chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Primer chinochaño

21 de Noviembre, 2006, 0:31



Bueno, pues se cumple hoy un año desde que empecé este blog que tanto tiempo me ha quitado pero tan a gusto he escrito... Para conmemorarlo, hoy Chinochano hablará de Chinochano, una mirada de ombligo como autoregalo.

Chinochano comenzó en noviembre de 2005,  uno o dos meses después de que yo, ignorante de mí, descubriera que había una cosa en Internet que se llamaba blogs. O mejor dicho: había oído hablar de los blogs, pero pensaba que sólo un informático los podía escribir.

En el primer post ya dije que quería que el blog fuera no sólo un sitio donde yo dejo mis chorradillas, sino también un punto de encuentro de gente interesada en China. Creo que ese objetivo se ha cumplido de sobra, y el blog es visitado día a día por hispanohablantes que viven o han vivido en China, padres que adoptaron niños chinos, estudiantes chinos de español y estudiantes españoles de chino, jóvenes hispanohablantes con padres chinos, fans de Jackie Chan... Ésa era la idea, así que muy contento que estoy.

Desde el principio elegí el cuasi-anonimato (aunque mi nombre aparece escondido en alguna parte del blog) para tener libertad, lo que ha hecho que el nombre del blog -o su versión abreviada, ChCh- se haya convertido en mi seudónimo. Algo que ahora parece lógico, pero que en un principio no imaginé que pasaría. Bueno, también hay quien me llama chinito en los comentarios, e incluso alguno cree que soy de nacionalidad china.

Para no aburrir, he intentado que cada día el artículo no se pareciera en nada al del día anterior. He pasado de la política al deporte, de la música a los viajes, o del folclore a la recopilación de las matrículas provinciales chinas. Casi siempre escribí desde Pekín, pero también hubo artículos desde Filipinas, el Tíbet, algún lugar que otro de China y, por supuesto, España.

Para mí esto de los blogs sigue siendo algo muy nuevo, por eso me sigo sorprendiendo día a día de que haya gente que me escriba al email para preguntarme todo tipo de cosas relacionadas con China, desde españoles con novia china que piden consejos matrimoniales hasta empresarios que preguntan si vale la pena invertir en este país. A veces me abruma, pero yo intento siempre responder.

El blog no me ha dado ingreso económico alguno -todavía estoy esperando a que Google me llame para comprármelo por 1.500 millones de dólares- pero sí me ha regalado la oportunidad de conocer, aunque la mayor parte de las veces fuera por escrito, a muchísima gente (me encantaría dar nombres, pero no lo haré por temor a dejarme alguno).

Lo que se escribe en los blogs al día siguiente sirve para envolver el bocadillo (¿era así la frase?), pero de todas formas yo conservo en el recuerdo varios artículos, especialmente los que me llevaron algo de curro pero acabaron bastante pulidos. Estoy especialmente orgulloso de aquel en el que elaboré el birrograma de China, pero también ése en el que explicaba, a base de Risk, la estrategia de China para dominar el mundo.

Aunque, seamos honestos, el artículo que más visitas me ha dado es aquel en el que conté que me había tocado la pedrea en la lotería de Navidad. ¿Las causas? Difíciles de explicar: de forma casi surrealista, un post bastante tonto acabó convertido en un club de fans de la serie coreana Escalera al Cielo, y desde entonces, decenas de latinoamericanos locos de la serie me visitan al día. Lo irónico de la cosa es que ese post ni siquiera era honesto, ya que en realidad nunca me tocó la pedrea: me equivoqué al mirar los números, y el número 58.594 no tuvo premio alguno.

Supongo que el colocar en la bitácora una foto del calvo de la suerte (el de la lotería, ya "jubilado") me dio a mí también buena fortuna ese día. Por tanto, habrá que ser práctico y poner a ese calvo en más ocasiones...



En fin, que gracias a todos por visitar, leer, comentar y emailear, y que de momento, Chinochano sigue.

PD: Ya que Chinochano es el tema de hoy, no estaría de más recordar que "chinochano" -palabra que en aragonés y en catalán sinifica "poco a poco"- es también el nombre de un club motociclista de Sabadell, el de una web en aragonés, y también es el título del último disco del grupo folk Hato de Foces. ¡Que no tenemos copyright, oye!

Enlace Permanente

Por ahora hay 28 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré