rajoy, el presidente de las pantallas planas, viajó a China para decir que el Rey de España es Juan Carlos Segundo: Tras muchos meses de tensiones entre España y China, que se resolvieron con la más que conocida reforma exprés de la Ley de Justicia Universal (que archiva así las causas de los jueces españoles contra líderes chinos por sus acciones en el Tíbet) Rajoy pudo por fin ir a China, uno de sus destinos más deseados. Debió firmar algún acuerdo, pero como justo hizo la visita cuando España hervía por la cuestión catalana, el caso Pujol, la dimisión de Gallardón y otras polémicas, creo que nadie nos enteramos muy bien de lo que Rajoy hizo en el país asiático. Eso sí, se recordará su gazapo cuando hablaba con el presidente Xi y confundió el ordinal del retirado Rey de España (claro, con tanto cambio de monarca, uno se lía).



Los trenes bala se perdieron en una balasera mexicana: China ahora tiene una manía: país al que viaja su presidente o primer ministro, país al que le vende sus trenes de alta velocidad. Los chinos están empeñados en cubrir el mundo con sus locomotoras, cosa que puede estar bien, pero que ya se ha encontrado con un escollo: México. En ese país, los chinos habían conseguido el contrato para construir el que iba a ser el primer tren bala latinoamericano, entre Ciudad México y Querétaro (la ciudad que coronó a Butragueño), pero el gigante asiático no contaba con las especiales idiosincracias de otras latitudes: el contrato tenía socios mexicanos con conexiones muy sospechosas con el presidente Peña Nieto, éste tuvo que recular de mala manera y con prisas, quedó mal con los chinos, quedó mal con los mexicanos... En fin, a ver si todo se calma y México se dota con el dichoso trenecito.



China silenció a la disidencia con la condena a Ilham Tohti: En un año de muchas tensiones entre el régimen comunista chino y la minoría étnica de los uigures, debido a los antes mencionados atentados y escaramuzas armadas, una de las voces moderadas del pueblo uigur, Ilham Tohti, acabó siendo condenado a cadena perpetua por una supuesta relación con ese terrorismo, que muchos no acabamos de creer. Intentar combatir el radicalismo golpeando a los portavoces más dialogantes de los uigures es una decisión bastante discutible, pero en estas cosas el régimen chino es así de implacable.



China comenzó a construir el Canal de Nicaragua, como alternativa al de Panamá: Exactamente 100 años después de que los estadounidenses concluyeran las obras del Canal de Panamá, una de las grandes obras de ingeniería del siglo XX, China propone su propia versión, más arriesgada todavía: un canal en Nicaragua, que en el país centroamericano causa grandes pasiones a favor y en contra. El proyecto no hace sino confirmar la cada vez más potente presencia de los chinos en Latinoamérica, donde sus presas, carreteras y trenes son cada vez más habituales. Ello, para preocupación de EEUU, que creyó durante décadas que Latinoamérica era su patio trasero, y también de España, que se solía vender como "puente" para que otros países invirtieran en América Latina pero ha descubierto que en China los puentes se los construyen ellos mismos.


El tren más largo del mundo unió a China y España: Por ahora es sólo un tren de mercancías, y anda despacito (22 días tarda en hacer el recorrido), pero la puesta en marcha de un servicio de transporte ferroviario desde Yiwu a Madrid se convirtió en todo un acontecimiento, especialmente en España, donde fue a recibirlo la mismísima Ana Pastor (la ministra, no la periodista preguntona). Yiwu es el lugar donde se fabrican casi todos los adornos navideños que se usan en el planeta, así que posiblemente los vagones del tren iban cargados de bolas, o espumillón, o caganers.



China prohibió los juegos de palabras: En China se prohíbe cada semana medio centenar de cosas nuevas, y afortunadamente muchas veces todo queda en titulares, pero este otoño el régimen comunista nos salió con un veto que nos dejó a todos ojipláticos: los medios de comunicación chinos tendrían prohibido hacer juegos de palabras en sus noticias. Menos mal que Telemadrid no es china, porque eslóganes como "Espejo de lo que somos" en China ya no tienen cabida.



El hijo de Jackie Chan fue detenido por fumar porros: El actor más famoso de China vivió un año difícil al enterarse de que su hijo, Jaycee Chan, había sido detenido por la policía de Pekín cuando consumía marihuana. El chaval fue "víctima" de la campaña que las autoridades han lanzado contra la vida disoluta de muchos famosos chinos, y que entronca con la más general macrocampaña contra la corrupción. Jaycee Chan salió por la tele diciendo que se arrepentía mucho de lo que había hecho, su padre aseguró que estaba muy cabreado con su vástago... pero las autoridades chinas no se han enternecido, el chaval sigue a la espera de juicio y le podrían caer hasta tres años de cárcel.



Li Na (la tenista, no la Morgan) dijo adiós: El deportista más famoso de China en los últimos años, la tenista Li Na, sorprendió a todos anunciando su temprana retirada de las pistas, cuando aún era una de las mejores raquetas del panorama mundial femenino y contaba en sus vitrinas con dos Grand Slam, uno en Roland Garros y otro en Australia. Las lesiones acabaron indicando a Li Na que lo mejor era retirase en lo más alto y dejar el recuerdo de una jugadora con mucho genio, dentro y fuera de la pista.



Un millonario chino compró el Edificio España: Es tal vez la más llamativa operación económica que China ha tenido jamás en nuestro país, por lo emblemático del inmueble comprado, uno de los edificios más altos y conocidos de Madrid. El que se lo quedó fue Wang Jianlin, el dueño del gigante empresarial Wanda (sí, como el pez), quien ya promete también hacer algo con los terrenitos que han quedado vacíos tras el fiasco de Eurovegas. A ver en qué acaban los planes en España de uno de los hombres más ricos de China.


Los chinos volvieron a enfadarse con Telecinco, esta vez por culpa de la otra Aída: Llovió sobre mojado en la difícil relación que China tiene con tu cadena amiga. Si en años anteriores el Gobierno del país asiático se quejó del trato a los chinos propiciado por grandes personalidades de la cultura española como Aída Nízar o José Luis Moreno, esta vez la tomó con Mauricio Colmenero, por un gag de un capítulo de la serie Aída. ¿Habrán tenido que ver los chinos con el final de una de las series más señeras de la historia televisiva de España?



El País intentó escandalizar a China, y se acabó El País en China: El diario español, junto a otros destacados rotativos europeos, sacó a principios de este año una serie de "reveladores" documentos sobre la corrupción en el régimen comunista chino, imitando un poco lo que antes habían hecho New York Times o Wall Street Journal. Y el resultado fue similar: desde entonces el diario independiente de la mañana está bloqueado en China, tanto por la mañana como por la tarde, y los supuestos escándalos revelados no han tenido un aparente efecto en la política china (a menos que la campaña anticorrupción la haya emprendido el presidente Xi tras leer la prensa extranjera, que cualquiera sabe).



Michelle Obama (la reina de los EEUU) visitó China y se deslizó por la Gran Muralla: La visita, allá por primavera, fue sobre todo anecdótica, pero sirvió para dar un toque más desenfadado a las siempre seriotas relaciones entre China y EEUU, las dos mayores potencias del momento. Michelle, con sus hijas pero sin esposo, llegó a China meses antes de que hiciera lo mismo su marido, aunque Barack casi diríamos que pasó más desapercibido que su mujer, porque él lo hizo en la cumbre APEC, y con tanto líder quedó un poco diluido en el glamour.



Gregorio Manzano llegó a Pekín para entrenar y la ciudad fue una fiesta: El que fuera entrenador del Atlético, el Mallorca o el Sevilla decidió emular a Camacho y probar suerte en China, en su caso para entrenar al Beijing Guoan, el equipo de nuestra ciudad. En su primera temporada lo hizo bastante bien, casi consiguió acabar con el imperio del Evergrande de Lippi (el Guoan acabó segundo pero estuvo luchando hasta el final por la liga) y Manzano fue elegido el mejor entrenador del año en el país. El año que viene le esperan en los banquillos de sus rivales en la liga china otros viejos conocidos de la liga española, como Cannavaro (que sustituye a Lippi en el Evergrande) o Cosmin Contra, quien está negociando tomar las riendas del Guangzhou R&F.

Enlace Permanente

Por ahora hay 12 comentarios

Pincha aquí para comentar


De aquí al Nóbel (o al Ducados) sólo hay un paso

28 de Diciembre, 2014, 0:01

Me llena de orgullo y satisfacción, y aún diría más, me alegra un huevo, anunciaros que por esas felices casualidades de la vida se ha descubierto un elemento químico que homenajea, creo que inintencionadamente, a este sufrido blog. Ha sido bautizado como "chinochanium" (chinochanio en español, supongo). El elemento ha sido encontrado por científicos de una universidad de Florida a raíz de la investigación de minerales en la localidad tunecina de Chinoch, y de ahí su bonito nombre.







Como es domingo y yo los fines de semana suelo descansar de la escritura, seré breve en este post, pero sí me gustaría declarar que me encantaría que el nuevo elemento se muestre en la tabla periódica como dios manda, es decir, en letras amarillas y sobre fondo rojo. Si pusieran las siglas "Ch" dos veces sería ya lo más, pero ya me imagino que Mendeleiev saldría de la tumba indignado ante tamaña profanación de la representación gráfica que inventó. En todo caso, viva la química, viva el chinochanio, y viva la madre que parió a los que lo descubrieron.




ACTUALIZADO (horas después): Bueno, que todo lo anterior ES BROMA, una inocentada típica de 28 de diciembre. Todo el mundo sabe que el elemento de símbolo Ch es el Chuknorrium...


Para los que no me lean desde España, en tal día como hoy los españoles solemos hacer bromas, una costumbre que para mí es la mejor de la Navidad pero, tristemente, es la que más se está perdiendo. ¡Sigan tomando el pelo en los Inocentes!

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Pincha aquí para comentar


Feliz Navidad
(y esta vez con chinancico)

24 de Diciembre, 2014, 0:01

Bien saben los que me conocen que las Navidades no me gustan demasiado, pero esta vez me voy a portar muy bien con ellas. Para empezar os voy a felicitar las fiestas con EL ÁRBOL DE NAVIDAD MÁS TRISTE DEL MUNDO.

Está en la planta baja del edificio donde trabajo, lo colocaron ayer (bueno, igual llevaba ya días allí, pero hasta ayer no descubrí su misérrima presencia) y basta con verlo para apiadarse de él:



El árbol, como no podía ser de otro modo dada su pobre condición, lo han colocado como medio escondido, en un rincón detrás de los buzones:


Lo que más pena da, incluso más que su aspecto escuchimizado y torcido, es su "sistema de iluminación", con un cable que sale del techo y se descuelga, o mejor dicho, se despeña hacia el pobre pseudoárbol de plástiquete.


Además de con este árbol, os voy a felicitar cantando una versión de mi villancico favorito, ése que cantan los angolparlantes llamado "Twelve Days of Christmas". Hace tiempo que quería hacerle una versión española y con temática china, y desde luego quería publicarla en Vanidades, huy perdón, en Navidades. Se lo dedico a todos ustedes, que son estupendos. ¡A pasar buenas fiestas!



Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Pincha aquí para comentar


Nuestro vecino el cinéfobo

22 de Diciembre, 2014, 0:01

Todos habréis oído hablar a estas alturas del jaleo montado con la película "La Entrevista", ésa en la que se dramatizaba el asesinato del actual líder norcoreano Kim Jong-un, y que al final ha tenido que ser retirada de las carteleras, poco antes de su estreno, a causa de un ciberataque contra la productora, Sony, que según EEUU estaba orquestado por Corea del Norte. Es espectacular que Hollywood, que ha hecho de todo y se ha metido siempre con quien ha querido (EEUU incluida) se haya doblegado por unos datos filtrados y unas amenazas que podría haberlas escrito cualquiera.


Por otro lado me cuesta creer que Corea del Norte, un país aislado del resto del mundo, tenga la tecnología necesaria para atacar en la red a una multinacional como Sony, pero bueno, también me han hecho gracia las noticias de la conservadora cadena FOX en las que se acusaba indiscriminadamente a todos los "enemigos de la libertad" de estar detrás del ataque (China, Irán, Rusia, sólo faltaban Venezuela y Cuba, aunque los cubanos creo que ya son amigos).

Los norcoreanos, en todo caso, llevaban ya muchos meses quejándose por "La Entrevista", e incluso habían elevado una protesta ante Naciones Unidas alegando que presentar en un filme el asesinato de un jefe de Estado actual (algo que, tienen razón, no es algo muy común) era una especie de apología del terrorismo. En el vídeo que muestro a continuación se muestra la escena de ese asesinato, y encima a cámara lenta, para que el espectador tenga bien claro cómo la palma el amado líder Kim. Empieza a partir de 0:30, y no está íntegra pero os podéis hacer una idea:



Lo curioso del asunto es que el padre de Kim Jong-un, el ya fallecido Kim Jong-il, también fue "asesinado" en al menos una película estadounidense, "Team América", que llegó a los cines hace 10 años. En aquella ocasión los norcoreanos no se quejaron tanto, quizá porque la película era de bajo presupuesto, o porque Kim Jong-il no era de carne y hueso, sino una marioneta, como el resto de personajes. De todos modos, la muerte de Kim Jong-il también era tremenda:



Todo hay que decirlo, los norcoreanos no dudan en bombardear la Casa Blanca en sus vídeos de propaganda (aunque sus efectos especiales están al nivel de un capítulo de los Power Rangers de 1993):



De todo este asunto, quizá la conclusión que saco es que esto de reírse de los dictadores norcoreanos ya está siendo un poco repetitivo. Me gusta reírme de cualquier cosa, y reconozco que Kim Jong-un tiene un aspecto bastante risible, pero eso de que el dictador siempre, absolutamente siempre, sea tratado de forma chistosa, me chirría un poco, y más cuando es la cabeza de un régimen que debe ser bastante chungo para vivir. Pero bueno, todos caemos, así que mira, termino con un tuit de @norcoreano, el misterioso tuitero español que le parodia:

Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar








Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré