chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Octubre del 2008


Sociedad armonioZZZZZZZZZZ

31 de Octubre, 2008, 0:01


Esta impagable foto nos la muestra un nuevo blog sobre China que está marcando tendencia: ChinaSmack, una bitácora que básicamente traduce noticias, otros blogs y foros web en chino para que los que no dominamos el mandarín conozcamos algo mejor lo que se cuece en este país, la actualidad que no sale en los diarios internacionales pero también es actual. Es algo que ya hacía -y hace- el clásico blog ESWN, pero con un lenguaje más dinámico y usando más la imagen y el vídeo.

La foto muestra una clase de formación política para policías. La lección, sobra decirlo, debe ser algo aburridilla... Y no es de extrañar: la política en cualquier parte del mundo es, como diría Rajoy, un coñazo, pero en China esta sensación se multiplica por varias cifras.

Ello se debe principalmente a una razón: el uso extensivo de la retórica comunista en todos los discursos públicos, y cuando digo extensivo me refiero a prácticamente el 95 por ciento de los discursos que se pronuncian en este país. La retórica comunista, repettiva, bastante vacía de contenido, y como se ve en la foto, soporífera, sirve lo mismo para inaugurar unos Juegos Olímpicos que para presentar los presupuestos generales del Estado.

El mayor experto en retórica comunista es el presidente chino, Hu Jintao. La mayor parte de las frases que pronuncia en sus discursos las ha dicho ya decenas de veces antes, por lo que han perdido bastante significado. Sus palabras no dicen nada, no transmiten, y ello se traslada desde él, la punta de la pirámide, a prácticamente todos los personajes públicos, sobre todo los políticos.

Para entender un poco lo que es la retórica comunista, quizá lo mejor es leer un poco la sección nacional del Diario del Pueblo. Aunque os puedo apuntar a continuación algunas de las frases hechas más usadas en esta retórica:

Sociedad armoniosa: hace tres o cuatro años, el primer ministro Wen Jiabao dijo que había que crear una sociedad armoniosa en China. Sonaba a concepto taoísta, muy bonito... Pero cuando los chinos lo han nombrado dos millones de veces, creedme, ya no suena tan bonito. El concepto de armonía ahora aparece en buena parte de los discursos: que si los JJOO mostraron la armonía de China, que si éste o aquel colectivo han de ayudar a la sociedad armoniosa...

Relación estratégica: recuerdo cuando hace unos años un político español fue a Pekín, el presidente chino le dijo que China tenía "una relación estratégica" con  España, y todos los diarios hispanos se emocionaron: ¡China y España hacen estrategia juntos! Pero la realidad es menos emocionante: China le dice lo de la "relación estratégica" hasta al príncipe heredero de San Marino cuando se pasa por Pekín. Es, en verdad, un concepto bastante vacío de contenido, más bien para contentar al interlocutor y hacerle sentir importante. También se usa muchísimo en este tipo de discursos bilaterales la palabra "amistad".

Injerencia en los asuntos internos: suelen usarlo a menudo los políticos chinos para protestar por las críticas de la comunidad internacional sobre su buen o mal hacer.

Win-win situation (situación en la que todos ganan): lo acostumbran a utilizar empresarios y líderes económicos chinos para intentar hacer negocio con otros países, sacando a relucir que en dichos negocios habrá pastel para todos (aunque luego no concreten mucho). Se suele acompañar de otros conceptos similares, como "beneficio mutuo" o "intercambio amistoso".

Desarrollo pacífico: este concepto suele ir en discursos en los que China se intenta defender de críticas sobre su ejército -el más grande del mundo- o sobre su fulgurante desarrollo económico. Con tal frase retórica China quiere dar a entender que no tiene intención de invadir el planeta en plan Risk. Me parece loable ese intento, pero podrían usar expresiones diferentes cada vez...

Civilización de 5.000 años: China es probablemente la cultura más antigua del mundo que ha llegado a tiempos presentes -otras más antiguas, como la egipcia, fenecieron en el camino-, y de eso están muy orgullosos los chinos, como se puede comprobar en cualquier discurso sobre temas culturales: en todos ellos, sin excepción, se aludirá a los cinco milenios de historia.

Una sola China: para los chinos, Taiwán es el problema primordial en el exterior, por lo que el concepto de "una sola China" -dando a entender que Taiwán no es una "China alternativa"- aparece con gran profusión en los discursos. Los chinos siempre recuerdan a los visitantes políticos de todas partes que Taiwán es suya, aunque los visitantes sean los concejales de Urbanismo de Pernambuco. Debido al tema taiwanés, la propaganda china muchas veces se refiere al país como la "parte continental de China", dando a entender que hay una parte "insular" (ergo, Taiwán). Cuando se habla de Taiwán públicamente, tampoco puede faltar el concepto de "reunificación pacífica".

Multilateralismo: otra palabra gastada cual pantalón vaquero viejo: los políticos chinos la repiten como loros, principalmente para dar a entender que el mundo no sólo es Europa y EEUU, y que China y otros lugares también cuentan.

Camarilla del Dalai Lama: cuando hay que hablar del tema tibetano, los hombres públicos de China suelen decir que el Dalai Lama tiene una "camarilla". Creo que no se refieren a que el Dalai tiene una Canon de 2 megapixels, sino a que se rodea de un grupúsculo de gente "mala" que le influye negativamente. También es frecuente aludir al Dalai como "un político disfrazado de monje".

Tomar la historia como un espejo: esto los chinos se lo dicen a veces a los japoneses por las desavenencias históricas entre ambos (Pekín estima que Tokio no ha pedido perdón suficiente por haber invadido gran parte de Asia Oriental hace 70 años).


Hay muchos otros ejemplos, pero para recordarlos tengo que rememorar discursos realmente infumables, y se me empiezan a caer los párpados por ello, así que lo dejaremos por hoy... Me voy a echar una cabezadita encima del teclado, al estilo de los polis de la foto que comenzó este post.

Enlace Permanente

Por ahora hay 12 comentarios


De andén en andén

29 de Octubre, 2008, 0:01


Probablemente China es el país del mundo donde más se utiliza el tren para desplazarse. Muchos chinos -emigrantes, estudiantes, politicastros, empresarios- usan este medio de locomoción para volver a sus lugares de origen, hacer viajes de negocios, conocer mundo o huir. Los trenes chinos mayoritariamente usan gasolina diésel, no son eléctricos, y hasta hace apenas 15 o 20 años, los había que funcionaban con máquinas de vapor, como ésos que salen en las películas antiguas.

Con tanto tren, está claro que las estaciones de ferrocarril chinas son lugares muy destacados en las ciudades. No sólo porque suelen ser estructuras gigantescas, sino porque en ellas siempre hay una marabunta de gente. No es extraño, por ello, que la avenida principal de una ciudad empiece -o termine, según se mire- en esas estaciones.

Casi siempre se encuentran en una gran plaza que en muchas ciudades es la mayor de la localidad. Un ejemplo de gran plaza ferroviaria es la que se encuentra frente a la Estación de Pekín, explanada que en fechas señaladas (por ejemplo, los días previos al Año Nuevo Chino) se encuentra abarrotada de gente. El lugar no tiene ni un solo banco para sentarse, aunque conociendo la gran sensibilidad urbanística que muestran los jefes de este pueblo, no me extraña un pelo.


Estación de Pekín


Pekín, no obstante, tiene varias estaciones: además de la mencionada, tiene una Estación del Sur, una Estación del Norte y una Estación del Oeste, además de una
estación reconvertida en centro comercial que está al lado de la plaza de Tiananmen. Tanta estación puede causar equívocos: a lo mejor te compras un billete para un tren que sale de una de ellas, pero te plantas en otra (a mí me ha pasado una vez, y por poco pierdo el tren). En general, la Estación de Pekín es la que "manda" trenes al norte y al sur, mientras que la Estación del Oeste, una de las más grandes y espectaculares de China, es la que manda trenes al lejano oeste americano, uy perdón, chino.


Estación del Oeste de Pekín


Shanghai tiene también varias estaciones, de las que destacan dos: una enorme pero de aspecto bastante normalito, a la que llegan los trenes de Pekín, y que recibe el nombre de "Estación de Shanghai" a secas...


... y otra más nueva y espectacular, con forma de estadio olímpico, que es conocida como "Estación Sur de Shanghai", que imagino enviará locomotoras al sur del país.



Las estaciones de tren chinas suelen tener formas variopintas: su diseño se concedió a atrevidos arquitectos locales -que les suelen dar cierto toque horterilla- y cada capital de provincia rivaliza por tener la estación más extravagante. Pero en ellas nunca pueden faltar dos elementos principales: el nombre de la ciudad, en grandes caracteres (a ser posible rojos) que se vean a distancia, y uno o varios relojes de manecillas para que la gente que espera en la plaza de la estación no pierda su viaje.


Estación de Changsha



Estación de Changchun


No suelen ser edificios muy pintorescos, pero por su enorme tamaño y por el hecho de que en ellos salga bien claro el nombre de la ciudad, son lugares muy fotografiados por los típicos turistas chinos que quieren enseñar a sus amigos que ellos o su familia "estuvieron en tal sitio".


Un niño se fotografía ante la estación de Dalian


Muchas de las estaciones se construyeron hace 20, 30, 40 años, y tienen el estilo de la época: moderno, con cristaleras y paladas de hormigón, pero a la vez con cierto aire anticuado, "setentero".


Estación de Harbin



Estación de Kunming


Hay excepciones, claro está, entre ellas la estación de Qingdao, que fue construida por los alemanes hace medio siglo, cuando la ciudad era colonia germana,



O la estación de Lhasa, inaugurada hace dos años (cuando empezó a circular el primer tren tibetano) y que copia la arquitectura popular local. Esta estación, por cierto, no está en el centro de la ciudad, sino muy en las afueras, no sé por qué:



El nombre de la ciudad que se pone en la fachada de la estación raras veces está en alfabeto occidental, pero sí que es frecuente, en regiones chinas donde se usan otras escrituras, que se usen también éstas, como por ejemplo la estación de Urumqi, que utiliza el alifato árabe para escribir en uigur el nombre de la ciudad:


Algunas estaciones de tren chinas son a veces protagonistas de las noticias. Lo más habitual es que salgan en las temporadas altas de viaje (vacaciones del Día Nacional, del Primero de Mayo), en las que miles de personas pasan junto a ellas varias noches, durmiendo en la calle, a la espera de su tren. Especialmente dura fue la situación de la estación de Cantón el pasado mes de febrero, cuando, debido a las fuertes nevadas, la red de trenes se colapsó y centenares de miles de personas se apiñaban a sus puertas intentando conseguir billete para regresar a su hogar. Hubo un muerto por los tumultos, y hasta tuvo que ir el primer ministro chino a la estación para decir a la gente que se dispersara, que no había trenes por la nieve y que se quedaran en Cantón esas vacaciones.


Estación de Cantón


Muchas veces se comienza conociendo las ciudades chinas a través de sus estaciones. Son lugares de paso, con millones ¿o billones? de viajeros cada año, y pasar por ellas puede ser una manera interesante de adentrarse en este jaleo inmenso que es China.


Estación de Tianjin



Estación de Shenzhen



Estación de Nanjing

Enlace Permanente

Por ahora hay 15 comentarios


Un premio, dos dudas

27 de Octubre, 2008, 0:01




La semana pasada, el Parlamento Europeo concedió el premio Sajarov a la libertad de conciencia al encarcelado disidente chino Hu Jia. A los que estamos atentos a la actualidad de China nos pilló totalmente a contrapié: nosotros pensábamos que lo que le iban a dar este año, hace un par de semanas, era el Nobel de la Paz, pues así sonaba en todos los mentideros, y como suele hacerse en estos casos en el mundo del periodismo, se preparó su biografía, se desempolvaron entrevistas antiguas, etc. Sin embargo, luego resultó que el premio del dinamitero no se lo dieron a él sino al finlandés Martti Ahtisaari, así que todos nos "relajamos", dejamos de pensar en Hu Jia... y cuando le dieron el Sajarov no digo yo que nos pillara en bragas, pero casi casi...

Hu Jia tiene pinta de ser una buena persona. En realidad, sus principales actividades a lo largo de los años han sido muy poco políticas: más bien se dedicó a la defensa de colectivos discriminados en China como los seropositivos o los enfermos de hepatitis B, mal este último que padece el propio Hu (como otros 60 millones de chinos, ahí es nada). Hu Jia, por otro lado, siempre fue muy activo a la hora de atender a los medios: daba entrevistas, mandaba comunicados de prensa, informaba de la situación de otros "disidentes" amigos suyos...

Eso le hizo bastante famoso, y su fama internacional, probablemente, le perjudicó. A finales del año pasado, fue detenido, y poco después se le condenó a tres años de cárcel por "subversión", al parecer por unos escritos que había firmado en los que criticaba el sistema político comunista (digo "al parecer" porque la sentencia, o las noticias sobre ella, dejaron muy poco claro cuál había sido la prueba que lo condenó por subversivo). Se ha convertido, me temo que sin quererlo, en un símbolo, el disidente chino por antonomasia, y desde entonces, muchas organizaciones internacionales han pedido su liberación.

Yo también he expresado en alguna ocasión mi deseo de que Hu Jia sea liberado. Quiero que lo liberen, es un hombre enfermo de hepatitis condenado por escribir lo que piensa con educación, no creo que merezca estar en una celda. Me alegro, además, de que su trabajo sea reconocido internacionalmente. Pero el hecho de que le den un premio como el Sajarov me intranquiliza.

Me intranquiliza, en primer lugar, porque un premio así cabe esperar que enfurezca al Gobierno chino. A mí no me importa que el Gobierno chino se enfade -ni el español, ni el estadounidense, ni ninguno- pero me temo que eso significa que, si a los comunistas chinos les había pasado por la cabeza en los últimos meses la posibilidad de escuchar las peticiones internacionales y liberar a Hu Jia, ahora, después del "rapapolvo" que supone para ellos la concesión de tal premio, no aceptarán tal liberación, pues ello supondría "perder cara" ante la comunidad internacional, ceder de forma demasiado clara a las exigencias de potencias rivales. (Oyes, que ojalá me equivoque en esto y lo liberen mañana mismo).

También me intranquiliza el momento en que ha llegado tal premio: China acaba de terminar, con muchas dificultades previas, los Juegos Olímpicos, y algunos esperamos ahora con cierto anhelo que el país, después de haber "tomado nota" de lo bien que le fue abrirse al exterior en esos días, comience a ofrecer cambios internos importantes en materia de libertad de pensamiento, de prensa... Ya ha habido pequeños gestos al respecto: durante los JJOO, por ejemplo, se desbloquearon las páginas web hasta entonces censuradas de sitios web como el de la BBC y el de Reporteros Sin Fronteras (dos meses después, seguimos pudiendo entrar en ellas desde China). Además, se decidió hacer permanente la libertad de los periodistas extranjeros para moverse y trabajar en todo el país (exceptuando, desgraciadamente, el Tíbet). Pasos pequeños, en verdad, pero positivos. Europa responde a estos gestos con un premio a un disidente chino encarcelado. ¿Es ésa una medida oportuna en un momento como el actual, en el que la situación parecía mejorar y no empeorar? Me intranquiliza pensar que ahora el Gobierno chino piense "vaya, pues si avanzando en la libertad me llevo palos, no vale la pena que avancemos".

En fin, felicidades a Hu Jia, aunque la verdad es que su premio me hubiera gustado más en otro momento.

Nota superficial sobre el tema: Hu Jia (胡佳) comparte el mismo nombre y apellido que un famoso saltador de trampolín chino que este año salía en la campaña olímpica de Adidas (de hecho, algunos chinos creyeron inicialmente por error que el Sajarov se lo dieron al saltador, porque al disidente muchos no lo conocen).


En el centro del cartel de Adidas podéis ver el nombre de Hu Jia.
(¿Un anuncio disidente encubierto?)



Además, disidente y saltador comparten el mismo apellido que el presidente chino, Hu Jintao (胡锦涛), aunque eso no es tan casual, dado que el apellido Hu es bastante normal en China y lo deben compartir varias decenas de millones de personas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 26 comentarios


Artículos anteriores en Octubre del 2008




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré