chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Junio del 2006


El futbolista maoísta

28 de Junio, 2006, 5:51

Bueno, una vez que nos han echado ya del Mundial, como siempre pasa y siempre pasará, quiero mostraros el descubrimiento que he hecho hoy: ¡Hubo un futbolista en los 70 que era seguidor acérrimo de Mao Zedong y su Revolución Cultural! Ese jugador no era otro que Paul Breitner, campeón del mundo con Alemania en 1974 y que jugó en el Real Madrid en esa época.

Me he enterado por una excelente entrevista que El País hizo ayer a otro futbolista alemán de los 70, Reiner Bonhoff, que jugó en el Valencia. El entrevistador (Cayetano Ros), así de repente y sin venir a cuento, le preguntó a Bonhoff: "¿Era maoísta Breitner?" y el jugador, medio centro de la Alemania que ganó a la Holanda de Cruyff, contestó: "Sí, como todos los jóvenes, estaba al lado de Mao".

En esa época había muchos jóvenes seguidores de Mao en Europa (en mi familia había alguno que otro), pero nunca se me había ocurrido la idea de que hubiera futbolistas maoístas. Yo nací un mes antes de que se muriera Mao, así que no sé mucho de aquellos años, pero los primeros libros que vi de China, de pequeño, eran propaganda sobre la Revolución Cultural, olvidada y llena de polvo en la casa de mi pueblo.

En una página web he encontrado un artículo que habla con humor del maoísmo de Breitner, también conocido como "Der Afro" por los pelos que llevaba:

Su juego estaba crucialmente influido por la teoría de la distribución de Engels, y en una etapa el bávaro barbudo estuvo tan influenciado por el maoísmo que decidió olvidar completamente sus deberes defensivos y en su lugar se fue a plantar arroz al área de gol contraria.

Breitner, por cierto, figura en la "selección ideal" de feos mundialistas de todos los tiempos, elaborada por la página web
Uglyfootballers. También está Valderrama y, por supuesto, el búlgaro Trifon Ivanov, con el que tuve pesadillas en el Mundial del 94.



Hablando de otras cosas, pero siempre alrededor del fúrbol, en China estamos indignados con un locutor de la tele china (CCTV-5) que ayer, cuando Italia ganó de penalti injusto a Australia en el minuto 93, se pusó a berrear "¡Viva Italia!" como un tiffosi. No sé qué cable se le cruzó, porque no se puede decir precisamente que Italia hiciera el mejor partido del mundo, ni que mereciera ganar. Cuando lo oí ayer pensé "¿Pero qué tripa se le ha roto a ese tío?". Al día siguiente comprobé en las
noticias que no era el único indignado. Se ha montado poco menos que un conflicto diplomático chino-australiano (precisamente ahora que el primer ministro de ese país viene de visita a China).

Hoy, la prensa china ha revelado que el director del programa pidió al locutor que dejara de berrear, pero el tío no hizo caso (al parecer ya tuvo problemas hace unos años, cuando criticó al seleccionador chino de entonces, Bora Milutinovic, en medio de otro partido).

El locutor argumentó, entre otras razones, que odia a Australia porque su país "vecino", Nueva Zelanda, eliminó a China en la fase de clasificación para el Mundial de España 82. ¿Alguien lo entiende? Yo tampoco.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


Gánate el arroz

27 de Junio, 2006, 0:44


Me han pedido que hable aquí de cómo encontrar trabajo en China, así que voy a dedicar este post a la nunca fácil tarea de buscar empleo.

Lo primero que he de decir es que los dos únicos trabajos que he tenido en China no los tuve que buscar, ambos me los ofrecieron. Afortunado que fui. Así que tampoco es que tenga mucha experiencia en este asunto...

Uno de los trabajos más habituales de los españoles o hablantes de español en China es el de "experto". Yo he tenido uno de esos trabajos: ¡Cómo viste decir que ejerces de experto, y eso que sólo tenía 25 años! Un experto extranjero en China no es alguien que sabe mucho de algo, sino un foráneo o laowai que accede a trabajar para una empresa estatal china. Lo más frecuente es ser editor de uno de los medios de comunicación comunistas que tienen servicio en español: CCTV, Diario del Pueblo, Radio Internacional de China, la agencia Xinhua, la revista China Hoy...

De todos estos medios, el que más trabajo ofrece es el canal en español de la televisión CCTV, que tiene unas 30 plazas de experto (y subiendo). Un alto porcentaje de españoles o hispanos que conozco en China han pasado por CCTV, y yo a punto estuve también de entrar.
En los otros medios de comunicación se apañan con menos expertos, así que no es tan fácil, pero tampoco imposible.

La ventaja de estos trabajos de "experto" es que están bastante bien pagados, te tratan como un rey (al menos en mi caso fue así) y a veces ofrecen extras tales como viajes gratis, vivienda... No siempre, ojo.

La pega es que son unos trabajos muy poco interesantes, te pasas la vida editando propaganda del régimen, bastante repetitiva y aburrida. Son trabajos que cansan pronto.

Otra opción muy frecuente es ser profesor de español o de inglés, ya sea en pequeñas academias o en universidades. En las universidades quizá es más complicado, piden experiencia y titulación, pero en las academias no suelen ser tan estrictos. Para ser profesor de español en una universidad, o del futuro Instituto Cervantes (que será inaugurado el mes que viene por el Principito) supongo que lo mejor es informarse en las altas instancias culturales españolas.

En las academias y escuelas se paga peor, pero hay más oferta y se piden menos requisitos. Hay pocas que den clases de español, pero hay muchos hispanohablantes que han dado clases de inglés sin problema, tampoco se pide pronunciar como Shakespeare. Para buscar cosas de este tipo, lo mejor que se me ocurre es mirar en los anuncios de la revista
That's Beijing, donde, por otra parte, se pueden encontrar otros trabajos y poner anuncios (creo que gratis).

Por cierto, que hace unos meses se publicó en esa revista un anuncio aberrante buscando profesor de inglés, y fue respondido de forma muy divertida. Leed en esta entrada de
Shanghaiist lo que pasó...

Una tercera posibilidad es venir a China como representante de una empresa española o latinoamericana de ésas que están empezando a invertir a la tierra prometida oriental. Hay de todo, desde el pequeño empresario individual que compra cosas a bajo precio en China para venderlas en el extranjero, hasta el que se monta una fábrica aquí (Cola Cao es la más famosa, pero ojo que hay hasta envasadoras de espárragos españolas).

En este campo no puedo decir mucho: si supiera como pillarme un chollo de esos, lo haría, pero no tengo la experiencia empresarial, ni los contactos, ni el capital suficiente. Supongo que el que no tenga dinero y quiera venir aquí de representante de una empresa, lo que ha de hacer es vender su idea a empresarios de su país en sectores que tengan potencial de triunfar en China. Es decir: casi todos. Hay montones de cosas que todavía no hay en China, y que las empresas españolas o latinas podrían traer. Si me dieran el capital, yo, por ejemplo, montaría una empresa de ambulancias, venta de jamón ibérico y cromos de fútbol. ¿Algún empresario interesado?

Las opciones no se acaban aquí: se puede ser juntaletras como yo, fotógrafo aventurero, escritor de libros de viajes, vendedor de abalorios en los mercadillos... Las posibilidades de sudar en China son infinitas. Siento no poderos dar la clave mágica para obtener el chollo de vuestras vidas, pero claro, si la tuviera, la usaría yo...

Enlace Permanente

Por ahora hay 116 comentarios


Pongamos que hablo de Pekín

24 de Junio, 2006, 17:16

Hoy tengo la vena poeta. (Concretamente la aorta, que ahora mismo está recitando a Miguel Hernández).

Por ello, he decidido hacer una versión pequinesa del clásico de Joaquín Sabina "Pongamos que hablo de Madrid". Pero claro está, adaptado a Pekín, una ciudad que, al igual que Madrid, es "invivible pero insustituible", como dice el gran Sabina.

Esta canción además quiere ir al pelo de una reciente encuesta, en la que los pequineses han puesto a parir a su ciudad por
incómoda y poco habitable.

He intentado mantener el número de sílabas, para que se pueda cantar y tocar con la guitarra. A veces cambia un poco, pero se hace una sinalefa o se alarga una sílaba y listo:

Allá donde se cruzan los jutones,
donde el sol no se puede concebir,
donde se quejan siempre los laowais,
pongamos que hablo de Pekín.

Donde el deseo canta en karaokes
poco sitio queda para mí,
que me dejo la vida en sus atascos,
pongamos que hablo de Pekín.

Las chinas ya quieren ser princesas,
y a los chinos les da por perseguir
el mar dentro de un vaso de Yanjing,
pongamos que hablo de Pekín.

Los pájaros se hacen la acupuntura,
las farolas se olvidan de dar luz,
no hay ni una sola ambulancia,
pongamos que hablo de Pekín.

El sol es una estufa de carbón,
la vida un metro oliendo a pis,
hay un hedor horrible en el lavabo,
pongamos que hablo de Pekín.

Cuando la muerte venga a visitarme,
llevadme al oeste, donde nací,
aqui no se entierra, se incinera,
pongamos que hablo de Pekín.

Creo que a los que hayáis residido en Pekín, os quedará muy claro el porqué de las variaciones a la letra original. De todos modos, si alguien necesita que le aclare algún verso, que me mande un comentario o email y yo gustoso lo explico.

El clásico original, para el que lo haya olvidado, es así:

Allá donde se cruzan los caminos,
donde el mar no se puede concebir,
donde regresa siempre el fugitivo,
pongamos que hablo de Madrid.

Donde el deseo viaja en ascensores,
un agujero queda para mí,
que me dejo la vida en sus rincones,
pongamos que hablo de Madrid.

Las niñas ya no quieren ser princesas,
y a los niños les da por perseguir
el mar dentro de un vaso de ginebra,
pongamos que hablo de Madrid.

Los pájaros visitan al psiquiatra,
las estrellas se olvidan de salir,
la muerte viaja en ambulancias blancas,
pongamos que hablo de Madrid.

El sol es una estufa de butano,
la vida un metro a punto de partir,
hay una jeringuilla en el lavabo,
pongamos que hablo de Madrid.

Cuando la muerte venga a visitarme,
que me lleven al sur donde nací,
aquí no queda sitio para nadie,
pongamos que hablo de Madrid

el último párrafo tiene una variación antónima que dice:

Cuando la muerte venga a visitarme,
no me despiertes, déjame dormir,
aquí he vivido, aquí quiero quedarme,
pongamos que hablo de Madrid.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


Artículos anteriores en Junio del 2006




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré