chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Adiós Zoomblog, después de más de 10 años...
siempre estarás en mi corazón

8 de Enero, 2017, 0:01

Este blog se traslada a una nueva dirección, donde tendrá un nuevo diseño:




Amigos, el año 2017 ya lleva unos días comenzado y Chinochano lo comienza a lo grande: cambiándose de arriba abajo.

Durante más de 10 años he escrito esta bitácora en Zoomblog, un servicio de alojamiento que me ha parecido siempre el mejor para lo que yo quería hacer (aunque no fuera demasiado popular), pero que desgraciadamente se ha quedado algo anticuado en diseño y en estos tiempos de prisas y estrés se ha vuelto algo incómodo de usar, tanto para mí como autor como para los lectores (a la hora, por ejemplo, de dejar comentarios). Además, y esto es algo que me tiene muy compungido, me siento solo en Zoomblog: creo que soy el único blog de esa plataforma que hoy por hoy sigue actualizándose con frecuencia.

Por todo ello, y con un poco de dolor en mi corazón, he decidido dejar atrás una larga etapa allí y emigrar a Wordpress, donde seguiré escribiendo sobre China y lo que surja.

Siento un poco de tristeza, porque soy una persona algo conservadora en mis costumbres y me duele dejar un blog en el que tanto esfuerzo he dejado, pero también admito que tengo que modernizarme de una vez, algo que algunos lectores llevan diciéndome ya desde la década pasada: renovarse o morir, dice el dicho.

Así que me voy para allá: no va a ser fácil adaptarse y de momento ese blog está en fase beta, pero ya funcionando. Espero que os guste el cambio: intentaré que sea para mejor. El viejo Chinochano de Zoomblog seguirá aquí mientras los administradores lo permitan, para que lo consultéis cuando queráis, pero todo contenido nuevo aparecerá ya sólo allí. Es posible que traslade algunos de los posts de esta versión antigua a la nueva, pero son tantos los que aquí dejé (1.675, para ser exactos) que la tarea va a ser harto titánica, y si la emprendo, tendrá que ser poco a poco.

En fin, lectores y amigos, veamos qué tal se nos da la novedad. Aprovecho para agradecer a los responsables de Zoomblog, que durante tantos años me dieron servicio gratuito y de calidad, y que cuando tuve problemas técnicos los solventaron con rapidez. Os echaré de menos.


Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios


Un año de relleno

30 de Diciembre, 2016, 0:01





Sí amiguitos, aquí nos reunimos otra vez para despedirnos de un año mundialmente convulso como ha sido 2016... El año del Brexit, de la victoria de Trump, del desgobierno español, de la paz en Colombia o del merecido sopapo al que decía "caranchoa". Un año en el que no gustó lo que la gente votó en EEUU, o en el Reino Unido o en Colombia, aunque tampoco es que lo que votamos en España fuera para estar orgullosos. Un año en el que la prensa española decidió que ya no había que hablar de los problemas de la gente, que lo importante de verdad era acabar con el "populismo", por lo que se transformó en una maquinaria propagandística de la que yo, como periodista que soy, estoy cada día más avergonzado y distanciado.

Mientras todo esto pasaba en el mundo, China decidió hibernar. Ha sido increíble la ausencia de noticias memorables que ha sufrido el país más poblado del mundo, una segunda economía mundial que intenta pasar desapercibida como un tímido en una fiesta. Dentro de cinco o seis años, cuando intente hacer memoria, no recordaré nada importante acaecido en este país en 2016. Otros años anteriores también fueron parcos en noticias, pero creo que éste se lleva la palma. La elite política de China, aterrorizada por una posible crisis económica y gobernada por el presidente más reaccionario que ha tenido desde Mao Zedong, el cada vez más ultraconservador Xi Jinping, está paralizada y paralizó al país. Ayudó a ello la censura: siempre la ha habido en este país, pero con Xi está llegando a niveles norcoreanos (hasta prohibieron que la gente comiera plátanos de forma sexy en los vídeos de internet, de ahí la foto que ilustra el inicio de este post). La prensa oficial ya casi sólo saca artículos infumables con declaraciones inanes del presidente o sobre el enésimo purgado por corrupto, la prensa independiente está ausente (diarios como South China Morning Post ya prácticamente sólo publican clickbaits) y la prensa extranjera sólo se centra en culebrones con intereses propagandísticos, como el sobredimensionado conflicto del Mar de China Meridional. China y todo lo que la rodea está yendo hacia atrás, muy hacia atrás, malo para un país que en los años en que caminó hacia adelante lo hizo demasiado despacio.

En fin: pese a todo, algo se pudo rascar de este año tan áspero, así que, como en diciembres anteriores, os presento a continuación una selecta selección de lo que más me llamó la atención de China en 2016. Los hechos noticiables están ordenados al azar, no por orden de importancia o cronológico. Y como el año pasado, os invito a que votéis cuál o cuáles os parecieron más llamativos o importantes a través de esta encuesta.


SÓLO QUEREMOS A IKEA: A principios de año, el régimen comunista dio muestras de cómo las iba a gastar expulsando a Peter Dahlin, un activista sueco de derechos humanos. Lo peor no es que lo echaran del país -algo, de todos modos, poco frecuente cuando se trata de activistas extranjeros- sino que antes le hicieron salir por la televisión pública "confesando" que había obrado mal y "admitiendo" que se merecía esa expulsión. La medida contra Dahlin fue un ejemplo de la cada vez mayor persecución de Pekín a todo intento de la sociedad civil por organizarse y reivindicar derechos. Corren tiempos muy negros bajo el reinado de Xi.
 
  DEVUÉLVANME AL POLO: Con el panorama pintado en la anterior noticia, está claro que no fue un año de muchas protestas o campañas civiles para reivindicar nada, aunque al menos podremos dejar para el recuerdo la que se emprendió para liberar a "Pizza", un oso polar que vivía encerrado en un pequeño cubículo de un centro comercial cantonés, donde lo usaban para atraer visitantes y compradores. Las fotos del oso, con una cara de tristeza y agobio que daba ganas de llorar, dieron la vuelta al mundo y concienciaron a muchos en China sobre la necesidad de mejorar las condiciones de muchos animales que malviven en zoos y atracciones del país.
MANZANO TRAICIONA A PEKÍN: Espero que Gregorio no se enfade con este titular, pero es que eso de ser primero entrenador del equipo de fútbol de Pekín para luego irse al de Shanghái, es comparable a pasarse del Real Madrid al Barcelona... Manzano tuvo un papel bastante aceptable esta temporada en el Shenhua, aunque ni en este equipo ni en el Guoan pequinés ha logrado títulos en los tres años que ha estado en China. A final de esta temporada, en otoño, regresó a España y puso fin a su aventura oriental, a la que podemos dar un aprobado tirando a notable, aunque nos quedamos con ganas de más.
 
  CHINA GANA UN INESPERADO Y MALHABLADO AMIGO: Gran parte de que China pasara buena  parte de este año entre el anonimato y la insustancialidad la ha tenido el hecho de que un nuevo pistolero ha llegado a Asia Oriental, y éste sí, dispuesto siempre a dar titulares increíbles a diario: se trata del nuevo presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte. Descarado, malhablado (ha insultado a todo lo que se movía, desde Obama a la Unión Europea), sanguinario, donaldtrumpiano... pero lo importante para China es que este elemento ha decidido que ya vale de pelear contra un país mucho más potente que el tuyo por unas islas deshabitadas, aunque EEUU te meta cizaña. Duterte decidió poner fin a dos o tres años de agrio conflicto de palabras con China, y el ultramanipulado contencioso del Mar de China Meridional (manipulado por Washington para intentar vender armas y minar a China) ha quedado casi totalmente desactivado. Otra "victoria" este año para la desastrosa Hillary Clinton, quien enardeció este conflicto en su época de secretaria de Estado.
¿CUÁNTOS TURISTAS TIENS? Tiens es una empresa china de ventas en cadena, una especie de Avon o Amway, con miriadas de vendedores/empleados, y cada año miles de ellos, los que más hayan vendido, son llevados de vacaciones a Europa como premio. Este gran viaje en grupo ya dio grandes titulares en años pasados, cuando fueron a Francia o a Holanda, y este año tocó que pasaran por España, con resultados hilarantes. Que si una corrida de toros organizada sólo para ellos, que si alcaldes y autoridades recibiéndolos como si fueran Mister Marshall, el Sánchez Drago rebuznando contra ellos en sus ácidas columnas... En fin, esos maravillosos momentos en que lo más berlanguiano de España se junta con la China de verdad, la del Erguotou y los pijamas callejeros. 
 
  MARCIANOS, MARCIANAS, SALUDOS DESDE GUIZHOU: China sigue embarcada en múltiples proyectos espaciales, y uno de los más espectaculares comenzó este año con la instalación de un gigantesco radiotelescopio en Guizhou, una de las provincias más olvidadas de este país, con el que China busca explorar mejor el universo y, quién sabe, quizá hallar otros seres en él (a ser posible más inteligentes, que no sería difícil). Este año los chinos además mandaron otra nave tripulada, con dos astronautas, y lanzaron un satélite cuántico que no sé muy bien cómo funciona pero que los más visionarios dicen que puede ayudar a investigar algo tan fabuloso e increíble como es la teleportación.
BESITOS EN EL G20: China acogió en septiembre la cumbre política internacional más importante de su historia, la del G20, en la bella Hangzhou, vaciada de gente y coches y convertida en un búnker policial para la ocasión. Sirvió para lo que sirven todas las cumbres, para decir frases grandilocuentes y que el anfitrión saque pecho de su poder de organización. Eso sí, estuvo lleno de anécdotas: Rajoy practicó su deporte favorito (andar rápido) en el icónico Lago del Oeste, los estadounidenses y los chinos casi se pegan por qué escalerilla ponerle a Obama al bajar el avión (sí, el peor conflicto mundial desde la Crisis de los Misiles de 1962)... Ah, y Jean Claude Juncker, el jerifalte de la UE, le dio dos besos a Xi Jinping que dejaron al presidente chino un poco aturdido.
 
  DÍSCOLO VECINO: Kim Jong-un, el líder norcoreano que tanto juego da a alarmistas y a humoristas, debió olerse este año que le iba a salir un duro adversario mediático en Asia -el antes mencionado Duterte- y decidió contrarrestarlo como él mejor sabe: probando bombas atómicas, lanzando misiles al mar, amenazando con guerras y haciendo aspavientos en general. China tuvo otra vez que intentar desmarcarse de su vecino pese a los lazos comunistas que los unen, le tocó hacer mucha diplomacia en la ONU, y acabó cediendo en la aprobación de más sanciones contra Pyongyang. A Kim las sanciones le dan hambre de más bombas...
CHINOLLYWOOD TENDRÁ QUE ESPERAR: Hace un tiempo que se viene diciendo que China pronto va a desbancar a EEUU como el mayor mercado del cine, que Hollywood se va a tener que chinizar al máximo para conquistar ese mercado, que vamos hacia el dominio del cine oriental... pero este año demostró que todo podría ser una burbuja, como le pasa quizá también al fútbol chino. Se está gastando mucho dinero en películas y salas de cine en China, pero las películas de calidad son muy pocas, los blockbusters chinos empiezan a no gustar ni siquiera al público local, y encima hay rumores de que se inflan las cifras de taquilla para lograr mejor posicionamiento. Tampoco acaba de aparecer esa soñada película china que triunfe fuera de este país: Zhang Yimou lo está intentando estos días con "La Gran Muralla", una de las primeras coproducciones chino-hollywoodienses y con Matt Damon como protagonista, pero las críticas le están acuchillando, y el público tampoco está muy entusiasmado con el nuevo experimento de Zhang. A mí, como peli de palomitas, me gusta, pero tampoco es Titanic, la verdad.
 
  TRES TRISTES TURISTAS: Si el año pasado la noticia más visualmente espectacular en China fue seguramente la de la mujer china tragada por unas escaleras mecánicas, en 2016 este trofeo simbólico creo que se lo ha de llevar el vídeo que captó como una familia de tres inconscientes (un matrimonio y la madre de la esposa) se desmontó de un coche en un safari de las afueras de Pekín y fue atacada por un tigre. Premio especial a la estupidez para la esposa, que fue la primera en salir (la fallecida fue su pobre madre, que salió para intentar salvar a su hija de las fauces del tigre). Para colmo, el matrimonio quiso días después denunciar al safari, que está al lado de la Gran Muralla, por no tener suficientes medidas de seguridad. De verdad, que los lleven de nuevo al safari, y esta vez en patinente.
¿ES UN TÚNEL? ¿ES UN LAVACOCHES? NO, ES LA LÍNEA 65: Dio mucho que hablar dentro y fuera de China esta curiosa invención: un autobús enorme, con forma como de túnel, pensado para circular por encima de los automóviles y así sortear los atascos. La idea parecía ingeniosa, según sus autores resolvería muchos problemas de tráfico a un precio mucho menor que el de un metro, pero al poco de aparecer en la prensa de medio mundo ya comenzaron a surgir dudas sobre su viabilidad, y ahora parece que el proyecto está medio abandonado. Tan abandonado que el vehículo está en la misma calle donde fue probado, detenido y lleno de polvo.

  PÁNICO AL MECANISMO ANTIPÁNICO: Nunca antes el dicho "es peor el remedio que la enfermedad" había tenido una aplicación práctica tan adecuada como a principios de este año en la Bolsa de Shanghái. Por si no lo recuerdan: las autoridades chinas, debido a las grandes caídas bursátiles que ese parqué había sufrido en 2015, establecieron un sistema según el cual la cotización se suspendería si la Bolsa caía muy rápidamente en cuestión de minutos. Este "circuit breaker" se puso en marcha al comenzar 2016, ¿y qué pasó? Que en los primeros días del año se activó varias veces, porque el mismo mecanismo causó pánico entre los brokers. Tras unas jornadas bursátiles dantescas, el regulador de las Bolsas chino decidió acabar con el "circuit breaker", antes de que éste acabara con la segunda economía mundial. Nunca un remedio fue tan desastroso y efímero.
DONALD (TRUMP NO, EL OTRO) LLEGA A LA PERLA: Otra noticia ocurrida en Shanghái, más relajada que la anterior, fue la inauguración en verano del parque Disneyland en esa ciudad, el segundo que la factoría de los sueños tiene en China después del de Hong Kong (y tercero en Asia, pues tiene otro en Tokio). Algún día iré a visitarlo: el niño que todos tenemos dentro me ha dicho que le lleve y le compre un helado.
 
  EL DESASTRE DE PANAMÁ: Ya ha quedado un poco olvidado tras varios meses -este tipo de escándalos, como el Wikileaks o el caso Snowden, mueren sospechosamente pronto- pero algunos aún os acordaréis de los Papeles de Panamá, y de cómo en ellos se mostró la de gente de las altas esferas que demuestra gran amor por su país sisándole en los impuestos. Creo que no hace falta ni decirlo: entre los grandes protagonistas de esos papeles también hubo muchos líderes chinos, o sus familias. Es más: en ellos salían familiares o personas cercanas de todos los máximos líderes de este país desde 1949 (Mao Zedong, Deng Xiaoping, Jiang Zemin, Hu Jintao y Xi Jinping). Por supuesto, en China casi nadie se ha enterado de esto.
EDIFICIO ESPAÑA, SEASON 5, EPISODE 78: Uno de los grandes símbolos de la inversión china en España, el Edificio Idem (comprado hace unos años por Wang Jianlin, uno de los hombres más ricos de China) fue protagonista de un culebrón en el que se mezcló el recelo a lo chino, el infatigable asedio del carpetovetonismo a Manuela Carmena, el ladrillazo y otros elementos peligrosos. Wanda, la empresa de Wang Jianlin, tuvo un desacuerdo con las autoridades madrileñas por el futuro del edificio (que ellos querían derribar y construir desde cero, algo a lo que se oponía Madrid) y tras muchos tiras y aflojas decidieron retirarse del proyecto y revender el edificio a un holding murciano (me encanta lo de "holding murciano"). La oposición madrileña, que con tal de meterse con Carmena son capaces de cualquier cosa, le acusó de estar ahuyentando las inversiones, cuando en realidad las ordenanzas que impedían el derribo eran de la Comunidad de Madrid. En fin, la crítica destructiva anticarmenista de siempre, volvemos a verlo estos días con las polémicas por la limitación del tráfico a causa de la contaminación, una medida que, por cierto, es muy similar a la que se aplica en Pekín cuando hay smog. En fin, que Wang Jianlin se ha quedado un poco mosqueado con el ambiente de negocios en España (su soñada Operación Campamento parece que también acabó en agua de borrajas), aunque siempre le quedará su participación en el Atletico de Madrid. Aunque con su idea de ponerle el nombre de Wanda al futuro estadio de los rojiblancos, me temo que va a volver a encontrarse con escollos...
 
  ¿VAS AL SÚPER? CÓMPRAME A MESSI: Ya empezó en 2015, pero este año el gasto que empresas chinas han desplegado en el negocio del fútbol ha llegado a niveles estratosféricos. En estos 12 meses han comprado el Inter, ¡el Milan!, el Aston Villa, y en España ya son dueños de clubes como el Espanyol, el Granada, el Jumilla o el Lorca (esto debe ser para compensar lo del holding murciano del anterior epígrafe). El furor inversor también se ha visto en forma de fichajes cada vez más caros para la liga china, que amenazan con reventar el mercado europeo. El brasileño Oscar acaba de llegar al Shanghai SIPG por 60 millones de euros, Carlos Tévez cobrará 40 millones cada año en el Shanghai Shenhua, y hasta a los representantes de estrellas como Messi o Cristiano Ronaldo les están tentando con ofertas de cientos de millones de euros en fichajes y salarios para sus protegidos. China ha acumulado mucho dinero en estos años de crisis en Occidente, y está dispuesto a gastarse buena parte de ésa fortuna en el deporte favorito de su presidente Xi.
ASCENSOR DEL HORROR: China tiene en los últimos años una relación muy macabra con los aparatos que sirven para subir pisos. Si el año pasado una de las noticias más terribles -ya la he mencionado antes- fue la de la mujer engullida por una escalera mecánica, este año quizá el suceso más escabroso fue la muerte de una señora que quedó atrapada en un ascensor en Xian porque éste se averió y nadie fue a rescatarla hasta pasado un mes. El país asiático abunda en sucesos truculentos, cada semana se dan varios, pero éste fue el que más me impresionó.

  VAN PENÉLOPE: Sí, China es gran cantera de noticias de sucesos, pero también es rica en las noticias anecdóticas, y quizá ésta -que pudo haber acabado en suceso, pero felizmente no fue así- fue una de las mejores. Ocurrió en el aeropuerto de Changsha, una capital provincial de China, al que un buen día llegó un holandés porque desde su Holanda natal había conocido a una bella china por internet y, enamorado de ella, le dijo que iba a buscarla. Llegó al aeropuerto, y como la señora del bolso de piel marrón que cantaba Serrat, como la del muelle de San Blas, el holandés esperó, esperó, y esperó... 10 días se pasó en la terminal, cual Tom Hanks con el corazón destrozado, y al final tuvo que ser atendido por síntomas de malnutrición y deshidratación, después de alimentarse más de una semana exclusivamente con fideos instantáneos. La mujer se excusó diciendo que no se había enterado de la cita y que le había pillado haciéndose una operación de cirugía estética. En fin, el típico plantón que a todos nos han hecho en Badoo o Tinder, sólo que algo más heavy.
HA NACIDO UNA PAYASIL ESTRELLA: En un año bastante gris en China, donde pocos personajes han destacado porque los medios estaban consagrados a rendir tributo al cada vez más grisáceo Xi, la joven nadadora Fu Yuanhui ha sido un rayo de sol en la tormenta, un soplo de aire fresco en el smog, una flor en el vertedero. Fu compitió en los Juegos Olímpicos de Río -en los que China tuvo una actuación peor que en Pekín y Londres- y aunque no ganó oros se ganó los corazones de todo el mundo con sus muecas, sus declaraciones espontáneas y su fantástico desparpajo. Por favor, China del futuro, dame menos Xis y más Fus.

  ¡RACIÓN EXTRA DE BAMBÚ, ESTO HAY QUE CELEBRARLO!: Los organismos internacionales que controlan el estado de las especies en peligro nos dieron una sorprendente y grata noticia: el oso panda, símbolo de China y fuente inagotable de noticias graciosas en esos días en que la actualidad está algo parada, ya no está en peligro de extinción (ahora es "especie amenazada", un nivel menor de alerta). Gran novedad para uno de los mamíferos de aspecto más adorable, aunque curiosamente a los reponsables chinos de protección de estos animales no les hizo mucha gracia, porque creen que eso podría significar menos dinero para los programas de conservación, o que se relaje la guardia en la durante años incansable labor que han llevado a cabo. Sea como sea, parece que tenemos pandas para rato.
TAIWÁN VUELVE A SER UN PROBLEMA: La vida es cíclica, ya se sabe... ¿Que de repente te sale un presidente amigo en Filipinas y uno de tus frentes en el exterior se apaga? Pues tranquilo, que ahora aparece una presidenta independentista en Taiwán, y el polvorín taiwanés, tan tranquilo en los últimos años, vuelve a encenderse... Tsai Ying-wen, la primera presidenta mujer de Taiwán, ganó, como se esperaba, las elecciones de enero y con ello se reactivaron las tensiones en el Estrecho de Formosa, lo que se ha traducido, por ejemplo, en una caída de los turistas chinos a la "isla rebelde". Por mi parte, lo único que me separa de Tsui es que sea una gran amante de los gatos y tenga varios en su casa: como los perros no hay nada, señora presidenta.
 
  TRUMP PROMETE MOVIMIENTO: Donald Trump, uno de los protagonistas indiscutibles de 2016, quizá EL protagonista, aún no es presidente de EEUU, pero ya parece claro que se va a convertir en un dolor de cabeza para China desde que gire el pomo de la puerta de entrada al Despacho Oval. Ya lo demostró en su campaña, donde el argumento "China ens roba" fue uno de sus temas favoritos, y una vez elegido, cuando empezó a decir que estaba dispuesto a reconocer a Taiwán como Estado (lo dijo, por supuesto, en su Twitter, que va a tener que empezar a ser considerado arma de destrucción masiva). En fin, no es que Hillary Clinton prometiera mucha mejor relación con los chinos, pero Trump, por su impredecibilidad, está empezando a dar miedo en Zhongnanhai.
ANIVERSARIOS VARIOS: 1976, a diferencia de 2016, fue un año muy movido para China: se acabó la Revolución Cultural, se murieron Mao Zedong y Zhou Enlai, se produjo el terremoto de Tangshan, nació el futuro autor de Chinochano... Pasados 40 años, fue el momento de recordar, al menos en la prensa extranjera, algunos de esos convulsos hechos, lo que nos sirvió para desempolvar complicados recuerdos y rezar para que no vuelvan a ocurrir. Bueno, no lo digo por mi nacimiento... y sí, estoy en la crisis de los 40. No se preocupen, ya me he comprado una moto y he viajado a la India a encontrarme a mí mismo: de hecho, este blog se hizo totalmente indio varias semanas, ¿recuerdan?
 


Bueno, esto es lo que más recuerdo de un año algo flojillo. Eso, y también el oro del equipo de voleibol chino en Río, la restauración con cemento de un tramo de la Gran Muralla, el lío de faldas de Lin Dan (el mejor jugador de bádminton de todos los tiempos, pillado in fraganti con una amante), la moda de los puentes de cristal en las montañas chinas, el controvertido anuncio de detergente que convertía a un negro en un blanco... Adiós, 2016, y a ver qué nos depara 2017: estoy seguro que mucho más movimiento, al menos en China.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios


Palomitas y Yimou

20 de Diciembre, 2016, 0:01



El pasado fin de semana fui a ver la película china The Great Wall (La Gran Muralla, según Google Translator), que llega con mucho morbo por bastantes razones:

- Es la última película de Zhang Yimou, el más famoso director chino, y sus filmes dan mucho que hablar, ya sea en alabanzas o en críticas (un poco como lo que ocurre en España con Pedro Almodóvar). Zhang Yimou intenta explorar siempre nuevas cosas con cada peli que hace, y esta vez su experimentación llega por el hecho de que por primera vez realiza un film en el que el idioma principal es el inglés (aunque también haya algo de diálogo en chino).

- Es la más cara de la historia del cine chino, con un presupuesto de 150 millones de dólares (las pelis más caras de Hollywood han llegado a costar más del doble que eso, pero para China no está mal).

- Está protagonizada por Matt Damon, lo que ha traido cierta cola desde que se mostraran los primeros trailers del film, ya que hubo gente que se quejó de que en la película -que cuenta una historia ambientada en la antigua China pero mezclada con elementos fantásticos- se había metido una estrella de Hollywood con calzador.

- Es la primera coproducción chino-estadounidense de Legendary, una productora de Hollywood de las de toda la vida pero que desde este año es propiedad de Wang Jianlin, uno de los hombres más ricos de China (si no os suena, es el dueño de Wanda, la empresa que intentó sin éxito tirar el Edificio España madrileño, y la que quizá en "venganza" por ese pufo ha bautizado con su nombre al futuro estadio del Atlético de Madrid).

Con estos antecedentes, la película llegaba con muchísima expectación entre los críticos y los observadores del mercado del cine, no sólo por ver si logrará ser un taquillazo en China (que va camino de ser el mayor mercado cinematográfico del mundo) sino también por ver si conseguirá tener éxito fuera del país, que es lo que quiere Legendary (de ahí, obviamente, la contratación de Matt Damon, o el uso del inglés en la mayor parte de los diálogos). Pero bueno, eso no lo sabremos hasta febrero, que es cuando se estrenará en Estados Unidos (en España y en Latinoamérica, que yo sepa, no hay de momento fechas para su llegada, pero vamos, estoy seguro de que tarde o temprano la podréis ver los que me leéis desde allí).

El film arranca con una idea muy interesante: la Gran Muralla de China, ese monumento que todos conocemos y algunos hemos escalado entre sudores, no está edificada para defender a la gran civilización oriental de los mongoles, los hunos, los turcos, los manchúes u otros pueblos que en la Historia real amenazaron a los chinos, sino contra unos monstruos verdes y llenos de dientes llamados Taotie, unos bichos que Zhang Yimou tomó de antiguas leyendas chinas. Matt Damon, que llega un poco por accidente a esa Gran Muralla, se encuentra con este panorama y ayudará a los chinos a luchar contra estos sanguinarios Taotie.


Representación de un taotie en una vasija de bronce de la dinastía Shang.
En la peli son igual de verdes, pero más chungos...



Debo mencionar aquí que en la peli no sólo aparece Matt Damon, sino también Willem Dafoe (su papel, para mi gusto, está poco desarrollado en la historia) y el chileno Pedro Pascal, ya que en la historia hace de amigo español de Matt Damon. Eso hace que Zhang Yimou en la peli no sólo haya usado el inglés y el mandarín, ya que también aparecen algunas frasecillas y palabras sueltas en castellano, pronunciadas por el personaje que encarna Pascal, que algunos conoceréis por su papel de guerrero de Dorne en Juego de Tronos. Una de las palabras que pronuncia en "The Great Wall" es "chinos", así, como suena, y con cierto acento latinoamericano. Por si su pincelada hispana en la película no queda del todo clara, hay un momento de la historia en el que el personaje torea a uno de los monstruos (pues sí, en China recurren al topicazo con los españoles, pero tampoco es que nosotros seamos muy sofisticados cuando retratamos lo chino). Se me ocurre que este toque español de la peli podría ser un guiño al público hispanoamericano: no olvidemos que el gran amigo español de Wang Jianlin y de Wanda es el presidente del Atlético, Enrique Cerezo, que es productor cinematográfico y a lo mejor podría ayudar a que el film llegue a los cines de España y Latinoamérica.

La película va a ser polémica, y la polémica va a llegar porque no es el tipo de cine que los fans más puristas de Zhang Yimou esperan de él, ese cine social y crítico que le hizo ganar tantos premios en los festivales europeos en los 80 y 90. Si uno la gozó con "Vivir", "La linterna roja", "Semilla de Crisantemo", "Qiu Ju" o "Ni uno menos" y espera algo similar, se va a quedar decepcionado, porque "La Gran Muralla" es cine comercial, de efectos especiales y palomitas, más parecido a una peli de Marvel que a sus filmes de autor. De todos modos, cualquiera que haya visto el trailer ya sabe lo que le espera, y además Zhang Yimou no reniega en absoluto del cine comercial y de acción, como demostró en "Héroe" o "La casa de las dagas voladoras", películas que, por cierto, conocen mejor los espectadores más jóvenes, y han hecho que Yimou esté llegando también a públicos nuevos. Yo creo que en el fondo lo que le gusta al director de Xian es no encasillarse, desconcertar al espectador, porque en los últimos años, aunque ha optado más por películas comerciales, tampoco ha renunciado a volver a veces a sus inicios, como demostró con "Regreso a casa", su anterior película, que relataba la historia de una mujer que había sufrido tremendamente en la Revolución Cultural...

Respecto a mi veredicto sobre La Gran Muralla, que está totalmente predispuesto por el hecho de que soy un fan incondicional de Zhang Yimou, yo digo, simplemente, que es una buena película de acción con ese sublime toque que el director le sabe dar a todo, ya sea una comedia, un drama histórico, una película de guerra o, como en esta ocasión, un film de fantasía épica. Fantásticos paisajes de las montañas rayadas de Gansu, peleas trepidantes de hombres contra monstruos, un final de infarto, y todo con mucho color y muy bien puesto, como siempre ha sabido hacer el bueno de Zhang. La película se hace corta y sabe a poco, no en vano apenas dura hora y media, creo que podrían haber puesto algo más de historia. El argumento es simple y directo como un cuento para niños, pero allí creo que Zhang Yimou no se desvía de lo que ha hecho durante toda su carrera ni se traiciona: en todos sus trabajos, comerciales o no, siempre ha destacado por contar las cosas con mucha simplicidad, sin demasiado diálogo y prefiriendo la imagen espectácular a las palabras enredadoras. Si se va con la mente abierta, dejándose llevar por el novedoso experimento casi marveliano en el que se ha embarcado Zhang Yimou, yo creo que al menos se puede disfrutar de un buen cine de palomitas. Muy importante: esta peli hay que verla en gran pantalla. En DVD no valdrá un pimiento.

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios


Táchese el castillo que no proceda

16 de Diciembre, 2016, 0:01

En mi primer viaje a Japón, en 2008, me quedé con las ganas de visitar algún castillo de los muchos que tiene ese país, esos lugares donde uno se imagina a los ninjas y a los samuráis haciendo de las suyas. En el segundo viaje a tierras niponas, el mes pasado, mis deseos por fin se cumplieron y pude ver no uno ni dos, sino tres castillos, ya que los había tanto en mi primer destino (Osaka) como en el último (Hiroshima), y entre esas dos ciudades me detuve en Himeji, donde está el que tal vez sea el más famoso castillo de Japón.

El castillo de Osaka es quizá el menos llamativo de los tres, y es una reconstrucción, o más bien una re-reconstrucción, ya que el edificio original se quemó a mediados del siglo XVII, se restauró en el siglo XIX, y volvió a ser destruido en la Segunda Guerra Mundial, por los bombardeos estadounidenses. El castillo actual se terminó en 1997 y su aspecto es un poco cartonpedresco, pero al ser el primero que visité, no pude compararlo con otros y me quedé contento con la visita. En su interior tiene una detallada exposición dedicada a la vida del hombre que mandó construir el castillo, un tal Toyotomi Hideyoshi que por lo visto fue un personaje muy importante en la Historia de Japón, el que reunificó el país en el siglo XVI tras una era de reinos divididos que luchaban unos contra otros.



El castillo de Himeji es bastante más imponente, y es el edificio original, no una reconstrucción, algo de lo que muy pocos castillos japoneses pueden presumir, debido a los avatares que sufrieron en la historia, especialmente los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial. Himeji es espectacular por fuera pero también por dentro, ya que su interior es todo de madera. El castillo es tan impresionante en sí mismo que apenas hay nada en su interior, ni exposiciones ni casi carteles explicativos, ya es suficiente con darse un paseo por dentro y fuera para ver su gran valor.



Finalmente, el castillo de Hiroshima, la ciudad de la que hablé en el anterior post, es también digno de visitarse. Está en el centro de la ciudad, muy cerca de los memoriales por la bomba atómica, así que, como os podéis imaginar, el castillo original estaba también en el área donde esa arma nuclear causó los mayores daños, y el edificio quedó destrozado. La réplica se construyó en 1958, en ella se muestran imágenes y objetos de la ciudad antes de 1945 -decididamente, una fecha tan señalada para su historia como lo puede ser para nosotros el nacimiento de Cristo- y desde su último piso hay una bonita vista de la ciudad.



Esta semana, en una de sus noches, soñé que estaba escribiendo este post -yo qué sé, los sueños van por libre- y mi yo del sueño se puso a escribir también, no sé por qué razón, sobre el castillo de Aínsa, que no está en Japón sino en Huesca, al lado del pueblo de mi padre. No sé si los sueños son premonitorios, pero éste desde luego lo va a ser por decisión mía, ya que voy a hablar brevemente de ese lugar aunque no venga a cuento en esta entrada. A menos que inventemos que Águila Roja estuvo en todos estos lugares...

El Castillo de Aínsa es un poco feíllo, la verdad, sobre todo al lado del resto del casco antiguo de pueblo, que por cierto, está en la lista de los Pueblos Más Bonitos de España, gracias sobre todo a su bella plaza medieval. No es, decía, el castillo lo más atractivo de Aínsa, pero al menos sirve para recordar que un día la zona fue fronteriza entre cristianos y musulmanes, en una época en la que esas tierras eran un "país" (bueno, en aquella época se hablaba de un "condado") llamado Sobrarbe, palabra que hoy día da nombre a la comarca donde está Aínsa,en el norte de la provincia de Huesca.

Hale, sueños cumplidos, tanto los que tenía acumulados de viajes anteriores, como los que mi cerebro pergeña mientras duermo.

Enlace Permanente


Hiroshima a flor de piel

11 de Diciembre, 2016, 0:01

Mi reciente viaje a Japón fue especialmente inolvidable porque, además de toda la belleza natural que pude disfrutar (como os mostré en recientes fotos), estuve en Hiroshima, una ciudad para siempre unida a la tragedia, en la que se sienten emociones muy fuertes cuando visitas los lugares que recuerdan que fue allí donde se probó la primera bomba atómica contra seres humanos. Hay quien dice que visitar lugares vinculados a grandes tragedias de este tipo (Hiroshima, Auschwitz...) es de morbosos: yo creo que todo el mundo debería hacerlo, para aprender los graves errores que nuestra especie ha cometido a lo largo de la Historia y, además, para ver que incluso tras las catástrofes la vida sigue para los supervivientes y las ciudades pueden resurgir de las cenizas. Hiroshima es hoy una de las ciudades más grandes de Japón, con más de dos millones de habitantes, jardines bellísimos, gran vida nocturna...


La vida siguió para los supervivientes de una bomba que mató a aproximadamente 350.000 personas el 6 de agosto de 1945, pero la ciudad de Hiroshima conserva aún muchos recuerdos de aquel aciago día. El más famoso es el A-Dome, un antiguo edificio del gobierno provincial que antes de la bomba ya era uno de los símbolos de la ciudad (por su "exótico" aspecto europeo, ya que lo había diseñado un arquitecto checo) y tenía una bonita cúpula de cobre con el mismo color verde que la Estatua de la Libertad neoyorquina. Esa cúpula se fundió con la bomba, pero el resto del edificio quedó bastante en pie, y se conserva más o menos como quedó:



La foto muestra cómo era el edificio antes del bombardeo.


Un anciano de los muchos que hay por la zona que recuerda el bombardeo
(algunos supongo que serán supervivientes, o familiares de víctimas)
explica a escolares japoneses la historia del edificio.




El A-Dome fue además el edificio que quedó en pie más cerca del hipocentro de la bomba, es decir, el punto exacto donde ésta estalló (no lo hizo en el suelo sino cuando estaba a 600 metros de altura, ya que de esta manera su poder de destrucción aún era mayor).


Maqueta del Museo Memorial de la Paz, donde se muestra a escala dónde estalló la bomba. En la sombra que la bola roja hace en el suelo, a la izquierda, está el A-Dome.

El hipocentro exacto de la bomba de Hiroshima, el punto sobre el que la bomba estalló, está una calle situada unos 50 metros al este del A-Dome, en un lugar de lo más anodino que hoy ocupa un hospital, pero donde hay una placa que recuerda esto (en la ciudad hay muchísimos carteles que cuentan cosas del bombardeo y los efectos horrorosos que causó en cada lugar). A esta placa también acuden muchos niños en viajes del colegio, y me fijé que siempre había un escolar, quizá el delegado de la clase, que leía un texto en cada grupo. Quizá algo sobre la paz o contra las armas nucleares, pues la abolición de ñestas es una bandera que desde 1945 han tomado con fuerza tanto Hiroshima como Nagasaki.


La calle del hipocentro.


Hospital actual, con la placa conmemorativa al pie.



Cuando me fui de Hiroshima, el avión sobrevoló la ciudad y pude ver con claridad tanto el sitio donde está el A-Dome como la calle de al lado sobre la que la bomba estalló, y también el famoso puente en forma de T que era el principal objetivo del Enola Gay, el bombardero B-29 que lanzó la mortífera arma.


Silueta de Hiroshima, una ciudad surcada de canales y puentes,
vista desde el avión.



La bomba falló por unos 50 o 100 metros su objetivo exacto, pero vamos, con el potencial destructor que tenía, quemando y pulverizando prácticamente todo lo que había a varios kilómetros a la redonda, dio un poco igual.

El A-Dome es bastante famoso fuera de Japón, pero hay otros edificios que aguantaron en pie tras el bombardeo. Uno de ellos es una antigua sede de un banco que hoy también es un pequeño museo al que apenas va nadie, pero que es muy interesante: al entrar se ven mostradores de banco antiguo, y se cuenta cómo la entidad, de forma casi increíble, abrió y ofreció servicios bancarios, mal que bien, al día siguiente del bombardeo.




En las paredes del interior del banco -donde no hubo ningún superviviente, los que abrieron al día siguiente eran de otras sucursales del país- todavía pueden verse algunos de los efectos que causó la bomba. Por ejemplo, hay varias marcas en paredes de madera de los cristales que volaron y se clavaron en ellas (mucha gente murió así, cortada por los cristales y los escombros que al saltar por los aires se convertían en metralla).



También hay un colegio cerca en el que uno de los edificios aguantó en pie, y que se convirtió en una especie de hospital de campaña. En las paredes de ese hospital de emergencia muchos supervivientes escribieron mensajes para intentar comunicarse con sus familiares en caso de que hubieran sobrevivido, y esas pintadas aún se conservan. El lugar también es famoso porque en ese edificio sobrevivieron unos niños que en el momento del bombardeo estaban en su sótano, cambiándose de zapatos.


Interior del colegio, lleno de ofrendas de homenaje.

Las guirnaldas de colores que veis en la foto están hechas de grullas de papel, de origami, y son también un símbolo de la ciudad, ligado a la triste historia de Sadako, una niña que sobrevivió a la bomba atómica pero, como muchos otros supervivientes, desarrolló problemas físicos debido a la radiación. Diagnosticada con cáncer, Sadako pensó que para poder curarse tenía que hacer grullas de papel sin parar, puesto que una leyenda japonesa atribuía a esos animales el poder de la inmortalidad, así que en sus últimos meses de vida comenzó a doblar y doblar papelitos, y mucha gente de todo Japón junto a ella, como muestra de solidaridad. Sadako falleció para desolación de Hiroshima y del resto del país, pero su memoria sigue viva con miles de grullas de papel de colores en muchos monumentos de la ciudad, para recordarla a ella y a quienes sufrieron por la bomba atómica años, décadas después de que Japón firmara la paz.




Muchas de las cosas que os he escrito y bastantes más se cuentan en el Museo del Memorial de la Paz, que se encuentra cerca del A-Dome, en la zona que quedó más arrasada por la bomba atómica, hoy convertida en un parque con decenas de monumentos de homenaje a las víctimas. El museo, es de obligada visita -vuelvo a insistir, no para ser morboso, sino para no dar la espalda a la Historia- pero también es muy duro. Te va a dejar muy mal cuerpo: se cuentan las historias de las últimas horas de vida de muchos niños, se muestran sus pertenencias, hasta hay una lengua que se le cayó a un enfermo por la radiación. Se cuenta la historia de Sadako, y hasta hay una de esas supuestas "sombras de la bomba atómica", paredes en las que se ve lo que parece una silueta de una persona que probablemente quedó reducida a cenizas por la explosión, y sus cenizas se pegaron al cemento como una sombra. Todo contado con bastante neutralidad, sin demasiadas menciones a Estados Unidos, que fue el que tiró la bomba atómica, e incluso pidiendo perdón, a la salida del museo, por los crímenes que Japón cometió en aquella guerra, que no fueron pocos.


Monumento de una madre resguardando a un niño de la "lluvia negra",
una lluvia oscura y radiactiva que cayó en Hiroshima durante los días posteriores al bombardeo.


Como sabréis, este año Barack Obama se convirtió en el primer presidente de EEUU en visitar Hiroshima, un punto muy oscuro para la Historia norteamericana (ya hablamos de esto hace unos meses en este mismo blog). He de decir, un poco a mi pesar pero también algo enternecido, que en Hiroshima siguen recordando con cariño esa visita: en el museo, por ejemplo, se vende a los turistas el discurso que dio Obama, encuadernado, y se guardan las dos grullas de papel que el presidente americano hizo -qué mañoso, el tío- para recordar a Sadako, como hacen muchos visitantes de Hiroshima. Hasta hay tiendas que todavía tienen merchandising de esa visita (que por cierto, va a ser correspondida pronto por el primer ministro japonés, Shinzo Abe, ya que a finales de este mes va a Pearl Harbor).



Hiroshima es hoy día una bonita ciudad japonesa, rodeada de montañas verdes, con la preciosa isla de Miyajima, tranvías vintage en sus calles y hasta un castillo. Nunca se podrá desligar del horror atómico y radiactivo, pero al menos ha intentado seguir adelante, mirando al futuro sin olvidar el pasado. Al menos, que sirva para recordar a la humanidad que una bomba que mata indiscriminadamente cientos de miles de personas en un segundo no tiene justificación ninguna. Ojalá el A-Dome hubiera podido conservar para siempre su brillante cúpula verde. Al menos, en la Avenida de la Paz de Hiroshima (sí, en esta ciudad todo tiene alusiones al pacifismo), hay una estatua que intenta revivir ese sueño con luces.




Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Moviendo las montañas de Yugong

6 de Diciembre, 2016, 0:01

Esta noche del martes al miércoles (a las 12 y media de la madrugada) Documentos TV en TVE emite "El viejo loco que movió la montaña", un documental que toma su título de una conocida leyenda china y que relata la vida de cuatro disidentes de este país, entre ellos el celebérrimo Hu Jia, uno de los más veteranos en los círculos chinos del descontento. El reportaje es obra, tras mucho tiempo y esfuerzo, de Diego Torres, ex corresponsal en China, y del realizador Antón Calderón. Aquí tenéis un adelanto de lo que podréis ver allí:



Con ocasión del estreno de este documental, del que podéis recopilar más información en su web oficial, los autores han escrito para este blog unas líneas de presentación de esta obra, palabras que os pongo a continuación. Adentraos en el duro mundo de la disidencia china, y ved el documental hoy en directo si podéis.


Moviendo las montañas de Yugong

Antón Calderón (@Anton_Calderon)/ Diego Torres (@jdiegotorres)

Una de las leyendas favoritas de Mao Zedong cuenta que un viejo llamado Yugong decidió un día tratar de mover las dos montañas que entorpecían el camino a su casa. Tras hablar con su familia, Yugong se puso manos a la obra desdeñando las burlas de los vecinos, que le advertían de que nunca lograría allanar los caminos. Al cabo del tiempo, su perseverancia conmovió a los dioses, que acabaron por trasladar las montañas a otro lugar. La leyenda de Yugong ensalza la determinación del viejo Yugong y recuerda que el esfuerzo continuado de muchas generaciones puede alcanzar objetivos colosales. Esta visión, esforzada y tenaz, la comparten también los cuatro protagonistas del documental "El viejo loco que movió la montaña", que se estrena en Documentos TV.

Los cuatro personajes retratan el complejo mapa del activismo social en China. Se trata de un territorio peligroso y cambiante, delimitado por las llamadas "líneas rojas" establecidas por el Partido Comunista, en el que cualquier movimiento en falso puede tener consecuencias funestas. Los cuatro personajes manifiestan actitudes diversas. Deng Fei, el más emprendedor y posibilista, ha conseguido crear un enorme movimiento en apoyo a la infancia en el mundo rural. Su política es la de trabajar codo con codo con las autoridades, maximizando el bien común sin enfrentarse al sistema. En el otro extremo, Hu Jia, Premio Sájarov de los Derechos Humanos, ataca con virulencia a los líderes del partido (a quienes considera una banda de criminales) desde un arresto domiciliario casi perenne.

El documental explora esa dicotomía entre lo posible y lo deseable y se cuestiona cuál de las dos posiciones es la correcta: ¿Debe uno avanzar milímetro a milímetro por el camino de lo posible? ¿O es mejor luchar por conseguir la libertad total aun a riesgo de sacrificarlo todo en el camino? Dashi, un ambientalista joven y lleno de ideas, consigue crear una ONG en su zona y abrir camino en el campo ecologista, que goza ya de gran tracción entre los jóvenes. Mientras, Zhang Zhiru, un sindicalista comprometido, asesora a obreros en una de las grandes zonas industriales del país. Ninguno de ellos tiene la intención expresa de enfrentarse a las autoridades, pero nunca están completamente a salvo en un sistema que, especialmente desde la llegada al poder de Xi Jinping, parece empeñado en estrechar el espacio de acción de la sociedad civil, y obligar a los activistas a posicionarse a un lado u otro de la línea. Los cuatro protagonistas de "El Loco que Movió la Montaña", cada uno desde su trinchera, siguen entre tanto comiéndole terreno a las montañas de Yugong. Palada a palada.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


La caza del noviembre rojo

4 de Diciembre, 2016, 0:01


Colinas perfumadas, en Pekín


Hace un par de años, por estas fechas, visité las Colinas Perfumadas (afueras de Pekín) para intentar ver el famoso fenómeno de las hojas rojas (hong ye, 红叶). En teoría, en esta época del año los arces y gingkos de la zona cambian a colores otoñales (rojos en el primer caso, amarillos en el segundo) y el lugar se convierte en el más admirado, fotografiado y visitado por los pequineses. Allá que me fui, y aunque vi bastantes hojas amarillas, apenas vi rojas, que son más preciadas, y me quedé un poco decepcionado con la visita. De todos modos, os escribí sobre ella en el blog.

Tras aquella excursión, me quedé con muchas ganas de ir a un sitio más potente para eso de las hojas rojas otoñales, y por supuesto, lo primero que te viene a la mente es Japón. Ir al país del Sol Naciente en la época de las hojas rojas, en noviembre, se convirtió en uno de mis grandes objetivos a partir de entonces. También pudo influir en ello que de pequeño me regalaran un puzzle casi imposible de un jardín de Kioto inundado de hojas rojas (prácticamente todas las mil piezas del rompecabezas eran de ese color), me costó semanas terminarlo, y de tanto mirar la imagen del puzzle formándose poco a poco, ese tipo de paisaje se quedó en mi retina para siempre.

Pues bien, acabo de regresar de Japón, y por fin pude ver allí lo que es un mar de hojas rojas de verdad. Me fui pertrechado con una reciente lista del blog Kirai sobre los mejores lugares de ese país para ver el kouyou, que es como los japoneses llaman a las hongye: hay muchas listas diferentes en internet, pero soy un viejo seguidor de Kirai, así que me fié de él. Lo cierto es que de los ocho sitios que citó, muchos quedaban lejos de mi itinerario (que empezó en Osaka y terminó en Hiroshima, sin pasar por Tokio), así que me tuve que "conformar" con ir a los dos lugares de Kioto -vecina a Osaka- que citaba: el templo de Kiyomizu-dera, en las afueras al este de la ciudad, y los parques de Arashiyama, también en las afueras pero en este caso al oeste (en Kioto casi todo lo bonito e interesante está fuera de su moderno centro).

Puedo estar influido por lo reciente del viaje, pero casi diría que nunca antes había visto tal belleza natural... o seminatural, porque los japoneses, exquisitos jardineros, tienen perfectamente organizados sus parques, bosques y jardines para que en otoño exploten de color rojo y en primavera lo hagan con tonos rosados (los del cerezo o sakura, y los del melocotonero). Sólo he estado en Japón dos veces, pero las dos en fechas muy bien elegidas, una en abril y otra en noviembre, así que he podido ver al bellísimo archipiélago japonés vestido de sus mejores galas. Creo que no hay ningún otro país que se esfuerce tanto por ser bonito, o por lo menos por tener zonas bonitas, porque bueno, también hay anodinos barrios de bloques de pisos y asfalto, como en cualquier otro sitio...

No sé si las siguientes fotos reflejarán fielmente lo que vi, pero al menos lo intentan. Casi todas son de Kioto: las seis primeras de Kiyomizu y alrededores, y las seis siguientes de Arashiyama. La penúltima es de Osaka, y la última de Miyajima, una famosa isla cerca de Hiroshima: en realidad, todo el país estaba esos días convertido en un esplendoroso vergel de hojas rojas, verdes y amarillas que con el azul del cielo (los días que no estaba nublado, que Japón puede ser muy lluvioso) creaban un fantástico parchís natural. Casi acaba dándome el síndrome de Stendhal ante tanta maravilla, pero bueno, aguanté.



El centro de Kioto se divisa al fondo












El foso del castillo de Osaka


Torii (puerta de santuario sintoista) en Miyajima,
famosa por otro torii que hay en sus playas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios


Fidel mandó a parar

27 de Noviembre, 2016, 0:01



El fin de semana nos ha traído la noticia de la muerte de Fidel Castro, uno de los grandes iconos del siglo XX. Estaba ya muy mayor y su final era tan esperado que Twitter lo "mató" una decena de veces en los últimos años, lo que no ha impedido que su fallecimiento de verdad, esta vez, haya traído grandes titulares: no es de extrañar, teniendo en cuenta que con él prácticamente muere el último gran personaje del pasado siglo, comparable en importancia -sin hacer otras comparaciones- a Kennedy, Mao, Gandhi, Hitler, Mandela o Franco, por poner ejemplos de todos los colores y gustos.

Castro fue el símbolo de la revolución, de la rebelión, contra un capitalismo y un colonialismo que en Suramérica han sido muy crueles, muchas veces por culpa de los Estados Unidos, un país que siempre criticó al dictador cubano pero no tuvo ningún problema en apoyar a sátrapas iguales o peores en Argentina, Chile, Uruguay, Nicaragua y otros lugares de la región. Olvidar esto, como hoy olvidan muchos, es un grave error. Como tampoco deberá olvidarse que la revolución de Castro y sus barbudos, que empezó en el buque Granma y siguió en Sierra Maestra, sustituyó una dictadura, la de Batista (que convirtió a Cuba en una especie de Las Vegas para los estadounidenses durante 11 años) por otro régimen igual de poco democrático, que dura ya más de medio siglo y debería abrirse a la democracia más temprano que tarde.

Muchos medios comentan hoy el presunto fracaso de las políticas económicas de Castro, aunque sobre esto siempre pesará la duda de si hubieran funcionado mejor sin el bloqueo de su gran vecino del norte, o si la Unión Soviética -que forzó a Cuba hacia un comunismo que al parecer Fidel no quería en un principio- no le hubiera hecho ser excesivamente dependiente de Moscú. También hay que tener en cuenta qué países no comunistas de Centroamérica y el Caribe tienen a veces los mismos problemas que los cubanos, aunque a veces leyendo la prensa española uno piense que los únicos que tienen penurias en el mundo latino sean los venezolanos y los cubanos.

Es obligado mencionar en este blog la relación que Castro tuvo con China, y que no siempre fue buena. Los cubanos siempre cuentan que Fidel usó un método original para establecer lazos diplomáticos con el régimen de Mao: en uno de sus primeros discursos públicos, pronunciado el 2 de septiembre de 1960 en la Plaza de la República en La Habana, mencionó entre otros temas la necesidad de acercarse a China y sugirió votar la apertura o no de relaciones con Pekín a mano alzada, que fuera el "pueblo" el encargado de decidirlo (por "pueblo" se refería a los asistentes al diiscurso). Entre gritos de entusiasmo, se acordó entonces la alianza con Pekín y, de paso, la ruptura con el régimen de Chiang Kai-shek, refugiado en Taiwán. En este enlace podéis leer el discurso de aquel día, y es una transcripción muy curiosa porque incluye los gritos de la muchedumbre.

Ese buen comienzo no continuó demasiado bien. Castro fue aumentando su dependencia de la Unión Soviética, casi porque no le quedaba más remedio debido al bloqueo económico estadounidense, en un momento en el que las relaciones de Moscú y Pekín se estaban deteriorando tanto que para Mao el gran enemigo dejó de ser el capitalismo y empezó a ser el "revisionismo" de Kruschev. Cuba quedó en la órbita soviética, lo que implicaba entonces darle la espalda a los chinos. A pesar de ello, el Che Guevara -más partidario de China que de la URSS, en contra de las ideas de la facción que encabezaba Raúl Castro, hermano de Fidel y hoy principal líder de Cuba- consiguió viajar a China en 1964, reunirse con Mao e intentar estrechar lazos, con poco éxito. En este otro enlace tenéis un extracto de la conversación mantenida entre el comandante y el Gran Timonel.


En 1966, Castro llegó a decir de Mao que estaba ya demasiado viejo y debía dar paso a otros líderes para el país (pocos meses después, Mao lanzó la Revolución Cultural, precisamente para combatir a los que pensaban lo mismo que Fidel dentro de China). Los 60 y 70 fueron tiempos de muy pocos contactos entre La Habana y Pekín. Hubo que esperar a la caída del Muro de Berlín, o mejor dicho, la de la Unión Soviética, para que Cuba realmente se acercara a China, en parte por necesidad, ya que en los 90 los cubanos vivieron sus peores tiempos de escasez, debido al derrumbe del corredor de ayuda económica Moscú-La Habana. Fue en estos tiempos cuando Fidel viajó por primera vez a China y empezó a reunirse con los líderes comunistas de este país (quienes, tras la retirada de Castro hace 10 años, le han seguido visitando cuando han ido a Cuba).





Los lazos diplomáticos cubano-chinos han sido en lo que va de siglo muy intensos, raro es el mes en que un líder chino no está de visita por Cuba o uno cubano por tierras chinas. Los cubanos fueron en las últimas décadas la comunidad más numerosa de hispanohablantes en ciudades chinas como Pekín, aunque creo que ahora los españoles les superamos, sobre todo desde que la crisis en nuestro país aumentó la emigración a éste y otros lugares.

Sin embargo, la relación cubano-china sigue estando dominada por cierto secretismo de aliados comunistas que no quieren que el resto se enteren de lo que traman, algo que recuerda a la relación que China tiene con Corea del Norte (en el sentido de que se cuentan muy pocos detalles, y de que muchas veces no se informa de las visitas oficiales hasta que terminan). El hecho de que China se haya abierto inmensamente más a la economía de mercado que Cuba ha limitado la cooperación económica bastante: los chinos tienen mucha más facilidad para invertir en otros países latinoamericanos, como Perú, Chile o hasta Venezuela, y además Cuba no es tan rica en materias primas como para atraer los intereses de Pekín. La relación ha sido más sentimental y simbólica que otra cosa, lo que no ha impedido que este fin de semana el presidente chino, Xi Jinping, haya expresado sus condolencias por la muerte de Fidel de forma algo más expresiva que en el caso del fallecimiento de otros líderes internacionales: esta vez ha dicho que Fidel "vivirá para siempre", y hasta se ha televisado su mensaje de condolencia, cosa muy poco frecuente en este país.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Mohammed Alita

20 de Noviembre, 2016, 0:01

¿Qué tal estáis? Yo, como bien habréis notado, llevo unos días algo ociosos en el blog y también fuera de él, ya que disfruto de unas inusuales vacaciones novembrinas. O no tan inusuales, pues el año pasado también las tuve, y en las dos ocasiones mi destino han sido las Filipinas, con el objetivo claro de huir de los primeros fríos pequineses y buscar el solaz de las paradisíacas playas de la excolonia española (el año pasado estuve en Boracay, esta vez fui a El Nido).




Le he tomado cariño a las Filipinas, país que ya he visitado en tres ocasiones. Cierto es que su capital, Manila, es algo dura de soportar, con sus eternos y ruidosos atascos, pero ello se compensa con el hecho de que la gente del país es magnífica, sus playas son las mejores que he visto en mi vida, y ese poso de cultura hispana que tiene el archipiélago (como ya expliqué el año pasado) me hace a veces pensar que estoy en una segunda casa (o tercera, pues la primera sería España y la segunda China).

En aquel post del año pasado que os acabo de enlazar cité varios ejemplos que demuestran que Filipinas tiene todavía cosas que la vinculan aunque sea un poco con España, y también con Latinoamérica. Quizá podría haber añadido otro punto, aunque quizá no sería demasiado positivo para ninguno de los lugares comparados: el gusto de Filipinas, como en España, por los espectáculos en los que mueren animales. Sin embargo, en las islas bautizadas en honor del rey Felipe II no hay corridas de toros, que yo sepa, sino que el espectáculo por excelencia, casi su deporte nacional (con el permiso del baloncesto y del boxeo de Manny Pacquiao) son las peleas de gallos, que si no me equivoco también gustan en algunos países latinoamericanos.



Esta foto y las siguientes las tomé en la televisión de mi hotel, ya que en este viaje descubrí con gran sorpresa que las peleas de gallos se televisan, y es más, es posible que haya un canal dedicado íntegramente o casi íntegramente a ellas (al menos vi que en ese canal se podían ver estas peleas avícolas tanto por la mañana como por la noche, no sé si entre medias había más aún).


Los presentadores del canal, que entrelazaban con gran soltura frases en tagalo y en inglés,
como se suele hacer en muchos programas filipinos de radio y televisión.


Si me sorprendió no es porque sea especialmente antigallino (esta palabra la acabo de inventar tomando como modelo el término "antitaurino", tan de moda), sino porque las peleas de gallos no son precisamente un show que dé para mucho espectáculo en la pequeña pantalla.

Por lo que pude ver, las peleas duran como mucho 20 segundos: a los dos o tres picotazos, ya hay uno de los gallos que se rinde, quedándose agachado y paralizado, o peor aún, muerto, y con una competición tan fugaz, ni hay tiempo para analizar los lances de cada bicho, ni de sacar conclusiones sobre sus técnicas, ni nada de nada. Es un combate de lo más insulso, en el que seguramente el único interés está en apostar por uno de los dos gallos, cosa que hacen con gran pasión los espectadores de estas peleas.


La liga nacional de peleas de pollos tiene su propio logotipo y todo

Quizá otra cosa que hace atractivo esto de las peleas de gallos en Filipinas es que es un deporte bastante abierto a la población en general, en el sentido de que debe ser relativamente sencillo poner uno de tus animales a competir, aunque sea en ligas locales. Esto me lo imaginé porque entre pelea y pelea televisiva, en el canal éste ponían anuncios en los que ofertaban a los telespectadores medicinas especiales para convertir a un gallo en una máquina de matar.




Los anuncios eran fascinantes, de puro cutres: los pollos a los que se les inyectan estas medicinas -que me temo que son doping puro- no son precisamente los actores más expresivos del mundo animal, así que para mostrar que con los fármacos anunciados habían logrado mejorar su rendimiento se les ponían capas de supermán, se trucaban brillos asesinos en los ojos o les mostraban peleando con onompatopeyas semejantes a los de la antigua serie televisiva de Batman.




En fin, que me pasé un buen rato viendo un show televisivo de lo más friki. Aunque después, mirando la versión filipina de CNN, vi algo todavía más raro: un líder corrupto de Filipinas (el máximo representante de la policía nacional, o algo así) que estaba acusado de corrupción y anunciaba públicamente que estaba dispuesto a ir a la cárcel. En esto sí que no se parecen los filipinos a su antigua metrópolis española.


Enlace Permanente


No ganó Trump, perdió Hillary

9 de Noviembre, 2016, 0:01


Ocurrió. Tenemos de presidente del país más poderoso del mundo a un tipo que de cada dos frases que dice, una es una burrada. Ahí lo tienes, cometelo con patatas. ¿Os sorprende? A mí no. Hace días que me estaba mentalizando para la que nos espera.

Trump ha ganado no por sus méritos, sino por los deméritos de Hilary Clinton. Estoy seguro de que gran parte de los electores americanos han votado a Trump no por su amor hacia un tipo machista, racista y errático en sus opiniones, sino porque veían que apoyar a Donald era la mejor manera de darle un corte de mangas a un sistema que consideran que les ha fallado en los años de la Gran Depresión, y que como respuesta a su decepción no ha sabido ofrecerles nada mejor que Hillary. Ha sido un voto de burla, irónicamente anarquista, contra el establishment, contra Wall Street (y sí, Trump es millonario, pero no un especulador financiero).

Hillary Clinton era una candidata pésima, pese a lo que los medios nos la intentaran vender con gran fervor. Nos la publicitaron como una persona "con 30 años de experiencia en la política". Qué error más grande: en unas sociedades que están indignadas con los políticos "de toda la vida", con ésos que en España hemos conocido con el ya famoso apelativo de "la casta", esto no era precisamente lo mejor para presumir.

Además, buena parte de esa "experiencia política" la tuvo como primera dama de Bill Clinton, primero en los 80, cuando éste fue gobernador de Arkansas, y luego en los 90, cuando fue presidente de Estados Unidos. Es decir, ¿me estaban reconociendo sin ambages que una persona que no fue elegida por las urnas influyó en la política de Arkansas y de Estados Unidos? Pues menudo curriculum. Me recuerda al de la alcaldesa Ana Botella.

Lo de presentar a una mujer como candidata era algo bonito en teoría, claro que sí, seguro que un día la persona más poderosa del mundo será una mujer y será un gran hito histórico, pero el hecho de que Hillary fuera la esposa de un ex presidente neutralizaba esta vez ese argumento (hay mucha gente a la que no nos gustan las dinastías en democracia). Por favor, que la próxima candidata a la presidencia de EEUU no sea ni esposa, ni hija, ni familia de un poderoso, que se lo haya currado todo ella sola. Seguro que la apoyan más, ya verás.

Pero Hillary sí ha sido política de verdad, no lo olvidemos, concretamente fue secretaria de Estado de los Estados Unidos -el equivalente norteamericano a una ministra de Asuntos Exteriores- en los primeros años de la presidencia de Barack Obama. Pero aquí es donde este blog que habla de China quiere entrar a fondo, porque su política exterior en Asia fue horrorosa.

No quiero pararme mucho a comentar nada de la política de Hillay en Oriente Medio, porque cometió los mismos errores que sus antecesores: intervenir en conflictos regionales por sus intereses energéticos y estratégicos, distanciar facciones, y dar con ello fuerza a nuevos actores que en ocasiones se convierten en monstruos (en el caso de Hillary, el ISIS).

EEUU tiene una larga tradición en esta estrategia tan idiota, ya fuera armando a los talibanes en Afganistán, a Sadam Husein contra Irán, a los salafistas -papás de Al Qaeda- de Arabia Saudí contra los chiíes... En fin, ese error de toda la vida que nunca corregirán. Pero Hillary además decidió llevar ese error a regiones inexploradas por Washington, y con el mismo sistema que en Oriente Medio -remover las aguas y aliarse con lo primero que pille- se metió en el Mar de China Meridional, diciendo a todo el que quisiera escucharle que EEUU les apoyaría en sus reclamaciones de islas contra China (algo que escucharon sobre todo Filipinas y Vietnam).

Así, Estados Unidos consiguió que un conflicto meramente pesquero, que llevaba 40 años larvado pero nunca había sido excesivamente grave -salvando una escaramuza chino-vietnamita en los 70- se convirtiera en un problema militar. EEUU logró que China se armara hasta los dientes en la zona, que cada país construyera instalaciones militares en ese mar (la prensa occidental sólo hablaba de las construcciones chinas, pero resulta que Vietnam, Filipinas y Taiwán también tienen pistas de aterrizaje en las islas que ocupan, fíjate qué curioso) o que naciones vecinas y con unas culturas muy afines (Vietnam, China y Filipinas, país éste donde la etnia china tiene una gran importancia política y económica) se enfrentaran, algo antinatural.

El resultado ha sido maravilloso para los intereses de Washington: los filipinos, hartos de aliarse con un país que les engañó con una falsa guerra de la independencia contra España y les colonizó medio siglo (EEUU) votaron este año a otro "populista", a otro Trump, llamado Rodrigo Duterte, y desde entonces no hay semana en la que el líder fiipino no suelte insultos contra los americanos, a los que ya ha amenazado con romper todo vínculo económico y militar, para hacerse más amigo de China, Rusia y demás "enemigos de Occidente". Bravo, Washington, lo has vuelto a hacer, ¡y esta vez en una región nueva!

También fue una "gran idea" esa alianza de EEUU con Vietnam, país al que Washington trató tan bien en los años 60 y 70, pero en ese país las cosas están más calmadas por ahora. Aún no les ha salido un foco de antiamericanismo radical, al menos de momento...

En fin, entiendo que en EEUU o en Europa ese conflicto del Mar de China Meridional, de las islas Spratly y Paracel -nunca las llaméis Paracelso, por favor- fuera lo de menos, no creo que os haya interesado demasiado si no vivís por estas latitudes (porque era un conflicto hinchado a golpe de titular, era humo). Pero creo que da una justa medida de lo mala política que ha sido Clinton. Y no me malinterpretéis, Trump puede ser peor, pero de momento lo que nos molesta de Donald son sus palabras, mientras que de Hillary lo malo han sido sus acciones.

Pero también molestó lo que simbolizaba Hillary. Clinton era, como dije al principio, la candidata del sistema, la políticamente correcta, en un momento en el que mucha gente en Occidente está hasta las narices del sistema, un sistema que no ha castigado a los autores de la crisis del 2008 -esos especuladores que se seguían doblando los sueldos en los años de más crisis, esos corruptos que no han devuelto ni un duro- y que sí ha dejado que una enorme cantidad de gente haya quedado castigada por ese derrumbe económico.

En estas condiciones, ¿qué hace el sistema? Presenta a una candidata que no cae simpática, rechaza por "radical" a un político con ideas de corte más social que sí podría haber hecho frente a Trump (Bernie Sanders) y pone en marcha la maquinaria mediática diciendo "si votáis a Trump sembraréis el caos", un mensaje que a mucha gente enfadada con lo ocurrido en la última década ha decidido tomarse muy en serio, pero por el lado que el sistema no esperaba.

Y es que el papel de los medios... telita, mucha telita. "No votéis al populismo", repiten una y otra vez. Pero, ¿y no son populistas sus titulares? "Si no votáis al que os decimos sois tontos". "Si votáis a ése sois comunistas/bolivarianos/terroristas/fascistas/tontos/paletos". ¿Por qué la prensa ha decidido bajar su nivel de comunicación, infantilizar su mensaje? ¿No ve que eso le distancia de la gente, que los lectores comienzan a hacer justo lo contrario, ante unos mensajes tan burdos?

En fin, que ganó el que muchos no esperaban, ¿Y cómo no lo esperaban? ¿Qué tiene que pasar para que los políticos, la prensa, los que mandan, no se den cuenta? Después de las revoluciones electorales en países como Grecia o España, después del Brexit, ¿aún hay gente que no se da cuenta de que la gente está muy quemada, y que si desde el establishment hay frialdad y se ignoran los problemas la gente se va a seguir escorando o hacia la derecha o hacia la izquierda? ¿Cuánto más va a seguir la política convencional dando la espalda a la gente? ¿Cuánto más van los medios a ser la voz exclusiva de unos políticos y unas finanzas cada vez más separadas de la gente?

O enderezan el rumbo, o saldrán más Trump, más Dutertes (escribo esto desde Filipinas, por cierto). Las elecciones francesas están a la vuelta de la esquina.

Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios


Los 80 son los nuevos 20

5 de Noviembre, 2016, 0:01

Hace unos días se ha celebrado en Pekín la pasarela primavera-verano de la Beijing Fashion Week, que es como la Pasarela Cibeles de estos lares (y como la Cibeles, creo que hay que llamarla "Mercedes Benz Fashion Week" por temas de patrocinio). La moda me importa un comino, pero me ha llamado la atención leer que en ella ha causado sensación un modelo de casi 80 años llamado Wang Deshun, al que algunos ya apodan "el abuelo más sexy del mundo".



El señor, que de joven -en los 50- conducía tranvías en su Shenyang natal, acabó dedicándose al modelaje en los 90, con ya más de medio siglo a sus espaldas, y como veis no le va mal: eso sí, parece ser que se cuida mucho en el gimnasio, el físico no se lo han regalado. En fin, su ejemplo nos ha de animar a los que ya vamos teniendo una edad: quién sabe, igual dentro de 40 años estamos paseando prendas pret-a-porter mientras las damas nos desnudan con la mirada.



El caso de Wang Deshun me recuerda, aunque no sea exactamente igual, al de otro modelo anciano que lo petó en China en su momento. Fue hace unos tres o cuatro años, cuando Liu Qianping, a sus 70 primaveras, se ofreció a posar para promocionar la ropa que diseña su nieta. Abuelo y nieta decidieron pasar por alto el pequeño detalle de que los potenciales clientes de esos diseños no eran gente de la tercera edad, precisamente...






Liu, como Wang, causó sensación en su día, y las ventas de ropa de su nieta se dispararon. Como veis, nunca es tarde para empezar nada, ni siquiera para salir en la portada de la Super Pop.

Enlace Permanente


Vuelta a la tecla

2 de Noviembre, 2016, 0:01

Pues sinceramente, quería dejar de escribir posts en este blog y dedicarlo íntegramente a vídeos de YouTube. Anhelaba ser YouTouber, aunque ello supusiera sacrificar mi veterano rol como bloguero, un oficio igual de impagado pero además ya algo vetusto, como los serenos o los fabricantes de alpargatas de esparto. Pero está visto que no puedo llevar el mismo ritmo de vídeos que el que llevaba de blogs. Ello, unido al hecho de que hay gente que me ha pedido que vuelva a escribir, y a que voy a estar unas semanas de vacaciones sin acceso al programa de edición de vídeos, me obligan a volver a teclear cosas. Algunos os alegraréis, imagino.

Una de las razones de que estas últimas semanas haya podido rodar poco la ha tenido el tenis, tema del último vídeo que colgué. En poco más de un mes he cubierto tres torneos tenísticos en China: Pekín, Shanghai, y ahora Zhuhai, que me han tenido de acá para allá y con poco tiempo.

Esto del tenis se está convertiendo en una locura aquí en China. En apenas 10 años, este país ha pasado de ser un lugar sin tenis a ser uno de los que más torneos oficiales de la WTA y la ATP acoge. Triste es decir que muchas veces las gradas no se llenan, pero vamos, que hay trofeos, partidos y estrellas del tenis por un tubo, sobre todo en otoño, a finales de temporada.



   
   
 
 

Pero vamos, no le quiero echar la culpa sólo al tenis, también me ha podido un poco la pereza. A ver si recupero un poco lo perdido.

La verdad es que me gusta escribir, bastante más que hablar a la cámara, pero la verdad, con la de vídeos de YouTube que veo continuamente -han sustituido por completo a las series como mi principal fuente de entretenimiento, e incluso me sirven como recurso esducativo- quería yo también poner mi granito de arena en ese nuevo medio tan dinámico, tan democrático y tan caótico también. En fin, no se puede hacer todo a la vez.

Pues lo dicho, que regreso a la tecla, quizá lo que haga en el futuro sea alternar vídeos y textos, que seguramente es más razonable que ponerlo todo a una carta. Siento si en los últimos meses nos hemos perdido algunas cosas de China que contar, pero creo que tampoco ha ocurrido demasiado en este país, a lo mucho un Congreso del Partido Comunista tan intragable como siempre y poco más, que recuerde yo ahora. ¡Saludos desde Zhuhai!

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios


Loco por el tenis

21 de Octubre, 2016, 0:01



Si no ves el vídeo bien aquí, también puedes hacerlo aquí, en mi canal de YouTube.

Enlace Permanente


¿Cursos de mandarín,o de autoayuda?

2 de Octubre, 2016, 0:01



También puedes ver este vídeo en mi canal de YouTube.

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios


Un garbeo por Shanghai

22 de Septiembre, 2016, 0:01



 Si no ves el vídeo bien en el blog, puedes hacerlo aquí, en mi canal e YouTube.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios


15 años tiene mi ardor

13 de Septiembre, 2016, 0:01



También puedes ver este vídeo aquí, en mi canal de YouTube.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


10 cosas que quizá no sabes
sobre Mao Zedong

9 de Septiembre, 2016, 0:01



También puedes ver este vídeo aquí, en mi canal de YouTube.

Enlace Permanente


Encerrados en Hangzhou

5 de Septiembre, 2016, 0:01


                        

También puedes ver este vídeo aquí, en mi canal de YouTube. 

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios


Le ley del mercado

29 de Agosto, 2016, 0:01



También puedes ver este vídeo aquí, en mi canal de YouTube.       


Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios


Lío (de banderas) en Río

24 de Agosto, 2016, 0:01



(Me ha faltado locutar con Loquendo, pero todo se hará).

También puedes ver este vídeo aquí, en mi canal de YouTube.  

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


Citius, altius, cariocus

22 de Agosto, 2016, 0:01



 También puedes ver este vídeo aquí, en mi canal de YouTube.                                         

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


La comunidad del chinillo

13 de Agosto, 2016, 0:01

                              


(Si tu navegador no permite la visualización del vídeo que forma parte de este post, puedes verlo aquí).

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Güelcom Jom

9 de Agosto, 2016, 0:01



(Si tu navegador no permite la visualización del vídeo que forma parte de este post, puedes verlo aquí).


Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios


Se hace sabeeeeeer...

3 de Agosto, 2016, 0:01



(Si tu navegador no permite la visualización del vídeo que forma parte de este post, puedes verlo aquí).


Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios


Hace 40 años de varias cosas

30 de Julio, 2016, 0:01

El pasado jueves se cumplieron 40 años del terremoto de Tangshan, el peor del siglo XX, en el que murieron unas 240.000 personas y esa ciudad quedó totalmente arrasada. No sólo por el primer gran seísmo, que fue a las 3 de la madrugada y pilló a casi todo el mundo durmiendo, sino en las tremendas réplicas que hubo en los días posteriores, que acabaron de pulverizar casas y calles.


El terremoto se produjo seis días antes de que yo naciera (yo también me encamino a esa cifra redonda que me hará cuarentón). El entonces jovencísimo diario El País del día en que nací abría, de hecho, con noticias inquietantes desde China (y un extraño titular).


Fue el primer y único día en el que El País -que también ha cumplido 40 años en 2016- abrió su portada con el terrible incidente: en jornadas anteriores no había habido demasiada información del terremoto, ni dentro ni fuera de China. El 30 de julio, eso sí, publicó en portada una foto con pie en la que ni siquiera se nombraba la ciudad afectada por el terremoto, y lo que se mostraba en la imagen eran pequineses acampados en la calle.


Muchos en esta ciudad pasaron días y días sin volver a sus casas, porque hubo cientos de réplicas que se sentían también con fuerza en la capital.Tangshan está bastante cerca de Pekín, como a dos o tres horas en automóvil, así que el terremoto de 8,2 grados se debió sentir muy fuertemente en la capital también.

En el 40 aniversario, la ciudad de Tangshan ha sido visitada por el presidente chino, Xi Jinping, quien homenajeó a las víctimas pero sobre todo se centró en destacar la reconstrucción de la urbe, de la que, quitando un memorial y un edificio que se ha dejado en ruinas como recuerdo, nadie diría que hace cuatro décadas quedó reducida a escombros.


Desgraciadamente, sabemos que este tipo de desastres naturales son periódicos y habrá más, seguramente en zonas pobres y poco preparadas, como lo era entonces China. Ojalá haya un día en el que cualquier ciudad del mundo esté totalmente blindada contra estas fuerzas telúricas.


Gigantesco muro en homenaje del terremoto, con los nombres de todas las víctimas.

Enlace Permanente


Escala germana

17 de Julio, 2016, 0:01



Hola a todos después de unas semanas sin postear... He tenido unas vacaciones algo más intensas que de costumbre, con mucho viaje y pocos lugares donde poder usar el ordenador, así que ya perdonaréis que no haya podido escribir mucho.

Mis vacaciones españolas han incluido una boda (no la mía) y visitas a lugares inesperados, entre ellos Alemania, ya que en el viaje de vuelta el pasado miércoles hice una escala en Fráncfort y no me había dado cuenta hasta casi llegar de que la escala era de nueve horas, así que me daba tiempo a salir del aeropuerto y darme un garbeo por el centro de la ciudad. Así me quité un poco los prejuicios, porque en los últimos años le he cogido bastante manía a Alemania por su política austericida, así que, ¿qué mejor manera de afrontar esa manía que visitar su capital bursátil?

En fin, bromas aparte, Fráncfort me pareció una ciudad extremadamente tranquila: me asombró que en el centro de su ciudad apenas circularan coches en un día entre semana, y más siendo que es también la ciudad donde se celebra la feria de automóvil más famosa del mundo. Quizá es que la parte histórica está más limitada a los vehículos que otras zonas de la ciudad, quién sabe.

Para enlazar este post al tema del blog, diré que el centro de Fráncfort estaba tomado por turistas chinos. Supongo que al ser uno de los aeropuertos más usados de Europa, muchos viajeros procedentes de China hacen escala allí y aprovechan los que pueden para dar una vuelta, como hice yo. Los chinos estaban especialmente concentrados en el Romer, que es el centro de la ciudad antigua, y blandían orgullosos sus palos de selfie, que me parece que han triunfado mucho más en China que en otros países. En las fotos que pongo luego, si ponéis atención, veréis a más de un chino.

Fráncfort es bonita pero se nota que toda ella está reconstruida, porque en la Segunda Guerra Mundial fue bombardeada a saco. Junto a su catedral había una foto que mostraba cómo había quedado la ciudad en 1945 y daba bastante impresión. Por cierto, parece que están haciendo unas ambiciosas obras de remodelación de su casco antiguo, a ver cómo les queda.

En fin, os pongo unas fotos de la escala francfortesa, a modo de post ligero para irme adaptando nuevamente a Pekín y mientras se me va quitando el jet-lag, que aún estoy un poco tocado.


Vista desde lo alto de la torre de la catedral
(con una de las escaleras de caracol más estrechas que recuerdo).


Romer, centro histórico de Fráncfort tomado por los turistas chinos.




El Puente de Hierro sobre el río Main, que me recordó a uno
que el pasado año vi en Dandong, en la frontera chino-norcoreana.


Me sorprendió en el puente la cita en griego que corona la estructura,
¿compensación por las políticas de austeridad impuestas a los helenos?


Los pipiolos ponen candados en el puente para garantizarse su eterno amor.


La Bolsa de Fráncfort, adornada con la bandera europea:
hoy por hoy, no son precisamente mis dos instituciones favoritas...


Los tranvías y las bicis son el principal tráfico en el centro de la ciudad.


Ópera de Fráncfort.


La catedral, con sus gárgolas.




Un torreoncillo medieval.


Mi poco original merienda.


Me encanta atrapar pájaros volando en las fotos.


Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios


Miedo en el campus

29 de Junio, 2016, 0:01

En mi reciente viaje a Shantou, puerto cantonés, pasé un poco de miedo en el lugar donde menos lo esperaba, su moderna universidad. El campus de la Universidad de Shantou, moderno, con una biblioteca preciosa, un césped verdísimo y un aire de tranquilidad estudiosa, parece un lugar plácido, pero escondía dos cosas que me inquietaron.

La primera fue una estatua que hay en la entrada de la citada biblioteca, obra de un escultor inglés de cuyo nombre no puedo acordarme, y que parece una alegoría de la sociedad o el sistema intentando imponerse al individuo. No sé si con ello el artista se refería al Gobierno chino, a las convenciones sociales, o es un autor proBrexit criticando a la Unión Europea, pero el caso es que la estatua me dio muy mal rollo tanto a mí como a una periodista italiana que también visitaba el lugar.


El hombre grande, no sé si se advierte en la imagen,
está formado por hombres pequeñitos.
La estatua es muy grande: la figura "represora" medirá unos 5 o 6 metros.


No acababa yo de librarme del desasosiego por ver la estatua cuando nos llevaron al grupo de periodistas a ver una exposición de anatomía en la que las figuras mostradas eran cadáveres humanos reales, seccionados de las formas más variadas y plastificados. No es la primera vez en el mundo que se hace una muestra de este tipo (la famosa Bodies recorre países de todo el planeta, siempre con polémica, y enseñando cadáveres también chinos), pero el hecho de entrar en una sin ser avisado me causó bastante impresión y desazón. Algún alumno de la universidad me transmitió sus sospechas de que los cadáveres "donados" a la muestra procedían de reos ejecutados. Vamos, que pasé más miedo aquel día en el campus que un estudiante en día de exámenes.



Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


Yashowicidio

22 de Junio, 2016, 0:01

Durante bastantes meses, un año quizá, el Mercado de Yashow, uno de los centros comerciales más populares de Pekín, estuvo cerrado por reformas. Yashow era, como el Mercado de la Seda o el Mercado Ruso de Yabaolu, un lugar de tenderetes donde los turistas y los no tan turistas iban a comprar ropa o bolsos de marca (a veces falsificaciones), souvenirs chinos varios, o regalos. Antes de ir a España, solía visitarlo para hacer compras de última hora y llevarme algún regalillo para familiares y amigos españoles.





Yashow reabrió sus puertas recientemente (bueno, cosa de tres o cuatro meses, creo recordar) y sí, la fachada ahora es muy cool, pero por dentro el que fuera uno de los mercados más concurridos y animados de la ciudad da auténtica pena. Con un aspecto frío y deshumanizado, los chiringuitos de alegres tenderas gritonas han sido sustituidos por tiendas de marcas chinas desconocidas, más aburridas que un concierto de Bjork y con un tono como de vestíbulo de hospital, o de pasillo del metro. Nada más entrar ya te dan ganas de huir corriendo de allí. El lugar, no es de sorprender, está prácticamente vacío todo el día.





No sé a qué mente preclara del Ayuntamiento de Pekín, al que tantas veces he visto cagarla, se le ha ocurrido cargarse uno de los mejores sitios para ir de compras en Pekín, pero al que haya sido le digo que tiene la misma brillantez para los números que la troika de la UE. La gentrificación es una epidemia maligna que afecta a todas las ciudades del mundo, pero nunca la había visto actuar tan rápida y desastrosamente como en el Yashow.

El Mercado de la Seda también tuvo su proceso de gentrificación hace unos años, del que también salió bastante malparado, pero aguanta mal que bien, precisamente porque está regresando al original espíritu de mercadillo en algunas de sus plantas. Y dicen que al Mercado Ruso también le quedan los días contados... Es desquiciante, espero que el mercado popular vuelva a aflorar en otros lugares, que siempre va a hacer falta.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


Caudal embotellado

17 de Junio, 2016, 0:01


Tengo una tía muy religiosa que en uno de sus escasos pero muy píos viajes al extranjero -Lourdes, Roma, Jerusalén- le trajo a una de mis hermanas una botella de agua del río Jordán. Por seguir la broma mi hermana me pidió que le trajera agua del río Amarillo cuando me fui a vivir en China en 2001, y así lo hice. Desde entonces, comenzó mi curiosa costumbre de que cada vez que visito un río famoso, le robo un poco de caudal, y meses después, cuando viajo a España, es frecuente que en la maleta vaya un botellín rellenado con esa agua robada (milagrosamente, nunca se me ha reventado el botellín en la maleta, y de momento todas han llegado enteras a España).

Estos días que ando por España de vacaciones, voy a hacer un repaso a la colección de aguas de mi hermana, en su mayoría traídas por este servidor:


AMARILLO

Como comentaba, fue la primera, recogida hace más de 10 años. Lo cierto es que no recuerdo exactamente dónde llené el botellín de agua Nongfu (mi marca favorita de agua mineral china), pero no he estado tantas veces a orillas del Amarillo, así que es posible que fuera en un viaje que hice con una ONG para plantar árboles en zonas desérticas de la cuenca del Amarillo, porque a la vuelta de ese viaje paramos en unas famosas cataratas del río que ilustran uno de los billetes de la República Popular, de 50 yuanes. Como ya han pasado años, mucha del agua del botellín se ha evaporado, incluso estando tapada, y la botella está medio vacía (o medio llena, depende de cómo veas el mundo). Lo que sí queda para siempre es un poso de tierra en el culo de la botella: es el famoso loess, la tierrecilla fina que le da al Amarillo su color, que es en realidad más marrón que amarillento.


YANGTSÉ

Hace también más de 10 años de la recolección de esta agua, y también el botellín se ha medio evaporado ya. Fue en un viaje que hice en 2004 a Nankín, donde me recibió una china que trabajaba entonces en mi oficina y cuya familia me trató con una hospitalidad que aún me alucina (hasta el punto de que toda la familia durmió en la misma habitación, tres generaciones juntas, para que yo tuviera un dormitorio para mí solo, el que normalmente ocupaban abuela y nieta). He estado después en otros sitios por donde pasa el Yangtsé, como la apasionante Chongqing, la enorme Wuhan o la Presa de las Tres Gargantas, pero hasta que no se consuma del todo ésta no pienso bajar nuevamente a la orilla.


MEKONG

Por una vez, la marca origina del agua mineral del botellín indica perfectamente la procedencia de las aguas del río con el que ha sido rellenado, así que mi hermana no ha tenido que ponerlo en rotulador. El agua la recogí en el delta, en la zona de Vietnam, allá por el año 2004, en uno de mis viajes favoritos de todos los tiempos. No recuerdo exactamente dónde fue, pero seguramente fue en un tour de dos o tres días por el río donde vimos una granja de cocodrilos, una fábrica de caramelos de coco, un templo de la curiosa religión caodaísta, y acabamos en Camboya. Años después, en mi viaje a Laos, navegué largas horas por el río, desde Xishuangbanna (China) hasta Luang Prabang (Laos), en un viaje que entonces no me di cuenta pero fue bastante peligroso.


KWAI

¡Dejad de silbar, leche! Esta botella la rellené en mi visita al mítico río, en el que crucé el mítico puente (aunque es posible que no fuera el mismo, ¿no lo destruyen en la película?) y visité un mítico museo del que os conté algunas cosas en un post de aquel entonces. Fue en el año 2012.


NILO

Ésta es la única botella de la colección que no traje yo, y según las anotaciones de mi hermana en el propio envase se la trajo una cuñada, así que veo que estoy creando escuela. Yo también he estado en el Nilo, pero seguramente ni me acordé de la colección de aguas, consagrado como estaba a defenderme de las insufribles palizas que dan en Egipto los cazaturistas más agresivos, desagradables e indeseables que jamás he conocido. Es pensar en Egipto y ya siento tener a un tipo detrás mío gritándome que le compre algo.


MISSISSIPPI

En mi viaje del año pasado a Estados Unidos me traje dos botellas de agua rellenada, una de ellas con caudal de este río de nombre tan peculiar, con sus cuatro íes, sus cuatro eses, sus dos pes y su eme. El agua la recogí en Saint Louis, cerca del famoso arco gigantesco que simboliza a la ciudad. Saint Louis, dicen, es la urbe estadounidense con más índice de criminalidad, así que pasé un poco de miedo yendo por las poco frecuentadas orillas del Mississippi (en realidad en Saint Louis nada está frecuentado), pero a fin de cuentas no me pasó nada en la ciudad y Saint Louis fue una de las más bonitas urbes que vi en aquel viaje, con sus mansiones de aire francés.


MISSOURI

El único río afluente de la colección -pero vaya pedazo de afluente, casi tan largo como el Mississippi al que vierte sus aguas- se consiguió en Kansas City, la ciudad en la que paré justo después de mi escala en Saint Louis, y en la que hice noche simplemente porque con un nombre así de guapo y como de western pues estaba casi obligado a hacerlo. De todas las aguas de la colección es con toda seguridad la que más me costó obtener, porque las orillas del río en Kansas City están jalonadas de unas enormes y escarpadas piedras por las que escalé a duras penas mientras abajo rugía el agua casi helada (era febrero). A duras penas sobreviví, y el esfuerzo valió de algo, al menos para poder poner su foto en este post.


GANGES

La más reciente incorporación a la colección, obtenida en mi viaje a la India del pasado mes de febrero, fue, en contraste con la anterior, la más fácil de obtener, dado que en Benarés (Varanasi) otra cosa no, pero cómodos escalones que mueren en la orilla del río tienes todos los que quieras, hay que facilitar el acceso al río en el que tanta gente se baña cada mañana. Conviene recordar que en el Ganges mucha gente es cremada y lanzada a sus aguas al morir, así que es posible que en el agua de este botellín haya disueltas cenizas de ser humano, pero para intentar que no fuera así me fui a la parte más al norte del río que pude, antes de que el río pase por los dos templos de Benarés donde se hacen las cremaciones. Por ley física, la ceniza va arrastrada en dirección opuesta y no debería pasar por el sitio donde yo recogí el agua, pero no puedo estar cien por cien seguro de ello, y además creo que no todas las cremaciones en el Ganges se hacen en Benarés, porque es sagrado en todo su curso, quizá en alguna ciudad en tramos más altos del río también lancen cadáveres a sus aguas. Debido a esta duda, y a cierto yuyu que me daba recoger agua sagrada, cuando recogí el agua pedí en voz alta a los dioses hindúes que me perdonaran -no es broma- y luego hice bastantes donaciones en templillos y a mendigos para mejorar el karma (tampoco es broma).

Y bueno, ésta es por ahora la colección. He de decir que he pasado por otros ríos famosos y no he podido, o no he recordado recoger agua, así que la colección podría ser más completa, pero no siempre es fácil: en Birmania no me acordé de acercar un botellín al Irawadi, por ejemplo, y cuando estuve el año pasado en Albuquerque (Nuevo México) intenté hacerme con un poco de agua del río Bravo pero no me dio tiempo a llegar a su orilla, el autobús que debía llevarme a Arizona estaba a punto de salir. Es curioso el hecho de que cuando estoy en Europa me olvido de la colección, o paso de ella, porque no me ha dado la gana de rellenar botellines en el Sena, el Danubio, el crucigramero Po, el Támesis (y eso que mi sobrina ha vivido en su mera orilla varios años) o los españoles Ebro, Tajo o Guadalquivir. En fin, agua que no has de beber, déjala embotellar.

PD: Añado a última hora la botella con la que comenzó todo, la de agua del río Jordán. Mi hermana me cuenta que en aquel entonces "bautizó" con ella a todo aquel que llegaba a su casa, echándole unas gotillas en la frente. Es mejor no seguir con esa costumbre, porque con el tiempo en el interior de la botella se han formado unos misteriosos ectoplasmas que Íker Jiménez debería investigar.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


China va de compras
al fútbol europeo

9 de Junio, 2016, 0:01







Estoy que no quepo en mí de gozo porque mañana comienza la Eurocopa 2016. Este año además llega con el aliciente de que como se ha ampliado el número de participantes de 16 a 24 (cuando yo era pequeño sólo eran 8, qué birria) en esta edición hay varios simpáticos debutantes, como Albania, Gales o Islandia, además de equipos a los que hace tiempos que no veíamos en grandes competiciones internacionales, como la mítica Hungría. El único pero de esta edición es que creo que ya no conozco ni a la mitad de la plantilla de la selección española, y que dudo mucho que gane, aunque casi que mejor para su fama, dado que ya se llevó las dos anteriores y si consiguiera ésta, que lo veo difícil, se volvería un equipo de esos a los que mucha gente tiene manía por ganar siempre, al estilo de Italia, Alemania o Brasil.

De fútbol, como veis, venía a hablar hoy aquí, aunque no precisamente sobre la Eurocopa, sino más bien de otro tema que compete mucho más a China: la irrupción de empresas de este país que se están comprando clubes europeos como quien se compra un jersey para el otoño. Hace poco tiempo no había ningún equipo del Viejo Continente con participación china notable, pero ahora los chinos son dueños de tres -uno italiano, uno inglés y un español-, podría llegar a poseer cuatro en breve, y tienen un buen paquete de acciones en otros cuatro clubes, muchos de ellos de gran renombre.

Ya habréis oído hablar de algunos de estos casos, pero vamos a recordarlos aquí todos:

CON PARTICIPACIÓN
MAYORITARIA DE CHINA



Inter de Milán
: El equipo donde triunfaron Ronaldo o Figo, grandes héroes para los aficionados chinos, es desde esta semana propiedad -en un 68 por ciento- del gigante chino Suning, que empezó siendo una cadena de electrodomésticos (el MediaMarkt de aquí) pero ahora tiene negocios de todo tipo. El Inter ya ha sido un par de años asiático, porque quien ha vendido por 270 millones de euros ese 68 por ciento ha sido un magnate indonesio del petróleo.


Aston Villa
: El primer equipo europeo que han comprado los chinos, hace cosa de un mes, es como el anterior un campeón de Europa en toda regla y en horas bajas (esta temporada ha sido último en la Premier y le ha tocado descender). El Grupo Recon, un consorcio de varias empresas chinas, se gastó 60 millones de euros en el club de Birmingham.


Granada
: Poco después de la venta del Aston Villa se anunciaba que el empresario italiano Gino Pozzo vendía por 37 millones de euros el club andaluz a Jiang Lizhang, que dirige la sociedad china Link International Sports Limited (una empresa de la que poco sé, como en el caso de Recon, y creo que ellas tampoco quieren que sepamos mucho). Ya en la temporada pasada el empresariado chino había irrumpido en la liga española, pero el equipo "filipino" (uno de los motes que tiene el Graná) ha sido el primero en el que los asiáticos tendrán todo el control.


CON PARTICIPACIÓN
IMPORTANTE DE CHINA



Atlético de Madrid
: Uno de los primeros grandes pelotazos de China en el mercado del fútbol internacional. Y patrocinado por la empresa más grande de todas las que estamos nombrando aquí, el conglomerado financiero Wanda (el mismo del Edificio España, la Operación Campamento, etc), que a principios del año pasado gastó 45 millones de euros en la compra del 20 por ciento de la participación en el club.


Manchester City
: Un caso muy especial el de los citizens, ya que las firmas chinas que poseen un 13 por ciento de su capital, CITIC y China Media Capital, son básicamente estatales, así que se podría decir que el Gobierno chino es un importante socio en el club. Aunque la participación es relativamente pequeña comparada con otras vistas aquí, el hecho de que el club sea uno de los que tienen mayor valor de mercado del mundo hace que en la adquisición de ese 13 por ciento del accionariado los chinos se gastaran 337 millones de euros, la mayor cantidad de todas las citadas en este post. Con el Gobierno chino detrás de todo esto, no es de extrañar que Xi Jinping, gran fan del fútbol, visitara el año pasado las instalaciones del ManCity durante su visita oficial al Reino Unido, y hasta dejara que Agüero se hiciera un selfie con él.


Espanyol
: El Xibanyaren, como lo conocen erróneamente los chinos, podría pronto figurar en el primer grupo de esta lista, aunque por ahora lo colocaremos en éste. La compañía china que está detrás en esta ocasión es Rastar Group, que hizo fortuna vendiendo cochecitos de juguete, y gastó 45 millones en el 45 por ciento del club, aunque se pactó que consideraría aumentar su participación al 56 por ciento. No me consta que la ampliación se haya materializado ya, así que de momento aquí lo dejamos.


Birmingham City
: El gran rival local del Aston Villa en Birmingham también tiene importante presencia china, ya que Liu Xingcheng, un magnate del que poco o nada se sabe, posee algo así como el 11 por ciento del club. Otra importante parte del Birmingham City, cercana al 30 por ciento, es del inversor hongkonés Carson Yeung, quien fue condenado en 2014 a seis años de prisión por lavado de dinero negro (aunque está en libertad bajo fianza). Creo que no es un secreto que las cuentas del fútbol no son siempre limpias.


EN LA LISTA DE LA
COMPRA DE CHINA



AC Milán
: Ya hemos visto con Birmingham que los chinos se llevan los clubes de las ciudades a pares, así que a la adquisición del Inter le podría seguir pronto la del AC Milan, que como su vecino ha tenido temporadas mucho mejores que la actual. Silvio Berlusconi, tras más de 30 años al frente del conjunto rossonero, está casi a punto de firmar la venta de un 70 por ciento del equipo a un consorcio de firmas chinas del que no hay por ahora demasiados detalles, pero que como en el caso del Manchester City podrían tener detrás al Gobierno chino.


¿Hay alguna razón que explique esta casi coordinada acción de las empresas chinas en el fútbol europeo? Por tonto que parezca, el hecho de que el presidente chino Xi Jinping sea un gran aficionado a este deporte podría haber influido mucho, teniendo en cuenta su estilo de gobierno tan personalista. No es casualidad que con él en el poder el Gobierno chino haya aprobado un plan maestro de desarrollo del fútbol a larguísimo plazo (con 30 o 40 años de aplicación, un tipo de política que raramente se ve en ningún país ni en ningún sector) cuyo objetivo final declarado es que el fútbol chino sea tan bueno como el europeo a finales de siglo, digno de llegar a una final del Mundial, por ejemplo.

Está claro que para ponerlo en marcha lo esencial es desarrollar el fútbol base, que los niños chinos jueguen al fútbol, pero como en China si no hay beneficios empresariales no se hacen cosas, de momento lo que se ha decidido es hacer inyecciones multimillonarias de dinero público y privado para todo proyecto relacionado con el balompié, compras de equipos extranjeros incluidas, lo que explica en parte el frenesí que estamos viendo. Veamos cómo se desarrolla el plan, con el que se supone que el fútbol será asignatura obligatoria para los niños chinos, tras décadas dedicados al ping pong o el bádminton.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré