chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Artista invitado: Ramón Sánchez Ocaña

4 de Mayo, 2006, 0:56



Lo que tengo en la mano es un objeto que os encontraréis con bastante probabilidad si vivís en China o viajáis para aquí. Es un sobre relleno de una sustancia desecadora, que evita que la humedad reblandezca o enmohezca alimentos que haya a su alrededor. Tranquilos, mi dedo no se ha secado al contacto con el producto, la sangre sigue fluyendo por él.

Este sobre sorpresa en China suele ir en el interior de cajas de galletas, bolsas de patatas, paquetes de magdalenas y otros alimentos a los que la humedad puede afectar negativamente. Cuando te compras un paquete de magdalenas chino (puede ser de Panrico, aunque dentro de poco ya no va a poder ser), este sobre suele aparecer debajo de la última magdalena, con aspecto de ser un regalo apetitoso. Pero no lo es. En el sobre pone bien claro "sustancia tóxica", "no ingerir" y otras cosas que muestran claramente que no se trata del cromo que te falta ni sidral para acompañar a las galletas.

Lo que yo me pregunto es por qué los productores chinos ponen este sobre, o por qué las leyes chinas obligan a hacerlo. Claramente, esta sustancia maligna es un peligro para los niños, que en muchos casos son los consumidores de los productos donde está escondida. Cualquier infante, sobre todo los más pequeños que no saben leer, podría pensar que el sobre también se come, y vaya disgusto como lo haga. ¿Por qué entonces correr un riesgo tan preocupante poniendo esta sustancia? ¿Sólo para que las dichosas galletas duren un día más? Encima poniendo dibujitos en el sobre, para invitar a los niños a que jueguen con él...

El autor de este blog, en un arranque de valor, ha abierto uno de esos sobres para ver qué hay dentro, encontrándose en su interior con una arenilla blanca, que un despistado podría confundir con azúcar o harina. No quiero ser agorero, pero más vale prevenir, como dice el señor que da título a este post.

Por cierto, ya que nombré arriba galletas y magdalenas, quiero recordar uno de los misterios de la via cotidiana que nos pueden dar que pensar: ¿por qué con el paso del tiempo las galletas se ponen blandas, mientras que las magdalenas se ponen duras?

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré