chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Septiembre del 2008


Llorando por la leche derramada

30 de Septiembre, 2008, 0:01

Me da la impresión de que en Europa no se ha visto mucho una curiosa imagen que la semana pasada se produjo en China. Fue ésta:


Se trata del Comisario de Comercio de la Unión Europea, Peter Mandelson (el equivalente comunitario a un ministro) tomándose en Pekín un vaso de yogur líquido chino y diciendo que era "su favorito".

Evidentemente, el hecho no fue casual, se trató de un gesto de amabilidad de la UE a China pese al escándalo lácteo que sigue dando tanto que hablar (aunque últimamente, mucho más en el extranjero que en China, no sé si porque la censura ha cerrado el grifo o porque realmente ya no hay casos). El sorbo de Mandelson es un equivalente eurochino al españolísimo
baño de Fraga en Palomares, pero cambiando bombas nucleares por yogures chinos. El yogur que se tomó Mandelson, por si os interesa saberlo, fue de la marca Miaoshi, que en realidad no es muy conocida, ni siquiera en China.

Aunque la foto apenas ha salido en la prensa no china, lo cierto es que el tema lácteo llena páginas de diarios españoles y latinoamericanos. Muchas de esas noticias, o los comentarios que la gente deja bajo ellas, me parecen una absoluta exageración, con visos de ensañamiento y prejuicios seculares hacia todo lo que procede de China.

Eso sí, por una vez, creo que este nuevo linchamiento mediático a los chinos les está bien empleado: ha sido totalmente demencial que en granjas o centrales lecheras hubiera un adulterio masivo de la leche nacional, que las marcas envasadoras no lo notaran o les diera igual, y que las autoridades lo escondieran durante meses. La respuesta internacional, como ha pasado con tantos temas procedentes de China, ha sido algo injusta, pero casi diría que China se lo merece un poco, a ver si aprende de este monumental error, sabiendo que sus errores se multiplican por 10 en los diarios del otro lado del mundo.

Cuando hablo de injusticia, me refiero por ejemplo a la ligereza con la que se escriben notas como este
editorial de El País en el que se dice que la prensa china no ha podido informar del tema, algo que no es cierto (fue esa prensa la que lo denunció y siguió el tema todo lo que pudo), o que ya han ejecutado a un responsable político por ello (quizá dentro de unos meses sea así, pero de momento no es cierto).

También me parece injusto que otros productos chinos que contienen un poco de leche y se venden en España y otros países, como galletas o los famosos caramelos White Rabbit, se hayan convertido ahora prácticamente en una combinación de LSD y cianuro. El principio de inocencia está claro que no se aplica en este caso: los productos chinos contienen melamina hasta que se demuestre lo contrario. ¿Cuántos de los millones de productos decomisados contenían realmente altos niveles de melamina? ¿Alguien lo sabe?

En el caso de los caramelos White Rabbit, que en China tienen una gran tradición -se fabrican desde antes del régimen comunista, y son mis favoritos- hay, en mi humilde opinión, un poco de histeria. Según un estudio, un adulto se tendría que comer 57 caramelos seguidos -pero de los contaminados, no los buenos- para superar el nivel de melamina máximo que indica la OMS como alarmante. ¡Con 57 caramelos seguidos, antes de salirte una piedra en el riñón te aparece un agujero en el estómago!


¡Extra, extra!
¡Un hombre se suicida comiéndose
100 White Rabbit con bolsa y todo!


De todos modos, insisto, la salud es muy importante, y la de los niños más, así que por una vez estoy un pelín de acuerdo en que el tema se haya visto acompañado de algo de sensacionalismo. China se lo ha ganado, a ver si aprende y por lo menos no vuelve a mentir ni a ocultar sus problemas
. Si a partir de ahora los residentes en China pudiéramos estar más seguros de lo que comemos, habríamos ganado mucho con tanta escandalera.

Enlace Permanente

Por ahora hay 20 comentarios


Herederos sin corona

29 de Septiembre, 2008, 0:01


Con los ojos como platos. Así me he quedado al enterarme hoy, gracias a este artículo, de que en el Pirineo (no en el mío de Huesca sino en el de Lérida) vivió la hija del emperador azteca Moctezuma y tuvo descendencia que debe ahora pulular por medio mundo, incluyendo los valles pirenaicos. A lo mejor soy descendiente de reyes aztecas y no me he enterado.

Y es que parece ser que Joan Grau, barón del pequeño pueblo de Toloríu, en el Pirineo leridano, se fue en el siglo XVI con Hernán Cortés a la conquista de las Américas, y regresó casado o arrejuntado nada menos que con la hija de Moctezuma, que se llamaba Xipaguazin. Tuvieron un hijo que oficialmente era "barón de Toloríu y emperador legítimo de México", así que sus descendientes, en teoría, son la continuación de esa dinastía desaparecida, e incluso hubo uno de ellos que en los años 30 del siglo pasado se dedicó a vender presuntos títulos nobiliarios aztecas.

Habrá que rebuscar por si en el Pirineo están también los descendientes del inca Atahualpa, o de los zares rusos. A este paso...

Poco tiene que ver lo que acabo de contar con China, que, si no recuerdo mal, es el tema principal de este blog. Pero puedo arreglarlo contandoos lo que queda actualmente de la dinastía imperial china: gentes que, al igual que los descendientes de Moctezuma, llevan una vida bastante anónima, aunque no viven mal y de vez en cuando se oye algo sobre ellos.

El último emperador de la dinastía Qing y de China, el manchú Aisin Gioro Puyi (conocido normalmente como Puyi a secas), no tuvo hijos, pese a haberse casado con cinco mujeres (muy por debajo de la media de los emperadores anteriores).

A falta de hijos, el hipotético trono imperial de China recaería en sus hermanos menores -o hermanastros-, y Puyi tuvo dos: Aisin Gioro Pujie, que falleció en 1994, y Aisin Gioro Puren, que continúa vivo y reside en Pekín. Puren sería entonces, teóricamente, el actual emperador de China, si esa forma de gobierno no se hubiera abolido en 1911.

Puren no está, sin embargo, muy por la labor de reclamar tronos. Hace poco cumplió los 90 años, y no suele usar su nombre manchú, sino uno chino (Jin Youzhi) para pasar más desapercibido. No está el horno para bollos, así que ni él ni nadie de su familia ha pedido jamás volver al régimen anterior, ni siquiera recuperar el patrimonio familiar que hoy se expone en museos como los de la Ciudad Prohibida.


De izquierda a derecha, en una foto de hace años:
Jin Yuzhang (hijo de Puren), Puren, el fallecido Pujie y una señora  que creo que es la esposa de Puren.
Están de visita en la casa de la familia, esto es, en la Ciudad Prohibida.



El perfil bajo de Puren no significa que este hipotético emperador chino no lleve con orgullo su ascendencia: de vez en cuando aparecen noticias sobre él en la prensa, pequeñas notas culturales, en las que escribe o presenta un libro sobre la dinastía Qing, o una exposición sobre la familia imperial... También a veces ha llevado a juicio libros, películas o exposiciones en las que no le gustó cómo se trataba a su familia, aunque no siempre ha tenido mucho éxito.

Puren trabajó de profesor de historia muchas décadas, y seguro que era divertido verle explicar la historia de China. Me lo imagino diciendo en clase cosas del tipo: "Cuando mi abuelo cedió el trono a mi padre..."

 
A la izquierda, Puren, celebrando el Sanfermín,
y a la derecha, su hermano Puyi cuando era emperador de Manchukuo
(el parecido físico de ambos es evidente).


Resumiendo, Puren no alardea de ser de familia imperial, pero tampoco lo esconde. Tampoco sus hijos, Jin Yuzhang y Jin Yulan, teóricos herederos del imperio chino -o por lo menos del manchú-, que suelen hacer las veces de portavoces de su padre en eventos culturales o pleitos con la justicia.

Jin Yuzhang, de 66 años y teórico príncipe heredero, tiene por lo visto una hija de mi edad (32 años), os lo digo por si os planteáis emparentar con gente de sangre azul. Tenéis datos sobre la vida de este señor en la Wiki.


Yuzhang, que es clavado a su padre
pero con unos kilos de más.



A Jin Yulan, que ahora tiene 59 años muy bien llevados, me lo encontré una vez en una exposición de muebles y objetos de su familia, en un centro comercial, y le hice una mini-entrevista para el trabajo. No suele ser complicado hablar con él, y otros medios españoles lo han hecho, aunque suele ser parco a la hora de hablar de temas imperiales. Trabaja como profesor, y aunque no hable mucho del pasado histórico de su familia, por lo que creí entender debe tener su casa llena de antigüedades de la familia, que deben costar un riñón, y alguna que otra vez vende alguna (aunque también compra).

Me llamó la atención la tarjeta de visita que me dio, pues tenía un aire nobiliario -era negra con letras plateadas- y en ella aparecía su nombre completo manchú y dinástico: Aisin Gioro Yulan. "Aisin Gioro" significa "el clan dorado", mientras que el Jin que se ha puesto la familia, pese a ser un apellido más normal en China, sigue significando "oro".


Yulan, que también ha heredado los rasgos
de Puyi y familia, incluyendo la boquita de piñón.



Haber estado frente al hipotético infanto del Imperio del Centro mola, pero hay que tener en cuenta que a lo mejor me estoy apresurando un poco. Dicen los libros de historia que cuando Puyi estaba en un gulag soviético nombró a uno de sus primos, y no a uno de sus hermanos, como sucesor, así que quién sabe, a lo mejor el heredero legítimo del clan dorado hay que buscarlo en otro lugar. Quizá en el Pirineo leridano.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


Un sueño kitsch hecho realidad

26 de Septiembre, 2008, 0:01


Hace más de dos años, expresé mi deseo de que algún día Asia pudiera tener un certamen de la canción al estilo de Eurovisión, con representantes horteras de cada país y votaciones finales en las que los telespectadores mostraran sus amores y odios vecinales. Una Asiovisión, vaya.

Mi sueño se verá cumplido el año que viene: Eurovisión le ha vendido la idea a una empresa asiática, y en 2009 habrá un concurso de la canción continental asiático en el que participarán representantes de China, Camboya, Hong Kong, India, Indonesia, Japón, Laos, Macao, Malasia, Pakistán, Filipinas, Singapur, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia y Vietnam. Aunque no se llamará Asiovisión, como imaginaba yo hace dos años, sino Asiavisión.


Vocal más, vocal menos, la histórica llegada de este concurso al mundo asiático trae ciertas dudas, que paso a enumerar:

1) ¿Qué musiquilla marcará el inicio del concurso? En Eurovisión todos nos sabemos -aunque algunos no lo sepamos- el hermoso Te Deum de Charpentier, pero en Asia, ¿qué melodía les representará a todos?

2) Si en Eurovisión últimamente sólo ganan países eslavos porque se votan entre ellos, ¿podría haber un dominio cultural chino en Asiavisión? Hay cinco participantes que comparten idioma y gustos musicales, y eso los convierte en un lobby peligroso: China, Taiwán, Macao, Hong Kong y Singapur.

3) En Eurovisión las votaciones son en inglés y francés:

"iunaitedquindom, chu points, guayomini, de puan".

¿Cómo lo harán en Asiavisión? Descartado con bastante probabilidad el francés, ¿habrá inglés y chino? ¿inglés y japonés? ¿tagalo y camboyano?


4) Si se hacen votaciones por móvil o internet como en Europa, ¿acabará ganando lo que los chinos quieran, por el poder de la demografía? ¿Habrá cantantes que intenten sobornar a los 1.300 millones de potenciales espectadores chinos?

5) Países como Turquía o Israel, ¿participarán tanto en Eurovisión y Asiavisión para tener más posibilidades de premio, los muy caraduras?

6) ¿Dejarán que José Luis Uribarri retransmita el concurso asiático? Y si es así, ¿se estudiará todos los conflictos políticos entre los distintos países para así adivinar, como siempre, qué país le va a dar a qué país los 12 puntos?

7) Por parte de Laos, ¿participará mi ídolo Ting Phailvanh? No me hagáis mucho caso, la acabo de encontrar de casualidad en Google, pero la verdad es que es un amor. Un amor que canta horrendo...

8) Teniendo a la India como participante, ¿cabe la posibilidad de que mande obras maestras de la música y la coreografía como ésta?

Desde Chinochano, contamos los días que quedan para ver tan glorioso concurso, en el que esperamos muchos Lordys y Chiquilicuatres. Gracias, Asia.

Enlace Permanente

Por ahora hay 15 comentarios


Lanzamiento del Shenzhou VI:
¡CHINOCHANO ESTUVO ALLÍ!

25 de Septiembre, 2008, 0:01


Esta noche, China culminó su año más loco lanzando al espacio su tercera misión tripulada, el
Shenzhou VI, con tres astronautas que orbitarán la Tierra varios días.

Amigos lectores, por una vez leer este blog os va a mostrar algo EN RIGUROSA EXCLUSIVA.

El blog Chinochano estuvo en la base de lanzamiento y pudo verlo en persona. Pero no en la base de control como el presidente Hu, no señor: a escasos centímetros de la nave.

Chinochano os ofrece las imágenes de lo que allí pasó. Ni la tele estatal china, CCTV, os lo va a ofrecer con tanto detalle. Camuflado como un matojo de desierto, el autor de este blog pudo llegar a la exclusivísima plataforma de lanzamiento de Jiuquan, lo vio todo, lo grabó todo, y se lo ofrece a sus por una vez afortunados lectores.

Ah, y hasta le dio tiempo a hacer algo de publicidad en el comienzo del vídeo. Y a descubrir que la nave espacial china no está orbitando ahora alrededor de la Tierra, sino que se ha posado sobre un extraño planetoide de forma cilíndrica, por lo visto muy rico en agua y donde tal vez se haya generado alguna forma de vida.

Hay que decir que el autor del blog -que habla en tercera persona porque es así de raro- ya conocía bastante bien el camino a la base de Jiuquan, porque él mismo participó, hace unos meses, en el
ensamblaje del cohete espacial.

Se recomienda oír el vídeo con el volumen del ordenador al máximo.


Enlace Permanente

Por ahora hay 25 comentarios


Y la teleportación sin inventar...

24 de Septiembre, 2008, 0:01






Desde finales de julio hasta el pasado domingo, en Pekín se utilizó un sistema de circulación según matrículas: los días pares sólo podían circular los autos con matrícula par, mientras que los de número impar podían conducir los días impares. Exceptuando taxis y autos oficiales, que podían circular todos los días.

El sistema se puso en marcha para reducir algo los grandes atascos que hay en esta ciudad normalmente, crear menos molestias a los visitantes, y mejorar un poco el medio ambiente reduciendo las emisiones de tubos de escape. Todo ello, claro está, de cara a los Juegos Olímpicos, en los que todo debía ser idílico.

La medida fue bastante bien, realmente el tráfico en Pekín mejoró, aunque hay que decir que los taxis escaseaban más que de costumbre y el metro estaba a punto de rebosar de lleno.

El caso es que a los pequineses les gustó la idea, por lo menos a los peatones, y hubo quien pidió que el sistema de circulación por matrículas se mantuviera después de los Juegos.

Pero los conductores, sobre todo los que van en auto al trabajo, se mostraron en contra, y como un conductor paga más impuestos que un peatón, el Ayuntamiento decidió levantar la limitación de matrículas el pasado domingo día 21, como estaba previsto.

Esta semana, por tanto, hemos vuelto a los atascos habituales en esta ciudad. Autos, bicis y triciclos varios luchan de nuevo en la jungla del asfalto.

Como prueba de la que se puede montar en una calle china en horas punta, os pongo a continuación varios vídeos que algunos arriesgados visitantes tomaron en sus viajes a China y colgaron en Youtube:







Aunque la verdad es que, en cuanto a conducción suicida, la palma al menos en Asia se la llevan los motoristas vietnamitas.




Premio para aquel que localice en los vídeos al mayor infractor...

Enlace Permanente

Por ahora hay 16 comentarios


Me uno al coro de pelmas

23 de Septiembre, 2008, 0:01


Tras más de un año viendo noticias de la campaña electoral estadounidense absolutamente todos los días en las portadas de los diarios españoles, me gustaría decir a los que deciden esos contenidos que son unos

pelmazos
cansinos
pesados
cargantes
aburridos
latosos
plomos
tediosos
palizas
plúmbeos
matracas

Tanto me han dado la vara con esa campaña, y sobre todo con Obama, que para una vez que voy a nombrarle yo me entran remordimientos y me siento también un paliza. Intentaré por tanto ser breve y centrarme sólo en las relaciones entre Barack y China.

Lo primero que hay que decir es que los chinos este año no han tenido demasiado tiempo ni energía para fijarse en las elecciones de EEUU. Terremotos, Olimpiadas, protestas tibetanas y otras cosas han mantenido a China bastante más atenta a sí misma y a lo que el exterior piensa de ella que a lo que sucedía al otro lado del Pacífico. Por ello, el "efecto Obama" que florece en el mundo cual margarita primorosa no se ha notado tanto en China.

Lo poco que se ha visto de Obama en China parece ser bastante positivo hacia el candidato demócrata. Un hecho curioso y ciertamente sintomático fue que hace unos meses el buscador chino Baidu (más popular en China que el mismísimo Google) colocó brevemente a Obama en su logo.

En periódicos oficiales como el Diario del Pueblo normalmente no se opina mucho de la campaña americana, simplemente se cuenta su devenir de forma bastante aséptica, como suele hacer cuando se trata de información internacional (una cosa que se puede decir de la censurada prensa china es que no sólo no suele ser crítica con su gobierno, sino que también es muy poco crítica con los extranjeros, incluso los "rivales").

Hay sin embargo algún artículo, por ejemplo éste, que asegura que tanto McCain como Obama parecen tener la idea de que China no ha de ser tratada como un enemigo, al menos en lo político (quizá sí en lo económico).

A veces la prensa internacional, no obstante, muestra a un Obama menos neutral. Hace poco, por ejemplo, lo pintó como partidario de presionar fuertemente a Pekín para que revalúe su moneda o incluso de prohibir la entrada de juguetes chinos en Estados Unidos (algo harto complicado, pues deben ser un porcentaje bastante alto del total).

De todos modos, en alguna ocasión se ha mostrado admirado por el ascenso de China, y no precisamente delante de los chinos, como suelen hacer algunos pelotas. Por ejemplo, en este vídeo, donde incluso dice que la infraestructura de China es mejor que la de EEUU:



En fin, a ver qué pasa. Si el futuro presidente de EEUU -salga quien salga- es un señor que prefiere centrarse en la política interna, de mejora de la economía del país, quizá China salga perjudicada por proteccionismos y aranceles. Si en cambio sale un nuevo Bush, amigo de arreglar fuera de casa los problemas de dentro, China podría ser víctima de los escarceos exteriores norteamericanos.

En cualquier caso, con Obama o sin Obama, las relaciones de China con EEUU siempre serán difíciles y habrá tensiones, que para eso son dos países que no se ponen de acuerdo ni a la hora de decidir
cuál de los dos es el más grande.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


Punto de recolección de salchichas

22 de Septiembre, 2008, 0:01


Carteles como éste estaban situados en las tiendas de comida que había en el Estadio del Nido, y estaban, efectivamente, al lado de unas vitrinas en las que se exponían -muy raras veces porque en general se acababan con gran rapidez- unas salchichas picantes que se convirtieron en el gran éxito de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.


El salchichero vacío, como siempre.


La verdad es que no entendí muy bien la utilidad del cartel, porque era bastante evidente que las salchichas estaban allí, y que allí debían recogerse, a menos de que las tiraran con energía hacia las gradas, cosa que no sucedió.

El Rey de los JJOO no fue ni Michael Phelps ni Usain Bolt, sino esa salchicha picante que, cuando la había, hacía las delicias de los espectadores. Porque, por una vez, no eran esas salchichas dulces que suelen venderse en China y que me causan auténtico repeluzno, sino unas salchichas saladas, picantes y con una textura algo plástica pero fascinante.

Esas salchichas y la cerveza que se vendían en el estadio fueron tal vez lo que me decantó por el Nido durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, en detrimento del Cubo. En las Piadas (O y Para) había que ser Cubista o Nidista, y yo me convertí incondicionalmente en lo segundo.




¿Y tú? ¿Eres Cubista, o Nidista?

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


G

19 de Septiembre, 2008, 0:01

Como de la nada, se levantó en los últimos meses este edificio enfrente de mi oficina, que de día resulta de lo más anodino...


Sin embargo, por la noche se transforma en un edificio como de tebeo, con cada ventana de un color, tal que así...


Me ha costado meses enterarme de la presencia de este variopinto edificio, porque cuando salgo de la oficina no me pilla en la dirección a casa sino en la contraria. Pero en cuanto he reparado en su presencia me he lanzado a hacerle fotos.


Todavía me ha costado más enterarme de que se trata de un hotel, y que encima tiene un nombre parco y curioso: Hotel G.
Sí, G como el punto. ¿Lo conocerán ya los taxistas? Con un nombre tan corto no será fácil explicárselo en mandarín al conductor.


No he preguntado precios en recepción, pero me parece que no debe ser muy caro, sobre todo teniendo en cuenta que tu habitación puede estar en el interior iluminada como una discoteca. Una disco monocolor: verde, roja, amarilla, morada o verde, según la ventana que te toque.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


Un escándalo de la leche

18 de Septiembre, 2008, 0:01


(Lo siento, no me quedó más remedio que poner el titular más obvio, lo estaba pidiendo a gritos).

Me han preguntado varias personas que qué pasa estos días en China con la leche. Ya habréis leído las noticias...

Bueno, pues lo que pasa es que a este paso va a resultar que estamos todos los chinos y residentes en China bebiendo melamina para desayunar. El escándalo se está haciendo grande cual bola de nieve, no sé hasta dónde va a llegar, y hasta que no se llegue hasta el fondo del asunto, yo voy a desayunar zumito.

Ah, y creo que la leche, una bebida que en China nunca gustó demasiado (salvo a los mongoles del norte) ha firmado su sentencia de muerte en el país asiático. Estaba intentando abrirse paso en la sociedad china, pero con este follón, se acabó, todo el mundo va a volver a la leche de soja que es lo que se desayunaba tradicionalmente.

El año pasado me pareció que muchas de las noticias que salieron sobre problemas de seguridad alimentaria y de otros productos chinos fueron algo exageradas. Con los juguetes, por ejemplo, se hinchó mucho un asunto en el que el principal culpable era la estadounidense Mattel, como ellos mismos reconocieron (un reconocimiento que no salió demasiado en la prensa).

Pero con el tema de la leche que ahora nos incumbe, no hay excusa posible. Es una vergüenza, están implicados muchos, y China sigue demostrando gran lentitud para reaccionar a problemas de salud pública, como ya demostró con el SARS, la gripe aviar, la contaminación del río Songhua y muchos otros asuntos.

Hay gentes que se ceban demasiado contra China. Pero lo que los chinos no pueden hacer es dar razones para que se ceben con ella.

Hay que acabar con la costumbre política local de enterrar los problemas, porque bajo tierra esos problemas se hinchan y acaban estallando, agrandados. El secretismo está haciendo daño a mucha gente, y eso no se puede tolerar. No en una China que acaba de demostrar que sabe hacer las cosas bien cuando quiere (Pekín 2008, respuesta al terremoto de Sichuan, etc).

Enlace Permanente

Por ahora hay 22 comentarios


Se acabó el guateque

17 de Septiembre, 2008, 0:01


Bueno, ahora sí, ya se acabaron todas las fiestas, hoy terminaron los Juegos Paralímpicos de Pekín y con ellos se pone fin a 40 días muy especiales para esta ciudad, volcada en Olimpiadas y Paralimpiadas.

Los Juegos Paralímpicos han sido, lo digo de verdad y no para quedar megachupisolidario, una continuación fabulosa de las Olimpiadas, para los que nos quedamos con ganas de que los JJOO duraran más. La verdad, al final casi no se ha notado la diferencia entre unos y otros: disfrutamos lo mismo, los estadios estaban igual de llenos, la competición fue igual de divertida y nos emocionamos igual, o incluso más. No lo digo por quedar políticamente correcto, han sido una segunda parte de la fiesta. Y encima con la ventaja de que no estaba el mundo revisando con lupa a ver si las niñas que cantaban en las ceremonias eran de verdad o de cartón piedra.

Ya disculparéis que no haya tratado mucho los Paralímpicos en el blog, la verdad es que tenía muchas cosas apuntadas que contar, pero después del empacho olímpico de agosto preferí tratar temas más variados. Pero no quiero dejar de contar algunas cosas:

- Una de las cosas que más me ha encantado de los Paralímpicos es descubrir que el abanico de edades en estas competiciones es mucho mayor que en los Olímpicos. En las Olimpiadas, casi todos los deportistas son menores que yo (que tengo 32 años, no soy un viejo) y me deprimo. En las Paralimpiadas, en todos los deportes hay gente de 30, 40 y 50 años, y encima son gente que a veces gana. Un lanzador de peso japonés de 60 años, por ejemplo, ganó el oro en lanzamiento de peso.

- En los Juegos Paralímpicos se llora mucho de emoción. Cuando ves a un deportista -del país que sea- alcanzar uno de los momentos más gloriosos de su vida, seguramente de una vida en la que se ha sufrido mucho, no se puede evitar que se te haga un nudo en la garganta. Casi acabas sintiendo la misma euforia que ellos, y en este sentido los Paralímpicos superan con creces a los Olímpicos. Al asistir a las pruebas paralímpicas, de verdad que pensé que es una pena que no se les conceda la atención mediática que merecen. Y no lo digo ya sólo por ellos, lo digo por nosotros los lectores/espectadores, conoceríamos historias fantásticas y asistiríamos a momentos muy bonitos. Una pena que los medios de comunicación tengan tal cortedad de miras y sean siempre tan conservadores.

- En otra cosa que le dan mil vueltas los paralímpicos a los olímpicos es a la hora de hacer declaraciones. A los tópicos de "lo importante es participar", "es un honor estar en los Olímpicos aunque no me lleve medalla" y cosas así que dicen los olímpicos, los Paralímpicos contraponen palabras llenas de emoción y sinceridad, no se toman las declaraciones como una rutina sino como una oportunidad única de hablar al mundo. Aún recuerdo a aquel corredor chino ciego que dio el otro día a los periodistas un consejo para otros invidentes como él: "Corre siempre hacia delante, sin importar lo oscuro que esté". U otro corredor, japonés y en silla de ruedas, que aseguró que la medalla se la dedicaba a su hija "para que no me odie nunca más", ya que él le transmitió por vía genética la enfermedad que paraliza las extremidades de los dos.

- Qué bonito es que el español que haya conseguido más medallas se llame Enhamed, un canario de pura cepa pero descendiente de saharauis. Por cierto, que a Enhamed me lo encontré cuando iba yo de copas en las discos de Pekín, celebrando sus cuatro orazos, aunque yo me acuerdo vagamente del encuentro...

- Dos deportes que no conocía y fui a ver en estos Paralímpicos me han dejado sobrecogido: el goalball (para ciegos) y el rugby en silla de ruedas. El goalball es un deporte en el que tres jugadores de un equipo tienen que marcar gol en una portería contraria que no ven y con un balón que no ven pero oyen, ya que lleva cascabeles. Todo el estadio se calla para que los jugadores oigan el balón, y la atmósfera que se crea es para ponerte la piel de gallina. Añade a ello el imposible giro que tuvo la final masculina de Pekín 2008: los lituanos, favoritos, ganaban por 8-6 a falta de 40 segundos, y casi de milagro, los chinos les marcaron tres goles en ese tiempo. Ni el golazo de Nayim, vamos. En cuanto al rugby en silla de ruedas, sólo decir que las leches que se dan con las sillas los jugadores son impresionantes, y también resulta increíble cómo los que practican este deporte caen una y otra vez al suelo con silla y todo y no les pasa nada. Un deporte rudo como pocos, donde en cada partido se abollan todas las sillas y hay más de un reventón de ruedas.





- En el atletismo, fue alucinante ver cómo día tras día el estadio del Nido se llenaba con una cantidad equivalente a dos Huescas. Con ese ambientazo, y la emoción de las competiciones, el ambiente era auténticamente de Juegos Olímpicos. Lo de Pistorius, increíble, no veas que ventaja saca a sus competidores (la mayoría de sus rivales tenían una pierna, y él ninguna). Preciosas también las carreras en sillas de ruedas, hasta me puse a pensar que por qué no hay gente sin discapacidades también practicando ese ejercicio u organizando competiciones, yo creo que podría perfectamente ser un deporte convencional.

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios


In memoriam del singapurés maoísta

16 de Septiembre, 2008, 0:01



Este fin de semana asistí por primera vez a un funeral en China, por la memoria del padre de mi amigo Huang, el artista. Su padre estaba enfermo de Alzheimer desde hace tiempo, ya no reconocía a nadie el pobre, y falleció el 4 de septiembre. Espero que Huang no se moleste por que trate un poco este triste asunto en el blog, creo que hay puntos interesantes en el tema y en el fondo es una forma de recordar y homenajear a ese buen señor.

Una cosa curiosa es que Huang tardó 10 días en comunicarme la muerte de su padre, pese a que en ese tiempo hablamos por teléfono en alguna ocasión y yo siempre le preguntaba por la salud de su progenitor. Este punto es interesante porque creo que Huang no es un caso aislado: muchos chinos no cuentan inmediatamente a sus amigos, incluso a los buenos amigos, cosas como la muerte de un ser querido o incluso acontecimientos más alegres como su boda o el tener un hijo. Los chinos se toman su tiempo para hacerlo, a lo mejor te lo cuentan semanas o meses después de ocurrido, y a nadie le parece raro.

Al padre de Huang no lo conocí personalmente, sólo en alguna conversación telefónica. Una pena, porque por lo visto era una persona bastante interesante. De joven vivió en Singapur, como muchos chinos del sur, pero, sorprendentemente, decidió volver a China en los años 50  o 60 para unirse a la revolución comunista. Renunció por tanto a vivir en uno de los lugares más limpios, ordenados y desarrollados de Asia para luchar por Mao. Cosas que tiene la vida... Por lo que cuenta su hijo, no se arrepentía de la decisión, aunque quizá en el fin de sus días le hubiera ido mejor vivir en Singapur, con un sistema de salud mucho mejor que el chino.

Y es que en los últimos meses, el padre de Huang estaba ingresado en un hospital que, como tantos en China, se tenía que pagar él y la familia, y encima a precios dignos de hotel de lujo. El hecho de que la sanidad sea de pago y carísima, uno de los problemas más gordos que tiene el país asiático ahora mismo, crea a veces la penosa y triste situación de que muchos chinos, al enfermar un familiar, están más preocupados por el dinero que sale en hemorragia de su casa que por la salud del ser querido.

Respecto al funeral en sí, al que asistí el domingo, no se trataba de un entierro con el fallecido de cuerpo presente, sino de una ceremonia de homenaje en plan budista, ya que el amigo Huang se está volviendo bastante creyente en los últimos años (en cambio, sus familiares más mayores no son religiosos).

La ceremonia en realidad era para muchas personas que habían perdido familiares en los últimos días y habían encargado a los monjes de un pequeño templo del centro de Pekín que rezaran por ellos. Allí se congregaron un centenar de personas, cada una con su desgracia, y muchos de ellos llorando a lágrima viva, era un cuadro bastante triste.

Yo, aunque no creo en el budismo (y eso que me encantaría reencarnarme), seguí por respeto el ritual, imitando lo que hacían todos los que me rodeaban. En realidad era fácil: se trataba de pasarse hora y media con las manos en posición de rezo, y de vez en cuando postrarse en el suelo como hacen también los musulmanes cuando uno de los monjes nos gritaba: "¡De rodillas!". Durante esos 90 minutos los feligreses cantaron mantras budistas sin parar en ningún momento, ahí yo ya no podía seguirles porque sólo conozco el mantra "a-mi-tuo-fo" que creo que es el nombre en chino de uno de los budas más venerados.

La verdad es que no estuve toda la hora y media de la ceremonia, porque tenía otros compromisos ineludibles, pero me quedé maravillado de ver cómo los chinos pueden estar tanto tiempo con las manos unidas en posición de rezo. A mí cada poco rato me empezaban a doler por estar todo el rato en la misma postura y tenía que descansar un poco, lo cual no le molestó a la gente. Es increíble cómo los músculos de los chinos parecen inmunes al dolor de las malas posturas, incluyendo la de estar sentado en cuclillas durante horas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


Siete años en el Chinet

13 de Septiembre, 2008, 0:01

Tal día como hoy de hace siete años llegué a Pekín por primera vez. De aquel día recuerdo el olor a contaminación que me sorprendió al llegar. Un olor que, dicho sea de paso, ya no percibo, no sé si porque el aire está más limpio o porque me he acostumbrado a él.

Quiero celebrar este aniversario a lo grande: polemizando. Y mi polémica girará en torno a un
artículo sobre China que ha escrito el insigne periodista Josep Ramoneda.

Antes que nada, quiero decir que a Ramoneda lo admiro mucho y lo recuerdo de cuando yo estudiaba periodismo y por las noches escuchaba sus comentarios en Hora 25, en una época en la que yo escuchaba mucha, muchísima radio. Su voz, a esas horas, inspiraba paz y mucha serenidad de ánimo. No me acuerdo de lo que hablaba, pero sí que me acuerdo que lo que decía sonaba muy bien.

Por el buen recuerdo que tengo de esas crónicas, me he lanzado hoy a leer el artículo que ayer publicó Ramoneda en El País, seguro de que me iba a gustar. Pero no ha sido así.

En realidad, estoy de acuerdo en la idea principal de la columna, ya que es una idea muy general a la que poca gente creo que se opondría -la democracia ha de llegar a todas partes del mundo- pero mi desacuerdo es total al respecto de las formas que se emplean en el texto para defender esa tesis.

Para empezar, el artículo tiene el siguiente subtítulo:

Después de los Juegos Olímpicos de Pekín, los chinos comparten con los americanos la profunda convicción de que su destino es gobernar el mundo y están empapados de un nacionalismo con vocación imperial.

Primeras líneas del artículo, primer desacuerdo total. Si se me permite una pregunta: ¿Cuántas bases militares tienen los chinos en el extranjero?

En mi opinión, los chinos no desean "gobernar el mundo", porque son un pueblo que históricamente nunca ha sido expansionista. Una prueba: en el siglo XV contaban con la mejor armada del planeta, pero en lugar de conquistar Américas e Indias como españoles y portugueses, decidieron quedarse en casa. Los chinos son de la opinión de que tener "colonias" no da más que dolores de cabeza. Que los españoles tuviéramos en el pasado vocación imperial y quisiéramos gobernar el mundo no significa que todos los pueblos sean así. Cree el ladrón que todos son de su condición...

China, está claro, quiere ser una superpotencia mundial. Pero no por ansias expansionistas ni delirios de grandeza, no señor. Es un sueño de otra naturaleza:

Actualmente, la renta per cápita de China es de 1.500 dólares por habitante. Los chinos quieren que se aumente por lo menos por 10, para parecerse a la de países medianamente desarrollados. Para lograr eso, debido a su enorme población, China tiene que convertirse en el país con mayor PIB del mundo, además con gran diferencia sobre el resto. Ésa es la lucha que tiene China por delante: tiene que ser un país en su conjunto inmensamente rico para que dentro, sus ciudadanos, sean medianamente ricos. Nada de gobernar el mundo ni zarandajas, sino invadir mercados y enriquecerse a lo bestia en lo macroeconómico para sobrevivir en lo microeconómico.

Bien, punto y aparte, pasemos ahora al primer párrafo. En él, Ramoneda critica con dureza la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín.

A los organizadores de los Juegos Olímpicos de Pekín no se les ocurrió nada genial para el último relevo de la llama sagrada. Y tuvieron que suplirlo con el despilfarro, que es lo que acostumbra a acontecer cuando las ideas no llegan y se necesita impresionar al mundo.

Ahí no tengo nada que reprocharle: sobre gustos hay colores. A mí, por el contrario, tanto el encendido de la antorcha como la inauguración en general me parecieron una obra de arte sublime, capaz de condensar la cultura de China en dos horas, sin retóricas comunistas, y de la mano de Zhang Yimou, quien probablemente es hoy en día el mejor coreógrafo-director de arte-escenógrafo del planeta.

Mi pregunta hacia Ramoneda es la siguiente: si en vez de hacer esa inauguración Pekín 2008 hubiera hecho una totalmente opuesta, ¿a que tampoco le habría gustado? Y si hubiera hecho una basada en el chocolate y el queso manchego, ¿a qué tampoco? En resumen, ¿a que nada hecho en China le gusta, porque lo asocia a un régimen dictatorial?

En mi modesta opinión, mezclar la política con la estética es erróneo. Por poner un ejemplo: las películas de Leni Riefenstahl son consideradas por los críticos de cine una obra maestra de su tiempo, pese a que ella trabajara para el régimen nazi. Los futuristas italianos eran filofascistas, pero su obra ha trascendido a la historia del arte. Zhang Yimou podrá ser amigo del comunismo, pero su arte es premiado en Cannes, Venecia y Berlín.

Y ya que hemos mencionado el nazismo, nos metemos en el segundo párrafo del artículo de Ramoneda, en el que se compara Pekín 2008 con Berlín 36:

La ceremonia inaugural de Pekín fue la versión posmoderna de la ceremonia de Berlín del 36. Las mismas obsesiones ideológicas -masa, uniformidad, disciplina, repetición, perfección formal, anulación del sujeto- sólo que en alta definición y tecnología de punta.

Lo primero que me gustaría decir a este respecto es que lo de comparar a los JJOO de Pekín con los de Berlín es tan original como una tortilla francesa en el mundo de la gastronomía. Se ha repetido tantas y tantas veces, que se ha convertido en una cosa: retórica. La retórica comunista es cansina hasta la médula, pero los críticos con el comunismo están cayendo en el mismo defecto de repetir una y otra vez las mismas frases, las mismas consignas, como robots. Los anticomunistas cada vez se parecen más a los comunistas.

En segundo lugar, al respecto de esa manía de comparar a China con la Alemania nazi: esa comparación es probablemente una de las cosas más ofensivas que se le pueden decir a los chinos. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que los chinos, en la Segunda Guerra Mundial, estaban en el bando contrario a los nazis, mientras que los japoneses, que sí se aliaron con Hítler, invadieron China y mataron a millones de chinos.

Para ahondar en este problema pondré un símil: imaginad que dentro de unas décadas se conceden los JJOO a un país africano que, como la China actual, no sea una democracia a la occidental. Pues bueno, es como si entonces un diario se pusiera a decir que esos JJOO africanos son unas "Olimpiadas del Ku Klux Klan". Imaginaos la que se montaría entre los africanos...

Afortunadamente, los chinos suelen ser bastante pachorras a la hora de protestar. Pero vamos, no me parece a mí normal que para criticar a un país lo compares con uno de sus antagonistas históricos.

En fin, que hoy no estoy muy de acuerdo con el amigo Ramoneda: tampoco en lo que dice más tarde del Tíbet, pero bueno, ese tema mejor no meneallo más. Aunque, por supuesto, respeto muy mucho su libertad para expresarse y sigo pensando que es uno de los grandes comunicadores radiofónicos de España. Me gusta mucho más en esta entrevista que he pillado en YouTube.

Por otro lado, sé que El País da voz a todo el mundo en sus páginas, y en otras ocasiones ha aparecido gente en ellas con una visión de China con la que yo estoy más de acuerdo. Así debe ser, independencia y equilibrio, y ojalá que en la prensa china algún día también se pueda dar una situación así.

Enlace Permanente

Por ahora hay 37 comentarios


No querías ejes... dos tazas

11 de Septiembre, 2008, 0:01

Como mi anterior post ha registrado un gran número de comentarios, he decidido continuar hablando de los grandes ejes de la ciudad de Pekín. Ayer mencioné el eje este-oeste, así que hoy me decantaré por el norte-sur, pintado de rosa en el siguiente mapa.


A diferencia del eje horizontal mencionado ayer, el vertical no es una calle. Es simplemente una línea imaginaria, que a veces coincide con avenidas, otras con callejuelas, en ocasiones con plazas y en algún que otro momento atraviesa de parte a parte una vivienda o un kiosko de periódicos.

Sin embargo, simbólicamente, el eje vertical es mucho más importante que el este-oeste. Obedeciendo a misteriosas leyes de la geomancia china y el feng-shui (filosofías de las que sé un
gran número de cosas), los grandes arquitectos chinos en la historia, la de antes y la de ahora, decidieron que esa línea era una especie de alma de la ciudad, y por tanto en ella debía concentrarse todo lo importante, o casi todo.

Por tanto, nos encontramos con que en esa línea imaginaria se concentran varias de las cosas más estratégicas de la ciudad, a saber:

- La plaza de Tiananmen (y en el centro de ella, el cadáver de Mao Zedong).
- La Ciudad Prohibida, palacio imperial.
- Las torres del Tambor y de la Campana, de gran importancia antiguamente porque marcaban las horas, eran los Big Ben de Pekín.
- Y, como no, la zona olímpica, pues el eje pasa justo entre el Nido y el Cubo.


Gentileza del señor Guguelmaps

Además, la línea recorre la calle comercial más concurrida en la época imperial, la avenida de Qianmen, justo al sur de Tiananmen. Esta calle es una de las más tradicionales de la ciudad, y es bueno mencionarla porque tras más de un año cerrada por obras ha sido restaurada, reabierta, peatonalizada y redescubierta. Con el comienzo de los JJOO se inauguró su nuevo aspecto, pero yo hasta esta semana no la había podido ver:


Al fondo, la puerta de Qianmen, extremo sur de la plaza de Tiananmen.

La verdad es que la calle ha ganado muchísimo, ha recuperado el sabor de antaño y además creo que ha sido muy bien restaurada, cosa que desgraciadamente no siempre pasa con este tipo de proyectos en las ciudades chinas. Lo mejor, para mi gusto, es que cada edificio es diferente al de al lado, no se ha tratado de hacer, como otras veces, una sucesión de pabellones chinos totalmente iguales unos a otros. El aire que tiene, con ladrillos grises y algún detalle europeo, es del Pekín de principios del siglo XX. Aunque he de decir que la calle sólo la he visto de noche, y que me dicen que de día pierde algo de lustre.

También hay que señalar que la gran obra de restauración no se ha hecho a gusto de todos, pues mucha gente que vivía allí ha perdido sus hogares y no les han dado las indemnizaciones que querían. El tema es delicado, hasta hubo hace unos días una protesta en la calle por este tema.

La calle tiene mucha historia, pues desde hace más de 500 años es una de las principales vías comerciales de la ciudad. Hubo un tiempo en que los chinos sólo podían llegar hasta allí y no podían subir más al norte, donde estaba el recinto palaciego de los emperadores.


Foto Polaroid de la calle Qianmen hace unos siglos


En consecuencia, allí y en las calles aledañas se acumulaban los restaurantes, las tiendas, y los burdeles. De aquellos tiempos queda todavía el restaurante de pato laqueado Quanjude, de más de 300 años, donde llevan a comer a Bush o a Putin cuando vienen de visita oficial. Y me callo ya, que parezco una guía turística.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


La gran avenida hacia las chimeneas

10 de Septiembre, 2008, 0:01

La vía de comunicación más importante de Pekín (no por número de vehículos sino por su simbolismo) es su eje este-oeste en el centro sur de la ciudad, de unos 50 kilómetros de largo, que muestro marcado en rojo en el siguiente mapa:


Esa vía, como suele pasar en muchas calles largas pequinesas, cambia de nombre en muchos tramos. En el centro de la ciudad, cuando pasa justo al lado del retrato de Mao en Tiananmen, se llama Avenida de Changan ("Larga Paz"). Más al este, cuando llega a la zona de rascacielos y pasa por la nueva sede de la CCTV, recibe el nombre de Avenida de Jianguomen ("Puerta de la Construcción del País"). Al oeste de Changan, en cambio, se la conoce como Avenida Fuxingmen, ("Puerta del Renacimiento"). En las afueras orientales y occidentales de Pekín, donde esa calle todavía continúa, aún tiene varios nombres más.

Es por esta calle -concretamente su tramo de Changan- por donde pasan los tanques y soldados en esos desfiles que China, al más puro estilo soviético, celebra durante la fiesta nacional (aunque el último fue en 1999). También fue en esa calle donde se produjeron gran parte de las matanzas de 1989, y donde se tomó la famosa foto del "héroe desconocido" que ya mencioné aquí.

Hace poco descubrí, con gran asombro, que en su extremo occidental la calle termina (bueno, en realidad gira 45 grados hacia el norte, pero yo la consideraría terminada allí) en una gigantesca fábrica siderúrgica: Shougang, la cuarta mayor productora de acero de China, que tiene negocios en países como Perú.


Shougang, y al fondo Pekín

Que la calle principal de Pekín termine en una fábrica de acero me parece así como muy comunista, algo así como una forma de asegurarse que las planchas de acero símbolo del progreso maoísta llegaban lo antes posible al centro de la ciudad, para que Mao las examinara orgulloso. Aunque mi teoría se cae por varios lados: por un lado, Shougang es anterior al comunismo (se fundó en 1919), y por otro, los grandes camiones tienen prohibido circular por Changan, para no atascar más una calle que ya de por sí está bastante atascada.

Durante años, Pekín ha prometido llevarse a Shougang de las afueras de la ciudad, para reducir la alta contaminación que sufre la capital. Algo habrá hecho, se habrá cerrado algún que otro horno, pero lo cierto es que las fotos que el astronauta de Google Maps ha tomado encima de la factoría indican que todavía sus chimeneas echan mucho humo:


Otra cosa que hay que decir es que Shougang, en todo caso, no será cerrada del todo, sino que va a ser trasladada a la provincia de Hebei, que rodea a Pekín. Así que su contaminación no desaparece, simplemente se cambia de sitio.

Shougang fue, durante mucho tiempo, la empresa que patrocinaba a los equipos de fútbol y baloncesto de la ciudad, pero el declive de la industria pesada y el cambio en el país también se ha visto reflejado en esto: ahora el club de balompié capitalino se llama Beijing Hyundai (los coreanos tienen una factoría de autos en las afueras de Pekín) y a los del baloncesto se les conoce con el americanizado nombre de Beijing Ducks (Patos de Pekín, en honor al más famoso plato de la gastronomía pequinesa).

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Un Kosovo himalayo

9 de Septiembre, 2008, 0:01

En los últimos meses se han visto en el mundo tres casos de territorios que han declarado su independencia unilateralmente, apoyados por alguna de las grandes potencias mundiales pero no por toda la comunidad internacional. En los Balcanes tenemos el caso de Kosovo, gran protegida de Estados Unidos, y en el Caucaso a Osetia del Sur y Abjasia, patrocinadas por Rusia.

     
De izquierda a derecha: escudos de Abjasia, Osetia del Sur y Kosovo
(no es por nada, pero el escudo kosovar parece una insignia de policía de EEUU)



Si queréis entrar en el debate sobre estos conflictos, adelante, aunque la verdad es que ésa no era mi intención en este post, como se verá en los párrafos posteriores. De todas formas, ya que me pongo, me gustaría apuntar que aunque las situaciones de unos lugares y otros nunca son del todo comparables, me resulta muy chocante ver cómo países como Francia o Alemania se lanzan de cabeza a reconocer la independencia de Kosovo y sin embargo acusan de "escándalo internacional" la independencia de Abjasia y Surosetia.

En fin, no entraré en más polémica sobre ese asunto -si queréis lo hacemos en los comentarios- porque lo que yo quería comentar hoy aquí es que China puede "presumir" de tener un caso similar, aunque no sea tan conocido. Es decir, que el gobierno chino también reconoció durante muchos años un territorio como país independiente, pese a que la mayoría de la comunidad internacional no lo hacía.

Se trata del antiguo reino de Sikkim, en el norte de la India.

El asunto de Sikkim fue durante mucho tiempo una prueba de que la India y China no se han llevado nunca demasiado bien. Prácticamente no hay palmo de la frontera chino-india que no se disputen los dos gigantes, y a veces a cañonazos (chinos e indios libraron una poco conocida guerra en 1962). Por no hablar del hecho de que la India conceda refugio al Dalai Lama, persona non grata para los chinos.

Sikkim está entre Nepal y Bhutan, y es un antiguo reino de budistas emparentados con los tibetanos y los bhutaneses, donde se encuentra el Kanchenjunga, la tercera montaña más alta del mundo. Es un territorio pequeño pero muy estratégico para los indios: en el siguiente mapa se puede ver cómo ese reducido lugar es una especie de "dedo" con el que la India consigue llegar, a duras penas, al Tíbet central.


Cuando la India se independizó, en 1947, Sikkim fue invitada, como otros territorios de influencia india, a formar parte del nuevo país. Sikkim lo rechazó, y aunque su reino tomó la forma de un protectorado de la India, se consideró un estado independiente. Sin embargo, en 1975, tras un conflicto en la zona, Sikkim fue anexionado a la India, lo que no gustó demasiado a los chinos.

¿Por qué? Bueno, Sikkim fue un aliado de China en la zona del Himalaya desde que en el siglo XVIII los chinos ayudaron a los sikkimeses a recuperar el reino, que había sido invadido en aquel entonces por los gurkhas de Nepal. Por otra parte, los gobernantes comunistas chinos veían a Sikkim como un estado tapón entre ellos y los indios, por lo que deseaban que se mantuviera independiente de la India.

Como resultado, en los años 80 y 90, aunque Sikkim ya no era reconocido como un país independiente en casi ningún lugar del mundo, sí lo era en China, donde muchos mapas, libros de texto y bolas del mundo siguen pintando ese lugar de distinto color que la India.


Uno de los problemas que tenía Sikkim
era que su bandera nacional causaba alucinaciones visuales.



 En 2003, finalmente, China reconoció Sikkim como parte de la India (han pasado pocos años de eso, así que aún hay muchos mapas chinos donde sigue apareciendo como un país). A cambio, los indios acordaron reconocer sin tapujos al Tíbet como parte de China.

Cuenta la
Wikipedia una pequeña anécdota que ocurrió en 2000, y que quizá llevó a los chinos a pensarse bien lo de tener un "Kosovo himalayo" junto a sus fronteras. Aquel año, un importante lama tibetano huyó de China y se refugió en un monasterio de Sikkim, el muy truhán. Esto puso a Pekín en una situación muy compleja: quería quejarse y pedir el regreso del lama, pero ¿ante quién hacerlo? Si se lo decía al Gobierno de Nueva Delhi, eso significaba admitir que Sikkim era parte de la India. Si lo hacía ante las autoridades regionales de Sikkim, nadie iba a poder atender las quejas chinas, pues los sikkimeses no tenían ya la potestad necesaria para manejar asuntos exteriores.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


Págame, caíste en Pekín

8 de Septiembre, 2008, 0:01

Este año, la fabricante del famoso juego de mesa Monopoly anunció que iba a sacar una nueva versión de ese mítico juego en la que cada casilla sería una ciudad del mundo. Las ciudades elegidas serían las más votadas en una encuesta mundial. Los españoles ya sabréis que Barcelona salió elegida, pero Madrid no. Además hay que lamentar una total ausencia de ciudades latinoamericanas.

Por la parte que a este blog le toca, los chinos no se pueden quejar. Tras la votación, China es el país que más casillas de ciudades autóctonas tiene, con tres:


Y eso que no cuento Taipei (la capital de Taiwán), que seguro que algunos chinos si la cuentan como cuarta...
Si habéis jugado de pequeños, como yo, a la versión madrileña del Monopoly, haceros la idea de que Hong Kong está donde estaba la Calle Bailén, Pekín en la Avenida de los Reyes Católicos, Shanghai en la Calle de Velázquez, y Taipei en la Plaza de Lavapies (muy apropiado, teniendo en cuenta la gran afluencia de chinos e imagino que también taiwaneses en ese barrio).

Es curioso que Pekín sea bastante más cara de comprar que Shanghai (cuando la segunda tiene más "glamour" y precios más caros). Taipei es la segunda más barata del juego, y sorprende que la cercana Tokio (una de las ciudades más caras del mundo en la realidad) sea la tercera más barata del juego.

Sobre Hong Kong, aprovecho para decir que creo que es la única ciudad china que tiene
su propio Monopoly, en el que la calle más cara (el "Paseo del Prado" hongkonés) es, por supuesto, The Peak.

Volviendo al nuevo Monopoly, su toque asiático no acaba con las casillas, ya que las fichitas de casas y hoteles tienen distintos estilos (americano, europeo, africano, etc) y para los aficionados a Asia los hoteles son así (muy parecidos a algunos rascacielos de Shanghai):


Las casas asiáticas, en cambio, son así (recuerdan a pagodas más bien, rara vez he visto una vivienda de esa forma en Asia):


Todavía hay más, porque los peones de cada jugador también son representativos de diversas culturas de todo el mundo, y se puede jugar, por ejemplo, manejando un dragón...


...aunque lo más friki es jugar con un torero. ¿Os imagináis un matador de toros comprando hoteles por el mundo?


Una cosa que me da que pensar, de todo el tema este del Monopoly, es cómo los chinos, votando por Internet, han logrado que tres de sus ciudades fueran elegidas. Ya el año pasado, cuando en una votación similar había que elegir las nuevas siete maravillas del mundo, la Gran Muralla de China fue la más votada. Parece que los internautas chinos, y sus amigos, están teniendo un poder en la red bastante impresionante. ¿Hasta dónde llegará?

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


La fiesta de la superación

7 de Septiembre, 2008, 0:01


Bueno, que no se diga que me olvido de los Paralímpicos. Ayer por la noche se inauguraron, con otro espectáculo en el Nido de Pájaro que se pudo ver en la televisión china, pero no sé si también en las de otros países (una pena porque fue digno de ver). Coreografías de colores, lotos y flores de melocotonero surgiendo de la pista, miles de niños y artistas, fuegos artificiales que ni los de Gandalf... puro arte de Zhang Yimou, que vuelve a doctorarse como rey del espectáculo.

El momento de mayor emoción, para mí gusto, fue cuando una niña de la zona del terremoto de Sichuan, Li Yue, bailó en silla de ruedas en el escenario al ritmo del Bolero de Ravel. Li, de 11 años y alumna de ballet, perdió su pierna izquierda en el terremoto. A su alrededor, unas bailarinas de la Compañía China de Artistas Discapacitados seguían el ritmo de la música, pero no con las piernas sino con los brazos, creando un efecto impresionante. Espero que a esta niña sí me la dejen tranquila los aguafiestas de turno...


Igual de emocionante fue todo lo que rodeó a la antorcha paralímpica. Me encantó cuando, en uno de los relevos, la atleta china, que era ciega, no conseguía atinar para encender su antorcha con la del anterior relevista, un atleta con protesis en una de sus piernas. Entre la tensión que imagino debe significar ser visto por 90.000 personas, el relevista de la prótesis no se lo pensó dos veces y le dio su antorcha, ya encendida, a la chica, intercambiándosela por la que ella no había podido encender. Me pareció todo un símbolo de que hay que ayudarse, vencer las adversidades e improvisar soluciones. A la chica se la vio muy emocionada -y quizá algo triste por su "fallo"- durante sus segundos de protagonismo, pero que sepa que su actuación fue muy hermosa.

Poco después, el último relevista, Hou Bin, iba a ser el encargado de encender el pebetero, desde la pista hasta lo alto del estadio, 60 metros más arriba. El enigma era, una vez más, cómo iba a llegar hasta allí: hace un mes, en el inicio de los Olímpicos, Li Ning voló hasta el pebetero, con la ayuda de efectos especiales... Pero Hou no tuvo esa efectista ayuda: tan sólo una cuerda con polea. Hou se ató a la cuerda y, tirando poco a poco, se subió a sí mismo con silla de ruedas y todo, hasta la base del pebetero. Su cara de esfuerzo lo decía todo. Otro gran símbolo: los Hou Bin del mundo lo tienen más difícil que los Li Ning, pero cuentan con su esfuerzo y su voluntad.


Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


Sonríe, vas a ser famosa

5 de Septiembre, 2008, 0:01

Muchos ya conoceréis la historia de la chica iPhone, otro de esos fenómenos de fama internetera que llega de repente y luego se va. La chica, que trabaja en una fábrica de iPhones en Shenzhen (China), fue fotografiada con uno de esos móviles, probablemente por sus compañeros, para probar si funcionaban bien los que estaban fabricando:


El signo de la victoria lo hacen mucho
las chinas y japonesas al hacerse fotos.
Wikipedia explica por qué
.

Mientras la memoria de los trabajadores olvidaba rápidamente la foto, la memoria del iPhone se la quedaba para sí, por descuido del que la hizo. El móvil, embalado junto a otros, viajó miles de kilómetros hasta Inglaterra, donde un señor la compró, vio la foto de la chica, se quedó prendado de ella y colgo la imagen en un foro de iPhoneros, preguntando si a alguien le había salido esa misma foto al comprar el celular. Allí empezó la fama, tanta que la pobre chica dicen que se ha asustado mucho por los "paparazzi" que la quieren entrevistar y está pensando en volverse a su pueblo natal. En España ya habría sido portada del
Interviú. En China, no se ha desvelado su nombre y esperemos que la dejen tranquila.

Como ya he escrito del tema en el curro, no quiero darle muchas vueltas al asunto. Únicamente quería preguntaros, pues el debate que ha surgido a raíz del fenómeno mediático, si pensáis que todo se trata de una treta más de Apple para vender su iPhone. En mi opinión, no es así, pues era muy difícil pensar que una simple foto de una chica diera tanta publicidad indirectamente. Pero estoy abierto a vuestros comentarios.

También quería opinar que la imagen de la chica iPhone, aparte de toda la publicidad que haya podido dar al telefonito sin botones, a mí me sugiere otras cosas. Por ejemplo, esa foto sonriente nos da una cara más amable de las fábricas chinas, que habitualmente nos imaginamos como lugares donde la gente trabaja sin descanso ni alegría. La foto, si es realmente de una factoría china -y yo así lo creo- nos muestra que sí hay sitio para la sonrisa y las bromas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 23 comentarios


Amor entre los pueblos

4 de Septiembre, 2008, 0:01

Imagino que para los aficionados a los Soprano habrá sido un pequeño trauma saber en los últimos días de la reciente boda entre James Gandolfini y la modelo hawaiana Deborah Lin. Es como si Tony Soprano se hubiera divorciado de Carmela y se hubiera refugiado en las Hawaii...


Lin nació en Honolulu, pero por el apellido y el aspecto que tiene, probablemente tiene orígenes chinos. Espero que permita ir a su marido de vez en cuando al
Bada Bing, pues ya se sabe que Tony sin sus chicas en top less no es igual de feliz y le dan ataques de pánico.

Este enlace entre celebridad asiática y occidental me recuerda una triste noticia de la que en China nos enteramos en julio, pero que con todo el follón olímpico se olvidó un poco: Zhang Ziyi, la actriz más famosa del país, ha anunciado que está comprometida con el millonario israelí Vivi Nevo.Aquellos cotilleos que vinculaban a Ziyi con el famoso director chino Zhang Yimou (el que organizó la coreografía en las ceremonias de inauguración y clausura de los JJOO) se han quedado, por tanto, muy anticuados.


Para terminar este post del cuore, otra noticia de julio que pasó algo desaparecida, y que en este caso a lo mejor entristece a las lectoras: Tony Leung Chiu Wai, el actor hongkonés de películas como "Deseando Amar", "Héroe" o "Deseo, Peligro", se casó en julio con la también actriz Carina Lau.

Lo exótico del asunto fue que decidieron organizar la ceremonia en Bhután, uno de los países más aislados y más caros del mundo para los turistas (un "Tíbet para pijos" dicen algunos). Carina y Tony -no Soprano sino Lau- completaron la extravagancia haciéndose fotos junto a los monjes budistas de Bhután pero vestidos con trajes de boda a la europea. El resultado fue algo chocante...

Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios


Mientras tanto, en Shanghai...

3 de Septiembre, 2008, 0:01

Tan enfrascado ha estado todo el mundo últimamente con Pekín y sus Olimpiadas, que casi se nos pasa por alto que recientemente ha habido un cambio importante en la "rival" Shanghai. Concretamente, un cambio en su vertical silueta.

Y es que, durante años, el barrio shanghainés de rascacielos de Pudong tuvo este aspecto...


Pero ahora tiene más o menos este otro.


El edificio señalado con la flecha ya no tiene los andamios que se adivinan en la foto, porque se inauguró la semana pasada. Es el Shanghai World Financial Center (SWFC) y se ha convertido en el rascacielos más alto de China y el tercero del mundo.


Hasta ahora, el edificio más alto del país era la Torre Jinmao, precisamente el que tiene delante en la foto anterior. Antes todos los turistas subían los 88 pisos de la Jinmao para sentirse en la cima del mundo, pero ahora se irán al SWFC, que también tiene mirador, y más alto.


La pobre Jinmao, gran estrella de Shanghai durante una década, va a perder muchos enteros, y encima me dicen los colegas de Shanghai que, con el paso de los años, sus paredes metálicas van adquiriendo un aspecto oxidado que todavía le quita más glamour.

La llegada del nuevo SWFC ha revolucionado al mundo de los frikis de los rascacielos, que escriben en foros como éste (una web impagable, de la que he sacado casi todas las imágenes). Los comentarios sobre el rascacielos hierven en esa web.

En ese foro se discute, por ejemplo, a qué recuerda el aspecto del SWFC. Los hay que lo consideran un abrebotellas gigante, aunque también he oído yo a los shanghaineses decir que tiene aspecto de máquina de afeitar. En el foro también hay quien demuestra su gran parecido con los pelapatatas, tan populares en China:


Otro asunto del que se habla largamente en el foro, y no me extraña porque es una de las cosas más extravagantes que han ocurrido en China en los últimos años, es el asunto del agujero que tiene el rascacielos arriba del todo. Porque resulta que inicialmente ese agujero no iba a ser trapezoidal como al final ha sido, sino redondo:


Así aparecía en las recreaciones iniciales.

Pero lo que son las cosas, los arquitectos al final tuvieron que cambiar ese diseño. ¿Por qué? Pues por la simple razón de que a los shanghaineses ese círculo les recuerda a la
bandera de Japón, un país que a China no le cae demasiado bien debido a la guerra que ambos libraron hace 70 años. Hablando en plata, los chinos no querían que el edificio más alto de su país tuviera relación indirecta con los nipones. La sombra de las rencillas chino-japonesas sigue siendo alargada.

Como es natural, esta polémica tan bizarra (que, en mi opinión, ha acabado estropeando el aspecto final del edificio) se la han tomado con gran chanza en el mencionado foro de rascacielófilos. Armados de Photoshop, los del foro han sugerido que, ya puestos a ser nacionalistas, los shanghaineses podrían haber hecho un agujero con forma de mapa de China...



O, qué demonios, chinizar el rascacielos al máximo y hacer que, en lugar de parecerse a la bandera japonesa, recuerde a
la de China:



Los más irónicos sugieren a los japoneses que cambien su bandera para chinchar a los de Shanghai:


En fin, polémicas graciosas y que no van a ningún lado. Además, en pocos años, el "Abrebotellas" ya no va a ser el edificio más alto de China, y ya no importará tanto si recuerda a Japón o a Namibia. Hacia 2010, un rascacielos nuevo que se va a construir junto a él y a la Jinmao les hará sombra: el retorcido Shanghai Center.


Enlace Permanente

Por ahora hay 15 comentarios


Hasta aquí de los anillos...

2 de Septiembre, 2008, 0:01

Así debéis estar de tanto post sobre tema olímpico con que os estoy regalando a estas alturas, cuando lejos de Pekín no se debe acordar de los JJOO ya casi nadie.

Por lo tanto, he decidido dar carpetazo al tema olímpico, a menos que mañana Shanghai sea elegida para los JJOO de 2032 o algo así. ¡Ya vale!

Para despedirme de Pekín 2008 como dios manda, os dejo unas fotos que tomé de la zona olímpica en aquellos azulados -aunque a veces pasados por agua- días de agosto, cuando todos sonreíamos y los atletas correteaban por los estadios:

El Dino de Párajo:




El Buco de Agua (que le robó al Dino protagonismo nocturno):


El National Indoor Stadium
(sede de la gimnasia artística
y del milagroso bronce en balonmano para España):


El Gimnasio de la Universidad de Pekín,
escenario de incontables victorias chinas en ping pong:


Y el entonces inaugurado metro olímpico,
que en aquellos días estaba olímpicamente abarrotado:


Con ello doy más o menos por terminado el casi mes y medio "íntegramente olímpico" de este blog, pero no el blog en sí, que de momento voy a seguir escribiendo, y desde Pekín, por supuesto. Esto lo aclaro porque en alguna ocasión había dicho que después de los JJOO me volvería a España, pero muchachos, el trabajo está difícil en la Península Ibérica -al menos el trabajo de periodista con sueldos que permitan sobrevivir- y el que hago en Pekín me gusta mucho, así que de momento me quedo aquí.

Voy a arrinconar, eso sí, el logotipo "chinochanolímpico" y el lema que he usado como cabecera para el blog desde principios de agosto hasta hoy. Aquí se quedan:


Lo importante es participar... ¡y divertirse!
(Torrebruno de Coubertain)


Y también dejo aquí tirado, con algo de pena, el logotipo antiboicot que la bloguera y lectora Aorijia diseñó y yo le pedí prestado allá por marzo, cuando ambos -y muchos más- nos manifestamos
totalmente en contra de las llamadas a boicotear Pekín 2008:

Ojalá que nunca más vuelvan a hacer falta logos así para ningún Juego Olímpico. Abajo los boicots contra naciones enteras, y espero que algún día los radicales dejen sus radicalismos.

Enlace Permanente

Por ahora hay 30 comentarios


Dorada Liaoning

1 de Septiembre, 2008, 0:01



Acabados los jota jota o o, me ha picado la curiosidad por saber de qué ciudades y provincias son originarios todos los medallistas chinos, y para ello he contado con la ayuda indispensable de una lista que ofrece la Wikipedia, con enlaces a las biografías de casi todos ellos.

Los resultados de este arduo e impagado trabajo han dado como resultado una interesante victoria regional en el medallero para la provincia china de Liaoning, como veréis:





Total
Posición
según
total
1
Liaoning
13
9
4
26

2
 Jiangsu 9
4
3
16
3
 Cantón 6
6
3
15
4
 Hubei 6
1
4
11

5
 Shandong 5
3
3
11
5
 Sichuan 5
3
3
11
6
 Pekín 5
2
5
12
7
 Hebei 4
0
1
5
8
 Tianjin 3
2
3
8
9
 Shanghai 3
1
8
12
10
 Hunan 3
0
0
3
10º
11
 Fujian 2
0
2
4
12
 Guangxi 2
0
1
3
10º
13
 Jilin 1
5
0
6
13
 Zhejiang 1
5
0
6
14
 Anhui 1
2
0
3
10º
15
 Jiangxi 1
1
1
3
10º
16
 Shanxi 1
0 1
2
11º
17
 Guizhou 1
0
0
1
12º
17
 Mongolia Interior
1
0
0
1
12º
17
 Shaanxi 1
0
0
1
12º
18
 Xinjiang 0
1
2
3
10º
19
 Henan 0
1
1
2
11º
20
 Heilongjiang 0
1
0
1
12º
21
 Chongqing 0
0
1
1
12º

 Origen no encontrado
0
5
12
17
 



Conviene aclarar que las medallas por división administrativa china no dan un número total igual al conseguido oficialmente por el país (100 medallas, de las que 51 fueron de oro, 21 de plata y 28 de bronce). Eso se debe a que en las medallas por equipos (voleibol, hockey, natación sincronizada, etc) le he dado un metal a cada uno de los componentes del equipo.

Al ver los resultados de la gráfica y el mapa, seguro que os asalta una pregunta:

¿El autor de este blog se aburre mucho?

Huy, perdón, no era esa la pregunta que quería poner, sino la siguiente:

¿Por qué en Liaoning tienen tan buenos deportistas?

El rendimiento de esa provincia, que no es de las más ricas de China ni mucho menos, es alucinante: si la comparamos con el medallero por naciones (una comparación que es sólo orientativa, porque el sistema de contabilidad no es el mismo) vemos que Liaoning tendría una posición incluso mejor a la de Italia, Francia o Japón. Ya no nos pongamos a comparar con España, a la que no sólo supera Liaoning, sino también otras tres provincias chinas (Jiangsu, Cantón y Hubei).

El dominio liaoningués en la lista no es flor de un día. China celebra cada cuatro años sus Juegos Nacionales, una suerte de Olimpiadas internas donde los deportistas defienden los colores de su provincia en diversos deportes, y Liaoning suele ganar en el medallero casi siempre. Repitamos la duda: ¿Por qué en Liaoning tienen tan buenos deportistas?

No tengo la respuesta a la pregunta, aunque sé que la gente de Liaoning tiene en China fama de buenos deportistas y aficionados al deporte. Su capital, Shenyang, es donde suele jugar la selección china de fútbol, porque allí es donde sabe que le van a animar mucho pese a ser una banda de mataos que nunca ganan nada. En Dalian, una de las ciudades de la provincia, es donde se encuentra el club de fútbol más importante de China, el Dalian Shide. Esa misma ciudad hasta tiene una plaza que en su centro tiene como monumento una pelota de fútbol gigante, como ya mostré
hace tiempo, señal de la pasión deportiva de sus vecinos:



Aparte de eso, en Liaoning existen, por supuesto, algunas de las mejores escuelas deportivas del país, que forman a gente de su provincia pero también a algunas promesas de otros lugares.

Otra razón para que Liaoning esté arriba, al menos eso dicen los chinos, es el hecho de que muchos de los habitantes de esa tierra desciendan de los manchúes, un pueblo del norte de Asia hoy en día casi extinguido por haberse mezclado con los chinos a los que conquistó (la última dinastía china, los Qing, eran manchúes).

Esos manchúes eran en general más altos y fuertes que los chinos, más duros de pelar al vivir en un entorno más frío y agreste, y se cree que sus genes perviven en lugares como Liaoning, Jilin y Heilongjiang, las tres provincias del noreste de China que formaban antaño su territorio. Esta teoría, sin embargo, no explica por qué las medallas de Jilin y Heilongjiang son bastante más escasas que las de Liaoning, siendo que también son provincias bastante pobladas y con un nivel económico similar.

Aparte de la hegemonía liaoninguesa, el estudio del origen de los medallistas me ha enseñado otras cosas interesantes, aquí apunto algunas de ellas:

- El oeste de China, subdesarrollado económicamente respecto al resto del país, también muestra un pobre desarrollo deportivo: no sólo no ha habido, lamentablemente, medallas en los "remotos" Tíbet, Qinghai, Ningxia o Gansu, sino hasta en Yunnan, una provincia bastante poblada y muy visitada por extranjeros. También es una pena que no haya medallistas de la isla tropical de Hainan. Ya podrían tener por lo menos algún practicante de voley playa o de vela, que mar tienen mucho...

- No me he puesto a investigar mucho la etnia de cada deportista, porque ahí si me puedo volver loco, pero sí he encontrado por ejemplo que el único nombre "no chino" de los medallistas es el boxeador de etnia kazaja Hanati Silamu, que ganó un bronce. También dice la Wikipedia que otro boxeador, que en este caso logró el oro y tiene nombre chino (Zhang Xiaoping), tiene orígenes mongoles.

- Por ciudades, el estudio me ha quedado bastante incompleto (muchas fichas de Wikipedia dicen sólo la provincia donde nació el deportista, no la ciudad), pero se puede destacar que las únicas ciudades que me salen con más de tres medallas son Tianjin (7), Shanghai (8), Qingdao (3), Pekin (9), Cantón (3) y la futbolera Dalian (3). Shanghai, que no se ha llevado muchos oros que digamos, es la ciudad natal de las dos mayores estrellas del deporte chino, pero ninguna de ellas se ha subido al podio: el baloncestista Yao Ming y el atleta Liu Xiang. Muy sintomático.

- Qué bonito es ver que el mejor deportista chino en Pekín 2008 (el gimnasta Zou Kai, que ganó tres oros) sea de la provincia de Sichuan, azotada este año por el terrible terremoto de mayo. Zou no nació exactamente en la zona del epicentro (Sichuan es muy grande), pero otra medallista china, la jugadora de hockey Chen Xiaoxia (plata) es de Deyang, la ciudad donde más muertos hubo. Buena actuación en general de los deportistas de Sichuan, y me alegro por ellos.

PD: Cuando hago "estudios" provinciales de este tipo, siempre me surge la duda de si incluir o no Taiwán, pues siempre hay riesgo de herir sensibilidades. En esta ocasión he tomado la decisión de no hacerlo, ya que los taiwaneses tienen un comité olímpico diferente y compiten bajo distinta bandera que los chinos (igual que los hongkoneses y los de Macao). Taiwán se llevó cuatro bronces, mientras que Hong Kong y Macao no cosecharon medalla alguna en Pekín 2008.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré