chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Julio del 2010


Consultorio estival Chinochano (5)

30 de Julio, 2010, 0:01


Durante las próximas semanas, el blog está de semivacaciones, y en lugar de los posts habituales se dedicará a contestar preguntas que los lectores envíen a través del correo (chinochano2008@yahoo.es).


Preguntas de Albert:
Tengo unas dudas, además de las existenciales, con respecto a China, a ver si me las puedes aclarar:


¿Por qué los camiones en China son azules?
No lo sé, la verdad, pero sí que es cierto que es el color predominante. Me da que el azul es un color asociado en China con el trabajo: el color de los monos de los obreros, de las vallas de los lugares en construcción... De la misma forma que en España los camiones y las excavadoras de las obras suelen ser naranjas.


¿Por qué las ventanas se abren hacia fuera?
¿Hacia afuera? Qué raro, las de mis casas y las de mi oficina se abren de lado, son correderas.


¿Por qué no se ven minusválidos por la calle?
Porque China no tiene una asociación tipo ONCE que les ayude, les incorpore al mercado laboral o en definitiva les facilite la participación en la sociedad. Existe una Asociación de minusválidos de China presidida por un hijo de Deng Xiaoping (que quedó parapléjico en la Revolución Cultural, cuando unos Guardias Piojos le tiraron por una ventana), pero no parece tener el poder económico y la influencia de la ONCE. Estaría bien que aprendieran del modelo español, ¡un imperio que se hizo vendiendo cupones!


¿Por qué la mayoría de los extranjeros son chinófobos o chinófilos y no existe el termino medio?
Porque, como conté hace unos días en el blog, las personas tendemos a encajonar a la gente y decir que son de un bando o de otro por simplificar, cuando en realidad no es tan fácil que haya sinófilos puros o sinófobos puros.


¿Por qué Shanghai es Barcelona y Beijing es Madrid?
Entonces Sevilla, ¿es Cantón? No sé, Pekín y Madrid tienen en común el ser capitales y ciudades interiores, frente al carácter marítimo, periférico y cosmopolita de Barcelona y Shanghái. Pero Pekín y Barcelona tienen en común el haber sido ciudades olímpicas. Y el aspecto de Shanghai, con rascacielos hipermodernos, no se parece en nada al de Barcelona, con un casco histórico muy importante y creo que más antiguo e interesante que el de Madrid. Se parece también algo la situación del catalán en Barcelona al shanghainés en Shanghai. Y también hay similitudes en la rivalidad madrileños-barceloneses con la de pequineses-shanghaineses (aunque esta última no se traduzca tan intentsamente en lo futbolístico).


¿Por qué un chino es forofo del Madrid este año y el que viene es del Barcelona y al otro es "fiel" seguidor del Inter?
Porque a los chinos les encanta ir con el caballo ganador. Ahora son de la Roja a muerte, van a comprar mças camisetas de Villa que las que se vendan en Madrí. Entre 2006 y 2009 todos eran azzurri, ahora ¡a por ellos, oeeeeee!


¿Por qué todos los españoles que vieron la final del mundial en China llevaban camisetas "fake"?
Porque son infintamente más baratas, y para una camiseta que sólo vas a llevar un par de días al año, no te vas a comprar una auténtica... Destacaré que la que llevé yo era teóricamente, según la etiqueta, una camiseta "vintage" oficial de España en el Mundial 74, ¡un Mundial en el que la selección no participó!


¿Por qué creen los chinos que el ajo cura la gripe H1N1?
Porque comiendo ajo, tu aliento puede repeler los viruses que revoloteen por el aire. Y porque el ajo lo cura todo. Este año el precio del ajo en China ha subido a niveles estratosféricos debido a esta creencia.


¿Por qué los chinos normalmente no hablan de política con los extranjeros?
Ni con los extranjeros ni entre ellos... Ya lo comenté en el post anterior, porque opinan que no tiene ninguna utilidad discutir algo en lo que no pueden participar, y por lo tanto lo ven ajeno a sus personas. Además de porque piensan que no les entendemos bien ni nunca les entenderemos.


¿Por qué todos los guías te presentan las pagodas como la más alta, la más antigua y la más bonita de toda China?
Porque los chinos son grandes amantes de los récords, quieren batirlos todos (aunque algunos no sean muy positivos: el país que más condenas de muerte dicta, el país que más presos de conciencia encarcela...). Con tal de establecer records son capaces de inventarse categorías nuevas ("esta es la pagoda verde de cinco pisos con campana más alta del universo").


¿Por qué hacen reconstrucciones de monumentos o edificios y te las presentan como si tuvieran 1.000 años de antigüedad?
Creo que más que una pregunta estás emitiendo una queja... Si, en efecto, lo de la restauración de edificios antiguos no lo acaban de dominar. A veces sí que lo que te presentan es de verdad tan antiguo como lo pintan, pero lo han restaurado de tal forma que parece recién hecho para un decorado. Espero que mejoren.


¿Por qué beben café y vino si a la mayoría no les gusta?
A la mayoría sigue sin gustarles. Pero los jóvenes, más abiertos al mundo y a nuevas experiencias, sí que se están convirtiendo en aficionados al vino y al café. Pero sólo los jóvenes de grandes ciudades, y de clase media o alta.


¿Por qué fuman puros habanos, si ni tan siquiera saben que el humo no se debe aspirar?
Por la misma razón que yo los fumo en las bodas... Por hacer la gracia y hacerse una foto en la que parezcas un multimillonario de tebeo.


¿Por qué les gustan los uniformes?

¿Te refieres a los militares? Si es así, en China los militares tienen mucha influencia social y económica, una presencia en el país mucho mayor que en un país como España, y por ejemplo hay cantantes, pintores o deportistas que desempeñan estas actividades con uniforme militar... En China, por tanto, el uniforme no tiene la connotación peyorativa que tiene en España, o por lo menos eso intenta el poderoso Ejército Popular de Liberación.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Consultorio estival Chinochano (4)

28 de Julio, 2010, 0:01


Durante las próximas semanas, el blog está de semivacaciones, y en lugar de los posts habituales se dedicará a contestar preguntas que los lectores envíen a través del correo (chinochano2008@yahoo.es).


Pregunta de Daniel:
Partiendo de la base de que los medios occidentales ofrecen un relato sesgado de la realidad en China, centrándose sobre todo en los aspectos negativos del país (fenómeno que es probable se reproduzca con otros países, pero que es difícil de negar cuando uno vuelve a su país y se da cuenta de la imagen que se tiene de China en el exterior), me gustaría saber por qué pasa esto. ¿Es responsabilidad de las redacciones en Madrid, Londres, París y Nueva York, que son los que al final deciden los temas y ponen el titular? ¿Es culpa de los corresponsales? ¿Cómo es posible que la inmensa mayoría de gente que escribe sobre China no lea ni hable chino?

Empiezo por tu última pregunta.
Hablar chino requiere un esfuerzo sobrehumano, cuatro o cinco años estudiando SÓLO ESO, sin trabajar, usando todo tu tiempo en ello. El periodismo exige personas con sensibilidad especial para saber lo que interesa a la gente, afán por saber, y gracia y salero a la hora de contarlo o escribirlo (lo complicado del periodismo no es estudiar las cuatro cosas que hacen falta para serlo, sino tener ese espíritu). Personas que se encuentren en los dos conjuntos (los que hablan chino y los que tienen madera de periodista) debe haber muy pocos en el planeta, menos de los que pensamos, porque además son dos personalidades antagónicas: el estudiante de chino en serio se encierra en el estudio años, el periodista de raza quiere salir, viajar, ver mundo y conocerlo todo y a todos. Por eso creo que no hay periodistas españoles que hablen bien chino, y me temo que sólo los habrá cuando haya bodas mixtas chino-españolas y el hijo salga con vocación de Larra (de ésos hay muchos en el multicultural EEUU por ejemplo, por eso allí hay muchos periodistas que realmente saben chino). Respecto a quién tiene la culpa de que la imagen de China sea sesgada, yo creo que la mayor culpa es del Gobierno chino. Como es oscurantista y censor, muchos periodistas extranjeros le cogen manía y pierden la objetividad. Acabaré diciendo que uno de los periodistas que mejor supo entender China, siendo objetivo y explorando más allá de los tópicos, no sabía ni jota de chino: Rafael Poch, corresponsal de La Vanguardia entre 2003 y 2008 (más o menos).

Pregunta de Alejandro:

Fui a Shenzhen hace no mucho y siempre he querido hacerme fotos en una máquina de hacer fotos que tanto usan los adolescentes. ¿Sabes cómo se llaman? Gracias de antebrazo.

He tenido que mirar en la Wiskibestia otra vez, para descubrir que en chino se llaman Dadoutie (
大头贴), que no sé muy bien de dónde vendrá (大 es grande, 头 es cabeza, y 贴 es pegar o adherir). Son un invento originado de Japón, donde tienen un nombre fantástico, purikura (nunca se me olvidará, teniendo en cuenta que tengo una hermana enfermera que se llama Purificación). Purikura viene de "purinto kurabu", una japonesización de "print club". Para los que no estén entendiendo nada de lo que estamos comentando Alejandro y yo, estas máquinas son unos fotomatones muy populares en toda Asia Oriental, donde los adolescentes, especialmente las adolescentas, se hacen fotos con los amigos y luego tienen la opción de imprimirlas con marcos divertidos, románticos o raros. Unos ejemplos:











 
Pregunta de Hunbei:
Si el putonghua es el dialecto de Pekín, ¿por qué los taiwaneses lo hablan mejor que los pekineses? ¿Cuántas cervezas hay que tomarse para que el taxista te entienda al decir Sanlitunrrr™?

Porque muchos taiwaneses provienen de Pekín, de las familias "bien" que dominaban China en los años 30 y 40 y tuvieron que huir a la isla al llegar los comunistoides. A veces Taiwán es más china que China... Sobre el número de cervezas, me vale cualquiera que tenga al menos dos dígitos.

Pregunta de Isabel:
¿Qué piensa la gente de la calle de las adopciones internacionales? Llevo mucho tiempo intentando averiguarlo pero no encuentro nada. Verás, en nuestro viaje algunas personas se acercaban a tocar la cabeza de nuestra hija porque decían que era una niña afortunada. Otros, en cambio, parecían muy apenados por ella, porque iba a ser criada en otro idioma. Alguno incluso nos chilló, muy enfadado con nosotros. Y, por último, conocimos a bastantes que nos miraban extrañadísimos, como si no supieran que existiera la adopción internacional.

Otra vez el espinoxo tema... Los chinos, para empezar, opinan poco de éste y de cualquier otro tema. Sí les gusta cotillear, sacarle punta a asuntos graciosos de la actualidad o debatir cosas domésticas de su ciudad, pero en cuanto a debatir asuntos importantes del país, poco, la verdad. No les educan para debatir grandes asuntos, ni los medios les estimulan a ello, por lo que suelen repetir en sus "opiniones" las ideas que aparecen en la propaganda oficial. Su principal opinión en éste y otros "grandes temas" es la de que no vale la pena debatir esto si luego el Gobierno al final hace lo que le da la gana. Y también la de que los extranjeros no lo podéis entender porque no vivís aquí. En parte, tienen razón en ambas afirmaciones, por extrañas que nos parezcan a miles de kilómetros de allí.

Pregunta de Carlos
Soy argentino, viviendo en Auckland, Nueva Zelanda. Hace unos meses estuve trabajando de mozo (mesero) en un salón de eventos, y esa noche había un casamiento de una pareja china. Como a lo mejor sabrás, la comunidad china en Auckland es bastante grande. La pareja parecía de buen pasar. Ella una conocida diseñadora de ropa local y él un profesional también reconocido en el medio. Los invitados eran chinos en su gran mayoría, con un porcentaje mínimo de blancos. Al llegar el momento de los discursos de las damas de honor, una de ellas leyó (primero en inglés, luego en chino) una carta de los padres de Natalie, la novia. La carta era muy emotiva, les deseaba muchos éxitos a los novios, y en ella los padres pedían disculpas por no estar presentes en la boda. Lo que dijeron fue algo como "lamentablemente, por tradición y respeto a tu abuelo, no podemos estar presentes allí en Auckland en este día tan importante". Me pregunté siempre cuál habrá sido la razón por la cual los padres se vieron impedidos de asistir. Claramente, no se trataba de enfermedad ni tampoco de imposibilidad económica. ¿Cuál pensás que fue la razón? ¿Hay alguna tradición familiar que impida a los chinos casarse en el extranjero o algo así? En la carta hablaban del "respeto al abuelo" como razón por no haber podido ir a la boda.

Tu pregunta me pestaba pareciendo un cuento de Cortazar, ¡qué virtud la de los argentinos para relatar, y qué enigmática carta! Pues no creo que podamos generalizar en esta historia, debe tratarse de un tema personal de esta pareja, no extrapolable a toda la cultura china, y del que sólo podemos sacar hipótesis. Usando la imaginación, se me ocurre que a lo mejor el abuelo se murió la misma semana de la boda, y los padres decidieron ir al funeral y no asistir a grandes fiestas esa semana. O a lo mejor el abuelo se llevaba mal con la familia del novio y prohibió a todos los de la estirpe acudir... ¡Un Romeo y Julieta chineozelandés!

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Consultorio estival Chinochano (3)
(especial calculín)

27 de Julio, 2010, 0:01


Durante las próximas semanas, el blog está de semivacaciones, y en lugar de los posts habituales se dedicará a contestar preguntas que los lectores envíen a través del correo (chinochano2008@yahoo.es).


Pregunta de Luis Alfonso:
¿De qué modo los caracteres alternativos de los billetes ayudan a evitar el fraude?

Me alegra que me hagas esa pregunta, porque las matemáticas son otra de mis grandes y frikis pasiones, aunque he de reconocer que la respuesta concreta a tu cuestión no la sabía y la he tenido que mirar en la Wikipedia. Con todo, he de decir que es una respuesta muy interesante, ingeniosa, y no me había parado a pensar en ella nunca.

Pero antes de explicarla, hay que contar a la gente que en China se pueden escribir las cifras,los números, de tres formas diferentes, aunque las tres se pronuncian de la misma forma al leerlas un chino.

La primera de ellas, y la de uso más frecuente (gracias a dios y a buda), es la arábiga, que usamos también en muchos otros lugares del orbe:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 0

Otra de ellas es la china "simple", menos usada que la anterior pero tambien muy frecuente de ver. Difiere de la anterior, aparte de el diseño, en que tiene caracteres propios para 10 y algunas de sus potencias  (100, 1.000, 10.000, 10.000.000, etc). En este sentido, se parece un poco a los antiguos números romanos (X, C, M...), lo que la hace muy incómoda para operaciones aritméticas, es por eso que los chinos se pasaron a los arábigos hace tiempo.


〇 (0)
Éste es casi igual, al nuestro,
aunque el cero chino es más redondo.

一 (1)

二 (2)
 
(3)
 
(4)
Viendo los anteriores pensábais
que iban a ser cuatro rayitas, ¿no?
Pues de eso nada.
 
(5)

(6)

(7)

(8)

(9)

十 (10)

百 (100)

千 (1.000)

万 (10.000)

亿 (100.000.000)


El carácter especial para cien millones puede parecer extraño a los novatos en lo chino: se explica porque los chinos no cuentan las grandes cifras de tres en tres ceros como nosotros, sino de cuatro en cuatro ceros. Por tanto, no dicen "cien mil", sino "diez diezmiles" (
十万). De la misma forma, para ellos "un millón" son "cien diezmiles" (百万), y "diez millones" son "mil diezmiles" (
万). De la misma forma que nosotros no decimos "mil miles" (lo llamamos "millón") ellos tampoco dicen "diez mil diezmiles" para los 100.000.000, lo denominan un 亿 (me voy a inventar un nombre para este número en este post, porque luego me va a hacer falta: el chinillón).

Se da la circunstancia de que en chino "uno" y "un chinillón" se pronuncian casi igual ("yi", aunque con dos tonos diferentes), así que ten cuidado no te estés equivocando ligeramente en un precio o cantidad de algo cuando te digan "yi yuan".

Hay que decir que el chinillón, aunque os pueda parecer enorme, es muy usado en la China de las grandes cifras. Sin ir más lejos, para contar su población, que actualmente es de 13 chinillones (1.300 millones de almas, y subiendo).

Y claro, los chinos se inventan otra cifra cuando llegan a los "diez mil chinillones" (1.000.000.000.000). Es un 兆, aunque éste si lo he visto muy pocas veces, por no decir ninguna, y curiosamente es igual al billón español, aunque llegando por un camino diferente: en el billón español, se llega con cuatro grupos de tres ceros. En el chino, con tres grupos de cuatro ceros.


Bueno, que me voy por los cerros matemáticos de Úbeda, estábamos con los tres sistemas de contar que tienen los chinos.

El tercero, que es el que Luis Alfonso menciona en su pregunta, es una forma antigua de escribir los números en chino, mucho más complicada que la anterior:

零 (0)

壹 (1)

贰 (2)

叁 (3)

肆 (4)

伍 (5)

陆 (6)

柒 (7)

捌 (8)

玖 (9)

拾 (10)

佰 (100)

仟 (1.000)

萬 (10.000)

億 (100.000.000)

Este tercer sistema, más tradicional y antiguo que el anterior, se usa muy poco ya en China, pero hay un lugar donde se continúa utilizando con gran pasión: el mundo de las finanzas. Concretamente en los billetes, que usan estos números (además de su equivalencia arábiga) y en los cheques, en los que es obligatorio escribir la cantidad a pagar o cobrar en estas complicadas cifras, porque si no el banco no te los va a aceptar.


Billete de un yuan donde el número "uno" está de dos maneras:
la arábiga que conocemos (1), y la superchunga (
).


Y aquí retomo por fin la pregunta de Luis Alfonso, ¿por qué esta complicación? ¿Por qué hay que usar estos números raros, que muchos chinos casi han olvidado?

Pues para prevenir que algunos listillos intenten timar a alguien manipulando billetes y cheques.

Por ejemplo, suponed que un día nuestro tacaño jefe nos paga un cheque por valor de 20 yuanazos y que se admitiera la escritura sencilla en los cheques. Entonces el patrón escribiría esto en el talón:

二十

No hace falta ser un as del crimen para darse cuenta de que con un simple boli del mismo color que el de nuestro jefe, y añadiendo una rayita cuando no nos vean, podríamos hacer que el banco nos diera 30 yuanes en lugar de 20:

三十

O qué demonios, ¿por qué no subir a 3.000, con una rayita más?



Incluso, presos de la codicia y poniendo rayitas con tiento, podríamos transformar los 20 yuanes del talón ¡en 5.000!


五千

Sin embargo, usando el sistema tradicional, para transformar los
20 (贰拾) en 30 (), 3.000 () o 5.000 () tendríamos que hacer unos tachones en el talón que acabarían convirtiendo el cheque en incobrable.

En Occidente, con este mismo fin, se obliga a los cheques a llevar la cifra en letras (por ejemplo, treintaydos mil novecientos cuarentayocho), pero en chino no hay esa diferencia entre "cifras" y "letras", así que tienen que recurrir a este tercer sistema de escritura de números.

Tenéis muchas más curiosidades sobre los números chinos en la
Wiskibestia
, y os enlazo también a un original conversor de números arábigos a sus equivalentes chinos, tanto sencillos como complicados/financieros. Por si un día tenéis que ir con la chequera por el Yangtsé.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Consultorio estival Chinochano (2)

22 de Julio, 2010, 0:01


Durante las próximas semanas, el blog está de semivacaciones, y en lugar de los posts habituales se dedicará a contestar preguntas que los lectores envíen a través del correo (chinochano2008@yahoo.es).


Preguntas de Kepa:

Las falsificaciones sin duda son la "golosina" del shopping para los extranjeros y la verdad, es un coñazo en Shanghai pasear ya que te ves invadido por los vendedores de falsificaciones. Sin embargo, he visto como dos clases de producto falsificado: Uno muy cutre y otro mucho más sofisticado que es difícil de distinguir del bueno. Lo curioso es que al final la calidad de ambos es igual de mala. Y aquí vienen las preguntas: ¿En el día a día cómo puedes fiarte de lo que te venden es auténtico?

La única forma es ir a una tienda de marca. El que va al Mercado de la Seda ya sabe lo que se va a encontrar, que luego no reclame...


¿Dónde se hacen las falsificaciones? ¿Son fábricas específicas o desvían los productos con tara de las fábricas donde también se producen los originales? ¿Por qué está tan tolerado?

Está igual de tolerado que en muchos otros países en desarrollo, claro que en China se nota más, por el tamaño del país, y por los intereses de los medios en meterse con él más que, Rusia, Brasil, etc... Creo que se hacen en fábricas específicas, las ropas o bolsos con taras se venden a través de otros canales.


Me chocó y mucho la diferencia de carácter entre ambas ciudades. En Shanghai están acostumbrados a los extranjeros y la verdad es que es agobiante pasear como te he comentado antes porque te están dando el coñazo para que les compres relojes o bolsos falsos. Sin embargo, en Pekín, pasan más de ti e incluso te piden que te saques una foto con ellos, como si fueras un extraterrestre. ¿Tienen que ver estas diferencias por una diferencia regional, como si unos fueran más abiertos y los otros más cerrados, o es casualidad?

Tanto en Pekín como en Shanghai hay mucha costumbre de ver extranjeros, no creo que haya demasiada diferencia al respecto. Lo que pudo pasar es que te encontraste en Pekín turistas chinos que iban a ver la capital de su país, y les llamaste la atención. Es posible que en los años pasados hubiera más turismo interior a Pekín, por el tema de los Juegos Olímpicos, pero este año tal vez sea Shanghai la que se lleve el premio gordo, por la Expo Universal. Es cierto que la brasa que dan los vendedores de Trolex en la calle Nanjing de Shanghai no se sufre en ningún lugar de Pekín, pero no creo que esos insoporteibols vendedores simbolicen el carácter shanghainés (espero que no, además).


Pese a que soy bastante atrevido con las comidas, en China cuando me he metido en restaurantes típicos la verdad es que me he salido poco del guión porque no me ha dado muy buena espina la comida que he visto. ¿Me podrías recomendar cómidas típicas que pese a su aspecto sean buenas? La única excepción fue que seguí tu consejo de ir a un restaurant uigur a probar los pinchos de carne y la verdad es que el cordero estaba delicioso.

En mis casi 10 años de estancia en China, nunca me ha sentado mal una comida, que yo recuerde. En cuanto al aspecto de las comidas chinas, me extraña que te parezca malo, porque la presentación es una de las cosas que más se cuidan en la gastronomía china. Es posible que no fueras a un restaurante adecuado: prueba en otros, y dile al camarero que te cuente cuál es la especialidad del lugar.


En el viaje a Pekín lo pasé realmente mal en ambientes cerrados por el mal olor que desprendían los chinos, algo así como a jamón de york rancio. Como fue algo general y sólo en Pekin, ahí va la pregunta: ¿son más guarrillos en Pekín que en Shanghai? ¿Es quizás ese su olor característico e igual que al olor a "europeo" ya estamos acostumbrados, a ése también te acostumbras con el tiempo?

El fin de semana pasado fui a Madrid y olía a meado con gran intensidad (tal vez sea un resto de las celebraciones mundialistas). En Pekín huele así cerca de los baños, pero raramente en la calle. Si de guarrillos hablamos, deberíamos mirar antes nuestra viga y no su paja. Por lo demás, los chinos y otros pueblos asiáticos tienen mucho menor olor corporal que los europeos, por genética. Probablemente el olor procedía de la ropa, y no del cuerpo de los emisores (de olores).


Y una última pregunta más por curiosidad que por otra cosa. Al hacer frontera China con Corea del Norte y sus gobiernos llevarse más o menos bien ¿es posible cruzar la frontera por tierra? ¿o tienes que atenerte a los vuelos organizados con Air Koryo? Te lo comento porque como sabrás la frontera con Corea del Sur está cerrada y sorprende cuando vas a Panmunjon el hermetismo que se se respira. Es por eso que me resulta curioso saber si por el Norte es diferente. Y ya puestos ¿has aprovechado tu estancia en China para ir a Corea del Norte?

Lo he intentado pero al tener visado de periodista me es muy difícil. La frontera chino-norcoreana está mucho menos militarizada que la que divide a las dos Coreas, pero no por ello es fácil cruzarla. Sólo se puede a través de agencias de viajes especializadas, como Koryo Tours y otras diversas que hemos mencionado aquí alguna vez, e incluso con ellas sólo puedes estar unos pocos días, sólo en Pyongyang, y rodeado siempre de guías-policías. Creo que es posible pisar suelo norcoreano si subes el monte Changbaishan (Paektu) y rodeas el lago volcánico de su cumbre, que marca la frontera entre ambos países, pero es muy peligroso hacer esto, pues hay guardias por las cercanías y si te pillan puede que sólo te salve Clinton en una de sus "visitas salvadoras" al régimen ermitaño de Kim Jong-Il.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Consultorio estival Chinochano (1)

20 de Julio, 2010, 0:01


Durante las próximas semanas, el blog está de semivacaciones, y en lugar de los posts habituales se dedicará a contestar preguntas que los lectores envíen a través del correo (chinochano2008@yahoo.es).


Pregunta de Carlos:
Voy a ir a Pekín y Shanghai con mi marido a finales de agosto. Mi profesor de chino es un joven de 25 años de Pekín y dice que podemos pedir una cama de matrimonio en los hoteles sin ningún problema. Como supongo que el matrimonio entre personas del mismo sexo en China no existe, me preguntaba si debemos tomar algún tipo de precaución para evitar situaciones desagradables o impulsos homófobos, aparte de las muestras de afecto en público que ya sé que no están bien vistas en la cultura china. 

La homosexualidad fue consideradamente por el Gobierno chino durante muchos años como una enfermedad mental, lo cual no dice mucho de la tolerancia del país hacia esta opción sexual, pero también he de decir que nunca, que yo recuerde, he oído hablar de ataques a homosexuales, detenciones u otros padecimientos que sí han sufrido otros colectivos. Lo más que he oído son quejas de homosexuales protestando porque no les dejaban donar sangre en una clínica o por cancelaciones de varias actividades de temática gay (concursos de belleza, ciclos de cine, etc). China es algo puritana todavía, y algun chino os mirará con cruiosidad si vais de la mano o mostráis afecto en público, pero estoy seguro de que no va a haber absolutamente ningún problema en que compartáis habitación de hotel o comentéis a alguien que sois pareja.


Pregunta de Elena:
Yo tengo muchas preguntas que hacerte: cómo es el vivir cada día allí tan lejos, el idioma, la comida...

No son tantas las preguntas, pero sí de respuestas sumamente amplias... La vida en China difiere mucho según te encuentres en la ciudad o en el campo: la del campo es realmente diferente a la que llevamos en Occidente, la de la ciudad no tanto. Como lo que más conozco es la ciudad, hablaré más de el tipo de vida allí: los chinos por lo general dedican más tiempo al trabajo y el estudio y menos al ocio que nosotros, pero también se divierten como pueden. Entre las diversiones más populares se encuentran ir a restaurantes a comer y beber cerveza con los amigos, cantar en salas privadas de los karaokes, ir de compras a los centros comerciales, y, de forma creciente por la influencia occidental, ir a bares y discotecas, asistir a conciertos o viajar. También les gusta mucho practicar deporte (especialmente ping pong, badminton, natación, baloncesto...) y ver mucha, mucha tele. Una actividad muy popular entre los chinos es dormir la siesta, pese a ser muy trabajadores son también muy dormilones. En cuanto al idioma, resumiéndolo en una sola frase, es un sistema de caracteres y palabras tonales inventado por científicos malvados para entenderse lo menos posible entre ellos y con los extranjeros. Sobre la comida, es tan variada que no se puede resumir en una simple respuesta, pero se podría aquí comentar una frase muy tópica pero no por ello falsa: la comida de los restaurantes chinos desparramados por el mundo es inmensamente peor, y le hace un flaco favor publicitario a la verdadera comida china.


Pregunta de Pedro:
Ayer compré glutamato monosódico en una tienda de alimentación china de Torremolinos. No tengo ni idea de qué cantidad se echa en la comida ni si es bueno o malo. ¿Se suele usar en China, o es más bien un producto japonés? Por cierto, ayer estuve en un restaurante chino y los chavales chinos del restaurante estaban cenando: cogieron el arroz de una máquina para hacer arroz, que la tenían junto a ellos, y me extrañó que no cogieran el arroz cocinado para los clientes...
 
Más comida... El glutamato creo que se usa para dar volumen a las salsas, hacerlas más cremosas, pero mis conocimientos sobre la preparación de comidas son bastante escasos, así que si me equivoco y alguien me quiere corregir en los comentarios, hará bien. No sé en Japón, pero en China es en producto de frecuente empleo, pero yo creo que más en restaurantes, de cara a la presentación de los platos, que en las casas. La máquina de cocer arroz es un electrodoméstico omnipresente en China, tanto en restaurantes como en viviendas. El hecho de que los chinos del restaurante usaran este arroz en lugar del que sirven a los clientes se debe a que los arroces que sirven en los restaurantes (fritos, tres delicias, estilo Yangzhou, etc) son platos, mientras que el arroz cocido en la "mifanera" es un simple acompañamiento. El pan de los chinos, usado siempre y en todo lugar.

Enlace Permanente

Por ahora hay 20 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Servicios mínimos desde Campeonia

18 de Julio, 2010, 0:01

Estoy en mi país natal de nuevo, para pasar el habitual mes de vacaciones por acá. Volé en Aeroflot, después de un par de años sin hacerlo: ahora las azafatas rusas han cambiado el traje azul de antaño por uno naranja -como la selección holandesa de kárate- y los aviones, más modernos, te permiten ver películas y jugar al poker en las pantallitas de los asientos. Eso sí, las azafatas oranje te siguen soltando el desabrido "chicken or beef!!" de siempre, que suena a veces como un insulto.

Madrid está así como resacosa de la fiesta mundialista a la que no he llegado por poco. Se ven algunas banderas de España en los balcones, pero poco más, las calles están desiertas -por lo menos para los estándares de alguien que vive en China- y lo que más he visto por la ciudad son chinos, precisamente.

Otros veranos, el blog durante este mes vacacional se ha dedicado a lanzar preguntas para que los lectores las respondieran, un truco que ha dado buenos resultados pero que esta vez voy a invertir. En verano de 2010 vosotros preguntáis, y el blog responde (como ya hice en el post anterior). Chinochano se convierte en un consultorio estival, en cada post se publicarán preguntas recibidas por el correo electrónico o el Grupo de Facebook y las responderé como buenamente pueda (teniendo en cuenta que cuando estoy en España todo lo que hay por la parte de China me queda lejano y borroso, como si fuera un sueño).

Ya he recibido suficientes preguntas como para montar el consultorio durante meses, pero si queréis mandar más, sigue estando abierto para ello el email (chinochano2008@yahoo.es) y el mencionado grupo de Facebook. También os recuerdo que sigue en pie el concurso fotográfico Kilochano, cuyas bases y premio están aquí. Descansad los que podáis...

Enlace Permanente

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Lego y Pulgón preguntan

14 de Julio, 2010, 0:01



Hace unas semanas, propuse en el grupo de Chinochano en Facebook que los lectores mandaran sus preguntas para que yo las contestara e hiciera un post-consultorio, imitando un poco los "encuentros digitales" que hacen las versiones web de los diarios. No caí en la cuenta que mi magnetismo no es como el de Joaquín Sabina o el de Vicente del Bosque, así que sólo me preguntaron cosas TRES lectores, aunque eso sí, uno de ellos, Lego y Pulgón (bueno, quizá son dos) me bombardeó a cuestiones.

A los otros dos lectores les respondí vía correo electrónico, pero a Lego y Pulgón le propuse que mandara todavía más preguntas, para hacer así un encuentro digital... a dos voces, él o ellos preguntando y yo respondiendo. No era la idea originalmente pensada, pero puede resultar también, ¿no?

Así que allá van las preguntas de Lego y Pulgón, y mis respuestas, escritas al vuelo de como las vaya leyendo, como se hace en los encuentros digitales:

La guía que nos acompañó en busca de nuestra hija era originaria de una isla en el sur de China, y para nuestro asombro, nos dijo que tenía, al menos, cuatro hermanos. Y era una chica joven. ¿Cómo funciona exactamente la llamada Política del Hijo Único?
China es muy grande, así que no se cumple en todos los sitios igual. En muchas zonas, especialmente rurales, se cumple menos a rajatabla, mientras que en las ciudades -donde también se tiende a tener menos hijos- hay un cumplimiento más estricto. Hay que tener en cuenta, además, que la ley contempla muchas excepciones: por ejemplo, los padres de una niña en una zona rural pueden tener un segundo hijo, para que así intenten tener un varón. También pueden tener dos hijos las parejas en las que tanto la esposa como el marido no tengan hermanos. Y muchas minorías étnicas pueden tener tres hijos.


Siguiendo con el tema demográfico, ¿se nota la diferencia en número entre hombres y mujeres? ¿O es un tópico inventado por nuestras televisiones?

En la calle no se nota, pero sí se advierte en cosas más profundas. Por ejemplo: en las ciudades las chicas chinas son MUY exigentes con sus novios o maridos, saben que son un bien "escaso" y que al marido o novio no le va a ser fácil encontrar una sustituta caso de que ella se vaya, así que son algo caprichosas. También se nota en el hecho de que en muchos pueblos se secuestren a mujeres para venderlas en lugares situados a miles de kilómetros: la escasez de mujeres ha traído este oscuro negocio.


En Nanchang y en Shanghai tuvimos todo el tiempo una sensación de completa seguridad por las calles. ¿Era una ilusión? ¿Es así en todas partes? ¿O las ciudades también tienen sus barrios-ghetto, donde la policía no entra, y la droga se mueve, y hay bandas callejeras? ¿Todo eso ha llegado a China?

Casi todos los extranjeros suelen decir que en China se sienten muy seguros, y creo que es porque, en efecto, la criminalidad es escasa. Paradójicamente, los chinos no se sienten tan seguros, son algo desconfiados y creen que el crimen acecha a la vuelta de la esquina. Creo que se debe a que la tele pone muchos programas de policías combatiendo terribles asesinatos o malvadas mafias, me parece a mí que con intenciones propagandísticas. La sensación de seguridad es total, aunque hay que tener en cuenta que a medida que el país mejora económicamente -y con ello aumentan las diferencias sociales- comienzan a aparecer en los diarios casos de secuestros, mafias, psicokillers, ajustes de cuentas y otros males de las sociedades capitalistas.


Me llamó también la atención algunas medidas para la protección del medio ambiente. Vehículos eléctricos (sobre todo motos), mucha gente recogiendo basura por las calles para clasificarla (supongo que les pagarían algo por ella) y mensajes constantes en los hoteles para no despilfarrar agua y energía. ¿Realmente les preocupa?

Les está empezando a preocupar, ¡y ya era hora! El país ha sufrido una degradación medioambiental en los últimos 20 años que ha convertido ríos y lagos en alcantarillas, pero por lo menos la sociedad se ha dado cuenta del mal hecho y lo intenta frenar. Lo de las motos eléctricas es tremendo, en Pekín ya hay más de ésas que de pedales (muy cómodas y ecológicas pero la verdad es que están haciendo que el carril bici sea algo más peligroso). También es encomiable el esfuerzo para mantener las calles limpias, aunque hay muchos callejones que no reciben esa atención.


En Jiangxi vimos en varias ocasiones vendedores ambulantes de unos grillos gigantescos. Me dijeron que se usaban para peleas en las que se apuesta, pero también me dijeron que los ponían en jaulitas para oírlos cantar. ¿Las dos cosas?

El mundo de las peleas de grillos es algo misterioso, yo no lo entiendo muy bien. Yo creo que las justas grillescas de antaño se han ido abandonando, quizá por la llegada de la tele, quizá por la prohibición de los juegos de azar que llegó con el comunismo. Algunos, sin embargo, tendrán nostalgia de aquellos tiempos y se guardan los grillos en sus bellas jaulas, aunque sea para que canten sin luchar. En todo caso, es un hobby que cada vez se ve menos, yo llevo años sin oír a un grillo enjaulado en Pekín.


Te mando dos fots de unas frutas o verduras, vaya usted a saber, que vendían por la calle y no tengo ni idea de qué son.

Son frutas, aunque la verdad es que no sé sus nombres ni en chino ni en español... La primera es muy apreciada, casi un dulce más que una fruta, ya que sabe mucho a azúcar (a mí me sabe a pan mojado con azúcar). La segunda la verdad es que no la he probado nunca, que yo recuerde, debe venderse sólo en el sur porque en Pekín no la he visto en los supermercados. Es posible que sea un lichi de toda la vida... pero con más pelo.


En general vimos muchísima simbología en todas las expresiones de arte. Dragones, fénix, tortugas, elefantes, dragones que tenían otro bicho sentado encima... ¿Nos iluminas un poco acerca de algunos símbolos?

Bueno, eso exigiría un post más pensado y completo que éste, que es a matacaballo... Sólo un apunte por ahora: muchos de los animales míticos de los templos y palacios son conocidos como los "nueve hijos del dragón", se supone que son nueve criaturas que surgieron del animal central del arte chino. Sobre los perros o leones que custodian las puertas, decir que en España les copiamos la idea en el Congreso de los Diputados (los leones de la entrada son, en efecto, inspiración de China, país cuyo arte estaba muy de moda en la España del siglo XVIII).


En Nanchang el tráfico era algo indescriptible. Cruzar era una odisea, aunque lo hicieras con el semáforo en verde para peatones Y CON UN GUARDIA DÁNDOTE PASO. Digno de vivirse. ¿Esto es porque son muchos? ¿Cómo es que pasan de esa manera de una figura de autoridad como un guardia? ¿O no son policías? ¿Hay muchos atropellos en general? Nosotros no vimos ninguno, y nos fuimos con ese asombro.

Es curioso que se vean tan pocos accidentes en las calles, aunque si atendemos a las cifras, debe haber muchos (mueren en accidentes de tráfico unas 300 personas al día, ahí es nada, lo que pasa es que se diluye en un país tan enorme). Lo que se suele decir, no sé si es un topicazo o es verdad, es que los chinos han pasado tan rápido de la bicicleta al coche, que ahora conducen los autos como si fueran velociclos: sin hacer mucho caso de las señales, aunque tampoco muy rápido (lo que puede ayudar a que se vean pocos accidentes y atropellos). De todos modos, el tráfico chino es un modelo de orden y educación vial al lado del egipcio. Ve un día a El Cairo y allí me cuentas: eso sí que es A-LU-CI-NAN-TE.


¿Crees que a las personas que hablan idiomas cuya escritura se basa en ideogramas eso les modela? Es que me da la impresión de que el lenguaje es una parte fundamental de lo que nos hace ser como somos, y no le damos la suficiente importancia. Pero a lo mejor me equivoco. A ver, profesional del lenguaje ¿Usted qué opina?

Pofesioná lo que se dice pofesioná... Amateur del chino, y a veces ni eso porque le puedo coger mucha manía algunos días. Los chinos a veces son muy especiales, pero no creo que podamos explicarlo sólo por el lenguaje. También están el clima, la historia, la demografía, la dieta, la religión... Creo que lo que de verdad ha hecho que los chinos sean como son es sobre todo el confucionismo y el budismo, aunque ahora sean poco religiosos. También el comunismo les ha modelado mucho. En cuanto al lenguaje, es posible que les influya en la educación: ellos tardan más años en dominarlo que nosotros el nuestro, lo que tal vez retrase un tiempo su formación en otras materias. Pero por otro lado, aprender "eso" que tienen por idioma les obliga a una disciplina y una paciencia que les ayudará mucho en otras asignaturas. Educativamente sí, el chino influye, pero psicológicamente... Ya no diría tanto.


Tengo una hija que nació en Poyang, provincia de Jiangxi. Ahora tiene un año y medio, y parece totalmente feliz. Pero tarde o temprano, tendrá preguntas que hacer, incluso seguramente sentirá dolor por haber sido abandonada por sus padres biológicos, y querrá saber por qué, y cómo. Lo malo es que tenemos muy poca información que darle, y no quiero inventarme historias edulcoradas, ni rellenar lagunas con fantasía. Mi pregunta es algo compleja. Me gustaría saber qué motivos imaginas tú que tiene una madre china para abandonar a su hija recién nacida.

Yo creo que los chinos son, por encima de todo, pragmáticos, y esa madre pensará que su hija va a estar mejor en un orfanato o con una familia rica, o extranjera, que con ella. Circunstancias como la pobreza, el hambre, el rechazo total a las madres solteras o una sociedad rural donde tener un varón es lo máximo de lo máximo, también pueden influir en estas decisiones.


¿Sabes qué es o para qué se usa lo que aparece en la foto? Parecen cascos, pero de soldados gigantes y muy fuertes, porque parecen de piedra o de metal macizo.

Je je, no son cascos, son campanas. Es un instrumento muy antiguo de China, de cuyo nombre no quiero acordarme. Se disponen varias, de tamaños diferentes pero proporcionados, formando una especie de xilófono gigante. Se usaban en música religiosa y ceremonial en las primeras dinastías, como la Qin o la Han. El sonido no es muy melodioso, pero sí bastante especial.



PD: Si os ha parecido interesante este experimento, os conmino a que me mandéis preguntas de este tipo -u otros- al email (chinochano2008@yahoo.es). La idea sería que ahora que llegan las vacaciones, y bajan productividad bloguera y lectores, responda esas cuestiones a base de posts. Si os animáis, me pondré con ello...

Enlace Permanente

Por ahora hay 25 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Mundiales de cromos y lágrimas

12 de Julio, 2010, 0:01


Sí, es sólo un juego, pero como dijo no sé quién, "es la más importante de las cosas no importantes". España ganó el Mundial, quién nos lo iba a decir a nosotros en los 80 o en los 90, y nos hemos llevado una de las mayores alegrías colectivas de nuestras vidas (seguro que todos tendremos alegrías mayores, pero ésta será la mayor compartida con millones de paisanos).

Sabemos que hemos sufrido mucho para alcanzar este momento. Tassotti, Eloy, Al Gandour... Por eso creo que nos sabe a gloria bendita, ¿verdad? Parece como si las penas hubieran sido un camino a recorrer para llegar a lo de ayer, al triunfo rodeado de vuvuzelas, pulpos, Jabulanis made in China y fotos de Sara Carbonero en la banda.

Hoy me apetece hablar de ese camino tortuoso que, como vosotros, recorrí hasta llegar, ayer, al gol de Iniesta, el éxtasis futbolístico. Va por Butragueño, Calderé, Michel, Raúl, Julio Salinas, Kiko, Clemente, Caminero, Miguel Muñoz, Guardiola... El post no dejará de tener su toque chino -obligatorio en todo artículo que pase por aquí-, ya que he vivido los tres últimos Mundiales en China.


ESPAÑA 82
: Es el primer Mundial que recuerdo, ya que el de Argentina 78 me pilló con menos de dos años. Del Mundial de casa recuerdo sobre todo el márketing que le rodeó... los tapones de Coca Cola con futbolistas, los cromos de Danone -con un precioso póster central de selecciones- las fichas de jugadores en el Zipi y Zape, la historieta en la que Mortadelo ayudaba a España a fracasar... El primer partido que recuerdo haber visto en mi vida fue el Argentina-Bélgica de la inauguración (aquella paloma que salía aturdida de un balón), y el primero de España, aquel que perdimos contra todo pronóstico contra Irlanda del Norte, así que fijaros que mal comienzo. Creo que aquel Mundial, aunque está muy borroso en mi memoria, me enseñó que había otros países, con colores diferentes y nombres raros... Quién sabe, pudo ser el inicio de mi pasión por conocer mundo.


MÉXICO 86
: Los niños de esa época estábamos entusiasmados por la selección porque dos años antes había sido el mítico 12-1 contra Malta. De estos Mundiales lo que más recuerdo es que los partidos cruciales contra Dinamarca y Bélgica no los vi, pues debían ser a horas intempestivas debido a la diferencia horaria. Por ello, el partido me lo contaba a la mañana siguiente mi padre, pero sin decirme de antemano el resultado, sino relatando poco a poco las jugadas y goles que había habido, hasta llegar al desenlace final. Ni Matías Prats en sus mejores tiempos me podría haber tenido tan en vilo como mi progenitor. También recuerdo los cromos de Panini, qué maravilla del arte: desde ese Mundial, me hago todas las colecciones cromísticas de las Copas del Mundo, pese a que hace ya 20 años que soy demasiado mayor para andar con estampillas.


ITALIA 90
: No me acuerdo mucho de este Mundial, creo que porque fue algo soso en lo que a juego se refiere. Pero sí recuerdo ver en el bar que tenía mi hermana en el pueblo de Bailo tanto el mítico partido entre Camerún e Inglaterra, que ojalá hubiera ganado la primera, como la final. Con mi familia había hecho una especie de porra para ver quién predecía el ganador del Mundial, y acerté yo, que tengo similares dotes adivinatorias que el pulpo Paul (también he acertado este año
). Para celebrarlo, salí por el pueblo gritando "¡Alemania!, ¡Alemania!" como si fuera un bávaro de la vida. Quizá sospechaba que iba a ser un equipo que me caería simpático en el futuro, pero no por su juego, normalmente aburrido, sino porque en los últimos años felices siempre les hemos ganado.


USA 94
: También fue en Bailo, con la familia, donde vi la jugada que simboliza las desventuras de España durante décadas, el codazo de Tassotti, destrozando en mi recuerdo la imagen de un campeonato que hasta entonces me estaba gustando mucho por la calidad de los goles (el golazo que Owairan marcó con Arabia Saudí
es mi favorito de todos los tiempos, incluso más que el de Maradona). Desde aquel día, odio a muerte a la selección italiana, por mucho que su país -que había visitado un año antes con el instituto- me parezca una belleza. Recuerdo que la semifinal Italia-Bulgaria la vi en el viaje que hice, solo y con 17 años, a Madrid para matricularme en periodismo, mi salida del cascarón.


FRANCIA 98
: Vi en lugares de lo más variopinto la debacle española. El horror ante Nigeria lo presencié en Madrid, en la residencia de estudiantes donde vivía. El de Paraguay, con mis amigos de la facultad, creo que en un bar de Vallekas, atónitos ante la impotencia española. Y el de Bulgaria, con los amigos de Huesca, en un piso franco para hacer botellones, mentando a la madre de los paraguayos y los nigerianos. Echados los españoles tan pronto, me puse a animar a los croatas, que tenían la camiseta más impactante del campeonato, y casi logran la machada (acabaron terceros).



JAPÓN Y COREA 2002
: Mi primer Mundial en China, vivido con gran intensidad porque el país asiático se clasificó por primera y única vez para el torneo en aquella ocasión, gracias a una victoria ante Qatar, creo recordar, que vi meses antes en un restaurante para estudiantes cerca de mi casa. Ya me alucinó entonces la pasión de los chinos por el fútbol, pese a que ni su liga ni su selección sean gran cosa, y cómo gritaban los goles de cada selección como si fueran los suyos. La final del Mundial la vi con la primera chica china con la que salí, con la que además empecé a salir el mismo día de ese encuentro. Una chica peculiar, que había sido castigada a entrenar en un campo militar un año porque estaba en la misma universidad que los estudiantes que se manifestaron en Tiananmen en 1989. Pero esa es otra historia... La derrota de España ante los surcoreanos, propiciada por un árbitro impresentable, la vi en un restaurante, junto a un amigo chino, donde insulté al colegiado y sus cegatos jueces de línea con toda mi alma, tomando consciencia aquel mismo día que podía jurar en hebreo en China ya que nadie entendía mis insultos. Recién concluido el partido, recuerdo que llegó al restaurante un grupo de españoles con niñas chinas que acababan de adoptar, y me preguntaron: "¿Cómo ha sido la cosa?". Yo les contesté: "Pues cómo va a ser, ¡como siempre!".


ALEMANIA 2006
: Segundo Mundial en China, y primero en el que ya tenía este blog, así que ya conté alguna cosa futbolera
en aquel entonces. Fue un Mundial parecido al de esta ocasión, con mucho trasnoche por la diferencia horaria, y muchos partidos-borrachera en los que uno se iba a una terracita de un bar y se inflaba de Qingdaos para que no le venciera el sueño. He de decir, no obstante, que la parte final del Mundial la viví con nula intensidad, pues ningún equipo de semis me hacía gracia nunguna, y además esos encuentros me pillaron en el Tíbet. Destrozado por el mal de altura no tenía yo casi energía ninguna para ver los encuentros, prefería aprovechar para conocer una región a la que, como periodista, no tengo muchas facilidades para ir. Ni siquiera vi la final de Alemania 2006, con lo que me ahorré ver ganar a mi odiada azzurra.



Ese es mi camino pedregoso hasta el orgasmo deportivo de ayer, 11 de julio de 2010, día del primer Mundial español. ¿Cuál es el tuyo?

Enlace Permanente

Por ahora hay 18 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Un kilochano
(y un concurso para celebrarlo)

8 de Julio, 2010, 0:01


Estimados lectores ocasionales y fijos, este es el post número mil de Chinochano, el blog que desde hace casi un lustro intenta entretenerse en China y alrededores.

Para celebrar el magno acontecimiento había pensado hacer un post muy especial: qué se yo, pedir a Lady Gaga que compusiera una canción dedicada al birrograma, o a Vargas Llosa que analizara con su hábil pluma la invasión riskeña del mundo por parte de China.

Pero todos mis planes se han ido al garete por una feliz razón: la selección nacional de España, la muy cabrita, ha llegado a la final del Mundial, y no estoy ni yo ni vosotros para posts especiales porque la camisa -roja- no nos llega al cuerpo. Los madrugones de los últimos días para ver a la selección meter su gol -pues sólo marcan uno por madrugada- me han dejado algo tocado y falto de energías para un post bien trabajado.

Por ello, en lugar de fuegos artificiales, miradas nostálgicas al pasado u homenajes al menaje (oh, menaje), he decidido que la mejor forma de marcar la efeméride es convocándoos a un concurso, aprovechando, además, que hace tiempos que no se organiza aquí ninguno...

En esta ocasión, y recordando la sugerencia de un amigo, os convoco a un concurso de fotografía, cuyo plazo de entrega queda abierto desde YA.

El tema es "China" (¿a que no lo esperabais?) y cada concursante puede mandar una imagen. Un jurado de representantes del mundillo artístico de Pekín -una gente muy poco de fiar, vamos- elegirá la mejor y una subcampeona.

Los interesados en participar, podéis mandarme vuestra foto al correo chinochano2008@yahoo.es

No hacen falta fotos superprofesionales: lo amateur y lo improvisado se aprecian mucho también. Tampoco es necesario que sean fotos hechas en China, podéis buscar el lado chino de vuestro barrio de Jaén, o de Texcoco.

Los dos ganadores y algunos de los finalistas -el número dependerá de los participantes- serán publicados en un post del blog, así que todo aquello que mandéis ha de ser publicable (quiero decir, que me deis permiso para ello, aunque sea una versión redudida de la imagen). Ah, y no me coléis fotos de García Alix, tunantes, que tengo un programa para rastrear fotos en Internet y me enteraré si me dais gato por liebre.

Estaba pensando en qué premio dar para un concurso en fecha tan destacada, y al principio había pensado en un Maseratti, pero creo que es muy vulgar.

En lugar de ello, el premio al ganador va a ser este blog. Bueno, este blog... durante una semana. Quien gane el premio puede hacer con la bitácora chinochana lo que quiera: o bien escribir y publicar lo que le apetezca, o bien, si le da pereza, puede ordenarme a mí que escriba de lo que a él le dé la gana. La semana a disponer del blog la decidiremos el ganador y yo, pero supongo que será alguna de este verano.

En cuanto al finalista, estos días de futbolitis con el Mundial no me dejan razonar con claridad, así que a éste le ofrezco un regalo futbolero: un kit de hincha del Beijing Guoan, el equipo de Pekín (actual campeón de liga). Incluye camiseta, bufanda y vuvuzela verde, que es el color del club pequinense.

Sin más, os conmino a que mandéis vuestras fotos. El plazo de recepción de trabajos se cerrará en unas semanas (pero no os apresuréis, os voy a dar bastante tiempo para que no participen sólo cuatro gatos).

¡Saquen sus Polaroids!


Enlace Permanente

Por ahora hay 12 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Clima político

5 de Julio, 2010, 0:01


A los españoles, y me imagino que a las gentes de otros países también, nos gusta considerarnos como un país dividido en dos bandos irreconciliables, la vieja idea machadiana de las Dos Españas. Sociatas y peperos, rojos y fachas, centralistas y periféricos, pro y antitaurinos... en fin, un largo etcétera. Muchos de nosotros nunca nos consideramos de uno de esos bandos, más bien nos calificamos de "moderados" o "neutrales", pero sí que colocamos a otras personas en ellos ("ese tío es un facha"), lo cual hace pensar que, lógicamente, otras personas nos están categorizando como gentes de bandos en los que no creemos estar.

En China, la comunidad española -y tal vez la de otros países también- suele olvidarse un poco de estos maniqueísmos, con la idea generalizada de que es un poco absurdo que a miles de kilómetros, en otro mundo y con otras cosas que ver, se discuta sobre las mismas cosas que en España, teniendo en cuenta además que son debates eternos que nunca alcanzarán consenso. Los dos bandos, las dos Españas, se diluyen un tanto en China... o más bien se sustituyen por otros dos bandos, igualmente irreconciliables: los prochinos y los antichinos.

Un prochino ideal -probablemente inexistente- sería aquel que defiende a China, incluyendo su Gobierno, en cualquier circunstancia, y un antichino -otro mito que seguramente no existe en estado puro- alguien a quien nada de este país le parece bien. Como digo, no hay prochinos ni antichinos puros, sino más bien tendencias hacia uno u otro extremo sin llegar a él, algo que no sólo depende de tus ideas, sino de las que tengan los que te rodean: por ejemplo, si te rodea gente muy crítica con China y tu eres de llevar la contraria, es posible que acabes defendiendo más a China de lo que lo harías si te rodeara gente enamorada del país.

Los debates prochinos/antichinos pueden ser interminables, y durar horas (y desde que se inventaron los blogs, Twitter y Facebook, hasta días o semanas de comentarios y posts). Generalmente, surgen en momentos de máxima atención informativa: por ejemplo, durante 2008, cuando se celebraron aquí los Juegos Olímpicos o se produjeron las revueltas tibetanas.

En 2008, todos nos enzarzamos en interminables debates en torno a este dualismo, que este blog vivió con bastante intensidad (por ejemplo aquí, o aquí). Los que vivimos aquel año intenso, acabamos quizá un poco cansados también de tantas interminables discusiones que nos acababan dejando a todos en el mismo lugar, y en los últimos tiempos se huele cierta tendencia a no menear mucho las cosas, a evitar la confrontación. Un deseo de no discutir, o por lo menos esa impresión me da, porque vemos que los debates suelen tener los mismos argumentos en cada bando, pase el tiempo que pase, por lo que es un esfuerzo inútil volver a esos temas.

En cambio, una cosa que se hace todavía es desplazar este eterno debate "China buena/China mala" a terrenos menos enlodados, aparentemente banales, porque los "serios" pueden generar  mayor crispación.

Por ejemplo, en algo tan aparentemente inocente como es hablar del tiempo que hace, la típica conversación de ascensor que tenemos por pura cortesía.

Os pongo un ejemplo de conversación del tiempo en la que subyace el eterno debate, que yo he tenido o he oído en muchas ocasiones:

- ¿Qué tiempo más malo hace, no?
- Sí, es que esta contaminación de Pekín no se puede aguantar.
- No hombre, lo de hoy no es contaminación, es que está nublado...
- Pero qué dices, ¿te parece normal que las nubes sean marrones?
- Como si son naranjas, ¿no has visto que están cayendo gotas?
- Pues igual es lluvia ácida...
- Venga ya, es que el clima de China es así, casi nunca hace sol...
- Sí, pero en la Embajada de EEUU tienen un medidor de contaminación que marca cada día niveles nocivos para el ser humano...
- Ya bueno, pero no sé qué hace el embajador estadounidense midiendo esas cosas...
- ...

- ...

Como veis, la conversación difiere bastante del clásico "-Cómo está el tiempo -Pues ya ve, parece que va a llover"...

Podrían establecerse paralelismos entre esa charla climatológica y otra más seria, de este tipo:

- Pues vaya lo que han hecho los chinos, ¿no?
- Sí, es que esta dictadura no se puede aguantar.
- Bueno, pero el Gobierno ha conseguido que los chinos mejoren su vida muy rápidamente...
- Pero qué dices, ¿te parece normal que haya censura y pena de muerte?
- No, pero ¿no crees que China está mejor que hace 30 años?
- Pues igual podría estar mejor sin comunismo...
- Venga ya, es que China es así, no es fácil cambiar milenios de sistema autoritario en un país tan enorme...
- Sí, pero también EEUU es enorme y es el país con más libertad del mundo...
- Ya bueno, libertad para ellos, porque los de Abu Ghraib y Guantánamo...
- ...
- ...


Ya sabéis, lo mejor es hablar de fútbol... ¡Aunque nunca se sabe, igual se acaba peor!

Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share









Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré