chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


¿Donde se nace, o donde se pace?

6 de Septiembre, 2010, 0:01


Recientemente asistí por razones de trabajo a una conferencia del Instituto Cervantes de Pekín que versaba sobre un interesante y aún no muy estudiado tema: los problemas de identidad que a veces afrontan los niños chinos -en su mayoría niñas- adoptados por padres de otros países. Un tema que concierne mucho a España, uno de los países que más niñas chinas ha adoptado en los últimos 20 años. Como muchos de los lectores sois padres adoptantes, he pensado que a lo mejor os podría interesar que comentara algunos apuntes de lo mucho que se comentó allí.

Por ejemplo, la conferencia sirvió para tratar una duda que algunos me habéis planteado en el consultorio veraniego, y también muchas veces antes a través de correos, pero que yo nunca he sabido responder muy bien: ¿Qué piensan en general los chinos del hecho de que padres extranjeros se lleven a algunas de "sus" niñas fuera del país?

En la conferencia, las preguntas de los asistentes y los comentarios de las conferenciantes fueron en la misma dirección al respecto: lo que más preocupa de ese hecho a los chinos es que las niñas que se van a otros países pierdan la cultura china. A ellos, como pueblo muy nacionalista que son, les gustaría mucho que esas chicas, a pesar de vivir en otros países, aprendieran chino y tuvieran cultura china.

Sin embargo, a decenas de miles de kilómetros, en una cultura tan diferente como la española, y donde lo chino es algo remoto y aún desconocido (por no mencionar la imagen negativa que se tiene muchas veces de China), no es fácil cumplir ese sueño de "culturizarse" de la civilización china, un sueño que comparten muchos padres adoptantes, y a veces también las propias niñas.

Una de las conferenciantes -Liao Yanping, que vive desde hace 20 años en España y estudia este problema de la identidad cultural de las niñas adoptadas- contó que no siempre las familias, y las niñas, afrontan la cuestión de la misma forma. Hay por ejemplo familias en las que la chica comienza a preguntarse por su origen chino y a interesarse por él cuando llega a la pubertad, cuando empieza a salir con chicos y las hormonas le piden saber más de su infancia (y es ahora cuando muchas de las chinas adoptadas están entrando en la adolescencia, así que es posible que esto vaya ocurriendo paulatinamente en muchas familias).

Pero en otros casos, la niña, por alguna razón u otra, rechaza la cultura china, quizá por la imagen negativa que le llega de ella (le cuentan que fue abandonada porque vivía en una zona pobre, ve malas noticias de China en el telediario, algún compañero de clase se mete con ella por su aspecto diferente, etc). También está el caso de chicas a las que sus padres ponen a estudiar chino desde pequeñas y que a veces, según Liao, acaban cansándose del idioma y lo rechazan, porque como contaba esta experta, la pedagogía que se usa en China para estudiar el idioma (repetir y memorizar a saco) choca con el sistema español (que prima la creatividad, el estudio con relajo). La chica, acostumbrada a la enseñanza española, no resiste mucho los métodos chinos (puedo entenderlo porque a mí también me ha pasado cuando estudié chino, y de hecho tengo la teoría de que los que han estudiado ciencias, más duras, valen más para el chino que los que estudiaron letras como yo).

Liao admitió en la conferencia que tampoco es una condición obligatoria que estas niñas se empapen de cultura china. Pueden ser felices con sólo la cultura del país que les acogió, si ellas no muestran interés tampoco hay que obligarlas. No obstante, ella, para aquellas familias y niñas que sí quieran conocer esa cultura china, tiene una editorial de libros para dar a conocer la cultura china a niños y adolescentes chinos adoptados.

En la conferencia también participó una española con muchos años de residencia en China, Jerònia Muntaner, que trabaja en la ONG La Mitad del Cielo ayudando a formar a niñeras para los orfanatos chinos. Una de las cosas interesantes que contó Jerònia es que quizá se tiene una visión excesivamente negativa de esos padres que abandonan a sus hijas en China. Según ella, los abandonos no se suelen basar en cruel desapego o en rechazo total a las niñas, sino en que los padres biológicos piensan que las niñas van a vivir mejor o a ser más felices en un orfanato, desde donde es posible que sean adoptadas por padres de un país más desarrollado. También hay que tener en cuenta, explicó, que muchos padres optan por el traumático abandono (sin que nadie les vea) en lugar de dar en adopción (dando la cara ante las autoridades y con los trámites adecuados) porque si dan en adopción se les prohíbe tener más niños, mientras que el abandono, aunque más duro psicológicamente para ellos y para las niñas, les permitirá en el futuro intentar tener otro vástago, quizá ese varón que muchas familias rurales desean.

En plan curiosidad, Jerónia comentó también cierta "tensión" que se vive cuando las familias adoptantes españolas van de visita a los orfanatos con sus niñas, ya entregadas en adopción,  y las cuidadoras de estos centros se enfadan un poco con los padres y van corriendo a buscar mantas y jerseys para abrigar mejor a éstas (lo cual a su vez molesta a los padres, que piensan que las niñeras les culpan de no cuidar bien a las adoptadas). Esto, explicaba la española, se debe a una diferente mentalidad cultural sobre cómo hay que educar a los niños. En España se prefiere al niño activo, juguetón y movido, por lo que la ropa con la que se lo viste no es tan gruesa ni pesada como la que pondrían los padres de China, donde se quiere un niño tranquilo, quietecito y un poco sumiso. Algo que se puede conseguir poniéndole esos abrigos y jerseis acolchados tan típicos del campo chino. ¿Es mejor o peor? Es diferente, cada cultura lo ve a su manera.


Bebés chinos abrigados e incluso atados para que no den guerra



´No suelo enlazar aquí a cosas que escribo para el trabajo, pero bueno, voy a hacerlo hoy por si me he dejado algo en el tintero. Mirad aquí a ver si hay algo más.

Enlace Permanente

Por ahora hay 44 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré