chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Hablar chino como Dashan

8 de Febrero, 2006, 4:17

Me vais a perdonar que trate un tema que en tierras chinas está trilladísimo, pero es que llevo tres semanas fuera de China y la imaginación, pese a que sigo en Asia, no me da para muchos temas orientales. De todas formas, para los que no han estado nunca en China, creo que es un tema poco o nunca oído. Se trata de la figura de Dashan, el tipo de la foto. No hay sinoblog que no haya hablado sobre él (sobre todo los escritos en inglés, como se puede ver aquí o aquí, por poner dos ejemplos).

Dashan, un canadiense muy alto (su nombre chino significa "gran montaña") es probablemente el laowai más popular de China, como dice sin modestia su página web oficial. Con laowai me refiero al extranjero que ha residido o reside un largo tiempo en el país chino. Ni Marco Polo le iguala.

Dashan, cuyo verdadero nombre es Mark Roswell, hizo como tantos y se marchó en 1988 a Pekín a estudiar chino y tener su "experiencia exótica". También como muchos, participó en 1989 en un programa de la tele china de esos en los que los extranjeros vencen su miedo al ridículo, se disfrazan de chinos y cantan, bailan, practican kung fu o muestran alguna otra habilidad relacionada con la cultura china. Dashan escogió lo más difícil y recitó un xiangsheng, una forma tradicional de diálogo cómico en chino que se parece a los "Diálogos para Besugos" que salían en los Mortadelos, sólo que en China son un deporte nacional. Dashan se hizo popular a raíz de su perfecta dicción y su chinísimo sentido del humor, y hoy en día es toda una celebridad en el país oriental. Es como "nuestra" Rafaela Carrá o "nuestro" Michael Robinson, pero en chino y elevado al cuadrado.

A casi todos los chinos les encanta Dashan. Les sigue pareciendo increíble que un extranjero sea capaz de hablar unas pocas palabras en chino, así que, si encima de hablarlo perfectamente sabe recitar un xiangsheng... lo adoran. Esa adoración permite a Dashan engordar sus bolsillos anunciando miles de cosas en la tele china (últimamente, una marca de suelos de parqué). También sale en portadas de libros para niños chinos, rebautizado como "
el tío Dashan", y hasta protagoniza una telenovela china, "el artista de palacio", en la que encarna un pintor del siglo XVIII, Giuseppe Castiglione, que vivió gran parte de su vida en la China imperial. Los chinos siempre ponen como ejemplo a Dashan para decir que un extranjero puede también convertirse en "un chino más" (pero, extrañamente, siempre le ponen a él como ejemplo, dando a entender que no hay otros).

En cuanto a los extranjeros... Su popularidad no es tan grande, la verdad, y de hecho, muchos le tienen tirria. Ello se debe a varias razones, una de ellas, el hecho de que muchos chinos, cuando dices algo en mandarín, comentan "¡Vaya, hablas tan bien chino como Dashan!", o peor todavía, "¡Vaya, hablas muy bien, pero no tan bien como Dashan!". Dashan se convierte entonces en una especie de niño repelente de clase que lo hace todo perfecto, así que no es extraño que muchos laowai le tengan manía, aunque sea por pura envidia. Además, realmente tiene cara de niño repelente, y siempre blande una sonrisa horrorosa, como la de la foto. Es además uno de los iconos de CCTV, la tele nacional china, que es uno de los productos más sosos y superficiales del régimen chino.

Además, Dashan aparece como una persona totalmente convertida al sinismo, un chino más, habiendo borrado de su mente toda su cultura occidental. Está claro que no es así, pero esa es la imagen que da: la de que si quieres adaptarte a China, tienes que olvidarte de Occidente, no puedes aportar a China tu yo occidental.

Recientemente, Dashan ha tenido ciertos
problemillas con la justicia de su país, pero creo que todo acabó en agua de borrajas.

Yo no siento excesiva animadversión por Dashan (mientras no me comparen con él). Creo que son sobre todo los angloparlantes los que se meten más con él, al ser "uno de los suyos" vendido a la siempre difícil de entender cultura oriental.

Lo que me gustaría es saber si hay algún español o latinoamericano en el mundo que sea como Dashan: un perfecto desconocido en España, pero una celebridad mediática en su país adoptivo, qué sé yo, Namibia, por poner un ejemplo. Creo que los hispanohablantes (los españoles sobre todo) no somos muy camaleónicos, pero a lo mejor algún día nos sale uno así.

Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré