chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Julio del 2006


Triste aniversario,
lamentable celebración

29 de Julio, 2006, 14:51

Ayer estuve en Tangshan, la ciudad que tal día como ése, pero de hace 30 años, sufrió uno de los peores terremotos de la historia, con 240.000 muertos. El terremoto tiene para mí un pequeño componente sentimental, así que estaba interesado en ir allí, y aproveché la excusa del aniversario.

En Tangshan me encontré con una de las peores imágenes que he visto en China en cinco años, y no estuvo precisamente relacionada con el terremoto.

Al principio, todo fue bien: la ciudad de Tansghan, reconstruida tras haber sido reducida casi completamente a escombros en los 15 segundos que duró el seísmo, es hoy en día una urbe de anchas avenidas, sin rascacielos... No es una ciudad bonita, pero sí agradable.

Del terremoto hay muy pocos recuerdos. Un museo que no pude ver -luego entenderéis por qué- y algunas ruinas de edificios que quedaron más o menos en pie, por esa costumbre que tiene la propaganda china de intentar recordar sólo lo bueno y olvidar lo malo.


También hay un monumento en el centro de la ciudad, no dedicado al terremoto sino más bien a la reconstrucción que la ciudad inició tras él, en el que se dice que esa reconstrucción demostró que el régimen comunista "es el más perfecto de todos". Sí, seguro...

En 1976, el supuestamente perfecto régimen comunista no hizo caso de los sismólogos que llevaban avisando de un posible seísmo en la zona semanas atrás, rechazó por puro orgullo la ayuda internacional y no reveló el número de muertos hasta tres años después.

En fin, el caso es que ayer el centro de la ciudad de Tangshan estaba muy animado, pese al calor y el gris plomizo del cielo. Muchas familias jóvenes con sus niños estaban allí como si fuera un día destivo, pues muchos de ellos no tienen recuerdos del seísmo. Sí lo tienen, y nada bueno, ancianos y personas de mediana edad, que también acudieron allí para dejar, muy emocionados, ramos de flores en honor a sus parientes fallecidos, así como cartas, cigarrillos, licor de arroz... Esa fue la parte bonita, emotiva, del viaje.





La parte lamentable que os adelantaba al principio de este post se produjo poco después, cuando cientos de soldados acudieron al lugar, echaron a todo el mundo con una mala educación impresionante (gritando y empujando) y acordonaron no sólo esa plaza, sino todas las calles adyacentes. El gobierno de Tangshan vació el lugar donde miles de personas habían ido a rendir tributo a sus familiares, a recordar el fatídico seísmo. Los líderes locales monopolizaron los homenajes, negándoles a los familiares de las víctimas ese derecho, que por ética les pertenecía.

Me pareció una escena muy triste, y que demuestra lo lejos que los gobernantes están del pueblo al que tanto se refieren en sus discursos.

Igual de lamentable me parece algo que he leído hoy en el magnífico blog ESWN. Resulta que en el monumento que os he mostrado en la foto falta algo muy importante: los nombres de las 240.000 personas que fallecieron. Sí, son muchas, y seguramente los nombres de algunas nunca se sabrán, pero ¿no debería de haber alguna forma de rendirles tributo? Muchas de ellas fueron enterradas en fosas comunes, sin una mala lápida que los recuerde. Algo para que sus familiares les puedan dejar flores, en vez de a un frío monumento que rinde más homenaje al Partido Comunista que a los muertos...

Bueno, pues lo penoso del asunto no es sólo eso, sino que hay una empresa que ha decidido erigir un muro en el que poco a poco las familias puedan ir dejando los nombres de sus parientes desaparecidos... ¡a 1.000 yuanes por nombre! No es un precio muy alto, pero el hecho de que alguien quiera ganar dinero con una desgracia así me parece de juzgado de guardia. Para añadirle penosidad al asunto, hay "ofertas" tristísimas: mitad de precio para paralíticos, huérfanos... En fín, para qué seguir.


Los líderes chinos tienen que aprender un poco más de educación y dejar de temer al pueblo y vivir de espaldas a él (el que tanto teme, es que algo malo habrá echo...). Los empresarios chinos, deberían dejar de intentar hacer negocio con absolutamente cualquier cosa, sin ética alguna. Supongo que esto se puede extrapolar a otras partes del mundo, pero como yo vivo en China, de los chinos hablo.

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios


Poli deportivo

28 de Julio, 2006, 0:36

Antes de empezar, os recuerdo que sigue vigente un concurso complicado, con premios para los más avispados...

Sólo podía ocurrir en China que un tirador profesional, campeón mundial en la modalidad de rifle, se llamara PANG. El onomatopéyico muchacho -su nombre completo es Pang Wei- se une a la larga lista de deportistas casi completamente desconocidos hasta en si propio país, pero que contribuyen a la gloria de la República Popular... en deportes impopulares.

A China le pasa un poco como a España: tiene numerosos medallistas olímpicos, mundiales, continentales, pero muchas veces en deportes con muy poco público. Si en España ocurre con la vela, la doma o el piragüismo, por decir alguno, a los chinos les pasa con el tiro, la halterofilia, los saltos de trampolín... Aunque hay que reconocer que el ping pong y el bádminton, los dos deportes donde son reyes indiscutibles, son muy practicados en todas partes de China.

En fin, aunque haya medallas impopulares, siguen siendo metales para la cesta, y en China están encantados. Aunque ellos lo que querrían es tener campeones de los deportes que mueven millones de espectadores y de dólares: el fútbol, el baloncesto... Es también bastante extraño el hecho de que en deportes de equipo, los hombres de China sean unos mantas, mientras que las mujeres chinas tienen equipos de alto nivel mundial en casi todo: fútbol, voleibol, baloncesto, hockey...

Aunque he nombrado como deporte poco popular el salto de trampolín, lo cierto es que la mujer más famosa del deporte chino es la saltadora Guo Jingjing, con varios oros en Atenas 2004 y en los Mundiales de Natación. Guo, bastante guapa por cierto, sale en tantos anuncios televisivos de China como los dos deportistas masculinos más populares, que son el baloncestista Yao Ming y el corredor de vallas Liu Xiang. Entre los tres, son como Ronaldinho y Raúl: uno los ve más anunciando cosas que haciendo deporte.

Guo es apodada por los chinos "tiaoshui huanghou", la reina de los saltos.

Seguimos enlazando temas, y ya que he hablado de Yao Ming y de baloncesto, es de recibo hablar de la paliza que la selección china de basket, de la que Yao es la principal estrella, recibió ayer frente a España en Córdoba. Más de 40 puntos, y la prensa china se lo ha tomado
bastante mal, como debe ser. Pero Yao Ming no estaba en tierras cordobesas, sino en China, donde en los últimos días está haciendo montones de actos promocionales de marcas de todo tipo.

Ayer, mientras su equipo no daba una, Yao ofreció una imagen inédita al aparecer en uno de esos actos publicitarios con su novia. Curiosamente, no se hicieron ninguna foto juntos (en todas aparecen separados unos metros). Es como si estuvieran enfadados. Imagino que fue porque el pívot de casi 2,40 metros debe ofrecer una imagen chocante junto a su novia, obviamente más bajita, así que prefirieron no fotografiarse.


 

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios


Ladrillos con mensaje

26 de Julio, 2006, 1:05

Antes de empezar este post, recuerdo que todavía hay un concurso en marcha, y ya hay muchos que han participado pero todavía estás TÚ a tiempo de ser el ganador.

Hace unos meses, en un pueblo cercano a Pekín, un amigo y yo vimos esta pintada hecha con tiza:


Escrita probablemente por un niño, decía algo así como "Yang Li es un tonto del coño (uno de los peores insultos que se pueden decir a alguien en China) y el rey de los cerdos".

Más tarde nos encontramos a un par de niños y les preguntamos "¿Alguno de vosotros sois Yang Li?". Uno de ellos nos contestó que era él, así que le avisamos de que alguien había escrito cosas no muy bellas sobre él en una pared cercana.

La difamante pintada contra el pobre Yang Li es una de las pocas que he visto en China. En este país, lo de rayar las paredes no se lleva. ¿Será porque está gravemente penado? No creo, la verdad. ¿Será que a los chinos no les gusta mucho expresarse de esta forma? Tal vez.

Aunque no hay muchas pintadas, existen excepciones, que os cuento aquí brevemente:

1) PUBLICIDAD MODESTA

Hace unas semanas os conté cosas sobre la publicidad en China, y creo que mencioné que una de las formas más modestas de anunciarse es pintar en las paredes el número de teléfono de una empresa. Suelen ser de venta de pisos, o de billetes de avión, o algún negocio semiclandestino de semifalsificación de documentos...






2) LA MURALLA CHINA (Y LUGARES SIMILARES)

Hay monumentos donde los chinos -bueno, y algún extranjero también- se mueren por dejar su impronta, su señal de "yo he estado aquí". Uno de ellos es la Muralla China: en las secciones más famosas de este monumento, por ejemplo en Badaling, todos los ladrillos, casi sin excepción, están pintarrajeados con nombres de gente que ha visitado la murallita, y la fecha en la que lo hicieron. Aunque más que pintadas son bajorrelieves: la gente se arma de paciencia y pica en la piedra para dejar su nombre. Hay pintadas de los años 40 y 50. El gobierno quiere quitarlas, pero yo creo que son ya parte de la historia y deberían quedarse allí.

3) ZHANG DALI

Hace unos años, comenzaron a aparecer por diversas partes de Pekín dibujos pintados en las paredes. Todos seguían el mismo patrón: la silueta de una cara, sin boca ni ojos.

Durante varias semanas, todos nos preguntamos quién sería el autor de los misteriosos dibujos. En Occidente hay mucha gente así, que deja su "marca" en las paredes, pero en Pekín era algo novedoso.

Los dibujos se fueron haciendo sofisticados, y hasta se empezaron a ver "ventanas" con esa silueta. Normalmente, las paredes elegidas para colocar estas caras eran las de edificios en demolición.


Al final se descubrió que el autor era un artista llamado Zhang Dali (no sé si Dali era su nombre original o se lo puso en homenaje al genio de Figueres) que quería con sus sencillas  obras protestar por la masiva demolición de edificios en la ciudad. Dali se hizo bastante famoso y ahora expone en galerías de todo el mundo.

La historia del Dali chino y su protesta contra la demolición nos conduce a la excepción número

4) EL DEMOLEDOR CARACTER "CHAI"

Cuando en China se va a demolir -¿o era demoler?- un edificio, las autoridades pintan pocos días antes un carácter en sus paredes, "chai", que significa "destruir". Aunque también lleva implícito otro significado: "Inquilinos, largaos echando leches de aquí o seréis carne de excavadora".

Yo he visto este caracter en calles enteras, que días después eran destrozadas. Las víctimas suelen ser tiendas pequeñas, casas de gente humilde, y los verdugos, las grandes inmobiliarias y los políticos. Aún estoy esperando que
Azagra hable de ello en sus viñetas reivindikativas...

En los primeros meses en Pekín, vi como se destruían todos los pequeños restaurantes de Xizhimen para construir la nueva estación de metro, así como un edificio horroroso con tres jorobas que está vacío y de momento no se usa para nada. (A lo mejor habréis notado en posts anteriores que siento un profundo odio por el nuevo Xizhimen).

Y esta mañana he comprobado con tristeza que en la calle Xinzhongjie -una de las que peor huelen en todo Pekín- van a derribar uno de mis restaurantes favoritos, un sitio donde vendían comida de Xinjiang (musulmana). Cuando pasé por allí hoy, habían sacado los muebles del local para salvarlos del desastre, y estaban tirando el letrero de la entrada.





Hay gente que está en contra de estas demoliciones masivas, y llevan en camisetas u otros vistosos lugares signos de este tipo:


5) GRANDES PENSAMIENTOS

A veces, en montañas sagradas, lugares históricos o similares aparecen frases en grandes caracteres, normalmente pintados en rojo y con bella caligrafía. Suelen ser proverbios, poemas, frases históricas de Mao Zedong... Así que ya sabéis: si queréis una pintada en un lugar famoso o incluso sagrado de China, haceos filósofos confucianos o líderes marxistas, y esperad unos siglos de posteridad.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


Artículos anteriores en Julio del 2006




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré