chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Semana de Shanghai en Chinochano:
I - Camino a la Expo

30 de Noviembre, 2009, 0:01

Como vivo en Pekín, suelo tender a ignorar, olvidar, menospreciar e incluso negar la existencia de Shanghai, la mayor ciudad de China, pese a que en el extranjero es tan conocida o más que la capital olímpica. Voy a intentar compensar esto dedicando esta semana el blog a la Perla de Oriente, aprovechando que hace unos días estuve en ella e inmortalicé el lugar con el tomavistas.


Shanghai está actualmente en un marasmo constructivo tan notable o incluso mayor que el que Pekín soportó antes de los Juegos Olímpicos, ya que la ciudad celebra el año que viene una Exposición Universal, la primera que habrá en China. Una Expo puede que no sea tan mediática como unos JJOO (pocos se acordarán de dónde fueron las anteriores, quitando la de Sevilla en el 92 o la de Zaragoza el año pasado) pero dura bastante más (la de Shanghai será de seis meses), atrae más turismo y es también un evento bastante importante, no sólo en lo expositivo sino también en lo económico y de cara a hacer más conocido el lugar internacionalmente.

Con la inestimable ayuda de mi amigo y colega José, a quien la vida le ha destinado a vivir entre grandes metrópolis futuristas (vive en Shanghai, nació en Alcorcón), fui a ver las obras de esta Expo, y menos mal que él me acompañó porque si no no me hubiera enterado de que el mejor lugar para verlas es el Puente de Lupu, uno de los que cruzan el río Huangpu.


El puente, como podéis ver, se parece un poco a ese tan famoso que hay en Sidney Poitier, y destaca por el hecho de que puedes subir por unas escaleras a la parte más alta de sus semicírculos, con lo que la vista es espléndida, aunque un poco grisácea por culpa de la sempiterna contaminación (incluso en un día azul como el que hacía cuando fuimos). Diría que casi es mejor la vista que hay cuando se sube por el puente que la de arrriba del todo.


CUANDOSESUBE


ARRIBADELTODO


Desde allí se puede ver, a ambos lados, lo que se está trabajando en la Expo, que sobre todo estará en Pudong (la parte oriental de la ciudad, tomando el río como referencia) pero también tendrá alguna cosilla en el occidental Puxi.

Está ya muy avanzado el Pabellón de China, que será una de las grandes atracciones arquitectónicas de la Expo con su forma de pirámide invertida, o por lo menos eso quieren los organizadores.


También se ve ya muy destacado el salón de actos (creo que es eso pero no estoy cien por cien seguro), con aspecto de chirla gigante.


Al otro lado del puente se ven muchos de los pabellones de los distintos países, todos ellos aún en andamios, incluyendo el español, que está muy bien situado (en la orilla del río) y ya comienza a mostrar que va a ser uno de los más curiosos en cuanto a forma:


Así será el pabellón cuando terminen de hacerlo, si todo va bien y no hay imprevistos. Estará recubierto de ¡mimbre!


Por lo demás, la ciudad parece igual de obsesionada con la Expo como nosotros lo estuvimos con las Olimpiadas en Pekín. Por todas partes hay carteles que anuncian la magna muestra, y sobre todo muchos Haibaos, que es el nombre que le han puesto a la mascota oficial. (Haibao = "Tesoro Marino")


En la Plaza del Pueblo

En el Puente de Lupu

Mucha gente dice que se asemeja demasiado a la mascota de la Expo 2008 de Zaragoza, pero a mí, la verdad, me parece que sólo coinciden en el color y que la gente anda un poco obsesionada con eso de que los chinos son unos copiones.

La ciudad, como ya he dicho al principio, está inmersa en obras, no sólo en el recinto de exposiciones sino también en su centro, con el fin de embellecerlo de cara a los turistas que llegarán el año que viene. Debido a ello, ahora no se puede caminar por el paseo fluvial, desde el que se ven tan bien los rascacielos y, al otro lado, el Bund, los bancos y hoteles de la época colonial. Si alguno tenéis pensado ir a Shanghai, os recomiendo que, si podéis, esperéis a marzo, que con la Expo empezada estará todo eso mucho más transitable.




Otra cosa: las entradas para la Expo, pregunté por ellas y me dijeron que más o menos hasta el Año Nuevo Chino (14 de febrero) no se venden en las Expotiendas que se han montado para la ocasión. Sin embargo, Maikel Nait me dice en los comentarios que en las oficinas de correos shanghainesas ya las venden. Hoy preguntaré en una pequinesa.

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré