chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano
Contacta

chinochanoblog@gmail.com


¿Interesado en viajar a China?

(promocionado por
The China Guide)


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Coreanos, os entiendo

12 de Febrero, 2016, 0:01

Me gusta de vez en cuando leer blogs de países vecinos al chino: para Japón, consulto un clásico entre clásicos, Kirai. De Rusia me encanta Crónicas Rusas (que pena que no sea muy prolífico) y para Corea del Sur me dirijo a Paella de Kimchi. En este último el post que quizá me ha impresionado más fue el que hace unos meses nos contaba que todos los surcoreanos se habían vuelto locos por comer y comprar unas nuevas patatas fritas con sabor a miel y mantequilla, las Honey Butter Chip. Hacían colas kilométricas en las tiendas, recorrían toda la ciudad para buscarlas porque en muchos establecimientos estaban agotadísimas, las revendían en internet, ¡incluso hubo sitios donde tuvieron que prohibir comprar a los clientes más de una o dos por persona! Me pareció fascinante la locura que puede despertar algo tan banal como una bolsa de patatas, y más en una época en el que los sabores de las patatas fritas se han multiplicado hasta ser ahora... no sé, ¿millones?


Coreanos con las patatas de la locura.


Bien, pues el artículo me fascinó, pero me olvidé de él hasta que un día, paseando a mi perra por Pekín, paré en un colmado de cerca de mi casa y por entretenerme un poco compré una bolsa de patatas, sin reparar mucho en su sabor. Me llamó más la atención en esos primeros momentos su aspecto ondulado (pero con unas ondas más grandes de lo normal en las patatas), y como siempre he sido un fan de las papas onduladas, me las compré para pasar el rato.


Apreciad su belleza natural, y de paso la de mi dedo pulgar.



Seguíamos mi perra y yo paseando, abrí la bolsa y pensé... "¡joder, qué buenas están estas patatas!". No había probado unas tan sabrosas en la vida. Eran dulces y cremosas, sabores que no se le ocurriría a uno en principio que se adaptaran bien a una patata frita, pero que resulta que sí lo hacen. Tanto me gustaron que repetí la compra durante algún paseo perruno más en los días siguientes.

Aún tardé unos días -a la segunda o la tercera bolsa- en descubrir que las patatas eran de mantequilla y miel (pensé al principio que eran de queso). Y me costó dos o tres bolsas más recordar el artículo de Paella de Kimchi sobre la locura que un producto igual había despertado en la vecina Corea.


El nombre de las patatas también es encantador:
Para decir "onda" en vez de usar la palabra adecuada en mandarín (bo, 波)
usan el carácter chino para cóncavo (ao, 凹) y el que se usa para convexo (tu, 凸).
Más literario, digamos.


No me consta que en China este tipo de patatas fritas que tanto me ha enganchado a mí haya causado el mismo frenesí que en Corea del Sur, pero a título individual puedo decir que están deliciosas y que en cierta manera entiendo a los surcoreanos. Por lo demás, les aseguro, señores, que estando en la India no me ha entrado el mono de patatas con mantequilla y miel, que puedo dejarlas cuando quiera... sólo déjenme tomar la última.

Enlace Permanente

Por ahora hay 1 comentarios

Pincha aquí para comentar


Feliz año, monadas

7 de Febrero, 2016, 0:01

El mundo chino despide esta noche el Año de la Cabra para recibir el Año del Mono, uno de los animales más apreciados del zodiaco chino (se espera por ello que haya un baby boom de niños, porque la cabra no es tan querida y muchas parejas decidieron esperar un añito). Yo, como de costumbre, lo celebro fuera de China: estoy en Varanasi (Benarés), a orillas del sagrado Ganges, así que hermano aquí a indios y chinos con la imagen de Hanuman, el dios-mono de los hindúes.



El mono no sólo es un animal apreciado para regir el año en que naciste, también es el protagonista de uno de los personajes más populares de la mitología china, el Rey Mono (Sun Wukong, que a muchos de mi generación os sonará porque inspiró al Son Goku de la Bola de Dragón, otro mono viajero).

En fin, que el mono nos ayude con sus monerías a pasar este año lo más felices posible, y que os traiga prosperidad, riqueza y abundancia, que es más o menos lo mismo tres veces pero para los chinos es de lo más importante que se debe desear. Que entréis bien en el Año del Mono, y para celebrarlo bien en este blog, siguiendo una tradición que ya tiene más de una década de historia, ahí va una buena colección de famosos primates.


     
     
     
     
     
     
     
     
     
   
     



Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Servicios mínimos desde otro país lleno de gente

4 de Febrero, 2016, 0:01


Estoy en la India, de vacaciones invernales durante todo este mes de febrero. No me traje el ordenador, así que mi posteo en las próximas semanas dependerá un poco de que halle tiempo y algún cibercafé para poder escribiros. Como ahora, en este polvoriento ciber de Agra, cerca del Taj Mahal. Cuando regrese a China os podré enseñar alguna foto y contar alguna cosa más de este país.

India es un país que pese a su vecindad con China y su importancia he pospuesto muchos años visitar, sobre todo porque tiene fama de tener los timadores más incansables del planeta. Tras unos días aquí, ya los he podido catar, y aunque es cierto que pueden ser muy pesadetes y que alguno ya me ha roto las bolas lo suyo, se siguen llevando la palma en mi ranking particular los de Egipto. Al menos antes de la maravillosa "Primavera Árabe", no sé si después ha seguido la cosa igual.

Pero bueno, India no sólo es eso... Es un país intenso, como sabréis. China puede estar más poblada, pero en la India la superpoblación se nota mucho más, por lo estrechas que son sus calles. Personas, motos, perros, vacas, basura, orina, pachuli, monos y millones de cosas más se mezclan en las calles de este lugar tan lleno de vida, caos, gritos y pitidos de claxon. Pasear unos minutos por una calle de la India es intensito para bien o para mal, a mí me está fascinando pero reconozco que luego necesito una o dos horas en un lugar tranquilo para recuperar un poco los nervios. Es como pasear por un pueblo turístico chino el día de Año Nuevo, pero todos los días y a todas horas.

China y la India son diferentes, pero hay cosas comparables... En sus dos capitales hay smog, por ejemplo (aunque he tenido suerte y estos días Delhi estuvo relativamente bien). Y en población están casi empatadas: cuando yo era pequeño India tenía 700 millones y China 1.200, pero 30 años después los indios casi han alcanzado a los chinos: 1.200 son los primeros y 1.300 los segundos. No sé si el fin de la política del hijo único en China significará que la distancia se mantenga aún unos años más, pero tarde o temprano India será el país más poblado de la Tierra. Por cierto, que estando aquí me he enterado de que también en India están prohibidas las ecografías para saber el sexo del feto, por temor a abortos selectivos de niñas, como pasa en China.

En fin, que lo dicho, escribiré lo que pueda, pero volveré con más fuerzas y fotos en marzo. Namasté... na más te digo.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Juguemos algo al go

29 de Enero, 2016, 0:01

Hace ahora 20 años, en febrero de 1996, una célebre computadora, Deep Blue (desarrollada por un taiwanés, por cierto) hizo historia al ser la primera en derrotar a un campeón del mundo humano de ajedrez (Gary Kasparov). Aquella hazaña movió al mundo a filosofar: la máquina se estaba adelantando al hombre, era el principio del fin... La pesadilla de Terminator o de Matrix, con las máquinas dominando al ser humano, estaba por venir.

Kasparov, hay que recordarlo, se cabreó mucho con esta derrota
y dijo que no era verdad, que el computador estaba amañado y le ayudaban humanos
(es curioso que preferiera admitir que le ganaba un humano pero no una máquina)



Dos décadas después, no sé si las máquinas nos han vencido, cierto es que han dominado nuestro tiempo (como demuestro ahora mismo al escribir este blog), pero todavía tienen hazañas que superar, y ahora acaban de hacrer historia nuevamente al ser capaces de ganar por primera vez a campeones humanos en el juego del go, que según muchos entendidos es el deporte mental más complejo del mundo. Una computadora desarrollada por Google ha conseguido derrotar al campeón de Europa, el chino nacionalizado francés Fan Hui, y en marzo se enfrentará al campeón del mundo, el surcoreano Lee Sedol, para seguir batiendo marcas.


El go es un juego aparentemente simple, que se juega con piedrecitas blancas y negras todas ellas iguales, no con distintas características como las del ajedrez. Sin embargo, su aparente simplicidad a primera vista encierra, según dicen, una dificultad endiablada. El objetivo del juego es colocar cuantas más fichas de tu color puedas en un tablero de 19 x 19 posiciones, pero teniendo en cuenta que si tu oponente te rodea, pierdes las fichas que hayan quedado encerradas.




Hay alguna regla más, pero no muchas, es mucho más sencillo de aprender que el ajedrez, pero, por lo que dicen, mucho más difícil de dominar, porque las posibilidades de jugadas son muchísimo mayores (al parecer, los posibles movimientos en una partida de go suman un número mayor que el de átomos que contiene el universo). Es por esta gran complejidad que se pensaba hasta ahora que una computadora no podría procesar todas las posibilidades del go ni vencer jamás a un humano, y haber demostrado lo contrario se ha considerado una hazaña, tanto que ha merecido la portada de esta semana en la revista científica Nature.


El go es un juego nacido en China (donde lo llaman weiqi), aunque a Europa llegó desde Japón, por lo que su nombre internacional más conocido viene de su nombre en japonés, y muchas veces se cree que es un juego originario de esas islas. En China, no obstante, también es muy popular, algunos de los grandes campeones mundiales son de aquí, y en la televisión, sobre todo en los canales deportivos, hay programas que analizan durante horas partidas famosas y muestran estrategias posibles para los jugadores más avezados. El mejor jugador de todos los tiempos, para algunos, fue un japonés nacido en China, Go Geigen (que mira que es curioso llamarse igual que el juego, es como si el mejor maestro de ajedrez hubiera sido bautizado Ajedrez González).

No puedo decir que sepa mucho de go, es un juego que no acabo de entender porque imagino que requiere una inteligencia matemática y espacial superior a la mía, pero por lo visto la gran originalidad del juego, la que lo hace diferente a otros grandes juegos de la mente como el ajedrez, las damas o el backgammon, es que los jugadores están siempre en constante conflicto no sólo con el oponente, sino con sí mismos. Si te dedicas a poner tus piedras unas cerca de otras, éstas se defienden bien, van seguras, pero te quedas en una parte pequeña del tablero. Si pones una piedra en cada punta del tablero, quedan aisladas e indefensas. El gran jugador debe combinar estas dos formas de jugar, que tienen a la vez ventajas e inconvenientes. Buscar el equilibrio entre la seguridad y la aventura, entre el yin y el yang que para el taoísmo es el secreto de la vida.





Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


Quemoy, frente a Amoy

24 de Enero, 2016, 0:01


Ya que en esta semana que termina Taiwán ha sido uno de los temas más destacados de la actualidad en China (por las elecciones de las que hablé en el anterior post), me apetece seguir en el asunto y hablar algo de un fascinante lugar que tiene mucho que ver con él: la isla de Kinmen.

Seguro que a cualquiera que se haya acercado alguna vez a la historia de China y Taiwán, y sobre todo a ese momento clave en el que las tropas del Kuomintang, derrotadas por los comunistas de Mao, se refugiaron en la isla, les parece bastante increíble que en aquel entonces, en los años 40 y 50, China no invadiera Taiwán a lo bestia (influyó, como dije hace unos meses, el hecho de que China se metiera justo entonces en la Guerra de Corea, y que EEUU en represalia, ayudara a los taiwaneses).

Si parece increíble esa "supervivencia" de Taiwán, más increíble os parecerá lo de Kinmen. Esa islita, habitada por unas 125.000 personas, está a apenas 10 kilómetros de las costas de la República Popular de China, y a 180 kilómetros de Taiwán. Y sorprendentemente (para quien la vea en un mapa y no sepa de historia chino-taiwanesa), está controlada por los taiwaneses:







Kinmen, también conocida como Jinmen (en pinyin) o Quemoy (en dialecto de los isleños) es una isla singular, como veis. Su destino se decantó del lado taiwanés el 25 de octubre de 1949, cuando la República Popular de China, que entonces no tenía ni un mes de vida, decidió conquistarla desde la vecina Xiamen (que en el dialecto local se llama Amoy, son islas "primas"). Los chinos no calcularon bien las tropas del Kuomintang que se habían refugiado en la isla, no les ayudó mucho el clima ni los barcos pesqueros que usaron y les quedó un Desembarco en Normandía muy chapucero, por lo que acabaron perdiendo la llamada Batalla de Guningtou, que para Taiwán fue un triunfo histórico y para China fue una vergüenza tal que durante décadas no fue contada en ningún documento.

En los primeros años 50, China se tuvo que olvidar un poco de Kinmen (y de Taiwán) por su participación en la Guerra de Corea (1950-53) pero después de que ésta terminara volvió a intentar vencer a las tropas del Kuomintang en Kinmen mediante bombardeos (también desde Kinmen se bombardeó Xiamen), entre mediados y finales de esos años 50. En aquel tiempo la situación de Kinmen era tan dramática que fue motivo de polémicas en Estados Unidos, que ya entonces se había convertido en el gran aliado militar de Taiwán. Kennedy, entonces en la oposición, le decía al presidente Eisenhower que por qué se empeñaba en ayudar a defender unas islas que estaban tan cerca de China (aunque luego, cuando ganó las elecciones, también prometió defenderlas).



A partir de los 60, China, Taiwán y EEUU firmaron una tregua que se tradujo en que dejó de haber bombardeos, aunque los chinos siguieron lanzando de vez en cuando proyectiles sin carga a Kinmen a modo de advertencia. Lanzaron tantos, que en Kinmen uno de los oficios artesanales más reputados es el de personas que recogen los restos de esos proyectiles y con ellos fabrican cuchillos. Recientemente, Javier Espinosa, de El Mundo, estuvo en la isla y entrevistó a uno de esos cuchilleros.



Cosas de la vida, cuando recientemente el negociador chino para Taiwán (Zhang Zhijun) realizó una histórica visita a esa isla que tanto ha simbolizado la enemistad entre chinos y taiwaneses, le regalaron, no sé si con mala leche o con sinceridad, uno de esos cuchillos, que también es un souvenir muy preciado entre los turistas chinos que desde hace ya cosa de 10 años pueden visitar Kinmen.


Lo que ya no sé es por qué detrás pone "maestro", así, en español (o italiano).


Además de con proyectiles vacíos, China y Taiwán se han "bombardeado" en esa zona con propaganda. Al estar Kinmen y Xiamen tan cerca, desde la una se puede ver la cosa de la otra, al menos en días claros, así que en sus costas enfrentadas se colocaron durante décadas grandes carteles intentando convencerse mutuamente de sus ideas. Carteles que, curiosamente, en los dos casos proponen reunificación, aunque cada uno a su manera:


Desde la costa de Xiamen: "Reunificación pacífica, un país, dos sistemas".



Enfrente, en Kinmen: "Tres principios del pueblo unen a China".
Un mensaje algo críptico que hace alusión a la ideología con la que nació el Kuomintang.



Como veis, la situación de Kinmen es bastante atípica, aunque en un lugar como China y sus alrededores, donde lo atípico es casi norma (Hong Kong, Macao, el Tibet, Taiwán, hasta la situación de las dos Coreas si me apuráis) no es tan sorprendente que pueda haber algo así. Los kinmeneses, por cierto, son hijos de esa compleja historia, y su forma de pensar (al menos eso he leído, que no he hablado con ellos) es bastante curiosa: debido a sus décadas de tribulaciones, bombardeados y amenazados por la cercana China, son obviamente muy opuestos al régimen comunista, pero al mismo tiempo, por su cercanía geográfica, se consideran tan chinos como los que tienen a 10 kilómetros al otro lado.

Además, no les gusta demasiado el Partido Demócrata Progresista (PDP), los independentistas de la nueva presidenta Tsai Ing-wen, porque ese partido al parecer ya ha dejado caer alguna vez que si consiguiera su objetivo de ser un país independiente, entregaría Kinmen a China, sea ésta comunista o no. Por esa razón, en Kinmen casi siempre gana en las elecciones el Kuomintang, y de hecho hay veces que el PDP ni presenta candidatos en esa isla. Para el Kuomintang, en cambio, la isla es un gran símbolo histórico, y en sus dirigentes siempre sobrevoló la idea de que si un día Kinmen caía, podría caer el resto de Taiwán, de ahí su defensa a toda costa (y nunca mejor dicho).


Cañones en la costa.


Y si Kinmen es curiosa, también lo es Matsu, otra isla aún más pequeña, con sólo 12.000 habitantes y nombre de diosa china del mar, que controla Taiwán todavía a mayor distancia. Pero de ella ya hablaremos en otra ocasión.


PD: Con tanto cañonazo no me ha dado tiempo de promocionar nada, pero Kinmen debe ser además un sitio muy bonito para visitar.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Esas lideresas

18 de Enero, 2016, 0:01

Todos los que sigáis la actualidad de China y sus alrededores sabréis ya que el pasado sábado Taiwán ha escogido a Tsai Ing-wen como presidenta de la isla. Es la primera vez que una mujer consigue este cargo. Tsai, del opositor Partido Demócrata Progresista, era la gran favorita desde hace meses, así que la llegada de una mujer a la presidencia de Taiwán era algo muy anticipado (y encima durante mucho tiempo se pensó que su gran rival, el Partido Nacionalista Kuomintang, también presentaría una mujer como contendiente, aunque al final no fue así).



Tsai es de un partido de talante "independentista", como solemos decir los periodistas desde China y Taiwán, aunque es poco probable que ella, igual que Puigdemont, llegue a proclamar unilateralmente la independencia de la isla, más bien lo que parece es que intentará mantener el actual statu quo de separación política de facto sin excesivo acercamiento a China, tras ocho años en que el Kuomintang fue por momentos visto como un actor completamente plegado a la República Popular.

De todos modos, tampoco creo que Taiwán con Tsai se enemiste mucho con China: es su principal socio comercial, además de los lazos históricos y culturales que los unen, y a ninguno de los dos les conviene actualmente entrar en grandes conflictos. Se suele decir que el PDP de Tsai es un gran enemigo de los comunistas chinos, pero en la práctica esto tampoco suele traducirse en algo más que retórica. Por ejemplo, la anterior vez que el PDP gobernó, de 2000 a 2008, fue cuando China y Taiwán acordaron el histórico restablecimiento de los vuelos entre ambos territorios.

A mí de Tsai lo único que no me gusta es que le encantan los gatos, y para alguien que como yo es de perros, esto sí que es una diferencia insalvable.


Tsai se une a una larga lista de mujeres que han liderado Estados o Gobiernos en Asia desde mediados del siglo XX. El gran continente asiático, aunque a veces se olvide, es el continente donde las mujeres llegaron primero al poder democrático (o republicano al menos) y una de las regiones del mundo donde más veces han repetido este hito. Los casos son muchos y entre ellos reconoceréis a algunas de las mujeres más carismáticas de la historia política mundial:


Khertek Anchimaa-Toka.
Presidenta de la República de Tuva (hoy parte de la Rusia asiática) de 1940 a 1944.
Primera mujer presidenta del mundo (aunque el país no fue plenamente reconocido por la comunidad internacional en la época).
 
Sukhbataaryn Yanjmaa.
Presidenta de Mongolia de 1953 a 1954.
Si la anterior no os convence, ésta sería la primera mujer presidenta de la historia.

Song Qing-ling.
Esposa de Sun Yat-sen, fundador de la República de China.
Más de medio siglo después de la muerte de su marido fue presidenta de honor de la República Popular China, en 1981, pero sólo durante 12 días, pues murió el mismo mes de su nombramiento.
Curiosamente, su hermana Song May-ling fue primera dama de Taiwán durante décadas (era la esposa de Chiang Kai-shek).
 
Corazón Aquino.
Presidenta de Filipinas de 1986 a 1992. Viuda de Benigno Aquino, asesinado por la dictadura de Ferdinand Marcos (cuya mujer, la zapatista Imelda Marcos, aún vive y también ha sido una mujer muy poderosa en el archipiélago). Corazón, fallecida en 2009, era también madre del actual presidente filipino, Benigno Aquino III.
 
Chandrika Kumaratunga.
Presidenta de Sri Lanka de 1994 a 2005. Antes fue primera ministra del país. Es hija de Sirimavo Bandaranaike, otra mujer que se nombra un poco más abajo.
 
Gloria Macapagal.
Presidenta de Filipinas de 2001 a 2010. Pequeña pero enérgica.
 
Megawati Sukarnoputri.
Presidenta de Indonesia de 2001 a 2004.
Hija de Sukarno, líder de la independencia del país y primer presidente.
 
Dalia Itzik.
Presidenta de Israel de enero a julio de 2007.
 
Pratibha Patil.
Presidenta de la India de 2007 a 2012.
 
Roza Otunbayeva.
Presidenta de Kirguizistán de 2010 a 2011.
 
Park Geun-hye.
Actual presidenta de Corea del Sur. Hija de Park Chung-hee, presidente asesinado.
 
Bidhya Devi Bandari.
Presidenta de Nepal desde el año pasado y líder comunista.
 
Sirimavo Bandaranaike.
Primera ministra de Sri Lanka en tres décadas distintas: de 1960 a 1965, de 1970 a 1977 y de 1994 a 2000. Primera mujer que fue primera ministra en el mundo.
 
Indira Gandhi.
Primera ministra de la India de 1966 a 1977 y de 1980 a 1984. Fue asesinada por sus guardaespaldas. Su hijo Rajiv, que la sucedió, también fue asesinado.
 
Golda Meir.
Primera ministra de Israel desde 1969 a 1974. Fue llamada la "Dama de Hierro" antes de que llegara Margaret Thatcher.
 
Benazir Bhutto.
Primera ministra de Pakistán de 1988 a 1990 y de 1993 a 1996. Primera mujer en liderar el Gobierno de un país musulmán. Asesinada en 2007. La he puesto en una foto de joven porque tenía entonces una belleza de estrella de Hollywood.
 
Khaleda Zia.
Primera ministra de Bangladesh de 1991 a 1996 y de 2001 a 2006.
(A estas alturas ya habréis visto que en el subcontinente indio las mujeres mandan mucho).
 
Tansu Ciller.
Primera ministra de Turquía entre los años 1993 y 1996.
 
Sheikh Hasina.
Otra primera ministra de Bangladesh, en su caso desde 1996 a 2001 y desde 2009 hasta la actualidad.
 
Han Myeong-sook.
Primera ministra de Corea del Sur de 2006 a 2007.
 
Yingluck Shinawatra.
Primera ministra de Tailandia de 2011 a 2014. Destituida por escándalos de corrupción aderezados de golpes militares, como le pasó a su hermano Thaksin pocos años antes.


En la lista anterior no se pudo incluir, aunque hubiera estado bien, a otra política asiática famosa y carismática: la birmana Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz 1991, quien ganó las elecciones de su país en 1990 pero no pudo ascender al poder porque la dictadura militar se lo impidió, colocándola en un arresto domiciliario que duró largos años.


No he incluido tampoco en la lista reinas ni emperatrices, porque ya sólo en el caso chino me podría perder en sus larguísimos anales históricos... Sólo mencionaré, por decir algo, que China tuvo una emperatriz que reinó sólo unas cuatro horas y cuando sólo tenía dos meses de edad, quizá el soberano más breve de la historia.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Pincha aquí para comentar


Un paripé llamado Wanda

16 de Enero, 2016, 0:01


Construcción del Edificio España, circa 1950.


Estoy tentado de deciros que me alegro de que esta semana se haya montado la polémica del Edificio España en Madrid, porque así me da una excusa perfecta para inmiscuirme en un asunto que me está causando estupefacción desde hace meses pero que, como hasta ahora no tenía que ver con China, no estaba tratando en este blog (aunque me desfogaba en Twitter, como algunos followers sabrán). Me refiero a la campaña de acoso y derribo que desde el minuto uno de la llegada de Manuela Carmena a la alcaldía de Madrid ha emprendido el antiguo régimen. Tuits con chistes malos sacados del Pleistoceno, reinas magas que a los niños les dan totalmente igual, webs de información satanizadas porque parece ser que el Ayuntamiento no tiene derecho a desmentir todas las barbaridades que le sueltan... en fin, cualquier argumento infantil, que toma a la opinión pública por inculta, ha parecido bueno para intentar lavarnos el cerebro y tratar de evitar que en el futuro se nos vuelva a ocurrir votar otra vez a alguien que no sea de los partidos corruptos y apoltronados de toda la vida. Pues señores, como acaban de involucrar a Wanda, a los chinos, en esta guerra propagandística, me han dado la excusa perfecta para entrar desde aquí en esta batalla campal.

La polémica que me da pie comenzaba esta semana con esta noticia aparecida en OK Diario, un nuevo periódico digital que ha sacado el célebre periodista y tertuliano Eduardo Inda:



Antes de empezar, tengamos en cuenta quién es Eduardo Inda. Los que no lo conozcan, que se documenten un poco con un ratillo en el YouTube, por favor. Habitual tertuliano en La Sexta, sus principales argumentos son gritar, interrumpir al rival, decir que Podemos es bolivariano, etarra e islamista radical, y en definitiva usar argumentos que, una vez más, son un insulto a nuestra inteligencia porque parten de la creencia de que somos tontines. Ese hombre ha fundado un diario que por lo que parece tiene como principal objetivo atacar a los nuevos movimientos políticos que están surgiendo en España, lo cual es legítimo en un país con libertad de expresión como el español, pero, de la misma forma que Inda hace en sus tertulias, usa armas que salen más de la tripa que del cerebro.

En primer lugar, es absolutamente falso que Wanda haya dicho que va a vender el edificio España. De momento se sabe que está despidiendo al estudio de arquitectos que estaba preparando la remodelación del inmueble, eso es verdad, pero lo de la venta del edificio es una suposición que OK Diario se ha sacado de la manga, aprovechando el habitual silencio informativo que las empresas chinas tienen (Wanda, que pasa de líos, no va a confirmar ni a desmentir nada). Llama la atención que otro diario conservador como es el ABC, por ejemplo, se haya mostrado mucho más comedido que el periódico de Inda: según este periódico, de momento el conflicto es de Wanda con los arquitectos, sea por la razón que sea, no con las autoridades madrileñas.



De todos modos, suponiendo que la deducción de OK Diario fuera correcta, sigue sin haber lógica. Y es que el periódico digital asegura que el problema de Wanda sería con el Ayuntamiento de Carmena, cuando no es así: el problema sería con la Comunidad de Madrid, presidida por Cristina Cifuentes, del Partido Popular. Fue la Comunidad la que supervisó la venta del edificio desde el Banco de Santander a Wanda, y fue la Comunidad la que ha impuesto ciertas condiciones a la firma china que ésta ve ahora difícil cumplir.


Noticia de la venta, en 2014: como se puede deducir del titular,
es la Comunidad la que supervisa la venta del edificio desde el Banco de Santander a Wanda.



Como digo, es la Comunidad la que exige a Wanda unas condiciones que la empresa china prometió acatar en 2014, cuando se materializó la compra, pero que ahora ve difícil cumplir: la firma de Wang Jianlin quiere derruir todo el edificio y reconstruirlo desde cero, pero la Comunidad (repito, la Comunidad del PP, no el Ayuntamiento "podemita" de Carmena) exige a Wanda que la fachada original se quede como está, pudiendo demolir sólo el resto de la estructura.


Decisión de la Comisión Local de Patrimonio Histórico, que como se ve en esta web depende de la Comunidad de Madrid
(en ella tambien participa el Ayuntamiento, todo hay que decirlo)
dejando claro que la fachada debe quedarse como está. Tenéis el texto completo aquí.


Pese a todas estas realidades claras y diáfanas, que muestran que el verdadero conflicto es -sería, si lo hubiere- entre Wanda y la Comunidad, todo el mundo (contrario a Carmena) se ha lanzado contra la alcaldesa. Que si va a ahuyentar a todas las inversiones de Madrid, que si con ella vamos a acabar como Venezuela, en fin, las cosas que estamos oyendo estos últimos meses y que seguiremos oyendo hasta que desistamos de votar a alguien que no sea de un partido antiguo. Incluso Cifuentes ha tenido la desfachatez de ponerse el disfraz de "salvadora" de los desmanes del Ayuntamiento, con una reunión de emergencia con el embajador de China en España, ¡pues claro que es ella la que se reúne, si es que es la Comunidad la que tiene la decisión última sobre el futuro del edificio!

La situación ha sido tan kafkiana (el culpable culpando) que esta semana me ha dado por pensar que es posible que la Comunidad de Madrid elabore reglamentos y normativas que luego le da igual incumplir, y que en cambio es el Ayuntamiento madrileño el que, metiéndose en un asunto del que sólo puede salir perdiendo, esté recordando a Wanda normas de la Comunidad. Si así fuera, pues qué queréis que os diga, deja a la Comunidad como un gobierno sin ética, donde la ley no es igual para todos (ya se vio con sus ofertas de fumeteo en Eurovegas, vamos) y al Ayuntamiento como uno que la respeta, incluso aunque emane de instancias gobernadas por partidos contrarios al suyo.

Otra cosa que merece reflexión es el papel de Wanda, porque en la controversia también hay una buena dosis de choque de culturas española y china. Para empezar, Wanda ha tenido una actitud muy frecuente de las empresas chinas, y que seguro que muchos empresarios españoles o de cualquier otro país que hayan invertido en China habrán sufrido: Wanda firmó una cosa que exigía ciertos compromisos, y ahora, a mitad de camino, quiere cambiarlos y olvidarlos, como si lo firmado no tuviera ningún valor, fuera papel mojado. Esa postura, la de cambiar las cosas sobre la marcha, es muy típica en empresas chinas cuando negocian con las extranjeras. En suelo chino las compañías foráneas lo sufren a menudo, y suelen tener que cambiar las condiciones de la cooperación a mitad de camino, siempre en beneficio de los locales, claro. Pero Wanda no puede esperar que esta mala práctica se exporte a España. Lo firmado, firmado está, señores, al menos fuera de China.

Por otro lado, el plan B de Wanda de destruir todo el Edificio España y levantarlo desde cero, "volviéndolo a hacer igual", me ha traído a la memoria la forma en la que "restauran" en China: en efecto, en este país así se hacen las cosas, se destruye todo lo antiguo y se vende la idea de que lo que se construye de nuevo es una "restauración", cuando suele tener un aspecto nada antiguo, artificial y kitsch. Ejemplo paradigmático de ello es la calle de Qianmen, en el sur de Pekín: se vendió como una recuperación del Pekín antiguo, y resultó ser una artificiosa reproducción en cartón piedra, llena de tiendas y Starbucks, que no engaña a nadie. Es posible que en el Edificio España no pasara esto, porque hay arquitectos españoles en el proyecto (bueno, por ahora, parece que están en proceso de despido), pero de todos modos yo jamás de los jamases elegiría a una firma china para restaurar un patrimonio histórico, ni en España ni en Bohemia.

Y bueno, que como decía al principio: toda esta polémica es sólo una jugada de Risk de Eduardo Inda en su sueño de acabar con los movimientos de izquierda que tan poco le gustan. A Inda, en el fondo, le dan igual la inversión china, o el Edificio España: si la situación fuera justo la contraria, si Madrid aceptara que Wanda derruyera completamente el edificio y lo levantara desde cero, ¿cuánto creéis que tardaría en publicar una noticia de este estilo?

 

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Pincha aquí para comentar


No más China Girl

12 de Enero, 2016, 0:01






El fallecimiento de David Bowie nos pilló a todos ayer por sorpresa: no era tan mayor, no se sabía públicamente que estaba enfermo, acababa de sacar un disco... Ha sido una impactante noticia, aunque bueno, tal y como están los estándares en el mundo del rock y el pop, donde hay tantas muertes precoces y truculentas de grandes ídolos, casi se puede decir que Bowie se ha marchado con el paso tranquilo.

Os mentiría si os dijera que soy un gran fan suyo: en los 70 y los 80, sus años más gloriosos, yo aún era muy pequeño, y lo más que recuerdo de él en aquellos tiempos es verle haciendo de malo en "Dentro del Laberinto", aquella versión gótica de los Fraguel que dirigió Jim Henson.


Bowie está en mi larga lista de clásicos de la música de los que, tonto de mí, me gustan mucho dos canciones pero no conozco o no aprecio demasiado el resto: en su caso son Space Oddity -la que le gusta a todo el mundo, vamos- y Modern Love, que me temo que es su éxito más facilón.

Sin embargo, creo que Bowie tiene derecho a este pequeño e indigno obituario en un blog sobre China teniendo en cuenta que una de sus canciones más famosas fue China Girl.



Lo más chino de la canción es su inicio melódico, inconfundiblemente oriental, y la presencia en el vídeo musical de una bella chica de rasgos orientales, la modelo neozelandesa Geeling Ng (quien ayer se sumó a las condolencias de todo el planeta).


En cuanto a la letra, allí ya hay más problemas: sí es cierto que en ella se nombra una y otra vez "China Girl", que para eso la canción se llama así, pero la verdad es que tampoco está muy claro el significado de los versos. Hay quien dice que es un alegato contra el racismo del hombre blanco hacia los orientales, pero también hay quien ve en la expresión "China Girl" una metáfora de las drogas (heroína, opio) que Bowie en sus épocas más descarriadas tomaba para desayunar, almorzar, merendar y cenar (más algunas que se zampaba entre horas).

También merece la pena hablar aquí de los paseos de la discografía de Bowie por el budismo tibetano... no es que el cantante fuera un fervoroso seguidor del Dalai Lama, pero en sus años más camaleónicos probó todas las religiones y creencias posibles (por márketing o porque realmente quería hacerlo todo en esta vida, quién sabe) y hubo ratos en los que toco ser budista. En esos ratos salió la excelente canción Silly Boy Blue, en la que habla de Lhasa, el palacio Potala, las estatuas de mantequilla de los templos tibetanos... La canción es de los años 60, cuando los hippies estaban también en plena vorágine tibetano-hindú, pero Bowie se desmarcó de ellos. A él, contaba, la fascinación por el Tíbet le venía de antes, de cuando de pequeño leyó el libro "Siete Años en el Tíbet".



Décadas después, en los 90, sacó precisamente una canción llamada como ese libro, Siete Años en el Tíbet, y cuya letra parece criticar la ocupación china en esa región del Himalaya, aunque lo hace con una lírica menos explícita que el "Aidalai" de Mecano, o que la pelicula homónima que apareció en el mismo año que el disco de Bowie, 1997. Una vez más, era época de tibetanismo en Occidente: el Dalai Lama, entonces recientemente galardonado con el Nobel de la Paz, había ganado muchos adeptos en el mundo del espectáculo, desde Richard Gere a Madonna. Pero, una vez más, David Bowie se desmarcó de esa moda: no era budista convencido, iba por libre, y su canción no formaba parte de una campaña, la compuso porque sí.



Para más inri, el cantante que ayer nos dejó hizo una versión de la canción anterior en chino mandarín, que interpretó con una dicción casi perfecta. Con ella me despido hoy, simplemente deseando que Ziggy Stardust esté en el espacio y nos mande algún mensaje al Ground Control.


Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


Aborten post
Aborten post
¡Aborten post!

8 de Enero, 2016, 0:01

¿Habéis leído el post de ayer, en el que hablaba de la estatua gigantesca de Mao que estaban haciendo en un pueblecillo chino? La dorada, la del Mao sentado...


Pues ya lo estáis olvidando todo, que las autoridades del pueblo, después de leer Chinochano, han decidido derrumbarla, como si fuera una de Sadam Hussein en 2003, o de Stalin en 1991. Descanse en el cielo de las estatuas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Grandes erecciones

7 de Enero, 2016, 0:01

Esperando que el título atraiga nuevos lectores y lectoras a este blog -aunque seguramente lo abandonarán pronto, confusos- comenzaré mi perorata de hoy contando que esta semana han circulado unas espectaculares imágenes de una estatua dorada de Mao que se está construyendo en un casi desconocido pueblo de China llamado Tongxu, que os sonará a cantautor de los 90.



Este Mao sedente mide 37 metros de altura, uno más que la estatua de Jesucristo más alta del mundo, que no es el famoso Cristo Redentor de Río de Janeiro (ése tiene 30 metros) sino uno que hay en Polonia, otro bastión del catolicismo donde Jesús también abre sus brazos.



Un metro más abajo, es decir, con 35, tenemos la estatua más alta de España, que está en Sevilla y muestra a Cristóbal Colón dentro de su huevo.



El Mao de Tongxu no se conocía mucho hasta ahora porque no es una estatua patrocinada por ningún gobierno, sino una iniciativa privada, de empresarios nostálgicos de los tiempos del Gran Timonel (sí, aún hay muchos en China, y ahora que tenemos al desastroso presidente Xi más aún).

Hasta ahora se consideraba que el Mao más grande del país, y del mundo, estaba en Changsha. Un enorme busto de 32 metros que muchos no identificaréis con Mao porque es su cara de joven (Changsha fue la ciudad donde el Gran Timonel pasó su adolescencia, y allí casi todas las imágenes maoístas lo sacan así de guapo).



Estaréis pensando que vaya estatuas más raras de Mao, cuando lo normal es sacarlo de pie y con el brazo en alto, como pidiendo un taxi. Pues en ese caso tenéis que fijaros en la tercera estatua de Mao más grande del planeta, que está en una universidad de Chongqing y mide 20 metros. La estatua ha estado rodeada de polémica desde su inauguración en 2008, ya que mucha gente dice que más que a Mao la efigie se parece a Deng Xiaoping, su sucesor y rival político.



En todo caso, las estatuas anteriores quedan empequeñecidas con las gigantescas imágenes que por todo el mundo, especialmente en Asia Oriental, hay dedicadas a Buda, el personaje más esculpido de la historia, según dicen los entendidos. La estatua más grande del mundo está en efecto dedicada a él, mide 128 metros (153 contando el pedestal) y está, por supuesto, en China, concretamente en la ciudad de Lushan, no muy lejos de donde se está construyendo el Mao sentado y bañado en oro.





El podio mundial de estatuas altas lo completan otros dos budas, uno en Japón y otro en Birmania con ventanitas en su cuerpo que es la repanocha. En cuarto lugar se encuentra una figura también budista, aunque no exactamente de Buda, sino de la diosa Guanyin, muy venerada sobre todo por pescadores y gente que vive en el mar. Esta estatua, de 108 metros, se encuentra en Sanya, en la isla china de Hainan, y hace pocos días, cuando fui allí para cubrir el concurso de Miss Mundo, la admiré a vista de pájaro, desde el avión.



En el quinto lugar mundial se encuentra otra estatua china que puede considerarse el busto más grande del mundo: uno de 106 metros dedicado a los emperadores legendarios Yan y Huang, fundadores míticos de la civilización china, que se encuentran en la ribera del río Amarillo, cerca de Zhengzhou. Cosas de la vida, yo asistí a la inauguración de esta estatua, en 2007.



En el ránking de estatuas chinas gansas hay otros grandes ejemplares:

Diosa Guanyin de Weishan (99 metros, séptima más alta del mundo)


Gran Buda de Lingshan (88 metros, 11ª en el ránking planetario)


Buda de Jiuhuashan (76 metros, puesto 15)


Las anteriores son enormes, pero la estatua más famosa de China, seguramente, es la siguiente en altura, el visitadísimo Buda de Leshan. Mientras todas las precedentes se han construido en años recientes, aprovechando las ventajas tecnológicas del hormigón e intentando captar turistas, la de Leshan tiene más de mil años de historia, su cara es graciosísima y fue durante más de un milenio la imagen más alta del planeta, desde el año 803 hasta bien entrado el siglo XX. Aún hoy, con 71 metros, es la 18ª estatua más alta del orbe.



Todo lo anterior deberá correrse al menos un puesto pronto si prospera el proyecto indio de erigir una estatua con forma de viejecillo que medirá más de 180 metros y dejará a todas las demás del mundo a la altura de sus pezones.



Y en fin, con esto termino el empacho estatuario de hoy, o casi termino, porque quería acabar recordando que la estatua más alta del mundo dedicada a Mazinger Z (10 metros) está en Pla de Santa María, provincia de Tarragona. Ni se os ocurra pasar por la provincia catalana sin visitarla. ¡Buenas noches, y puños fuera!


Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Pincha aquí para comentar





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré