chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Julio del 2007


Uno de esos posts que nadie comenta
porque hablan de fútboles extraños

30 de Julio, 2007, 0:01



Ayer terminó la Copa de Asia de Fútbol, que últimamente se celebra cada tres años (esta vez fue coorganizada por Vietnam, Indonesia, Tailandia y Malasia) y en esta ocasión ha tenido un sorprendente ganador: Irak, el equipo de un país destrozado por la guerra y los atentados, que pese a todo ha hecho un equipo competitivo y capaz de superar a favoritos como Australia, Corea del Sur o Arabia Saudí, a la que ganó en la final.

Enhorabuena, me alegro un montón por ellos. Encima, unos pobres iraquíes que salieron a la calle para celebrar hace unos días el pase a la final murieron en un atentado. Así que, entre tanta desgracia, ya era hora de que ese país se lleve una alegría, aunque sea pequeña.

En el campo de lo deportivo, además, esta victoria tiene el mérito de haber sido lograda en una zona, el sureste de Asia, donde estos días debe estar haciendo un calor como para derretir los relojes de Dalí. En Pekín nos morimos de la calufa, y el pasado fin de semana que fui más al sur, a Shanghai, el calor era aún más insoportable, así que no quiero ni pensar la que deben estar sufriendo en zonas más meridionales de Asia. No puedo imaginarme, lo digo en serio, mayor calor que el que hacía el pasado fin de semana en tierras shanghainesas.

China, en este campeonato, no partía como favorita, pero sí como una posible alternativa a las que sí lo eran (Corea del Sur, Arabia Saudí, Australia, Japón e Irán). Era un poco como lo que suele ser España en las Eurocopas: un país del que no se espera mucho, pero del que secretamente sus aficionados piensan: "mira que si este año cambia la suerte..."

Y como le pasa también a España, China no cambió, fue la selección mediocre de siempre, y ni siquiera pasó a los cuartos de final, algo que no le sucedía en más de 20 años. Encima, tras una humillante derrota contra Uzbekistán por 3 a 0.

La selección china tiene otro problema que le asemeja al equipo español: su seleccionador (Zhu Guanghu) no se quiere marchar, pese a que toda la afición quiere que así sea. De todos modos, en este caso parece que la federación no tiene demasiado en cuenta los deseos del técnico, y ya está buscando un sustituto. Se oyen muchos nombres, pero lo más probable es que sea uno de esos técnicos europeos "trotamundos" que pasan su carrera dirigiendo selecciones de África y Asia.

China nunca ha sido una selección puntera, ni siquiera dentro del bajo nivel que tiene el balompié asiático, pero dado su poder en el deporte en general, su enorme población y su pasión por el fútbol (más el extranjero que el local) siempre se ha esperado de ella que se llevara algún torneo continental. Aunque fuera de rebote, como hicieron en Europa sorprendentes ganadores como Dinamarca (1992) o Grecia (2004). China de hecho ha estado a las puertas de ello dos veces, en 1984 (cayó derrotada ante Arabia Saudí) y en 2004, perdiendo la finalísima ante Japón. Esa final fue un duro palo para los chinos, por el simbolismo de caer en Pekín y ante los nipones, rivales de China no sólo en lo deportivo sino también en lo político.

A veces veo a los aficionados chinos al deporte un poco masoquistas, porque con la de disciplinas en las que dominan y ganan medallas sin límite -ping pong, saltos de trampolín, bádminton, gimnasia, etc- el deporte que más parece gustarle a la mayoría es el fútbol, en el que nunca se comen un rosco.

Pero ellos confían en que un día puedan por lo menos ser una "potencia media" del fútbol mundial, alguien habitual en los campeonatos internacionales aunque luego no gane ninguno... como España.

Enlace Permanente

Por ahora hay 17 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Hablemos de cosas

27 de Julio, 2007, 0:01




Un artículo escrito por Elena, mi actual profesora de chino, en su blog me ha inspirado para escribir sobre las cosas. Ya sé que parece un tema muy general, pero tranquilos que seré breve.

En chino, la palabra "cosa" se escribe dongxi:


Es una palabra bien curiosa, porque "dong"
 
significa oriente,

y "xi"
 
es occidente,
por lo que una "cosa" es algo así como la unión de oriente y occidente. Que botitooooo...

No sabía yo el origen de esta palabra china, pero hace poco escuché una historia que lo explica, y que bueno, quizá no sea del todo exacta, pero si non e vera e ben trovata.

Dice la historia que cuando Xian era la capital de China, hace mil años o más, había en la ciudad dos grandes mercados, a los que llegaban las mercancías de Occidente (a través de la Ruta de la Seda) y se vendían las de Oriente, entre ellas la famosa seda que daba nombre a la ruta.

Uno de esos mercados se encontraba en la parte oriental de la ciudad, y otro de ellos en la occidental. Es de imaginar que en ellos se vendían prácticamente todas las cosas conocidas en el mundo conocido, y de ahí surgió la idea de llamar "dongxi" a las cosas.

Hace poco, por cierto, el gobierno de Xian dijo que iba a reconstruir uno de esos dos mercados (ahora no me acuerdo de si era el del este o el del oeste, sólo de que era el más grande y el más internacional) para situarlo como final simbólico de la antigua Ruta de la Seda y, cómo no, atraer turistas, que lo de los Guerreros de Terracota ya está muy visto.

Sobre la palabra "dongxi", Elena también cuenta en su blog una cosa muy curiosa: si a un chino le dices: "¡eres una cosa!" (ni shige shenme dongxi!) le estás insultando. Y si en cambio le espetas: "¡no eres una cosa!" (ni bu shi dongxi!)... ¡también le estás insultando!

Así que ya sabéis, intentad en China no relacionar nunca personas y cosas, ni de forma afirmativa ni negativa.

Dongxi no es la única palabra china que se forma con una curiosa unión de otras dos, de hecho hay cientos y quizá hasta miles así. Otras combinaciones interesantes son...

Duoshao? (de "duo", mucho, y "shao", poco), que significa "¿cuánto?".

Maodun (de "mao", lanza, y "dun", escudo), que significa "contradicción".

Mamahuhu (de "ma", caballo, y "hu", tigre), que no significa "caballo caballo tigre tigre", sino "regular", es decir, ni muy bueno no muy malo. Esta es una palabra que a los extranjeros que aprendemos chino nos encanta meter en nuestras primeras conversaciones, aunque luego los chinos la verdad es que no la emplean demasiado.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Sanconejo sanconejo,
en que buen tiempo has venido...

25 de Julio, 2007, 0:01

Mientras la blogosfera española arde por el caso "El Jueves", en mi Huesca natal otra polémica invade los blogs locales: la generada por el cartel que tendrán las fiestas de San Lorenzo (del 9 al 15 de agosto).

El cartel en cuestión muestra a un conejo blanco con una pañoleta verde (ya que, así como en los Sanfermines se lleva pañoleta roja, en los Sanlorenzos se lleva del color de la esperanza).


El cartel no ha gustado demasiado a los blogueros oscenses, no ya por su estética vanguardista, sino por el hecho de colocar de protagonista a un conejo, animal que, por lo menos hasta ahora, no tiene mucho que ver con Huesca, ni sus fiestas, ni sus costumbres, ni su historia, ni siquiera su gastronomía (aunque un buen
conejo a la chilindrón sí se come de vez en cuando). El cartel, por lo que parece, buscaba mover al debate, y vaya si lo ha hecho...

Yo llego con cierto retraso a este debate, pero de todas formas quería hacer unas aportaciones "pequinesas" al tema, que son las siguientes:

A mí los conejos blancos tampoco me parecen demasiado apropiados para un cartel laurentino, pero al menos, su presencia me permite decir que en China uno de los caramelos más famosos del país -quizá el más famoso- se llama, precisamente, "Dabaitu" (Conejo Blanco). Son unos caramelos de crema de leche, algo que resulta curioso en un país como éste, donde la leche no gusta demasiado.


Están buenísimos, y el gran dilema al comerlos es si digerirlos con envoltorio o no, ya que la segunda capa de papel que los envuelve, muy fina y transparente, quizá no es comestible pero es fácilmente tragable.

Estas golosinas chinas están en la picota en los últimos días (¿qué producto chino no está en la picota estos días?) porque en Filipinas han dicho que tienen formaldehido y las han retirado del mercado.

Los caramelos Conejo Blanco, según cuenta Wiskipedia, fueron creados en 1943 y se dice que Zhou Enlai le regaló unos cuantos a Nixon cuando éste visitó China en los 70. De todas formas, si creemos todas las historias de productos chinos regalados por Mao y Zhou a Nixon, habría que averiguar en cuántos aviones , barcos o furgonetas de reparto hubo que cargar todos esos obsequios y cómo se los comió todos después el más tarde dimitido presidente, al que si no le dio un empacho de gastronomía china poco le debió faltar.

En China se come conejo, aunque no mucho, y de hecho lo consideran un plato un tanto exótico, como si fuera perro o serpiente (quizá no tanto, pero por ahí van los tiros). Recuerdo que una vez mi novia cocinó conejo en casa, y cuando me lo dio para cenar, se pensó que iba a quedarme sorprendidísimo, como si me estuviera dando de comer un gorila de montaña. No sabía ella que en España lo comemos con almendras o al vino...

Dejando aparte las cualidades gastronómicas del conejo, me voy a poner pragmático en este post, porque creo que después de seis años en China, uno acaba teniendo alma de comerciante y sentido del negocio (esto es mentira, pero lo pongo a ver si cuela).

Por ello, os informo, oscenses y forasteros que me estéis leyendo y vayáis a estar en los sanlorenzos, que en Pekín alguna vez se ven tiendas en las que se venden orejas de conejo postizas, y hasta a gente por la calle -no sólo niños- llevándolas por la calle, para hacer el tonto los domingos en el parque. Como este año en los sanlorenzos puede que esté de moda llevar estas orejas, os las vendo a buen precio (descuento para grandes pedidos).

Ya sabéis donde contactar si os interesa... ¡a ver si salimos de probes!


Advertencia:
Las orejas que he visto en Pekín
-y sus portadoras-
no son iguales a las de la foto.


Para terminar con tanta conejada, el hecho de que el cartel de los sanlorenzos tenga un conejo blanco me va a servir de tonta excusa para enlazaros con una de mis canciones favoritas:

Es, cómo no, White Rabbit, de Jefferson Airplane.

Ahí va un directo del grupo, su aún más directa actuación en Woodstock (1969) y una versión con imágenes de Alicia en el País de las Maravillas. Después de oír esta maravillosa canción, a uno hasta acaba gustándole el cartel de marras...

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Mao is nothing

23 de Julio, 2007, 0:01





La firma de marca deportiva Adidas ha lanzado una atrevida campaña publicitaria en China, en la  que mezcla dos acontecimientos de masas: el Revolcón Cultural, que los chinos sufrieron entre 1966 y 1976, y los Juegos Olímpicos que sufrirán en 2008.

La marca de las tres rayitas ha colocado en el metro de Pekín carteles en los que las masas gritan enfervorizadas, como hacían -o les hacían hacer- 30 años agó. Pero ahora ya no aclaman a Mao, Lin Biao o Zhou Enlai, sino a sus deportistas patrios.

Uno de los carteles está dedicado a la selección femenina de voleibol, que se llevó el oro en Atenas 2004:




Y otro a los saltadores de trampolín chinos, que también se llevan al bolsillo muchos metales dorados en las competiciones internacionales (y algunos de ellos son muy sessualmente deseados en el país, como por ejemplo la bella Guo Jingjing).


Los carteles imitan la estética de los carteles de la Revolución Cultural, con predominio de rojos, blancos y negros:


Pero en el lugar donde estaría un forzudo obrero o un orondo Mao riendo a carcajada limpia, se sitúa ahora un atleta. Cómo cambian los tiempos...

Este tipo de parodias del arte de la Revolución Cultural -que a mí me gusta estéticamente, pese a que ese periodo fue desastroso para los chinos- son muy frecuentes hoy en día en China, y de hecho muchos artistas de este país se dedican en cuerpo y alma a este tipo de diseños, porque saben que los compradores extranjeros es lo que quieren.

En China el arte está en ocasiones un poco comercializado, el artista no hace lo que quiere sino lo que se vende, al menos eso dicen los entendidos. Yo, de todas formas, reconozco que si fuera millonario y comprador de arte, seguramente caería en esa moda y compraría arte pseudomaoísta a cascoporro.


Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (2)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Censura española vista desde un país censor

22 de Julio, 2007, 0:01




¡ESTO CON EVA SANNUM NO HUBIERA PASADO!

He estado buscando este fin de semana en los medios de comunicación chinos en inglés a ver si alguno de ellos hablaba del insólito hecho ocurrido estos días en España, donde jueces y fiscales generales del Estado, probablemente atendiendo una petición de la Casa Real, han decidido regresar a tiempos preconstitucionales.

Sin embargo, ni China Daily ni Diario del Pueblo ni Xinhua han citado el hecho, que yo sepa. Parece ser que a China, un país que considera que la censura ha de aplicarse con generosidad, no le ha llamado excesivamente la atención el suceso.

Sólo en South China Morning Post, periódico de Hong Kong que disfruta de algo más de libertad de prensa, se habla algo del tema en este artículo, aunque publicando un extracto de The Guardian.

De todas formas, creo que es interesante recordar que hace año y medio, el diario estatal China Daily publicó una foto de los rosados culos de Letizia y Felipe, algo que se comentó en uno de los primeros posts de este blog.


Desde Pekín, la comunidad de españoles exiliados y lectores del Jueves esperamos con impaciencia la llegada por correo de ejemplares del polémico número juevero, para poder guardarlo como una reliquia y poder hacernos fotos con él en Tiananmen si un día adviene la
III República.

Una cosa más:

¡DESBLOQUEO DE LA WEB DEL JUEVES YA! ¡NO A LA CIBERCENSURA, NI EN CHINA NI EN ESPAÑA!

Enlace Permanente

Por ahora hay 29 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Publicidad equilátera

20 de Julio, 2007, 0:01

Antes de escribir el post de hoy, permitidme que exprese mi más enérgica protesta por una acción judicial que parece de la otra época, además de todo mi apoyo a El Jueves. Y luego dicen de la censura china.

Leed el comunicado que da El Jueves en su web, creo que es muy apropiado eso de que pongan la fecha de hoy entre interrogaciones.

Por cierto, vergonzosa también la
falta de apoyo que ha sufrido El Jueves por parte de las federaciones de humoristas y la de periodistas. Qué pena me da. Pa ratos me federo yo.


 Ya hablé hace un tiempo de la
publicidad en China y sus diversos soportes. En aquella ocasión me olvidé -en realidad todavía no me habían llamado la atención- de los triángulos publicitarios chinos. Así que solucionemos hoy aquella omisión.


En toda China es muy frecuente ver esta clase de anuncios, en lo alto de un poste y con forma de prisma triangular. Ofrecen, obviamente, la ventaja de anunciar tres cosas en el mismo soporte, en lugar de dos, como es normal en los carteles callejeros (ojo que cualquier día los chinos se ponen a hacer paneles publicitarios dodecagonales).

La desventaja, también obvia, es que estos anuncios ocupan un espacio considerable en las ciudades y pueblos de la geografía china. Pero eso a los chinos no les importa demasiado, porque a cambio les brinda dos ventajas más:

Sombra. En los meses de verano, en medio de los campos del seco y desarbolado norte chino, a veces estos carteles son la única sombra lo suficientemente grande como para cobijar a los acalorados viandantes. No es difícil ver a alguno sentado al pie del poste, disfrutando del fresco que da un anuncio.

Belleza: A veces, los chinos convierten estos aparatosos anuncios en verdaderos monumentos de sus ciudades (casi mejor que una estatua, a la luz de los espantosos diseños escultóricos que se ven en otras plazas chinas). No es raro, por ejemplo, que los coloquen en el mismísimo centro de una plaza, como si se tratara de una fuente de siete caños. He aquí un ejemplo tomado desde un taxi:


En ocasiones estos anuncios pueden verse en medio de una polvorienta carretera china, colaborando para que el paisaje adquiera visos de road movie americana. Sólo falta Tarantino con un subfusil pegando tiros.


En fin, que los triangulares anuncios chinos no son tan bellos como nuestro toro de Osborne, pero en fin, tienen su aquel, y me han movido en alguna ocasión, como se ha visto, a sacar la cámara y fotografiarlos.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Borregovegantes

18 de Julio, 2007, 0:01

Prometí en el post anterior hablar de posibilidades lúdicas en el Río Amarillo (Huang He) a su paso por la ciudad de Lanzhou, ésa en la que estuvieron a punto de cargarse las montañas circundantes para que corriera más el airecillo (ver post anterior).

Bueno, pues lo que el Amarillo ofrece en Lanzhou es la posibilidad de navegar en una balsa que flota gracias a flotadores hechos con ovejas.


Los flotadores de borrego son como los odres que antaño se usaban en España para llevar vino u otras sustancias, sólo que en Lanzhou -y supongo que en otras partes de China- los rellenan simplemente de aire, después de haberlos cosido bien para que no haya ninguna fisura.

Las balsas llevan atadas a su parte inferior un buen montón de estos globorregos (en el que monté yo eran 12). Una docena de estos peculiares flotadores, como pudimos comprobar los tripulantes, basta y sobra para sostener a tres personas sobre la embarcación.

Es de destacar la forma en la que los lanzhouneses tienen organizado el negocio de las balsas ovinas. Como es un lío remar río arriba con ellas, lo que hacen es transportarlas sobre el capó de una lancha motora, para luego bajar con ellas. Es muy curioso ver una de esas lanchas, aparentemente tan "cools", transportando en la parte de delante 12 o 24 ovejas hinchadas (dependiendo de si transportan una balsa o dos a la vez).


Al principio pensé que las balsas flotaban gracias a pieles de cerdo (de hecho, el post inicialmente lo escribí basándome en esta idea, e incluso lo titulé "puercovegantes"). Por eso, me preguntaba yo, mientras bajaba por el río Amarillo en la balsa, si los muchos musulmanes que hay en esa ciudad y otras partes de la región (el Islam llegó allí a través de la Ruta de la Seda) estaban o no dispuestos a navegar en una embarcación así. Pero al cabo de unos días me enteré de que había estado más de una semana engañado sobre el origen animal de estas embarcaciones...


También imaginé lo gracioso que sería hinchar esos odres con helio, en lugar de aire, y ver a niños llevando de la mano globos con forma de cuerpo ovejuno, en los domingos y fiestas de guardar. Quizá sería un negocio a tener en cuenta, ahora que llegan las fiestas patronales y los niños piden su globito.

Otra particularidad del Amarillo a su paso por Lanzhou es que en su orilla hay una docena de norias de madera, grandes y bellas. Ahora están en un parque y son sólo para hacerles fotos, pero en tiempos formaban parte esencial del sistema de aguas de la ciudad, y por lo visto había cientos de ellas.




ACTUALIZACIÓN (02/08/2007): La prensa china saca hoy fotos de borregovegantas de muy buen ver. He aquí una de las imágenes:

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Drástico Lanzhou

16 de Julio, 2007, 0:01

El otro día hablaba de las grutas de Mogao, en la provincia china de Gansu, la de la vieja Ruta de la Seda. La capital de esa provincia es Lanzhou, ciudad que también visité la semana pasada.

Lanzhou tiene -o tuvo- fama de ser una de las ciudades más contaminadas del mundo. La verdad es que me cuesta entenderlo: yo vi una ciudad de cielos azules, mucho más azules que los de la grisacea Pekín.

Pekín este mes...


... y Lanzhou este mes.

Además, como se ve en la foto anterior, Lanzhou tiene el atractivo natural de estár bañada por el río Amarillo, que baja turbio todo el año el pobrecillo, como si siempre acabara de caer una tormenta.

Hay otras capitales provinciales chinas que afirman ser ribereñas del Amarillo: Zhengzhou, Yinchuan... pero esas otras en realidad tienen el río a varios kilómetros, pues parece ser que hay miedo a sus crecidas. Sin embargo, los de Lanzhou son muy machos y tienen sus casas al ladito mismo del río.

Lanzhou está de hecho en un valle del Amarillo, entre montes al norte y al sur de la ciudad. Montañas secas, peladas, loessicas, esas cuya tierra se chupa el Amarillo, dándole ese color de... ejem... caramelo de café con leche.

Las montañas son, según dicen los lugareños, la razón de que Lanzhou esté tan contaminado: no dejan pasar el aire, y el humo de las fábricas, calefacciones y autos se queda en el valle, ahogando a la gente. Imagino que será peor la cosa en invierno, porque estos días, aunque hubo algo de bruma en algunos momentos, en general el tiempo era espléndido. Aunque la situación era como la de Madrid: si uno se aleja un poco y se sube a las montañas de alrededor, ve la ciudad cubierta de niebla (o más bien de "mierbla").


La culpabilización contra las montañas llegó hace unos años a tal nivel que alguien en la ciudad propuso dinamitar una de ellas, o unas cuantas, para dejar pasar el aire y que la ciudad se ventilara. A eso se le llama en algunos lugares 'matar moscas a cañonazos', pero la idea prendió, e incluso hubo estudios para ver cómo hacerlo y cuánta dinamita gastar en ello.

Al final la idea no se puso en práctica, así que si uno va a esa ciudad, puede seguir disfrutando de todas las montañas loéssicas de alrededor, completitas y sin que falte ni un pico.

Lanzhou además tiene un enorme atractivo debido a una actividad lúdica que se lleva a cabo precisamente en el río Amarillo... pero de esto hablaré en el próximo post, para tener al lector en vilo y que regrese al blog dentro de un día o dos. Y es que en vacaciones el número de lectores disminuye, y hay que buscar trucos para mantener la audiencia...

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (2)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



La venganza de Mogao

13 de Julio, 2007, 0:01

Esta semana estoy escribiendo un poco menos que en anteriores porque me encuentro de viaje en la provincia china de Gansu, en el noroeste de China:


Es una provincia alargada: más que una provincia parece un camino, y es muy apropiado ese parecido porque por ella pasaba la Ruta de la Seda, de la que aún quedan muchos vestigios allí (el mayor de ellos, la mezcla de pueblos: musulmanes, chinos, tibetanos, kazajos...).

En el extremo noroeste de la provincia de Gansu se encuentran las grutas de Mogao, una de las más bellas muestras de arte budista del mundo. Hay cientos de cuevas con pinturas y esculturas, y aunque en la visita guiada sólo ves una decena, basta y sobra para quedar alucinado (no hace falta ser budista ni experto en arte para que te gusten). Además, las señoras guías te explican muy bien la simbología de las pinturas, detalles, anécdotas, curiosidades...

Las grutas de Mogao fueron visitadas a principios del siglo XX por numerosos arqueólogos estadounidenses, franceses, ingleses, alemanes y de otros lugares de Occidente, y muchos de ellos robaron estatuas y documentos que se hallaban en su interior. El robo más famoso es el de una gruta que estaba llena a rebosar de libros y documentos antiguos, de toda clase, que se llevaron los arqueólogos tras sobornar al guardián por 200 coronas (lo que, imagino, era una miseria). Sustrajeron documentos históricos, sutras budistas, y muchos documentos que relataban la vida cotidiana de siglos atrás, desde recetas de cocina a partituras musicales.

El robo fue vergonzoso, aunque uno lo puede justificar un poco pensando que quizá los europeos ayudaron a que esos documentos se conservaran mejor, no cayendo, por ejemplo, en manos de los Guardias Rojos en el Revolcón Cultural. Y quizá era mejor que estuvieran en una biblioteca francesa antes que en una cueva que ha sufrido inundaciones, terremotos y tormentas de arena. Aunque claro, ahora que los Guardias Rojos están jubilados y los chinos también tienen bibliotecas con regulador de temperatura y otras modernidades, quizá habría que devolver esos documentos...

Los chinos siguen un poco moscas con Occidente debido al robo de los tesoros de Mogao. La señora guía, al explicarnos las historias de las grutas, criticó bastante la actitud de aquellos antiguos arqueólogos... Aunque hay que decir que cuando al grupo de turistas que íbamos con ella se unieron unos estadounidenses, ya no criticó tanto.

No es por criticar yo también, pero la verdad es que detecté cierta "venganza" de Mogao con los extranjeros en un aspecto: el precio de la entrada.

Visitar las hermosas grutas de Mogao cuesta nada más y nada menos que ¡180 yuanazos! Eso son aproximadamente 18 euros de vellón. Con diferencia, la entrada más cara que me ha tocado pagar en un monumento chino (y quizá de cualquier otro país también). Es, por ejemplo, el doble de lo que actualmente cuesta la Ciudad Prohibida de Pekín (entrar en ella, no comprarla).

Para colmo, los extranjeros pagamos 20 yuanes más que los chinos, algo que, como siempre que me toca pagar más que un local, me parece discriminatorio y malo para la imagen de China.

En resumen, que Mogao es un bellezón artístico, y digno de visitar, pero quizá dentro de un tiempo, cuando los chinos se den cuenta de que en esas grutas están matando a la gallina de los huevos de oro.

Termino de todas formas de forma menos criticona y más artística, poniendo la imagen de una de las famosas apsaras (una especie de ángeles del budismo) que vuelan en los techos de las grutas, y se han convertido en uno de los principales símbolos de Mogao. A ver si mi recuerdo de Mogao, al cabo del tiempo, son ellas, y no los 18 euracos que me sablearon en la taquilla.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (1)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Sin boicots

11 de Julio, 2007, 0:01


En los últimos meses han aparecido en la prensa numerosas noticias sobre productos made in China
supuestamente peligrosos: jarabes para la tos, pastas de dientes, comidas para mascotas...

De todos los incidentes relatados en esas noticias, el más grave ha sido la muerte de más de 100 personas, muchas de ellos niños, en Panamá, por usar un jarabe que contenía dietileneglicol, una palabra que de puro verla en los diarios ya la puedo escribir de un tirón sin equivocarme (algunos la ponen separada y con ies griegas). Esa sustancia al parecer procedía de China y llegó a Panamá con una etiqueta equivocada, en un barco que hizo escala en Barcelona.

No es mi intención bromear con las noticias que sobre estos temas han surgido en la prensa. Se trata de la salud de las personas, algo muy serio, y con eso no se debe jugar. Es bueno que si hay casos así se denuncien, y que a China, por supuesto, se le obligue a respetar las mismas normas sanitarias y comerciales que al resto del mundo, no sólo a la hora de exportar sino en su mercado interior (donde hace unos años también murió gente por consumir jarabe con dietileneglicol).

Sólo me gustaría, desde este pequeño blog, hacer unos breves apuntes que quiero sacar para quedarme tranquilo. Porque, dejando claro todo lo anterior -que todo eso se debe denunciar y que China debe ponerse las pilas en controles sanitarios y competencia más leal- también me gustaría romper una lanza en favor del país donde vivo, y donde consumo alimentos y medicinas esperando que sean buenos. Por cierto, que nunca se me ha indigestado una comida en China, mientras que en España sí.

Muchos productos chinos han ayudado a las economías familiares de todo el mundo, gracias a su bajo precio. Es de agradecer su existencia, por lo menos a nivel de consumidores, que es lo que soy yo. Por eso no me parecería justo satanizar todo lo made in China, y deseo que estos casos aparecidos no lleven a esa reacción. Me parece normal y justo que la gente ahora esté alerta contra los dentífricos chinos o el dietileneglicol, pero espero que no decida boicotear todo lo chino (aparte de que lo va a tener difícil). Un boicot de productos chinos perjudicaría no al Gobierno autoritario de Pekín -que ya buscaría argumentos y excusas ante sus gobernados para que esa medida le fortaleciera en el poder- sino a millones de trabajadores chinos, muchos de ellos pobres.

Además, quiero expresar un deseo: deseo que EEUU no esté usando propaganda para frenar el consumo de productos chinos. Muchas de las noticias sobre productos chinos peligrosos han surgido del Gobierno estadounidense, que está en "guerra comercial" con China en todos los frentes. En las guerras se usa mucho la propaganda -también China a veces pone a caldo los productos estadounidenses, que conste- pero espero que cuando se trata de la salud de millones de personas, nadie se ponga a jugar.

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Artículos anteriores en Julio del 2007







Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré