chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano
Contacta

chinochanoblog@gmail.com


¿Interesado en viajar a China?

(promocionado por
The China Guide)


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

Archivos
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Moviendo las montañas de Yugong

6 de Diciembre, 2016, 0:01

Esta noche del martes al miércoles (a las 12 y media de la madrugada) Documentos TV en TVE emite "El viejo loco que movió la montaña", un documental que toma su título de una conocida leyenda china y que relata la vida de cuatro disidentes de este país, entre ellos el celebérrimo Hu Jia, uno de los más veteranos en los círculos chinos del descontento. El reportaje es obra, tras mucho tiempo y esfuerzo, de Diego Torres, ex corresponsal en China, y del realizador Antón Calderón. Aquí tenéis un adelanto de lo que podréis ver allí:



Con ocasión del estreno de este documental, del que podéis recopilar más información en su web oficial, los autores han escrito para este blog unas líneas de presentación de esta obra, palabras que os pongo a continuación. Adentraos en el duro mundo de la disidencia china, y ved el documental hoy en directo si podéis.


Moviendo las montañas de Yugong

Antón Calderón (@Anton_Calderon)/ Diego Torres (@jdiegotorres)

Una de las leyendas favoritas de Mao Zedong cuenta que un viejo llamado Yugong decidió un día tratar de mover las dos montañas que entorpecían el camino a su casa. Tras hablar con su familia, Yugong se puso manos a la obra desdeñando las burlas de los vecinos, que le advertían de que nunca lograría allanar los caminos. Al cabo del tiempo, su perseverancia conmovió a los dioses, que acabaron por trasladar las montañas a otro lugar. La leyenda de Yugong ensalza la determinación del viejo Yugong y recuerda que el esfuerzo continuado de muchas generaciones puede alcanzar objetivos colosales. Esta visión, esforzada y tenaz, la comparten también los cuatro protagonistas del documental "El viejo loco que movió la montaña", que se estrena en Documentos TV.

Los cuatro personajes retratan el complejo mapa del activismo social en China. Se trata de un territorio peligroso y cambiante, delimitado por las llamadas "líneas rojas" establecidas por el Partido Comunista, en el que cualquier movimiento en falso puede tener consecuencias funestas. Los cuatro personajes manifiestan actitudes diversas. Deng Fei, el más emprendedor y posibilista, ha conseguido crear un enorme movimiento en apoyo a la infancia en el mundo rural. Su política es la de trabajar codo con codo con las autoridades, maximizando el bien común sin enfrentarse al sistema. En el otro extremo, Hu Jia, Premio Sájarov de los Derechos Humanos, ataca con virulencia a los líderes del partido (a quienes considera una banda de criminales) desde un arresto domiciliario casi perenne.

El documental explora esa dicotomía entre lo posible y lo deseable y se cuestiona cuál de las dos posiciones es la correcta: ¿Debe uno avanzar milímetro a milímetro por el camino de lo posible? ¿O es mejor luchar por conseguir la libertad total aun a riesgo de sacrificarlo todo en el camino? Dashi, un ambientalista joven y lleno de ideas, consigue crear una ONG en su zona y abrir camino en el campo ecologista, que goza ya de gran tracción entre los jóvenes. Mientras, Zhang Zhiru, un sindicalista comprometido, asesora a obreros en una de las grandes zonas industriales del país. Ninguno de ellos tiene la intención expresa de enfrentarse a las autoridades, pero nunca están completamente a salvo en un sistema que, especialmente desde la llegada al poder de Xi Jinping, parece empeñado en estrechar el espacio de acción de la sociedad civil, y obligar a los activistas a posicionarse a un lado u otro de la línea. Los cuatro protagonistas de "El Loco que Movió la Montaña", cada uno desde su trinchera, siguen entre tanto comiéndole terreno a las montañas de Yugong. Palada a palada.

Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


La caza del noviembre rojo

4 de Diciembre, 2016, 0:01


Colinas perfumadas, en Pekín


Hace un par de años, por estas fechas, visité las Colinas Perfumadas (afueras de Pekín) para intentar ver el famoso fenómeno de las hojas rojas (hong ye, 红叶). En teoría, en esta época del año los arces y gingkos de la zona cambian a colores otoñales (rojos en el primer caso, amarillos en el segundo) y el lugar se convierte en el más admirado, fotografiado y visitado por los pequineses. Allá que me fui, y aunque vi bastantes hojas amarillas, apenas vi rojas, que son más preciadas, y me quedé un poco decepcionado con la visita. De todos modos, os escribí sobre ella en el blog.

Tras aquella excursión, me quedé con muchas ganas de ir a un sitio más potente para eso de las hojas rojas otoñales, y por supuesto, lo primero que te viene a la mente es Japón. Ir al país del Sol Naciente en la época de las hojas rojas, en noviembre, se convirtió en uno de mis grandes objetivos a partir de entonces. También pudo influir en ello que de pequeño me regalaran un puzzle casi imposible de un jardín de Kioto inundado de hojas rojas (prácticamente todas las mil piezas del rompecabezas eran de ese color), me costó semanas terminarlo, y de tanto mirar la imagen del puzzle formándose poco a poco, ese tipo de paisaje se quedó en mi retina para siempre.

Pues bien, acabo de regresar de Japón, y por fin pude ver allí lo que es un mar de hojas rojas de verdad. Me fui pertrechado con una reciente lista del blog Kirai sobre los mejores lugares de ese país para ver el kouyou, que es como los japoneses llaman a las hongye: hay muchas listas diferentes en internet, pero soy un viejo seguidor de Kirai, así que me fié de él. Lo cierto es que de los ocho sitios que citó, muchos quedaban lejos de mi itinerario (que empezó en Osaka y terminó en Hiroshima, sin pasar por Tokio), así que me tuve que "conformar" con ir a los dos lugares de Kioto -vecina a Osaka- que citaba: el templo de Kiyomizu-dera, en las afueras al este de la ciudad, y los parques de Arashiyama, también en las afueras pero en este caso al oeste (en Kioto casi todo lo bonito e interesante está fuera de su moderno centro).

Puedo estar influido por lo reciente del viaje, pero casi diría que nunca antes había visto tal belleza natural... o seminatural, porque los japoneses, exquisitos jardineros, tienen perfectamente organizados sus parques, bosques y jardines para que en otoño exploten de color rojo y en primavera lo hagan con tonos rosados (los del cerezo o sakura, y los del melocotonero). Sólo he estado en Japón dos veces, pero las dos en fechas muy bien elegidas, una en abril y otra en noviembre, así que he podido ver al bellísimo archipiélago japonés vestido de sus mejores galas. Creo que no hay ningún otro país que se esfuerce tanto por ser bonito, o por lo menos por tener zonas bonitas, porque bueno, también hay anodinos barrios de bloques de pisos y asfalto, como en cualquier otro sitio...

No sé si las siguientes fotos reflejarán fielmente lo que vi, pero al menos lo intentan. Casi todas son de Kioto: las seis primeras de Kiyomizu y alrededores, y las seis siguientes de Arashiyama. La penúltima es de Osaka, y la última de Miyajima, una famosa isla cerca de Hiroshima: en realidad, todo el país estaba esos días convertido en un esplendoroso vergel de hojas rojas, verdes y amarillas que con el azul del cielo (los días que no estaba nublado, que Japón puede ser muy lluvioso) creaban un fantástico parchís natural. Casi acaba dándome el síndrome de Stendhal ante tanta maravilla, pero bueno, aguanté.



El centro de Kioto se divisa al fondo












El foso del castillo de Osaka


Torii (puerta de santuario sintoista) en Miyajima,
famosa por otro torii que hay en sus playas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Pincha aquí para comentar


Fidel mandó a parar

27 de Noviembre, 2016, 0:01



El fin de semana nos ha traído la noticia de la muerte de Fidel Castro, uno de los grandes iconos del siglo XX. Estaba ya muy mayor y su final era tan esperado que Twitter lo "mató" una decena de veces en los últimos años, lo que no ha impedido que su fallecimiento de verdad, esta vez, haya traído grandes titulares: no es de extrañar, teniendo en cuenta que con él prácticamente muere el último gran personaje del pasado siglo, comparable en importancia -sin hacer otras comparaciones- a Kennedy, Mao, Gandhi, Hitler, Mandela o Franco, por poner ejemplos de todos los colores y gustos.

Castro fue el símbolo de la revolución, de la rebelión, contra un capitalismo y un colonialismo que en Suramérica han sido muy crueles, muchas veces por culpa de los Estados Unidos, un país que siempre criticó al dictador cubano pero no tuvo ningún problema en apoyar a sátrapas iguales o peores en Argentina, Chile, Uruguay, Nicaragua y otros lugares de la región. Olvidar esto, como hoy olvidan muchos, es un grave error. Como tampoco deberá olvidarse que la revolución de Castro y sus barbudos, que empezó en el buque Granma y siguió en Sierra Maestra, sustituyó una dictadura, la de Batista (que convirtió a Cuba en una especie de Las Vegas para los estadounidenses durante 11 años) por otro régimen igual de poco democrático, que dura ya más de medio siglo y debería abrirse a la democracia más temprano que tarde.

Muchos medios comentan hoy el presunto fracaso de las políticas económicas de Castro, aunque sobre esto siempre pesará la duda de si hubieran funcionado mejor sin el bloqueo de su gran vecino del norte, o si la Unión Soviética -que forzó a Cuba hacia un comunismo que al parecer Fidel no quería en un principio- no le hubiera hecho ser excesivamente dependiente de Moscú. También hay que tener en cuenta qué países no comunistas de Centroamérica y el Caribe tienen a veces los mismos problemas que los cubanos, aunque a veces leyendo la prensa española uno piense que los únicos que tienen penurias en el mundo latino sean los venezolanos y los cubanos.

Es obligado mencionar en este blog la relación que Castro tuvo con China, y que no siempre fue buena. Los cubanos siempre cuentan que Fidel usó un método original para establecer lazos diplomáticos con el régimen de Mao: en uno de sus primeros discursos públicos, pronunciado el 2 de septiembre de 1960 en la Plaza de la República en La Habana, mencionó entre otros temas la necesidad de acercarse a China y sugirió votar la apertura o no de relaciones con Pekín a mano alzada, que fuera el "pueblo" el encargado de decidirlo (por "pueblo" se refería a los asistentes al diiscurso). Entre gritos de entusiasmo, se acordó entonces la alianza con Pekín y, de paso, la ruptura con el régimen de Chiang Kai-shek, refugiado en Taiwán. En este enlace podéis leer el discurso de aquel día, y es una transcripción muy curiosa porque incluye los gritos de la muchedumbre.

Ese buen comienzo no continuó demasiado bien. Castro fue aumentando su dependencia de la Unión Soviética, casi porque no le quedaba más remedio debido al bloqueo económico estadounidense, en un momento en el que las relaciones de Moscú y Pekín se estaban deteriorando tanto que para Mao el gran enemigo dejó de ser el capitalismo y empezó a ser el "revisionismo" de Kruschev. Cuba quedó en la órbita soviética, lo que implicaba entonces darle la espalda a los chinos. A pesar de ello, el Che Guevara -más partidario de China que de la URSS, en contra de las ideas de la facción que encabezaba Raúl Castro, hermano de Fidel y hoy principal líder de Cuba- consiguió viajar a China en 1964, reunirse con Mao e intentar estrechar lazos, con poco éxito. En este otro enlace tenéis un extracto de la conversación mantenida entre el comandante y el Gran Timonel.


En 1966, Castro llegó a decir de Mao que estaba ya demasiado viejo y debía dar paso a otros líderes para el país (pocos meses después, Mao lanzó la Revolución Cultural, precisamente para combatir a los que pensaban lo mismo que Fidel dentro de China). Los 60 y 70 fueron tiempos de muy pocos contactos entre La Habana y Pekín. Hubo que esperar a la caída del Muro de Berlín, o mejor dicho, la de la Unión Soviética, para que Cuba realmente se acercara a China, en parte por necesidad, ya que en los 90 los cubanos vivieron sus peores tiempos de escasez, debido al derrumbe del corredor de ayuda económica Moscú-La Habana. Fue en estos tiempos cuando Fidel viajó por primera vez a China y empezó a reunirse con los líderes comunistas de este país (quienes, tras la retirada de Castro hace 10 años, le han seguido visitando cuando han ido a Cuba).





Los lazos diplomáticos cubano-chinos han sido en lo que va de siglo muy intensos, raro es el mes en que un líder chino no está de visita por Cuba o uno cubano por tierras chinas. Los cubanos fueron en las últimas décadas la comunidad más numerosa de hispanohablantes en ciudades chinas como Pekín, aunque creo que ahora los españoles les superamos, sobre todo desde que la crisis en nuestro país aumentó la emigración a éste y otros lugares.

Sin embargo, la relación cubano-china sigue estando dominada por cierto secretismo de aliados comunistas que no quieren que el resto se enteren de lo que traman, algo que recuerda a la relación que China tiene con Corea del Norte (en el sentido de que se cuentan muy pocos detalles, y de que muchas veces no se informa de las visitas oficiales hasta que terminan). El hecho de que China se haya abierto inmensamente más a la economía de mercado que Cuba ha limitado la cooperación económica bastante: los chinos tienen mucha más facilidad para invertir en otros países latinoamericanos, como Perú, Chile o hasta Venezuela, y además Cuba no es tan rica en materias primas como para atraer los intereses de Pekín. La relación ha sido más sentimental y simbólica que otra cosa, lo que no ha impedido que este fin de semana el presidente chino, Xi Jinping, haya expresado sus condolencias por la muerte de Fidel de forma algo más expresiva que en el caso del fallecimiento de otros líderes internacionales: esta vez ha dicho que Fidel "vivirá para siempre", y hasta se ha televisado su mensaje de condolencia, cosa muy poco frecuente en este país.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Mohammed Alita

20 de Noviembre, 2016, 0:01

¿Qué tal estáis? Yo, como bien habréis notado, llevo unos días algo ociosos en el blog y también fuera de él, ya que disfruto de unas inusuales vacaciones novembrinas. O no tan inusuales, pues el año pasado también las tuve, y en las dos ocasiones mi destino han sido las Filipinas, con el objetivo claro de huir de los primeros fríos pequineses y buscar el solaz de las paradisíacas playas de la excolonia española (el año pasado estuve en Boracay, esta vez fui a El Nido).




Le he tomado cariño a las Filipinas, país que ya he visitado en tres ocasiones. Cierto es que su capital, Manila, es algo dura de soportar, con sus eternos y ruidosos atascos, pero ello se compensa con el hecho de que la gente del país es magnífica, sus playas son las mejores que he visto en mi vida, y ese poso de cultura hispana que tiene el archipiélago (como ya expliqué el año pasado) me hace a veces pensar que estoy en una segunda casa (o tercera, pues la primera sería España y la segunda China).

En aquel post del año pasado que os acabo de enlazar cité varios ejemplos que demuestran que Filipinas tiene todavía cosas que la vinculan aunque sea un poco con España, y también con Latinoamérica. Quizá podría haber añadido otro punto, aunque quizá no sería demasiado positivo para ninguno de los lugares comparados: el gusto de Filipinas, como en España, por los espectáculos en los que mueren animales. Sin embargo, en las islas bautizadas en honor del rey Felipe II no hay corridas de toros, que yo sepa, sino que el espectáculo por excelencia, casi su deporte nacional (con el permiso del baloncesto y del boxeo de Manny Pacquiao) son las peleas de gallos, que si no me equivoco también gustan en algunos países latinoamericanos.



Esta foto y las siguientes las tomé en la televisión de mi hotel, ya que en este viaje descubrí con gran sorpresa que las peleas de gallos se televisan, y es más, es posible que haya un canal dedicado íntegramente o casi íntegramente a ellas (al menos vi que en ese canal se podían ver estas peleas avícolas tanto por la mañana como por la noche, no sé si entre medias había más aún).


Los presentadores del canal, que entrelazaban con gran soltura frases en tagalo y en inglés,
como se suele hacer en muchos programas filipinos de radio y televisión.


Si me sorprendió no es porque sea especialmente antigallino (esta palabra la acabo de inventar tomando como modelo el término "antitaurino", tan de moda), sino porque las peleas de gallos no son precisamente un show que dé para mucho espectáculo en la pequeña pantalla.

Por lo que pude ver, las peleas duran como mucho 20 segundos: a los dos o tres picotazos, ya hay uno de los gallos que se rinde, quedándose agachado y paralizado, o peor aún, muerto, y con una competición tan fugaz, ni hay tiempo para analizar los lances de cada bicho, ni de sacar conclusiones sobre sus técnicas, ni nada de nada. Es un combate de lo más insulso, en el que seguramente el único interés está en apostar por uno de los dos gallos, cosa que hacen con gran pasión los espectadores de estas peleas.


La liga nacional de peleas de pollos tiene su propio logotipo y todo

Quizá otra cosa que hace atractivo esto de las peleas de gallos en Filipinas es que es un deporte bastante abierto a la población en general, en el sentido de que debe ser relativamente sencillo poner uno de tus animales a competir, aunque sea en ligas locales. Esto me lo imaginé porque entre pelea y pelea televisiva, en el canal éste ponían anuncios en los que ofertaban a los telespectadores medicinas especiales para convertir a un gallo en una máquina de matar.




Los anuncios eran fascinantes, de puro cutres: los pollos a los que se les inyectan estas medicinas -que me temo que son doping puro- no son precisamente los actores más expresivos del mundo animal, así que para mostrar que con los fármacos anunciados habían logrado mejorar su rendimiento se les ponían capas de supermán, se trucaban brillos asesinos en los ojos o les mostraban peleando con onompatopeyas semejantes a los de la antigua serie televisiva de Batman.




En fin, que me pasé un buen rato viendo un show televisivo de lo más friki. Aunque después, mirando la versión filipina de CNN, vi algo todavía más raro: un líder corrupto de Filipinas (el máximo representante de la policía nacional, o algo así) que estaba acusado de corrupción y anunciaba públicamente que estaba dispuesto a ir a la cárcel. En esto sí que no se parecen los filipinos a su antigua metrópolis española.


Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


No ganó Trump, perdió Hillary

9 de Noviembre, 2016, 0:01


Ocurrió. Tenemos de presidente del país más poderoso del mundo a un tipo que de cada dos frases que dice, una es una burrada. Ahí lo tienes, cometelo con patatas. ¿Os sorprende? A mí no. Hace días que me estaba mentalizando para la que nos espera.

Trump ha ganado no por sus méritos, sino por los deméritos de Hilary Clinton. Estoy seguro de que gran parte de los electores americanos han votado a Trump no por su amor hacia un tipo machista, racista y errático en sus opiniones, sino porque veían que apoyar a Donald era la mejor manera de darle un corte de mangas a un sistema que consideran que les ha fallado en los años de la Gran Depresión, y que como respuesta a su decepción no ha sabido ofrecerles nada mejor que Hillary. Ha sido un voto de burla, irónicamente anarquista, contra el establishment, contra Wall Street (y sí, Trump es millonario, pero no un especulador financiero).

Hillary Clinton era una candidata pésima, pese a lo que los medios nos la intentaran vender con gran fervor. Nos la publicitaron como una persona "con 30 años de experiencia en la política". Qué error más grande: en unas sociedades que están indignadas con los políticos "de toda la vida", con ésos que en España hemos conocido con el ya famoso apelativo de "la casta", esto no era precisamente lo mejor para presumir.

Además, buena parte de esa "experiencia política" la tuvo como primera dama de Bill Clinton, primero en los 80, cuando éste fue gobernador de Arkansas, y luego en los 90, cuando fue presidente de Estados Unidos. Es decir, ¿me estaban reconociendo sin ambages que una persona que no fue elegida por las urnas influyó en la política de Arkansas y de Estados Unidos? Pues menudo curriculum. Me recuerda al de la alcaldesa Ana Botella.

Lo de presentar a una mujer como candidata era algo bonito en teoría, claro que sí, seguro que un día la persona más poderosa del mundo será una mujer y será un gran hito histórico, pero el hecho de que Hillary fuera la esposa de un ex presidente neutralizaba esta vez ese argumento (hay mucha gente a la que no nos gustan las dinastías en democracia). Por favor, que la próxima candidata a la presidencia de EEUU no sea ni esposa, ni hija, ni familia de un poderoso, que se lo haya currado todo ella sola. Seguro que la apoyan más, ya verás.

Pero Hillary sí ha sido política de verdad, no lo olvidemos, concretamente fue secretaria de Estado de los Estados Unidos -el equivalente norteamericano a una ministra de Asuntos Exteriores- en los primeros años de la presidencia de Barack Obama. Pero aquí es donde este blog que habla de China quiere entrar a fondo, porque su política exterior en Asia fue horrorosa.

No quiero pararme mucho a comentar nada de la política de Hillay en Oriente Medio, porque cometió los mismos errores que sus antecesores: intervenir en conflictos regionales por sus intereses energéticos y estratégicos, distanciar facciones, y dar con ello fuerza a nuevos actores que en ocasiones se convierten en monstruos (en el caso de Hillary, el ISIS).

EEUU tiene una larga tradición en esta estrategia tan idiota, ya fuera armando a los talibanes en Afganistán, a Sadam Husein contra Irán, a los salafistas -papás de Al Qaeda- de Arabia Saudí contra los chiíes... En fin, ese error de toda la vida que nunca corregirán. Pero Hillary además decidió llevar ese error a regiones inexploradas por Washington, y con el mismo sistema que en Oriente Medio -remover las aguas y aliarse con lo primero que pille- se metió en el Mar de China Meridional, diciendo a todo el que quisiera escucharle que EEUU les apoyaría en sus reclamaciones de islas contra China (algo que escucharon sobre todo Filipinas y Vietnam).

Así, Estados Unidos consiguió que un conflicto meramente pesquero, que llevaba 40 años larvado pero nunca había sido excesivamente grave -salvando una escaramuza chino-vietnamita en los 70- se convirtiera en un problema militar. EEUU logró que China se armara hasta los dientes en la zona, que cada país construyera instalaciones militares en ese mar (la prensa occidental sólo hablaba de las construcciones chinas, pero resulta que Vietnam, Filipinas y Taiwán también tienen pistas de aterrizaje en las islas que ocupan, fíjate qué curioso) o que naciones vecinas y con unas culturas muy afines (Vietnam, China y Filipinas, país éste donde la etnia china tiene una gran importancia política y económica) se enfrentaran, algo antinatural.

El resultado ha sido maravilloso para los intereses de Washington: los filipinos, hartos de aliarse con un país que les engañó con una falsa guerra de la independencia contra España y les colonizó medio siglo (EEUU) votaron este año a otro "populista", a otro Trump, llamado Rodrigo Duterte, y desde entonces no hay semana en la que el líder fiipino no suelte insultos contra los americanos, a los que ya ha amenazado con romper todo vínculo económico y militar, para hacerse más amigo de China, Rusia y demás "enemigos de Occidente". Bravo, Washington, lo has vuelto a hacer, ¡y esta vez en una región nueva!

También fue una "gran idea" esa alianza de EEUU con Vietnam, país al que Washington trató tan bien en los años 60 y 70, pero en ese país las cosas están más calmadas por ahora. Aún no les ha salido un foco de antiamericanismo radical, al menos de momento...

En fin, entiendo que en EEUU o en Europa ese conflicto del Mar de China Meridional, de las islas Spratly y Paracel -nunca las llaméis Paracelso, por favor- fuera lo de menos, no creo que os haya interesado demasiado si no vivís por estas latitudes (porque era un conflicto hinchado a golpe de titular, era humo). Pero creo que da una justa medida de lo mala política que ha sido Clinton. Y no me malinterpretéis, Trump puede ser peor, pero de momento lo que nos molesta de Donald son sus palabras, mientras que de Hillary lo malo han sido sus acciones.

Pero también molestó lo que simbolizaba Hillary. Clinton era, como dije al principio, la candidata del sistema, la políticamente correcta, en un momento en el que mucha gente en Occidente está hasta las narices del sistema, un sistema que no ha castigado a los autores de la crisis del 2008 -esos especuladores que se seguían doblando los sueldos en los años de más crisis, esos corruptos que no han devuelto ni un duro- y que sí ha dejado que una enorme cantidad de gente haya quedado castigada por ese derrumbe económico.

En estas condiciones, ¿qué hace el sistema? Presenta a una candidata que no cae simpática, rechaza por "radical" a un político con ideas de corte más social que sí podría haber hecho frente a Trump (Bernie Sanders) y pone en marcha la maquinaria mediática diciendo "si votáis a Trump sembraréis el caos", un mensaje que a mucha gente enfadada con lo ocurrido en la última década ha decidido tomarse muy en serio, pero por el lado que el sistema no esperaba.

Y es que el papel de los medios... telita, mucha telita. "No votéis al populismo", repiten una y otra vez. Pero, ¿y no son populistas sus titulares? "Si no votáis al que os decimos sois tontos". "Si votáis a ése sois comunistas/bolivarianos/terroristas/fascistas/tontos/paletos". ¿Por qué la prensa ha decidido bajar su nivel de comunicación, infantilizar su mensaje? ¿No ve que eso le distancia de la gente, que los lectores comienzan a hacer justo lo contrario, ante unos mensajes tan burdos?

En fin, que ganó el que muchos no esperaban, ¿Y cómo no lo esperaban? ¿Qué tiene que pasar para que los políticos, la prensa, los que mandan, no se den cuenta? Después de las revoluciones electorales en países como Grecia o España, después del Brexit, ¿aún hay gente que no se da cuenta de que la gente está muy quemada, y que si desde el establishment hay frialdad y se ignoran los problemas la gente se va a seguir escorando o hacia la derecha o hacia la izquierda? ¿Cuánto más va a seguir la política convencional dando la espalda a la gente? ¿Cuánto más van los medios a ser la voz exclusiva de unos políticos y unas finanzas cada vez más separadas de la gente?

O enderezan el rumbo, o saldrán más Trump, más Dutertes (escribo esto desde Filipinas, por cierto). Las elecciones francesas están a la vuelta de la esquina.

Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios

Pincha aquí para comentar


Los 80 son los nuevos 20

5 de Noviembre, 2016, 0:01

Hace unos días se ha celebrado en Pekín la pasarela primavera-verano de la Beijing Fashion Week, que es como la Pasarela Cibeles de estos lares (y como la Cibeles, creo que hay que llamarla "Mercedes Benz Fashion Week" por temas de patrocinio). La moda me importa un comino, pero me ha llamado la atención leer que en ella ha causado sensación un modelo de casi 80 años llamado Wang Deshun, al que algunos ya apodan "el abuelo más sexy del mundo".



El señor, que de joven -en los 50- conducía tranvías en su Shenyang natal, acabó dedicándose al modelaje en los 90, con ya más de medio siglo a sus espaldas, y como veis no le va mal: eso sí, parece ser que se cuida mucho en el gimnasio, el físico no se lo han regalado. En fin, su ejemplo nos ha de animar a los que ya vamos teniendo una edad: quién sabe, igual dentro de 40 años estamos paseando prendas pret-a-porter mientras las damas nos desnudan con la mirada.



El caso de Wang Deshun me recuerda, aunque no sea exactamente igual, al de otro modelo anciano que lo petó en China en su momento. Fue hace unos tres o cuatro años, cuando Liu Qianping, a sus 70 primaveras, se ofreció a posar para promocionar la ropa que diseña su nieta. Abuelo y nieta decidieron pasar por alto el pequeño detalle de que los potenciales clientes de esos diseños no eran gente de la tercera edad, precisamente...






Liu, como Wang, causó sensación en su día, y las ventas de ropa de su nieta se dispararon. Como veis, nunca es tarde para empezar nada, ni siquiera para salir en la portada de la Super Pop.

Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


Vuelta a la tecla

2 de Noviembre, 2016, 0:01

Pues sinceramente, quería dejar de escribir posts en este blog y dedicarlo íntegramente a vídeos de YouTube. Anhelaba ser YouTouber, aunque ello supusiera sacrificar mi veterano rol como bloguero, un oficio igual de impagado pero además ya algo vetusto, como los serenos o los fabricantes de alpargatas de esparto. Pero está visto que no puedo llevar el mismo ritmo de vídeos que el que llevaba de blogs. Ello, unido al hecho de que hay gente que me ha pedido que vuelva a escribir, y a que voy a estar unas semanas de vacaciones sin acceso al programa de edición de vídeos, me obligan a volver a teclear cosas. Algunos os alegraréis, imagino.

Una de las razones de que estas últimas semanas haya podido rodar poco la ha tenido el tenis, tema del último vídeo que colgué. En poco más de un mes he cubierto tres torneos tenísticos en China: Pekín, Shanghai, y ahora Zhuhai, que me han tenido de acá para allá y con poco tiempo.

Esto del tenis se está convertiendo en una locura aquí en China. En apenas 10 años, este país ha pasado de ser un lugar sin tenis a ser uno de los que más torneos oficiales de la WTA y la ATP acoge. Triste es decir que muchas veces las gradas no se llenan, pero vamos, que hay trofeos, partidos y estrellas del tenis por un tubo, sobre todo en otoño, a finales de temporada.



   
   
 
 

Pero vamos, no le quiero echar la culpa sólo al tenis, también me ha podido un poco la pereza. A ver si recupero un poco lo perdido.

La verdad es que me gusta escribir, bastante más que hablar a la cámara, pero la verdad, con la de vídeos de YouTube que veo continuamente -han sustituido por completo a las series como mi principal fuente de entretenimiento, e incluso me sirven como recurso esducativo- quería yo también poner mi granito de arena en ese nuevo medio tan dinámico, tan democrático y tan caótico también. En fin, no se puede hacer todo a la vez.

Pues lo dicho, que regreso a la tecla, quizá lo que haga en el futuro sea alternar vídeos y textos, que seguramente es más razonable que ponerlo todo a una carta. Siento si en los últimos meses nos hemos perdido algunas cosas de China que contar, pero creo que tampoco ha ocurrido demasiado en este país, a lo mucho un Congreso del Partido Comunista tan intragable como siempre y poco más, que recuerde yo ahora. ¡Saludos desde Zhuhai!

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios

Pincha aquí para comentar


Loco por el tenis

21 de Octubre, 2016, 0:01



Si no ves el vídeo bien aquí, también puedes hacerlo aquí, en mi canal de YouTube.

Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


¿Cursos de mandarín,o de autoayuda?

2 de Octubre, 2016, 0:01



También puedes ver este vídeo en mi canal de YouTube.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Pincha aquí para comentar


Un garbeo por Shanghai

22 de Septiembre, 2016, 0:01



 Si no ves el vídeo bien en el blog, puedes hacerlo aquí, en mi canal e YouTube.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Pincha aquí para comentar





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China por descubrir
China por descubrir II
China Viva
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré