chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Peloticas

16 de Noviembre, 2006, 1:01



Uno de los tópicos sobre China que se cumplen es ése de que a los chinos les encanta jugar al ping pong. Así es, en efecto. Bueno, siempre habrá algún rarito que no juegue, pero la mayoría de los chinos lo practican o lo han practicado en algún momento de su vida. Qué gran deporte, el único en el que he llegado a cosechar éxitos...

Entretenido, emocionante y barato, el ping pong es el deporte de base por excelencia en este país. Les enseñan a jugar en las escuelas, y de mayores lo practican a menudo. Quizá no lo ven tanto por la tele, porque es un poco aburrido en pantalla, pero lo juegan muchos. En eso rivaliza con el bádminton, otro deporte en el que China domina internacionalmente pese a que no sea muy televisivo (al menos, no tanto como el fútbol o el baloncesto).

Muchas empresas, universidades o comunidades de vecinos cuentan con una austera sala en la que hay varias mesas de ping pong. Fue en una de esas salas donde yo pasé horas y horas en mis primeros dos años en China, entrenando mi revés y destrozando paletas a golpes en los momentos en que perdía un punto imposible (fui una especie de McEnroe de salón, muy mal perdedor). En otra de esas salas mi novia me echó los tejos por primera vez

Gracias al ping pong hice mis primeros amigos chinos, y al jugar con ellos absorbí algo de la buena técnica pingponística que ellos tienen en sus genes. Recuerdo que organizamos en el curro un campeonato internacional en el que había dos españoles, un francés y 13 chinos, e, inexplicablemente, los dos españoles quedamos primero y segundo -para mí fue la plata-, lo que hizo pensar al francés que el torneo estaba amañado. Yo más bien pienso que los chinos, que habitualmente nos ganaban siembre, se dejaron vencer para complacernos.

Yo, borracho de éxito, llegué a pensar que podría representar al equipo español en los Juegos Olímpicos. Lamentablemente, mi sueño no podrá verse cumplido, porque mis años de ping pong tocaron a su fin cuando dejé de trabajar en una empresa china y me pasé a una española, donde la única mesa donde se podría jugar al ping pong es la de la sala de reuniones, y como que no están por la labor.

Otra de las razones que me impidió ser olímpico es que agarro mal la paleta, lo cual, según me dijeron mis rivales chinos, me impediría de por vida progresar y hacerme profesional.

Como en mis primeros años quería "volverme chino" en todos los sentidos, quise agarrar la paleta como hacen ellos, es decir, como si el mango de la paleta fuese un boli (el lllamado "estilo bolígrafo"). Los europeos suelen usar la paleta agarrándo el mango como si fuera una raqueta de tenis ("estilo apretón de manos").

Mi técnica se asemeja a la del bolígrafo, pero no es perfecta y hace que tenga muchos errores.

Pero bueno, dejemos de hablar de mis sueños olímpicos rotos y centrémonos en el tenis de mesa.

China domina abusivamente en el ping pong actual, hecho que a los chinos les encanta pero también hace que en el resto del mundo el tenis de mesa no sea muy popular (sí como juego, pero no como deporte de masas). Sólo algún coreano o algún centroeuropeo se ha atrevido a toserles a los chinos en alguna ocasión.

En los Juegos Olímpicos (es deporte olímpico desde Seúl 88) los chinos se han llevado 16 de las 20 medallas de oro que se han repartido en 20 años. En Atenas 96 y Sydney 2000 se llevaron todos los oros: masculino, femenino, dobles masculinos y dobles femeninos.

Los chinos tienen la sensación de que el mundo exterior les tiene envidia por su hegemonía y está intentando hacer lo que sea para impedir que sigan ganándolo todo. Quizá algo de cierto hay en todo eso, porque la federación internacional ha cambiado muchas reglas en los últimos años, y cada vez que lo ha hecho, los chinos han perdido un poco de su poderío.

La principal reforma de los últimos años fue hacer que los sets duraran 11 puntos, y no 21, como pasaba antes del año 2000. Otra regla fue prohibir que el que tiene el servicio oculte la pelota con su cuerpo al sacar. A los chinos, que sacan siempre de formas extrañas, no les gustó nada.

No conozco mucho a los jugadores chinos de ping pong, porque en realidad tampoco son megaestrellas en el país. Se les conoce algo, sí, pero no me consta que sean multimillonarios, ni que hagan montones de anuncios televisivos...

Los únicos tenistas de mesa chinos que conozco por su nombre son Ma Lin y Ma Long. Con esos nombres tan de tebeo son difíciles de olvidar. Ma Lin es actualmente el número 2 del mundo,  mientras que el número 1 es Wang Liqin (bronce en Atenas). Otros a los que hay que estar atentos son Kong Linghui, Wang Hao, Hao Shuai, Chen Qi... En féminas, las 4 mejores del mundo son ahora mismo mujeres: Zhang Yining, Guo Yan, Wang Nan y Guo Yue.

España no es tan mala en ping pong como pudiera parecer... Es vigésimo segunda según el ránking mundial, ¡por encima de EEUU! Por cierto, que muchos de los jugadores de la selección española son de origen chino, empezando por el mejor tenisdemesista español del momento, He Zhiwen (que compitió en Atenas 2004 y ya fue bautizado por algún periodista graciosillo como "Pepito" o alguna cosa similar).

En el ranking de jugadores he visto por lo menos a cinco chinos y tres jugadores con nombre chino y nacionalidad española.

Por cierto, quiero recordar, aunque ya lo dije en su día, que "ping pong", contra lo que pueda parecer, no es una palabra china, y tampoco es un deporte originario de China. Es un nombre basado en el ruido de la pelotica, alternativo al oficial "tenis de mesa". El nombre, igual que el deporte, lo inventaron los ingleses. Por esas serendipias de la vida, un deporte con un nombre que suena a chino acabó siendo dominado por China.

Para terminar por hoy, una frikada relacionada: una web que colecciona fotos de famosos jugando al ping pong.

   

PD: A veces los extranjeros que acaban de llegar a China se preguntan de qué forma puede uno hacer amigos chinos: pues bien, jugar al ping pong es una buena forma de hacerlo.

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré