chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


No corta el mar sino vuela

21 de Mayo, 2007, 0:01

Con grande, muy grande dolor en mi corazón, leo en la prensa de hoy que el velero Cutty Sark, un barco con 130 años de historia, ha ardido en Londres de mesana a trinquete (toma ya vocabulario marinero).

El Cutty Sark es -o era- un velero conocido por miles de personas de mi generación, los que fuimos críos en los 80. Y no es porque nos pimpláramos botellas del whisky homónimo, no señor (aunque alguno se bebió algún trago a escondidas), sino porque el Cutty Sark era una de las mejores cartas de aquella mítica baraja titulada "
Veleros", publicada por -quién si no- Heraclio Fournier y que nos animó aquellas tardes en las que aún no había muchos vídeojuegos.

Había cartas de 40 hermosos veleros, entre ellos el Juan Sebastián Elcano español, el Esmeralda chileno y el Libertad argentino (como el de la canción de Perales), cada una con tres datos de cada barco: su eslora, su manga y su fecha de construcción. El de mayor eslora o longitud era el Passat alemán, el de mayor manga o anchura era el Amerigo Vespucci italiano, y el de mayor antigüedad... el Cutty Sark. Tener esa carta era una gran noticia en el lance del juego.


Qué jorobante es la memoria... Me acuerdo de cosas tan pequeñas como las que acabo de decir, y no del producto interior bruto de EEUU, que es mucho más importante (¿o no?)

Ahora, ese barco está ardiendo, y yo, que gracias a alguien con un nombre tan feo como Heraclio llegué a amar los veleros y la mar, estoy triste y, por qué no decirlo, jorobado por el hecho.

A todo esto, alguno ya se estará preguntando qué tienen que ver el Cutty Sark, el whisky, Heraclio Fournier y la memoria con China, que es de lo que va este blog...

Podría rebelarme y decir que nada, que hoy me apetecía hablar de veleros, pero voy a ser condescendiente y decir que el Cutty Sark tuvo mucho que ver con China. Eso es.

Porque el Cutty Sark transportaba en el siglo XIX té desde las costas de China a Gran Bretaña, al menos en los primeros años. De hecho, fue especialmente diseñado para ser uno de los barcos más rápidos del mundo en su época, y poder así llevar las primeras hojas de té del año a los consumidores británicos, que de toda la vida han preferido el té al café, vete tú a saber por qué, Marifé.

Mi pregunta es: ¿y en la vuelta? ¿Llevaría opio?

Eran los años en que Gran Bretaña compraba a China té y porcelanas, y le pagaba a veces con dinero, pero otras con opio... Opio que a veces se ha pensado erróneamente que es originario de China, pero no señor, donde se cultivaba era en la entonces británica India. A los británicos no les gusta mucho reconocerlo, pero extendieron el vicio del opio por China.

Quizá el cine o la literatura han contribuido a chinizar el opio. Por ejemplo, el "Loto Azul" de Tintín (de cuyo autor se cumple el centenario mañana), donde Tintín viaja a Shanghai y se fuma pipas de opio así de grandes. O aquel fumadero chino en el Chinatown neoyorquino que aparece en "Érase una vez en América"...

Volviendo a lo importante de este post, que son las barajas de Heraclio Fournier: me llama la atención de que en aquella serie de veleros, no hubiera ningun barco chino, siendo que los chinos construyeron algunos de los veleros más grandes de la historia y fueron una potencia naval impresionante durante siglos.

El único asiático en la baraja, de hecho, era el japonés
Nippon Maru (mi memoria para cosas chorras sigue sin fallarme).

Hubiera sido bonito que los fabricantes de naipes vitorianos hubieran puesto un sampán, o uno de esos barcos gigantescos chinos que cruzaron los siete mares y según algunos llegaron a América antes que Colón.


Quizá el problema es que, probablemente, ya no queda ninguno. Oremos un responso por ellos, y otro por el Cutty.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré