chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Adiós Zoomblog, después de más de 10 años...
siempre estarás en mi corazón

8 de Enero, 2017, 0:01

Este blog se traslada a una nueva dirección, donde tendrá un nuevo diseño:




Amigos, el año 2017 ya lleva unos días comenzado y Chinochano lo comienza a lo grande: cambiándose de arriba abajo.

Durante más de 10 años he escrito esta bitácora en Zoomblog, un servicio de alojamiento que me ha parecido siempre el mejor para lo que yo quería hacer (aunque no fuera demasiado popular), pero que desgraciadamente se ha quedado algo anticuado en diseño y en estos tiempos de prisas y estrés se ha vuelto algo incómodo de usar, tanto para mí como autor como para los lectores (a la hora, por ejemplo, de dejar comentarios). Además, y esto es algo que me tiene muy compungido, me siento solo en Zoomblog: creo que soy el único blog de esa plataforma que hoy por hoy sigue actualizándose con frecuencia.

Por todo ello, y con un poco de dolor en mi corazón, he decidido dejar atrás una larga etapa allí y emigrar a Wordpress, donde seguiré escribiendo sobre China y lo que surja.

Siento un poco de tristeza, porque soy una persona algo conservadora en mis costumbres y me duele dejar un blog en el que tanto esfuerzo he dejado, pero también admito que tengo que modernizarme de una vez, algo que algunos lectores llevan diciéndome ya desde la década pasada: renovarse o morir, dice el dicho.

Así que me voy para allá: no va a ser fácil adaptarse y de momento ese blog está en fase beta, pero ya funcionando. Espero que os guste el cambio: intentaré que sea para mejor. El viejo Chinochano de Zoomblog seguirá aquí mientras los administradores lo permitan, para que lo consultéis cuando queráis, pero todo contenido nuevo aparecerá ya sólo allí. Es posible que traslade algunos de los posts de esta versión antigua a la nueva, pero son tantos los que aquí dejé (1.675, para ser exactos) que la tarea va a ser harto titánica, y si la emprendo, tendrá que ser poco a poco.

En fin, lectores y amigos, veamos qué tal se nos da la novedad. Aprovecho para agradecer a los responsables de Zoomblog, que durante tantos años me dieron servicio gratuito y de calidad, y que cuando tuve problemas técnicos los solventaron con rapidez. Os echaré de menos.


Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios


Un año de relleno

30 de Diciembre, 2016, 0:01





Sí amiguitos, aquí nos reunimos otra vez para despedirnos de un año mundialmente convulso como ha sido 2016... El año del Brexit, de la victoria de Trump, del desgobierno español, de la paz en Colombia o del merecido sopapo al que decía "caranchoa". Un año en el que no gustó lo que la gente votó en EEUU, o en el Reino Unido o en Colombia, aunque tampoco es que lo que votamos en España fuera para estar orgullosos. Un año en el que la prensa española decidió que ya no había que hablar de los problemas de la gente, que lo importante de verdad era acabar con el "populismo", por lo que se transformó en una maquinaria propagandística de la que yo, como periodista que soy, estoy cada día más avergonzado y distanciado.

Mientras todo esto pasaba en el mundo, China decidió hibernar. Ha sido increíble la ausencia de noticias memorables que ha sufrido el país más poblado del mundo, una segunda economía mundial que intenta pasar desapercibida como un tímido en una fiesta. Dentro de cinco o seis años, cuando intente hacer memoria, no recordaré nada importante acaecido en este país en 2016. Otros años anteriores también fueron parcos en noticias, pero creo que éste se lleva la palma. La elite política de China, aterrorizada por una posible crisis económica y gobernada por el presidente más reaccionario que ha tenido desde Mao Zedong, el cada vez más ultraconservador Xi Jinping, está paralizada y paralizó al país. Ayudó a ello la censura: siempre la ha habido en este país, pero con Xi está llegando a niveles norcoreanos (hasta prohibieron que la gente comiera plátanos de forma sexy en los vídeos de internet, de ahí la foto que ilustra el inicio de este post). La prensa oficial ya casi sólo saca artículos infumables con declaraciones inanes del presidente o sobre el enésimo purgado por corrupto, la prensa independiente está ausente (diarios como South China Morning Post ya prácticamente sólo publican clickbaits) y la prensa extranjera sólo se centra en culebrones con intereses propagandísticos, como el sobredimensionado conflicto del Mar de China Meridional. China y todo lo que la rodea está yendo hacia atrás, muy hacia atrás, malo para un país que en los años en que caminó hacia adelante lo hizo demasiado despacio.

En fin: pese a todo, algo se pudo rascar de este año tan áspero, así que, como en diciembres anteriores, os presento a continuación una selecta selección de lo que más me llamó la atención de China en 2016. Los hechos noticiables están ordenados al azar, no por orden de importancia o cronológico. Y como el año pasado, os invito a que votéis cuál o cuáles os parecieron más llamativos o importantes a través de esta encuesta.


SÓLO QUEREMOS A IKEA: A principios de año, el régimen comunista dio muestras de cómo las iba a gastar expulsando a Peter Dahlin, un activista sueco de derechos humanos. Lo peor no es que lo echaran del país -algo, de todos modos, poco frecuente cuando se trata de activistas extranjeros- sino que antes le hicieron salir por la televisión pública "confesando" que había obrado mal y "admitiendo" que se merecía esa expulsión. La medida contra Dahlin fue un ejemplo de la cada vez mayor persecución de Pekín a todo intento de la sociedad civil por organizarse y reivindicar derechos. Corren tiempos muy negros bajo el reinado de Xi.
 
  DEVUÉLVANME AL POLO: Con el panorama pintado en la anterior noticia, está claro que no fue un año de muchas protestas o campañas civiles para reivindicar nada, aunque al menos podremos dejar para el recuerdo la que se emprendió para liberar a "Pizza", un oso polar que vivía encerrado en un pequeño cubículo de un centro comercial cantonés, donde lo usaban para atraer visitantes y compradores. Las fotos del oso, con una cara de tristeza y agobio que daba ganas de llorar, dieron la vuelta al mundo y concienciaron a muchos en China sobre la necesidad de mejorar las condiciones de muchos animales que malviven en zoos y atracciones del país.
MANZANO TRAICIONA A PEKÍN: Espero que Gregorio no se enfade con este titular, pero es que eso de ser primero entrenador del equipo de fútbol de Pekín para luego irse al de Shanghái, es comparable a pasarse del Real Madrid al Barcelona... Manzano tuvo un papel bastante aceptable esta temporada en el Shenhua, aunque ni en este equipo ni en el Guoan pequinés ha logrado títulos en los tres años que ha estado en China. A final de esta temporada, en otoño, regresó a España y puso fin a su aventura oriental, a la que podemos dar un aprobado tirando a notable, aunque nos quedamos con ganas de más.
 
  CHINA GANA UN INESPERADO Y MALHABLADO AMIGO: Gran parte de que China pasara buena  parte de este año entre el anonimato y la insustancialidad la ha tenido el hecho de que un nuevo pistolero ha llegado a Asia Oriental, y éste sí, dispuesto siempre a dar titulares increíbles a diario: se trata del nuevo presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte. Descarado, malhablado (ha insultado a todo lo que se movía, desde Obama a la Unión Europea), sanguinario, donaldtrumpiano... pero lo importante para China es que este elemento ha decidido que ya vale de pelear contra un país mucho más potente que el tuyo por unas islas deshabitadas, aunque EEUU te meta cizaña. Duterte decidió poner fin a dos o tres años de agrio conflicto de palabras con China, y el ultramanipulado contencioso del Mar de China Meridional (manipulado por Washington para intentar vender armas y minar a China) ha quedado casi totalmente desactivado. Otra "victoria" este año para la desastrosa Hillary Clinton, quien enardeció este conflicto en su época de secretaria de Estado.
¿CUÁNTOS TURISTAS TIENS? Tiens es una empresa china de ventas en cadena, una especie de Avon o Amway, con miriadas de vendedores/empleados, y cada año miles de ellos, los que más hayan vendido, son llevados de vacaciones a Europa como premio. Este gran viaje en grupo ya dio grandes titulares en años pasados, cuando fueron a Francia o a Holanda, y este año tocó que pasaran por España, con resultados hilarantes. Que si una corrida de toros organizada sólo para ellos, que si alcaldes y autoridades recibiéndolos como si fueran Mister Marshall, el Sánchez Drago rebuznando contra ellos en sus ácidas columnas... En fin, esos maravillosos momentos en que lo más berlanguiano de España se junta con la China de verdad, la del Erguotou y los pijamas callejeros. 
 
  MARCIANOS, MARCIANAS, SALUDOS DESDE GUIZHOU: China sigue embarcada en múltiples proyectos espaciales, y uno de los más espectaculares comenzó este año con la instalación de un gigantesco radiotelescopio en Guizhou, una de las provincias más olvidadas de este país, con el que China busca explorar mejor el universo y, quién sabe, quizá hallar otros seres en él (a ser posible más inteligentes, que no sería difícil). Este año los chinos además mandaron otra nave tripulada, con dos astronautas, y lanzaron un satélite cuántico que no sé muy bien cómo funciona pero que los más visionarios dicen que puede ayudar a investigar algo tan fabuloso e increíble como es la teleportación.
BESITOS EN EL G20: China acogió en septiembre la cumbre política internacional más importante de su historia, la del G20, en la bella Hangzhou, vaciada de gente y coches y convertida en un búnker policial para la ocasión. Sirvió para lo que sirven todas las cumbres, para decir frases grandilocuentes y que el anfitrión saque pecho de su poder de organización. Eso sí, estuvo lleno de anécdotas: Rajoy practicó su deporte favorito (andar rápido) en el icónico Lago del Oeste, los estadounidenses y los chinos casi se pegan por qué escalerilla ponerle a Obama al bajar el avión (sí, el peor conflicto mundial desde la Crisis de los Misiles de 1962)... Ah, y Jean Claude Juncker, el jerifalte de la UE, le dio dos besos a Xi Jinping que dejaron al presidente chino un poco aturdido.
 
  DÍSCOLO VECINO: Kim Jong-un, el líder norcoreano que tanto juego da a alarmistas y a humoristas, debió olerse este año que le iba a salir un duro adversario mediático en Asia -el antes mencionado Duterte- y decidió contrarrestarlo como él mejor sabe: probando bombas atómicas, lanzando misiles al mar, amenazando con guerras y haciendo aspavientos en general. China tuvo otra vez que intentar desmarcarse de su vecino pese a los lazos comunistas que los unen, le tocó hacer mucha diplomacia en la ONU, y acabó cediendo en la aprobación de más sanciones contra Pyongyang. A Kim las sanciones le dan hambre de más bombas...
CHINOLLYWOOD TENDRÁ QUE ESPERAR: Hace un tiempo que se viene diciendo que China pronto va a desbancar a EEUU como el mayor mercado del cine, que Hollywood se va a tener que chinizar al máximo para conquistar ese mercado, que vamos hacia el dominio del cine oriental... pero este año demostró que todo podría ser una burbuja, como le pasa quizá también al fútbol chino. Se está gastando mucho dinero en películas y salas de cine en China, pero las películas de calidad son muy pocas, los blockbusters chinos empiezan a no gustar ni siquiera al público local, y encima hay rumores de que se inflan las cifras de taquilla para lograr mejor posicionamiento. Tampoco acaba de aparecer esa soñada película china que triunfe fuera de este país: Zhang Yimou lo está intentando estos días con "La Gran Muralla", una de las primeras coproducciones chino-hollywoodienses y con Matt Damon como protagonista, pero las críticas le están acuchillando, y el público tampoco está muy entusiasmado con el nuevo experimento de Zhang. A mí, como peli de palomitas, me gusta, pero tampoco es Titanic, la verdad.
 
  TRES TRISTES TURISTAS: Si el año pasado la noticia más visualmente espectacular en China fue seguramente la de la mujer china tragada por unas escaleras mecánicas, en 2016 este trofeo simbólico creo que se lo ha de llevar el vídeo que captó como una familia de tres inconscientes (un matrimonio y la madre de la esposa) se desmontó de un coche en un safari de las afueras de Pekín y fue atacada por un tigre. Premio especial a la estupidez para la esposa, que fue la primera en salir (la fallecida fue su pobre madre, que salió para intentar salvar a su hija de las fauces del tigre). Para colmo, el matrimonio quiso días después denunciar al safari, que está al lado de la Gran Muralla, por no tener suficientes medidas de seguridad. De verdad, que los lleven de nuevo al safari, y esta vez en patinente.
¿ES UN TÚNEL? ¿ES UN LAVACOCHES? NO, ES LA LÍNEA 65: Dio mucho que hablar dentro y fuera de China esta curiosa invención: un autobús enorme, con forma como de túnel, pensado para circular por encima de los automóviles y así sortear los atascos. La idea parecía ingeniosa, según sus autores resolvería muchos problemas de tráfico a un precio mucho menor que el de un metro, pero al poco de aparecer en la prensa de medio mundo ya comenzaron a surgir dudas sobre su viabilidad, y ahora parece que el proyecto está medio abandonado. Tan abandonado que el vehículo está en la misma calle donde fue probado, detenido y lleno de polvo.

  PÁNICO AL MECANISMO ANTIPÁNICO: Nunca antes el dicho "es peor el remedio que la enfermedad" había tenido una aplicación práctica tan adecuada como a principios de este año en la Bolsa de Shanghái. Por si no lo recuerdan: las autoridades chinas, debido a las grandes caídas bursátiles que ese parqué había sufrido en 2015, establecieron un sistema según el cual la cotización se suspendería si la Bolsa caía muy rápidamente en cuestión de minutos. Este "circuit breaker" se puso en marcha al comenzar 2016, ¿y qué pasó? Que en los primeros días del año se activó varias veces, porque el mismo mecanismo causó pánico entre los brokers. Tras unas jornadas bursátiles dantescas, el regulador de las Bolsas chino decidió acabar con el "circuit breaker", antes de que éste acabara con la segunda economía mundial. Nunca un remedio fue tan desastroso y efímero.
DONALD (TRUMP NO, EL OTRO) LLEGA A LA PERLA: Otra noticia ocurrida en Shanghái, más relajada que la anterior, fue la inauguración en verano del parque Disneyland en esa ciudad, el segundo que la factoría de los sueños tiene en China después del de Hong Kong (y tercero en Asia, pues tiene otro en Tokio). Algún día iré a visitarlo: el niño que todos tenemos dentro me ha dicho que le lleve y le compre un helado.
 
  EL DESASTRE DE PANAMÁ: Ya ha quedado un poco olvidado tras varios meses -este tipo de escándalos, como el Wikileaks o el caso Snowden, mueren sospechosamente pronto- pero algunos aún os acordaréis de los Papeles de Panamá, y de cómo en ellos se mostró la de gente de las altas esferas que demuestra gran amor por su país sisándole en los impuestos. Creo que no hace falta ni decirlo: entre los grandes protagonistas de esos papeles también hubo muchos líderes chinos, o sus familias. Es más: en ellos salían familiares o personas cercanas de todos los máximos líderes de este país desde 1949 (Mao Zedong, Deng Xiaoping, Jiang Zemin, Hu Jintao y Xi Jinping). Por supuesto, en China casi nadie se ha enterado de esto.
EDIFICIO ESPAÑA, SEASON 5, EPISODE 78: Uno de los grandes símbolos de la inversión china en España, el Edificio Idem (comprado hace unos años por Wang Jianlin, uno de los hombres más ricos de China) fue protagonista de un culebrón en el que se mezcló el recelo a lo chino, el infatigable asedio del carpetovetonismo a Manuela Carmena, el ladrillazo y otros elementos peligrosos. Wanda, la empresa de Wang Jianlin, tuvo un desacuerdo con las autoridades madrileñas por el futuro del edificio (que ellos querían derribar y construir desde cero, algo a lo que se oponía Madrid) y tras muchos tiras y aflojas decidieron retirarse del proyecto y revender el edificio a un holding murciano (me encanta lo de "holding murciano"). La oposición madrileña, que con tal de meterse con Carmena son capaces de cualquier cosa, le acusó de estar ahuyentando las inversiones, cuando en realidad las ordenanzas que impedían el derribo eran de la Comunidad de Madrid. En fin, la crítica destructiva anticarmenista de siempre, volvemos a verlo estos días con las polémicas por la limitación del tráfico a causa de la contaminación, una medida que, por cierto, es muy similar a la que se aplica en Pekín cuando hay smog. En fin, que Wang Jianlin se ha quedado un poco mosqueado con el ambiente de negocios en España (su soñada Operación Campamento parece que también acabó en agua de borrajas), aunque siempre le quedará su participación en el Atletico de Madrid. Aunque con su idea de ponerle el nombre de Wanda al futuro estadio de los rojiblancos, me temo que va a volver a encontrarse con escollos...
 
  ¿VAS AL SÚPER? CÓMPRAME A MESSI: Ya empezó en 2015, pero este año el gasto que empresas chinas han desplegado en el negocio del fútbol ha llegado a niveles estratosféricos. En estos 12 meses han comprado el Inter, ¡el Milan!, el Aston Villa, y en España ya son dueños de clubes como el Espanyol, el Granada, el Jumilla o el Lorca (esto debe ser para compensar lo del holding murciano del anterior epígrafe). El furor inversor también se ha visto en forma de fichajes cada vez más caros para la liga china, que amenazan con reventar el mercado europeo. El brasileño Oscar acaba de llegar al Shanghai SIPG por 60 millones de euros, Carlos Tévez cobrará 40 millones cada año en el Shanghai Shenhua, y hasta a los representantes de estrellas como Messi o Cristiano Ronaldo les están tentando con ofertas de cientos de millones de euros en fichajes y salarios para sus protegidos. China ha acumulado mucho dinero en estos años de crisis en Occidente, y está dispuesto a gastarse buena parte de ésa fortuna en el deporte favorito de su presidente Xi.
ASCENSOR DEL HORROR: China tiene en los últimos años una relación muy macabra con los aparatos que sirven para subir pisos. Si el año pasado una de las noticias más terribles -ya la he mencionado antes- fue la de la mujer engullida por una escalera mecánica, este año quizá el suceso más escabroso fue la muerte de una señora que quedó atrapada en un ascensor en Xian porque éste se averió y nadie fue a rescatarla hasta pasado un mes. El país asiático abunda en sucesos truculentos, cada semana se dan varios, pero éste fue el que más me impresionó.

  VAN PENÉLOPE: Sí, China es gran cantera de noticias de sucesos, pero también es rica en las noticias anecdóticas, y quizá ésta -que pudo haber acabado en suceso, pero felizmente no fue así- fue una de las mejores. Ocurrió en el aeropuerto de Changsha, una capital provincial de China, al que un buen día llegó un holandés porque desde su Holanda natal había conocido a una bella china por internet y, enamorado de ella, le dijo que iba a buscarla. Llegó al aeropuerto, y como la señora del bolso de piel marrón que cantaba Serrat, como la del muelle de San Blas, el holandés esperó, esperó, y esperó... 10 días se pasó en la terminal, cual Tom Hanks con el corazón destrozado, y al final tuvo que ser atendido por síntomas de malnutrición y deshidratación, después de alimentarse más de una semana exclusivamente con fideos instantáneos. La mujer se excusó diciendo que no se había enterado de la cita y que le había pillado haciéndose una operación de cirugía estética. En fin, el típico plantón que a todos nos han hecho en Badoo o Tinder, sólo que algo más heavy.
HA NACIDO UNA PAYASIL ESTRELLA: En un año bastante gris en China, donde pocos personajes han destacado porque los medios estaban consagrados a rendir tributo al cada vez más grisáceo Xi, la joven nadadora Fu Yuanhui ha sido un rayo de sol en la tormenta, un soplo de aire fresco en el smog, una flor en el vertedero. Fu compitió en los Juegos Olímpicos de Río -en los que China tuvo una actuación peor que en Pekín y Londres- y aunque no ganó oros se ganó los corazones de todo el mundo con sus muecas, sus declaraciones espontáneas y su fantástico desparpajo. Por favor, China del futuro, dame menos Xis y más Fus.

  ¡RACIÓN EXTRA DE BAMBÚ, ESTO HAY QUE CELEBRARLO!: Los organismos internacionales que controlan el estado de las especies en peligro nos dieron una sorprendente y grata noticia: el oso panda, símbolo de China y fuente inagotable de noticias graciosas en esos días en que la actualidad está algo parada, ya no está en peligro de extinción (ahora es "especie amenazada", un nivel menor de alerta). Gran novedad para uno de los mamíferos de aspecto más adorable, aunque curiosamente a los reponsables chinos de protección de estos animales no les hizo mucha gracia, porque creen que eso podría significar menos dinero para los programas de conservación, o que se relaje la guardia en la durante años incansable labor que han llevado a cabo. Sea como sea, parece que tenemos pandas para rato.
TAIWÁN VUELVE A SER UN PROBLEMA: La vida es cíclica, ya se sabe... ¿Que de repente te sale un presidente amigo en Filipinas y uno de tus frentes en el exterior se apaga? Pues tranquilo, que ahora aparece una presidenta independentista en Taiwán, y el polvorín taiwanés, tan tranquilo en los últimos años, vuelve a encenderse... Tsai Ying-wen, la primera presidenta mujer de Taiwán, ganó, como se esperaba, las elecciones de enero y con ello se reactivaron las tensiones en el Estrecho de Formosa, lo que se ha traducido, por ejemplo, en una caída de los turistas chinos a la "isla rebelde". Por mi parte, lo único que me separa de Tsui es que sea una gran amante de los gatos y tenga varios en su casa: como los perros no hay nada, señora presidenta.
 
  TRUMP PROMETE MOVIMIENTO: Donald Trump, uno de los protagonistas indiscutibles de 2016, quizá EL protagonista, aún no es presidente de EEUU, pero ya parece claro que se va a convertir en un dolor de cabeza para China desde que gire el pomo de la puerta de entrada al Despacho Oval. Ya lo demostró en su campaña, donde el argumento "China ens roba" fue uno de sus temas favoritos, y una vez elegido, cuando empezó a decir que estaba dispuesto a reconocer a Taiwán como Estado (lo dijo, por supuesto, en su Twitter, que va a tener que empezar a ser considerado arma de destrucción masiva). En fin, no es que Hillary Clinton prometiera mucha mejor relación con los chinos, pero Trump, por su impredecibilidad, está empezando a dar miedo en Zhongnanhai.
ANIVERSARIOS VARIOS: 1976, a diferencia de 2016, fue un año muy movido para China: se acabó la Revolución Cultural, se murieron Mao Zedong y Zhou Enlai, se produjo el terremoto de Tangshan, nació el futuro autor de Chinochano... Pasados 40 años, fue el momento de recordar, al menos en la prensa extranjera, algunos de esos convulsos hechos, lo que nos sirvió para desempolvar complicados recuerdos y rezar para que no vuelvan a ocurrir. Bueno, no lo digo por mi nacimiento... y sí, estoy en la crisis de los 40. No se preocupen, ya me he comprado una moto y he viajado a la India a encontrarme a mí mismo: de hecho, este blog se hizo totalmente indio varias semanas, ¿recuerdan?
 


Bueno, esto es lo que más recuerdo de un año algo flojillo. Eso, y también el oro del equipo de voleibol chino en Río, la restauración con cemento de un tramo de la Gran Muralla, el lío de faldas de Lin Dan (el mejor jugador de bádminton de todos los tiempos, pillado in fraganti con una amante), la moda de los puentes de cristal en las montañas chinas, el controvertido anuncio de detergente que convertía a un negro en un blanco... Adiós, 2016, y a ver qué nos depara 2017: estoy seguro que mucho más movimiento, al menos en China.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios


Palomitas y Yimou

20 de Diciembre, 2016, 0:01



El pasado fin de semana fui a ver la película china The Great Wall (La Gran Muralla, según Google Translator), que llega con mucho morbo por bastantes razones:

- Es la última película de Zhang Yimou, el más famoso director chino, y sus filmes dan mucho que hablar, ya sea en alabanzas o en críticas (un poco como lo que ocurre en España con Pedro Almodóvar). Zhang Yimou intenta explorar siempre nuevas cosas con cada peli que hace, y esta vez su experimentación llega por el hecho de que por primera vez realiza un film en el que el idioma principal es el inglés (aunque también haya algo de diálogo en chino).

- Es la más cara de la historia del cine chino, con un presupuesto de 150 millones de dólares (las pelis más caras de Hollywood han llegado a costar más del doble que eso, pero para China no está mal).

- Está protagonizada por Matt Damon, lo que ha traido cierta cola desde que se mostraran los primeros trailers del film, ya que hubo gente que se quejó de que en la película -que cuenta una historia ambientada en la antigua China pero mezclada con elementos fantásticos- se había metido una estrella de Hollywood con calzador.

- Es la primera coproducción chino-estadounidense de Legendary, una productora de Hollywood de las de toda la vida pero que desde este año es propiedad de Wang Jianlin, uno de los hombres más ricos de China (si no os suena, es el dueño de Wanda, la empresa que intentó sin éxito tirar el Edificio España madrileño, y la que quizá en "venganza" por ese pufo ha bautizado con su nombre al futuro estadio del Atlético de Madrid).

Con estos antecedentes, la película llegaba con muchísima expectación entre los críticos y los observadores del mercado del cine, no sólo por ver si logrará ser un taquillazo en China (que va camino de ser el mayor mercado cinematográfico del mundo) sino también por ver si conseguirá tener éxito fuera del país, que es lo que quiere Legendary (de ahí, obviamente, la contratación de Matt Damon, o el uso del inglés en la mayor parte de los diálogos). Pero bueno, eso no lo sabremos hasta febrero, que es cuando se estrenará en Estados Unidos (en España y en Latinoamérica, que yo sepa, no hay de momento fechas para su llegada, pero vamos, estoy seguro de que tarde o temprano la podréis ver los que me leéis desde allí).

El film arranca con una idea muy interesante: la Gran Muralla de China, ese monumento que todos conocemos y algunos hemos escalado entre sudores, no está edificada para defender a la gran civilización oriental de los mongoles, los hunos, los turcos, los manchúes u otros pueblos que en la Historia real amenazaron a los chinos, sino contra unos monstruos verdes y llenos de dientes llamados Taotie, unos bichos que Zhang Yimou tomó de antiguas leyendas chinas. Matt Damon, que llega un poco por accidente a esa Gran Muralla, se encuentra con este panorama y ayudará a los chinos a luchar contra estos sanguinarios Taotie.


Representación de un taotie en una vasija de bronce de la dinastía Shang.
En la peli son igual de verdes, pero más chungos...



Debo mencionar aquí que en la peli no sólo aparece Matt Damon, sino también Willem Dafoe (su papel, para mi gusto, está poco desarrollado en la historia) y el chileno Pedro Pascal, ya que en la historia hace de amigo español de Matt Damon. Eso hace que Zhang Yimou en la peli no sólo haya usado el inglés y el mandarín, ya que también aparecen algunas frasecillas y palabras sueltas en castellano, pronunciadas por el personaje que encarna Pascal, que algunos conoceréis por su papel de guerrero de Dorne en Juego de Tronos. Una de las palabras que pronuncia en "The Great Wall" es "chinos", así, como suena, y con cierto acento latinoamericano. Por si su pincelada hispana en la película no queda del todo clara, hay un momento de la historia en el que el personaje torea a uno de los monstruos (pues sí, en China recurren al topicazo con los españoles, pero tampoco es que nosotros seamos muy sofisticados cuando retratamos lo chino). Se me ocurre que este toque español de la peli podría ser un guiño al público hispanoamericano: no olvidemos que el gran amigo español de Wang Jianlin y de Wanda es el presidente del Atlético, Enrique Cerezo, que es productor cinematográfico y a lo mejor podría ayudar a que el film llegue a los cines de España y Latinoamérica.

La película va a ser polémica, y la polémica va a llegar porque no es el tipo de cine que los fans más puristas de Zhang Yimou esperan de él, ese cine social y crítico que le hizo ganar tantos premios en los festivales europeos en los 80 y 90. Si uno la gozó con "Vivir", "La linterna roja", "Semilla de Crisantemo", "Qiu Ju" o "Ni uno menos" y espera algo similar, se va a quedar decepcionado, porque "La Gran Muralla" es cine comercial, de efectos especiales y palomitas, más parecido a una peli de Marvel que a sus filmes de autor. De todos modos, cualquiera que haya visto el trailer ya sabe lo que le espera, y además Zhang Yimou no reniega en absoluto del cine comercial y de acción, como demostró en "Héroe" o "La casa de las dagas voladoras", películas que, por cierto, conocen mejor los espectadores más jóvenes, y han hecho que Yimou esté llegando también a públicos nuevos. Yo creo que en el fondo lo que le gusta al director de Xian es no encasillarse, desconcertar al espectador, porque en los últimos años, aunque ha optado más por películas comerciales, tampoco ha renunciado a volver a veces a sus inicios, como demostró con "Regreso a casa", su anterior película, que relataba la historia de una mujer que había sufrido tremendamente en la Revolución Cultural...

Respecto a mi veredicto sobre La Gran Muralla, que está totalmente predispuesto por el hecho de que soy un fan incondicional de Zhang Yimou, yo digo, simplemente, que es una buena película de acción con ese sublime toque que el director le sabe dar a todo, ya sea una comedia, un drama histórico, una película de guerra o, como en esta ocasión, un film de fantasía épica. Fantásticos paisajes de las montañas rayadas de Gansu, peleas trepidantes de hombres contra monstruos, un final de infarto, y todo con mucho color y muy bien puesto, como siempre ha sabido hacer el bueno de Zhang. La película se hace corta y sabe a poco, no en vano apenas dura hora y media, creo que podrían haber puesto algo más de historia. El argumento es simple y directo como un cuento para niños, pero allí creo que Zhang Yimou no se desvía de lo que ha hecho durante toda su carrera ni se traiciona: en todos sus trabajos, comerciales o no, siempre ha destacado por contar las cosas con mucha simplicidad, sin demasiado diálogo y prefiriendo la imagen espectácular a las palabras enredadoras. Si se va con la mente abierta, dejándose llevar por el novedoso experimento casi marveliano en el que se ha embarcado Zhang Yimou, yo creo que al menos se puede disfrutar de un buen cine de palomitas. Muy importante: esta peli hay que verla en gran pantalla. En DVD no valdrá un pimiento.

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré