chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


In memoriam del singapurés maoísta

16 de Septiembre, 2008, 0:01



Este fin de semana asistí por primera vez a un funeral en China, por la memoria del padre de mi amigo Huang, el artista. Su padre estaba enfermo de Alzheimer desde hace tiempo, ya no reconocía a nadie el pobre, y falleció el 4 de septiembre. Espero que Huang no se moleste por que trate un poco este triste asunto en el blog, creo que hay puntos interesantes en el tema y en el fondo es una forma de recordar y homenajear a ese buen señor.

Una cosa curiosa es que Huang tardó 10 días en comunicarme la muerte de su padre, pese a que en ese tiempo hablamos por teléfono en alguna ocasión y yo siempre le preguntaba por la salud de su progenitor. Este punto es interesante porque creo que Huang no es un caso aislado: muchos chinos no cuentan inmediatamente a sus amigos, incluso a los buenos amigos, cosas como la muerte de un ser querido o incluso acontecimientos más alegres como su boda o el tener un hijo. Los chinos se toman su tiempo para hacerlo, a lo mejor te lo cuentan semanas o meses después de ocurrido, y a nadie le parece raro.

Al padre de Huang no lo conocí personalmente, sólo en alguna conversación telefónica. Una pena, porque por lo visto era una persona bastante interesante. De joven vivió en Singapur, como muchos chinos del sur, pero, sorprendentemente, decidió volver a China en los años 50  o 60 para unirse a la revolución comunista. Renunció por tanto a vivir en uno de los lugares más limpios, ordenados y desarrollados de Asia para luchar por Mao. Cosas que tiene la vida... Por lo que cuenta su hijo, no se arrepentía de la decisión, aunque quizá en el fin de sus días le hubiera ido mejor vivir en Singapur, con un sistema de salud mucho mejor que el chino.

Y es que en los últimos meses, el padre de Huang estaba ingresado en un hospital que, como tantos en China, se tenía que pagar él y la familia, y encima a precios dignos de hotel de lujo. El hecho de que la sanidad sea de pago y carísima, uno de los problemas más gordos que tiene el país asiático ahora mismo, crea a veces la penosa y triste situación de que muchos chinos, al enfermar un familiar, están más preocupados por el dinero que sale en hemorragia de su casa que por la salud del ser querido.

Respecto al funeral en sí, al que asistí el domingo, no se trataba de un entierro con el fallecido de cuerpo presente, sino de una ceremonia de homenaje en plan budista, ya que el amigo Huang se está volviendo bastante creyente en los últimos años (en cambio, sus familiares más mayores no son religiosos).

La ceremonia en realidad era para muchas personas que habían perdido familiares en los últimos días y habían encargado a los monjes de un pequeño templo del centro de Pekín que rezaran por ellos. Allí se congregaron un centenar de personas, cada una con su desgracia, y muchos de ellos llorando a lágrima viva, era un cuadro bastante triste.

Yo, aunque no creo en el budismo (y eso que me encantaría reencarnarme), seguí por respeto el ritual, imitando lo que hacían todos los que me rodeaban. En realidad era fácil: se trataba de pasarse hora y media con las manos en posición de rezo, y de vez en cuando postrarse en el suelo como hacen también los musulmanes cuando uno de los monjes nos gritaba: "¡De rodillas!". Durante esos 90 minutos los feligreses cantaron mantras budistas sin parar en ningún momento, ahí yo ya no podía seguirles porque sólo conozco el mantra "a-mi-tuo-fo" que creo que es el nombre en chino de uno de los budas más venerados.

La verdad es que no estuve toda la hora y media de la ceremonia, porque tenía otros compromisos ineludibles, pero me quedé maravillado de ver cómo los chinos pueden estar tanto tiempo con las manos unidas en posición de rezo. A mí cada poco rato me empezaban a doler por estar todo el rato en la misma postura y tenía que descansar un poco, lo cual no le molestó a la gente. Es increíble cómo los músculos de los chinos parecen inmunes al dolor de las malas posturas, incluyendo la de estar sentado en cuclillas durante horas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré