chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Agosto del 2008


Goglimpismo

29 de Agosto, 2008, 0:01

Aúnque los JJOO se van quedando poco a poco en el pasado, perdonad que todavía hable un poco de ellos en estos días, porque en realidad duraron tan poco (17 jornadas) que, a post diario, se me quedaron cortos.

Y es que no querría dar carpetazo al tema sin recordar que Google, la web más visitada del mundo después de Guguel, tuvo un bonito detalle con Pekín 2008 y dedicó su logo a la cita olímpica en las 17 jornadas de competición.

El 8 de agosto, día de la inauguración, sacó a las mascotas olímpicas (los fuwa, que han sido unos entusiastas animadores en los estadios durante los descansos) paseando con la bandera de los cinco anillos.



Y el 24 de agosto, por la clausura, el logo Google celebró una fiesta con los 12 animales que conforman el horóscopo chino, en homenaje a la cultura oriental.



En el logo se ve cómo en el podio, similar a los que se usaron en Pekín 2008, el oro es para el dragón (probablemente en alusión a China, que fue la que más oros logró) y la plata a la cabra (según esta web, EEUU es de ese signo). Lo que ya no he podido confirmar es si Rusia, tercera en el medallero, es o no el conejo que se queda con el bronce en ese podio. En todo caso, parece que los de Google se lo curraron mucho: esperaron al medallero final para hacer el podio de animales, e investigaron con qué país se correspondía cada animal. Lo del dragón chino era fácil, pero lo de la cabra estadounidense tiene su mérito.

Pero antes de la fiesta y entrega de medallas final, Google hizo sudar a todos los animales del zodíaco chino. Entre los días 9 y 23, el logo del buscador fue cambiando con los diferentes animales practicando distintos deportes olímpicos:

La serpiente nadó como Phelps.

El dragón chino jugó al ping pong,
deporte chino por excelencia.

El cerdo se tiró del trampolín.

El caballo y el conejo retaron a Bolt en atletismo.

Y el conejo también le dio al salto de altura.

El mono y el tigre se dieron pal pelo con el judo.

El gallo se atrevió con el béisbol, o quizá sóftbol,
deportes que no serán olímpicos en Londres 2012.

El perro y el conejo remaron un poco.

El caballo jugó al fútbol a coz limpia.

El tigre jugó al bádminton,
deporte en el que los "tigres" indonesios
le van muy a la zaga a los chinos.

Y en baloncesto, el dragón compitió con el ratón.
(En la final, los pequeños ratones españoles
casi le amargan la fiesta a los grandes dragones estadounidenses).

El mono también se dedicó a la gimnasia.

El cerdo, a otra gimnasia, la rítmica.

La cabra usó las dos oes de Google para el ciclismo.

Y el ratón, signo que rige este año,
también se apuntó a la halterofilia.



Vale la pena señalar que mientras dos logos se dedicaron al atletismo (el conejo saltador y la carrera entre éste y el caballo) no hubo logotipos de deportes como el waterpolo, el balonmano, el hockey, el tiro con arco, la lucha, el boxeo, el piragüismo, la natación sincronizada, el tenis, la hípica, la esgrima, la vela, el tiro, el taekwondo o el triatlón. En fin, había más deportes que días...

PD: Google recopila todos sus logos de ésta y otras efemérides aquí.

Enlace Permanente

Por ahora hay 31 comentarios


En directo, desde nuestros estudios
en Pagoda del Rey...

28 de Agosto, 2008, 0:01

Ahondando en el tema de ayer, es decir, "cosas altas que había cerca de los estadios olímpicos", permitidme que os muestre la foto de otra estructura, que en este caso estaba al norte del Nido de Pájaro.


Esta torre ha sido bautizada con el nombre de Pagoda Ling Long (donde ling long significa "exquisita"), y durante los JJOO fue un centro de emisión de algunas cadenas de televisión. CCTV, la televisión nacional china, era la dueña de uno de los pisos (imagino que el más alto de todos), así que era frecuente ver a los presentadores con una soberbia vista de los estadios como fondo, la vista que se debe disfrutar desde esa "pagoda".

También tengo entendido que otro piso se lo quedó la BBC, que debió pagar una millonada por él. No me extrañaría nada que ese pago millonario fuera uno de los causantes de que la
web de esta televisión británica haya sido desbloqueada en China poco antes del inicio de los JJOO, tras años censurada.

Otro piso lo tenía una tele mexicana, creo que Televisa (aunque por otros lados he visto escrito que era TV Azteca, así que no estoy seguro, en todo caso era una tele mexicana). Se dice que ha sido espectacular la cobertura que los mexicanos han hecho de los Juegos de Pekín. Ya nos contaréis los lectores de México si es cierto o no...

A mí la torre me sorprendió mucho, porque en mis esporádicas visitas en años pasados a la zona de los estadios, cuando la veía bajo los andamios, pensaba que era una grúa o alguna estructura temporal que durante los JJOO no estaría. De repente, al empezar los Juegos, me la encontré allí plantada, y de hecho se ha convertido en un referente más del Olympic Green, junto al Nido, el Cubo o el rascacielos Pangu del que hablé ayer.

La pagoda tenía un aspecto espectacular por la noche, cuando se encendía con esas luces de neón que les gustan tanto a los chinos y adoptaba uno u otro color del espectro del arco iris, o incluso todos a la vez...


Espero que la Pagoda Exquisita se abra, después del fenesí olímpico y paralímpico, a los turistas, y que podamos admirar las espectaculares vistas que debe haber desde allí. Algunos privilegiados ya han podido subir a ella, y entre ellos los hay que ya han colgado en YouTube vídeos de las vistas aéreas... ¡espeluznantes!


Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios


Lujo primigenio

27 de Agosto, 2008, 0:01

Imagino que, estos días en que las teles de todo el mundo han enseñado los alrededores de los grandes estadios olímpicos de Pekín, muchos habréis podido conocer este curioso rascacielos que hay al oeste del Olympic Green:


La torre, que tiene forma de cabeza de dragón -los chinos nunca renuncian al tópico- se encuentra muy cerca del Cubo de Agua, donde se celebraron las pruebas de natación, saltos de trampolín y sincronizada.


La Cabeza de Dragón, detrás del Cubo
(¡parece que esté hablando en clave!)


El rascacielos es sólo una parte de un complejo de cinco edificios llamado Pangu Plaza, en el que el edificio que hay más al norte, el más pequeño, es por lo visto un hotel de siete estrellas.


Sólo hay dos hoteles con tanta estrella en el mundo, el de Pekín y uno en Dubai (otra ciudad con fama de despilfarradora, para que nos vamos a engañar). Los apartamentos y oficinas del Pangu Plaza son lo más caro que hay hoy en día en Pekín, cuestan unos 5 millones de dólares cada uno.

El nombre del complejo proviene del Pangu, una criatura mitológica china que según una leyenda fue el primer ser vivo del mundo y quien creó todo lo demás. La historia es algo diferente de la del dios cristiano, ya que mientras éste hizo el mundo en siete días (y
Extremaydura el octavo), a Pangu le costó 18.000 años el simple hecho de separar el cielo de la tierra. También se cuenta que los seres humanos comenzaron siendo una especie de pulgas en el gigantesco cuerpo de este ser.

Otra leyenda, más moderna ésta (tiene dos o tres años), dice que en lo alto de uno de los edificios del Pangu Plaza ha alquilado un apartamento Bill Gates, y que ha pagado 100 millones de dólares sólo por un año de arriendo. El apartamento, por lo visto, tiene forma de casa tradicional pequinesa, el llamado siheyuan, con su patio interior y todo. Gates habría hecho todo ese gasto para estar en la capital china en el año de los Juegos Olímpicos y disfrutar de las competiciones deportivas y de los estadios, ya que desde allí debe haber unas vistas estupendas del Nido y del Cubo.

No se sabe hasta qué punto es cierto el rumor, aunque sí es verdad que se vio a Bill Gates en los días de competición por Pekín, aunque no en lo alto del Pangu Plaza, sino dentro del Cubo de Agua, viendo nadar al ídolo estadounidense Michael Phelps. Quién sabe, a lo mejor luego habló con Phelpsie para contratarle como limpiador de su piscina climatizada por 800 millones de dólares. ¡Será por dinero!

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


Los más citius, altius y fortius

26 de Agosto, 2008, 0:01

Sigo haciendo balance de los Juegos Olímpicos que acaban de terminar en este pueblo. Hoy, doy un repaso a la participación de algunos países, en concreto los diez mejores del medallero final. De España no me apetece hablar demasiado, porque ya está todo dicho en los periódicos de estos días: fracaso del atletismo, campeones en diplomas, no acabamos de dar el salto al nivel de Francia o Italia, etc.

China: Cumplió su sueño y acabó los Juegos Olímpicos encabezando el medallero por primera vez en la historia. Acaba así con 72 años de dominio repartido entre EEUU y la extinta URSS. En total, 100 medallas justas (parece que lo hubieran medido), de las que la mitad más una, 51, fueron de oro, un porcentaje de oros sobre el total de medallas impresionante y que no se veía en mucho tiempo. Además, ningún país había logrado más de 50 oros desde la Unión Soviética en 1988. El morbo está ahora en ver si jugando "fuera de casa", en Londres 2012, sabrá mantener este dominio o se lo devolverá a Estados Unidos. El deporte que más oros le dio Pekín 2008 a China fue uno de los más seguidos de cualquier Juego Olímpico: la gimnasia, con nueve preseas doradas (aún colea la polémica sobre las edades de algunas gimnastas, a ver cómo acaba). También barrieron en halterofilia (ocho oros) y en saltos de trampolín y plataforma (siete), pero fue también en esos saltos donde se llevaron uno de los grandes disgustos: cuando estaban a punto de llevarse todos los oros del deporte, en la última de las modalidades, el saltador chino Zhou Luxin falló y se tuvo que conformar con la plata. Tampoco se lograron todos los oros en bádminton, una de sus especialidades, pero sí en ping pong, resarciéndose del "fracaso" de Atenas (allí les faltó uno). Los chinos, en resumen, están eufóricos con su delegación, pero les falló, para que todo fuera perfecto, la paupérrima actuación en atletismo (sólo dos bronces y espantada de Liu Xiang) y los flojos resultados en los deportes de equipo, en donde la plata de hockey y el bronce del voleibol (femenino en los dos casos) no ocultan que a China le queda mucho por hacer en este terreno, porque además a los chinos les encantan el fútbol y el baloncesto y quieren ver a los suyos en lo más alto algún día.

EEUU: Parece abonada a los mismos oros (lleva tres JJOO seguidos consiguiendo 36). Quedó segunda en el medallero, aunque si se atiende al número de medallas totales (110) fue la que más se llevó. Como era de esperar, ante esta tesitura, los diarios de EEUU han hecho este año la clasificación atendiendo al número de medallas totales, así quedan los primeros (tenéis el ejemplo en esta soberbia gráfica del Nueva York Tiempos). Sea como sea, se puede decir que su actuación en Pekín 2008 ha sido en general soberbia, y pueden presumir de que Michael Phelps hizo historia en el Cubo de Agua al convertirse en el deportista con más oros del Olimpismo.  En total, los americanos se llevaron de las piscinas 12 oros, ocho de ellos para Phelps solo o acompañado en los relevos. En gimnasia, con dos oros, fueron los únicos que hicieron sombra a los chinos, y en baloncesto (oro en chicos y en chicas) Kobe Bryant y LeBron James desataron la locura del público chino, que los animó como si fueran paisanos. No se puede decir que en atletismo fracasaron (tuvieron siete oros), pero el ascenso de los jamaicanos en las pruebas de velocidad les quitó mucho protagonismo. La gran decepción fue quizá Tyson Gay, que ni siquiera estuvo en la final de los 100 metros y con sus errores eliminó al equipo del 4 x 100, una prueba de tradicional color estadounidense.

Rusia: Le costó despegar en estos JJOO, y parecía que se iba a dar un gran batacazo en el medallero, pero finalmente acabó donde se esperaba que lo hiciera, repitiendo el tercer puesto de 2004 y con 24 oros (cuatro menos que en Atenas). Reino Unido le fue muy a la zaga, pero en un brillante "esprint final" de oros rusos en los últimos dos días de competición (natación sincronizada, gimnasia ritmica, boxeo) le acabó sacando bastante ventaja. Tal vez para ganarse el apoyo del público chino, los rusos llevaban una ropa deportiva en la que aparecía un fénix de color rojo, un motivo muy chino, y que llamaba la atención por todos los estadios. El atletismo fue lo que dio más alegrías a los eslavos, con seis oros, entre ellos el de pértiga con récord del mundo para la gran Isinbaeva y dos que nos hubiera gustado tener a los españoles, los de 20 kilómetros marcha masculino y femenino. Hay que decir en su contra que Rusia violó la tregua olímpica (no sé si empezó ella o Georgia, pero el caso es que la violaron las dos). En fin, en estos tiempos que corren, no es fácil que el mundo entero esté en paz ni siquiera por dos semanas.

Reino Unido: Impresionante el ascenso de los británicos, que acabaron cuartos en el medallero después de varias décadas de posiciones bastante discretas en el medallero. Alucinante, en el sentido negativo, fue su actuación en Atlanta 96, donde sólo consiguieron un oro y ocuparon el puesto trigésimo sexto en el medallero, ¡ni España en sus "mejores" tiempos!. Doce años después, en Pekín, sus ocho oros en ciclismo y los cuatro en vela, deportes en los que domina actualmente, han sustentado el ascenso meteórico del deporte británico, cuyo objetivo declarado es culminar el éxito en "casa", en Londres 2012, y llegar al tercer puesto medalleril (o quién sabe si, dando la sorpresa, llegar incluso al segundo). En la ceremonia de clausura tuvieron papel protagonista, con un espectáculo en el que no faltaron Beckham, Jimmy Peich, un autobús rojo londinense o los paraguas negros de la lluviosa ciudad del Támesis. Ya estamos contando los días que quedan para London 12.

Alemania: Siempre están allí los alemanes, que en esta ocasión perdieron posiciones en detrimento de los británicos y se "conformaron" con el quinto lugar y 41 medallas, 16 de ellas de oro (¡ya las quisieran otras naciones!). Fue otro de los equipos que "chinizó" su equipación, ya que en sus chándales escribieron el nombre de su país en mandarín, "De Guo" (德国). Me pareció un buen gesto hacia los anfitriones. Los oros germanos estuvieron bastante repartidos por todos los deportes de los Juegos, en ninguno parecieron destacar más que en otro, así de completos son ellos: hípica, remo, esgrima, ciclismo, judo, triatlón, halterofilia, natación... Eso sí, como los españoles, pueden "presumir" de que no se llevaron nada de nada en atletismo. Uno de sus oros más destacados fue el de hockey, que ganaron a España en un partido bastante pobre en ocasiones y en el que la afición alemana demostró que de fría no tiene un pelo.

Australia: Los australianos siguen demostrando que son el país más deportista del mundo, ya que, con lo pocos que son (21 millones, la mitad que los españoles) se llevan siempre muchas, muchísimas medallas. Esta vez 46, más incluso que los alemanes, aunque con menos de oro que los germanos (14). Casi la mitad de los metales (20) se los llevaron en natación, y me parece perfecto teniendo en cuenta que el fabuloso Cubo de Agua, sede de las pruebas y testigo de decenas de récords mundiales (¿qué le echarán al agua?), fue diseñado por arquitectos australianos. Australia fue además la que le robó a China el sueño de todos los oros en los saltos de trampolín, por "culpa" del jovencito de 20 años Matthew Mitcham, que se llevó el oro en plataforma sobre 10 metros.

Corea del Sur: Otros que nunca fallan desde que celebraron sus JJOO en 1988. Aquellos Juegos les metieron en la brecha del deporte mundial, y desde entonces han mantenido las mismas cifras, sin pegar el "bajón" que ha tenido, por ejemplo, España después de Barcelona 92. En Pekín los coreanos han tenido 31 medallas, de las que 13 han sido de oro: en su casa (Seúl 88) tuvieron casi lo mismo, 33 medallas (12 de oro). Muy destacado su dominio en el tiro con arco (oro en equipos masculino y femenino), un deporte donde son los mejores desde hace tiempo pero que en individual les dejó mal sabor de boca (dos platas y un bronce, mientras ganaban por sorpresa una china, Zhang Juanjuan, y un ucraniano). Los surcoreanos se vengaron quitándole a China un esperado oro en bádminton (el de dobles mixtos) y llevándose una buena cosecha de cuatro oros en su deporte nacional, el taekwondo.

Japón: En unos JJOO asiáticos no podía faltar una destacada actuación japonesa, aunque fue algo peor que en Atenas (del quinto lugar en Grecia pasó al sexto, y de 37 medallas a 25). Como los surcoreanos, se aseguraron cuatro oros en "su" deporte, judo en el caso nipón. Aunque quizá los oros más apreciados por el equipo japonés fueron los dos que se llevó el nadador Kosuke Kitajima en 100 y 200 metros braza, exactamente los mismos y en las mismas especialidades que se llevó en Atenas.

Italia: Está un poco de capa caída el deporte italiano, que del séptimo puesto en el medallero de Sydney pasó al octavo en Atenas 2004 y al noveno en Pekín. No han llegado a la treintena de medallas, cifra que superaron en los dos anteriores JJOO, y sus triunfos han sido en deportes no muy mediáticos: boxeo, esgrima, judo, tiro, lucha grecorromana... Quizá lo mejor ha sido el oro en 50 kilómetros marcha que se llevó Alex Schwazer (tiene nombre germano porque es del Tirol, pero es en verdad italiano). En la prueba más larga del atletismo olímpico, el tirolés logró un oro que los italianos no conseguían desde Tokio 64. En aquella ocasión, curiosamente, también se lo llevó un italiano "fronterizo", Abdon Pamich, que nació en Fiume. Esa ciudad era italiana cuando él nació en ella, pero ahora es croata y se la conoce como Rijeka.

Francia: Su capital, París, la ciudad con más candidaturas olímpicas fracasadas en los últimos años (tres, entre ellas la de 1992 y la de 2012) también vio como los de 2008 se los arrebataban los pequineses (¿será este uno de los motores de la guerra que los parisinos Reporteros Sin Fronteras le han declarado durante años a los JJOO de China?). No creo que esto afectara a los atletas franceses, pero éstos, en cualquier caso, han bajado el nivel en Pekín: del sexto y séptimo puesto de Sydney y Atenas han pasado al décimo, aunque eso sí, se han llevado más medallas, 40 en total. Para recordar, sobre todo, el oro en balonmano, donde barrieron a selecciones como España, y dos preciosas medallas en lucha grecorromana (oro y bronce) que se llevaron dos hermanos, apellidados Guenot, con sus emocionados padres en las gradas. Muy simbólico, con toda la pelea chino-francesa que este año ha habido por el tema de los boicots, fue el duelo que hubo en esgrima entre el chino Zhong Man y el francés Nicolas Lopez, en la final de sable, que acabó ganando el altísimo héroe local.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


Los mejores Juegos Olímpicos de mi historia

25 de Agosto, 2008, 0:01




Se ha acabado el mundo. Al menos en Pekín. Sus Juegos Olímpicos, que habían sido, y no exagero, el motor de la vida de la ciudad durante siete años, han terminado. La capital china vuelve a ser una ciudad más, no la capital olímpica. Nos hemos quitado el traje de fiesta y nos ponemos el mono de trabajo.

Para mí han sido, como apunto en el título, los Juegos Olímpicos que más he disfrutado en la vida, y probablemente nunca más veré algo igual. Los he vivido con más intensidad incluso que los de Barcelona 92, ¡y ya es decir!. Las razones son bien sencillas: han sido en mi ciudad, en la que he vivido exactamente los siete años que han durado los preparativos, y  encima he podido ver muchas competiciones, vibrando en vivo y en directo con Nadal, Bolt o Gasol. No creo que jamás pueda repetir algo así, a menos que sea presidente del COI, y me parece que no estoy muy bien posicionado para ello.

No creo que en la historia del Olimpismo haya habido unos Juegos más rodeados de incertidumbre y temores que éstos. Ahora que han terminado, os lo confieso: yo mismo pensaba que iban a fracasar por uno u otro lado. Algo malo parecía que iba a ocurrir: un atentado terrorista, manifestaciones en medio de los estadios parando la competición, cielos grises y feos, problemas de comunicación entre voluntarios y periodistas-atletas-espectadores...

Y al final, han acabado siendo unos Juegos preciosos, y no sólo lo digo yo, que soy claramente parcial y subjetivo. Los periodistas deportivos lo dicen: los llaman "brillantes" y "casi perfectos". Los temores que se cocinaron durante meses se esfumaron justo al encenderse el pebetero: las protestas de grupos como los pro-Tíbet fueron pequeñas y pacíficas, no afectaron al deporte. El terrorismo, afortunadamente, brilló por su ausencia, aunque hay que lamentar varios ataques en Xinjiang en los días previos al inicio de los Juegos (a más de mil kilómetros, eso sí). La contaminación no se notó, como no fuera en modo contraproducente -espero que no-, ya que se batieron más récords mundiales que nunca. En fin, que al final fueron lo que muchos queríamos, una gran fiesta deportiva.

Permitidme que, a imitación de lo que hacen muchos periódicos estos días, haga una lista de lo mejor y lo peor de los Juegos, no sólo a nivel deportivo sino también de lo que les rodeó:

LO MEJÓ



Los estadios: Los pequineses ya conocíamos el Nido y el Cubo, sedes del atletismo y la natación, pero verlos engalanados con luces, con el público rugiendo, los consagró como dos de las instalaciones deportivas más bellas e impresionantes del mundo. Hay quien dice que con el dinero que costaron se podría haber dado de comer a miles de personas: ya, pues puede que con el dinero que han generado y generarán se pueda dar de comer a millones (yo también puedo ser demagogo, como veis).

Los reyes de los JJOO: Dicen que unos Juegos no se recuerdan tanto si no tienen un rey claro. A los de Barcelona, por ejemplo, les faltó un atleta que ascendiera al Olimpo de verdad (por mucho que nosotros nos acordemos tanto de Fermín Cacho). Los de Pekín han tenido dos soberanos para la historia deportiva: Phelps I del Cubo y Usain I del Nido. La gente ahora discute quién es el mejor de los dos: yo me quedo con Bolt y su plusmarca de los 200, rompiendo ésa que hizo en 1996 Michael Johnson y que parecía que nadie iba a batir jamás.

Los precios: La Coca Cola en el Nido, a 5 yuanes. La comida para los periodistas, que estaba muy pero que muy buena, no pasaba de 40 o 50. Pensé que, con la llegada de los JJOO, la zona olímpica iba a ser una burbuja de precios a la europea, pero no fue así. Los chinos fueron muy honrados y cobraron los precios habituales en los restaurantes de la ciudad. También eran baratas las entradas para los estadios, lo malo es que los reventas las hincharon... El caso es que no fueron unos JJOO para ricos: en los asientos se vio a mucha familia humilde, y eso es muy bonito.

La ceremonia de inauguración: Aún se me ponen los pelos como pinchos cada vez que me acuerdo de los tambores dibujando la cuenta atrás, y de Li Ning corriendo en el aire. No pude ver muy bien la inauguración de Barcelona 92, otra que ha pasado a la historia (en realidad la vi, pero en una TV en blanco y negro que no me enseñó demasiado). El caso es que no puedo comparar, pero creo que no hace falta. La de Pekín, esta sí vista en color, fue a mi juicio maravillosa. Tan perfecta era, que tuvieron que sacar la polémica de la niña con coletas para romper la hipnosis que causó. ¡Oh, qué horror, la niña hizo playback! ¿Alguien ha investigado en cuántos anuncios de la tele la que habla no es la que pone la cara? Detecté algo de envidia en tanta histeria mediática...

El público: Imagino que en cualquier parte del mundo es igual. Pero... ¿sabéis el escalofrío que se siente cuando se está dentro de un estadio de 100.000 personas y se ponen todas a cantar el himno nacional? (chino en este caso). Si, yo tampoco soy muy de marchas militares, pero me quedé encogido en ocasiones como ésas. Chapó para los chinos, que animaron a sus estrellas extranjeras favoritas (por ejemplo, a Nadal o a Gasol) como si estuvieran en casa. La única pega, que ya comenté el otro día: son un poco monótonos con el
¡Jia You!, deberían variar un poco sus soflamas.

Los manifestantes pro-tibetanos: Nunca pensé que los pondría bien al final de los Juegos que yo quiero y contra los que ellos, a su vez, tanto han luchado. No comulgo con su uso político de una cita deportiva, ni tampoco con sus ideas: sí creo, como ellos, que el Tíbet debería decidir por sí mismo su futuro, pero, por el contrario, no creo que un Gobierno religioso y no democrático como el del Dalai Lama sea la alternativa a seguir (el actual parece majete, pero ¿sería igual su sucesor?). Y sin embargo, pese a que no estoy de acuerdo con ellos, les aplaudo. Fueron pacíficos en sus protestas, y eso es muy importante. Tampoco parece que haya habido violencia en sus detenciones ni deportaciones, así que... me alegro por ellos. Sobre si sirvieron de algo sus protestas en Pekín... Bueno, los chinos ni se enteraron, y si se hubieran enterado se hubieran cabreado con los manifestantes, nada más. Y en el extranjero, mucha gente ya está a favor del Tíbet, así que me parece que ha sido llover sobre mojado.

LO PEÓ



Los accesos a los estadios: Vale que había que poner medidas de seguridad y demás, pero esas vallas que te hacían dar rodeos innecesarios me acabaron haciendo llegar tarde a más de un partido. El pabellón de baloncesto, por ejemplo, tenía delante una laberíntica maraña de vallas por la que me perdí varias veces. Súmale a eso que el metro de Pekín sigue siendo insignificante para lo que la ciudad necesita, y que sus transbordos de línea a línea rozan el absurdo (subir escaleras para luego bajarlas, salir a la calle para luego entrar...). De las carreteras, mejor ni hablemos: siguieron tan atascadas como siempre. Pekín tiene que convertirse YA en una ciudad habitable para los peatones y los conductores. Lo necesitamos, o vamos a enloquecer todos.

El tiempo: No hubo la contaminación que los más catastrofistas auguraban (la polución en verdad es un tema grave en Pekín, pero el tema se exageró un poco). Lo que sí hubo fue un tiempo demoníaco: niebla húmeda, chaparrones, calor sofocante... En realidad, el clima de Pekín es siempre así de malo, pero los pequineses teníamos fe en que los shamanes que el Ayuntamiento tiene para cambiar el clima nos dieran cielo azul todos los días. Hay que decir que cuatro o cinco días fueron espléndidos, el mejor tiempo veraniego que se ha visto este año por aquí, pero el resto... ejem...

Los macarthystas: China, no creo que no descubramos nada nuevo a estas alturas, es un régimen no democrático. Hay disidentes encarcelados. La pena de muerte se usa mucho. Hay censura. Hasta ahí, de acuerdo. Pero, ¿es necesario hablar de China como si fuera un campo de concentración siberiano? Algunos comentaristas en los Juegos siguieron empeñados en dibujar al país asiático como un lugar lleno de malvados Fumanchúes, donde todo, hasta una niña con coletas, supura represión. Se usaron términos de la Guerra Fría como "gulag" o "el gran hermano que te vigila", totalmente anacrónicos en la China actual. Vamos a ver, China es ya de por sí un lugar lleno de problemas, ¿por qué es necesario exagerarlos? Falta mesura, falta comprensión, falta empatía con el mundo oriental, falta relativización, y a muchos les falta realmente pasar aquí una temporada para entender mínimamente este país. La retórica de la red scare debería quedarse enterrada en los años 50 del siglo pasado, nunca debió salir de allí. El ensañamiento, no lo olvidemos, es agravante en los delitos.

Los asientos vacíos: Nos vendieron la idea de que los Juegos iban a tener los estadios llenos hasta en las preliminares de tiro al pichón, dada la rapidez con la que se vendieron las entradas en el año pasado y éste. Pues no ha sido así, ni mucho menos. ¿Qué se hizo con las entradas? ¿Se las comieron los reventas? ¿O fueron grupos, empresas, lo que sea, que las deberían haber distribuido y no lo hicieron? Es un tema muy oscuro en el que no me quiero adentrar, pero sinceramente, fue lamentable la distribución y mucha gente se quedó sin poder ver los Juegos por culpa de otros.

El dopaje de mi paisana: Que fuera alguien de mi provincia el primer caso de dopaje de estos Juegos me llena de tristeza. Ya lo sé, todos somos ciudadanos del mundo, lo mismo da uno de Huesca que uno de Sudáfrica o de Letonia... Pues sí, pero, de forma irracional, me joroba que sea alguien de Sabilñánigo. ¡Con lo que gusta el ciclismo allí, con la clásica, la Quebrantahuesos, los campeonatos de España!  Por favor, dópense sólo con queso de tetilla.

El asesinato del primer día: Un triste suceso que se ha quedado algo olvidado con el paso de los días, pero a mí me llegó al alma. Ya no puedo pasar por la plaza donde ocurrió, el rincón que más me gusta de Pekín, sin acordarme de ello. Sería igual de lamentable en cualquier otra época del año, que conste, pero es que, leches, justo el primer día de los Juegos, y justo al suegro del entrenador de voleibol de EEUU... Qué cosa más truculenta. Nada puede compensar una desgracia así, pero de todos modos, me alegro de que al menos el equipo de voleibol estadounidense lograra el oro. Seguro que fue muy emotivo para ellos.

PD: Apoyo al 100 por 100 lo que dice en su blog
Dios Spitz.

Enlace Permanente

Por ahora hay 77 comentarios


Nido y Cubo versioneados

22 de Agosto, 2008, 0:01

Ya queda poco para que terminen los Juegos Olímpicos. Yo, en mi obsesión por intentar ver cuantas más competiciones mejor (in situ a ser posible), he dormido bastante poco en las últimas dos semanas, y ello va haciendo ya mella en mi mente. Hasta escrivo mal i todo.

Por ello, permitidme que haga hoy un post descansadito en el que os muestro dos versiones de las dos instalaciones olímpicas que más han asombrado: el Estadio Olímpico de Pekín (más conocido como el Nido de Pájaro), rancho privado del señor Usain Bolt, y el Centro Nacional de Natación (más conocido como el Cubo de Agua), conquistado sin contestación por mister Michael Phelps. Os pongo primero los originales para que los recordéis:




Primera versión: el plusmarquista mundial de castillos de naipes construyó a principios de mes, en Hong Kong, una réplica del Nido de Pájaro y el Cubo de Agua con cientos de barajas francesas. También le sobró energía para hacer algún otro edificio famoso de China. Lo tenéis en vídeo y todo:



Segunda versión: los aficionados a Lego son legión y su fervor por el juego de construcción se acerca a la pasión mística. Uno de ellos decidió edificar con piezas de Lego los dos grandes estadios:





(Tenéis más fotos aquí).

Enlace Permanente

Por ahora hay 15 comentarios


Jia you!
Jia you!
Jia you!
Jia you!
Jia you!
Jia you!

21 de Agosto, 2008, 0:01



Jia you!
es el grito de guerra con el que los aficionados chinos animan a sus deportistas. Con los Juegos Olímpicos de Pekín, ese grito se oye constantemente en las competiciones deportivas, y por ende, en los televisores.

Jia you (加油) es una expresión que puede significar diferentes cosas. Por ejemplo, puede ser "añadir aceite", así que la puedes pronunciar si quieres que te aliñen la ensalada. También puede tener el significado de "añadir gasolina", así que en las gasolineras suele significar eso. Probablemente, de ese segundo significado deriva el jia you que se oye en los estadios: el público le pide al deportista que le eche más gasolina, que le ponga más energía, que lo dé todo para ganar.

Vamos, algo similar a lo que propone Daddy Yankee
en este célebre clásico: ¡Dale más gasolina!



Los Juegos Olímpicos a lo mejor sirven para que ese grito se haga popular en el mundo, ya que suena en cualquier deporte siempre que haya un chino en liza (o en su defecto un taiwanés o hongkonés).

Se suele usar así: primero un aficionado aislado grita el nombre de un deportista chino o del equipo en general, y el resto del público le replica gritando jia you. La fórmula se repite hasta que los pulmones se agoten. Por ejemplo, si juega la China de baloncesto, la de Yao Ming, la arenga es así:

- SEGUIDOR ATREVIDO: Zhongguo dui!
- EL RESTO: Jia you!
- SEGUIDOR ATREVIDO: Zhongguo dui!
- EL RESTO: Jia you!
- SEGUIDOR ATREVIDO: Zhongguo dui!
- EL RESTO: Jia you!
- SEGUIDOR ATREVIDO: Zhongguo dui!
- EL RESTO: Jia you!

Donde Zhongguo dui significa simplemente "equipo chino". Los grupos de aficionados que se dedican a entornar estas arengas se llaman laladui, una especie de hinchas. "El grupo que hace la la", si lo tradujéramos literalmente.

Teniendo en cuenta el alto número de medallas que llevan los chinos, y buena parte de oro, parece que el grito de ánimo surte bastante efecto. Pero yo le veo una pega: es el único que usan los aficionados chinos. No tienen ninguno más, por lo que su manera de animar a los deportistas llega un momento en que se vuelve aburrida y monótona.

Es más: no descarto la posibilidad de que el jia you no sólo tenga como finalidad el animar a los locales, sino también la de desquiciar a los visitantes a base de repetirles la misma frase machaconamente.

El público chino merece una medalla en estos Juegos (oír rugir a 100.000 personas en el estadio del Nido es una experiencia inolvidable), pero para mejorarlo todavía más, yo sugeriría que inventaran algún otro grito de ánimo para ir variando en los partidos. Nosotros les podemos prestar el "A por ellos", o el añejo "alabim, alabam alabim bom bam, China, China, ra ra ra".

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


Si no saltan los chinos,
que lo haga un español

20 de Agosto, 2008, 0:01

Ya se sabe desde el lunes que el campeón olímpico y mundial Liu Xiang no va a estar en la final de 110 metros vallas de Pekín 2008, que se disputa mañana. Hoy, en las semifinales, se ha confirmado que no habrá presencia china en esa final tan largamente esperada por el país anfitrión, ya que el "número dos" de las vallas chinas, Shi Dongpeng, se ha quedado también fuera por poquito (entraban los cuatro primeros y él quedó quinto).

Y quién se lo iba a imaginar, en vez de chinos... ¡Habrá un español! Bueno, un español nacido en Ecuador, pero nacionalizado y residente en Lérida/Lleida: Jackson Quiñónez.


110 metros bayas

Nunca pensé que en esa final, de la que tanto se habló en China en los últimos años porque en ella se daba por seguro ver a Liu Xiang, al final estaríamos más pendientes de un español. No me la pienso perder.

La semifinal en la que corrió Jackson fue dramática para el chino Shi Dongpeng, que aunque no es tan bueno como Liu es también bastante competitivo (fue plata en los Juegos Asiáticos del año pasado, adivinad detrás de quién).

El pobre Shi, totalmente eclipsado por Liu en los últimos años, se convirtió desde la espantada liuxianguesca del lunes en la gran esperanza china de hacer algo en los soñados 110 metros vallas. Y hoy hizo lo que pudo, corrió hasta dejarse el estómago, y el muy desdichado acabó cayéndose justo al llegar a la meta, tal vez lesionado. Shi, como Liu, acabó de rodillas en la pista del Nido. ¿Estarán los chinos gafados con esta prueba?


Shi, por los suelos (y las piernas de al lado son las de Quiñónez).


Y Liu, casi en la misma postura hace dos días.

Entretanto, los chinos siguen ganando en los Juegos medallas de oro a espuertas. Ya tienen cuarentaymuchas doradas, no parece que EEUU les vaya a alcanzar, y ahora el único morbo está en saber si los chinos acabarán llevándose más número de medallas totales que los estadounidenses (de momento ganan los americanos por 71 a 69). También queda por ver si ganarán alguna prueba de atletismo, deporte rey de unas Olimpiadas. Si no lo consiguen, algunos les acusarán de ganar sólo en deportes "poco populares". Argumento bastante falso (han tenido oros en gimnasia y natación, otros deportes reyes en los Juegos) pero que ya se está empezando a oír.



PD: Llegan a Pekín las noticias de la tragedia aérea en Madrid. Me llena de tristeza saber de una desgracia tan grande en la que es mi ciudad favorita. Grandes ánimos para todos los afectados, sé que sirve de poco pero me uno al duelo, y como hice cuando el terremoto de Sichuan, ahí va el crespón negro.


Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


Ellas, las más bellas (III)
Olympic edition

19 de Agosto, 2008, 0:01

Este blog ya ha tratado, cuando ha hecho falta, el tema de la belleza oriental femenina. Para ello, ha sido fundamental hacer listas de mujeres bellas de China, abundantes sobre todo en el campo de la cinematografía. Podéis rememorar aquellas listas aquí y aquí.

Aprovechando el momento olímpico que se vive estos días en Pekín, voy a confeccionar ahora una tercera lista de bellas, pero ahora centrándome en el mundo del deporte chino. Adelante, atletas mías, ya os habéis ganado un oro en el podio de mi corazón:




Guo Jingjing
: la saltadora de trampolín china, una de las mejores de su deporte de todos los tiempos, es además, según casi todos, la deportista china más bella en activo. La llaman "la Reina de los saltos", aparece en muchos anuncios con traje de noche, y es la saltadora de trampolín más medalleada de la historia. No se le conoce novio o marido, pero los paparazzi la han fotografiado con algún que otro posible.



Wu Minxia
: Esta shanghainesa de 23 años, también saltadora de trampolín, siempre ha estado a la sombra de Guo: ni ha conseguido tantos éxitos como ella, ni es tan admirada por su belleza como lo es la Reina. Sin embargo, a mí personalmente me parece más guapa Wu. Y su menor fama le ahorra persecuciones de la prensa rosa. Si es que todo son ventajas...




Zhang Yining
: La mejor jugadora mundial de tenis de mesa en la actualidad no parece muy glamourosa
cuando juega, pero luego lo arregla sometiéndose a sesiones fotográficas llenas de glamour en las que mejora muchos enteros. Todavía no llega al nivel de Biba Golic, la sex simbol del ping pong, pero no queda lejos.


Du Li: la campeona olímpica de tiro en 2004 estaba llamada a ganar en Pekín 2008 el primer oro que había en juego en todas las competiciones. No lo consiguió y lloró por ello, pero días después se resarció ganando en otra modalidad. Llamadme fetichista, pero esos rifles de mira telescópica que suele llevar bajo el brazo le dan un aire peligroso que añade morbo.



Zhao Ruirui: tal vez la mejor jugadora de voleibol de China, campeona olímpica en Atenas 2004 (aunque este año parece algo floja, no sé si repetirá éxito). Zhao, con casi dos metros de altura y unas piernas que parecen columnas de templo egipcio, quizá no sea una belleza de libro, pero esa cara de pícara casi siempre sonriente en un cuerpo de giganta, la hacen, cuando menos, interesante y enternecedora.


Luo Xuejuan: esta nadadora tiene muy preocupados a todos, porque después de ganar oro en Atenas contrajo una dolencia cardiaca que amenaza con retirarla definitivamente del deporte. Ella está ahora que si sigue, que si no, pero en todo caso, sigue teniendo una cara serena y dulce. Ella fue el primer chino que tomó la antorcha olímpica en la ceremonia de encendido de la llama en Olimpia, en marzo.


Sui Feifei: a la mejor baloncestista china del momento (algunos la conocen como "la Yao Ming del baloncesto femenino") le pasa un poco como a Zhao Ruirui: es una bonita giganta, tal vez algo grande para nosotros los bajitos pero no por ello menos interesante o atractiva. También sale en muchas fotos de Internet con vestidos elegantes y glamourosos.


Zheng Jie: tenista que junto a Yan Zi ha conseguido el bronce en Pekín 2008 y ganar el pasado año los dobles de Wimbledon y el Open de Australia. No suele aparecer en las listas de "deportistas chinas más bellas", pero a mí me parece bonita, y me lo volvió a parecer el otro día, cuando posó en el podio junto a Virgina Ruano y Anabel Medina (que se llevaron la plata).


Gong Ruina: esta jugadora de bádminton, de desafortunado nombre si lo interpretamos en español, suele aparecer con frecuencia en las mencionadas listas de deportistas chinas bellas. También gana mucho con vestidos elegantes, pues los trajes de las jugadoras de bádminton, como las de ping pong, no son demasiado sugerentes.


Mao Yuheng: nos vamos a salir ya del ámbito olímpico, porque esta chica no se dedica a un deporte que se dispute en los JJOO, pero creo que valdrá la pena. Mao es una fuera de serie en el go, un juego de mesa aparentemente muy simple pero en realidad muy complicado, en el que hay que poner fichitas blancas y negras y donde una partida puede durar varios días. Mao es un hacha del tablero, una kasparova de la vida, y una admirada belleza tanto dentro como fuera de la competición.



Pan Xiaoting: otra monísima competidora que no se dedica a un deporte olímpico, pero que no por ello debe de ser olvidada en esta lista. Pan se dedica al billar, con su belleza ha ayudado a popularizar este deporte en China -aunque tampoco hacía mucha falta, pues se practica muchísimo- y los fotógrafos malvados le intentan hacer fotos del escote cuando se agacha a darle a las bolas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


No hay huevos en el Nido

18 de Agosto, 2008, 0:01


Drama en las Gaunas, uy perdón, en el Nido de Pájaro: Liu Xiang, la gran esperanza china de medalla en el atletismo, la estrella del deporte nacional, el fenómeno mediático, el hombre que sale en tantos anuncios chinos como Fernando Alonso en los españoles, ha claudicado. A la primera de cambio, ha abandonado las pruebas de 110 metros vallas, sin ni siquiera correr la primera serie.


Después de esto,
¿le llamarán para hacer más anuncios como éste?


Los chinos están realmente conmocionados con los gestos de dolor de Liu y con las imágenes de su entrenador llorando amargamente ante el mundo por el fracaso. Están conmocionados... y algunos enfadados. No entienden que Liu no lo haya intentado siquiera. Y sobre su lesión, es realmente misteriosa... ¿No había dicho él que se encontraba perfectamente? ¿Por qué estuvo dos meses sin aparecer en público, ni siquiera en el desfile de atletas de la inauguración? Y sus gestos de dolor antes de empezar la carrera, ¿no parecían algo teatreros? ¿Será que en realidad no le duele nada y simplemente no ha podido soportar la presión de Dayron Robles, el jovencito cubano que hace dos meses le quitó el récord del mundo?

En fin, planteo estas malévolas dudas más que nada para que cuadren con el título del post de hoy. En realidad, la versión oficial dice simplemente que Liu lleva arrastrando esa lesión durante años y que le gasta malas pasadas, sin apiadarse del vallista ahora que corría en casa. También dicen sus defensores que en el fondo Liu, "El Volador" como lo llaman en China, ha hecho todo lo posible para estar en Pekín, y hasta se puso en los tacos de salida cuando le dolía el pinrel.


Liu Xiang en su tierna infancia,
cuando las únicas vallas que veía eran las de su cuna.


Bueno, el deporte es así, a veces alegrías y otras desgracias, es lo que lo hace grande, y dramas así harán que Pekín 2008 se recuerde durante mucho tiempo. Entre tantas penas para los chinos, me quedo por lo menos con el descubrimiento de Dong Rina, la presentadora de atletismo de la televisión china (CCTV), que es un auténtico bellezón. Le debe hacer tilín Liu Xiang (o viceversa), porque en Internet aparecen los dos juntos en muchas imágenes, no sé si hay tema o no...





En fin... ¡Chinos, no lloréis, que tenéis casi 40 medallas de oro y vais a ganar a EEUU de calle!

Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios


Las niñas más famosas de 2008,
con permiso de la de Rajoy

15 de Agosto, 2008, 0:01








Imagino que a todos, a estas alturas, os sonará la polémica del cambiazo de niñas en la ceremonia de inauguración de los JJOO de Pekín. Pasados los días, la controversia se está ya diluyendo, igual que se diluirá la tontería de la foto de los baloncestistas españoles achinados.

Sin embargo, antes de que se diluya del todo, querría aportar aquí unas ideas que no son mías, sino del siempre brillante blog ESWN, con el que esta vez estoy bastante de acuerdo.

ESWN trata el tema de la niña intentando alejarse un poco de la discusión general de si el cambiazo "es una vergüenza" o "es una chorrada como un piano". El autor del mismo blog lo dice: "en este tema, aquel que odia a China se ensañará con la polémica, y quien la defienda siempre lo volverá a hacer". Tiene más razón que un santo.

Para los "sinófobos", el cambiazo de niñas es una prueba de que China es un malvado país especializado en falsificar y cruel con la infancia. Para los "sinófilos", es un nimio detalle hinchado por algún interesado y las dos niñas deben estar alucinadas con la que han montado.

Pero ESWN ahonda sobre todo en un detalle en el que otros no han caído, y que en mi opinión es clave:

Prácticamente toda la prensa occidental ha dicho en sus informaciones que la niña que cantaba de verdad, Yang Peiyi, no salió en la ceremonia porque era "de cara gordinflona y dientes mal alineados".

Sin embargo, eso no es cierto: los organizadores de la ceremonia no dicen eso en ninguna información, entrevista o rueda de prensa. Lo que dicen es que la otra niña, Lin Miaoke, fue escogida porque daba el perfil adecuado. Porque era guapa, vamos.

¿Notáis el matiz? No es que Yang fuera excluida por ser fea: es que Lin fue incluida por ser guapa. Los organizadores, cuando reconocieron el "cambiazo", nunca hablaron mal de Yang, sino bien de Lin.

Es decir: que los medios de comunicación extranjeros han sido los que han creado la idea de que Yang fue excluida "por gordinflona y dentona". Resumiendo: los medios extranjeros son los que han descalificado a la niña.

Niña que, dicho sea de paso, es un encanto. En la foto que ha dado la vuelta al mundo no está muy agraciada, pero ESWN nos enseña otra que cambia mucho las cosas:

La foto que más se ha publicado
de Yang (izquierda) y Lin (derecha):


Y la foto de Yang en ESWN:


¿Se escogió quizá la foto en la que más fea
saliera la pobre Yang?

Lo que parece, a simple vista, es que son los periodistas los que, al ver la primera foto, intuyeron que la niña era "gordinflona y dentona" y así la descalificaron.

Pues así están las cosas. La prensa occidental llama gorda y dentona a una pobre niña, pero elementos de esa misma prensa se ofenden con los jugadores de baloncesto españoles y un gesto que en China a nadie le suena a nada.

¡Qué mundo el del cuarto poder, por dios! Si ya lo decían en mi casa, me tendría que haber metido a notario...

PD: Ah, y toda la polémica de la niña se inició con declaraciones del director musical de la ceremonia, Chen Qigang, que pese a su nombre es ciudadano... de Francia. ¿Otra vez los franceses, como en abril con la antorcha de las narices? Madre mía, es que no paramos de acercar a los pueblos galo y oriental...

Enlace Permanente

Por ahora hay 33 comentarios


¡Pues que me la dé a mí!

14 de Agosto, 2008, 0:01

Hoy ha pasado algo muy raro en los Juegos Olímpicos de Pekín. Durante la entrega de medallas en una de las modalidades de lucha grecorromana, uno de los atletas, tras recibir un bronce, se ha largado antes de esperar a que les dieran los premios a los demás, y además ha tirado la medalla al suelo.

Nos lo cuenta esta locutora sueca, ya que el que ha llevado a cabo tal acción, Ara Abrahamian es de ese país (aunque con ese nombre imagino que tendrá ascendencia armenia). Aunque no sepáis más sueco que el de la canción de Pippi Calzaslargas, seguro que captaréis la idea:



Al parecer, Ara no se conformaba con el bronce, él iba a por el oro (¿y quién no?). Tampoco parecía estar muy contento con los árbitros. Su cabreo ha sido tan monumental que hasta ha anunciado que se retira de la lucha grecorromana.

La noticia me ha llegado al alma porque yo precisamente estuve ayer en el Gimnasio de la Universidad de Agricultura de Pekín, donde se disputa la lucha grecorromana en los JJOO (y también la lucha libre, que no es lo mismo). No es que sea yo un gran aficionado de este deporte clásico -de hecho no me enteraba de casi nada de lo que estaba ocurriendo en las peleas- pero es que estos días aprovecho algunos ratos libres para conocer deportes olímpicos "extraños".

El estadio de la lucha grecorromana, por dentro, es muy curioso. Tiene tres zonas de combate, que lo asemejan a un circo con sus distintas pistas para domadores, payasos y malabaristas.


Los combates grecorromanos son también muy peculiares. La parte más rara de estas luchas es cuando uno de los dos contendientes, de repente, se pone a cuatro patas, sin decir ni mu, y el otro lo agarra de la tripa, mientras el otro intenta zafarse o salir del círculo amarillo aunque sea reptando como un lagarto. Aquí tenéis muestras de ese lance...



Hasta que lleguen las grandes finales olímpicas (ya queda poco) es interesante conocer deportes "exóticos" como éste en el que dominó, años ha, el Oso Ruso Karelin.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


Noticias frescas from The Guardian

13 de Agosto, 2008, 0:01

Como todos ustedes saben, China en estos momentos arde de rabia contra España. Los chinos amenazan con cortar las relaciones con Madrid. Los ciudadanos españoles en China van pronto a ser deportados, y se van a retirar las medallas conseguidas en Pekín 2008 por Samuel Sánchez y Pirri. El Quijote en chino se está retirando de las bibliotecas, y la tortilla de patatas se va a prohibir en todos los restaurantes del gigante asiático, así como el pulpo a la gallega.

El motivo no es otro que la insultante, ultrajante, horrible, desafortunadísima foto que se han hecho los jugadores del equipo de baloncesto español. ¡Vean, vean qué horror! Sólo de verla se nos ponen los pelos de punta.


Pero ahí no acaba la cosa, señores. Nuestros reporteros han podido averiguar que los malvados y abyectos baloncestistas españoles, no contentos con manchar el nombre de la civilización china, han decidido... ¡meterse también con Inglaterra! Aquí lo tienen, en rigurosa exclusiva from The Guardian:


Y que nuestros vecinos escoceses no se confíen, porque estos gigantones de mal corazón tienen preparada otra sorpresa que va a molestar de buen seguro a los descendientes de Braveheart:


Se despide de ustedes, Fresh News from The Guardian.



Nota de un lector de The Guardian (que soy yo):

Tras leer en el periódico británico la
artificial polémica del anuncio de los baloncestistas españoles "achinados", he preguntado a chinos de Pekín qué les parecía la famosa foto. A ninguno de ellos les ha molestado ni les ha parecido un "insulto", calificación que sí le dedicó a la imagen el diario en inglés, que por lo visto no preguntó a ningún chino lo que pensaba de verdad.

Muchos chinos a los que les he enseñado la foto ni siquiera saben qué rayos hacen todos los jugadores españoles tocándose los dos ojos. En China no se sabe que estirarse la cara por la altura de los ojos significa "hacer el chino". Y por si tenéis curiosidad: no, no se estiran los ojos verticalmente para "hacerse el europeo".

Admiro la prensa anglosajona. La BBC, el NY TImes, Reuters, son lo mejor en periodismo, yo no les llego ni a la suela del zapato. Pero en inglés también se pueden escribir chorradas como pianos.

En fin, en todos los idiomas cuecen habas, ¿verdad, Aorijia? Hay otros que ven "grandes farsas" en los trucos olímpicos pequineses... y no en los barceloneses.

Enlace Permanente

Por ahora hay 69 comentarios


Expolímpico

12 de Agosto, 2008, 0:01

Por razones que no vienen a cuento, tengo en casa una de las mascotas olímpicas de Pekín 2008, el panda Jingjing...


...y también la mascota del otro gran evento internacional de 2008, la Expo de Zaragoza. Se trata, cómo no, de Fluvi.


Lo que lleva en el ombligo es una semilla de tomate,
para que al enterrarlo te dé una tomatera (juguete ecológico)



Curiosamente, he descubierto que Fluvi y Jingjing pueden en cierto modo acoplarse, de la misma forma que se acoplaban Mazinger Z y Afrodita A o los cinco vehículos de los Power Rangers/Bioman. El resultado podría llamarse Fluvinjing.


Hablando de Bioman: eso de que las mascotas de los Juegos (los "fuwa") sean cinco y tengan colores diferentes, las asemeja un poco a aquellos héroes nipones.





¿Cómo sería un mecha-fuwa, uniendo los cinco para convertirlos en una máquina invencible? No quiero ni pensarlo...



Tenéis docenas de parodias de los fuwa en esta web.

ACTUALIZACIÓN (Al día siguiente): Espela, en su blog
, contesta a la pregunta. Señoras y señores, con ustedes... ¡el Fuwa-Transformer!


Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios


Primeros días limpicos:
Apuntes en sucio

11 de Agosto, 2008, 0:01

En estos primeros días de Juegos, he tenido la suerte de poder descansar de muchos días de ajetreo e incluso de asistir a alguna que otra competición. No os voy a contar nada de los resultados deportivos, que ya los tenéis en la prensa todos los días: sólo quería hacer unos breves apuntes y poneros alguna de las fotos que he hecho, incluyendo ésta de Tiananmen olimpificada:



Ahí van los apuntes:

- En Pekín el clima es casi siempre malo, pero con la llegada de los JJOO se ha vuelto PÉSIMO. No sé si se va a arreglar la cosa, pero es tremendo lo poco que está acompañando el tiempo a la cita olímpica. Los dos primeros días hizo un calor asfixiante, el peor en mucho tiempo. Después, venga llover y llover. Y en cuatro días no hemos visto el sol (en realidad llevamos unos 9 días sin verlo, ya no nos acordamos si es redondo o cuadrado). Por favor, queremos un cielo azul por lo menos unos días, ¡que bombardeen las nubes con todo el yoduro que tengan!

- A falta de sol y días claros, la zona olímpica pierde espectacularidad de día, pero de noche es igual de impresionante que siempre. Sobre todo el Cubo de Agua (donde se disputa la natación), de una hermosura que quita el hipo.



Y él solito va cambiando de color...





El Nido, de noche, también epata,
y más ahora que tiene pebetero:



- Realmente triste el incidente del pasado sábado, cuando un loco mató al suegro de un entrenador estadounidense en la Torre del Tambor y luego se tiró torre abajo. Terrible lo sucedido, muy cerca de mi casa y en una de mis zonas favoritas de Pekín. Sólo faltaba eso para aumentar la paranoia de algunos visitantes.

- Aragón (mi región) está presente en lo malo... y en lo bueno. En lo malo, porque el primer -y esperemos que único- positivo por dopaje en los Juegos lo ha dado la ciclista Maribel Moreno, de Sabiñánigo (donde viven dos de mis hermanas). En lo bueno, hay que decir que la bandera aragonesa está bien presente en estos Juegos: fui a un partido de balonmano y otro de baloncesto en los que jugaba España, y en los dos estaba la enseña regional.



En el España-Croacia de balonmano



- Un diez para los espectaculares estadios, otro para la educadísima hinchada que aplaude a los chinos y a sus rivales, un veinte para los sufridos voluntarios... pero un CERO absoluto y total para el transporte. La verdad es que no me sorprende demasiado, porque el transporte en Pekín y la planificación urbana siempre han parecido estar organizados por un cerebro de protozoo, pero no por ello deja de molestarme más.

La extrema dificultad para que el público vuelva a su casa al salir del estadio o incluso cruzar la calle, la "estupenda" idea de quitar una de las paradas del metro olímpico y el clasismo que inspira eso de dejar un carril de las autovías vacío para los VIPS (el carril olímpico, lo llaman) son una muestra de que Pekín ha planificado el tráfico ayer, hoy y siempre con un gabinete de orangutanes borrachos. Me encantan estos Juegos, pero moverse por ellos es una tarea titánica.

Al que esté aquí le planteo un reto: intente ir usted andando desde el Nido de Pájaro (el estadio del atletismo) a la zona donde están los estadios de waterpolo y de balonmano. En teoría están al lado, pero en la práctica, es una aventura tan compleja que podría ser argumento para una película de aventuras.

Actualización (14/8/2008): Quiero aclarar que la primera de las fotos está hecha con mi cámara, pero no la hice yo sino un colega del curro, Javi, que me lo ha recordado de buen rollo.

Enlace Permanente

Por ahora hay 23 comentarios


Li Ning nuestro que estás en los cielos...

9 de Agosto, 2008, 0:01

La imagen del mítico gimnasta Li Ning dando zancadas en el techo del Nido de Pájaros, anoche, para encender un hermoso pebetero que apareció de la nada, pasa a la historia del Olimpismo, como lo hizo aquella flecha de Antonio Rebollo que -dicen las malas lenguas- no cayó realmente en el pebetero sino fuera del estadio de Montjuic.


La ceremonia ha sido una maravilla. Ha gustado, incluso a los que dan la vara con el vetusto tópico de la amenaza amarilla. Mira que estas ceremonias a veces se hacen largas, pero en esta no sobró ni un minuto. Grande Zhang Yimou, y de Spielberg -que decidió retirarse de la organización por cuestiones políticas- no se acordó nadie. A mí, que la vi por la tele, particularmente me encantaron los tambores digitales del principio. Fueron un comienzo tan abrumador, que luego tardé un poco en volver a alucinar con las cosas que salían...


Inmensos también aquellos aros olímpicos de luz que flotaban si saber cómo...


Ah, y el "casteller" fosforescente que formó, dentro del "Nido de Pájaro", una miniatura humana del propio "Nido de Pájaro".


En el centro del estadio humano, el pianista Lang Lang


El desfile de atletas sí que se hizo un poco largo, y es que son muchos países, pero era divertido ver a qué equipos ovacionaba el público y a cuáles no. Grandes aplausos para China, por supuesto, con Yao Ming de abanderado gigante y un encantador niño del terremoto de Sichuan a su lado, pero también para Irak, para Cuba, para Pakistán... Ah, y para España, porque el deporte español es muy seguido en China y porque los chinos veneran -en serio- a Samaranch, lo consideran uno de los grandes responsables de que Pekín haya conseguido tener unos Juegos Olímpicos. Abucheos para EEUU -aunque los aplausos, que también los hubo, los neutralizaron- pero sobre todo para un país que hace apenas un año era el más popular de Europa en China y ahora ha caído en picado en los corazones de los chinos...


No tenéis la culpa de todo el politiqueo, así que... Allez les bleus!


Los fuegos artificiales, de cine, aunque no vi el dragón de luz que dijeron que se iluminaría en el cielo. Además, cuando aparecían en la tele yo salía a la ventana para intentar con poco éxito verlos en el brumoso cielo, así que me perdí algo de ese espectáculo (por cierto, que vaya calor que hacía y sigue haciendo hoy, peor que nunca este verano).

Supongo que las teles ya lo habrán repetido hasta la saciedad, pero por si acaso os recuerdo que Li Ning, el que encendió el pebetero, fue la estrella china en los JJOO de Los Ángeles 84, ganando tres oros, dos platas y un bronce en la primera participación de la China comunista en las Olimpiadas. China ya estuvo en los JJOO de Londres 1948, un año antes de que llegara el régimen maoísta, pero su participación aquella vez fue meramente testimonial y luego llegaron casi 40 años de aislamiento deportivo.

Li Ning ahora es el millonario dueño de una marca deportiva que viste, precisamente, al equipo olímpico español, así que a ver si hay suerte y los atletas españoles vuelan por los estadios como él lo hizo ayer.

PD: Tenéis unas soberbias fotos de la ceremonia
aquí.

Enlace Permanente

Por ahora hay 34 comentarios


Hoy se inaugura ahora no recuerdo lo qué...

8 de Agosto, 2008, 8:08


Llegó el octavo día del octavo mes del octavo año. Para rizar el rizo, este post lo cuelgo a las 8 horas y 8 minutos de la mañana. Se ha hablado tanto en Pekín durante los últimos años de este día que parece hasta irreal. También parece como si después de hoy se acabara el mundo, no hubiera nada. En resumidas cuentas, hoy comienzan los Juegos Olímpicos de Pekín.

Un día después de que Pekín fuera elegida como sede de los JJOO, el 13 de julio de 2001, supe que me iría a trabajar a esta ciudad. Llegué poco después, en septiembre de ese año. Puedo decir que he vivido cómo Pekín se ha intentado transformar -a veces con éxito, otras no- para los Juegos. Por eso, a esta cita deportiva tan controvertida en todo el mundo yo le tengo especial cariño, y la he defendido a capa y espada, aun a riesgo de que algunos me acusaran de "tener el cerebro lavado", "ser un comunista" o "defender la violación de los derechos humanos". Nada más lejos de la realidad: mi cerebro, por ejemplo, sigue estando muy sucio, y no sólo estoy a favor de los derechos humanos, sino también de los izquierdos humanos para los zurdos.

Son los Juegos de un régimen comunista y no democrático, en efecto. Pero también son los Juegos de la civilización china, una de las más antiguas del mundo. También son los Juegos del país más poblado del planeta, en el que 1.230 millones de personas no son miembros del partido comunista. También son los Juegos de la segunda potencia deportiva mundial. Y también son los Juegos de un país en desarrollo, muy apoyados por regiones como África o Latinoamérica, que también quieren en un futuro cercano llevar allí las Olimpiadas.

Los de Pekín 2008 probablemente no van a ser los mejores Juegos de la historia, ni los segundos, ni los terceros (y tampoco pasa nada por ello). Muchos de sus días serán grises. Van a estar rodeados de medidas de seguridad. Serán muy calurosos. Los periodistas no estarán tan a gusto como en las playas de Sydney. Pero seamos comprensivos. Los chinos, no sólo los políticos comunistas sino también los jóvenes voluntarios, los jubilados que bailan en todos los shows olímpicos, los estudiantes, los obreros, han trabajado mucho en ellos. Pensemos en esa gente y demos una oportunidad a esta cita deportiva, que muchos chinos, no sólo los gobernantes, quieren disfrutar.

A lo mejor es verdad que darle los Juegos a China en 2001 fue un poco prematuro. Quizá habría que haber esperado a que el país aboliera la pena de muerte o levantara la censura. Pero la intención era buena: darle a China unos JJOO para que se abriera al mundo y el mundo se abriera a ella. Que todos nos conociéramos un poco mejor para poder resolver los graves problemas que tiene China, y también la falta de entendimiento que Occidente y China se profesan.

¿Se ha conseguido? A día de hoy, seguramente no. Siguen la censura, aunque parece haber disminuido en los últimos meses, y las penas de muerte (que también han bajado). Los disidentes son perseguidos, y pueblos como el uigur o el tibetano no tienen en sus manos su destino. Al mismo tiempo, Occidente sigue sabiendo de China cuatro tópicos, y todavía hay insignes corresponsales mencionando en los diarios de hoy la cantinela de si los restaurantes chinos sirven cadáveres de abuelos. Casi parece que hayamos dado un paso atrás.

Pero quizá este paso atrás sea para dar carrerilla. A lo mejor China se ha dado cuenta de que tal y como están las cosas no tiene un sitio cómodo en la comunidad internacional, no le sienten simpatía. Los JJOO de 1988 se dieron a una dictadura, la surcoreana, que poco después se democratizaba de forma pacífica. Las cosas no siempre se repiten de la misma forma, pero sería bonito que fuera así.

Al mismo tiempo, con la llegada de miles de turistas, viajeros, periodistas, atletas, políticos y otras gentes a Pekín, donde con toda seguridad van a ser tratados con inmensa amabilidad, se curarán muchos extranjeros de prejuicios y se empezará a comprender por qué las cosas en este país son como son. No será fácil, pero también es posible que se plante una semilla en ese árido tiesto.

En definitiva, los JJOO de momento van a ser deporte, que es lo que tienen que ser, pero quizá sirvan más adelante para otras cosas.

Qué comiencen los fastos, y que tengamos la fiesta en paz.



Enlace Permanente

Por ahora hay 30 comentarios


¿Qué medallas crees que se va a llevar tu país?
Respuestas de los lectores

7 de Agosto, 2008, 0:01










Bueno, en esta ocasión creo que no debería hacer una selección de las mejores respuestas, ya que no se trataba de hacer contestaciones ingeniosas, sino de intentar adivinar el número de medallas que el país donde uno nació se llevará. De todas formas, allá va una selección, por cumplir la tradición instaurada en este blog este verano:

Elpazos dijo:

Yo creo que España se va a llevar la medalla a la mejor tortilla con cebolla,  oro y plata a lanzamiento de pepita de aceituna, en fútbol espero que no decepcionen, y por supuesto oro en todas las modalidades de piropeo al personal femenino.
Mucha suerte a todos los países, y espero que la medalla más importante, que es la de aprender del deporte el respeto por los demás, la gane China en muchos aspectos y desde hoy cambie muchas cosas.

(nota para Elpazos: España no compite en fútbol, así que seguro que no decepcionan nada de nada).

Pepe dijo:

No tengo ni idea de las medallas que se va a llevar España, pero si siguen las indicaciones que daba esta mañana una emisora de radio, me temo que ninguna. ¿El motivo? Pues muy sencillo: la reacción a las vacunas.
Efectivamente, dicha emisora decía esta mañana que, para viajar a Pekín, lo suyo era ponerse, nada más y nada menos, que.... ¡45 VACUNAS! En fin, el desconocimiento de China sigue siendo para llorar.

Asun dijo:

Espero y deseo que China se lleve la medalla a la buena organización, y que todos se la lleven por el respeto a los derechos humanos. En cuanto a deporte, España creo que se llevará unas 12 medallas. Suerte a todos los participantes.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Mode Olimpique

6 de Agosto, 2008, 0:01

Hasta las revistas de moda y estilo chinas han sucumbido a la fiebre olímpica este mes. He aquí algunas portadas que lo atestiguan:

La revista 時尚健康, o Trend Health (muchas de estas publicaciones tienen nombre chino e inglés) titula "Ver con salud los Juegos Olímpicos". Supongo que dará secretos para hacer ejercicio y llegar a la cita deportiva tan en forma como Usain Bolt.



La revista Céci (también son frecuentes en estas revistas nombres franceses o italianos) nos recomienda en inglés que "saludemos a los Juegos Olímpicos", y nos promete mostrar la ropa más de moda para una cita cómo esta (¿incluirá los calentadores de Eva Nasarre?).


Parece que están de moda los collares de perlas,
porque de momento, llevamos dos revistas y dos collarones...


En esta siguiente revista, de cuyo nombre chino no quiero acordarme pero que en inglés se llama ViVi, se nos cuenta en inglés que han llegado los Juegos, y en chino se nos dice "Este verano, haz deporte". Otra publicación que quiere que sudemos, en lugar de ver sudar a los atletas por la tele.



Entretetanto, Ray Li, una de las revistas que más se venden en China, nos ofrece cinco bellas modelos en su cubierta, una de cada color de los anillos olímpicos.


Y más collares de perlas...

La versión china de Elle dice "¡Ánimo, Pekín!".
Lo vamos a necesitar con todo el jaleo que hay...



No todas las revistas, sin embargo, han cedido a la fiebre. Una revista aparentemente más "seria", que lleva por título "Shenghuo" ("Vida") ofrece un titular cuánto menos turbador:


"Que el cielo proteja a China".
Escrito en inglés, en chino,
y en el inglés chinizado del artista Xu Bing,
del que hablé en su día.


En el fondo esta portada también podría estar indirectamente relacionada con Pekín 2008. Con la alarma que se ha creado con el ataque terrorista de ayer en Xinjiang, el follón que se está armando en Pekín, el mal tiempo y demás, parece que sí va a hacer falta algo de protección celestial durante los Juegos...

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios


...relucirá su cazuela con detergente Cascajo

5 de Agosto, 2008, 0:01



Llegó el momento que Pekín esperaba desde hace siete años. La ciudad está en el centro de todas las miradas mundiales, con las ventajas e inconvenientes que ello conlleva.

Esta vez, la cita olímpica ha tenido mucha política de por medio: en este blog se ha comentado aquí o aquí, por ejemplo. También se ha hablado de la contaminación, los cambios en el aspecto de la ciudad... Casi se nos olvida que los Juegos son un acontecimiento en el que la gente practica deporte.

Para que no haya ese olvido, planteo esta semana una cuestión de caracter deportivo para vosotros, lectores:

¿Qué medallas crees que se va a llevar tu país?

Espero vuestras respuestas, y dentro de dos días, como de costumbre, hay selección de las más interesantes. Si queréis podemos hasta hacer una porra: el que más se acerque al resultado definitiva, se lleva una medallita del Niño Jesús de Praga, que no es de oro pero protege que te cagas.

PD: Para los que no entiendan el subtítulo del blog o el título de este post...
Voilá.

Enlace Permanente

Por ahora hay 12 comentarios


Contamíname,
pero no con el humo
que asfixia el aire

4 de Agosto, 2008, 0:01





Bueno, ya estamos en la semana olímpica del mes olímpico del año olímpico. Ya no queda nada... Qué nerviosss, madre de dios.

Pocos temas me quedan ya por comentar de los Juegos en este blog, pero quería ahondar en uno de ellos: el asunto de la contaminación. Y quiero ahondar porque cuando estuve en España, hace unas semanas, me sorprendió mucho saber que el tema de la polución pequinesa parece ser el que más ha cuajado en los españoles de a pie (y también en los que van a caballo). Temas como el Tíbet o los derechos humanos parecían reducidos a un segundo plano, quizá porque se conocen desde hace años, pero el de la contaminación estaba casi siempre presente en toda conversación olímpica. En España, por ello, he tenido con frecuencia diálogos que solían empezar así:

-¿Y los Juegos, qué tal?

- Bien...

- Pero con tanta contaminación van a salir mal, ¿no?

Como digo, me sorprendió mucho que la gente se haya quedado tanto con la copla de la polución de Pekín y no con otros temas como los derechos humanos. Quizá también ha sido, se me ocurre, porque en la tele es muy difícil que se vean disidentes detenidos o cosas similares, mientras que las imágenes de la contaminación pequinesa habrán sido frecuentes en las pantallas catódicas.

Ciertamente, Pekín, como la mayor parte de China, es una ciudad muy contaminada. Pero... creo que se debería matizar este tema, porque creo que, una vez más, la versión que dan -damos- en los medios de comunicación es demasiado simplista.

Lo primero que hay que decir es que no todas las veces que en la tele se muestra la supuesta contaminación de Pekín lo que se ve es realmente aire contaminado. Lo parece, pero no siempre lo es.

En invierno, cuando aparecen los cielos así, en efecto, es altamente probable que se trate de caca atmosférica. En esas fechas, las calefacciones funcionan al máximo, y muchas aún son de carbón.

En primavera, sin embargo, muchos días de cielo triste no los produce la contaminación, sino la arena que los vientos traen de los desiertos de Mongolia (el país y la región china de Mongolia Interior). En abril, los pequineses tragamos tierra del Gobi como para plantar cactus en nuestro estómago. El problema de la desertización también es grave y la mano del hombre -en este caso del chino- también tiene mucha culpa, pero no es la misma historia.

Y en verano, estación que ahora nos acoge, muchas veces el aspecto triste de los días no se debe a la polución, sino a la fuerte humedad que toda Asia Oriental respira: algunos asiáticos en forma de monzón, otros de tifón, y otros de sauna finlandesa, como nosotros los pequineses.

(Conviene decir que en otoño suele haber días bastante azules y buenos, los mejores del año, pero lamentablemente eso dura sólo el mes de septiembre y la mitad de octubre).

Estos origenes diferentes del gris aspecto de Pekín no aparecen en la prensa: pase lo que pase, un cielo grisáceo sobre Pekín lo causa la contaminación, y no se hable más.

Decir esto no significa asegurar que China no contamina: desde luego que lo hace, y yo creo que sobre todo su gran problema es que la mayoría de la energía que gasta la obtiene del carbón, fuente de energía que en Europa parece cosa decimonónica pero que en China es todavía hoy la base de su economía. ¿Cómo cambiar eso? Es un problema gordo, porque muchas centrales solares, hidroeléctricas o nucleares harían falta para igualar lo que produce el carbón. Como ejemplo os diré que China va a construir decenas de reactores nucleares en los próximos años, y con ello sólo va a conseguir que la energía nuclear sea un 4 por ciento del total (ahora es el 2).

En mi humilde opinión, creo que el mayor peligro que corren los Juegos no es la contaminación, sino el horroroso clima que Pekín soporta en verano. Con el calor y la humedad que por ejemplo había hoy, la maratón se tendrá que hacer andando para que los atletas no se deshidraten. Yo sólo tengo fe en una cosa, y no es la suerte porque está claro que China este año no la tiene. Me refiero a la manipulación del clima que los chinos a veces usan (echando productos a las nubes para que llueva o no llueva). Manipular el clima está mal, no debería abusarse de ello, pero creo que es la única esperanza para que los Juegos Olímpicos no sean recordados por las lenguas fuera de los deportistas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré