chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Pabellonitis en Shanghai (y III)
conclusiones, ruegos y preguntas

25 de Octubre, 2010, 0:01


Tras citar en la primera y segunda entregas algunos pabellones que me llamaron la atención en la Expo Universal de Shanghai, me gustaría terminar la serie con unas ideas generales de este magno evento, algunas positivas y otras no tanto. Son las siguientes:

- Una Expo Internacional (como la de Zaragoza) es mucho más agradable que una Expo Universal (como la de Sevilla o la de Shanghai). No tiene tanto atractivo arquitectónico (los países no diseñan sus propios pabellones) pero por dentro sus edificios te enseñan lo mismo o más, con menos colas y un tamaño mucho más manejable y menos agobiante. No creo que Zaragoza le tenga que envidiar en nada a Shanghai, al final es lo mismo pero sin tanta alharaca.

- Esto de las Expos Universales es un poco kafkiano. Pongamos que te toca hacer 12 horas de cola en el pabellón de Arabia Saudí, como pasó la semana pasada, cuando Shanghai 2010 fue visitada por nada más y nada menos que un millón de personas. ¿Qué puede haber dentro que justifique 12 horas de cola? ¿Un barril de petróleo para cada visitante? Por muy bonita que sea la película saudí, no tiene ningún sentido. En general, si se piensa friamente, todo es un poco absurdo. Si el interior de un pabellón con mucha cola está lleno de cosas, llegas tan cansado tras la espera que no tienes energía para verlas. Si está vacío y sólo tiene un bebé gigante, como el de España, te sientes un poco estafado. Las Expos son un poco surrealistas, y además, tendríamos que empezar a pensar si sirven para algo en un mundo donde ya podemos conocer otros países a través de la tele o de Internet (bueno sí, sirven para hacer pasta, pero a los visitantes, ¿les aporta realmente algo?).

- El pueblo chino es invencible, o pasa de todo, o las dos cosas. Aguantan horas de colas, empujones, calor, timos pabelloníferos... ¿Creéis que vi algún chino enfadado por ello? Como si nada, todos sonrientes, tranquilos y felices de "disfrutar" una Expo que en muchos países la gente hubiera calificado de insoportable. ¿Cómo tienen los chinos tanto aguante? ¿Por qué no se quejan? Tras casi 10 años aquí, me siguen alucinando.

- Las Expos no están pensadas para países superpoblados. China estaba empeñada en tener la Expo más visitada de la historia, cosa que consiguió (más de 70 millones de personas la han visto hasta ahora) pero... ¿mermó tanta cantidad la calidad? Las hordas de visitantes han destrozado la mayoría de los juegos interactivos, han deteriorado visiblemente muchos pabellones (por ejemplo, el de España, llevándose cachos del mimbre que lo cubre) y han sobado todo tanto que los pabellones están sembrados de papeles improvisados en los que los voluntarios piden a la gente que por dios no toque nada (había pabellones en los que casi cada objeto tenía esos papeles pegados, con celo y de cualquier manera, dándole a todo un toque cutrongo).


En los pabellones en los que se optó por muestras clásicas tipo museo, no se veía nada, porque alrededor de cada objeto había tal cuadrilla de gente que no había quien se enterara de nada. ¿Valió la pena tanta promoción para que fuera todo el mundo? Para las estadísticas sí, para los visitantes, tengo mis dudas.

- No hay objeto, pared o baldosa de la Expo que no haya sido fotografiada por los visitantes. Persiste el tópico de que los japoneses lo fotografían todo... comparados con los chinos, los nipones odian la fotografía. Los visitantes chinos de la Expo de Shanghai hacían como media por persona y pabellón, tirando por lo bajo, unos 8 trillones de fotos. A estatuas bonitas, a estatuas feas, a pantallas en pasillos oscuros, a extranjeros, a cualquier chominada. No os lo podéis ni imaginar, porque incluso yo que lo vi creo que estaba soñando, ¿cómo pueden fotografiar absolutamente cualquier cosa, sin nada que se pueda calificar mínimamente de criterio?. Con las fotos que han hecho, imprimidas, se podría construir un mapa de la Expo a tamaño natural en el que no quedaría ni un sólo cachivache o rincón de los pabellones sin inmortalizar.

- La organización de la Expo estuvo a años luz de la de los Juegos Olímpicos. Y no lo digo porque me tire la "tierra" (vivo en la rival de Shanghai, Pekín), pero todo el mundo lo comenta. De Pekín 2008, casi todos (periodistas, atletas, público) se fueron encantados, diciendo que han sido probablemente los mejores juegos de la historia hasta la fecha. De la Expo, sólo llegan de los que están participando las siguientes palabras: "por dios, que se acabe ya", y nadie se atreve a decir que sea la mejor, ni mucho menos. Una cosa, eso sí, han tenido en común JJOO y Expo: en los dos casos, las autoridades chinas han pasado olímpicamente de organizar actos culturales paralelos a los grandes eventos (conciertos, conferencias, espectáculos callejeros, etc). Será por miedo a protestas, será porque les da lo mismo todo lo que no dé pasta: en los dos magnos acontecimientos que China ha tenido este lustro, se suprimió todo lo que se pudo el aire festivo.

En resumen, que pasé unos días gratos en la Expo, pero algunas cosas no me acabaron de cuadrar. Ahora Cantón quiere hacer también una Expo Universal (la de 2025, creo), así que igual para entonces China ha logrado solucionar algunas de estas dudas. Dejamos la cuarta entrega de la serie para dentro de quince años, por tanto (o para cinco, si por alguna pirueta del destino voy a Milan 2015).

Para terminar, unas fotillos más del evento que no me cupieron en los días anteriores:


Pabellón de Israel, pequeño pero resultón (y el primero que visité).



Primer pabellón de Corea del Norte en una Expo Universal
(fue el único en el que compré algo: agua mineral norcoreana).



Otro pabellón de país aislado, Turkmenistán.



Detalle del pabellón de Corea del Sur,
uno de los más grandes.



El multicolor pabellón de Estonia (con el puente Lupu al fondo).



Interior del pabellón de Noruega,
en el que no se mencionaba nada del Premio Nobel por si acaso
(el de Suecia, en cambio, sí lo hacía).



Pabellón de Francia, enorme por fuera, insulso por dentro.



Pabellón de Polonia, muy currado tanto exterior como interiormente.



La popular bola luminosa del pabellón de Alemania.



El pabellón de Holanda, hippy y genial.



Uruguay tenía un minipabellón en el edificio suramericano,
en el que lo mejor era esta estatua de una vaca con sus ubres y todo.



El pabellón húngaro era espectacular por dentro,
aunque sólo enseñaba una extraña estatua plateada.



Curiosa estatua cerca del pabellón de Madrid.



El pabellón de Barcelona no tenía apenas nada,
pero para paliarlo colocó una especie de capilla en honor a Samaranchi,
el catalán más querido por los chinos.



Chinglish en los baños de la Expo.



El pabellón más espectacular...
Bueno, en realidad es la estación de tren de Hongqiao,
uno de los edificios más grandes sin columnas que he visto en la vida.

Desde allí tomé el tren de vuelta a una sosegada Pekín sin pabellones (¡yupi!).

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré