chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Vender mas allá del horizonte

18 de Febrero, 2009, 0:01





Aunque en China hay miriadas de centros comerciales al estilo Corte Inglés, y también muchos pequeños comercios, lo que más se lleva en el país asiático es un híbrido entre las dos cosas: un centro comercial compuesto por pequeños comercios pegados unos a otros, una suerte de gran mercado cubierto o bazar pero donde se vende de todo, desde ropa y calzado hasta muebles, videojuegos, gafas, herramientas de ferretería... Todo.

Entrar en esos grandes centros pequeñomerciales me recuerda a entrar en el IFEMA de Madrid o cualquier otra feria del mundo: miles y miles de stands, aunque en esta ocasión no para repartir folletos, sino para comprar y vender lo inimaginable. Y el cansancio de ver cosas que tienes al final también es parecido...

En Pekín hay muchos de estos centros pequeñomerciales: el famoso Mercado de la Seda, por ejemplo, es uno de ellos, aunque muy centrado en la clientela turista. También el Yashow -otro centro muy frecuentado por extranjeros- o el mercado ruso de Yabaolu (especializado en clientes rusos y cubanos).

Pero para mí, sin duda, el más fascinante de estos centros pequeñomerciales es el de Jinwuxing (Cinco Estrellas Doradas), dirigido sobre todo a compradores chinos de clase popular. Allí voy yo siempre que necesito un mueble, un destornillador o un juego viejo para la Game Boy.

Jinwuxing, situado en la parada de metro de Dazhongsi, es una inmensa nave de sólo una planta -lo que creo que lo hace más espectacular que los antes nombrados, que tienen varios pisos- y creo que supera con creces cualquier otro mercado de la ciudad en cuanto a número de tiendecitas y también en lo que respecta a variedad de lo que se vende.

Es tal la cantidad de cosas de diversas materias que se vende allí, que yo creo que sería posible establecerse en un minipiso vacío imaginariamente construido en el centro del mercado y amueblarlo, empapelarlo, enmoquetarlo y en definitiva vivir toda la vida allí, dentro de Jinwuxing, comprando lo que hiciera falta dentro, sin necesitar salir al exterior (bueno, habría que obtener el dinero de alguna forma, quizás haciendo de recadero de los comerciantes o algo así).

Todo está distribuido en comercios pequeñitos, lo que te garantiza atención personalizada... y posibilidad de regatear, claro.

Es un poco difícil expresar la sensación que causa entrar en Jinwuxing: ese caos ordenado, ese bullicio, el mareo entre miles de objetos, los pasillos de tiendas interminables, ese espíritu comercial hasta la médula de los chinos... En fin, como no sé explicarlo he decidido intentar plasmarlo, no sé si lo conseguiré o no, a través de un vídeo, el que os pongo al final de la entrada de hoy.

La idea del vídeo es muy sencilla: entro por una puerta del mercado, en el extremo sur, y voy andando hasta el otro lado, al extremo norte, echando un vistazo muy rápido a todo lo que hay en venta. Durante el vídeo voy prácticamente  todo el rato en línea recta (menos en un momento que tengo que hacer un ligero zigzag, al final del vídeo), aunque a veces miro a ambos lados.

Podréis comprobar que cruzar de parte a parte me cuesta casi 10 minutos, y eso que voy a paso rápido... Además, se ve como conforme ando va cambiando rápidamente el tipo de tiendas: primero de regalos, luego de ropa, al final de muebles...

El vídeo refleja sólo uno de los 15 pasillos largos que cruzan longitudinalmente el mercado,  ¡multiplicad todo lo que veis por 15, algunos de ellos con tiendas de cosas completamente diferentes a las que se ven en el vídeo! Falta por ejemplo el pasillo de la ferretería y la jardinería, que es también digno de grabar. O la zona de las zapaterías, o la de los aperos de cocina...

En fin, sin más preámbulos... el bullicio de los centros pequeñomerciales chinos. Que lo disfruten.



Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré