chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Chi chi chi, Na na na, los mineros de China

14 de Octubre, 2010, 0:01



Tras unos días en los que la actualidad internacional miró fijamente a China, por la concesión del Nobel de la Paz a Liu Xiaobo, la atención mediática se fue ahora a las antípodas del gigante asiático, concretamente a un país de parecido nombre, Chile, y con más de un lazo en común con China, precisamente por ese similar nombre (no lo explicaré porque ya se comentó años atrás en el blog).

Para mí, tan alucinante como la historia de los mineros chilenos en sí ha sido su seguimiento mediático. CNN, por ejemplo, transmitió minuto a minuto el rescate, que duró, si no me equivoco, más de 24 horas, y algo similar hizo la televisión china CCTV. No creo haber visto algo igual, ni con otros fenómenos noticiosos recientes (ni en los atentados del 11-S estuvimos 24 horas con la misma noticia en la tele, vaya). ¿Cómo se puede estar cubriendo un acontecimiento que dure un día completo sin que el presentador se muera de agotamiento? La verdad es que no lo sé, porque yo acabé exhausto a las dos o tres horas.

Medios de comunicación aparte, el accidente y todo lo que le ha rodeado tiene muchos aspectos que pueden extrapolarse a China. Por citar algunos:

1) En China pasó este año algo similar. En marzo y abril, una mina de carbón se inundó, dejando atrapados a los trabajadores durante días, y su rescate fue transmitido en directo por la televisión china, que calificó el salvamento de "milagroso". Aunque el tiempo de espera dentro de la mina china fue inferior a los dos meses de los trabajadores chilenos -los chinos sólo estuvieron "ocho" días- los atrapados eran muchos más, 153. La operación no fue totalmente exitosa, porque sólo salieron vivos 115, pero también tuvo mucha resonancia en China (y también en la prensa internacional, aunque definitivamente mucho menor que el suceso chileno). En el caso chino, también se acusó al Gobierno comunista de usar el rescate con fines propagandísticos, de la misma forma que en Chile algunos han criticado el hecho de que el presidente Piñera se "hiciera la foto" con los rescatados.





2) A muchos chinos esta buena noticia les recuerda muchas malas noticias. Y es que en China, rara es la semana en que no haya accidentes mineros, a veces con decenas de muertos, sobre todo en las minas de carbón, la principal fuente de energía del país. Muchos de esos accidentes se producen precisamente cuando el resto del país está en fiestas (por ejemplo, en las proximidades del Año Nuevo) porque en esos días es cuando el país consume más electricidad, y por tanto aumenta la demanda de carbón para las centrales térmicas. Lo cierto es que el Gobierno chino lleva años buscando la forma de reducir la siniestralidad, con toda clase de medidas (la última, obligar a los capataces a bajar también a los pozos, para que a algunos se les quiten las dudas a la hora de invertir en seguridad laboral) pero no acaban de cuajar y la cifra de muertos cada año se mantiene en unas 3.000 anuales, toda una sangría.


3) China no pierde ocasión para ponerse medallas. Después de conocerse el éxito del rescate en Chile -pero no antes, por si acaso- el Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha recordado que algunas de las maquinarias empleadas en la costosa operación de salvamento eran chinas. ¿Y qué no lo es hoy en día, verdad?

4) Cobre chileno y China están fuertemente conectados. La accidentada mina de San José producía oro y cobre, metal este último del que Chile es el mayor productor mundial. China, por su parte, es el primer consumidor mundial de ese material, esencial para muchas industrias. Y China es, hoy por hoy, la compradora de gran parte del cobre chileno, hasta el punto de que la dependencia económica de Chile con China se ha convertido en una de las mayores entre otro país y el gigante asiático. Los economistas apuntan a que desde que China se puso a comprar masivamente cobre chileno, el precio de ese producto se ha disparado, lo que ha contribuido en gran medida a que Chile sea hoy por hoy uno de los países más desarrollados de América Latina. Es posible, aunque no lo puedo asegurar, que el cobre que los 33 mineros cuya vida ha cambiado para siempre extraían antes del accidente tenía China como destino.

PD: ZaiChina os comenta hoy más cosas sobre el alcance mediático que el rescate chileno ha tenido en China.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré