chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Octubre del 2010


Our son of a bitch

30 de Octubre, 2010, 0:01




En las últimas semanas, han salido a la luz, gracias a Wikileaks, documentos que demuestran que EEUU mató a 70.000 civiles en Irak. Creo que semejante horror da bastantes argumentos a quienes defendemos que la comunidad internacional, especialmente la occidental, ejerce una terrible doble moral a la hora de juzgar a Estados Unidos, una superpotencia que en el último siglo ha causado tanto daño como otras a las que hemos juzgado con mucho mejor ojo (la China actual, por ejemplo, o la antigua Unión Soviética). Recordemos que EEUU es el único país que ha probado armas nucleares contra la población civil (Hiroshima y Nagasaki), o el que más ha usado las armas biológicas (el agente naranja en Vietnam). También ha colocado y mantenido dictadores terribles en Latinoamérica y África (desde Pinochet a Mobutu), ha generado la crisis económica mundial o estuvo a punto de destruir el mundo junto a la Unión Soviética (crisis de los misiles de 1962). Todo en prácticamente 50 años.

Nuestras sociedades han olvidado lo que es la imparcialidad desde hace tiempo, consideran que EEUU está "de nuestro bando" y rápidamente olvidamos sus tropelías, pese a que algunas de ellas nos afectan mucho más directamente que las antiguas soviéticas o las actuales chinas (recordemos la crisis actual, o el 11-M). Sin embargo, el porcentaje de noticias negativas sobre China es bastante mayor que con respecto a EEUU, donde en los últimos años casi lo que predomina son las
noticias anecdóticas de la vida personal de Obama (y su perro).

Esta doble moral recuerda a la de la propia EEUU cuando, durante la Guerra Fría, apoyaba a dictadores anticomunistas que en ocasiones eran iguales o peores que el comunismo. Así, cuando le preguntaron al presidente estadounidense Roosevelt por qué Washington apoyaba al infame Somoza, él contestó la célebre frase "yes, he is a son of a bitch, but he is our son of a bitch" ("sí, es un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra").

La doble moral con EEUU es tan antigua como la política exterior de ese país expansionista y agresivo, pero yo creo que todavía no ha sido muy estudiada en relación con China, el supuesto "gran rival" de Washington en la actualidad. Quizá podríamos iniciar aquí un poco ese debate, con algún que otro ejemplo que plantearé a continuación.

Pero quiero que quede claro, antes de empezar, una cosa: nada de lo que digo tiene intención de justificar ninguno de los errores chinos, de los que ya se ha hablado muchas veces aquí y han sido convenientemente criticados y condenados (corrupción, censura, persecución a disidentes, pena de muerte, falta de libertad, etc). China es una dictadura que viola los derechos humanos y debe cambiar mucho. Pero hoy hablamos de otra cosa.
El objetivo de hoy es criticar a EEUU y a quienes lo justifican.

Confiando en que lo anterior quede claro, vamos allá con las dudas sobre la doble moral chino-americana:

El sistema es el culpable: Cuando en China hay un escándalo de corrupción, o de seguridad alimentaria, o cualquier otro tipo de problema (no necesariamente de derechos humanos), muchos expertos extranjeros enseguida apuntan a que el problema no es de un sector concreto, ni tiene fácil solución, porque el problema está en el sistema de partido único en sí, que causa todos los males, por lo que debe ser derrocado y eliminado. Sin embargo, cuando EEUU tiene problemas (por poner dos casos concretos, el huracán Katrina, o el vertido del Golfo de México) a nadie en su sano juicio se le ocurre poner en tela de juicio el sistema político estadounidense, como mucho criticará al presidente de turno o a determinadas instituciones que no han sabido prevenir o paliar los destrozos en tal o cual desaguisado. Resumiendo: según algunos, los problemas diarios en EEUU se solucionan con elecciones, los de China con revoluciones.

Etnias: En EEUU, los indios han sido marginados durante siglos, y en el siglo XIX se les asesinaba como a piezas de caza. Hoy en día, se les ha reducido a reservas, o se les ha asimilado con el resto de la población, aunque eso sí, Hollywood les ha dedicado bonitas películas de disculpa. Todo el mundo parece muy orgulloso del crisol de culturas que es hoy en día Norteamérica, y muchos parecen olvidar que ese crisol escaldó a los que originalmente poblaban esa tierra. Y esta situación no es tan diferente de la que China tienen actualmente en lugares como el Tíbet o Xinjiang. Sin embargo, ¿cuántas noticias del Tíbet y cuántas de los indios norteamericanos leéis en los medios de comunicación? Y paradójicamente, muchos de los apoyos a la causa tibetana están en EEUU...

Premios Nobel: Los dos últimos Nobel de la Paz son un perfecto ejemplo de doble moral. En 2009 se le concedió el Nobel a Barack Obama, con menos de un año de presidencia, cuando aún no había siquiera retirado las tropas de Irak o cerrado Guantánamo. En 2010 se le ha dado el Nobel al disidente chino Liu Xiaobo, un premio merecido pero revelando un criterio totalmente opuesto a la hora de tratar a China y a EEUU. A Washington le basta con un cambio de Gobierno, tras años de violaciones de derechos humanos, para ganar un Nobel (o un tratado de paz tras destrozar a un país en una guerra, como pasó cuando galardonaron a Kissinger por acabar con la terrible Guerra de Vietnam que el mismo promovió). Muchos han sido los miembros o ex miembros del Gobierno estadounidense que se han llevado el Nobel, pese a que en todas las épocas Washington ha ejercido una política exterior catastrófica: Carter, Al Gore... Al Gobierno de EEUU, el Comité Nobel le pide simplemente que pida perdón tras un periodo de horrores, y le dan el premio. Al Gobierno de China ninguna mejora parcial le ha dado premio alguno, pues los dos concedidos (Liu Xiaobo y el Dalai Lama) han servido siempre para alimentar las críticas contra Pekín.

Disidentes: Por definición, un disidente es simplemente una persona que disiente con la política de su país. Sin embargo, esta palabra sólo se usa hoy en día para gobiernos comunistas o dictaduras. ¿A qué se debe? En mi opinión, gente como Michael Moore o Noam Chomsky podrían ser considerados perfectamente disidentes del Gobierno estadounidense. También muchos de los "purgados" durante el mccarthysmo, o líderes sindicales polémicos como el desaparecido sin dejar ni rastro Jimmy Hoffa. Y "disidente" no es la única palabra que se emplea mucho más con China que con EEUU, otro caso es "genocidio". Pocas veces oiremos decir que EEUU cometió un genocidio en Hiroshima, por ejemplo, cuando sería bastante razonable decir que lo hizo. En cambio, con China se ha llegado a decir que ha cometido un "genocidio cultural
" en el Tíbet (una utilización algo desproporcionada del concepto genocidio, creo yo, porque acabar con una lengua o una religión, aunque sea malo, no creo que pueda denominarse genocidio, aparte de que está por ver que la lengua y la religión tibetana estén desapareciendo). También se asevera que China ha cometido genocidio indirectamente al vender armas a Sudán, cuyo Gobierno mató a miles de personas en Darfur. Genocidio lo hubo, pero no puedes echarle la culpa indirectamente a China... y si haces así, acusa también a EEUU, que también vendió armas a Sudán. Por cierto, que tampoco he leído mucho la palabra genocidio a la hora de calificar lo que los USA han hecho en Irak...

Boicots: Cuando una noticia negativa sobre China aparece en los diarios por Internet, y se abre la sección de comentarios, siempre sale el típico alborotador que pide, en represalia, dejar de comprar artículos fabricados en China, como si el dueño de la tienda de todo a 100 de su barrio fuera responsable de la política de derechos humanos del país que le vio nacer. Por esa regla de tres, ¿Deberíamos, después de haber conocido los informes en Wikileaks, dejar de ver películas de Hollywood? Está claro que los que piden esos boicots, más que una China libre, quieren una China pobre.

Estos son algunos de los casos de doble moral que en los últimos tiempos he visto a la hora de tratar a EEUU y China. Repito: todo lo anterior no ha sido para justificar a China, sino para decir que nuestra actitud hacia EEUU, en muchas ocasiones, es injustificable.

Si se os ocurre algun caso más de doble moral, podéis citarlo en los comentarios. Y si no estáis de acuerdo conmigo, podéis dejar vuestra opinión en el mismo lugar. Pido moderación en las opiniones, si pude ser... Os dejo, que me voy a comer al McDonalds.

Enlace Permanente

Por ahora hay 49 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Consultorio Chinochano (3)

27 de Octubre, 2010, 0:01


De forma semanal o quincenal, más o menos, dedicaré un post a preguntas de los lectores. Si tenéis alguna duda sobre China o alrededores, mandad vuestras preguntas a mi correo electrónico (chinochano2008@yahoo.es) especificando en el título del mensaje o en el texto que las cuestiones son para este consultorio. Graxies por vuestra cooperación.

Preguntas de Iván:

¿Por qué hay tantos chinos en España de Wenzhou? ¿De qué zonas de China suelen venir?, ¿Por qué España?

Aunque los chinos tienen fama de grandes aficionados a emigrar, lo cierto es que el espíritu viajero no está tan extendido como creemos. En realidad, hay ciertas ciudades o provincias de Chinas cuyos habitantes ven más normal ir a otros países a trabajar, mientras en otros sitios es más raro que esto ocurra. En general, las provincias más propensas a viajar son las de la costa sur y este, mientras que las gentes del norte y del interior son menos amigas de ir al extranjero. Por ejemplo, hay muy pocos pequineses en los barrios chinos de todo el mundo...

Wenzhou está en una de esas provincias de vocación viajera, Zhejiang (otras son Cantón, Fujian o Jiangsu). Hay muchos wenzhouneses en España, sí, pero también en EEUU o en otros países de Europa. La razón de que mucha gente de Wenzhou vaya a España probablemente se deba a que muchos de los empresarios de la ciudad que abren negocios o tiendas en España llaman a sus amigos o familiares para que les ayuden en su empresa, o trabajen para ellos (los chinos se tienen más confianza para trabajar juntos si son de la misma provincia, o del mismo barrio). También puede influir el boca a boca: si alguien de Wenzhou oye decir que el vecino de arriba está haciéndose de oro en Zaragoza, es posible que le intente imitar.

Por cierto que otro lugar de origen de muchos chinos en España (sobre todo en Cataluña) es Qingtian, que está cerca de Wenzhou.

Quisiera pedir ayuda, consejo urgente sobre un dilema que tengo desde hace ya tiempo, la duda de estudiar chino o japonés; se me ha dado la posibilidad de estudiar uno de estos dos idiomas, y obviamente quiero aprovecharla. Por un lado está el japonés, cultura que me ha estado llamando la atención desde niño. Respecto al chino, veo ventajas como la importancia de China en el mundo como probable futura primera potencia mundial, y la cantidad de oportunidades que espero en un futuro se puedan encontrar ahí.

Las cosas se estudian mejor si se tiene pasión en ellas, así que yo te recomiendo que estudies japonés, idioma que a mí también me fascina, aunque no creo que nunca lo estudie. Y si nos ponemos en plan pragmático, el idioma que se debe estudiar no es el chino, sino el inglés, ése si es el idioma que te abrirá puertas en muchos lugares. El chino es un idioma tremendamente complicado, y el que lo estudie debe hacerlo porque le guste mucho, muchísimo.

Preguntas de Antonio, Pily y Sonia Yi:

¿Hay alguna Casa de Aragón en Pekín? Si hay ¿Sueles acudir o formas parte de ella?
 
Es bien sabido que los aragoneses somos, ante todo, poquicos: no creo que pasemos de una docena en Pekín, así que no hay quorum suficiente como para hacer un local así. De todos modos yo siempre he sido un poco outsider, a lo mejor incluso "en habiéndolo" no lo visitaría.

Si no hay Casa de Aragón, ¿hay, o conoces, muchos aragoneses en Pekín y os soléis reunir en alguna ocasión, o para celebrar alguna fiesta aragonesa?

Conozco, así a bote pronto, a cinco o seis aragoneses que viven o han vivido recientemente en Pekín, y alguna vez quedo con ellos o me los encuentro, pero no jugamos al guiñote, ni cantamos jotas, ni tampoco practicamos tiro de barra. De la misma forma que cuando voy a Aragon no me gusta mucho "hacer el chino", cuando estoy en China no me gusta "hacer el aragonés". Donde fueres haz lo que vieres, le dijo Quijote a Sancho, así que en cada lugar intento adaptarme, sin estar demasiado aferrado a aquello que dejo en el otro lado. Tengo que aclarar además que antes de mis nueve años en Pekín pasé siete en Madrid, así que mi acento aragonés se ha diluido bastante con el tiempo, al menos cuando estoy fuera de la tierra. Me considero aragonés, amo mi tierra y hago muy buena publicidad de ella, pero también soy consciente de que he perdido algo de raíces, la vida es asín.

Preguntas de Albert:

¿Qué sabes del lenguaje de los sordomudos en China? ¿Como se lo hacen los chinos para leer en los labios?

Ya me he preguntado eso yo alguna vez, ya... Sobre todo porque no es raro encontrarse a veces a chinos sordomudos hablando/gesticulando en la calle. No creo que les baste con leerse los labios, dado el carácter tonal de este idioma. Es posible que el idioma de sordomudos se base en ideogramas comprensibles por sordomudos de cualquier país, lo cual debe ser genial para que los sordomodos del mundo se unan... De todos modos hace años leí en un artículo de Rosa Montero que los sordomudos están divididos en dos facciones muy enfrentadas, una que quiere estar así como muy diiferenciada de los que oyen y otra que quiere integrase más. Parece un mundo bastante interesante y desconocido.

¿Por qué los españoles residentes en China desean saber a que te dedicas?

Bueno, supongo que porque ello puede explicar muchas cosas: por qué estás aquí, por ejemplo. No me parece demasiado extraña la pregunta, la verdad. A mí me gusta menos que te pregunten cuánto tiempo llevas, que también es un clásico y me pone enfermo porque justo después viene la pregunta/afirmación: "ah, entonces sabrás chino, ¿no?".

¿Por qué la mayoría de las mujeres, familiares o socios de los españoles que trabajan en China tienen una consultora o una empresa?

Pues no sabía yo ese tema, supongo que estás metido en un mundo, el empresarial, que yo no conozco tanto, y allí debe llamar la atención... No sé, quizá las esposas de españoles aprovechen cierto "estatus" que puede dar esa situación para avanzar económicamente, y más si son chinos. Creo que los chinos son un pueblo muy emprendedor, el sueño de muchos es montar una empresa (en lugar del sueño español de ser funcionario) y quizá estar relacionado con extranjeros abre más puertas. No me parece especialmente extraño esto tampoco.

Enlace Permanente

Por ahora hay 22 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Pabellonitis en Shanghai (y III)
conclusiones, ruegos y preguntas

25 de Octubre, 2010, 0:01


Tras citar en la primera y segunda entregas algunos pabellones que me llamaron la atención en la Expo Universal de Shanghai, me gustaría terminar la serie con unas ideas generales de este magno evento, algunas positivas y otras no tanto. Son las siguientes:

- Una Expo Internacional (como la de Zaragoza) es mucho más agradable que una Expo Universal (como la de Sevilla o la de Shanghai). No tiene tanto atractivo arquitectónico (los países no diseñan sus propios pabellones) pero por dentro sus edificios te enseñan lo mismo o más, con menos colas y un tamaño mucho más manejable y menos agobiante. No creo que Zaragoza le tenga que envidiar en nada a Shanghai, al final es lo mismo pero sin tanta alharaca.

- Esto de las Expos Universales es un poco kafkiano. Pongamos que te toca hacer 12 horas de cola en el pabellón de Arabia Saudí, como pasó la semana pasada, cuando Shanghai 2010 fue visitada por nada más y nada menos que un millón de personas. ¿Qué puede haber dentro que justifique 12 horas de cola? ¿Un barril de petróleo para cada visitante? Por muy bonita que sea la película saudí, no tiene ningún sentido. En general, si se piensa friamente, todo es un poco absurdo. Si el interior de un pabellón con mucha cola está lleno de cosas, llegas tan cansado tras la espera que no tienes energía para verlas. Si está vacío y sólo tiene un bebé gigante, como el de España, te sientes un poco estafado. Las Expos son un poco surrealistas, y además, tendríamos que empezar a pensar si sirven para algo en un mundo donde ya podemos conocer otros países a través de la tele o de Internet (bueno sí, sirven para hacer pasta, pero a los visitantes, ¿les aporta realmente algo?).

- El pueblo chino es invencible, o pasa de todo, o las dos cosas. Aguantan horas de colas, empujones, calor, timos pabelloníferos... ¿Creéis que vi algún chino enfadado por ello? Como si nada, todos sonrientes, tranquilos y felices de "disfrutar" una Expo que en muchos países la gente hubiera calificado de insoportable. ¿Cómo tienen los chinos tanto aguante? ¿Por qué no se quejan? Tras casi 10 años aquí, me siguen alucinando.

- Las Expos no están pensadas para países superpoblados. China estaba empeñada en tener la Expo más visitada de la historia, cosa que consiguió (más de 70 millones de personas la han visto hasta ahora) pero... ¿mermó tanta cantidad la calidad? Las hordas de visitantes han destrozado la mayoría de los juegos interactivos, han deteriorado visiblemente muchos pabellones (por ejemplo, el de España, llevándose cachos del mimbre que lo cubre) y han sobado todo tanto que los pabellones están sembrados de papeles improvisados en los que los voluntarios piden a la gente que por dios no toque nada (había pabellones en los que casi cada objeto tenía esos papeles pegados, con celo y de cualquier manera, dándole a todo un toque cutrongo).


En los pabellones en los que se optó por muestras clásicas tipo museo, no se veía nada, porque alrededor de cada objeto había tal cuadrilla de gente que no había quien se enterara de nada. ¿Valió la pena tanta promoción para que fuera todo el mundo? Para las estadísticas sí, para los visitantes, tengo mis dudas.

- No hay objeto, pared o baldosa de la Expo que no haya sido fotografiada por los visitantes. Persiste el tópico de que los japoneses lo fotografían todo... comparados con los chinos, los nipones odian la fotografía. Los visitantes chinos de la Expo de Shanghai hacían como media por persona y pabellón, tirando por lo bajo, unos 8 trillones de fotos. A estatuas bonitas, a estatuas feas, a pantallas en pasillos oscuros, a extranjeros, a cualquier chominada. No os lo podéis ni imaginar, porque incluso yo que lo vi creo que estaba soñando, ¿cómo pueden fotografiar absolutamente cualquier cosa, sin nada que se pueda calificar mínimamente de criterio?. Con las fotos que han hecho, imprimidas, se podría construir un mapa de la Expo a tamaño natural en el que no quedaría ni un sólo cachivache o rincón de los pabellones sin inmortalizar.

- La organización de la Expo estuvo a años luz de la de los Juegos Olímpicos. Y no lo digo porque me tire la "tierra" (vivo en la rival de Shanghai, Pekín), pero todo el mundo lo comenta. De Pekín 2008, casi todos (periodistas, atletas, público) se fueron encantados, diciendo que han sido probablemente los mejores juegos de la historia hasta la fecha. De la Expo, sólo llegan de los que están participando las siguientes palabras: "por dios, que se acabe ya", y nadie se atreve a decir que sea la mejor, ni mucho menos. Una cosa, eso sí, han tenido en común JJOO y Expo: en los dos casos, las autoridades chinas han pasado olímpicamente de organizar actos culturales paralelos a los grandes eventos (conciertos, conferencias, espectáculos callejeros, etc). Será por miedo a protestas, será porque les da lo mismo todo lo que no dé pasta: en los dos magnos acontecimientos que China ha tenido este lustro, se suprimió todo lo que se pudo el aire festivo.

En resumen, que pasé unos días gratos en la Expo, pero algunas cosas no me acabaron de cuadrar. Ahora Cantón quiere hacer también una Expo Universal (la de 2025, creo), así que igual para entonces China ha logrado solucionar algunas de estas dudas. Dejamos la cuarta entrega de la serie para dentro de quince años, por tanto (o para cinco, si por alguna pirueta del destino voy a Milan 2015).

Para terminar, unas fotillos más del evento que no me cupieron en los días anteriores:


Pabellón de Israel, pequeño pero resultón (y el primero que visité).



Primer pabellón de Corea del Norte en una Expo Universal
(fue el único en el que compré algo: agua mineral norcoreana).



Otro pabellón de país aislado, Turkmenistán.



Detalle del pabellón de Corea del Sur,
uno de los más grandes.



El multicolor pabellón de Estonia (con el puente Lupu al fondo).



Interior del pabellón de Noruega,
en el que no se mencionaba nada del Premio Nobel por si acaso
(el de Suecia, en cambio, sí lo hacía).



Pabellón de Francia, enorme por fuera, insulso por dentro.



Pabellón de Polonia, muy currado tanto exterior como interiormente.



La popular bola luminosa del pabellón de Alemania.



El pabellón de Holanda, hippy y genial.



Uruguay tenía un minipabellón en el edificio suramericano,
en el que lo mejor era esta estatua de una vaca con sus ubres y todo.



El pabellón húngaro era espectacular por dentro,
aunque sólo enseñaba una extraña estatua plateada.



Curiosa estatua cerca del pabellón de Madrid.



El pabellón de Barcelona no tenía apenas nada,
pero para paliarlo colocó una especie de capilla en honor a Samaranchi,
el catalán más querido por los chinos.



Chinglish en los baños de la Expo.



El pabellón más espectacular...
Bueno, en realidad es la estación de tren de Hongqiao,
uno de los edificios más grandes sin columnas que he visto en la vida.

Desde allí tomé el tren de vuelta a una sosegada Pekín sin pabellones (¡yupi!).

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (1)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Pabellonitis en Shanghai (II)

22 de Octubre, 2010, 0:01



(viene del capítulo anterior)

Voy a seguir concediendo premios a los pabellones que visité en la Expo de Sevilla, huy perdón, de Shanghai. Continuamos...

EL PABELLÓN CON LA MEJOR PELÍCULA:

EX AEQUO AUSTRALIA Y EMIRATOS ÁRABES UNIDOS

Los que hayáis ido a una Expo (tal vez la de Sevilla o la de Zaragoza) ya sabréis que una de las bases para que un pabellón sea exitoso es exhibir en su interior una película que impresione al espectador, ya sea por su contenido, ya sea por la forma (que la pantalla sea cuanto más rara mejor: una esfera, un icosaedro, un plátano de Canarias, una ubre de camella...). La película de Arabia Saudí comentada antes era espectacular en forma, pero contenido tenía más bien poco. La australiana y la emiratí aunaban un muy buen argumento, que llegaba al espectador, con excelente calidad de realización y gran despliegue de tecnologías pantalliles. Pero como estaba muy oscuro por dentro, pongo sólo fotos de los pabellones por fuera:



El de los UAE tenía forma de dunas arenosas



EL PABELLÓN CON EMPLEADOS MÁS CACHONDOS:
TAILANDIA

Muy importante la labor de los empleados y voluntarios de los pabellones, la mayoría chinos o extranjeros que hablaban un poco de chino, aunque muchos de ellos, tras seis meses aplacando hordas de turistas, estaban más bien hechos fosfatina. No así la encargada de manejar a los turistas en el pabellón de Tailandia. En realidad era una voz en off que decía a los visitantes por donde ir, pero con un chino graciosísimo (y muy básico, así que lo entendía yo también) y haciendo que el público estallara en carcajadas diciendo cosas como "por favor señores, en el pabellón no hay lavabo, no hay baño, no hay nada de nada".

EL PABELLÓN MÁS JETA:
MARRUECOS

Marruecos, señoras y señores, decidió llevar a Shanghai 2010 exactamente el mismo patio marroquí que ya había construido en Zaragoza 2008. Supongo que pensarían que muy poca gente de Shanghai iría a la Expo de Zaragoza y muy poca de Zaragoza iría a la de Shanghai, con lo cual podrían venderles la moto a los shanghaineses nuevamente... No contaban con este chinoaragonés aquí presente, y no puedo sino quejarme. ¡Qué morro, repe no vale! Un patio muy bonito, también hay que decirlo, pero yo creo que no es jugar limpio en la noble competición expositiva.


Conviene decir también que Kazajistán también trajo a Shanghai alguna cosa que ya mostró en Zaragoza -una habitación fría con nieve y yurtas- pero también tenía alguna cosa nueva, como una bellísima cantante kazaja haciendo karaoke.

EL PABELLÓN MÁS SURREALISTA:
CROACIA

Entrada al pabellón: se ven imágenes de Croacia a ambos lados, en un pasillo de cinco metros. Acabado el pasillo, una tienda de corbatas, explicando que las corbatas son un invento croata (la semejanza entre ambas palabras ya nos lo hacía sospechar). Fin del pabellón, circulen, circulen.


Curiosamente, los vecinos y a veces rivales de los croatas, los serbios, también dispusieron un pabellón bastante surrealista. El pabellón, frente al español, giraba en torno a la idea de que un famoso científico serbio inventó hace tiempo un calendario que es más exacto que el que usamos hoy en día, y recomendando por tanto que usemos este calendario serbio. Y punto. 


Por lo menos, serbios y croatas dejan recuerdo con su graciosa estrategia, hubo decenas de otros pabellones de gran insulsez, en los que apenas recuerdo qué había dentro. Incluido el del supuesto rey de las exposiciones (Francia), o los de países que gastan mucho en estos eventos, tales como Italia, Alemania o Suecia.

EL PABELLÓN MÁS PELOTA:
PAKISTÁN

La mayoría de los pabellones, sabiendo que estaban en China, tuvieron numerosos guiños hacia el pueblo chino (como el Flan Chino el Mandarín antes mencionado). Pero lo de Pakistán, uno de los pabellones con menos cola, era de traca: todo, absolutamente todo el pabellón estaba dedicado a las maravillosas relaciones entre China y Pakistán. Visitas de estado mutuas, anécdotas bilaterales como la del famoso maongo pakistaní (ya os la conté hace tiempo
aquí) y una copia a escala del K2, monte que está en  la frontera de ambas naciones superamigas. Sólo faltaba la firma de un tratado de anexión del país pakistaní a la gran China, la verdad.



EL PABELLÓN MÁS RELAJADO:
CUBA

Sin cola ninguna, uno entra al pequeño pabellón y ¿qué hay? Dos bares de mojitos, nada más. Viva el pueblo cubano, ¡viva Cuba Libre!


EL PABELLÓN QUE MÁS PASTA HA SACADO:
NEPAL

Yo no sé si los nepalíes lo calcularon o no, pero les salió redondo... El caso es que el país del Himalaya montó un muy bonito pabellón, mezclando arquitecturas civiles y religiosas de su país, pero, y ahí está la clave, lo llenó de imágenes de Buda, convirtiendo el edificio en el templo budista oficioso de la Expo.


Los chinos, que cada vez que ven un Buda a lo lejos le tiran una moneda, empezaron a arrojar yuanes sobre todas las imágenes de Sidharta que hay en el pabellón (y son muchas), como harían en otros templos, siguiendo la creencia tradicional de que si la moneda cae en un lugar al que es difícil llegar, tendrán más suerte, o más dinero, o las dos cosas. Como resultado, el pabellón estaba INUNDADO de monedas, aquello parecía la casa del Tío Gilito.


Había carteles diciendo que los responsables del pabellón "habían notado que los visitantes se habían puesto a tirar monedas" -como para no notarlo- y avisando que, en consecuencia, habían decidido que el cuantioso dinero recolectado iba a ser usado para construir una escuela para los niños pobres de Lumbini (ciudad de Nepal donde se dice que nació Buda). Yo creo que con lo recolectado, los niños lumbinianos van a poder dar clases de equitación y sesiones de informática con un iPad tamaño sábana para cada uno.

EL PABELLÓN QUE HA TRAÍDO EL OBJETO MÁS PRECIADO:
DINAMARCA

La estrella de los millones de cachivaches que hay en los pabellones (algunos, porque otros estaban prácticamente vacíos) era sin duda alguna la Sirenita, traída de Copenhague y colocada en el centro del espiraloide pabellón danés. Se la veía un poco triste allí abajo, pero bueno... Genial el vídeo en el que se contaba su viaje de Dinamarca a China, con aires nostálgicos, como dejando con pena su tierra querida (pronto volverás, ¡no sufras!).


LA IDEA MÁS BRILLANTE:
CHICHICHILELELE

Chile, un país que siempre ha cuidado mucho sus participaciones en las Expos (recuerdo que en Sevilla 92 su pabellón fue uno de los más exitosos, porque llevó nada más y nada menos que un iceberg) tuvo una muy original idea: como Chile y China son países antípodas, en el pabellón colocó un pozo que conectaba indirectamente (a través de vídeocámaras) con el exacto otro lado geográfico del planeta, donde, por lo que se veía, hay una oficina. La gente de allí te ve a ti, tu les ves a ellos, y puedes hacerles señas o dialogar con papelitos. Bella idea.



EL PABELLÓN MÁS ALEJADO DE LA CIVILIZACIÓN:
MADRID

La principal innovación de la Expo de Shanghai respecto a citas expositivas anteriores era, en teoría, que habría también pabellones dedicados a las ciudades, no sólo a países (siendo como es una expo dedicada precisamente a las urbes). Pero lo que no dijeron es que iban a colocar los pabellones de ciudades aproximadamente en las afueras de la ciudad de Tombuctú... El de Madrid, concretamente (y también el de Londres) estaba tan lejos que podrían haber expuesto en él tranquilamente el gorro perdido de Napoleón. Llegar a él desde el núcleo de la Expo (la zona de países) suponía un largo viaje en el que se requería cantimplora, bocadillos y una o dos noches de acampada. Pobres ciudades en la Expo de las ciudades.


LOS PABELLONES FORTALEZA INEXPUGNABLE DE LA EXPO:
EX AEQUO CHINA, EEUU Y JAPÓN

Los tres países más ricos del mundo se pusieron de acuerdo en una cosa: ponerme las cosas difíciles para no entrar en ellos, pidiéndome reservas con semanas de antelación, citas a horas intempestivas o diciéndome simplemente que me pirara. Son prácticamente los únicos tres pabellones nacionales que no vi, porque para entrar en ellos tenías que ser ministro o acertar la lotería de las reservas.

Una pena, pero dicen que ninguno de los tres era gran cosa por dentro. Por fuera, el de Japón y el de China eran grandiosamente insulsos, y el de EEUU podría haber sido confundido con una central lechera. Más dinero no siempre implica mejores ideas.

China, ande o no ande caballo grande
(e inaccesible)


Japón
(el color del pabellón no se ve muy bien en la foto,
pero era rosa pastel, repito, ROSA PASTEL)


EEUU, o pa qué matarse...

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (1)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Pabellonitis en Shanghai (I)

20 de Octubre, 2010, 0:01


Desde hace unos días, cada vez que veo por la calle un edificio de aspecto raro, pienso que es un pabellón de un país y me entran ganas de visitarlo, aunque en realidad sea una granja de pollos. Sufro de pabellonitis, enfermedad desarrollada después de cuatro días de intenso pateo en la Expo Universal de Shanghai, que he visitado cuando queda ya poco para que acabe (se clausura el 1 de noviembre).

Con mi bendito pase de prensa pude entrar en casi todos los pabellones nacionales, aunque a algunos, lo reconozco, sólo entré 10 segundos para que me sellaran el
pasaporte de la Expo. Lo hace todo el mundo así que no me miréis mal... Por otro lado, y también como el resto de visitantes, estuve en un tris de fenecer de agotamiento al recorrer los kilómetros y kilómetros que tenía el lugar. En fin, creo que valió la pena, me llevé una idea bastante general del magno evento chino del año y pese a los muchos empujones y alguna que otra cosa que no me gustó, en general me alegro de haber ido.

Esto de las Expos supongo que tiene dos tipos de público: uno, los frikis de las Expos, que recuerdan el halo histórico de éstas en tiempos pasados (la Torre Eiffel para París 1889, el Crystal Palace para Londres 1851, el Guernica para París 1937, Sevilla 92, el retrato de las Expos barcelonesas en "La Ciudad de los Prodigios"...) y los que van porque hay que ir, dado que en el país que se celebra no dejan de dar la tabarra los medios con ella. Yo creo que tengo algo de ambos grupos.

Imagino que sabréis que esto de las Expos es una especie de competición clandestina entre países. No hay medallas ni torneo oficial, pero las naciones, sobre todo las que más pasta tienen, buscan hacer el pabellón mas espectacular, el que más colas genere, del que más se hable en la prensa.

Es por ello que yo aquí voy a dar mi particular serie de premios a los pabellones que visité y de paso cuento un poco lo que se pudo ver en Shanghai 2010. Como eran tantos, lo voy a hacer en dos tandas: una hoy y otra el viernes. Començons:

EL PABELLÓN MÁS IMPRESIONANTE POR FUERA:
EX AEQUO PARA REINO UNIDO Y ESPAÑA (Y NO ES CHAUVINISMO, PALABRA)

Fantásticos ambos, y a años luz del resto en originalidad e innovación arquitectónica. El de Reino Unido, una especie de bola con miles de delgadas varillas de plástico transparente, era tan impresionante por fuera como por dentro, generando en ambos casos ilusiones ópticas alucinantes.





En la punta de cada varilla había semillas, imagino que expresando que las grandes obras (como el pabellón, o como las ciudades, pues el tema de la Expo es el mundo urbano) empiezan por lo más pequeño. Me pareció una idea genial. No sé si a los que hicieron tres horas de cola para entrar en un pabellón pequeño que se ve en cinco minutos les pareció igual que yo, pero bueno, sigo pensando que los británicos lo bordaron.


En cuanto a España, un país casi diría yo que obsesionado por las Expos -siempre gasta bastante dinero en ellas, pues interpreta que son un buen anuncio publicitario- creo que también dio en el clavo al usar un material tan español y humilde como el mimbre para hacer una especie de mezcla entre el Guggenheim y la cesta de Caperucita.



Supongo que habrá costado un congo, pero creo que la idea era mostrar que se puede lograr belleza con un material humilde. O eso me inspiró a mí, que estaba muy inspirado esos días. Caminar tanto provoca alucinaciones, y uno se hace unas pajas mentales hermosísimas.

Bastante bueno también el interior del recinto hispano, sobrio para no aburrir a los chinos hartos de colas pero alegre y con un bonito guiño: hablando de la España de hace décadas, sale un anuncio de Flan Chino el Mandarín.


Y no se olvidará uno fácilmente del famoso Miguelín de Isabel Coixet, claro está.



EL PABELLÓN MÁS IMPRESIONANTE POR DENTRO:
RUSIA

Los rusos tiraron de lo que siempre han hecho mejor, las cosas para niños (son los grandes maestros de la animación infantil) y le dieron una total vuelta de tuerca al tema de la Expo (la ciudad, por si se os ha olvidado). Pensaron ellos: "¿Cómo haría un niño una ciudad?". Y convirtieron el interior de su pabellón en una especie de maravilloso mundo de Belfy y Lilibit, con flores gigantes, naves espaciales en el espacio y niños inventando artefactos milagrosos. Digno del mejor decorado hollywoodiense de fantasía épica, oiga.


Al principio me pareció hortera, pero en cuanto le pillé el tranquilo, y ayudado, una vez más, por los efectos alucinatorios del cansancio, me enamoré de la idea rusky.

El pabellón ruso, por fuera, también tenía su gracia, aunque no tanta como el español o el británico.


LOS PABELLONES QUE HICIERON MÁS CON MENOS:
EX AEQUO LETONIA, VIETNAM Y SUIZA

Muy intersantes los tres, por distintas razones. Letonia, porque ofrecía en su interior, pese a lo pequeño del lugar, uno de los espectáculos más alucinantes de la Expo: dos tíos con casco volando, creo que con un sistema de corrientes ultrafuertes de aire. Quién iba a decir que Supermán fuera letón...


Vietnam, el país más bello que conozco por ahora, tampoco me decepcionó con su pabellón. Por fuera era una simple nave alquilada a los chinos, como tantos otros, pero por dentro los vietnamitas hicieron una iglesia occidental construida con juncos orientales. Qué tontería y qué maravilla a la vez. Siempre me ha parecido que los vietnamitas, además de un gran sentido de la guerrilla, tienen un excepcional sentido para la estética.


En cuanto a Suiza -pabellón vecino a España- me encantó su propuesta: hacerte olvidar la Expo en su interior, llevándote a su país. ¿Cómo? Muy simple, con un telesilla que, a modo de atracción de feria, te subía al techo del pabellón, donde habían recreado la montaña alpina, con sus cencerros de vacas y su hierba. Desde allí, uno se sentía en la misma Suiza (es el único país que creo que logra hacerte sentir en él con su pabellón) y olvidarse de las colas, los empujones y los malos rollos de ahí abajo. Olé esos suizos, con esto os perdono el 1-0 del Mundial.



Huyendo de la Expo a la cabaña de Heidi



EL PABELLÓN MÁS VISITADO:
ARABIA SAUDÍ

El gran ganador de las Expos, al final, es el pabellón que más mala leche haya generado entre sus visitantes, por largas colas y discusiones en ellas. Esta vez lo ha conseguido Arabia Saudí, que requería a los visitantes esperar hasta SEIS HORAS para entrar en él, en los días de más visitantes (es decir, el 95 por ciento de los días). ¿Cuál era el secreto? Una espectacular proyección de una película en su interior, con una pantalla ovoidal rodeando a todos los visitantes.



También era bastante bonito su exterior, con forma de bol de cereales (aunque otros pabellones eran parecidos, como el de Finlandia) y su espiral interior para llegar al cine y salir de él.


EL PABELLÓN DONDE MEJOR SE COME:
INDIA

Bueno, no comí en casi ningún otro pabellón, pero me impresionó mucho el bajo precio de la comida en el pabellón indio (20 yuanes, cuando en otros te podían pedir hasta 10 veces más), la excelente calidad de sus lassi (batidos) y su pollo al curry, la rapidez de sus cocineros y la extrema limpieza de su comedor (había otros que daban asco, y no quiero dar nombres). El pabellón en sí no era muy espectacular, pero sí su cuidado al estómago de los sufridos visitantes.



(continuará en el próximo número)

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (1)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Junglas de esparto
resultados de la encuesta

18 de Octubre, 2010, 0:01

Hace unas semanas se puso en marcha desde este blog servidor de ustedes una encuesta para dirimir cuál es la mejor ciudad de China, o la más bonita, o la más vivible, o todo a la vez. Es buen momento ahora de comentar los resultados del sondeo, teniendo en cuenta que me encuentro estos días en la ciudad ganadora (Shanghai), a donde me he desplazado para conocer la Expo Universal, que precisamente está dedicada a las ciudades (pero de la Expo ya hablaré en otro post).

Veamos entonces qué resultados ha tenido el plebiscito. Repasaré las que han quedado en los primeros 15 puestos, las tres últimas y alguna que otra ciudad que ha quedado lejos de la cabeza para mi sorpresa:

1ª SHANGHAI

No es demasiado sorprendente que haya ganado, teniendo en cuenta su histórica fama y todo lo que evoca: pelis de espías y de cine negro, exotismo, rascacielos, futuro... Creo que el resto de ciudades de China cada vez tienen que envidiarle menos a la Perla de Oriente, pero el caché de ésta sigue un peldaño por encima de las demás. Durante la encuesta, fue en tercer lugar muchos días, pero tuvo un esprint final impresionante y acabó la primera en el último instante.

2ª HONG KONG

Otra ciudad de aires literarios, que combina pasado de postín con aires del siglo XXII (es que decir que algo es del siglo XXI ya no parece moderno, ¿no?). Pese a que su skyline sea algo sospechoso (¿no os parece, al ver la foto, como si fuera una mano extendiendo el dedo corazón con desvergüenza?) Hong Kong es la otra grande de Asia, la casa de Suzie Wong. Si la encuesta hubiera acabado cinco minutos antes de cuando acabó, hubiera sido la ganadora, pero perdió por una nariz.

3ª PEKÍN

La celebración de los Juegos Olímpicos ha aumentado su fama, pero al parecer no lo suficiente como para competir de igual a igual con las dos ciudades clásicas que le han vencido. Yo, que vivo en ella, os puedo asegurar que no le falta nada que tengan las otras: buenos restaurantes, zonas modernas y antiguas, cosmopolitismo... Además, su vidilla cultural es mucho mayor, y yo diría que su juerga nocturna también. Sin embargo, Pekín todavía no se vende como gran ciudad china por excelencia, y quizá el ser el símbolo del internacionalmente impopular régimen le ha hecho perder puestos. De todas formas, estuvo en cabeza muchos días, gracias a mis vecinos que votaron por ella en masa.

4ª HANGZHOU

Nunca una ciudad le debió tanto a un escritor como ésta: Marco Polo dijo hace 800 años que era la ciudad más bella del mundo, y muchos siglos después, pese a que la Hangzhou actual probablemente es muy diferente a la que conoció el trotamundos veneciano, sigue viviendo de la fama literaria que éste le dio, y prueba de ello es este cuarto puesto. Ojo, que no sólo es eso... La ciudad es una de las más cuidadosas con el medio ambiente del país, con muchas zonas verdes y ese enorme Lago del Oeste que la refresca. Siempre he dicho que Hangzhou es la ciudad china que mejor huele. Y su nivel económico medio es mayor que el de la mayoría de las ciudades chinas, uno se siente ya casi en Europa cuando está allí.

5ª GUILIN

Creo que aquí la gente ha votado más a los alrededores que a la ciudad en sí, pero quién soy yo para desmerecer un resultado democráticamente obtenido. Guilin, en sí misma, no es nada más que hoteles y tiendas con no mucha gracia, pero claro, esas montañas kársticas que le rodean le dan mucho juego. Quinto puesto para la joya del río Li.

6ª MACAO

Grata sorpresa el alto puesto en el que ha quedado una ciudad no tan visitada por los turistas que viajan a China, aunque sí es un punto turístico de órdago para los chinos. Macao tiene el bonito centro histórico de estilo portugués que se ve en la foto, al que se le suman unos pocos ejemplos de arquitectura colonial repartidos por la zona, y claro está, los más de 30 casinos que han convertido el lugar en un Las Vegas asiático. Única mezcla de culturas portuguesa, china y ludópata que, por extraña, merece esta sexta posición, aunque no pensé que tanta gente opinaría como yo.

7ª CHENGDU

No me parece una ciudad especialmente interesante, aunque quizá el hecho de tener la principal reserva de osos panda ha pesado en la decisión del público. O también el ser capital de una provincia muy especial, mitad china y mitad tibetana, con grandes paisajes de montaña. No la hubiera puesto yo tan arriba, pero en fin, una vez más, el votante manda. Además, la provincia todavía se recupera del terremoto de hace dos años, así que está bien que mucha gente la tenga en mente.

8ª KUNMING

De forma similar a Guilin o Chengdu, su buena posición puede haberse debido más a sus alrededores que a la ciudad en sí. Al ser la capital de la provincia de Yunnan, una de las más interesantes turísticamente hablando en el país, muchos la han visitado y la tienen como un cómodo y agradable punto de partida, aunque la ciudad en sí tampoco tiene muchas vistas agradables (y las pocas que tenía se las está cargando, si no lo ha hecho ya). Otro punto a su favor es su suave clima durante todo el año, no en vano es la ciudad china de la eterna primavera.

9ª SUZHOU

También Marco Polo la nombró, y también eso le mantiene en el candelero turístico 800 años después, creo yo, aunque influyen otras cosas más actuales como su cercanía de Shanghai, sus canales (no tan auténticos como los de otros pueblos de alrededor, pero bueno) y sus jardines (que pueden verse en muchas otras ciudades chinas, aunque los de Suzhou son en verdad los más antiguos). Más fama que otra cosa, pero en fin, Suzhou sigue teniendo buen ascendente, y los encuestados lo han probado.

10ª QINGDAO

Buena elección ésta, pues Qingdao es una de las grandes sorpresas de China, con esa mezcla extraña de cultura alemana y china que muy poca gente que no haya visitado este país conoce. Pocos se imaginan que en el lejano oriente puede haber una ciudad que pueda recordar a Baviera o a los Alpes, pero así es... y hay cerveza y chucrut, también.

11ª SANYA

La ciudad con las mejores playas de China, ¿qué más se puede decir? Todavía no es muy conocida fuera del país, pero eso se resuelve rápido con fotos como la que ha acompañado a la urbe en la encuesta. Por otro lado, Sanya acoge casi todos los años últimamente algún concurso de misses (este año vuelve a organizar el Miss Mundo, por ejemplo), lo que poco a poco la dará a conocer en otros parajes fuera de China.

12ª WENZHOU

Todas las ciudades hasta ahora mencionadas las he visitado, pero ésta no, así que no puedo comentar directamente mucho sobre ella... salvo recordar que es de Wenzhou y de alrededores de donde procede una gran proporción de los inmigrantes chinos que viven en España. ¿Serán ellos los que han votado por ella, aupándola a este digno duodécimo lugar? Es posible...

13ª CANTÓN

No es una ciudad espectacular, pero tiene un modesto barrio colonial en una isla, pasa por ella el río Perla, y tiene una curiosa mezcla étnica, porque muchos inmigrantes africanos en China hacen sus negocios en esta gran metrópoli. Me ha sorprendido su buen lugar en la encuesta, pero tiene sus puntos fuertes, tampoco es injusto que haya llegado alto.

14ª HARBIN

Otra grata revelación... Una ciudad poco conocida por los extranjeros que viven fuera de China que ha llegado bastante arriba. Sus puntos fuertes son el centro de la ciudad, de estilo ruso (fue colonia del Imperio del Zar hace cosa de un siglo) y su bizarra fiesta de estatuas de hielo en invierno, cuando se desaconseja mear en la calle si no quieres que se te congelen tanto el chorro como la chorra (20 o 30 grados bajo cero casi todos los días).

15ª NANJING

Poco turística para los extranjeros, pero no está nada mal como lugar para visitar o incluso para vivir... Tiene su muralla, su espectacular mausoleo del doctor Sun Yat-sen (el de la foto), y como Hangzhou, es una ciudad con mucho verde y mejor nivel de vida que otras urbes del país. Los nanjineses están muy orgullosos de su ciudad, y como cosa curiosa, ellos dicen que no se lo deben al comunismo, sino a la República de China anterior, la de Chiang Kai-shek (que durante unos años estableció la capital nacional allí y la saneó mucho). Cabe mencionar, por último, que por ella pasa el Yangtsé, y una ciudad con gran río gana puntos...

DECEPCIÓN 1ª XIAN

Ya digo yo muchas veces que está sobrevalorada y cumple de forma bastante decepcionante su papel de primera capital de la civilización china, pero de todos modos esperaba que alcanzara los primeros puestos (quedó decimosexta). Será que ya no engaña al visitante... Tiene su muralla y su barrio antiguo, pero le falta mucho para ser una Antigua Roma de Oriente, que es como uno se la imagina ilusionado antes de llegar a ella.

DECEPCIÓN 2ª XIAMEN

Mereció más esta ciudad costera, una de las más limpias del país, y una de las más agradables para vivir, diría yo. Quién tuviera un chaletito en la isla de Gulangyu... Le falta algo más de proyección internacional, quizá, pero creo que a China no le interesa tampoco mucho una abundante presencia extranjera en ella, porque está en un lugar estratégicamente muy delicado para Pekín (al ladito de Taiwán).

DECEPCIÓN 3ª LHASA

Sin entrar en la polémica de si es china o no, porque ya hemos tenido posts de 200 comentarios dándole vueltas al tema, creo yo que Lhasa es una de las ciudades más bonitas no ya de China, sino del mundo, por ese halo especial que la rodea. El Potala es impresionante, una estructura del tamaño de un bloque de 12 pisos ¡construido en el siglo XIV! Todos esos peregrinos que le dan a la localidad ese aire tan santo... Las casas tibetanas, tan curiosas... y esos alrededores, a 4.000 metros de altura... Un gran lugar que quizá por cuestiones más políticas que estéticas se ha quedado algo olvidado en la encuesta (puesto 22).

DECEPCIÓN 4ª LANZHOU

Esto es más bien cosa mía, pero yo encuentro a Lanzhou una ciudad interesante, a pesar de que algunos se quejen de su contaminación... Eso de que pase junto a ella un río de un aspecto tan marciano (el Amarillo) ya la hace en principio especial. Luego están sus mezquitas (claro indicio de que estamos en la Ruta de la Seda), las montañas de alrededor... A mí sí me gusta, aunque muchos la miren mal, o no la conozcan.

ANTEPENÚLTIMA: LINFEN

En la foto quise hacer notar sutilmente que es según algunos estudios la ciudad más contaminada del mundo, y parece que me pasé. Castigada en la cola.

PENÚLTIMA: TANGSHAN

Otra ciudad cuya foto tal vez la condenó. Su fama le antecede: Tangshan es la ciudad que sufrió el peor terremoto del siglo XX, el que mató a 280.000 personas en 1976. El edificio de la foto se dejó tal y como quedó tras el seísmo, a modo de memorial, pero el resto de la urbe está 30 años después completamente renovada.

ÚLTIMA: SHIJIAZHUANG

La capital de Hebei, que en verdad tiene muy poca cosa memorable, no atrajo casi nada a los lectores. También Tangshan está en Hebei, así que las dos principales ciudades de la provincia han copado los peores puestos del sondeo (hasta los propios chinos, sobre todo los pequineses, suelen menospreciar Hebei y dicen que es una provincia insulsa). Shijiazhuang se puede recordar porque en este blog protagonizó un concurso. Menos da una piedra...

Enlace Permanente

Por ahora hay 27 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Chi chi chi, Na na na, los mineros de China

14 de Octubre, 2010, 0:01



Tras unos días en los que la actualidad internacional miró fijamente a China, por la concesión del Nobel de la Paz a Liu Xiaobo, la atención mediática se fue ahora a las antípodas del gigante asiático, concretamente a un país de parecido nombre, Chile, y con más de un lazo en común con China, precisamente por ese similar nombre (no lo explicaré porque ya se comentó años atrás en el blog).

Para mí, tan alucinante como la historia de los mineros chilenos en sí ha sido su seguimiento mediático. CNN, por ejemplo, transmitió minuto a minuto el rescate, que duró, si no me equivoco, más de 24 horas, y algo similar hizo la televisión china CCTV. No creo haber visto algo igual, ni con otros fenómenos noticiosos recientes (ni en los atentados del 11-S estuvimos 24 horas con la misma noticia en la tele, vaya). ¿Cómo se puede estar cubriendo un acontecimiento que dure un día completo sin que el presentador se muera de agotamiento? La verdad es que no lo sé, porque yo acabé exhausto a las dos o tres horas.

Medios de comunicación aparte, el accidente y todo lo que le ha rodeado tiene muchos aspectos que pueden extrapolarse a China. Por citar algunos:

1) En China pasó este año algo similar. En marzo y abril, una mina de carbón se inundó, dejando atrapados a los trabajadores durante días, y su rescate fue transmitido en directo por la televisión china, que calificó el salvamento de "milagroso". Aunque el tiempo de espera dentro de la mina china fue inferior a los dos meses de los trabajadores chilenos -los chinos sólo estuvieron "ocho" días- los atrapados eran muchos más, 153. La operación no fue totalmente exitosa, porque sólo salieron vivos 115, pero también tuvo mucha resonancia en China (y también en la prensa internacional, aunque definitivamente mucho menor que el suceso chileno). En el caso chino, también se acusó al Gobierno comunista de usar el rescate con fines propagandísticos, de la misma forma que en Chile algunos han criticado el hecho de que el presidente Piñera se "hiciera la foto" con los rescatados.





2) A muchos chinos esta buena noticia les recuerda muchas malas noticias. Y es que en China, rara es la semana en que no haya accidentes mineros, a veces con decenas de muertos, sobre todo en las minas de carbón, la principal fuente de energía del país. Muchos de esos accidentes se producen precisamente cuando el resto del país está en fiestas (por ejemplo, en las proximidades del Año Nuevo) porque en esos días es cuando el país consume más electricidad, y por tanto aumenta la demanda de carbón para las centrales térmicas. Lo cierto es que el Gobierno chino lleva años buscando la forma de reducir la siniestralidad, con toda clase de medidas (la última, obligar a los capataces a bajar también a los pozos, para que a algunos se les quiten las dudas a la hora de invertir en seguridad laboral) pero no acaban de cuajar y la cifra de muertos cada año se mantiene en unas 3.000 anuales, toda una sangría.


3) China no pierde ocasión para ponerse medallas. Después de conocerse el éxito del rescate en Chile -pero no antes, por si acaso- el Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha recordado que algunas de las maquinarias empleadas en la costosa operación de salvamento eran chinas. ¿Y qué no lo es hoy en día, verdad?

4) Cobre chileno y China están fuertemente conectados. La accidentada mina de San José producía oro y cobre, metal este último del que Chile es el mayor productor mundial. China, por su parte, es el primer consumidor mundial de ese material, esencial para muchas industrias. Y China es, hoy por hoy, la compradora de gran parte del cobre chileno, hasta el punto de que la dependencia económica de Chile con China se ha convertido en una de las mayores entre otro país y el gigante asiático. Los economistas apuntan a que desde que China se puso a comprar masivamente cobre chileno, el precio de ese producto se ha disparado, lo que ha contribuido en gran medida a que Chile sea hoy por hoy uno de los países más desarrollados de América Latina. Es posible, aunque no lo puedo asegurar, que el cobre que los 33 mineros cuya vida ha cambiado para siempre extraían antes del accidente tenía China como destino.

PD: ZaiChina os comenta hoy más cosas sobre el alcance mediático que el rescate chileno ha tenido en China.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



No hay Valhalla para China

11 de Octubre, 2010, 0:01


Escandinavia: una región aparentemente tan plácida, donde la gente disfruta de los mejores niveles de vida del planeta, con escasa densidad de población y grandes paisajes naturales. Un paraíso de la socialdemocracia y el estado del bienestar que causa la admiración de todo el mundo... pero que a los chinos se les ha atragantado un poco en los últimos años, por lo que parece.

Las tierras del eterno día estival y la eterna noche invernal no son ya el hogar de los vikingos de antaño, pero para el Gobierno chino son un dolor de cabeza tan grande como el que causaban hace un milenio aquellos cornudos saqueadores.



Noruega dio la campanada la semana pasada cuando el Comité Nobel nacional otorgó el Nobel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobo, con el consiguiente cabreo de Pekín. Ya llevan dos años consecutivos generando ríos y ríos de tinta con sus decisiones, ¿le habrán cogido el gusto a ser polémicos? Ya tenían experiencia de aguantar chaparrones del Gobierno chino, pues en 1989 otorgaron el mismo galardón al Dalai Lama.



Suecia tiene la suerte -o la desgracia- de conceder los Nobel menos polémicos, aunque hay que decir que uno de ellos, el de Literatura al escritor chino Gao Xingjian, tampoco gustó nada al Gobierno de su país natal (el escritor, muy crítico con el régimen comunista, se marchó a vivir a Francia, es ciudadano de ese país y sus obras están prohibidas en China). Otro quebradero de cabeza sueco para el Gobierno chino es que muchas organizaciones independentistas de los uigures tienen su sede en Suecia, seguramente por la importante emigración turca o de países túrquicos que hay en el país de Pippi Calzaslargas. El año pasado China y Suecia tuvieron un incidente diplomático por este tema (sorprendentemente no se le dio mucha cancha en la prensa, pero hubo hasta expulsiones mutuas de diplomáticos).


Islandia es la tierra de Bjork, conocida en China porque en 2008, durante un concierto en Shanghai, gritó a favor de la independencia del Tíbet delante de todo el público (aunque la verdad es que muchos ni se enteraron). Quizá como venganza, los internautas chinos propusieron comprar Islandia después de que ésta se hundiera debido a la crisis financiera.


Dinamarca no es un país de excesivo mal recuerdo para China (bastante tuvieron los pobres daneses con las caricaturas de Mahoma como para meterse en otro conflicto entre civilizaciones). Aunque los líderes chinos sí recordarán el mal trago de la Cumbre de Copenhague del Cambio Climático, el pasado año. Los chinos iban envalentolados, pensando que sus ofertas de mejora medioambiental los convertirían en los héroes de la reunión, pero al final EEUU e incluso algún inesperado, como el Reino Unido, les acusó de arruinar el diálogo e incluso de "secuestrar la cumbre". Vamos, que si lo saben antes, no van.


Finalmente -porque con su nombre no puede ir en otro lugar- Finlandia es, para la perspectiva del Politburó chino, el más inofensivo de los cinco países nórdicos. No se recuerdan muchas noticias que hayan causado tensiones entre los dos países... aunque se puede recordar, como dato para la galería, que hace un par de años a dos finlandeses se les ocurrió la idea de llegar a caballo hasta la Plaza de Tiananmen de Pekín y casi les toman por espías. Ni siquiera ser de la tierra de Santa Claus garantiza ausencia de problemas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Pseudoconsultorio para los lectores
especial Liu Xiaobo

8 de Octubre, 2010, 0:01






Hoy tocaba consultorio para los lectores, como cada dos semanas, pero a ver quién es el guapo que se salta la noticia de que el chino Liu Xiaobo, actualmente encarcelado, ha recibido hoy el Premio Nobel de la Paz.

(Dato curioso: este año dos Nobeles son de la casi desconocida ciudad china de Changchun, porque allí nació Liu y también uno de los japoneses premiados esta semana con el Nobel de Química).

No sé qué os parecerá esta fusión: como hoy tocaba consultorio, voy a afrontar esta noticia, tan compleja para China, haciéndome varias preguntas al hilo del tema. Allá voy, y pido por favor moderación en los comentarios, que en estos temas sé que las pasiones están a flor de piel.


¿Merece Liu el premio?

Decididamente, . Porque es uno de los pocos líderes de las protestas de Tiananmen que no huyó de China. Porque después de ser encarcelado, siguió pidiendo mejoras democráticas, cuando lo normal es que muchos disidentes chinos, tras las duras experiencias carcelarias, se rindan. Porque es moderado y no pide una revolución sangrienta contra el comunismo, sino una gradual transición a un sistema mejor, que permita al pueblo ser más libre y con ello más feliz. Liu Xiaobo es el premio a una pequeña pero admirable comunidad de disidentes marginada y olvidada en su país, una gota en un océano de poder estatal y falta de compromiso político del pueblo chino, porque no quiere o porque no puede hacer otra cosa.

¿El premio llega en un buen momento para Liu?

Me temo que no. Hubiera sido mejor dárselo estando él en libertad, aunque obviamente el impacto mediático habría sido menor (¡las cosas hay que hacerlas por la gente, no por la prensa!). Ahora, la permanencia de Liu en la cárcel se convierte en cuestión prioritaria, de Estado, para el Gobierno chino, ya que liberarlo sería una muestra de debilidad hacia la comunidad internacional. Pasa algo similar con otro famoso disidente, Hu Jia, premiado con el Sajárov el pasado año, si no recuerdo mal. Es difícil, muy difícil, que se apruebe una reducción de condena de estos dos disidentes, porque ahora son símbolos. Ojalá me equivoque.

¿El premio llega en un buen momento para China?

El Comité Nobel ha demostrado una vez más que sus relojes funcionan mal. El año pasado le dio a Obama este mismo galardón, el de la Paz, demasiado pronto. Esta vez, el Nobel a Liu ha llegado demasiado tarde. Si se pretendía -como se pretende con el premio de hoy- castigar a China, se tendría que haber premiado a Liu o a otro disidente en los 90, cuando el gigante asiático aún era un país más en la arena internacional, no la actual potencia económica y política que es. En los años 90, con una China en desarrollo aún relativamente tímido, un Nobel de la Paz a un disidente chino encarcelado podría haber tenido un efecto terrible en las estructuras del Partido Comunista, tembloroso después del intento de revolución de 1989. En lugar de ello, se optó por un Nobel al Dalai Lama -en 1989, pocos meses después de la Matanza de Tiananmen- que no hizo sino redirigir la cuestión a otros sectores más complejos (territoriales y religiosos). Hoy, en una China que ya invierte en África, Latinoamérica, ¡EEUU!, ¡¡Europa occidental!!, que es capaz de conseguir que su archienemiga Japón capitule en conflictos como el del pescador del mes pasado, y que es vital para resolver los dos mayores problemas del mundo actual (la crisis económica y el cambio climático) este Nobel de hoy es una gota en el océano. Eso sí, al Comité Nobel le sirve para aumentar su ya de por sí gran fama, pues a veces eso parece ser lo único que busca.

¿Qué hará China ahora?

Enrocarse. Vamos a ver cómo, pero probablemente va a aumentar su recelo hacia el exterior. Más dificultades para los periodistas que trabajamos aquí, por ejemplo. Declaraciones de sus gobernantes y portavoces aún más crípticas. Cierre del obturador. ¿Por qué lo pienso así? Porque así ha pasado en el bienio 2009-2010, a raíz de las protestas internacionales tras las revueltas del Tíbet. Después de esto, me preparo para una cerrazón aún mayor. Again: ojalá me equivoque.

¿Qué pasará con los disidentes chinos que están en libertad?

China les tendrá más miedo por su posible influencia exterior (al régimen le aterran los disidentes), y por tanto aumentará su vigilancia, las amenazas y las coacciones contra estos héroes anónimos. Vamos a ver, no obstante, si el premio ayuda a que más chinos se sientan apoyados fuera y, por tanto, decidan adoptar ellos también posiciones críticas -y públicas, pues en privado todos critican- hacia su gobierno. Eso sí que sería una consecuencia positiva del premio, ya que espero y deseo que tenga efectos beneficiosos para China.

¿Cómo salir de este atolladero, entonces?

Con un régimen como el chino, para mal o para bien, sólo cabe el trabajar por el cambio democrático dentro del seno del Gobierno. No es probable que el régimen que creó Mao se desmorone económicamente, como ocurrió con la Unión Soviética, al menos a corto plazo, porque China no está siguiendo el camino que condujo a la URSS al desastre (una carrera armamentística nuclear carísima, y una economía autárquica e independiente de la occidental). Además, no olvidemos que la URSS, y con ella la Europa del Este, se "suicidó", por las órdenes dadas por el comunista Gorbachov. China, por contra, está avanzando lenta pero de forma segura a su prosperidad económica, algo que en verdad es inquietante, porque puede convertirse en una dictadura rica, algo que, lo reconozco, da miedo. La solución pasa por convencer a los gobernantes chinos en un cambio gradual a la libertad de expresión y la libre elección de los gobernantes, aunque sea una democracia tutelada, al estilo japonés, coreano o taiwanes. ¿Como convencerles, o cómo ayudar a su autoconvencimiento? He ahí el quiz de la cuestión.

¿Y la comunidad internacional?

Está claro que no acepta el régimen chino. No hacía falta este premio para saberlo. Se vio en el relevo de la antorcha olímpica en 2008, o en los comentarios de Menéame cada vez que alguien cuelga una noticia sobre China, aunque sea del tema más peregrino. Qué se le va a hacer, no todo el mundo puede ser el más popular del baile, personalmente me da pena porque me gustaría vivir en un país más simpático al exterior, y que mi familia y amigos no pensaran que habito en Corea del Norte, con el cerebro lavado. En fin, eso dentro de China no debe atemorizar: hay que seguir trabajando entre todos, por los ciudadanos, por que vivan mejor pero también por que sean más felices. Y para eso no basta el dinero: es necesaria la libertad. Eso es lo que probablemente quería decir Liu Xiaobo al firmar la Carta 08, la que le llevó a la cárcel, la que le ha dado el Nobel.


PD: ¿De verdad que se va a usar este Nobel con fines electoralistas en España?... Noooooooooo, ¿de verdad somos así de provincianos?

Enlace Permanente

Por ahora hay 132 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Aspectos extraoficiales
de las visitas oficiales

5 de Octubre, 2010, 0:01


Hace unas semanas se preguntó en los comentarios del blog por la reciente visita a China del presidente español, José Luis Rodríguez Zetapero. No comenté mucho sobre ella, ni tampoco lo haré ahora, porque soy muy esceptico hacia la utilidad de estos viajes oficiales en una era en la que los líderes podrían gastar menos dinero de los contribuyentes si se comunicaran por los mismos medios que nosotros (email, Facebook, teléfono y otras cosas que, oh milagro, permiten dialogar a distancia).

Eso sí, la pregunta me inspira a comentar hoy un poco más sobre las visitas oficiales de líderes extranjeros a China, pero no en su vertiente política, sino en sus aspectos formales y externos.

Lo primero que hay que decir es que muchos que no vivan en China probablemente se asombrarían de la cantidad de visitas oficiales que hay en este país. Es totalmente abrumador: jefes de Gobierno, de Estado, de Legislativos, de partidos de izquierdas afines al Partido Comunista, ministros de Exteriores, de Comercio, de Energía, de Petróleo... La agenda de Exteriores china es probablemente la mayor del mundo, me cuesta creer que Bruselas, Washington o Moscú tengan una igual. Casi cada semana, cada día incluso, hay un líder extranjero de garbeo por aquí.

Pero lo curioso de esta agenda es que no sólo vienen aquí líderes internacionales de los que copan los diarios, en plan Obama, Putin o Sarkozy, sino también toda clase de políticos de segundo y tercer nivel de países diminutos, que a mí me da que no llevan a cabo muchos otros viajes al exterior. Desde el ministro de minas de Lesotho al presidente del Parlamento de las Islas Fiji, por poner ejemplos inventados pero totalmente factibles en cualquier semana: gente de países de los que probablemente China quiere algo, a veces uno se pregunta el qué. Muchas de estas visitas ni siquiera son noticia en China, más allá de una nota de circunstancias en la prensa oficial.

Voy a centrarme, sin embargo, en las visitas de más alto nivel, es decir, las de jefes de Estado y Gobierno con carácter oficial, para citar algunos detalles que les rodean:


1) En primer lugar, muestran un esfuerzo pasmoso de China por tratar de igual forma a cualquier Gobierno, lo mismo sea el de EEUU que el de Sierra Leona. No lo digo en el aspecto político, sino en el formal: son tan iguales estas visitas, que parecen la misma todo el rato pero usando Photoshop para poner a uno u otro líder foráneo. Y bueno, en cierto modo es normal que el protocolo sea similar, pero sorprende mucho también el trato de la prensa oficial -y por ende de toda la prensa china-, que también suele ser el mismo para todos los líderes del exterior: notas frías y asépticas, sin entrar apenas en detalles, elogiando al país visitante, citando los elogios de éste a China, y recordando lo bien que se llevan ambos en los n años de relaciones bilaterales. Son notas hechas con plantilla, totalmente prescindibles para los anales periodísticos e históricos de China, y de las que ya intenté ironizar -no sé si lo logré- en este post de acá. Ello convierte las visitas en rutinas insulsas, que muy pocas veces se salen de un guión estudiado, mucho tiene que ocurrir para que lo consiga. Bueno, se puede citar como excepción la visita de Obama el pasado año, pero no por él, sino porque una china que acudió a una de sus conferencias se hizo muy famosa en el Internet chinesco y ayudó a que el viaje del presidente yeswecan permaneciera algo más en la memoria colectiva que muchas otras. Su imagen quitándose un abrigo rojo en medio de la conferencia de Obama fue hasta interpretada por algunos como un mensaje del deseo de algunos jóvenes de que China abandone el comunismo "rojo" (hay analistas pa todo).



2) En las calles de Pekín, estas visitas oficiales se notan en dos cosas: la primera, que en la Puerta de Tiananmen se colocan banderas del país visitante, por lo menos el día en que su jefe de Estado o de Gobierno se reúne con los líderes chinos. Si uno sabe de banderas, por tanto, puede enterarse de qué mandamás está en la ciudad simplemente echando un vistazo a las que flanquean el retrato de Mao (si no hay visitas, que algún día pasa, se sustituyen por banderas chinas o simples estandartes rojos).


Este día, por ejemplo, andaba por Pekín el presidente de Perú
(esta foto ya la he usado varias veces, perdón por una más).



El otro efecto exterior de estas visitas no es tan bonito: a veces, muchas veces, el tráfico y los accesos a algunas principales arterias de la ciudad, como el segundo anillo o la Avenida de Chang An, se detienen unos minutos interminables para que la comitiva presidencial extranjera vaya a las reuniones sin sufrir los atascos que padece Pekín día sí y día también. Qué engañados les tienen, ellos creerán que el tráfico en Pekín es maravilloso...



3) La visita suele incluir un día de asueto para los líderes extranjeros, con un impresionante abanico de opciones: o bien van a la Gran Muralla, o bien a la Ciudad Prohibida, y punto pelota. Normalmente van sin cámaras, aunque no siempre es así, también quedó para el recuerdo durante la visita de Obama su imagen en la Gran Murala, en noviembre, pelaíco de frío (una foto que después sería utilizada por una marca de abrigos, causando gran controversia).


A veces estos jefes de Estado o Gobierno, sobre todo en viajes más largos, visitan Xian para ver los terracotas, o a Shanghai para estimular los negocietes, o viajan a provincias donde sus países tienen importantes fábricas o intereses de algún tipo. Lo mejor que ha ocurrido en este tipo de agendas, sin duda alguna, fue la ocurrencia de Putin, maestro en varias artes marciales, quien visitó hace unos años el Templo Shaolin, cuna del kung fu.




4) El momento cumbre para China de estas visitas es la reunión de los líderes foráneos con el presidente del Gobierno chino y/o con el primer ministro. Hay excepciones, pero lo normal es que si se trata de una visita de Estado le reciban ambos, normalmente el primer ministro en Zhongnanhai (sede del Consejo de Estado y residencia oficial de los líderes, algo así como la Moncloa o la Casa Blanca china) y el presidente en el Gran Palacio del Pueblo (sede del Legislativo, una especie de Congreso y Senado juntados pero que además acoge fiestas, banquetes oficiales o actos promocionales de empresas de mucha pasta).


Pabellón de Zhongnanhai donde suele celebrarse la reunión con el premier.


Gran Palacio del Popolo.


Ambos lugares se encuentran en el centro de la ciudad, cerca de Tiananmen y la Ciudad Prohibida, pero mientras el Gran Palacio del Pueblo es relativamente abierto al "pueblo" al que alude (permite visitas turísticas, por ejemplo) Zhongnanhai es bastante cerrado al mundo exterior y ni siquiera los periodistas acreditados para estos viajes pueden recorrerlo en realidad. Nos gusta llamarlo "la Ciudad Prohibida del siglo XXI".

El encuentro en Zhongnanhai, casi siempre con el primer ministro (actualmente Wen Jiabao) es digamos más "íntimo", en un pequeño pabellón tradicional chino construido en madera y bellamente decorado con tonos rojos y rosados en su interior, junto a un laguito (os lo puedo describir así de minuciosamente porque en casi 10 años aquí es el único maldito rincón de Zhongnanhai que he podido ver con mis propios ojos).


Wen Jiabao con el presidente sudafricano, Jacob Zuma en Zhongnanhai.


En cambio, la reunión del Gran Palacio del Pueblo (normalmente con el presidente chino, aunque a veces también puede ser el primer ministro) es todo lo contrario: en vez de un pabellón cuco se elige un edificio inmenso y pretencioso como ése, con sus mármoles y sus doraos. Y al intimismo de la reunión en Zhongnanhai, con poca gente y pocos periodistas, se le contrapone la ampulosidad de ser recibido, en el Gran Palacio Popular, por un batallón de soldados de las tres ramas del ejército chino, mientras suenan los himnos nacionales y un montón de periodistas hacen fotos. La única variación al esquema es que si hace buen tiempo la ceremonia militar de bienvenida se hace a la entrada del palacio, aunque eso no ocurre muy a menudo.

La imagen del líder chino y su colega extranjero paseando junto a la soldadesca china suele ser la que se publica en la prensa de todo el mundo para informar de las reuniones bilaterales. Por ello, me despido de vosotros por hoy poniendoos una retahíla de estas fotos tan similares, como si quisieran expresar entre todas lo que a mí me parece a veces, que estas visitas son todas "el mismo rollazo".

Bush (EEUU)


Alán García (Perú)


Chandrika Kumaratunga (Sri Lanka)


Hugo Chávez (Venezuela)


Barack Obama (EEUU)


Cristina Fernández (Argentina)

Pratibha Patil (India)


Jalal Talibani (Irak) se acaba de acordar de que se ha olvidado la cartera en casa


Hamid Karzai (Afganistán)


Lula (Brasil)


Putin (Rusia) avanza con paso decidido

Rafael Correa, que buen susto se pegó la semana pasada (Ecuador)


Tran Duoc Luong (Vietnam)


Robert Mugabe (Zimbabue)


Angela Merkel (Alemania)


Juan Carlangas I (España)


Y para terminar, más antigua que las anteriores,
ésta de Ronald Reagan (EEUU) en los 80

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Artículos anteriores en Octubre del 2010







Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré