chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Mí no entender

17 de Agosto, 2009, 0:01







"El que emplea demasiado tiempo en viajar
acaba por tornarse extranjero en su propio país".



Esto lo dijo ya Descartes hace siglos, cuando no había diligencias "low cost" y viajar estaba sólo al alcance de unos pocos. A mí, tras un mes de vacaciones en España, y ya de regreso por Pekín, la frase me hace reflexionar bastante.

Desde luego, decir que me siento extranjero en España sería algo heavy, no puedo renunciar a mis orígenes y a 25 años de experiencias en el sitio donde vine al mundo. Pero sí es cierto que en España me siento raro, que ese sentimiento aumenta con los años, y que me entra un poco de angustia por el desarraigo, una consecuencia inevitable de vivir en el extranjero y difícil de curar (creo que volviendo a España tampoco desaparecería la sensación).

En mis primeros años en China, la verdad es que no noté apenas estas sensaciones, y si las noté no les di importancia. Pero actualmente, el sentimiento es bastante fuerte, y me crea bastante desazón. En España a veces no entiendo cuando me hablan y me lo tienen que repetir, me cuesta mucho participar en el socarrón sentido del humor patrio y casi todo lo que se trata en las conversaciones no me concierne o es sobre cosas y personas que no conozco... Yo sólo puedo hablar de China y me siento como una especie de "embajador de lugar friki", que sólo genera cierto interés si dice que ha comido burro (qué gran manjar) o que en China las mujeres tienen los pies en miniatura (bueno, hace 100 años, pero soltémoslo para generar interés). No es fácil vivir en dos mundos tan distintos y tan difíciles de conocer a la vez. Resultado: ni en China me gusta demasiado hablar de España, ni en España de China.

No me ayuda mucho a sentirme "uno más en España" el hecho de, con el paso de los años, todo haya cambiado una barbaridad. El que vive allí seguramente no lo nota pues suelen ser cambios pequeños a los que es fácil adaptarse día a día. Pero yo, que el recuerdo más vivo que tengo de España es el de la que había cuando me fui en 2001, siento que ya nada es lo mismo: mis amigos están casados, tienen hijos, conducen y trabajan en cosas muy serias, hay gente que ha fallecido, hay caras nuevas en la familia con las que no he hecho nunca vida en común... España ha seguido girando sin mí, como debía ser (vaya aburrimiento si no), y cuando llego allí, una o dos veces al año, cuesta de digerir tantas novedades, es como si uno despierta de un letargo iniciado en 2001 y se encuentra esos pequeños cambios que, uno a uno, acaban variándolo todo. Por todo ello, la sensación de que ha pasado el tiempo es brutal.

A estas sensaciones, que muchos expatriados comparten (podéis verlo por ejemplo en este foro) se añade el hecho de que todo eso, España, lo cambié por un lugar como China: difícil para los extranjeros, algo raro a veces, lejano y desconocido. Es un país interesantísimo, que me ha dado trabajo, amor, experiencias fabulosas, anécdotas como para escribir tres libros... pero nunca será mi hogar. Sobre todo porque nunca dominaré el mandarín con comodidad. Y aunque lo consiguiera, que no creo que lo intente más, para los chinos siempre seré un laowai. Por mucho que viva en el país, los chinos al verme me considerarán un turista que acaba de llegar y me preguntarán qué tal sé usar los palillos y si he estado en la Muralla China. ¿He cambiado mi casa por otra? No del todo, más bien ahora estoy entre dos lugares en los que soy un "invitado". Muy bien tratado en ambos, todo sea dicho, pero invitado al fin y al cabo, sin participar demasiado en las dos sociedades.

Por todo lo anterior, la pregunta que más me hacen cuando estoy en España, que aparece en cualquier momento de una conversación y como si fuera una cosa sin importancia, me causa grandes dolores de cabeza. "¿Vas a quedarte a vivir para siempre en China?". La he respondido cien veces en el pasado mes, y las cien diciendo tonterías. Probablemente no, pero... ¿sería para volver a España con la frente marchita, o para huir a otro lugar? Qué complicado...

Enlace Permanente

Por ahora hay 44 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré