chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Aquí está:
la verdad sobre el Tíbet
(hay dos para elegir)

23 de Abril, 2008, 0:01







El tema del Tíbet, que tanta guerra nos viene dando en los últimos meses, es tan complicado como el conflicto palestino-israelí, los Balcanes, el conflicto vasco... Como todos estos asuntos, está fuertemente influido por pasiones, propaganda, historia, agravios del pasado, ideales, etc, y está muy polarizado: mucha gente está radicalmente a favor o radicalmente en contra. En general (en general, no en términos absolutos que conste) la población occidental tiene una de esas visiones polarizadas, y la población china, la otra.

En el post de hoy, voy a intentar poner las dos versiones que más o menos hay sobre el Tíbet: una es, digamos, "crítica con China", y la otra es "favorable a China" . Cada una con sus argumentos.

Ya que a veces se me tacha en los comentarios de pro-chino, voy a colocar primero la "crítica con China", para que se vea primero. En los dos casos he intentado quitar los toques retóricos de los que las propagandas china y tibetana suelen adolecer.

Si os parece que una está más floja que otra, si hay argumentos de más peso que dar en cualquiera de las dos, por favor, ponédmelos de la forma menos apasionada posible en los comentarios, y si lo estimo conveniente, los incluiré en este artículo.

No sé si este post me va a generar un trastorno esquizofrénico y bipolar, o duras críticas tanto de un bando como de otro, pero creo que es bueno intentar las cosas desde dos lados, así que voy a intentarlo, me tiraré a la piscina. Vamos allá:

PRIMERA "VERDAD"

China es una de las peores dictaduras del planeta. Es el país que más ejecuciones dicta al año, algunas de ellas por simples robos. Utiliza la tortura para obtener confesiones. Persigue y encarcela a personas que critican el sistema, o piden la independencia de alguna parte del país, o simplemete quieren denunciar injusticias. Además, ejerce una fuerte censura en Internet, y controla prácticamente todos los medios de comunicación, intentando controlar al máximo el pensamiento de sus ciudadanos, o incluso su religión.

Este país, en 1951, invadió el Tíbet, una región en la que China ha tenido siempre muchos intereses tanto económicos (explotación minera, control de los ríos que nacen en la región mediante embalses) como estratégicos (la zona es fronteriza con la India, uno de sus grandes rivales continentales). El Tíbet como país no ha sido reconocido nunca por la comunidad internacional, pero fue una entidad  política propia durante muchos periodos de la historia (aunque a veces estuviera vinculada a China).

La invasión, de mano de tanques y tropas del ejército de Liberación Popular, fue vendida por Pekín como una "liberación pacífica" del sistema de servidumbre, pero los tibetanos señalan que sólo una pequeña parte de sus ciudadanos eran siervos y el país se habría sabido "liberar" el solo de esta injusticia social, como hicieron otros en el mundo.

Desde 1951, China aplicó unas duras políticas de "sinización" en el Tíbet, que incluyeron la destrucción de monasterios, la obligación de que algunos monjes dejaran sus hábitos para trabajar en fábricas o en el campo, y la subordinación de la población tibetana a líderes comunistas chinos. La situación fue especialmente grave durante la Revolución Cultural (1966-76), en la que se asesinaron miles de monjes y creyentes por ser "contrarrevolucionarios", se destruyeron cientos de monasterios, y mucha población tibetana fue enviada a campos de reeducación, donde algunos de ellos murieron debido a las duras condiciones que sufrieron.

Las cifras de muertos en el Tíbet durante esos años son difíciles de conocer, pero algunos calculan que podría tratarse de más de un millón. Teniendo en cuenta que en el Tíbet viven unos dos millones de personas, se trata de uno de los peores genocidios de la historia en términos tanto absolutos como relativos.

Con la llegada del capitalismo a China, en los años 80, otro problema se ha unido a los anteriores: los esfuerzos de China por colonizar económicamente el Tíbet introduciendo masivamente a población china (de la etnia Han) en Lhasa y otras ciudades.

Como consecuencia, Lhasa es hoy en día una ciudad en la que los tibetanos son minoría, y además los más pobres. Los chinos son más, y son los que poseen los hoteles, los restaurantes, los negocios de turismo, las tiendas... Se han apoderado económicamente del Tíbet,o le han negado a los tibetanos participar en esa economía, considerándolos un pueblo "bárbaro" incapaz de desarrollarse solo. La situación es muy similar a la del colonialismo europeo en América o África.

Como consecuencia de esta situación de "apartheid" e injusticia, los tibetanos se han levantado en varias ocasiones contra los chinos. Una de ellas fue en 1959, con cientos de muertos y la huida del Dalai Lama al exilio, donde sigue porque China no le deja volver a donde nació. Otra fue en 1989, y otra de ellas, muy recientemente, en marzo de 2008. En las tres ocasiones, las protestas fueron duramente reprimidas por la policía y el ejército chinos. En la última, se habla de más de 140 muertos.

Además, China cierra el acceso del Tíbet a la prensa extranjera, y en momentos de protestas como los actuales, a todos los extranjeros, lo que le permite actuar con total impunidad, sin observador internacional alguno.

El Dalai Lama intenta por todos los medios dialogar con China, prometiendo que su pueblo sólo quiere autonomía, sin independencia, y que se acabe esa colonización demográfica y cultural de su tierra. También dice que no aprueba la violencia, no de chinos no de tibetanos, ni el boicot, y apoya los JJOO. Pero diga lo que diga, se encuentra con las puertas cerradas de Pekín, que parece más bien interesado en que, a la muerte del Dalai, pueda influir para nombrar a un sucesor instruído por los comunistas (como ya ha hecho con otro líder religioso tibetano, el Panchen Lama).


SEGUNDA "VERDAD"

China es un régimen comunista, de partido único, que en calidad de país en desarrollo, todavía tiene que madurar su democracia. Necesita tiempo para ello: no puede ser Finlandia mañana. Si a países como España les costó 200 años ser un país libre o moderno, a China también le podría costar mucho, quizá menos porque es un país en rápido cambio. Se enfrenta, sin embargo, a una fuerte presión internacional, que le exige una democratización instantánea. China no lo desea porque cree que puede traer inestabilidad social y conflictos, como muestran los intentos de democratización "express" en Irak o Rusia.

Hace siglos, una reina china se casó con un rey tibetano, uniendo los dos reinos, de manera similar a la unión de Castilla y Aragón también por esa época. La vinculación entre China y el Tíbet siempre ha existido, aunque no siempre ha sido igual de fuerte: a principios del siglo XIX, por ejemplo, Tíbet fue bastante independiente, pero más bien porque el Reino Unido, desde la India, quería tener en esa región un gobierno sobre el que poder influir. Gran parte del sentimiento nacionalista proviene de esa época.

En 1951, China, recuperada de una guerra civil y la invasión japonesa, intentó restablecer su dominio sobre todo el territorio nacional, lo que incluyó la entrada del ejército comunista en el Tíbet. Ello significó derrocar al Dalai Lama, que era un tirano que permitía la esclavitud, la discriminación de la mujer, y ordenaba asesinatos de sus rivales en el poder. Era un lugar atrasado y aislado, nada que ver con el paraíso que vende Hollywood.

Una de las medidas dictadas por los comunistas fue la de reducir el poder de los monasterios, quitándoles la enorme cantidad de tierras y riqueza que tenían, algo similar a la desamortización que se llevó a cabo en países como España al principio de la revolución industrial. Por eso luego el Dalai Lama y otros monjes se quejan de la "pérdida de religión", cuando en realidad se trata de pérdida de poder y tierras del estamento religioso.

Entre los años 50, 60 y 70, miles, quizá millones de tibetanos murieron. Pero también millones de chinos. Ello se debió a las desastrosas políticas de El Gran Salto Adelante y la Revolución Cultural, la primera de ellas mal planificada, la segunda enloquecida, que no sólo perjudicaron al Tíbet, sino a China en general, y China lamenta.

En 1959, el Dalai Lama huyó tras fracasar una rebelión en la que quería reinstaurar su teocracia. Desde su exilio en la India, se convirtió en un hombre a sueldo de la CIA, con el objetivo de desestabilizar a China. Esa conexión le ayudó a forjar una excelente imagen en Occidente, donde se le ve como un hombre sabio y pacifista. Hollywood, a la búsqueda de mitos, encumbró su pueblo y su versión de la historia, dando la imagen de que el Tíbet era un Shangrila, un paraíso celestial en la tierra. El Nobel de 1989 fue la culminación de su amistad con Occidente, que perdura hasta hoy.

A finales de los 90, después de haber logrado durante 15 años un importante desarrollo económico del este de China, el país decidió llevar a cabo una política de modernización del oeste del país, la región más olvidada y pobre, en la que está el Tíbet. La política, que perdura, consiste en incentivos a las inversiones de empresas de zonas ricas en la región, y subvenciones a chinos que quieran ir a allí a abrir negocios para que generen empleo y ayuden al desarrollo.

Pero debido a la corrupción y a la inmadurez propias de un país en desarrollo, este plan no ha salido del todo bien. En Lhasa, la situación económica de los chinos es mejor que la de los tibetanos.

A principios de este año, el Dalai Lama dijo en una entrevista que animaba a los tibetanos a que llevaran a cabo protestas aprovechando que era el año de los Juegos Olímpicos.

Tal vez organizados por el Dalai Lama y sus aliados en el exilio, o tal vez de forma espontánea, los tibetanos tomaron a la tremenda esta invitación y el 14 de marzo comenzaron a atacar con palos, machetes y fuego a los emigrantes chinos "ricos" de la ciudad. También a los musulmanes, que constituyen una importante minoría en Lhasa y tienen su propio barrio. Mataron al menos a 18 civiles, entre ellos una niña de ocho meses. Los turistas extranjeros que había en Lhasa esos días confirman este ataque de tibetanos contra chinos.

Gran parte de la prensa occidental, influida por la buena prensa del Dalai Lama y por la tendencia -muy humana- de ponerse del lado del más débil, se decantó del lado de los tibetanos a la hora de informar de estas protestas, generando un sentimiento mundial pro-tibetano y anti-chino que se hizo patente en las protestas al paso de la antorcha por París, Londres y San Francisco. En algunas ocasiones, esa toma de postura a favor del Tíbet vino acompañada de métodos poco ortodoxos, como, por ejemplo, el uso de fotografías de la policía india apaleando a manifestantes tibetanos con pies de foto en los que se aseguraba que los policías de la imagen eran chinos. China se enfureció porque los medios vendieran un ataque contra los chinos como justamente lo contrario, un ataque de los chinos.



Bueno, pues ya está, ahí van las dos versiones. A algunos no les gustará una, a otros la otra, a otros ninguna. Si queréis que incluya más cosas en cada una, decídmelo y lo consideraré. Estoy abierto al debate, pero por favor, CON MODERACIÓN. También por mi parte, que igual en exalté en el debate de ayer. ¡Paz dalailámica!

Enlace Permanente

Por ahora hay 45 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré