chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Abril del 2008


Este banco está ocupado...

30 de Abril, 2008, 0:01









Los chinos son muy aficionados a las adivinanzas, aunque éstas son algo difíciles de apreciar por un extranjero, ya que estos acertijos suelen jugar con la forma en la que se escriben los caracteres chinos. Para entender estas adivinanzas, por tanto, hay que tener algún conocimiento del idioma chino, sobre todo de su escritura.

En esta web en chino tenéis cientos y cientos de adivinanzas chinas, y pulsando en cada una aparece la respuesta. Yo me veo incapaz de adivinar ninguna, y de hecho, sólo entiendo la lógica de un puñado de respuestas.

Por ejemplo, una de las adivinanzas de esa web dice lo siguiente:

人人开口

Traducido literalmente podría significar algo así como "Todos abren la boca". Los dos primeros caracteres significan "persona", y juntos significan "todas las personas". El tercero es "abrir", y el cuarto es una boca, aunque en el chino moderno para decir "boca" se use otra palabra.

La respuesta de la adivinanza es...



...que significa "carne". Semánticamente no tiene mucho sentido, ya que la lógica está en la escritura: en el carácter de carne (rou) se ven los dos hombres del acertijo, uno sobre otro, y una boca (kou) que está en efecto abierta, ya que le falta el lado inferior.

Las adivinanzas chinas, como el idioma chino en general, intentan ser lo más cortas posibles. Cuantas menos palabras se usen en el enunciado, más brillante es el acertijo. Normalmente, con dos, tres o cuatro caracteres ya se plantea el enigma.

No es fácil adivinar acertijos chinos. A mí se me ha ocurrido plantear uno, a ver si los que sabéis chino lo acertáis:

背景没天

Traducido literalmente significa "No hay cielo en el contexto", aunque el significado del enunciado de poco sirve para la respuesta final.

Al que primero lo acierte, le nombro presidente de Francia en sustitución de Sarkozy.

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios


Nel blu dipinto di blu

29 de Abril, 2008, 0:01

Aunque el ser humano no puede volar, desde hace unos años unos aparatos con alas y bolsas de cacahuetes llamados aviones nos llevan por el aire allá donde queramos, siempre que podamos pagarlo. China tiene muchos de estos llamados aviones, repartidos en numerosas compañías aéreas.

Este blog, con la eterna obsesión de mostrar logotipos, hoy se consagra a enseñar los de algunas de estas aerolíneas, contando un poco, muy poco, de cada una de ellas. Incluye compañías de Hong Kong, Macao y Taiwán, espero que no hiera sensibilidades por ello.


China Southern Airlines: Una de las tres grandes aerolíneas estatales chinas, y la mayor de todas -segunda de Asia- en número de pasajeros. Tiene sede en la ciudad de Cantón, y aunque sea en principio la aerolínea "del sur", también tiene vuelos en otras regiones del país, nacionales e internacionales. Hace poco salió en las noticias, y ya sabéis que cuando un avión sale en las noticias no es para nada bueno: según el Gobierno chino, unos terroristas intentaron sin éxito un atentado en un avión de la compañía que volaba desde Urumqi a Pekín.


Air China: Otra de las tres grandes aerolíneas estatales, ésta con sede en Pekín y mayor influencia en el norte del país. Por capital es la mayor aerolínea del mundo, aunque por pasajeros ni siquiera es la mayor del país. Cuenta Wiskipedia que las palabras en chino de su logotipo son letra manuscrita de Deng Xiaoping. Actualmente es la única línea aérea que hace vuelos directos con España (Pekín-Madrid), aunque el precio del billete, al menos comprándolo desde China, es un robo a mano armada. Creo que últimamente está envuelta en polémica porque su presidente es además el presidente de la Aviación Civil china, algo que no es muy justo para el resto de competidoras.


China Eastern Airlines: La tercera gran aerolínea estatal, con sede en Shanghai e influencia en el este del país, aunque luego, como las anteriores, se la puede encontrar uno por todas partes. Ésta y las dos anteriores absorbieron muchas aerolíneas provinciales y regionales chinas en los últimos años, por orden del gobierno, que quería concentrar el sector. Esta línea fue durante muchos años la única que hacía vuelos directos entre China y España, aunque hacía una parada técnica en Bruselas. Yo, de hecho, tome ese vuelo Madrid-Bruselas-Pekín la primera vez que vine a China. Lo quitaron poco después, iniciando una época de difíciles conexiones aéreas entre China y España que continúa hoy.


Hainan Airlines: Esta aerolínea, en origen provincial, se libró de la gran reconversión del sector y continúa muy fuerte, siendo la cuarta mayor del país. Hace unos meses cambió su nombre por el de Grand China Air, con el fin de que la vean menos como una compañía provincial y más como una nacional, pero como todavía no he encontrado su logotipo, me quedo con su nombre y logo anterior, que todavía se ve en muchos aviones. Como Hainan es una isla en el extremo sur del país, sus aviones y azafatas tienen ciertos detalles tropicales, pero no esperéis azafatas en bikini que no las tendréis.


Shanghai Airlines: Otra aerolínea shanghainesa, aunque mucho más pequeña que China Eastern. Yo volé con ella hace poco de Pekín a Hangzhou, y lo único que puedo decir de ella es que el mostrador de facturación en el aeropuerto de Pekín está algo escondido.


Shenzhen Airlines: Por lo visto, la aerolínea con más beneficios de China, pese a su pequeño tamaño. Sólo tiene vuelos internacionales con algunos países de Asia Oriental.


Xiamen Airlines: Según dice su ficha, es "la primera compañía aérea china que estuvo dirigida por ciudadanos individuales privados". Lo que ya no sé es si las otras aerolíneas eran dirigidas por robots, o por ciudadanos colectivos, o por ciudadanos públicos. No está nada claro.


Shandong Airlines: Con base en Shandong, en el este del país, principalmente ofrece vuelos de o hacia esa provincia, sobre todo domésticos pero también alguno que otro a Corea del Sur, que está bastante cerca.


OK Airways: Fue la primera aerolínea privada de China, y tiene vuelos desde 2005, aunque la verdad es que no se oye hablar mucho de ella.


Spring Airlines: También privada, a ella se le considera la primera aerolínea de bajo coste de China, y tampoco se sabe mucho qué tal le va.


Cathay Pacific: Esta compañía de Hong Kong, según las encuestas, es la aerolínea que mejor servicio ofrece en el mundo. Yo volé con ella de Pekín a Manila, con escala en Hong Kong, y no me hicieron masajes ni nada por el estilo, pero sí que recuerdo que hubo un par de viajeros que se pusieron muy de mala leche por overbooking y la azafata les trató con mucha paciencia y atención. Mi entonces novia hasta les dejó una nota felicitándoles por lo bien que se habían portado. Wiskipedia dice que la compañía la fundaron en un bar unos ex pilotos de fuerza aérea de EEUU y Australia, en 1946. En 1954, las fuerzas aéreas chinas se cargaron uno de sus aviones de pasajeros en pleno vuelo.


Dragonair: Hasta hace poco la segunda gran aerolínea de Hong Kong, pero Cathay la compró. De todos modos, creo que mantiene su nombre, pues sigue habiendo aviones con el dragón de su logotipo en la cola.


Oasis Airlines: También hongkonesa, nació en 2005 como la primera compañía de bajo coste que fletaba vuelos entre Asia Oriental y Europa (concretamente, entre Hong Kong y Londres). Los vuelos se ofrecían a hasta 100 euros, una ganga, pero luego ya se sabe que entre pitos y flautas acabas pagando el triple. Además, la alegría duró poco en la casa del pobre, porque hace apenas unas semanas dejó de funcionar, por problemas económicos.


Air Macau: La principal aerolínea de Macao, con algún vuelo internacional. Como las compañías de Hong Kong, puede ofrecer regularmente vuelos a Taiwán, cosa que las aerolíneas chinas no pueden (sólo en fiestas especiales, y sólo para ciudadanos taiwaneses que viajan a China o desde China).


Viva Macau: Compañía de bajo coste de Macao, fundada en 2005. Ofrece algún destino interesante: Sydney, Phuket, Maldivas...


China Airlines: Irónicamente, es casi imposible ver un avión con este nombre en China, dado que se trata de una compañía de Taiwán, y por ahora los vuelos entre China y Taiwán están muy limitados. Los independentistas querían rebautizar a la compañía "Taiwán Airlines", pero de momento mantiene su nombre original. Esta línea aérea, la principal de la isla, tiene un triste historial de accidentes. El último que hizo titulares en las noticias fue en verano del año pasado, y aunque no hubo víctimas fue espectacular: el avión se incendió cuando los pasajeros estaban bajando de él, en Japón. Pero bueno, seguro que está mejorando sus sistemas de seguridad a marchas forzadas.


EVA Air: La segunda principal aerolínea de Taiwán, y la mayor de carácter privado.



TransAsia Airways: Otra aerolínea taiwanesa, con algún vuelo internacional a Corea del Sur, Rusia...


Los logotipos, y algunas informaciones para este post, los he sacado de la web Aerosite, una joya para los amantes de los aeroplanos (aunque no muy cómoda para consultar).

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios


Viajando de gorra

28 de Abril, 2008, 0:01

El fin de semana visité con mis tíos y mi prima el Palacio de Verano. Entre el relativo buen tiempo (un poco ventoso, de todos modos) y el hecho de que era fin de semana, había una gran acumulación de grupos turísticos chinos, que son los que realmente invaden los lugares turísticos de China.

He aquí algunas muestras de los grupos que me encontré, con sus gorros y gorras:


Viajes Patosa



Viajes Naranjito



Viajes Aerobic,
"Te regalamos una visera ochentera"




Viajes Naranjito,
sección gorrona



Viajes Naranjito,
sección gorrona pero más anaranjada



Viajes Pollastre



Viajes Colorado,
"China a tu lado"



Viajes Real Zaragoza,
"Viaja a China y goza"



Viajes Osasuna,
"Como China no hay ninguna"


Que dios y Buda me perdonen los ripios.
Ya sabéis, si viajáis por China, ni se os ocurra quitaros la gorra.

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios


¿Y vd, qué opina?

26 de Abril, 2008, 0:01


China anunció hoy que aceptaba
reunirse con un negociador del Dalai Lama. Bonito gesto, y buena noticia, aunque, la verdad, hace años que negociadores del Dalai Lama viajan a China, y se reúnen con líderes comunistas (que suelen ser no demasiado importantes). Para un viaje así no hacía falta la alforja que hemos cargado en los últimos meses.

Ya es fin de semana, no me quiero enrollar mucho, así que sólo voy a dejar a continuación unas preguntas por si queréis intentar responderlas y abrir el debate:

¿Creéis que si Occidente no hubiera presionado China no hubiera negociado? ¿Creéis que sin amenazas de boicot y protestas contra la antorcha, China no hubiera negociado?

¿Creéis que China hace bien basando su política interior en las presiones de Occidente?

¿Creéis que China debería hacer como Occidente y crear titulares de ese tipo?

"China le pide al Reino Unido que resuelva de una vez por todas lo del Ulster,
y de paso lo de Gibraltar".


¿Creéis que el diálogo entre China y el Dalai Lama va a servir para algo? ¿Qué puede salir de allí?

Eso es todo por hoy... Yo, un viernes por la noche, no tengo la cabeza despejada para responder estas dudas. ¡Buen fin de semana!

Enlace Permanente

Por ahora hay 42 comentarios


La única red que nos libera

25 de Abril, 2008, 0:01

A partir de ahora, China puede presumir ya de ser el país con más internautas del mundo. 221 millones, seis más que en Estados Unidos.

La verdad es que ser el que más, el segundo que más o el decimocuarto que más en realidad no cambia mucho la vida. Lo importante es que la comunidad internauta china, pese a la censura, se ha convertido en uno de un grupo grande, con voz. Una de las comunidades con mayor libertad de expresión en el país, más dinámica y que más esperanza en una China mejor transmite.

El Internet chino ha sabido hacer de tripas corazón ante el control de contenidos, y, de la misma forma que el mejor cine español fue
el que supo burlar la censura, quizá las mejores webs chinas estén surgiendo en este momento. Los usuarios de Internet de China han creado héroes, han condenado a villanos y han aupado a estrellas y estrellonas.

Es en el Internet chino donde estos días se genera un intenso debate acerca de Occidente. Con la inmensa mayoría de la población china -nos guste o no- en contra de la independencia del Tíbet y convencida de que los medios extranjeros han vendido al mundo una imagen satanizada del país, ahora los internautas discuten cómo lograr que China mejore su imagen en el extranjero. Lamentablemente, hay algunos que son radicalmente antioccidentales (de la misma forma que en Occidente los hay radicalmente antichinos) pero, afortunadamente, la mayoría son moderados, como debe ser.

También debaten, según me contaba una amiga china el otro día, cómo pueden mejorar la situación de los tibetanos, pues ha quedado probado -por si no se sabía ya- que en Tíbet hay una grave división social y un inmenso trabajo que hacer.

Pocos debates hay, es justo reconocerlo, sobre la opción de cambiar a un sistema multipartidista, o de abolir la pena de muerte, unos temas que sería fantástico que también se debatieran. Pero ojalá que pronto surjan discusiones así. Gracias a Internet, la oportunidad de expresarse en China es cien, mil veces mayor que hace apenas diez años. Para un país como éste, la red ha hecho milagros, aunque muchos la usen para jugar al World Of Warcraft.

Enlace Permanente

Por ahora hay 28 comentarios


Un poquito de chocolate,
que relaja

24 de Abril, 2008, 0:01

El blog lleva una semana bastante espesa, por los últimos posts sobre el Tíbet, los JJOO, el boicot y demás temas que nos tienen un poco obsesionados.

Para bajar un poco la temperatura, hoy mejor os presento dos vídeos de anuncios que en las últimas semanas están saliendo por la tele china. Los dos son de Snickers, la tableta de chocolate que se derrite en tu boca, en tu mano y en el bolsillo como no tengas cuidado.

El primero, fabuloso, hereda la estética de los videojuegos japoneses de tollinas, desde el Street Fighter en adelante:



El segundo, inconmensurable, es una partida de ping pong con toques F/X, inspirado también en una obra  maestra japonesa, en este caso el Matrix Ping Pong.



Por lo visto, estos vídeos forman parte de una trilogía que estos días sale por televisión, pero yo no he visto el tercero. Imagino que será igualmente espectacular.

No sé si este post me va a quedar demasiado suave, después de los anteriores. Igual tendría que poner algo más polémico, para que la gente deje comentarios... mmm, déjame que piense... ¡lo tengo!

El Dalai Lama se mea en la cama.

Enlace Permanente

Por ahora hay 16 comentarios


Aquí está:
la verdad sobre el Tíbet
(hay dos para elegir)

23 de Abril, 2008, 0:01







El tema del Tíbet, que tanta guerra nos viene dando en los últimos meses, es tan complicado como el conflicto palestino-israelí, los Balcanes, el conflicto vasco... Como todos estos asuntos, está fuertemente influido por pasiones, propaganda, historia, agravios del pasado, ideales, etc, y está muy polarizado: mucha gente está radicalmente a favor o radicalmente en contra. En general (en general, no en términos absolutos que conste) la población occidental tiene una de esas visiones polarizadas, y la población china, la otra.

En el post de hoy, voy a intentar poner las dos versiones que más o menos hay sobre el Tíbet: una es, digamos, "crítica con China", y la otra es "favorable a China" . Cada una con sus argumentos.

Ya que a veces se me tacha en los comentarios de pro-chino, voy a colocar primero la "crítica con China", para que se vea primero. En los dos casos he intentado quitar los toques retóricos de los que las propagandas china y tibetana suelen adolecer.

Si os parece que una está más floja que otra, si hay argumentos de más peso que dar en cualquiera de las dos, por favor, ponédmelos de la forma menos apasionada posible en los comentarios, y si lo estimo conveniente, los incluiré en este artículo.

No sé si este post me va a generar un trastorno esquizofrénico y bipolar, o duras críticas tanto de un bando como de otro, pero creo que es bueno intentar las cosas desde dos lados, así que voy a intentarlo, me tiraré a la piscina. Vamos allá:

PRIMERA "VERDAD"

China es una de las peores dictaduras del planeta. Es el país que más ejecuciones dicta al año, algunas de ellas por simples robos. Utiliza la tortura para obtener confesiones. Persigue y encarcela a personas que critican el sistema, o piden la independencia de alguna parte del país, o simplemete quieren denunciar injusticias. Además, ejerce una fuerte censura en Internet, y controla prácticamente todos los medios de comunicación, intentando controlar al máximo el pensamiento de sus ciudadanos, o incluso su religión.

Este país, en 1951, invadió el Tíbet, una región en la que China ha tenido siempre muchos intereses tanto económicos (explotación minera, control de los ríos que nacen en la región mediante embalses) como estratégicos (la zona es fronteriza con la India, uno de sus grandes rivales continentales). El Tíbet como país no ha sido reconocido nunca por la comunidad internacional, pero fue una entidad  política propia durante muchos periodos de la historia (aunque a veces estuviera vinculada a China).

La invasión, de mano de tanques y tropas del ejército de Liberación Popular, fue vendida por Pekín como una "liberación pacífica" del sistema de servidumbre, pero los tibetanos señalan que sólo una pequeña parte de sus ciudadanos eran siervos y el país se habría sabido "liberar" el solo de esta injusticia social, como hicieron otros en el mundo.

Desde 1951, China aplicó unas duras políticas de "sinización" en el Tíbet, que incluyeron la destrucción de monasterios, la obligación de que algunos monjes dejaran sus hábitos para trabajar en fábricas o en el campo, y la subordinación de la población tibetana a líderes comunistas chinos. La situación fue especialmente grave durante la Revolución Cultural (1966-76), en la que se asesinaron miles de monjes y creyentes por ser "contrarrevolucionarios", se destruyeron cientos de monasterios, y mucha población tibetana fue enviada a campos de reeducación, donde algunos de ellos murieron debido a las duras condiciones que sufrieron.

Las cifras de muertos en el Tíbet durante esos años son difíciles de conocer, pero algunos calculan que podría tratarse de más de un millón. Teniendo en cuenta que en el Tíbet viven unos dos millones de personas, se trata de uno de los peores genocidios de la historia en términos tanto absolutos como relativos.

Con la llegada del capitalismo a China, en los años 80, otro problema se ha unido a los anteriores: los esfuerzos de China por colonizar económicamente el Tíbet introduciendo masivamente a población china (de la etnia Han) en Lhasa y otras ciudades.

Como consecuencia, Lhasa es hoy en día una ciudad en la que los tibetanos son minoría, y además los más pobres. Los chinos son más, y son los que poseen los hoteles, los restaurantes, los negocios de turismo, las tiendas... Se han apoderado económicamente del Tíbet,o le han negado a los tibetanos participar en esa economía, considerándolos un pueblo "bárbaro" incapaz de desarrollarse solo. La situación es muy similar a la del colonialismo europeo en América o África.

Como consecuencia de esta situación de "apartheid" e injusticia, los tibetanos se han levantado en varias ocasiones contra los chinos. Una de ellas fue en 1959, con cientos de muertos y la huida del Dalai Lama al exilio, donde sigue porque China no le deja volver a donde nació. Otra fue en 1989, y otra de ellas, muy recientemente, en marzo de 2008. En las tres ocasiones, las protestas fueron duramente reprimidas por la policía y el ejército chinos. En la última, se habla de más de 140 muertos.

Además, China cierra el acceso del Tíbet a la prensa extranjera, y en momentos de protestas como los actuales, a todos los extranjeros, lo que le permite actuar con total impunidad, sin observador internacional alguno.

El Dalai Lama intenta por todos los medios dialogar con China, prometiendo que su pueblo sólo quiere autonomía, sin independencia, y que se acabe esa colonización demográfica y cultural de su tierra. También dice que no aprueba la violencia, no de chinos no de tibetanos, ni el boicot, y apoya los JJOO. Pero diga lo que diga, se encuentra con las puertas cerradas de Pekín, que parece más bien interesado en que, a la muerte del Dalai, pueda influir para nombrar a un sucesor instruído por los comunistas (como ya ha hecho con otro líder religioso tibetano, el Panchen Lama).


SEGUNDA "VERDAD"

China es un régimen comunista, de partido único, que en calidad de país en desarrollo, todavía tiene que madurar su democracia. Necesita tiempo para ello: no puede ser Finlandia mañana. Si a países como España les costó 200 años ser un país libre o moderno, a China también le podría costar mucho, quizá menos porque es un país en rápido cambio. Se enfrenta, sin embargo, a una fuerte presión internacional, que le exige una democratización instantánea. China no lo desea porque cree que puede traer inestabilidad social y conflictos, como muestran los intentos de democratización "express" en Irak o Rusia.

Hace siglos, una reina china se casó con un rey tibetano, uniendo los dos reinos, de manera similar a la unión de Castilla y Aragón también por esa época. La vinculación entre China y el Tíbet siempre ha existido, aunque no siempre ha sido igual de fuerte: a principios del siglo XIX, por ejemplo, Tíbet fue bastante independiente, pero más bien porque el Reino Unido, desde la India, quería tener en esa región un gobierno sobre el que poder influir. Gran parte del sentimiento nacionalista proviene de esa época.

En 1951, China, recuperada de una guerra civil y la invasión japonesa, intentó restablecer su dominio sobre todo el territorio nacional, lo que incluyó la entrada del ejército comunista en el Tíbet. Ello significó derrocar al Dalai Lama, que era un tirano que permitía la esclavitud, la discriminación de la mujer, y ordenaba asesinatos de sus rivales en el poder. Era un lugar atrasado y aislado, nada que ver con el paraíso que vende Hollywood.

Una de las medidas dictadas por los comunistas fue la de reducir el poder de los monasterios, quitándoles la enorme cantidad de tierras y riqueza que tenían, algo similar a la desamortización que se llevó a cabo en países como España al principio de la revolución industrial. Por eso luego el Dalai Lama y otros monjes se quejan de la "pérdida de religión", cuando en realidad se trata de pérdida de poder y tierras del estamento religioso.

Entre los años 50, 60 y 70, miles, quizá millones de tibetanos murieron. Pero también millones de chinos. Ello se debió a las desastrosas políticas de El Gran Salto Adelante y la Revolución Cultural, la primera de ellas mal planificada, la segunda enloquecida, que no sólo perjudicaron al Tíbet, sino a China en general, y China lamenta.

En 1959, el Dalai Lama huyó tras fracasar una rebelión en la que quería reinstaurar su teocracia. Desde su exilio en la India, se convirtió en un hombre a sueldo de la CIA, con el objetivo de desestabilizar a China. Esa conexión le ayudó a forjar una excelente imagen en Occidente, donde se le ve como un hombre sabio y pacifista. Hollywood, a la búsqueda de mitos, encumbró su pueblo y su versión de la historia, dando la imagen de que el Tíbet era un Shangrila, un paraíso celestial en la tierra. El Nobel de 1989 fue la culminación de su amistad con Occidente, que perdura hasta hoy.

A finales de los 90, después de haber logrado durante 15 años un importante desarrollo económico del este de China, el país decidió llevar a cabo una política de modernización del oeste del país, la región más olvidada y pobre, en la que está el Tíbet. La política, que perdura, consiste en incentivos a las inversiones de empresas de zonas ricas en la región, y subvenciones a chinos que quieran ir a allí a abrir negocios para que generen empleo y ayuden al desarrollo.

Pero debido a la corrupción y a la inmadurez propias de un país en desarrollo, este plan no ha salido del todo bien. En Lhasa, la situación económica de los chinos es mejor que la de los tibetanos.

A principios de este año, el Dalai Lama dijo en una entrevista que animaba a los tibetanos a que llevaran a cabo protestas aprovechando que era el año de los Juegos Olímpicos.

Tal vez organizados por el Dalai Lama y sus aliados en el exilio, o tal vez de forma espontánea, los tibetanos tomaron a la tremenda esta invitación y el 14 de marzo comenzaron a atacar con palos, machetes y fuego a los emigrantes chinos "ricos" de la ciudad. También a los musulmanes, que constituyen una importante minoría en Lhasa y tienen su propio barrio. Mataron al menos a 18 civiles, entre ellos una niña de ocho meses. Los turistas extranjeros que había en Lhasa esos días confirman este ataque de tibetanos contra chinos.

Gran parte de la prensa occidental, influida por la buena prensa del Dalai Lama y por la tendencia -muy humana- de ponerse del lado del más débil, se decantó del lado de los tibetanos a la hora de informar de estas protestas, generando un sentimiento mundial pro-tibetano y anti-chino que se hizo patente en las protestas al paso de la antorcha por París, Londres y San Francisco. En algunas ocasiones, esa toma de postura a favor del Tíbet vino acompañada de métodos poco ortodoxos, como, por ejemplo, el uso de fotografías de la policía india apaleando a manifestantes tibetanos con pies de foto en los que se aseguraba que los policías de la imagen eran chinos. China se enfureció porque los medios vendieran un ataque contra los chinos como justamente lo contrario, un ataque de los chinos.



Bueno, pues ya está, ahí van las dos versiones. A algunos no les gustará una, a otros la otra, a otros ninguna. Si queréis que incluya más cosas en cada una, decídmelo y lo consideraré. Estoy abierto al debate, pero por favor, CON MODERACIÓN. También por mi parte, que igual en exalté en el debate de ayer. ¡Paz dalailámica!

Enlace Permanente

Por ahora hay 45 comentarios


¡Corre, antorcha, corre!

21 de Abril, 2008, 0:01

Como ex aspirante a portador de la antorcha olímpica que soy, quiero deciros que estoy francamente desolado con el penoso marchar del fuego de Olimpia por todo el mundo. Entre extintores, intentos de robarla a chicas en silla de ruedas y recorridos casi secretos para evitar protestas, es como para estar muy compungido. No me extrañaría que ésta fuera la última vez que vemos el relevo de la antorcha en unos JJOO.


Sin embargo, de lo malo siempre se puede sacar algo bueno: por lo menos, el triste deambular de la antorcha ha servido como inspiración para el que probablemente es ya uno de los mejores vídeojuegos de la historia: el ya legendario Torch Run.



Torch Run, un juego que claramente hereda influencias de clásicos como Frogger, es un sencillo y a la vez apasionante pasatiempo en el que, convertido en Antorcha Olímpica, debes de seguir un accidentado relevo. Para ello, has de alcanzar un recuadro en el que están dibujados los aros olímpicos y evitar que un punto de color rojo prusia (como los hábitos de los monjes tibetanos) te toque, porque si no el juego termina.

Si logras llegar a los aros, obtienes cinco puntos y otros aros aparecen en otro lugar de la pantalla, pero un segundo puntito-monje comienza a deambular por la pantalla dispuesto a apagar tu antorcha. Así hasta que la pantalla se llena de puntos...

Como todos los juegos simples y tontos, éste es adictivo hasta morir, y yo no puedo dejar de jugar. Mi récord son 200 puntos, una marca que, como veréis, es bastante difícil de obtener. Os reto a superarme, pero cuidado porque yo también estoy intentando superarme a mí mismo.


Jueguitos aparte, insisto en que me da mucha pena que algunos hayan intentado y conseguido manchar el recorrido de la antorcha en particular y los JJOO en general. Los grupos de protesta han logrado rodear Pekín 2008 de un mal rollo que se respira en la calle.

Enhorabuena, nos habéis jorobado la fiesta, qué gran idea para que desde aquí os apoyemos.

Al mismo tiempo, no ha habido diario del mundo que se encargara en recordar que el relevo de la antorcha fue un invento de los nazis en Berlín 36. Qué fantástico momento para acordarse, ¿alguien recordó este curioso dato en Barcelona 92?

Por otro lado, el fuego sagrado de Olimpia ya existía en la Antigua Grecia.

Que conste que, como digo siempre, yo no estoy del lado chino. En este caso, creo que China pecó de inocente y de faraónica, con un recorrido por todo el mundo que, ya antes incluso de los incidentes del Tíbet, se sabía que iba a estar trufado de protestas. Pekín tiene que recordar que todavía es un Gobierno con muchos defectos, al que la comunidad internacional todavía ve con recelo.

Quizá China debería haberse limitado a pasear el fuego por su país, como hizo España, por ejemplo, en Barcelona noventidós. De todos modos, me encanta que, por ejemplo, la antorcha vaya a pasar por Corea del Norte.

Ante todo lo que está pasando en torno a los JJOO, os pido que por favor leáis cosas de todos los lados posibles, no sólo de uno. Casi nadie lo está haciendo, pero creo que es la mejor manera de tener una actitud moderada.

Enlace Permanente

Por ahora hay 145 comentarios


Dos avisos para navegantes

19 de Abril, 2008, 0:01

Destinados a aquellas personas que quieran viajar a China o desde China a otro lado.

Aviso número 1: Desde hace unas semanas, Pekín cuenta con una tercera terminal en su aeropuerto. La terminal, diseñada por el marido de la Doctora Ochoa, es chachi piruli, muy bonita y tal, pero con ella pasa lo mismo que con la terminal 4 de Madrid: que dificulta las cosas a los viajeros.


Las dificulta porque ahora hay que tener mucho cuidado con no equivocarse, a lo mejor el avión que de toda la vida te despegaba de la antigua terminal ahora lo hace desde la nueva, y si vas con el tiempo justo y te equivocas, igual lo pierdes...

Aunque se ha puesto en marcha un servicio de autobuses entre las terminales, es preferible que, antes de salir de casa, uno mire en la página web del aeropuerto de Pekín desde dónde sale su avión.

En general, cada aerolínea sale siempre de la misma terminal. Os paso una lista de las que lo hacen desde la terminal 3, pero ojo que esta lista puede cambiar en el futuro:

Shandong Airlines
Sichuan Airlines
Qantas Airways Limited
Qatar Airways
British Airways
Israel Airlines (El Al, que significa "hacia el cielo")
Air China
Scandinavian Airlines
Austrian Airlines
Lufthansa Airlines
Asiana Airlines
Air Canada
United Express
All Nippon Airways
Thai Airways
Singapore Airlines
Finn Airways
Cathay Pacific Airways
Air Nippon
Hong Kong Dragon Airlines
Turkish Airlines
Emirate Airlines
Air Macau


Aviso número 2: Para entrar en China, se necesita visado, y este visado se suele obtener en el país de origen del viajero. Una opción muy frecuente, sin embargo, es sacarse el visado en Hong Kong, puerto libre en el que se puede entrar sin visa (basta el pasaporte) y donde es sencillo sacar visado para China (yo lo hice una vez).

Pues bien: MUCHO OJITO porque parece ser que ahora China tiene miedo de que le entre el Dalai Lama disfrazado de turista con bermudas, así que Pekín se ha puesto muy dura con las visas y ahora está bastante difícil sacarlas desde Hong Kong.

Si vas a venir a China, no esperes a llegar a Hong Kong para hacer la documentación necesaria, HAZLA EN TU PAÍS no vaya a ser que te quedes sin entrar.

Entre eso y el reciente anuncio de que Oasis Airlines (que hacía vuelos de bajo coste entre Londres y Hong Kong) está poco menos que en la ruina
, la verdad es que viajar a China vía Hong Kong se ha puesto complicado.

Sobre los problemas con los visados, la verdad es que es muy triste. China ha reaccionado ante todo el follón del boicot y los apagamientos de antorcha poniéndose más dura con los extranjeros.

No me gusta nada decir "mira que lo advertí", pero es que es verdad: mira que lo advertí:

- El boicot conseguirá lo contrario que se busca: Boicotear ahora mismo los JJOO no hará que China se vuelva más "buena", sino que la haría cerrarse en sí misma, al considerarse insultada por la comunidad internacional. Volvería a pensar que conspiran contra ella, y podría repetir el aislamiento político que tuvo durante décadas, al ver enemigos en todas partes. Es mejor que China no se cierre, sino que se vaya abriendo, porque es en los países abiertos donde pueden entrar las ideas democratizadoras, no en los cerrados.

Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios


¡Extra, extra!
¡El monte Fuji en erupción!

17 de Abril, 2008, 0:01

Lo del título es de bromas, pero es que cuando le hice la foto al monte Fuji, en el tren que iba desde Tokio a Kioto, lo pillé justo con una nube encima que hacía parecer lo que no era:


No debe olvidarse que el Fuji, la montaña más famosa de Japón, es un volcán, y además un volcán activo, aunque por lo visto hay pocas posibilidades de que erupcione, o erupte, o como se diga.

El Fuji, nevado y descomunal, lo vi sentado en el "tren bala", el Shinkansen. Entre el montecito y el tren, la estampa no podía ser más japonesa. Pero justo entonces tuve uno de esos momentos reveladores del gran parecido entre China y Japón, de los que hablé en un
reciente post.

El caso es que iba yo montado en el Shinkansen, uno de los trenes más modernos y rápidos del mundo, cuando de repente...

"¡Café, leche, galletas, magdalenas!"

Una revisora, con un carrito, pasó por el pasillo del vagón ofreciéndonos desayuno, bebidas... ¡exactamente igual que en los trenes chinos! Bueno, igual igual no, porque la revisora japonesa no ofrecía garras de pollo guisadas, como hacen a veces en los trenes chinos.

Pero en fin, una vez más, se confirma la frase con rima: China y Japón se parecen un montón.

Y con esto, doy por terminada la serie de posts sobre tierras japonesas. Digo adiós, o hasta pronto, a Japón -aunque la verdad es que ya llevo en Pekín tres días- y me pongo a lo mío, que es hablar de la República Popular -bueno, últimamente impopular- China.





ACTUALIZACIÓN (Al día siguiente): Jope, qué casualidad, Kirai en su blog habla también de nubes sobre el monte Fuji (poniendo una foto que, desde luego, es mucho más espectacular que la mía).

Enlace Permanente

Por ahora hay 16 comentarios


La noche me con-funde

16 de Abril, 2008, 0:01

Estoy de vuelta en Pekín, pero dejadme que haga un par de posts más sobre Japón y sus parecidos o diferencias con China. Más que nada para mostrar alguna foto más del viaje, y para intentar distraerme un poco de la actualidad china, porque estoy de antorchas, boicots y tibetanos hasta las santas narices.



La foto anterior está tomada, creo recordar, en Shinjuku, uno de los barrios más famosos de Tokio, precisamente por la gran concentración de carteles iluminados que hay en sus calles. El paisaje nocturno de la capital japonesa es fascinante.

Con tanto cartel multicolor, Tokio se parece bastante a algunas calles de Hong Kong, aunque el aspecto nocturno de ambas es bien distinto. He aquí una foto de la noche hongkonesa:



Aunque pueda parecer similar, es fácil de ver que en Hong Kong hay más preferencia por las luces de neón que en Tokio, donde se llevan más los carteles iluminados por dentro.

Los neones también se llevan mucho en Shanghai, y un poco menos, pero también bastante, en Pekín, donde por ejemplo es muy típico colocar hilillos de neón en las aristas de las paredes y tejados para que de noche hagan un efecto tal que así:


A mí personalmente me parece un tipo de decoración "moderna" algo anticuado, pero monumentos como la Plaza de Tiananmen no serían lo mismo sin sus hilillos fosforescentes.

Otra diferencia entre el paisaje nocturno hongkonés y el tokiota es que los japoneses optan más por los carteles verticales, pegados a los edificios, y los hongkoneses por los horizontales, a veces muy separados del edificio.

Esto, aparte de deberse -quizá- a la mayor obsesión de los japoneses por ahorrar espacio, también puede tener su origen en la forma de escribir japonesa. Aunque los nipones también escriben de izquierda a derecha, como los chinos, también en muchas ocasiones (por ejemplo, en muchos libros) escriben de arriba abajo.



Japonesparlantes: no sé lo que pone en el texto,
si es algo obsceno u obscuro decidmelo para que lo quite.

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios


No es lo mismo pero es igual

15 de Abril, 2008, 0:01


Estudiantes chinas y japonesas posan juntas


Pregunta You en un comentario al post anterior si japoneses y chinos son iguales o no. Imagino que se refiere a si son iguales físicamente, así que el post de hoy ahondará en esa duda existencial que tenemos los occidentales.

En la mayor parte de los casos, es muy difícil encontrar diferencias entre un chino y un japonés. En los dos países hay gente más y menos morena, con los ojos más o menos almendrados, con la cara redonda o alargada... Hay chinos y japoneses de todos los colores, pese a que los occidentales a veces digamos que todos son iguales, lo cual es sólo un tópico derivado del desconocimiento. Aunque no creáis, también hay chinos que dicen que todos los "blancos" les parecen iguales...


Los japoneses, de hecho, podrían ser descendientes de chinos que emigraron a Japón hace miles de años, aunque la verdad es que el origen de los nipones no está muy claro, y también podrían descender de pueblos nómadas que vivían más al norte de Asia que los chinos.

Para demostrar la igualdad entre chinos y nipones (y también entre coreanos) existe una genial web llamada Alllooksame que invita a los internautas a que hagan un test para intentar adivinar si las fotos que se muestran son de chinos, japoneses o coreanos. Acertarlos todos requiere una suerte similar o mayor que la de conseguir una quiniela de catorce. Haced el test y contadnos lo que os sale (hay que registrarse, pero vale la pena). Por cierto, que en los últimos meses esa web ha puesto tests nuevos muy interesantes, como uno en el que hay que descubrir si ciertas especialidades gastronómicas, pagodas, templos, etc, son de Corea, China o Japón. El de las pagodas no es tan difícil, pero el de los fideos se las trae.

En fin, que chinos, japoneses y ya de paso, coreanos, son extremadamente difíciles de distinguir entre sí, sobre todo si no abren la boca. Sin embargo, hay que decir una cosa: muchos chinos dicen que son muy diferentes de los japoneses, y que pueden distinguir a un nipón a la legua. A mí no me han sabido explicar muy bien cómo lo hacen, pero es lo que afirman.

Por otro lado, convendría aclarar que, de cara, son todos muy parecidos, pero cuando se trata de peinados y forma de vestir, eso es otro cantar. Aunque hay también de todo, sí es cierto que chinos y japoneses visten de forma bastante diferente.

Con frecuencia, aunque no quiero generalizar demasiado para que nadie se ofenda, los japoneses son más pijillos que los chinos, sobre todo las mujeres, aunque lo cierto es que ya hay muchas jóvenes chinas que van muy peripuestas.

En Japón, además, el uso de uniforme está mucho más extendido que en China, tanto en los estudiantes (los colegiales parecen soldaditos, y las colegialas, Candys Candys sin rizos rubios) como en los trabajadores, que en muchos casos han de ir de traje y corbata.

Quizá uno de los signos más diferenciadores entre chinas y japonesas es el uso de la falda y las medias. Las chinas no suelen ponerse ninguna de las dos cosas, mientras que en tierras niponas, se ven por todas partes. Este comentario me viene de perlas para acabar poniendo una foto que hice de un bonito cartel de sex-shop en Kabuki-cho, el barrio rojo de Tokio:



Enlace Permanente

Por ahora hay 17 comentarios


Punto de encuentro
de chinos, nipones y vascos

14 de Abril, 2008, 0:01

Apurando mis últimos días de estancia en Japón, he decidido visitar la ciudad de Yokohama, que aunque no sale demasiado en las guías es una ciudad que hay que venerar porque tiene un equipo de fútbol que entrenó Xabier Azkargorta y en el que jugaron Julio Salinas y Andoni Goicoetxea (los Yokohama Marinos).

Yokohama es una ciudad que tiene un skyline modesto comparado con el de Shanghai o el de Hong Kong, pero que es mejor que el de Tokio, donde los rascacielos son pocos y están bastante desparramados en diversas partes de la ciudad. Ademas, Yokohama tiene el edificio más alto de Japón, el de la izquierda en la foto adjunta.


El puerto de Yokohama va al pelo para este blog porque en él se encuentra el barrio chino más famoso de Japón. El Chinatown de Yokohama (conocido como Chukagai) son una decena de calles cerca del puerto, algunas de ellas culminadas con una gran puerta de colorines como las que hay en China.

De todos los Chinatown que he estado (los otros son los de Nueva York, Londres, Rangún, Bangkok y Saigón, aunque no s
é si contar también Lavapiés) el de Yokohama es definitivamente el más limpio de todos. La estupenda higiene y la urbanidad niponas se han impuesto en esas calles. Y eso pese a que están llenas de puestos de comida callejeros y no hay apenas papeleras, como suele ser habitual en todo Japón. Lo asombroso de este país no es que sea limpio, sino que sea limpio sin que haya papeleras. Para mí que los japoneses se comen los envoltorios de las cosas: si no, no me lo explico.


Si los japoneses han impuesto al Chinatown su limpieza, los chinos de Yokohama han impuesto a los japoneses algo muy suyo: en ese barrio esta permitido, o es casi obligatorio, comer y beber en la calle, mientras se pasea y se conversa con los amigos. Algo que es muy difícil de ver en el resto de Japón, o al menos yo no lo he visto: los japoneses parece ser que no comen nunca en la calle, ni siquiera beben latas de refresco (y mira que hay máquinas expendedoras...).

En el Chinatown de Yokohama la protagonista es pues la comida. Se pueden comer bollos rellenos (lo que en China se conoce como baozi), aunque en Yokohama los hacen cinco veces más grandes que en Pekín y 30 veces más caros. También se pueden comer jiaozi (raviolis, que los japoneses llaman gyoza), pero este año esta comida china ha tenido muy mala fama en Japón debido a ciertos casos de intoxicación que aún no tengo claro si fueron culpa de descuidados fabricantes chinos o de gamberros japoneses (obviamente, China dice lo segundo y Japón lo primero, mientras que la prensa, como de costumbre, se decantó contra los chinos).

Yokohama además tiene el aliciente de que en su puerto tiene un velero amarrado, el Nippon Maru, un clásico de aquella baraja de veleros a la que jugábamos de pequeños. Retirado de los mares, el bergantín nipón ahora es un fantástico museo.


Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios


"¿Vives en China?
¿y qué tal el sushi?"

11 de Abril, 2008, 0:01


Frases como la que he puesto en el título las he oído en alguna ocasión saliendo de la boca de amigos y cercanos. Son una prueba de que China y Japón, en España y otros lugares de Occidente, se siguen confundiendo, y mucha gente todavía no se aclara mucho de lo que hay en un sitio y en el otro.

Cuando yo las oigo, a veces me sobresalto, aunque seguramente a mí me pasaba algo similar antes de viajar a China, en septiembre de 2001.

Lo curioso es que, después de siete años defendiendo que China y Japón son sitios completamente diferentes y que no tienen mucho que ver, después de tanto tiempo "luchando" por que la gente las diferencie, he viajado a Japón, me paseo por aquí unos días y llego a una preocupante conclusión que además rima:


China y Japón se parecen un montón.


Mucha gente se escandalizará, como yo me escandalizaba antes. Lo comprendo. Pero mientras paseo por las calles japonesas -hoy ando por las de Kioto- me topo, una y otra vez, con pequeños detalles que me dan la razón.

No se trata, por supuesto, de las cosas "grandes", las que se ven en un primer vistazo: los templos sintoístas, el sumo, los cerezos en flor y cosas así son indudablemente muy japonesas y poco chinas, y diferencian mucho a ambos países. También hay cosas del folclore chino que no se ven mucho en Japón, como las cometas, la ópera de Pekín, los fuegos artificiales y toda la pesca.

Pero son los pequeños detalles del día a día los que vinculan mucho a China y a Japón. Lo que no fotografían los turistas, lo que sólo cuando se ha vivido cierto tiempo en uno de los dos países se nota. Son cosas que yo pensaba que eran eminentemente chinas y ahora descubro, con algo de decepción, que los chinos las podrían haber copiado a los japoneses (o al revés, porque el intercambio cultural ha sido en ambos sentidos durante siglos).

Os pongo unos ejemplos de cosas que tienen en común chinos y japoneses, sin que yo lo supiera antes:

- La costumbre de vender boniatos dulces en las calles (aunque en China se venden en bidones oxidados, mientras que en Japón lo hacen en puestos divinos de la muerte).

- Las aceras con un carril para ciegos, con los mosaicos de diferente dibujo.

- El poner un sobrecito con desecante en los paquetes de galletas, magdalenas y alimentos similares.

- Los ancianos con boina (si sorprende verlos en China, imagínate en el "ultramoderno" Japón).

- La desafortunada costumbre -para mi gusto- de usar judías como ingrediente para los bollos rellenos.

- La también desafortunada costumbre de cobrarte por entrar en los templos (claro que en Japón te cobran el triple que en China).

- La existencia de bares llamados Propaganda (¡uno en Wudaokou, Pekín, y el otro en Roppongi, Tokio!).

- El caos de cables en las callejuelas, y muchas tuberías por fuera de las paredes.

- El uso de dioramas (grandes estatuas de plastiquillo de reyes, soldados, monjes, etc) en los museos, templos y monumentos. Después de ver miles de ellos en China, ¡no me esperaba para nada lo mismo de Japón!

- Los dulces "de la tierra" en las estaciones de tren y autobús, para que los compren los turistas -más los nacionales que los extranjeros- y los lleven a sus compañeros de trabajo.

Cada día me voy apuntando estos pequeños detalles "chinonipones" y lo cierto es que mi lista aumenta día a día. Vale, a simple vista son países muy diferentes, pero rascas un poco y... ¡China es Japón! ¡Japón es China!

Os dejo para terminar con una foto (pirateada de Internet) de sakuras, las flores de cerezo que estos días abundan por todas partes. Yo las tengo mejores, pero ¡los cibercafés son mu caros y no me da tiempo de bajar las mías!


Japón, definitivamente el país menos ideal para viajar
si se es alérgico al polen
(pero sí ideal si se es el Padre Mundina).

ACTUALIZACIÓN (15/4/2008): Para que no se diga, ahora que ya estoy de vuelta en Pekín os pongo fotos de sakuras que sí hice yo:




Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios


Que no se enteren los chinos
de dónde estuve el domingo

9 de Abril, 2008, 0:01

Viviendo en China, he oído mil veces hablar -mal- del templo Yasukuni de Tokio, así que, una vez en la capital japonesa, decidí visitarlo para ver a qué venía tanto revuelo.


El templo Yasukuni, muy cerca de donde vive el emperador, es un santuario creo que shintoísta -aunque lo de la religión en Japón no lo acabo de dominar- dedicado a los japoneses que murieron en guerra. El problema es que también está dedicado a los nipones que invadieron China, así que a los chinos nombrarles ese lugar es como nombrar a la bicha. Durante años, se formaron unos jaleos monumentales porque el primer ministro japonés lo visitaba, pero la cosa parece haber pasado a un segundo plano porque ya no se hacen esas visitas (imagino que por las protestas de chinos, coreanos y otras naciones que invadió Japón).

El santuario en sí es muy interesante, yo como era el primero shintoísta que visitaba en mi vida me lo pasé bien. Me gustó que no sólo estuviera dedicado a japoneses humanos caídos en guerra, sino también a caballos, perros y pájaros nipones, que también ayudaron al ejército del Sol Naciente y también murieron con las botas, o pezuñas, o cascos, o garras, puestas.

Hay que decir que el museo que se encuentra junto al templo, en el que se cuenta la historia del Japón moderno, es cuando menos... polémico. En él se cuentan cosas que si los chinos las leyeran, se pondrían furiosos. Por ejemplo, cuando toca hablar de la matanza de Nankín (1937, cientos de miles de civiles chinos muertos en la conquista japonesa de la entonces capital de China) los carteles del museo no sólo no dicen nada del número de muertos, sino que dicen nada más y nada menos que "los soldados japoneses tuvieron que combatir a soldados chinos que se estaban disfrazando de civiles". Menos mal que los carteles sólo están en japonés e inglés, porque si además los pusieran en chino, la que se armaría...

Bueno, comparando lo que se cuenta en ese museo con los museos "antijaponeses" de China, se podría decir que estamos ante dos versiones muy distintas de la Historia. Algo así como la que cuentan hoy día los tibetanos y los chinos. Yo ante esas cosas, me creo la mitad de lo de unos, la mitad de los otros, y me cabreo con los bárbaros que intentan apagar antorchas olímpicas con extintores.

En fin, no voy a hablar hoy de Tíbet porque es un tema que me solivianta. Estaba hablando del Yasukuni... Bueno, pues decir que el templo a veces es frecuentado por ultranacionalistas japoneses (creo que como los de la foto de abajo, pero si alguno de ellos se siente ofendido que me lo diga y le retiro la instantánea):


Por lo demás, es un templo muy animado, con cerezos en flor estos días, e interesante para ver cómo piensan algunos en "el otro lado". En la entrada, como en tantos templos japoneses, hay puestos de comida, pinchitos y dulces. Una gran idea que los chinos ya están tardando en copiar.

De postre, al lado del santuario está el Budokan, estadio de artes marciales que se construyó para el judo en los JJOO de Tokio 64.


Dice Wikipedia -lo que sabe la tía- que el primer concierto de los Beatles en Japón se dio allí, entre grandes protestas de muchos que pensaban que el Obladí Obladá le iba a quitar la atmósfera sagrada que se requiere a un lugar dedicado a las artes marciales.

A mí, sobre todo, el Budokán me trajo recuerdos de aquel juego homónimo y mítico, que tanto recuerdo estos días paseando por Japón (ése y el Shinobi, por supuesto).


Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


Servicios minimos desde Nintendo Country

7 de Abril, 2008, 0:01





Esta semana me vais a perdonar pero mi frecuencia de posteo va a disminuir bastante, porque estoy de vacaciones en
Japón. Era un país que tenía muchas ganas de conocer, y aquí estoy, en el mismo Tokio.

Adem
ás de que estoy de vacaciones, encontrar un cibercafé parece, por lo que he visto hasta ahora, bastante complicado. Como en Japón los ciudadanos probablemente deben tener Internet ya instalado en su cerebro al nacer, apenas hay sitios de este tipo. Con deciros que os estoy escribiendo ahora mismo desde un sex-shop... Nunca imaginé que algun día iba a postear desde un sitio tan cochino.

En fin, de momento no os voy a decir apenas nada de Jap
ón, llevo sólo dos días aquí y todo lo que os dijera serían topicazos: mucha gente con mascarilla, todo muy limpio, trenes elevados dispuestos a que llegue Godzilla y los destruya...

Una cosa que me ha sorprendido es ver que Tokio, si uno lo ve con frialdad, tampoco es tan diferente de Shanghai o Hong Kong, por ejemplo. Con Pek
ín sí que es más distinto, pero creo que japoneses y chinos son primos hermanos y en el fondo tienen muchas cosas similares.

Lo dicho, que esta semana a lo mejor no os puedo escribir tanto, pero prometo compensarlo a la vuelta de mi viaje. Saludos desde territorio Kirai.


Enlace Permanente

Por ahora hay 18 comentarios


Fichajes de relumbrón

4 de Abril, 2008, 0:01

Todavía no son muchos, pero cada vez son más, los futbolistas extranjeros que se deciden a probar suerte en el exótico fútbol chino. Algunos de ellos son viejas glorias que deciden venirse un añito aquí para culminar su carrera con un buen cheque, como otros hacen en Qatar o Japón. Otros son jugadores que quieren ver mundo pero no acaban de encontrar hueco en Europa. Finalmente, están los jugadores que vienen a China por la aventura, poder decir que un día jugaron en un país exótico.

Son muchos ya como para citarlos a todos, pero voy a poner a continuación datos de algunos de los más destacables en los últimos años, aprovechando que este mes va a comenzar la liga china (que se juega de abril a octubre).

Si alguien se acuerda de otros, la sección de comentarios siempre está abierta y agradecida de recibirlos.




Paul Gascoigne

Lo cito el primero por haber sido uno de los más sonados fichajes de un club chino, aunque la verdad es que su paso por China, en 2003, fue bastante triste. Primero estuvo a punto de fichar por el Tianjin Teda, de la primera división, pero no pasó las pruebas médicas, al parecer por exceso de peso. Gazza decidió con todo quedarse en China y se fue al Gansu Tianma, de la segunda división. Allí jugó sin pena ni gloria cuatro partidos, pero enseguida se marchó a EEUU para iniciar un tratamiento de choque contra su alcoholismo. Estuvo tentado de volver, pero entonces llegó la epidemia del SARS, y como se recomendó a los extranjeros que no viajaran a China, decidió quedarse en casa. Triste paso por Oriente del que fue uno de los mejores jugadores ingleses en los años 90.



Rubén Sosa

Casi 20 años después de haber sido uno de los ídolos del Real Zaragoza, Rubén Sosa jugó con el Shanghai Shenhua, uno de los equipos chinos que más jugadores extranjeros ha tenido (aunque tampoco les ha sacado demasiado rendimiento). Sosa jugó en China durante la temporada 2002, un año antes de que el equipo shanghainés fuera campeón de liga. Otros jugadores uruguayos que ha habido en el Shenhua han sido Peter Vera, Diego Alonso, Sergio Blanco y el que voy a citar a continuación.



El Petete Correa

Viejo conocido de la liga española, con temporadas en Racing, Mallorca, Atlético de Madrid y Valladolid. El año pasado, Fernando Correa probó suerte en el Shanghai Shenhua, que como ya he dicho es un imán para jugadores extranjeros en general y uruguayos en particular, pero no tuvo mucha suerte y este año no estará en la plantilla de los "Diablos Azules" shanghaineses.



Kwame Ayew

El ghanés Ayew, hermano de Abedi Pelé, es uno de los jugadores extranjeros que más vueltas ha dado por el fútbol chino. Estuvo cuatro temporadas, cuando normalmente los fichajes foráneos sólo "aguantan" una, y vistió las camisetas de 3 equipos: Changsha Ginde, Inter Shanghai e Inter Xian (aunque este en realidad es un cambio de ciudad del club anterior). Fue máximo goleador de la liga china en 2004.



Carsten Jancker

El jugador alemán que más miedo da (y mira que dan miedo los jugadores alemanes) jugó la temporada 2006 en el Shanghai Shenhua, con el que sólo marcó un gol. Otro fracaso del Shenhua en convertirse en el equipo "galáctico" de China, porque mira que ficha extranjeros famosos pero no se come un rosco con ellos.



Nico Ouedec

Nicolas Ouedec, otro conocido de la liga española (militó en el Espanyol) terminó su carrera con tres años bastante dignos en la liga china (dignos para lo que suele ser la media entre los extranjeros que vienen aquí). En 2002, con el Dalian Shide, el francés marcó sus buenos 10 goles y contribuyó bastante a que el equipo ganara ese año la liga. En los años posteriores, con el Shandong Luneng, no tuvo tanta pegada (nueve goles en dos temporadas) pero tampoco estuvo mal.



Saúl Martínez

Tal vez no sea el más famoso de esta lista, pero creo que merece estar aquí ya que probablemente Saúl, hondureño, es el jugador extranjero que mejor ha jugado en China, y el que más han apreciado los seguidores de este país. Primero jugó con el ya conocido Shanghai Shenhua, con el que marcó 35 goles en cuatro temporadas, y fue gran responsable de que el equipo ganara la liga en 2003. Tras un efímero paseo por la liga japonesa, regresó a Shanghai en 2006, aunque con otro equipo de la ciudad, el Shanghai Zobon. Finalmente, el año pasado volvió al Shenhua de sus amores, pero ya se sabe que segundas partes nunca fueron buenas. Marcó sólo dos goles y ahora está en Costa Rica. Saúl, por si no os acordáis, fue aquel jugador que le metió dos goles a Brasil en la Copa América 2001, en esa sonada eliminación de Brasil frente a Honduras.



Dejan "Rambo" Petkovic

Sí, el mismito. El que fichó el Real Madrid en 1995, que estaba llamado a ser una gran estrella blanca... En fin, este serbio ha dado muchas vueltas desde entonces -parece que colecciona equipos brasileños-, y también estuvo en China. ¿Adivináis en qué equipo? Exactamente, en el Shanghai Shenhua, y precisamente el año en el que se llevó la liga, con siete goles de Rambo. Así, por lo menos, en China le tienen más respeto que en España...



Junior Baiano

Oooootro jugador que recaló en el Shanghai Shenhua. Ya se sabe que jugadores brasileños los hay hasta en la liga de las Islas Feroe, así que China no podía ser menos y por aquí también han pasado varios (ahora, por ejemplo, hay una docena de ellos). Quizá el más famoso es éste, Junior Baiano, que jugaba en la selección carioca cuando ésta llegó a la final del Mundial 98 (aquella en que Ronaldo jugó dopado con manzanilla, o algo así). Junior Baiano estuvo en el Shanghai allá por el 2002.




Diego Armando Maradona

Maradona jugó en China la liga 2005-2006 con el Atlético Pequinés...

Vale, lo reconozco, ¡es mentira! Me lo estaba inventando. Pero ¿a qué molaba? ¡Queremos un crack como él en China, ya mismo!

Enlace Permanente

Por ahora hay 12 comentarios


¿Qué será, será?

3 de Abril, 2008, 0:01

Probablemente la diferencia fundamental entre la sociedad española y la china, la que marca verdaderamente la frontera entre la cultura y el pensamiento filosófico de los dos países, es que en los diarios y revistas del gigante asiático no hay anuncios como éste:


(Como veis, vivir en China a veces tiene sus ventajas).

Eso no significa que en China no haya adivinadores del futuro, ni gente que se los crea. Simplemente, todavía no han dado el gran salto al márketing de las televisiones locales y las revistas del corazón.

Mucha gente en China es supersticiosa y quiere saber su futuro. Pero cuando surge esa necesidad, en vez de llamar a un teléfono con prefijo en las Maldivas o ir al madrileño parque del Retiro, se van a los templos. Sobre todo los taoístas, ya que, no sé por qué razón, parece ser que sus monjes son mejores adivinando el futuro que los budistas.

Una vez allí, lo ideal es encontrar a un monje capaz de descifrar tu destino en las líneas de tu mano, o en los rasgos de tu cara... Aunque, si uno va con prisas, se puede adivinar uno mismo el futuro, una especie de self service.

Basta con usar el qiuqian (o kau cim en cantonés), un "mágico" cubilete de madera que en su interior tiene unos palos también de madera, similares a los que usan los chinos para comer, sólo que cada uno tiene una frase que servirá para descifrar tu futuro.

El método consiste en menear el cubo lentamente (mucho cuidado: he dicho menear el cubo, no menear el culo) hasta que uno de los palos que sobresalen se caiga.

Más o menos como lo hace a continuación la pizpireta china del vídeo, al ritmo de la música de José Feliciano:



Nótese que la chica tiene que repetir la operación, ya que la primera vez se le va un poco la mano y no le cae un palito, sino dos. Y ya se sabe que todos tenemos muchos pasados, pero sólo podemos tener un futuro.

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios


Camorrista callejera en Xiamen

2 de Abril, 2008, 0:01

Aprender chino te puede servir para aprender muchas cosas útiles. Pero también te puede servir para aprender muchas cosas inútiles.

Por ejemplo, que cuando de pequeño jugabas al mítico Street Fighter II, te estaban poniendo publicidad subliminal de una tienda china de viandas:


Xiamen, la ciudad donde se supone que está la tienda anunciada en el SFII, es una localidad costera de China, muy cercana a Taiwán, y uno de los lugares más agradables de este país. Es una ciudad limpia, hace muy buen tiempo, tiene playa, arquitectura colonial, sus gentes se ve que tienen bastante dinero gracias a la cercanía de la próspera isla taiwanesa...

En fin, un lugar muy recomendable hasta para pasar unas laaargas vacaciones.


Ya que aparece en la priemra imagen del artículo, no estaría mal recordar a Chun Li, la de las piernas largas, los pantis brillantes y los moños forrados. La primera luchadora que apareció en un videojuego de tortas, y el primer mito erótico oriental que los jóvenes de los años 90 tuvimos. Poned Chun Li en Google Images (NSFW) y veréis lo malita que está la gente...


Chun Li era una maestra del tai chi, arte marcial que engaña mucho porque aunque se suele practicar con lentitud, esos mismos movimientos, repetidos a mayor velocidad, pueden ser letales.

No quisiera terminar sin mostraros un impresionante documento relacionado con el Street Fighter II y con Chun Li. El ínclito Jackie Chan se convierte, en el siguiente vídeo, en varios personajes del videojuego, y observad quién es el último...


Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


San Paco dorado

1 de Abril, 2008, 0:01

Una de las pegas que tiene el idioma chino es que tiene que traducir todo lo del resto de los idiomas a sus propios caracteres. Esta pega se hace especialmente patente a la hora de hablar, por ejemplo, de ciudades del extranjero. Por ejemplo, cuando un periódico español tenga que citar la célebre ciudad polaca de Wzyzjlvytzjitomapanymojy, pues se ponen esas letras y punto, aunque no sepamos como pronunciarlas. Pero los chinos tendrán que averiguar más o menos cómo se lee esa ciudad en su idioma original, y luego pasar cada sílaba a los distintos caracteres chinos. Un incordio, vamos.

Pese a ello, los chinos más o menos ya se han hecho una larga lista de ciudades del mundo. Que si "Lundun" para Londres, "Mosike" para Moscú, "Luoma" para Roma, etc. En general, respetan más o menos los sonidos del original, con alguna excepción. Por ejemplo, Seúl es "Hancheng".

Pero la que probablemente es la excepción más interesante es la de la ciudad estadounidense de San Francisco, que en chino se llama "Jiujinshan".

旧金山

Jiujinshan significa literalmente "Vieja Montaña de Oro". Así es conocida la ciudad californiana entre los chinos, y este mote deriva, cómo no, de la fiebre del oro.

Fue precisamente aquella fiebre la que arrastró a miles de chinos, sobre todo de Cantón, en el sur del país, a emigrar a California en busca de fortuna a mediados del siglo XIX.

Años después, se descubrió más oro en Canadá, Australia... Los chinos también apodaron los lugares de esos descubrimientos posteriores "Montañas de Oro", así que decidieron que California sería la "Vieja Montaña de Oro" porque había sido la primera a la que habían emigrado en busca del preciado metal.

Al final, el término se quedó únicamente para denominar a San Francisco, la ciudad en la que muchos de esos emigrantes chinos se asentaron. Y así, hasta hoy, en que la urbe californiana posee una de las mayores comunidades chinas de Estados Unidos y el Chinatown más famoso de América, con el permiso del de Nueva York.


Muy pocos chinos que fueron a California se hicieron ricos. La mayoría trabajaban de braceros en las minas u otros lugares, los llamados "coolies".

Para colmo, se encontraron con discriminación e incluso una campaña "anti-coolie" de los europeos que vivían en San Francisco y alrededores. Las leyes estaban contra ellos: por ejemplo, en los tribunales un chino no tenía derecho de acusar a un "blanco". Podéis leer algo sobre esta época en este artículo y en éste, los dos escritos en el idioma de Chespir.

La segregación de los chinos era brutal, hasta el punto de que, en el terremoto de 1906, las autoridades intentaron aprovechar el desastre para echar a los chinos de la ciudad. Se cuenta aquí.

Algo del ambiente de esa época lo podéis rescatar en el libro "Retrato en Sepia" de Isabel Allende, que no es una obra maestra pero es entretenido, como casi todo lo que escribe la chilena.

Enlace Permanente

Por ahora hay 17 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré