chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Ron, ron, ron, la botella de ron

12 de Noviembre, 2009, 0:01





Estos días, España y China no sólo comparten la pasión por la siesta, sino también una desgracia que esperemos sea coyuntural: ambos países tienen barcos secuestrados por los piratas somalíes, desde hace varias semanas (el atunero español "Alakrana" y el carguero chino "De Xin Hai", cargadito de carbón para los niños malos).

Es curioso, sin embargo, el enfoque completamente opuesto que este hecho está teniendo en los dos países, no sólo debido a la naturaleza de sus gobiernos (el uno democrático y con libertad de prensa, el otro autoritario y controlando los medios) sino también de sus habitantes (el típico español que se queja de todo, el típico chino que no se queja de nada).

Mientras en España el asunto ha desatado debates en los medios y entre gobierno y oposición -si el ejército debe intervenir o no, si hay que liberar a los piratas somalíes apresados, si hay que poner un soldado en cada barco español que navega por los siete mares- en China el asunto, aunque ha aparecido en los medios, no ha motivado ninguna de esas reflexiones. A falta de una oposición o una prensa que critiquen con contundencia al Gobierno chino, no se observan más alternativas que la que el Gobierno chino está tomando. ¡Y eso que no se sabe exactamente cuál es! Se cree que está negociando con los secuestradores, pero también podría estar preparando una intervención militar, porque no dice nada de nada.


Hasta es posible que estén contratando los servicios
del mayor luchador contra la piratería
y no nos estemos enterando nadie...



La opinión pública china, por otro lado, no parece muy preocupada por el asunto, quizá por esa falta de debate en los medios y en la palestra política que haga a unos y otros adoptar posturas. Esto ocurre en muchas otras ocasiones, pero esta vez llama más la atención de un españolito como yo, al poder compararlo casi simultáneamente con lo que está ocurriendo en España.

También puede influir que China es un país muy grande en el que cada día ocurren media docena de sucesos que en España podrían dar para llenar páginas de diarios y tertulias durante un mes, mientras que en la nación asiática apenas dan para un día de comentarios en los foros de Internet. A más gente, menos atención a los problemas individuales, lamentablemente.

Pese a todo, algún diario independiente chino ha lanzado un tímido debate acerca de si China, ante un caso así, debería atacar con su Armada. Otros países, como Francia, ya han obrado así ante alguno de estos frecuentres secuestros en el Golfo de Adén.

El problema para China es que una de sus obsesiones es intentar dar una impresión de país pacífico fuera de sus fronteras, aunque no lo sea -o al menos de eso se le acusa- dentro de ellas. Su estrategia es la de dar la imagen de que, por muy criticada que sea su política de derechos humanos interna, no hará nada criticable en el exterior, a diferencia de potencias como Rusia o EEUU, que sí intervienen en el exterior con ligereza y violando derechos humanos.

Por ello, aunque una intervención de un barco de guerra chino contra los piratas chinos sería probablemente justificada por la comunidad internacional -cuyos miembros ya han hecho intervenciones de este tipo- para China sería el final de su imagen de "pacifista exterior", una mancha que se le recordaría cada vez que defendiera su teoría de que su crecimiento no amenaza a nadie en el extranjero.

Ya le costó a China decidirse a enviar barcos de guerra a patrullar en las costas del Golfo de Adén (esos navíos son los primeros de su Armada que salen de misión fuera de las aguas chinas en 500 años), así que usarlos de verdad le costará aún más. Si toma esa decisión, las consecuencias pueden ser importantes. Roto el tabú de "no atacar fuera", ¿se atrevería a hacerlo en más ocasiones?

PD: A los piratas somalíes, aunque son unos delincuentes que merecen estar en la cárcel, no se les puede negar cierto mérito. ¿Cómo diablos puede ser que en un Golfo de Adén ahora tomado por cientos de fragatas militares de las grandes potencias mundiales sigan logrando secuestrar barcos a bordo de botes hinchables? Yo creo que merecen ser los malos de la próxima película de Johnny Deep.

Enlace Permanente

Por ahora hay 20 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré