chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Diciembre del 2009


El último año cerenta

31 de Diciembre, 2009, 0:01


Qué pronto se pasó 2009, año que aunque técnicamente no es el último de la década (será el 2010, aunque a primera vista no lo parezca) sí tiene aspecto como de final de algo, no sé sabe muy bien de qué.

¿Cómo le fue a China en él? 2009 fue extrañamente similar a 2008 para el país de los jarrones Ming. En los dos años China, o por lo menos su gobierno, se había propuesto celebrar algo por todo lo alto (en 2008 los JJOO, en 2009 el 60 aniversario de la República Popular) pero las dos veces la fiesta resultó aguada por tristes razones (en 2008 por el terremoto de Wenchuan y el conflicto tibetano, en 2009 por el conflicto uigur).

En 2010 China se plantea otra gran fiesta, la de la Expo de Shanghai 2010, ¿también habrá un triste acontecimiento que compita en actualidad? Esperemos que no, porque no ganamos ya para disgustos...

Como en 2005, 2006, 2007 y
2008, este blog se dispone a hacer una lista de lo más importante que ocurrió en China en 2009. Para ello, voy a acudir al mismo método que en el pasado año: una lista alfabética, y menos mal que en China algunas letras raras se usan más que en español. Let's go.



de Aniversarios: fue un año de muchas efemérides, no todas buenas. El Gobierno chino celebró por todo lo alto los
60 años de la fundación de la República Popular, y en el sur, en Macao, se celebraron los 10 de retorno a la soberanía china. Pero también, especialmente en el extranjero, se recordaron los 20 años de la matanza de Tiananmen, un aniversario silenciado en Pekín. También fueron, en el Tíbet, los 50 años de la huida del Dalai Lama (lo que China denomina "50 años de la abolición de la servidumbre"), otro recuerdo lleno de tensiones y más después de la que cayó el pasado año. Otro aniversario, también doloroso, se conmemoró en mayo, un año después del terremoto de Sichuan.


de Bronces: dos cabezas de bronce de la colección de Yves Saint Laurent
dieron mucha guerra a principios de año. Pierre Bergé, compañero sentimental del fallecido diseñador, las quería subastar, pero China le advirtió que no lo hiciera porque eran piezas robadas a China. Él dijo que seguía adelante, e incluso mezcló churras con merinas (dijo que no las devolvía porque China violaba los derechos humanos). La venganza china se sirvió en plato frío: un chino pujó por ellas, y cuando llego el momento de pagarlas, la lió parda diciendo públicamente que se negaba porque eran expoliadas, logrando poner en boca de todos el tema del arte chino robado que se expone y vende en todo el mundo. El asunto aún colea.


de Censura: como siempre, o incluso más, porque con la excusa de los aniversarios delicados (véase letra A) y tras lo ocurrido en Urumqi (véase letra U)
se incrementó la limitación a los contenidos en Internet. En primavera, los internautas en China nos encontramos con que no podíamos entrar a ninguno de los tres pilares de la civilización: Facebook, YouTube y Twitter. Como diría uno que se va de pilinguis, no quedó más remedio que acudir a soluciones de pago (véase letra V).


de Desfile: el 1 de octubre, en el día de cielos más azules del año (no se sabe cómo manipularon el tiempo, pero les quedó perfecto) se celebró en Pekín un
desfile de estética retro con soldados, soldadas enseñando las cachas, tanques, aviones, helicópteros, misiles y cabalgatas para recordar 60 años de comunismo. Al verlo, uno se sentía regresado a la China de Mao: para los amantes de la historia, una maravilla, aunque lo cierto es que lo de cerrar todo el centro de la ciudad durante 24 horas y rodearlo de alambradas dio un poco de yuyu.


de Eclipse: en julio, una franja en el centro del país desde Shanghai hasta Chengdu pudo contemplar
el eclipse total más largo del siglo, aunque en algunos lugares el cielo nublado aguó la fiesta. El 15 de enero va a haber otro más o menos en la misma zona, que no será total pero también promete.


de Fuego: el que consumió el Hotel Mandarín Oriental, en Pekín, la noche del Festival de la Linterna, fue uno de los
incendios más espectaculares que se recuerdan en la ciudad, causado por unos inocentes petardos. Pudo ser mucho peor -el edificio estaba vacío y sólo murió un bombero, que en paz descanse- pero indudablemente dejó una inolvidable estampa, con el moderno edificio de CCTV justo al lado (véase foto del principio). Una estampa a la que los internautas chinos pronto le sacaron punta.


de Gripe: la insoporteibol
brasa de la gripe A también llegó a China, por supuesto. En el país, que hace seis años había vivido un ataque de pánico con el SARS, se decidió llevar a niveles máximos el mecanismo de prevención y aislar en hoteles con atención exquisita -pero sin poder salir- a cientos de pasajeros que hubieran viajado en el mismo avión que un enfermo, algo que experimentaron varios mexicanos y españoles, entre otros. Al final, la gripe llegó porque tenía que llegar, y ahora que está muriendo más gente dentro y fuera de China es cuando menos caso se le hace. Ironías de la prensa.


de Hu Jintao: no es que el presidente chino hiciera nada especial este año (sus discursos siguieron siendo tan vacuos como siempre, a ver si contrata a otro porque el que se los escribe ahora es un muermo) pero ponerle a él aquí es como simbolizar la creciente presencia del país que Hu preside en la esfera internacional. China continuó su ascenso como potencia, y ya no hay duda de que muchos ya la ven de igual a igual que EEUU para muchos asuntos, como las medidas contra la crisis o la
lucha contra el cambio climático. La UE todavía ve a China con mucha desconfianza, mientras que Washington sí parece bastante resignada -a veces se la ve hasta entusiasmada- a charlar de igual a igual con Pekín. El camino hacia el mundo bipolar, o quizá tripolar, está ya recorriéndose.


de Interregno: 2008 fue el año de Pekín, por sus JJOO. 2010 será el de Shanghai, con su Expo Universal. 2009 fue el año tonto entre una gran cita y la otra, en el que las dos ciudades compartieron un protagonismo nacional pero no tanto a nivel internacional. Pekín vivió un poco todavía de la resaca deportiva, Shanghai se pasó el año calentando motores para la gran cita expositiva.


de Juegos en Jinan: a falta de Olimpiadas, China combatió la resaca de la gran cita deportiva con unos
Juegos Nacionales, que se celebraron en octubre en Jinan, capital de la provincia de Shandong. Aunque fuera del país no se oyó hablar de ellos, se deben destacar porque tanto los estadios como las ceremonias de inauguración y clausura fueron tan espectaculares como las de Pekín un año antes. En lo deportivo, destacar de ellos el regreso de Liu Xiang, que se coronó campeón nacional de los 110 vallas.


de Kadeer: Rebiya Kadeer, la millonaria uigur que fue expulsada de China por problemas con Hacienda, se confirmó este año como indiscutible portavoz internacional de los uigures en el exilio a raíz de las revueltas de Urumqi (ver letra U) . Antes de esos incidentes casi nadie la conocía ni le hacía caso: tras ellos, no ha habido medio internacional que no la haya entrevistado, o conferencia sobre pueblos oprimidos en la que no haya estado. ¿Para que a un líder de un pueblo presuntamente oprimido le haga caso la comunidad internacional, ese pueblo tiene que matar muchas personas del pueblo supuestamente opresor? El mundo está majara y no se acaba de enterar.


de Love Land: una de las noticias graciosas del año en China la protagonizó un parque que con este nombre se iba a inaugurar en Chongqing (no podía haberse elegido mejor lugar) y que iba a estar
dedicado al sexo, con estatuas picantonas y exposiciones de preservativos. La cosa pintaba como una bonita muestra del aperturismo de ideas en China, pero poco duró la alegría porque nada más salir en los diarios la iniciativa, el gobierno local la echó por tierra.


de Mafias: Chongqing, otra vez, fue la protagonista, esta vez por una gran operación antimafia que afectó a jefes de policía, jueces, políticos y emprearios, en una operación digna de Elliott Ness y ordenada por el jefe del partido local, el carismático
Bo Xilai. Macrojuicios, condenas a muerte y mucha tinta en los periódicos, en un proceso que aún continúa.


de Nietísimo: pocas veces se oye hablar en China de la familia de Mao Zedong, pero este año sí se oyó esporádicamente de
su nieto, que pronto se convertirá en el general más joven del Ejército chino. La sombra del Gran Timonel aún es alargada...


de Ñoño: (Jackie Chan): como el año pasado, uso la difícil letra Ñ para hablar de ñoñerías, y esta vez el que hizo una de las peores fue el popular Jackie Chan, uno de los chinos más famosos dentro y fuera de su país. En unas
polémicas declaraciones, Jackie aseguró que los chinos son un pueblo que "necesita ser controlado" porque si no se desboca, justificando quizá el régimen autoritario. Las críticas le granizaron, especialmente en su Hong Kong natal.


de Obamao: la otra gran enfermedad vírica del año, la obamanía, también afectó a China, que
fue visitada por el Obamesías en noviembre. Muchos chinos parece que ven a Obama como un hombre capaz de cambiar el país asiático con sus superpoderes, pero la visita del líder estadounidense fue similar a la de las docenas de otros jefes de Estado que van a China cada año: acuerdos económicos, palabras educadas mutuas, y muy buenas intenciones que en eso quedarán. Para burlarse del mesianismo, lo mejor fueron las camisetas de "Obamao", diseñadas por un chino que disfraza a Obama como el Gran Timonel en la época de la Revolución Cultural.


de Plandeestímulo: si los políticos chinos no lo han nombrado 5.000 veces en los últimos 365 días, que me aspen. China aprobó un plan para hacer frente a la crisis (que en el país afectó a las exportaciones) consistente en gastar 4 billones de yuanes de vellón, con el fin sobre todo de estimular el consumo interno. Dicen que fue -va- muy bien, y que con él China superó la recesión internacional con buena nota.


de Quédemonios: eso debieron de exclamar los propietarios de una casa de Shanghai que
se cayó de la forma más imposible posible: tumbada y sin romperse. Fue, junto al gran incendio de Pekín (véase letra F) una de las imágenes insólitas de China este año, imagen que incluso llegó a lo más ilustre de la blogosfera hispana (Fogonazos, ALT1040, Microsiervos...).


de Racismo: en mi opinión -que no todos comparten- se sacó algo de quicio y no es tan grave como dicen, pero lo cierto es que tras la polémica por los insultos a una joven cantante chino-africana,
Lou Jing, muchos chinos en Internet y en los medios de comunicación se preguntaron si el país es o no racista. Por lo menos, se motivó un debate, eso es positivo.


de Somalíes: tampoco los chinos se libraron de la asombrosa capacidad de los piratas de Somalia para robar y secuestrar en los mares más vigilados del mundo. Un barco chino, el
De Xin Hai, fue secuestrado en octubre y pasó dos meses en cautiverio (fue liberado el pasado Día de los Inocentes, tras el pago de un rescate). Curioso resulta compararlo con el tema del "Alakrana" español: mientras en España fue motivo de cientos de polémicas, ríos de tinta informativa y críticas de la oposición al gobierno, en la cerrada China se guardó riguroso silencio durante el secuestro. China también tiene fragatas en el golfo de Adén, pero ni por ésas se libran de los Barbarrojas del Cuerno de África.


de Taiwán: la isla que ambiciona Pekín, asolada este año por tifones más gordos de lo habitual (el Morakot) vivió un acercamiento a China en lo político, coincidiendo con el retorno del Kuomintang (nacionalistas chinos, antes enemigos de los comunistas y ahora amigos) en el Gobierno taiwanés. China y Taiwán están más cerca que nunca, pero parece claro que aún queda mucho hasta que cambie el estatus político, y lo cierto es que en la isla la división social entre los pro-independencia y los pro-reunificación es cada día peor.


de Uigures en Urumqi: los grandes protagonistas del año en China, desgraciadamente. Un linchamiento contra uigures en Cantón, con un muerto, fue respondido a miles de kilómetros, en Urumqi, con el
asesinato de decenas de inmigrantes chinos por parte de furibundos uigures. Miles de detenciones, pánico, creciente odio entre chinos y ugures, ejecuciones, ajustes de cuentas... Desde luego, la armonía que China quiere todavía no ha llegado a Xinjiang, donde costará mucho que las heridas cicatricen, si es que un día lo hacen. Por si todo esto fuera poco, Urumqi también fue el lugar donde, esta misma semana, fue ejecutado Akmal Shaikh, primer europeo que recibe la pena capital en China en cerca de 60 años.


de VPN: la solución definitiva a la censura en China son los servidores VPN, servicios que, por una cuota anual, te permiten entrar a Internet como si lo hicieras desde otro país. Al final, no queda más remedio que acudir a ellos, porque los bloqueos en el Internet chino son ya imposibles de aguantar. Se popularizaron mucho este año (por lo menos entre mis amigos y en mi casa).


de Wu Baiwei: si el mundo tuvo a Susan Boyle, China tuvo a
Wu Baiwei, una abuelita china que se hizo famosa en uno de esos concursos de cazatalentos. No llegó demasiado lejos en la competición, y definitivamente su fama no fue tanta como la de Boyle, pero Wu tuvo durante unas semanas esos minutos de gloria que prometía Andy Warhol.


de Xiaobo: uno de los intelectuales más críticos con el Gobierno chino, padre ideológico de las protestas de Tiananmen, fue condenado el pasado día de Navidad a 11 años de cárcel por subversión. Su delito, ser el más famoso firmante de la Carta 08, en la que intelectuales chinos pedían al Gobierno mejoras democráticas y de derechos humanos. Está claro que queda mucho por recorrer antes de que China sea un país de libre expresión y democrático, pero no perdamos la esperanza, los mismos chinos -dentro y fuera del gobierno- deben reflexionar y considerar cuáles son las mejores elecciones a tomar.


de Yunjiao: otro protagonista individual del año fue la
humilde pedicura Deng Yunjiao, quien mató con un cortauñas (o instrumento cortante similar) a un político local que intentó violarla. En el proceso afrontaba una posible pena de muerte, pero la joven encontró un inesperado apoyo popular, que denunciaba maniobras de los políticos para manipular las pruebas y presiones a los abogados. Finalmente, y esperando que sirva de precedente, Deng salió en libertad porque se consideró que había obrado en defensa propia, y su caso sentó precedentes de cómo la opinión pública puede a veces velar por el respeto a los derechos individuales frente al poder, hasta en un lugar tan difícil como China.


de
Zhang Yimou: no es que este año hiciera más cosas que el pasado, pero por la Z no se me ocurrió nada mejor... Acabados los fastos políticos en los que él se coronó como uno de los mejores coreógrafos del mundo, Zhang regresó a los cines con un thriller-comedia que aún no he visto, así que no calificaré. También continuó sus éxitos en el Nido, con una versión personal de Turandot. El genio de Xian sigue en forma.



Esto y mucho más de sí dio el año, ahora sólo queda felicitaros el 2010 a todos vosotros, excepcionales lectores, y desearos que en él haya más momentos de felicidad, paz y tranquilidad que de los otros.

Enlace Permanente

Por ahora hay 22 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Adentrándose en lo oscuro

30 de Diciembre, 2009, 0:01


La semana pasada, tras tratar el siempre delicado tema del racismo (hablando, entre otras cosas, de relaciones entre chinos y negros), el post se quedó un poco largo y decidí dejar para otro día un apartado sobre la relación entre el idioma mandarín y el color negro. Otro día que es hoy.

De la misma forma que en español muchas expresiones negativas usan el color negro ("verlo todo negro", "estar negro" o "tocarle a uno la negra"), en chino muchas veces el color negro (黑, "hei") se asocia a cosas negativas. No creo que sea directamente un símbolo de racismo, pero sí puede ser un factor que explica cierta imagen negativa de los chinos -como los europeos- hacia el color oscuro.

En el idioma de Yao Ming, el negro con connotaciones negativas sobre todo se asocia a lo ilegal, un poco como cuando en español decimos "pagar en negro" o "mercado negro". Sin embargo, en chino esta identificación del color negro con lo ilegal tiene muchos más significados. Veamos algunos casos:

黑车
Heiche

Un heiche o auto negro es un taxi ilegal, que opera sin licencia. En ciudades como Pekín suelen trabajar en los suburbios, a los que llegan menos taxis legales, y para que se les reconozca suelen llevar algo que emita luz roja para que de lejos se parezcan a los taxis normales y los clientes los paren. Se negocia el precio con ellos por adelantado y hay gente que los usa con mucha frecuencia, incluso quedando con ellos cada día a la misma hora para que les lleven al trabajo, por ejemplo. En alguna ciudad china ha habido conflictos entre los taxistas legales y los ilegales, que han llegado a causar hasta huelgas de taxis para pedir a los ayuntamientos locales que lucharan conntra la proliferación de heiches.

黑社会
Heishehui

Las heishehui o sociedades negras es como en China suele denominarse a las mafias nacionales. Algunos estudios dicen que en China operan más de un millón de mafias, algo que me cuesta creer pero que os nombro por haberlo visto antes. Suelen ser locales, se dedican a lo de siempre -trata de blancas, narcotráfico, extorsión- y no es difícil que tengan conexiones con la policía, los jueces o los políticos (un poco como en todas partes, vamos). Aunque a veces hay incidentes violentos relacionadas con ellas, el problema de los ajustes de cuentas no parece tan grave como el que, por ejemplo, se advierte en países como México o Colombia, o por lo menos no sale mucho en la prensa. Este año el tema de las mafias chinas ha sido bastante actual porque ha habido una campaña contra una red de ellas, bastante poderosa, que operaba en la ciudad de Chongqing.

黑哨
Heishao

Heishao o pito negro alude a los árbitros que se dejan sobornar para ayudar a un club de fútbol. Por extensión, se aplica a toda la corrupción que hay en el fútbol chino, que al parecer está dominado por la compra de partidos, los amaños y las apuestas en las que participan jugadores y entrenadores. Por lo que dicen, la liga china está completamente perdida, muy poco de lo que ocurre en ella es competición de verdad, y por ello los aficionados chinos, pese a ser grandes seguidores de este deporte, le dan bastante la espalda al fútbol nacional y en casa se inflan a ver partidos de las ligas inglesa, alemana o italiana (la española no tanto porque se suele jugar un poco más tarde que las anteriores, y eso ya son horas intempestivas para los chinos debido a la diferencia horaria).

黑监狱
Heijianyu

Las cárceles negras o heijianyu son un espinoso asunto en China. Son centros de detención ilegales, o no reconocidos por las autoridades pese a que los usen, donde se suele encerrar a gente que viaja a Pekín para pedir a las autoridades centrales que revisen decisiones de sus ayuntamientos o tribunales locales que no les han gustado. Son los llamados peticionarios, y existen desde hace siglos. Suelen ser gente que protesta porque le han quitado las tierras, o le han despedido improcedentemente, y se fían más del gobierno central que de los locales, así que viajan a Pekín, donde además existe una oficina estatal especialmente dedicada a atender estas peticiones (una especie de defensor del pueblo que no debe de ser demasiado receptiva, por lo que se ve). El Gobierno chino niega la existencia de estas cárceles, pero por otra parte la prensa estatal les dedica reportajes de denuncia sobre los malos tratos que hay en ellas, un ejemplo de lo contradictorio del país.

黑市
Heishi

La acepción más similar al idioma española es ésta, pues "shi" es mercado, así que se trata del mercado negro. Vale la pena señalar, aunque me desvíe del tema, que "shi" significa también "ciudad",  es curioso porque parece entonces que los chinos consideran a las ciudades como gigantescos mercados. Volviendo al tema, los mercados clandestinos son algo muy habitual en China y que uno puede encontrarse con bastante facilidad por la calle sin tener que ir a oscuros tugurios, desde el de divisas al de DVDs pirata, los de drogas de diseño o cosas más "exóticas" como facturas, tampones o diplomas. Prediciendo cual Rappel que un día trataría el tema del negro en el lenguaje ilegal, ya hablé un poco de este tema en este post.


黑客
Heike

Lo podríamos traducir literalmente como "visitante negro", aunque a la hora de elegir el nombre se escogió un parecido sonoro con el original en inglés: hacker. Un heike es, por tanto, una persona especializada en entrar en ordenadores ajenos y hacerles mil travesuras. Los hackers chinos son bastante mañosos y según el Pentágono les atacan muchas veces, a ellos y a otros organismos de inteligencia extranjeros. El Gobierno chino asegura que él no tiene nada que ver con esos ataques, y que los hackers -chinos o foráneos- también le atacan a él.

Hay muchas otras...

黑手 ("mano negra"): manipulador.
黑话 ("habla negra"): lenguaje de los bandidos, germanía, palabras malas.
黑货 ("producto negro"): contrabando.
抹黑 ("poner negro"): desacreditar, calumniar.
背黑锅 ("transportar la olla negra"): ser el cabeza de turco (que los turcos no se molesten pero así se dice en castellano), llevarse todas las culpas.

Y por último, mencionar la frase hecha 天下乌鸦一般黑 ("en todo el mundo los cuervos son negros"), que significa, más o menos, que en todas partes a veces ocurren cosas malas debido a la maldad de la gente, nuestro precioso "en todas partes cuecen habas". Y en algunas, a peroladas.



Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Soria y Pekín se dan la mano

28 de Diciembre, 2009, 0:01


Las ciudades de Soria y Pekín acaban de firmar un acuerdo para promocionarse mutuamente, especialmente en el ámbito deportivo. Además de hermanarse (un hecho sin precedentes, porque Pekín ya estaba antes hermanada con Madrid y España será el único país del mundo con dos ciudades hermanadas con la capital china), el soriano Club Deportivo Numancia jugará la temporada 2010-2011 en la liga china de fútbol, mientras que el Beijing Guoan de la capital china (vigente campeón nacional) ocupará su puesto en la liga española esos mismos años, una medida que ha recibido una autorización de las ligas profesionales de ambas naciones (algo también sin precedentes).

El motivo del hermanamiento deportivo ha sido una curiosa casualidad: el estadio de Pekín se llama El Nido, y el de Soria Los Pajaritos. Al descubrirse esta complementariedad el pasado año, con los JJOO de Pekín, un responsable del Departamento de Deportes del Ayuntamiento soriano, Inocencio Pradas, viajó a China para negociar un acercamiento pequinés-soriano que ha cristalizado en el acuerdo. Este pacto incluirá la promoción mutua de las instalaciones deportivas de ambas ciudades, por lo que el Estadio del Nido tendrá en su interior grandes carteles en los que se muestre el campo de deportes soriano, y viceversa.





El acuerdo fue firmado en el Teatro Nacional de Pekín, otro lugar cargado de simbología aviar dado que es conocido por los habitantes locales como El Huevo por su forma ovoidal. Pradas, tras la ceremonia de rúbrica, declaró tras la firma: "Cuando Los Pajaritos estén en el Nido, recuerden que todo comenzó en el Huevo".




ACTUALIZACIÓN (AL DÍA SIGUIENTE): A los que se hayan creído todo lo anterior, les digo...


¡INOCENTES!

(Por si alguien de fuera de España o Latinoamérica no conoce la tradición, el 28 de diciembre, Día de los Inocentes, es costumbre gastarse bromas).

Enlace Permanente

Por ahora hay 18 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Feliz Sin Novedad

25 de Diciembre, 2009, 0:01

Soy un Navidófobo de libro, pero bueno, este año he fabricado un Belén chino con el que os deseo paz a los hombres de buena voluntad y guerra a las mujeres de mala voluntad.



Y ya, que cuando algo no te gusta hay que ignorarlo. Además llaman a la puerta tres señores que dicen ser los fantasmas de no sé qué y tengo que atenderles.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



România Libera

23 de Diciembre, 2009, 0:01



Mientras cristianos, familias con niños y centros comerciales celebran esta semana la Navidad, Rumanía conmemora con bastante discreción el 20 aniversario de la revolución que derrocó el régimen comunista de Nicolae Ceausescu. Me ha sorprendido el poco caso mediático que se le ha hecho a un momento que tanto impacto televisivo tuvo en su día (los revolucionarios tomaron la televisión rumana y recuerdo cómo cada día nos ponían sus comunicados en el telediario, sin subtítulos ni nada). Supongo que en estas fechas navideñas la tele estará tan abarrotada de anuncios de turrón y juguetes que no habrá sitio para la Historia.

Yo, personalmente, recuerdo bastante mejor las imágenes de la revolución rumana que las de otros acontecimientos que sacudieron aquel mítico 1989, como la matanza de Tiananmen o la caída del Muro de Berlín (hechos que sí se han recordado mucho en la prensa internacional este año). Quizá se debió a que esos días estaba de vacaciones navideñas, en casa todo el día, así que veía más la tele entonces que en junio o noviembre, cuando la atención mediática estaba en Pekín y Berlín.

La revolución rumana, iniciada en Timisoara con un banal incidente (la expulsión de un sacerdote húngaro), acabó con la dictadura de Nicolae Ceausescu, el "conducator", y su esposa Elena, "la científica". Dicen que era la peor de las dictaduras comunistas que en aquellos años había en Europa del Este, la que hacía pasar más hambre a los ciudadanos. Es posible que una de las películas que mejor refleje el ambiente triste y cutre de aquella época sea 4 meses, 3 semanas y 2 días, cuyo visionado recomiendo encarecidamente.

Ceausescu, no obstante, tuvo durante muchos años muy buena prensa en el extranjero, porque se consideraba que su país tenía un comunismo más occidental y alternativo al de la URSS y sus satélites. El líder rumano era de los pocos que viajaba a Occidente en aquel entonces, y su país uno de los primeros que estableció relaciones diplomáticas con los de la OTAN.

En este sentido, y acercando por fin el tema al terreno de este blog, el "conducator" tenía bastante buena relación con China, tanto en los tiempos de Mao como en los posteriores de Deng Xiaoping. En la época maoísta, a Ceausescu y al Gran Verrugonel les unía una enemistad: ninguno de los dos tragaba a la URSS, porque ésta había renegado del estalinismo y a ambos Stalin les seguía pareciendo un modelo a seguir. Ceausescu incluso tomó ideas de la Revolución Cultural china, como el culto a la personalidad (se puede oler en los cuadros que de él y su esposa veréis aquí) o la utilización de los jóvenes como vanguardia del comunismo. Ceausescu, además, fue uno de los políticos que medió en los 70 para que el EEUU de Nixon y la China de Mao restablecieran sus lazos.


Ceausescu y señora saludan a Mao y señora Lin Biao.

Con Deng Xiaoping, en los 80, Ceausescu siguió siendo un amigo privilegiado de los chinos. Fue uno de los líderes que más veces viajó a China en esa década, y una vez más ejerció de mediador entre China y los "grandes": en 1988, durante la que sería su última visita a la capital pequinesa, el Pequeño Timonel le dio el recado de que avisara a Gorbachov de que ya estaba bien de llevarse mal y que se pasara por Pekín a visitarle. El de la mancha frontal lo hizo en la primavera de 1989, cuando la capital china estaba tomada por los estudiantes en protesta.


Taponcete Deng y Ceausescu.

Ceausescu acabó sus días de muy mala manera: el 22 de diciembre, en vez de tocarle la lotería le tocó una turba de gente harta de sus barbaridades, que le forzó a huir con su esposa en helicóptero desde los tejados del Palacio Presidencial. Lo gracioso es que en aquel día todos los rumores aseguraban que el dictador rumano estaba huyendo hacia Pekín. Decían que el resto de países del Este, ya casi todos ellos "convertidos" al post-comunismo, no le apoyaban, pero sí China, aún comunista y a la que él, seis meses antes, había apoyado en su sangrienta forma de acabar con las protestas de Tiananmen. Sólo Rumanía y Corea del Norte dieron públicamente apoyo a China entonces, así que Pekín le debía un favor, ¿por qué no acogerlo?

El Gobierno chino incluso tuvo que sacar un comunicado oficial negando que Jiaosaisiku, como se llamaba al personaje en mandarín, estuviera en la capital china. Y tenían razón, porque pocos días después era detenido todavía dentro de Rumanía, juzgado apresuradamente y fusilado, un 25 de diciembre pum pum pum.


¿Qué hubiera pasado si los rumores hubieran sido ciertos y Ceausescu realmente hubiera logrado llegar a Pekín? Yo me lo imagino perfectamente. Habría acabado sus días de corrector en el canal rumano de Radio China Internacional y participando en las barbacoas del Hotel de la Amistad, aunque sería un hombre taciturno y algo alcohólico, recordando su glorioso pasado conducatorial. Igual hasta habría dejado a Elena para conseguirse una joven china, estudiante de la lengua de Nadia Comaneci en Beiwai.

Pero no fue así la historia... China hizo bien pronto borrón y cuenta nueva de su relación con el antiguo régimen rumano. Días tardó en reconocer el nuevo Gobierno del Consejo de Salvación Nacional, y a su presidente Petre Roman. China, de hecho, digirió bastante bien el fin del comunismo en el este europeo, argumentando que en esos países el comunismo nunca había sido de verdad porque no había llegado con una revolución, como en Rusia o China, sino a través de la imposición militar de Moscú. El que no se consuela es porque no quiere.

Dos años después de la muerte de Ceausescu, visitaba China el nuevo presidente Ion Iliescu, ex comunista y uno de los líderes de la revolución (o uno de los que se aprovechó de ella, que todavía no está muy claro lo que pasó allí). Iliescu, precisamente, había caído en desgracia durante el Gobierno de Ceausescu en los 70 porque no quiso aplicar las ideas de la Revolución Cultural china (era uno de los encargados de las políticas para la juventud rumana). Ironías de la vida.


PD: Os recomiendo el artículo que el otro día sacó El País recordando la Rumanía de 1989. Me gustó mucho de él la mención a la ropa barata y sintética que daba calambres por la electricidad estática, porque me recordó los calambrazos que en invierno sufrimos los habitantes de Pekín (por cierto, este año me pasa menos, ¿por qué será?).

También os emplazo, por recomendación del shanghainés-alcorqueño José (gran experto en temas rumanos, pues pasó allí una temporada) a que vayáis al diario rumano Adevarul, que para celebrar el 20 aniversario ha convocado un concurso pidiendo a sus lectores que manden fotos antiguas que tengan de la época comunista. Al que mande la mejor le regalan un viaje de "retorno al comunismo": los muy cachondos lo mandarán a Cuba.

Enlace Permanente

Por ahora hay 17 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Whitney Houston, tenemos un problema

21 de Diciembre, 2009, 0:01

Hace unos días nombré de pasada a una china que se ha hecho muy famosa este año llamada Lou Jing, y en los comentarios de aquel post prometí hablar de ella en el blog, cosa que va a ocurrir ahora mismo a menos que alguien me lo impida.


Lou Jing es una chica mestiza, hija de madre china y padre africano (que dejó a su madre antes de que Lou naciera), y que se ha hecho muy famosa en el país asiático después de participar en un concurso tipo "Operación Triunfo" en la televisión de su ciudad, Shanghai.


Lou, de 20 años, enseguida llamó la atención de los espectadores por su aspecto diferente, pero no toda esa atención canalizó bien: algunos imbéciles se dedicaron a insultarla a través de Internet, diciendo que no era china y por tanto no merecía participar en el programa, o que si era la hija secreta de Obama... En fin, idioteces gordas.

Lou no ganó el concurso, pero indudablemente fue la que más famosa se hizo en él, hasta el punto de que ahora trabaja como presentadora en el mismo canal (Dragon TV). La joven -apodada "la Chica Chocolate" o "La Perla Negra"- lo debió pasar un poco mal por las barbaridades que de ella se escribieron, pero también hay que decir que encontró muchas voces de apoyo en China.


Lou de pequeñaja

El suceso motivó un debate, dentro y fuera de China, sobre si los chinos son o no racistas, similar al que "sufrió" España cuando a la prensa inglesa le dio por etiquetarnos como tales, a raíz de ciertos insultos en los estadios de fútbol, unas desafortunadas declaraciones de Luis Aragonés o el nulo sentido del humor con el que se tomaron los tabloides el célebre anuncio de la ÑBA con los ojos achinados.

Yo aquí no voy a dar más que mi opinión, que empieza con el comentario "qué fácil es ver la paja en el ojo ajeno sin ver la viga en el propio". Es posible que algunos chinos sean racistas, pero sinceramente, nunca me ha parecido un tema grave, y menos teniendo en cuenta que a lo largo de la historia los chinos han sido mucho más víctimas del racismo que responsables de él, por su condición de emigrantes a otras tierras donde su color es diferente (son conocidos los casos en el EEUU del siglo XIX, o los frecuentes ataques a la comunidad china en Indonesia). Sinceramente, hablar del racismo en China me suena raro y algo forzado, es como si nos pusiéramos a hablar de homofobia contra los chicos gays por parte del colectivo de las lesbianas.

Los chinos han sido en muchas épocas víctimas del racismo, y para colmo el racismo contra ellos se interpreta de manera más amable que contra otros pueblos. Por ejemplo, en España tienen la etiqueta de "riámonos de ellos, que no se quejan" (así de claro lo ponía hace poco un chiste de El Jueves). Reírse de los negros o de los magrebíes (antes moros) está ya muy mal visto, pero los chinos -también conocidos como "chinorris", una palabra que no es considerada tan ofensiva como "negrata", "sudaca" o "moraco"- siguen siendo tan risibles ahora como hace décadas. Entendedme, no estoy cien por cien en contra de los chistes de chinos (yo también me río a veces de sus cosas en el blog), pero sí de aquellos que se basen en prejuicios o en creencias falsas sobre ellos, o aquellos que ofenden por ofender. Y no tratarles igual que a otros colectivos, hasta en asuntos de humor, es discriminación.

Eso pasa en el extranjero, pero también a veces en la propia China: no son pocas las veces en que los extranjeros dedican una cena o una quedada con sus amigos también foráneos a meterse con los chinos sin control, unas conversaciones que he sufrido en muchas ocasiones y que me recuerdan a los colonos ingleses que en un exclusivo club de la Birmania rural renegaban todos los días contra los birmanos en el maravilloso "Días de Birmania" de George Orwell.

Pese a ello, ¿aún hay energías para acusar a los chinos de racistas? Bueno, tal vez los chinos que han insultado a Lou Jing tengan un problema, pero también creo que los que sólo se fijan en los chinos racistas y no en los extranjeros racistas, o en los chinos a los que sencillamente se la suda el color de la piel del prójimo (una gran mayoría) tienen también un problema.

Dicho todo lo anterior, hay que reconocer, no obstante, que el debate sobre el racismo en China no sólo ha surgido entre extranjeros o entre los medios de otros países, sino también dentro de la nación asiática: los propios chinos, tras el caso Lou Jing, se han preguntado ellos mismos si tienen un problema con el racismo o no.

Lo cierto es que China a lo largo de la historia ha sido un lugar relativamente cerrado, y ello se nota en la actitud del país al extranjero, a veces distante, a veces extraña (pero no excesivamente agresiva u ofensiva, diría yo). Los extranjeros aquí somos a veces tratados excesivamente bien, y otras como monederos andantes, por lo que, haciendo la media, diría que nos tratan "normal", pero claro, esa media tiene muchos altibajos... Te puedes encontrar desde lugares en los que tu presencia es como la de un semidios al que se ofrecen los mejores pollos del pueblo en sacrificio, y otros en los que por ser extranjero has de pagar entrada, mientras los nacionales se pasean gratuitamente.

No obstante, sí es verdad que entre los chinos el color de la piel a veces es entendido como señal de estatus social: los chinos de piel más blanca son los ricos, los chinos de piel más oscura los pobres, es decir, los campesinos que trabajan al sol. Aunque yo creo que eso no es racismo exactamente, sino clasismo.

Quizá sí se deba considerar racismo lo que muchos chinos sienten y dicen hacia los japoneses. Aunque conviene recordar que los japoneses trataron a los chinos con la misma cordialidad con la que los nazis trataron a los judíos, por lo que más que racismo se debería entender como revanchismo. También se debe tener en cuenta que el sentimiento antijaponés no es exclusivamente chino, sino que se extiende a toda Asia Oriental (los coreanos tampoco son niponófilos precisamente). Por otro lado, el sentimiento antijaponés no impide que en una ciudad como Shanghai haya una comunidad de hombres de negocios japoneses que viven como reyes, o que el japonés sea una de las lenguas extranjeras más estudiadas en China (no obstante, está muy lejos del inglés).

Finalmente, y concretando el tema al caso Lou Jing, el presunto racismo hacia los negros en China, si bien puede existir entre algún que otro chino ("algún que otro" en un país tan grande puede a lo mejor traducirse en millones de personas, claro), no es ni puede considerarse como un problema general o social (el único incidente que pueda considerarse como tal ocurrió en 1988 y no parece que vaya a repetirse). Los negros en China son en su mayoría estudiantes o negociantes de paso (donde más hay es en Cantón), y si bien a veces pueden recibir alguna mala cara en una tienda, en mis ocho años aquí nunca he oído hablar de ataques físicos contra ellos.

Tengo alguna que otra vivencia personal en torno a este tema... Un ugandés que conocí hace tiempo me contaba que le costó mucho ligar con chinas porque no les gustaba, pero oye, ¡finalmente lo logró, y buen guapa moza! Mi ex novia no creo que fuera racista, pero era peculiar en muchos asuntos, y por ejemplo a los negros les tenía miedo, no sé por qué razón, hasta el punto de que una vez en París uno se le acercó para intentar ligar con ella y ella se pusó a gritar histérica (a mí me pareció más una anécdota de humor absurdo que un caso de racismo). Los negros en Pekín tienen algo de mala fama, se les suele ver como narcotraficantes, y bueno, si bien es más que obvio que no todos los negros en la ciudad son camellos, hay que estar ciego para no darse cuenta de que muchos de los camellos en la ciudad -paséense en Sanlitun y véanlo- son, efectivamente, negros.

Por otro lado, si al leer unos comentarios de idiotas en Internet insultando a Lou Jing una persona o un periódico ya deduce que todos los chinos son racistas, entonces, al pasar un sábado noche en Salsa Caribe (una de las discotecas latinas de Pekín) ese mismo generalizador compulsivo llegará a la conclusión de que todos los chinos -o por lo menos todas las chinas- son africanófilos (en el sentido más sexual de esta palabra). Los africanos acaparan allí a todas las señoras, ¡me voy a declarar yo víctima del racismo antiblanco en el interior de ese bar!

Para terminar, relajando un poco la espinosa temática de hoy, diré que Lou Jing no es el primer chino con mezcla africana que se ha hecho famoso en el país en los últimos años. Otro de ellos es Ding Hui, jugador de la selección china de voleibol. No parece de momento que él chavalete haya tenido problemas de racismo.


PD: Quería dedicar este post también a hablar del "racismo" en el lenguaje chino, pero sería alargar excesivamente la entrada, así que lo dejo para el próximo viernes lunes miércoles de la semana que viene, que el miércoles de esta semana, el viernes y el lunes tengo otras cosas pendientes. Dios, este blog tiene la agenda más apretada que Zapatero...

Enlace Permanente

Por ahora hay 22 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Y la costumbre hainanesa era...

18 de Diciembre, 2009, 0:01

Mi sucia estrategia para lograr comentarios funcionó, conseguí los 20 que exigía en el post anterior a cambio de hablar hoy de una costumbre hainanesa. Visto el éxito de la extorsión, hablaré de tal tradición, que no es otra que la de mascar areca y betel (la avezada Marta, una de las comentaristas, ya lo adivinó).


En el sur y sureste de Asia, es muy extendido mascar hojas de betel, una planta estimulante, mezcladas con nueces de areca, igualmente estimulantes. Son la coca asiática (entendiendo por coca la hoja que mascan los indígenas andinos, no la sustancia que Amy Winehouse se pone en los sandwiches). A los que consumen esto se les localiza enseguida porque la sustancia tiñe la saliva de rojo y deja a los consumidores con unos dientes que da penica verlos.


Una consumidora de Betel en Tailandia
(o quizá Laos).


Yo había visto esta costumbre antes en países como Birmania, Vietnam o Filipinas, pero no sabía que en China también se daba en algunos lugares (aquí a este producto lo llaman binlang). Hainan en realidad está a un tiro de piedra de Vietnam, y tiene muchas cosas similares (uso extendido de motos, gorros cónicos de los campesinos, lenguaje muy sincopado y nasal...) así que de todas formas no me extrañó descubrir la presencia de betel, que descubrí nada más salir del aeropuerto al ver que la acera de la calle estaba llena de manchas rojizas (los consumidores de betel lo van escupiendo, una cosa no demasiado agradable a la vista). Por lo visto, también hay betel en otras provincias chinas como Guangxi o Yunnan, fronterizas con el sureste asiático.


Mapa wikipédico de los países donde se consume betel,
aunque no incluye las zonas de China mencionadas.


En Hainan el betel se vende en pequeños puestos callejeros, frecuentemente regentados por mujeres, que preparan la mezcla a la vista de todos. No sé en otros lugares, pero en Hainan a la hoja de betel la rebozan con una sustancia blanca que según me dijo un amigo chino era yeso (no sé si creérmelo, pero ahí queda). Grabé un pequeño vídeo de uno de esos puestos de preparación de betel, os lo muestro a aquellos que podáis entrar en YouTube:



Las hojas son el betel, y esa especie de fruta verde es la areca. Te compras la mezcla, la mascas, y a funcionar, destroy destroy destroy. Yo lo probé hace unos años en Birmania, y ya no lo haré más (me empezó a dar un terrible hipo, no sé por qué, y tuve que escupir la mezcla a la tercera mascada).

Aunque no sea Hainan, es interesante comentar que en Taiwán, otra zona de la órbita cultural china donde se consume betel, es por lo visto bastante popular que este producto sea vendido por chicas vestidas con ropa muy erótica, a veces incluso en lencería, a las que llaman "bellezas del betel" (binlang xishi). Por lo visto, esto ha causado algún equívoco entre foráneos, pues alguno ha pensado que eran prostitutas y les ha preguntado precios por servicios que ellas nunca ofrecen, con resultados algo bochornosos. En cualquier caso, el tema merece que ponga varias fotos explicativas de estas chicas (tomadas de aquí) y que lamente profundamente no haberlas visto -o no haberme fijado en ellas- cuando el pasado año visité tierras taiwanesas.


  
 

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



La playa de Siberia

16 de Diciembre, 2009, 0:01

En los comentarios del post anterior me preguntaban sobre la isla de Hainan, que fue el lugar donde tomé las fotos de todos los objetos en papel y cartulina que os enseñé. Marchando un post de esas tierras.


Hainan está en el extremo sureste chino, y es la única zona de clima tropical que tiene el país. Es una especie de Florida de China, una protuberancia en su sureste a la que desean ir todos los chinos de vacaciones sobre todo en enero, cuando en el norte aprieta el frío. Se hizo famosa en 2001 por ser escenario de un grave incidente aéreo entre China y EEUU, y también es conocida por ser la patria chica de las históricas hermanas Soong.


Con unas playas bastante decentes, la isla, todavía no excesivamente mancillada por la contaminación y la industria, es sinónimo del paraíso para los habitantes del país, aunque lo cierto es que tampoco son tantos los que la visitan, porque los chinos tampoco son muy de playa y el lugar es algo lejano y caro para el bolsillo medio. Sin embargo, es de esperar que en pocos años su turismo vaya a más, y ya se ven muchas grúas construyendo campos de golf y hoteles cual si de una playa levantina se tratara.

La ciudad playera por excelencia de la isla es Sanya, en el extremo sur, con un turismo ya bastante desarrollado pero todavía no demasiado agobiante, y reciente sede de varios concursos de Miss y Mister Mundo. Este lugar no sólo es frecuentado por turistas chinos, sino también por muchísimos rusos, hasta el punto que todos los restaurantes y hoteles de la playa (sobre todo en Dadonghai, que es la más popular) están en cirílico y sirven platos rusos. Por ello todos los chinos se empeñaban en hablarme en ruso cuando paseaba por la calle, diciéndome "dosvidania", "prosit" y cosas todavía peores. Yo diría que es incluso más ruso que la ex colonia rusa de Harbin, en el noreste de China. Por lo visto, la mayoría de los rusos que llegan allí son de Siberia Oriental y alrededores (Vladivostok, Javarovsk), esos lugares donde la gente en invierno se mete dentro de la nevera para entrar en calor.

Sanya está bien, pero tampoco entendí muy bien por qué a los rusos les da tanto por ir allí y no a Phuket (Tailandia) o Bali (Indonesia), por poner dos ejemplos de playas que están más o menos en la misma zona, son igual de baratas, y tienen mayor fama. Imagino que la razón está en que muchos rusos de cerca de la frontera tienen más fácil sacarse el visado para China que para otros países vecinos, o quizá se deba a que en el pasado los soviéticos orientales ya iban a Hainan y se ha seguido la tradición. Todavía no lo tengo muy claro.


Una siberiana tomando el sol
que tanto echará de menos en su Tirititovsk natal.



Las playas de Sanya parecen estar bastante bien, aunque a mí la verdad es que todas las playas del mundo me parecen iguales y no soy el más indicado para calificarlas. Están limpias, no muy atestadas, el agua a buena temperatura incluso en invierno... Sólo diré que se echa en falta un poco más de oleaje, y que la playa más famosa de la ciudad, que se llama Yalongwan, es, diciéndolo con palabras dulces y amables, una puta mierda: está en el lugar exacto donde Napoleón perdió el gorro, y prácticamente está vetada a todo aquel que no se aloje en uno de sus caros hoteles. Pues se pueden comer su arenita con gambas, los dueños de esos exclusivos establecimientos.

Aprovechando el post podría contaros alguna cosa sobre las costumbres de los chinos a la hora de ir a la playa, pero soy tan vago que os remitiré a
otro post en el que ya os las conté. O si lo preferís, las resumo en una frase: uso muy extendido del flotador incluso entre adultos, bañadores-falda de lo más recatado, nada de tomar el sol que es malo para la piel, y todos jugando con la arena, los adultos más que los niños (hay que tener en cuenta que muchos de esos adultos es la primera vez que van a la playa y disfrutan como chiquillos en ella). Además de castillitos, los hay que hacen murallas chinas de arena, algo que me pareció glorioso.






Improvisando un gorro de baño con una bolsa de basura.


No os puedo contar mucho más de Hainan, porque estuve casi todo el tiempo bajo una sombrilla (yo en eso soy como los chinos). Sí me gustaría comentar una costumbre hainanesa que me llamó la atención, e incluso grabé vídeos de ella, pero voy a haceros chantaje: sólo la contaré, en mi próximo post, si el actual recibe 100 comentarios. Bueno, 50. Vale, dejémoslo en 20.

Enlace Permanente

Por ahora hay 32 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Consumismo de ultratumba

14 de Diciembre, 2009, 0:01



Una curiosa tradición china ya comentada antes en este blog (aquí, por ejemplo) es la de quemar dinero falso (pero imitando al verdadero) como ofrenda a los muertos. La tradición, todavía bastante viva, considera que el dinero que se quema desde aquí llega al otro mundo, es recogido por los muertos en los cajeros automáticos del Banco de Muertander y con él pueden comprar las cosas que allí necesitan, que la vida en el más allá también está muy cara.

En el norte de China, lo más habitual es quemar fajos de billetes, pero en el sur los familiares son más detallistas y consideran que en vez de quemar dinero, lo mejor es quemar objetos (también de mentirijilla pero imitando a los de verdad) para que el fallecido los reciba ya directamente, sin tener que ir a la sección de rebajas del Corteenelcuello Inglés.

La semana pasada me fui al sur de China -más al sur imposible, a la isla de Hainan- y un amigo me enseñó una tienda de pueblo donde se confeccionan estos objetos. Hechos a mano en papel y cartulina (para que ardan rápido y completamente, que si no llegan con defectos de fábrica al otro mundo), estaban confeccionados con un arte incomparable: la familia que regenta la tienda es realmente mañosa.



Fabricando una moto, una tarea harto complicada
(en tres días que estuve allí empezaron tres como ésta, pero no las terminaron)



Os muestro algunos de los objetos que se confeccionan y venden en la tienda: más realistas no pueden hacerse, aunque parezca increíble están todos hechos íntegramente con papel y cartón, nada más.

Bombona de butano (sólo para los que van al cielo, claro,
los que van al infierno ya tienen estufa y cocina de fábrica).


Maletas para ir de vacaciones al Mar Muerto.


Kit de camisa, reloj y móvil Mortorola.


Otro kit de complementos: gafas, mechero, y cómo no, una pluma Mort Blanc.


Una radio para oír los Cuarenta Celestiales.


Aire acondicionado, especialmente pensado para aquellos que van al infierno.


Termo y tetera por si te mueres de sed.




Un juego de mahjong y otro de dominó,
que una eternidad sin vicios se hace algo aburrida.




Secador, maquillaje, champú y otros útiles de aseo,
que a alguno por mucho que esté en la gloria le siguen cantando los rincones.


Un DVD y una tele de pantalla plana,
para ver "A dos metros bajo tierra" y otras series de actualidad.




Cacerolas y sartenes por si te mueres de hambre.




Una silla: si hay que esperar una eternidad,
por lo menos esperar sentado.


Una moto Honda (como la tumba en la que se encuentra su futuro propietario).


Y una bicicleta que casi me pasó desaparecibida en la tienda
de tan perfectamente que estaba confeccionada.


Por cierto, que los precios no eran nada baratos: en algunos casos, la copia en cartulina era más cara que el original que imitan. Todo sea por complacer a los que se fueron...

Enlace Permanente

Por ahora hay 18 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Celebritiiiiis
(aiva, qué chorrazo)

11 de Diciembre, 2009, 0:01





Muchos habréis oído hablar de la Lista WIP, una página web creada hace un par de años por el Grupo PRISA que se dedica a medir quiénes son las personas más famosas del mundo utilizando como criterio el número de apariciones de su nombre en todas las webs de Internet. La lista se debe confeccionar de forma más o menos automática, por medio de robots que rastrean todas las webs del mundo en busca de nombres.

De vez en cuando hace gracia pasarse por ella y ver quién es el más famoso del momento (actualmente es San Barack Obama, creo que ni hace falta decirlo). También se pueden mirar listas por profesiones (los actores más famosos, los políticos, los deportistas, etc), o por países, e incluso por divisiones administrativas de cada país (provincias, estados, regiones, etc).

Según la Lista WIP, por ejemplo, el chino más famoso del momento es Jackie Chan, el rey del cine de yoyas. Aunque los internautas chinos tal vez disientan en ello: estos días, en el Internet chino, hay gente de la que se habla mucho más, por ejemplo la bella "Obama Chinese girl"
Wang Zifei o la "angelita negra" Lou Jing. De ellas hablaremos en otra ocasión.





En segundo lugar aparece otro famoso sopapeador, Jet Li. Y en el tercer puesto, el pianista Lang Lang, del que ya he hablado en este blog por lo menos una vez.

Los siguientes lugares en la lista china os los podéis ir imaginando... el presidente Hu Jintao va cuarto, la actriz Bai Ling (más famosa en Hollywood que en China) es quinta, sexto es el primer ministro Wen Jiabao... Lo extraño es que, a día de hoy, en el puesto 8 de los chinos más famosos del momento -y subiendo día a día- aparece un tal Francisco de Castro (¿?) que no tengo ni idea de quién es ni qué hace en la lista china.

Supongo que la inclusión castrista se debe a un error de los robots rastreadores, pues ya se sabe que hacer depender las cosas sólo de máquinas puede traer consecuencias ingratas, y si no que se lo digan a John Connor.

En las clasificaciones por provincias y otras subdivisiones de China aparecen también cosas extrañas a la par que graciosas. Quizá lo más divertido es que, según la Lista Wap, el personaje más famoso de la provincia de Hunan es ¡la actriz porno Evelyn Lin! Hunan es la provincia natal de Mao Zedong, aunque en defensa de la fama del Gran Timonel hay que decir que la lista en principio no incluye a personajes "históricos" fallecidos hace tiempo (se puede escoger la opción de incluirlos, en cuyo caso Mao aparece por encima de Evelyn). Sin embargo, sí hay que decir que la actriz es más famosa que el ex primer ministro chino Zhu Rongji (segundo en la provincia), pese a que es un político bastante apreciado por los nostálgicos.

Es que el porno mueve montañas... Que se lo digan si no a los de Hungría, donde cuatro de los seis personajes que encabezan la lista nacional son actrices de este género tan popular.

Otra cosa a destacar en la lista es que el Tíbet sale dos veces. Una como entidad separada de China (en esa lista sólo hay un miembro, el Dalai Lama) y otra como región china (Xizang), en la que el líder y también único listado es Ren Rong, dirigente comunista de esa zona en los años 80 (uno de los que los tibetanos en España quieren que sea procesado por los tribunales españoles). La provincia de Qinghai, en la que nació el Dalai Lama, tiene también su propia lista, en la que una vez más hay un sólo miembro, Ma Lin, y encima es personaje histórico (un señor de la guerra que murió en la primera mitad del siglo XX). En fin, ya se sabe que los mapas políticos son siempre complicados...


NOTA: La lista va cambiando, así que a lo mejor el día que leas esto han cambiado muchos de sus datos. Los dicho es válido a día de hoy: mañana, dios dirá (o el robot rastreador).

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Artículos anteriores en Diciembre del 2009







Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré