chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Marzo del 2011


Historia Mcontemporánea

30 de Marzo, 2011, 0:01

Las primeras Cocacolas llegaron a China en septiembre de 1979, apenas meses después de que Deng Xiaoping consiguiera dar carpetazo al maoísmo e iniciar la reforma y apertura económica. En esta foto se ve cómo aquellas primeras bellas botellas son cargadas desde Hong Kong a un tren que las lleva a la cercana Cantón...


Y en la foto a continuación se ve su llegada a China, donde esta bebida, como en casi todas partes, es el refresco más popular. Aquí se llama "kekou kele" (可口可乐), que aparte de parecerse al original inglés, puede entenderse como "felicidad en la boca".





En cada país la Coca Cola sabe diferente: en China, es bastante más dulce que en España, es como si la Coca Cola china supiera a Pepsi española. Pepsi, ya que nombramos a la eterna segundona, llegó a China como es su costumbre, es decir, después que Coca Cola. Lo hizo en 1981, y aquí se conoce como "Baishi Kele" (百事可乐, ¿"Cola de los Cien Asuntos"?). Todavía es más dulce que la dulzona Coca Cola China, y además se la nota como con menos gas, casi parece jarabe.

Tanto la Coca como la Pepsi tienen en China una tercera rival, Feichang Cola (también conocida como "Future Cola"), una marca más de la compañía de bebidas Wahaha, y cuyo logotipo copia vilmente a la multinacional de Atlanta. Aún es más dulce y desgasificada que la Pepsi, para mi gusto la peor de las tres. Lo único que mola es su eslogan, que parece ideado por el Gobierno chino: "El futuro será mejor".

Pasando del bebercio al comercio, hay que saber que el primer restaurante de comida rápida en China se abrió en la calle Qianmen de Pekín, un poquito más al sur de la Plaza de Tiananmen, y era de la marca KFC (Kentucky Fried Chicken). Se inauguró en noviembre de 1987 con grandes fastos...



Seguramente, el hecho de que KFC llegara antes que su gran rival, McDonalds, fue clave para que la empresa de las hamburguesas de pollo triunfara en China mucho más, pese a que en otros países ocurra al revés. En China hay el doble que KFCs que McDonalds... Quizá otro secreto del éxito es que a los chinos el pollo les encanta como snack, mientras que la carne de las hamburguesas de Ronald McDonald no les parece un alimento tan "divertido". No sé si el nombre chino también haya tenido que ver en el éxito... Kendeji (肯德基), que si lo traduzco con el software para escribir chino me aparece como "base moral consentida". Muy filosófico...

En todo el caso, tampoco se puede decir que en China el McDonalds haya fracasado... El primer establecimiento de la cadena se abrió en octubre de 1990, y curiosamente no fue en Pekín, ni siquiera en Shanghai, sino en Shenzhen, la ciudad china más cercana a Hong Kong.

El restaurante en aquel entonces...


... y en la actualidad.


McDonalds, que para los chinos es Maidanlao (麦当劳, ¿"el trabajo del trigo"?), hace sus hamburguesas con un puntillo picante que no tenemos en España, y para hacer frente a KFC ofrece patas de pollo y otras cosas que en otros países son más propias de su rival. En los medios se la ve anunciándose más que KFC, señal de que tiene que hacer más esfuerzo por conservar a sus clientes que su gran competidora.

Como colofón a la comida y la bebida, nada mejor que un café, así que recordemos aquí que el primer Starbucks en China se inauguró en enero de 1999 en el World Trade Center de Pekín (más conocido como Guomao). Desde entonces le han salido en China -y otros países de Asia- mil y un competidores que
imitan vilmente su logotipo...

Aunque lo más sonado de Starbucks en China fue cuando en 2007 le obligaron a cerrar el establecimiento que consiguió tener DENTRO de la Ciudad Prohibida, porque los puristas
no lo veían nada bien.

El ya desaparecido Stabucks
donde Pu Yi se tomaba su Caramel Macchiato


Starbucks no es todavía tan omnipresente en China como los KFCs, McDonalds, las Pepsis y las Cocas, pero tienen planeado, creo recordar, triplicar sus establecimientos en el país en un lustro, así que la reina del café también quiere jugar fuerte en el imperio del té.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


Los misteriosos dominios de mi perra

28 de Marzo, 2011, 0:01


Día tras día, desde hace seis meses, recorro mi zona residencial para pasear a mi perra Once, hasta tal punto que creo que me sé de memoria cada rincón de este pintoresco -que no bonito- lugar.

Vivo en un típico xiaoqu pequinés, es decir, un grupo de edificios de viviendas cerrado por puertas con guardias que entre bloque y bloque tiene zonas "ajardinadas". He puesto comillas en la última palabra de la frase anterior -igual tendría que haber puesto dos o tres pares más de ellas- porque cualquier parecido entre la zona de paseo de mi perra y un jardín es mera coincidencia. Más bien podría compararse con un descampado, un solar abandonado o un páramo. En todo caso, Once es feliz paseando por él, y además, con el tiempo uno va descubriendo extrañas cosas en este lugar dejado de la mano de dios.

Por ejemplo, es curioso ver cómo hay vecinos que viven en el primer piso y que han aprovechado a montarse tiendas en las ventanas. Menudo negocio: no hay que pagar licencia, tampoco hay que esforzarse mucho en el mantenimiento del local... La única pega es que los clientes no parecen ser muchos, ya que es de imaginar que sólo los de dentro de la urbanización conocen la existencia de estas tiendas, que suelen vender tabaco o chucerías. Alguna hasta ha colocado unos pequeños escalones al pie de la ventana para ayudar a los clientes más bajitos...


También he descubierto paseando a la perra que no sólo de perros y gatos se compone la fauna del xiaoqu: escondida tras unas tablas, hay una jaula con conejos, a los que Once olisquea siempre con gran pasión (no sé si quiere hacerse su amiga o comérselos crudos, en todo caso por culpa de los barrotes cualquiera de estas relaciones es imposible).



No sé si estos conejos estarán allí porque estamos en el Año del Conejo y a lo mejor traen suerte a su dueño... En ese caso, me alegro de no haber mirado tras esas tablas en 2010, cuando el calendario chino se encontraba en el Año del Tigre.

También hay una misteriosa ardilla, la única que he visto en Pekín, y que no sé si es de alguien o es silvestre estallone. Además hay al menos dos palomares, cuyos dueños, según me aseguran, no tienen estas aves para enviar mensajes en caso de guerra ni para comérselas en caso de hambruna, sólo lo hacen por gusto.



Por cierto, que un sitio donde vi muchos palomares (o los oí, mejor dicho) fue Malasia... No sabía yo que había tanta afición colombófila en Asia.

También he visto al pie de algunas casas terrenitos que parecen huertos, pero como sólo los he ojeado en invierno, sin nada que crezca en ellos, no sé si son exactamente para hortalizas o simples minijardines de algún vecino. En unos meses sabré más, imagino.

Un aspecto que aún no acabo de entender de la zona residencial es la existencia en ciertos puntos de una especie de "chabolas" construidas a base de tablones, maderas, cartones, etc, que parecen formar una especie de campamentos nómadas o de reciclaje de desechos, pero en los que nunca hay nadie. Podría pensarse que son para vagabundos, pero he pasado por allí a muchas horas, incluyendo de madrugada, y no hay nadie. Además, en uno de ellos hay una especie de decoración a lo "Bruja de Blair" que da mucha mala espina...







Hay otro punto similar, un triciclo lleno de chatarra y materiales, pero en éste si se ve de vez en cuando un señor, vestido muy extraño y que parece vivir de lo que tiran los demás (es posible que todos los lugares anteriores sean suyos, pero no lo puedo certificar). A diferencia de los vagabundos de mi Huesca natal, éste es bastante afable, incluso culto (a mí siempre me habla en inglés), y canta ópera de Pekín mientras trastea con lo que va encontrando. Nadie parece sentirse incómodo por su presencia en el xiaoqu, es uno más del vecindario. No tengo foto suya, pero sí del vehículo a cuyo lado suele estar:



No se puede decir que la zona residencial sea especialmente sucia, porque hay unos trabajadores de una compañía de limpieza de grandilocuente nombre (Rise & Glory) que de vez en cuando van recogiendo lo que la gente -que no es muy cuidadosa- tira por el suelo. Sin embargo, sólo se ocupan de las basurillas pequeñas, por lo que hay algunos objetos de desecho que se han convertido en parte del paisaje, por ejemplo muchos sacos de arena o de piedras, restos de alguna obra cuyos responsables se marcharon tiempo atrás sin recoger lo que sobró. Pero lo más llamativo es la presencia desde hace tiempo de dos retretes rotos y una pila de lavabo... ¡Que nos cambien uno de los WC por una bañera, para tener un baño "público" completo! O quién sabe, igual es un "ready made" de Marcel Duchamp...





Siguiendo con el arte del xiaoqu, he de añadir que me fascinan dos "joyas arquitectónicas" de la urbanización: una, las enormes jaulas en las que están encerrados los dispositivos de la calefacción... ¡Parecen culpables de algo!



La otra es una misteriosa e inútil estructura que yo creo que sólo sirve para hacer creer a los forasteros que dentro de la urbanización tenemos una parada de metro, y así fardar (en el lugar no hay escalera subterránea alguna).



Quizá la única concesión realmente decorativa de todo el xiaoqu, seguramente para intentar que el fengshui no nos maltrate, es un pequeño jardincillo de piedras en el centro de la urbanización...



Y el único "servicio público gratuito" son los obligados columpios y aparatos de gimnasia, sobre todo pensados para que la gente mayor esquive la artritis.



El xiaoqu está siempre bastante animado con gente que como yo pasea sus perros, o charla de la vida, o -como en la foto del inicio- hace alguna tarea doméstica en la calle para no manchar en casa. A veces algún grupo de voluntarios hace chequeos médicos de tensión a la gente, o campañas de concienciación de algo...

En general todo es bastante tranquilo, el único incidente reseñable durante estos seis meses de paseos perrunos fue un incendio que hubo en el bloque más alejado al mío, al parecer provocado por un aparato de aire acondicionado en mal estado. Aún quedan cicatrices del suceso, que nos trajo dos camiones de bomberos y todo...


El vecindario tiene una contradictoria visión de la seguridad... Por una parte, se trata de un recinto residencial cerrado, con puertas que por la noche o bien son vigiladas por guardias, o bien se cierran con candado, para mi gran disgusto. Sin embargo, una vez dentro la gente se fía de sus vecinos... Por ejemplo, el que nos vende el agua a domicilio deja sus bidones a la vista de todos, sin temor a que nos llevemos uno sin pagar (imagino que pensará que pesan demasiado para robarlos). Si esto fuera Tokio, otro gallo le cantaría...



También hay mucha gente que sobre todo ahora que llega poco a poco el buen tiempo pone la ropa a secar fuera, sin miedo a los ladronzuelos.



No es tan espectacular como en algunos campus universitarios chinos, pero bueno, las ropas dan un toque de color a un lugar que, siendo feo, tiene cosas curiosas y además le encanta explorar a mi perra Once.

Enlace Permanente

Por ahora hay 28 comentarios


La felina sumergida

25 de Marzo, 2011, 0:01

Cerca del pueblo de mi familia hay un pantano que se llama Mediano: no porque su tamaño no sea grande ni pequeño, sino porque ése era el nombre del principal pueblo que quedo sumergido bajo sus aguas. Cuando el nivel del embalse no está muy alto, emerge la torre de la iglesia, y en años de mucha sequía hasta se puede llegar a la puerta del templo, aunque está tapiada y sólo se puede mirar por los agujeros que quedan a ver qué hay dentro (yo lo he hecho, y da un poco de canguelo).


Me acordé de Mediano esta semana, cuando me enteré de que la revista China National Geography (que no tiene nada que ver con la National Geographic, aunque lo parezca) ha hecho un espectacular reportaje sobre Shicheng, una ciudad de más de mil años de historia que quedó sumergida en 1959 bajo las aguas por la construcción del pantano de Qiandao ("Mil Islas"), en la provincia oriental china de Zhejiang.

Algunos monumentos de la localidad se mantienen todavía muy en pie y sin apenas daños, como muestran algunas de las fabulosas imágenes del reportaje:









Lo irónico del caso es que probablemente Shicheng (que podría hermanarse perfectamente con Singapur y con León, porque las tres ciudades homenajean al rey de la selva con sus nombres) se haya conservado mejor así, en remojo, que si hubiera quedado sobre la superficie. Bajo el agua se escondió de la Revolución Cultural, y de la revolución inmobiliaria actual, que es casi tan terrible para la arquitectura tradicional china como lo fueron antaño los guardias rojos.

Se dice que la ciudad tenía más de 260 puertas como la de la primera foto, un tradicional elemento arquitectónico chino usado con carácter decorativo y honorífico más que como puerta en sí. No sé si todas seguirán en pie bajo el agua, pero ojalá que un día me pueda poner unas elatas de pato para descubrirlo. O mejor, ojalá que un día el embalse ya no sea necesario y podamos pasear por la antigua Shicheng sin botellas de oxígeno ni branquias.

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios


Artículos anteriores en Marzo del 2011




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré