chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Perrea, perrea

23 de Noviembre, 2010, 0:01



Este peluchín que veis aquí es mi perra Once, el primer animal que tengo realmente a mi cargo en la vida (al jilguero de mi infancia que duró dos semanas y a los peces que duraron tres, mejor no les tenemos en cuenta), Llegó a mi casa de forma casi fortuita hace cosa de un mes, y aquí se ha quedado, a mis pies en el momento en que escribo estas líneas. Nunca había tenido un perro, pero la verdad es que enseguida me he acostumbrado a cuidarla, a sacarla a pasear -un momento muy divertido del día, además- y a hacerle mimos, algo que la verdad no es muy complicado porque, como veis, es todo un primor.

El nombre de Once se lo endosó una amiga china que ignora que le puso nombre de organización de ciegos. Bautizándola así, mi amiga mostró una vez más ese amor que los chinos tienen por usar los números en el lenguaje, aunque de eso ya hablaremos en otra ocasión menos canina.

No creo que tener perro aquí sea muy diferente de tenerlo en otro lugar del mundo, aunque quizá hay que decir que la estructura urbana de Pekín es muy cómoda para tener estos animales incluso aunque no vivas en una casa ajardinada, cosa que sólo se pueden permitir los ricos del extrarradio. Como ya conté en su día, Pekín está dividida en miles de "xiaoqu", zonas residenciales de varios bloques que forman una especie de barrio interior, y que suelen tener un jardín interno bastante cerrado a la calle. Ese jardín es ideal para pasear perros, por lo que el de mi xiaoqu, por ejemplo, está lleno de perrillos con los que Once juega feliz y contenta. También hay que decir que el jardín está monopolizado por las cacas y pises de los perros, por lo que es básicamente un terreno para ellos, y no, por ejemplo, para que jueguen los niños, que apenas se ven.

Debido a esta estructura, son muchas, muchísimas las casas que tienen perro en mi xiaoqu, por lo que la llegada de Once a mi casa ha sido en parte un gran paso en mi integración en el vecindario. Durante los dos años que he estado aquí, la gente apenas me hablaba, y a mí no me importaba, porque la verdad es que soy bastante pasota con los extraños sea cual sea su nacionalidad... Pero con la llegada de Once, que se ha convertido en la perra más popular del xiaoqu, la cosa ha cambiado mucho, y todo el mundo me pregunta de qué raza es, cuántos meses tiene, cómo la cuido, etc... Es increíble la afición que los chinos tienen por los perros, seguramente si se enteraran de que en países como España hay mucha gente que cree que todos ellos comen perro alucinarían pepinos...Bueno, a lo que iba, que tener perro es un gran método de integración en la difícil China, casi mejor que el ping pong. Eso sí, los días que salgo sin Once, vuelvo a ser un guiri anónimo más...


Once, por su parte, a pesar de tener siempre cara tristona está encantada de la vida por estar en una auténtica perrera llena de colegas con quienes jugar, colegas que además tienen casi todos su tamaño, porque en ciudades como Pekín, está casi prohibido tener perros grandes (bueno, prohibido del todo no está, porque hay un labrador en mi xiaoqu que prácticamente lleva a su dueña a rastras por la hierba de enorme que es). También creo que hay ciudades de China donde está prohibido tener más de un perro por familia, una especie de versión perruna de la "política del hijo único". Ah, por cierto, ojo a los que queráis venir de España u otro país a China con vuestro perro, porque lo tendréis que dejar 40 días en el aeropuerto en cuarentena... (Y pagar a los operarios de allí por la comida y los días de cuidado).

Una de las cosas que a mí más miedo me da de los perros en China es el tema de la rabia, porque las estadísticas dicen que es la enfermedad contagiosa que más gente mata al año en el país, algo curioso teniendo en cuenta que en países como España está prácticamente erradicada. Es por ello que la primera de las muchas veces que Once me mordió -jugando, sí, pero bien que me hincó el diente- fui a vacunarme contra el bacilo de Koch, por si acaso.

Si os interesa, y si alguna vez os muerde un can, os diré que en Pekín al parecer sólo hay un lugar que puede vacunar a la gente de la rabia, un hospital contra enfermedades infecciosas que está justo al lado del mercado de Panjiayuan. Ningún otro hospital pequinés te pone esas vacunas, algo que me resulta algo raro teniendo en cuenta lo extendida que está la rabia, pero en fin, ellos sabrán lo que se hacen.

Hay que vacunarse cinco veces, y como en China la sanidad es de pago, hay varios precios según la vacuna que te quieras poner, y los médicos te intentan vender la más cara. Conmigo no hubo regateos y me compré esa, de 100 yuanes por dosis, convencido con el argumento de que con ella podría beber alcohol y no me daría efectos secundarios (tampoco es que sea un alcohólico, pero nunca se sabe). Llevo cuatro dosis y ya cuento los días para la última, porque la verdad es que Panjiayuan está algo apartado del mundo civilizado y me da mucha pereza cada vez que tengo que ir allá.

Para terminar, os contaré la verdadera razón de que haya puesto este post: es que todo el mundo, como decía antes, me pregunta de qué raza es Once, y yo sólo conozco a los chihuahuas y a los sanbernardos, tipos en los que creo que mi perrita no puede ser incluida. ¿Alguien me puede echar una pata?


Enlace Permanente

Por ahora hay 46 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré