chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Octubre del 2011


Consultorio Chinochano (14)

31 de Octubre, 2011, 0:01



De vez en cuando dedico un post a preguntas de los lectores. Si tenéis alguna duda sobre China o alrededores, mandad vuestras preguntas a mi correo electrónico (chinochano2008@yahoo.es) especificando en el título del mensaje o en el texto que las cuestiones son para este consultorio. Graxies por vuestra cooperación.



Pregunta de María:
Sé que ya has hablado sobre la seguridad en China, pero es algo que me tiene muy preocupada. Antes de venir, toda la información que encontré al respecto es que era un país muy seguro, por aquello del régimen comunista y demás, vamos que como mucho te sisan el bolso en un descuido. La primera semana tuvimos la ayuda de una traductora "amiga" que la verdad se ha portado muy bien con nosotros y nos ha ayudado mucho, pero la verdad es que nos ha metido mucho miedo, sobre todo a mí. Nos aconsejó que cambiáramos la cerradura del apartamento porque podían entrar, en zonas muy concurridas nos acojonaba literalmente con un "no os separéis", mucho cuidado con el bolso, etc. ¿Has escuchado tú algo de esto?, ¿Puede ser un poco exagerada esta chica?. Decir también que ella vive en Guangzhou (Cantón) y que allí por lo visto sí hay más inseguridad, ¿será por eso?

El pueblo chino, comentábamos estos días en el foro de este blog a raíz del caso de la niña Yueyue, es un poco desconfiado con sí mismo. Los propios chinos creen que el pueblo chino no es de fiar, algo que es un poco triste de decir pero que refleja bastante fielmente la situación, al menos la que yo me he encontrado por China. Muchos de ellos tienen miedo a ser robados, y toman enormes precauciones, a veces exageradas para un país donde, en verdad, uno se siente bastante seguro, incluso paseando de madrugada por callejuelas oscuras. De esta desconfianza nace la ahora tan famosa reticencia a ayudar a otros por temor a ser estafados, un extraño comportamiento a nuestros ojos occidentales que hemos oído hasta la saciedad debido al mencionado caso de la niña. De todos modos, también hay que decir que en Cantón, al menos eso dicen los medios, parece que sí hay un poco más de inseguridad ciudadana que en otras partes de China. Muchos robos por tirón, por ejemplo (al menos eso se utilizó como excusa para llenar Cantón de cámaras callejeras, como la que tomó las dramáticas imágenes del atropello de Yueyue). No sé muy bien a qué se debe este posible mayor nivel de delincuencia cantonés, quizá por la mezcla de industrialización feroz con inmigrantes a lo mejor no muy bien adaptados al lugar. Pero no sé exactamente... yo, cuando he estado en Cantón, me he sentido igual de seguro.


Pregunta de Pablo:
Mi vida es medio china, mi novia es china, mis libros son chinos... todo menos yo. Mi novia trabaja acá en Chile por una misión especial del Gobierno chino enseñando el idioma, y termina en enero. La cosa es que queremos irnos juntos a Pekín. A trabajar y establecernos, pero... no sé qué tan plausible sea la idea para mí. Tengo experiencia, energía y un currículum nada despreciable para ser un recién graduado, pero he visto que por las regulaciones chinas para contratar foráneos, se requieren 2 años de graduado para poder conseguir los permisos necesarios para la visa de trabajo. He pensado la alternativa de llegar allá como cualquier turista y conseguir algo, pero me asusta un poco la posibilidad de poder cambiar de visa. Te agradecería mucho si pudieras darme alguna orientación al respecto.

No me suena que China pida un determinado número de años de experiencia laboral o universitaria para darte visados... Lo que te pide es que tengas trabajo apalabrado, o una compañía detrás. A menos de que hayan cambiado las cosas últimamente, pero aquí hay trabajando extranjeros de todas las edades, experiencias y estudios. Y más teniendo novia china, ella te podrá echar una mano... Lo de venir como turista y luego cambiarte la visa es posible, pero algo engorroso: tienes que salir del país unos días (quizá a Hong Kong) o pagar a una agencia para que lo haga (uno de sus empleados sale con tu pasaporte del país y vuelve luego con visa nueva).


Pregunta de Benjamín:
He leído en sitios de internet consejos sobre no casarse con una chica china en China. ¿Habrá algún tipo de represalia contra el extranjero que así lo desee, o tal vez si te casas con una china el Gobierno chino no te deja salir del país?

Tanto leer a los trolls de Menéame, y pasa lo que pasa... hehehe, es broma (que los meneadores no me linchen). A ver, en Internet se dice sobre China de todo, y es más, cada vez mayores barbaridades, a ver si cuelan. Cuanto más notorio se vuelve el país, más tonterías se escriben de él (y también más cosas inteligentes y bien escritas, claro, pero las tonterías llaman más la atención). Uno se puede casar con una china perfectamente, y hasta salir con ella del país, fíjate tú que modernidades. Pero elige bien y espera un tiempo a conocerla bastante...


Preguntas de Patxi:
He visto ya en 2 sitios diferentes el mismo "error" lo que ha hecho plantearme si en realidad no es un error sino que es una costumbre (tipo 福到了 con el 福 al revés). Lo que me he encontrado es el carácter "an" 安 tambien al revés en un anuncio de la selección española de baloncesto y en El Hormiguero de Antena 3. ¿Es en verdad una costumbre el colocar el caracter 安 del revés, o por el contrario es una gran pifia?

Ostras, pues cuando estuve en España en vacaciones, disfrutando ese Eurobasket tan bien ganado, vi el anuncio de los del baloncesto un montón de veces pero ni me di cuenta, qué buen ojo el tuyo... Yo apostaría que es una pifia, y más teniendo en cuenta el historial de los de la ÑBA con sus anuncios orientales (qué va, qué va, si aquello de los ojos achinados fue una soberana idiotez probablemente surgida de algún vomitivo tabloide inglés). A veces pasa, con las prisas...


Ayer mismo conocí la existencia de "El gran héroe americano", que tranquilamente se podía llamar el gran héroe chino. Con ese color rojo y ese logotipo tan chino...


Creo que no hay carácter mas Chino que Zhong 中 y color mas chino que el rojo. No sé si conocerás algun otro dato de la serie (dónde estaba ambientada, si tenia algo que ver con China)... ya que a mi me pilló un poco joven.

El Gran Héroe Americano es de la época dorada de series de aventuras de los 80 (El Coche Fantástico, V...), pero en clave de humor, una especie de Superlópez a la americana. En mi familia nos encantaba y nos lo pasábamos pipa viéndolo. Salvo un capítulo en el que su amigo es poseído por una especie de araña gigante, aquella vez lo pasé mal y aún tengo pesadillas con las imágenes de aquella macrotarántula... eeeeeeeen fin, que me voy por los Cerros de Úbeda: no era chino ni tenía nada que ver con China, pero tienes razón en que si los chinos tuvieran un mutante en leotardos debería tener un traje tal que el del Gran Héroe.


Preguntas de Idalio:
En un Wal-mart he comprado en un par de ocasiones Redbull, el de la lata pequeña y dorada de siempre y una más parecida a la que venden en el resto del mundo, pero no sé si es que estaban malas (todas las latas estaban abolladas) que el caso es que ninguna tenía gas (y sin gas la verdad es que están asquerosas, y lo digo yo que soy aficionado a tomarme un par de ellas a la semana en España). ¿Eso de las latas abolladas es cosa del reponedor que tenían en ese Wal-mart, o tu también lo has visto por tu zona? ¿Y sabes si hay alguna versión de Redbull con gas?

Las preguntas comienzan a adquirir un nivel de especialización que empieza a darme miedo... No tengo demasiada experiencia en el mundo de los reponedores chinos, pero estoy casi convencido de que no es una práctica sistemática o frecuente en China. Por otro lado, no tomo Red Bull, no quiero alas y soy más de té y café, ¿alguien enganchado a este brebaje sabe si tiene sabor similar al de Occidente?


¿Sabes si tienen bloqueadas las paginas de descargas como pudieran ser Rapidshare, Megaupload, etc? alguna vez me cargó, pero de forma muy anecdótica.

Más que bloqueadas, lo que pasa es que el internet de China va a una velocidad comparable a la de una babosa medio dormida. Al tener China una de las peores conexiones de ADSL de la historia histórica, cuesta muchísimo todo. Te lo digo yo hoy que no se me está abriendo nada...


¿Te has fijado que casi todos los pc tienen instalado el antivirus 360? Uno que viene con navegador integrado (y cuyo símbolo es como el del explorer pero en verde) ¿Sueles usarlo?

Antivirus, ¿qué es un antivirus? Este verano me he comprado un Mac... hehehe, pues no, no lo uso, tampoco en los PCs de la oficina donde usamos McAfee. Pero tienes razón, es el antivirus rey de China. Aunque un informático chino que venía a veces a arreglar mi casi jubilado PC ponía siempre el Rising, que le gustaba más (¿o son la misma marca?)... Del 360 lo único que sé es la agria polémica que este año protagonizó junto a la que nombras en tu siguiente pregunta, QQ, y que volvió locos a centenares de millones de internautas chinos.


Ultimas preguntas informático-chinas, dirigidas no sólo a ti sino a todos tus lectores, ¿os da fallo la instalación del QQ international? Los que usáis programas para ver tele china desde España, ¿os han bloqueado el acceso?

Dejo esta última pareja de preguntas, en efecto, para los lectores, pues yo no uso el QQ (lo mío es el Skype) y no veo tele por ordenador, y menos con el lento internet chino. Siento no ser de más utilidad, espero que los comentaristas valgan más que yo...

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Business is business

27 de Octubre, 2011, 0:01


Estando la cosa tan malita como está en España (y otros lugares), seguro que más de uno ha pensado en echar mano de sus ahorros y montar un negocio, quizá con el mercado chino, ahora que todo el mundo dice que tiene un gran potencial y es el futuro.

Yo no sé nada de negocios y nunca me ha tentado la idea, al menos mientras tenga un trabajo humilde pero que me dé para viajar de vez en cuando. No obstante, a veces he hablado con pequeños empresarios que me han contado sus impresiones acerca del mundo de los negocios en China.

Voy a intentar hacer memoria y citar alguna de estas impresiones, por si pudiera servir a algún nuevo emprendedor. A ello uniré alguna de mis sensaciones, al ver negocios de amigos.

No hay que tomar al pie de la letra todo, porque China es grande y habrá de todo, pero bueno, igual a alguien le puede ayudar a hacerse una idea de la temperatura del mercado chino, cual dedo gordo del pie en la bañera.

Si tenéis alguna experiencia en este mundillo y queréis aportar vuestro granito de arena en la lista, se agredecerá, para mejorar la "guía".


1- Es bastante conveniente tener un socio chino: No sólo porque en algunos sectores la ley china te obliga, sino porque, por ejemplo en el sector hostelero, la clientela llegará antes a un local "de un paisano" que al de un "forastero". No todo el mundo es así, pero hay muchos chinos de vena nacionalista que prefieren hacer gasto en un local chino antes que en uno extranjero. Si no se quiere un socio chino, se puede usar un nacional como de "tapadera", hacerlo pasar por el dueño del negocio aunque el verdadero sea un forano. Si tu negocio es un bar o un restaurante, casi mejor que en las primeras semanas o meses no estés cerca.

ENMIENDAS DE LOS COMENTARISTAS
: AlbertoHV dice que ojo con lo del socio chino: "Evidentemente, es necesario, porque China no es ni mucho menos un mercado fácil, y como bien sabemos es otro mundo con otra idiosincrasia, ahora bien, cuidadín con los socios chinos, por mi experiencia he observado que en los negocios en China todo vale, y como no tengas control sobre lo que estés haciendo al final el socio dejara de serlo para comerte o para mandarte a paseo cuando haya obtenido lo que pretendía de ti".



2- Los contratos no son tan sagrados como uno quisiera: muchas, muchas veces, en un negocio entre una empresa china y una española (un pedido, un encargo de una obra, etc) acaba habiendo cambios de última hora en el acuerdo, incluso aunque éste haya sido ya firmado. Normalmente cambios que benefician a la parte china, claro. Que si lo encargado va a costar más de lo pensado, que si ha habido que hacerlo de peor calidad... Que nadie se duerma en los laureles después de haber firmado un papel. Y esto también pasa en los grandes acuerdos... Que se lo digan si no al gobierno catalán, que pensó que tenía segura una fábrica de automóviles china en su tierra porque había firmado con los chinos, y acabó siendo que no. O el famoso lío de ZP con el fondo de inversión chino y las cajas de ahorros...




3- Las ferias comerciales sirven de poco: como excusa para viajar al país, y poco más. Lo que hay que hacer es buscar uno mismo el mercado, el socio chino, la empresa para la sociedad conjunta. Al menos eso me dijeron los de las ferias de arte y las de vino...

ENMIENDAS DE LOS COMENTARISTAS: Éstos dicen que las ferias sí pueden ser útiles, aunque quizá, señala el comentarista Yang Dapeng, más como visitante que como expositor: "Llevo trabajando dos años y medio en Pekín, y muchos de mis contactos los he conseguido a través de ferias internacionales y locales".
También son útiles las ferias para Woni, que en ellas tampoco busca exponer, sino buscar fabricantes: "Soy del sector pesquero e industrial, y es muy interesante el libraco índice que suelen dar con referencias de todos los fabricantes y distribuidores que puede ser consultada a posteriori, incluso algunos chinos han intentado darme dinero por tal libro".



4- Cuidado con los banquetes: parece ser que un popular timo en las mencionadas ferias comerciales en China es que un supuesto representante de una empresa china apalabre un contrato y proponga allí mismo a los extranjeros ir a celebrarlo a un restaurante, para cumplir la costumbre china. La cuenta del restaurante acaba siendo estratosférica, los extranjeros acaban borrachos y pagando, y el presunto negociante chino se da el piro cuando no le ven (probablemente está conchabado con los del restaurante). En estos casos, lo mejor es no aceptar la oferta de "celebración", alegando que uno no tiene tiempo o está pachucho por algo que ha comido mal. Aunque rompa presuntas tradiciones.


5- Lo menos arriesgado es la importación-exportación, y es mejor exportar: todo el mundo dice que China es un inmenso mercado futuro, con sus 1.400 millones de almas y subiendo... pero este mercado no acaba de explotar, y los chinos a veces son un poco cerrados al exterior, a menos que sean marcas muy famosas ya en el país (Louis Vuitton, Apple, etc). Por ello, y porque los chinos ahorran con fruición, quizá lo mejor para empezar sea comprar cosas en China y venderlas en España, o donde sea fuera de China. Lo más recomendable, encontrar algo que todavía no se venda en España, que sea nuevo (aunque desaconsejo intentarlo con el pepino amargo).


6- Las "guanxi" son importantes, pero no hay que obsesionarse: en cualquier guía para hacer negocios en China, hasta la más barata (bueno, la más barata es ésta que escribo en estos momentos) se habla de que hay que tener "guanxi" (contactos), que sin ellos no se puede hacer negocios en China. Quizá sea cierto, pero si uno se adhiere al punto 1 (tener socio chino) seguro que ese socio tiene algunos contactos ya, y no hay que gastar tanta energía en hacerlos mediante cenas, recepciones y demás diplomacias. Y esas "guanxi" no tienen por qué ser políticos de altos vuelos: puede ser un amigo que tenga un local, un pariente funcionario que nos ayude con el papeleo... casi todo chino tiene alguien para ayudar, pues ellos sí creen fielmente en la "guanxi" y suelen tener tejida cierta red, más o menos grande.


7- Llévate bien con el vecino: no te enfades con ningún negocio rival en tu misma calle, es a ellos y no a futuribles "guanxi" a quienes has de invitar un día a cenar para hacerte amigo suyo y que no haya problemas. No quiero asustar, pero en la complicada sociedad china a veces los negocios tienen "mafias" detrás, grupos que sin duda son bastante más pacíficos que una Camorra o una banda de Al Capone, y cuya presencia probablemente nunca notarás... a menos de que haya problemas gordos con la competencia. Para curarse en salud, lo mejor es armonizar con la calle.



ACTUALIZACIÓN (5/3/2013): Creo que al final quedó un poco corto el post, así que lo amplío con este artículo (en inglés) que también da algunos consejos, amparados en los 20 años de experiencia del autor.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Relaxitang

24 de Octubre, 2011, 0:01


La pasada semana nos ha dejado imágenes muy duras: la niña atropellada de Foshan, la muerte del motociclista Simoncelli, las imágenes de Gadafi cadáver... Creo que nuestros ojos necesitan descansar un poco de tanta muerte escabrosa.

Para intentar ayudar en ello hoy básicamente me limitaré a mostraros unas fotos que tomé en Xitang, un pueblo de canales en el este de China, a medio camino entre Shanghai y Hangzhou. Lo visité el pasado agosto (cuando probé el "AVE" entre Pekín y Shanghái).

Hay otros pueblos similares en esa región (Wuzhen, Tongli, Zhouzhuang...), pero éste tiene la peculiaridad de que ha sido escenario de una película hollywoodiense, Mission Imposible 3. En la película se supone que Tom Cruise se encuentra en Shanghái, pero bueno, no pidamos exactitud a una saga que en su segunda parte mezclaba los pasos de Semana Santa con las Fallas (los cofrades paseaban con los pasos religiosos ardiendo sobre sus cabezas).

Nada más entonces, os muestro imágenes de Xitang, y al final de ellas, una secuencia de Tom Cruise corriendo por sus calles. Seguro que en ella reconoceréis algunos de los rincones mostrados en las fotos.













Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (1)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Por fin, el fin

21 de Octubre, 2011, 0:01



Desde China, enhorabuena a todos por el fin de ETA tras 40 años de terror.
Aquí en Pekín, como en el 23-F de hace 30 años: pegados a la radio (vía web).

Enlace Permanente

Por ahora hay 15 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Cuando China no ayuda

18 de Octubre, 2011, 0:01




Las espantosas imágenes de un doble atropello a Yueyue, una niña china de dos años en la provincia de Cantón, ante la pasiva mirada de una veintena de personas que pasaron a su lado sin hacer nada, han dado la vuelta al mundo, y algunos lectores me han pedido que comente algo sobre ellas aquí, aunque ya dijera alguna cosa ayer y hoy en el Grupo de Facebook.

Si alguno de vosotros no las ha visto, no sé si recomiendo hacerlo. No son imágenes muy sangrientas, al estar algo borrosas (fueron tomadas por cámaras de seguridad, que por cierto en Cantón son numerosísimas), pero pese a todo son horribles. Pero tan horribles como los dos atropellos (en realidad cuatro, ya que cada vehículo pisa a la niña primero con las ruedas de delante y luego con las de detrás) son la indiferencia y frialdad con que la gente pasa al lado de la niña sin socorrerla, algunos sin siquiera mirarla.

En fin, advirtiendoos todo esto, si a pesar de ello seguís queriendo verlas, podéis hacerlo aquí, o aquí
si estáis en China y no podéis acceder a YouTube. La niña aún está viva, pero muy grave, y según los médicos incluso sobreviviendo quedará con minusvalías físicas y mentales de por vida. Los dos conductores están detenidos.

Confío en que estas imágenes se multipliquen por todas las televisiones y webs de China, pese a su posible uso amarillista, para que así estos engendros -los que conducen y los que caminan- vean lo que hicieron y se avergüencen de sí mismos para toda su vida.

Las imágenes han horrorizado a la sociedad china, y eso, dentro de lo malo, aún nos ha de esperanzar: todavía la gente tiene la sensibilidad suficiente para saber que lo que esos conductores y paseantes han cometido es una atrocidad, una inhumanidad, una bajeza de tal calibre que convierte el término "persona" en algo exagerado para ellos.

Ojalá pudiera decir que este suceso es un hecho aislado, que en China estas cosas no ocurren nunca, y que conviene no exagerar el asunto... pero en esta ocasión no puedo.

En China, la falta de atención a víctimas de accidentes es tristemente frecuente, y los que aquí vivimos la hemos visto u oído muchas veces. Por ejemplo, una novia que tuve me contaba que una vez chocó con su bici contra un coche y se quedó inconsciente... despertó 15 minutos después, y se encontró con que un montón de gente había hecho un corro alrededor de ella y le miraba atentamente. Pero nadie le ayudaba, ni siquiera habían llamado a una ambulancia. Menos mal que no fue nada.

Ella se quejaba de sus compatriotas por este suceso, pero al mismo tiempo admitía que sus propios padres le habían recomendado cuando era pequeña, como muchos padres chinos recomiendan a sus hijos (espero que no todos), que si veían alguna vez algún accidentado, alguien en problemas, no se les ocurriera acercarse a ayudar, porque lo único que harían es "meterse en líos".

¿Cómo puede un consejo así estar en la educación china? Para gentes de otros lugares esto es terrible, no nos cabe en la cabeza. Es posible que ante un accidente nos asustáramos por la sangre, o por la responsabilidad, y también nos fuéramos del lugar esperando que otro ayudara... pero nos sentiríamos después por lo menos un poco culpables por no haber hecho nada. ¿Cómo pueden los chinos encima pensar que están actuando bien?

La principal culpa de esto es que en China impera un infame sistema de sanidad según el cual hay que pagar por adelantado cualquier tratamiento o atención médica. Por tanto, muchos chinos tienen la idea de que si recogen a un accidentado inconsciente o medio muerto y lo llevan a un hospital van a tener que pagar dinero para salvar al rescatado, un dinero que puede ser mucho, ya que una operación a vida o muerte como la que seguramente ha tenido que recibir la niña puede costarle a un chino el sueldo de varios años. Hasta se han dado casos -eso dice la leyenda negra- de accidentados que acusaron a los que le llevaron al hospital del accidente, para ahorrarse el gasto hospitalario o cobrar una indemnización. Los hospitales chinos son una jungla capitalista que los propios chinos odian a muerte.

También es posible que en esta apatía hacia las desgracias ajenas jueguen algunas ideas profundas que descansan en filosofías y religiones asiáticas. Igual me meto en jardines, pero en fin, diré que en Asia, por ejemplo, nunca ha habido un Humanismo como el del Renacimiento europeo, que pone al hombre como centro del universo: en China, Japón, India, etc, por encima del individuo hay otras cosas que pueden ser la sociedad, la familia (idea confuciana), los dioses, etc. Esto no significa que en Asia nadie ayude -ni que en Occidente todos ayudemos, alguno también se escaquearía en un accidente- pero quizá en un país asiático aumentan las probabilidades de que horrores como el sufrido por la niña ocurran (y de hecho ocurren mucho, aunque no sean tan dramáticos quizá). Rizando el rizo, el budismo quita importancia a esta vida, al creer en la reencarnación y pensar que sólo estamos en un capítulo de una existencia de miles de vidas. Y el taoísmo pregona la pasividad en la vida, el no hacer demasiado, no destacar.

Por otro lado, en Asia valores como el estoicismo ante las adversidades (el no gritar, el no ponerse nervioso, el mantenerse sereno) se cuentan entre los mejor vistos de sus sociedades. Esto tiene una parte positiva, que es la entereza con la que la gente afronta sus propias desgracias (lo vimos, por ejemplo, en el tsunami de Japón, donde gente que lo había perdido todo actuaba sin pánico y ordenadamente para recibir la ayuda humanitaria) pero también tiene un lado oscuro, y es que a veces la entereza se transforma en frialdad, y no sólo en la desgracia propia, sino también en la ajena.

No olvidemos tampoco que nos encontramos en una región superpoblada y más golpeada por guerras y catástrofes naturales que la nuestra. En unas circunstancias más duras, la gente tiene más endurecido el corazón. Pasa por ejemplo, según me han contado, en la India: allí, con mucha gente en la pobreza absoluta, con hambre, es frecuente ver cadáveres en la calle, que la gente ni mira, acostumbrada como está a ello.

Cambiando de tema, me alegro de que el vídeo haya sido ampliamente difundido en China y con ello mueva a la reflexión dentro del país, pero a la vez comprendo que, al difundirse también mucho en televisiones foráneas, va a ser un durísimo golpe a la imagen de los chinos en el exterior. El atropello de Yueyue produce naturales reacciones de furia contra las que va a ser difícil de luchar. Me gustaría decir que en China también hay buena gente, que son en general grandes amantes de los niños, y que mostraron su gran solidaridad por ejemplo en el terremoto de Sichuan... pero tampoco me puedo callar que la falta de ayuda a accidentados es frecuente, un problema social. El caso, en resumen, es un gran paso atrás en la fama de los chinos ante el mundo, y por ello debe servir a los chinos, a ellos que la imagen exterior les importa tanto, como revulsivo para mejorar y cambiar.

¿Cómo cambiar? Pues quizá, por ejemplo, estableciendo como delito la negación de asistencia a heridos y afectados (o si ya existe este delito, aplicar la ley de verdad contra él). Es triste que valores éticos lógicos tengan que imponerse a la fuerza, pero si nos encontramos con una mala acción recurrente, algo habrá que hacer.

En segundo lugar, China tiene que implantar ya, y no en 10 años como promete, la sanidad universal y gratuita, aunque hacerlo le quite algún punto de crecimiento de PIB. La falta de seguridad social destroza a familias endeudadas por una operación, crea una sociedad de ricos sanos y pobres enfermos, y, como hemos aprendido esta semana, genera terribles casos de dejadez extrema ante víctimas. Reformar la sanidad es quizá la necesidad más urgente que tiene hoy por hoy el país, porque la gente está harta de que sus médicos vayan con caja registradora.

Muchas más cosas se podrían decir, pero quizá lo mejor ahora es confiar en la buena capacidad que los chinos -me consta- tienen de corregir sus errores y dictar rápida y eficazmente medidas para intentar evitar que se repitan.


PD: El suceso nos deja, además, un monstruo y una heroína. El monstruo es el primer conductor que arrolló a la niña: este insecto llegó a decir al padre por teléfono que hubiera preferido que la niña muriera, ya que le hubiera costado menos dinero un entierro que las operaciones y atenciones médicas a la niña habiendo sobrevivido. La heroína es Chen Xianmei, la única mujer que ayudó a la niña: la más pobre del lugar, una señora que recogía chatarra y plásticos para ganarse un dinero (quizá, al no tener dinero, no se preocupó por gastarlo en hospitales). Cierto es, todo sea dicho, que a la hora de atender a la niña Chen no lo hizo bien, moviendo a la niña con brusquedad y quizá hasta empeorando la salud de la chiquilla... pero al menos mostró humanidad y evitó que más vehículos atropellaran a Yueyue.



ACTUALIZACIÓN (19/10/2011): Se ha descubierto que quien dijo lo de que "prefiero que la niña muera" no fue el conductor de la furgoneta, sino un bromista que se hizo pasar por él para "gastar una broma" al padre de la niña. Por lo tanto, ya no tenemos un monstruo, sino dos.

ACTUALIZACIÓN (21/10/2011): Yueyue ha fallecido en la madrugada de hoy. Descanse en paz, y que aquellos que salieron en el vídeo -con excepción de Chen Xianmei- no lo hagan.

Enlace Permanente

Por ahora hay 32 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Qué lugares tan gratos para conversar (II)

17 de Octubre, 2011, 0:01











Prosigo el paseo por los bares más míticos del Pekín actual, que comenzó con el
post anterior en el centro neurálgico de la marcha pequinesa, la calle de Sanlitun.

Ahora seguiremos por la misma calle, pero en una zona claramente diferenciada de la anterior, al otro lado de la avenida del Estadio de los Trabajadores. Me refiero, cómo no, a

SANLITUN SUR


Esta zona es algo menos concurrida que la anterior, quizá porque está un poco más escondida y no la encuentran algunos turistas y gentes de paso. Pero también tiene mucha animación, y algunos de los bares, pubs y discotecas más alabados de la ciudad.

Sin embargo, el paseo por allí comienza por un lugar de ambiente más bien tranquilo e intelectualoide: el Bookworm, una cafetería-biblioteca-librería-bar-sala de conciertos-sala de conferencias que pasa por ser el punto de encuentro de muchos periodistas angloparlantes de la ciudad. El sitio es realmente agradable, pero una vez llevé a unos amigos para que lo conocieran y me di cuenta de que no es buen lugar para quedadas, ya que todo el mundo está allí silencioso (leyendo o con sus superMacs) y casi da apuro hablar. Es más para dejarse ver entre el mundillo cultural expatriado, o para estar de tranqui.


No obstante, muy cerca de allí ya nos encontramos con muchos lugares de verdadero desfase. Por ejemplo, el Nanjie, otro clásico de la ciudad que, como el Kai del post anterior, se hizo famoso vendiendo casi regalados cubatas de calidad infame. Este lugar también ha cambiado de emplazamiento al menos en una ocasión: antes estaba enfrente del Estadio de los Trabajadores, escondido en una callejuela. Es un lugar muy frecuentado por estudiantes universitarios de chino.


Justo enfrente, volvemos a encontrarnos con sabor hispano en la noche de Pekín, y vamos a parar al Salsa Caribe, una discoteca de ritmos caribeños en la que suelen actuar grupos de Venezuela y alrededores. Mucho merengue que a veces se hace cansón, y aunque no puede negarse que muchos latinos van allí, los colectivos que más frecuentan el sitio son (a) africanos que quieren arrimar cebolleta con rusas y (b) rusas que quieren que los africanos les arrimen la cebolleta. Un ambiente de lo más surrealista, oigan. Mi bar de salsa favorito, sin embargo, desapareció hace tiempo: era el Latinos, que se encontraba en el sur del Parque Chaoyang.


Por si todavía no os habéis convencido de que la noche de Pekín tiene más acento español que una peli de Manolo Escobar, al lado del Salsa Caribe se encuentra el Olé, un bar-restaurante de dueño español (un interesante individuo que viajó de España a Mongolia en un Renault Clío) y donde puedes oír Mecano, Los Secretos, Radio Futura y cualquier clásico de ayer y hoy del pop español. Hay sangría, cómo no.

¿Es Manzanita el que nos recibe, o quién es ese?

Por allí cerca hay un sitio llamado The Kro's Nest, al parecer una pizzería: jamás he entrado, pero al pasar por allí por primera vez de día me di cuenta de que tiene una bonita fachada.


Y siguiendo por la misma zona, tenemos el Rock & Roll, una discoteca cutre y habitualmente sólo de público chino, pero que para mí tiene gran valor sentimental, pues fue una de las que pisé en años mozos, protagonizando alguna que otra desventura de la que no quiero acordarme. Se llegaba a la pista de baile en ascensor, y una vez allí veías a los chinos bailando de formas extrañas... Sigue allí, pero he entrado últimamente y desde luego no es para nada lo que llegó a ser.


Junto a ella nos encontramos otro lugar que, a diferencia del anterior, se encuentra en su momento de pleno apogeo: el Tun, típico sitio donde te dicen que "se liga mucho" porque los jueves organiza Ladies Night y las mujeres se cuecen crudas. Los hombres tenemos que pagar entrada en esa noche, pero a la entrada te dan una cervecilla para compensar la discriminación. Muchas chicas guapas, pero también una de las peores músicas de Pekín: ¿os acordáis de las canciones que nos ponían hasta el vómito en los bares de España en los 90, como las de Grease a los Blues Brothers? Pues allí las siguen poniendo...


Hay algún bar más por la zona, como uno super fashion enfrente del Rock & Roll del que no recuerdo su nombre pero que tiene bovedas de ladrillo visto y en el que te sientes como al llegar a la fiesta de Eyes Wide Shut. Pero yo creo que Sanlitun Sur está más que bien representado en este post, así que nos cambiamos de zona y nos vamos al

ESTADIO DE LOS TRABAJADORES


O a sus alrededores, mejor dicho, donde nos encontramos con numerosos locales, sobre todo discotecas, distribuidos principalmente al norte y el oeste del recinto deportivo. Al ser zona de discos, es probablemente la que más jóvenes reúne los fines de semana, mucho más que Sanlitun y Sanlitun Sur, aunque como unas discotecas están relativamente lejos de otras, no está todo el mundo aglomerado en el mismo lugar. Es un lugar más frecuentado por la juventud china que los anteriores, aunque en todos hay de todo, sólo que en distintas proporciones.

Sin embargo, el repaso a la zona estadiera comienza en un clásico de los extranjeros, el Den. Arrodillémonos ante el patriarca, el abuelo, el origen, el decano, el Recreativo de Huelva de la noche de Pekín. Éste fue el primer bar-disco en el que entré en Pekín, y en el primero que descubrí que la gente que sale por la noche en esta ciudad está majara. Tiene un primer piso de mesas para conversar, y un segundo con una pequeña pista de baile. Antes, hace cosa de seis o siete años, había muchos baretos pequeños al lado del Den, pero ya no existen. Este bar, como muchos de los que pondré a continuación, está muy en la órbita de las prostitutas mongolas, peculiares personajes de la jungla pequinesa.


Al lado del Den se encuentra la franquicia pequinesa del Hooters, una cadena de restaurantes-bar estadounidense famosa porque sus camareras suelen tener talla A de pecho, visten shorts naranjas y cada cierto tiempo bailan en medio del restaurante. Ya he hablado de los Hooters chinos en alguna ocasión (curiosamente, siempre cuando estaba con depresión postvacacional), y tampoco hay mucho más que contar.


Pero tanto el Den como el Hooters están un poco en la periferia de la zona: acerquémonos más al centro neurálgico de ésta, que es la puerta norte del Estadio de los Trabajadores. Allí tenemos a dos instituciones de Pekín, de nombre similar. Por una parte el Mix, una discoteca señera y famosísima entre chinos, extranjeros, turistas y residentes:


Frente a ella, se encuentra otra igual de famosa, popular y reverenciada discoteca, el Vics, que tiene varias pistas y ambientes y en la que alguna vez casi me he perdido.


El Mix y el Vics son historia de la ciudad, casi más que Tiananmen, pero a su lado surgen de vez en cuando discos más jóvenes que acaban popularizándose. Cerca del Mix, por ejemplo, tenemos el Latte, un sitio que a mí me parece uno de los mejor decorados de toda la ciudad: por dentro es cómo un reloj gigante, con engranajes, espirales, manecillas... Pero el lugar tiene mala fama, se rumorea que en él los extranjeros no son bien recibidos por la población local y que alguno ha sido atacado por intentar ligar a una china que iba con grupos de chinos. Estos rumores incluso dicen que la Embajada de EEUU ha colocado el Latte en una lista negra de sitios a evitar por la comunidad norteamericana, pero no sé si es cierto.


También cerca del Mix se encontraba el House, una discoteca que este año ha sido una de las más populares de la ciudad, aunque al parecer la han cerrado ya (dicen las malas lenguas que por asuntos de drojas). En homenaje a ella pongo una foto de sus restos cuando pasé por allí en verano...


Virando el timón y acercando nuestros cuerpos a la puerta oeste del estadio, nos encontramos con todavía más discotecas, aunque muchas de ellas son clones unas de otras, así que no sé si cada una de ellas merece realmente párrafo propio. Mejor os las presento con imágenes, sin nada más. Son el famoso Babyface...


El Cargo (vamos allá, que yo me encargo)...


El Tango, otro local  que como muchos del post anterior tiene un doble en la ciudad (junto al que viví varios años, en la zona del Templo Lama)...


El Club Tang, un desconocido para mí...


El Coco Banana, popularísimo entre los jóvenes chinos...


Y el LA, que en verano suele tener arenilla como de playa en la entrada.


Todos estos lugares tienen el denominador común de que son muy frecuentados por los hijos de papá de la ciudad, descendientes de millonarios, políticos influyentes y demás gente con pasta y guanxis. Y fíjate tú que casualidad, son lugares bastante peligrosos: por menos de nada estos pijillos que llegan en sus Prsches inician peleas con "forasteros" que no sean de su grupo. Tengo un amigo que cuenta como él y su padre (¡su padre!) protagonizaron allí una pelea contra una marea de pijos en la que hubo sillas y botellas, armas tristemente frecuentes en las reyertas de Pekín.

En fin, para tranquilizar un poco el percal, acabo el paseo por la zona del estadio con dos locales mucho más pausados, situados enfrente de las discotecas anteriores (las de la puerta oeste del estadio) y muy cerca de mi oficina. Uno es el Pavillion, una cervecería con pantallas gigantes ideal para ver los partidos del Mundial (aunque cobraban una entrada carísima en esas ocasiones).


Y el Destination, en la entrada de mi calle y del Hotel G. Un bar famoso por ser uno de los pocos locales abiertamente gays de la ciudad, aunque por dentro no tiene nada especial y si a uno no le dicen que es un sitio de ambiente ni se entera.


Por último, el post viaja un poco más al sur y se va al entorno del

PARQUE RITAN

Aquí hay muchos bares "de rusos", porque es una zona donde desde tiempos inmemoriales vienen los vecinos de Rusia a comprar al por mayor todo tipo de productos, muchas veces para venderlos en su país. Los bares rusos suelen ser en plan cabaret, es decir, mesas y sillas y la gente viendo espectáculos que van desde señoras cantando pop moscovita a stripteases (no completos en Pekín) o malabaristas. Son muchos los bares de este tipo, y no os los voy a poner todos, porque simplemente voy a mostrar una foto del más famoso de ellos, el Chocolate. Para un no ruso, visitar este lugar es más una experiencia sociológica que una diversión: ver a siberianos con aspecto de mafioso, prostitutas kazajas, gente con aspecto patibulario... Muy interesante, aunque se pase un poco de miedo.


El Chocolate y otros locales rusos suelen encontrarse en el flanco norte de Ritan, pero en el sur se encuentra otro buque insignia de la capital, ese lugar que al nombrarlo suele despertar sonrisas picaruelas: el Maggies, club de alterne por excelencia de la ciudad, donde aproximadamente el 105 % de las mujeres que hay son de pago y proceden de la vecina Mongolia. Sin embargo, los extranjeros pequineses siempre decimos que lo visitamos no por ellas, sino "por su buena música y la buena calidad de su alcohol". Ya sabéis, es como aquel que dice que se compra la Playboy por lo interesantes que son sus artículos...


En fin, por ahora creo que doy por terminada esta recapitulación de locales del Pekín canalla. Me dejo mucho, lo sé... La calle de Nanluoguxiang (que no conozco tanto), la zona de universidades (que me pilla ya lejos, aunque en los principios de este blog vivía junto al Propaganda), el pub irlandés Paddy o Shea, el Parque Chaoyang lleno de mitos como el Suzie Wong o el Juicy Spot... En fin, que al final no va a ser verdad eso que dije al principio de que en Pekín había pocos bares.

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Qué lugares tan gratos para conversar

13 de Octubre, 2011, 0:01



Pekín es una ciudad con una vida nocturna pequeña pero intensa. Pequeña porque hay relativamente pocos pubs y discotecas para el gran tamaño que tiene, pero intensa porque los fines de semana estos bares -algunos de ellos bar/restaurante- suelen estar llenos a rebosar y habitados por gente de medio mundo, entre ellos mucha gente peculiar (por no decir fatal de la olla). Además, en esta ciudad se sale muy guapo y elegante, sobre todo las chinas, que en los últimos años han aprendido a ponerse rompedoras.

Hace cosa de dos meses, antes de irme de vacaciones, me recorrí algunas de las calles de bares más conocidas de Pekín, pero no en su momento álgido, sino de día, con el fin de fotografiar las fachadas de algunos de los locales más populares de la capital. El objetivo, mostraroslos luego aquí a modo de pequeña guía para aquel que venga nuevo a la ciudad y quiera salir de copeteo.

La idea tiene muy buenas intenciones, aunque tiene algún problema: por ejemplo, que en Pekín los bares cambian de la noche a la mañana, así que a lo mejor en dos años este post ha perdido todo su sentido. Para entonces, si se cumplieran estos presagios, pues considerad más bien este texto como una reseña histórica de lo que era la movida pequinesa de 2011.

Sin más dilaciones, comencemos a repasar el ambiente copero de la capital:


SANLITUN

Esta calle y sus alrededores, en el este de la ciudad, es el centro neurálgico de la marcha pequinesa. Situado junto a Embajadas y centros comerciales, es desde hace muchos años el lugar de encuentro de los extranjeros, aunque hace ya mucho también que los chinos se han apuntado a la fiesta. Hay de todo: restaurantes para tomar las primeras copas, bares de conversar, discos pequeñas, pubs pijos... Durante mucho tiempo el lugar fue bastante lumpen y feo, pero desde que se construyeron hace cosa de tres o cuatro años los centros comerciales del Village, 3-3, Nali Patio, la zona ha mejorado ostensiblemente.

Allí tenemos el Aperitivo, regentado por un italiano y muy similar a un bar español: barra para apoyarse en ella viendo partidos de fútbol en la tele, vinitos, queso y cuasijamón (prosciutto)... Este bar tiene para mí un importante significado: en él vi a España ganar el Mundial de fútbol. Por eso va el primero de la lista, bueno por eso y porque empecé allí el paseo.


Enfrente tenemos el Luqas, un pequeño local casi en semisótano también muy bueno para comenzar la noche de palique, mientras te tomas unas Coronas y te comes unos nachos que añadirán dolor de estómago a tu resaca del día siguiente. Hay otro Luqas más grande por allí cerca, con mesas de billar y actuaciones.

Al ladito nos encontramos con historia pura y dura de la ciudad, de la que va en letras de oro: el Kai, famoso por sus cubatas a 10 yuanes (1 euro). Ahora, que por ese precio no esperes algo que no sea venenoso... Desde hace cosa de unos meses está en un conocido edificio de la calle de atrás de Sanlitun, compartiendo sitio con otros bares.


Antes el Kai estaba aquí, en una callejuela perpendicular a la del Luqas, el Aperitivo y el Kai actual, callejuela que ha cerrado prácticamente todos los bares que había y que probablemente se convertirá en tiendas. Era una zona de muchas peleas, por cierto.




En este callejón en ruinas quedaban todavía, cuando hice las fotos, las ruinas de otros tugurios que fueron parte fundamental de la vida social de la ciudad, como el Shooters o el Smugglers. Hoy son historia, pero igual reaparecen en otro lugar.





En el edificio del nuevo Kai, una estructura que se llama Tongli Studio, hay otro bar muy popular de Pekín que se encuentra en una terraza al aire libre, el Kokomo. Es uno de los bares más concurridos en verano, y suele poner la música más vendida de todas: salsa, Enrique Iglesias y tal. En los meses estivales hay que ir allí o es como si no hubieras salido.

Siguiendo en la calle del Luqas y demás, tenemos un bar de nombre muy español, el Salud, que como el Luqas, también tiene un hermano mayor con su mismo nombre, aunque éste se encuentra en Nanluoguxiang, otra zona de bares pero más céntrica. El Salud de Sanlitun es un bareto pequeño, donde me cogí la más extraña borrachera que jamás tuve: bebí absenta, y por una vez puedo decir que no recuerdo qué pasó esa noche. Era un lugar visitado muy a menudo por mi pandilla, hasta que un amigo mío empezó a deberles demasiado.

Enfrente, también en el edificio del nuevo Kai pero entrando por otra puerta, tenemos otros dos grandes exponentes de la nocturnidad pequinesa, como son el Cheers y el Bar-Blu. El segundo es de ingrato recuerdo para mí: me puse a hacer el mongo en la barra que tienen en la zona de baile (una barra como las de las stripers) y perdí el móvil, que debió salir volando por la fuerza centrífuga y no regresó jamás. El primero es conocido por las actuaciones de uigures rumberos, los fines de semana. Ambas cosas -barra de striper y uigures rumberos- también las tenéis en el Kai, por cierto.


En la misma calle tenemos un pub en el que hace años que no entro pero que es uno de los más antiguos del lugar: ahora por lo que veo tiene el nombre de Youth Club, pero a mí que no me engañen, ese sitio siempre fue y será el Poachers. Recuerdo que tiene una pista elevada donde bailan las chinas guapas para enseñar palmito.


No lejos de allí, aunque ya algo esquinado, se encuentra el Second Floor, un bar algo más elegante que los anteriores, y que según dicen mis amigos es el único que vende alcohol no radiactivo en la zona.

Y al lado nos encontramos, en un curioso edificio de una planta alargado y blanco, el Carmen, un bar restaurante español, regentado por un paisano, y donde puedes oír flamenco, rumbas y demás a cargo de grupos chinos y españoles. También dan tapas (aunque un poco caras) y ha popularizado la paella entre los chinos que salen de copas: entras allí y no paras de ver a los camareros sirviendo paellas y más paellas a los nuevos ricos pequineses.

Junto al Carmen se encuentra un edificio también de aires mediterráneos, pero mucho más grande, de seis o siete pisos, conocido como el Nali Patio (algo así como el "Patio Allí"). Este lugar es como la embajada oficiosa de España en Pekín: hay una tienda de productos españoles ("Taste Spain"), una joyería española ("Paloma Sánchez"), otro restaurante de paellitas (el "Niajo") y, esto es lo más importante que tenía que decir en un post sobre bares, un pub también con dueño español llamado Migas que es uno de los más pijos de la ciudad. Tiene un primer piso restaurante, muy chic, y el segundo está en terraza, como el Kokomo, con magníficas vistas de la ciudad (mejores que las del Kokomo). Y dos huevos gigantes en los que te puedes encerrar con tus amigos, aunque debe haber que pedir hora para ello porque siempre los veo ocupados. Las copas son caras, todo hay que decirlo.

Al lado del Nali Patio está otro edificio señero de Sanlitun, el 3-3, también con muchos bares, aunque en este caso no hay sabor español. Destacaré el Butterfly Club, pero sólo porque antaño había en ese mismo lugar uno de los que más buenos recuerdos nos dejó a todos, el Lantern (que por cierto ahora ha reabierto en otro lugar: los bares de Pekín son muy nómadas y muchos han tenido dos o hasta tres emplazamientos).

En otra esquina del 3-3 nos encontramos un restaurante que igual no debería figurar en esta reseña de baretos, pero lo pondré porque sirve las mejores pizzas de la ciudad: se llama simplemente La Pizza, y su dueño es italiano, como el del cercano Aperitivo. Decidle al orondo dueño que os enseñe "la Ferrari del prosciuto", una máquina cortadora de jamón que presenta el mismo aspecto rojo metalizado que la máquina de Lloronso.

3-3 y Nali Patio ya se encuentran en la calle Sanlitun propiamente dicha, donde nos encontramos también con el Bocata, cuyo dueño es el mismo español que el del Carmen. Aquí, como su mismo nombre indica, tenemos bocadillos de todo tipo, con pan tostado y deliciosos (aunque yo, por tradición, siempre pido el mismo: frankfurt con mostaza). Y como veis, es uno de los restaurantes mejor diseñados de la colección, en cuanto a fachada.


Los que no seáis de Pekín os estaréis sorprendiendo de tanto nombre español en esta zona de bares, ¿no? Pues aún queda... Ya veis que los hispanos aquí nos sentimos como en casa y luego no queremos volver...

Lo cierto es que, aunque en Pekín "ir a Sanlitun" sea sinónimo de ir de copas, en la calle propiamente dicha no se sale tanto. No es que no haya bares, hay muchos, pero lo cierto es que los que vivimos aquí no solemos entrar en ellos, los consideramos "para turistas". Nos parecen demasiado ruidosos (suele haber en ellos grupillos haciendo versiones pop chinas), horteras, no nos gusta que en ellos no se pueda bailar (son más de ver al grupo sentados, en plan cabaret) y nos carga que al pasar por ellos uno de sus empleados nos grite para intentar que entremos. No obstante, hice una foto de uno de ellos que me parece chula. Ni sé el nombre, ¿alguien sabe el nombre de alguno de estos bares para guiris?


Ya casi saliendo de la órbita de Sanlitun, nos encontramos con otro bar español, aunque reconozco que nunca lo he catado: el Olas.


Y al lado, el Nearby the Tree, muy frecuentado por los periodistas españoles que residen en Pekín (aunque yo menos, que no soy muy gremial).


Como el Salud y el Luqas, tiene un hermano: el By the Tree, situado cerca del callejón donde estaba el antiguo Kai, por lo que no sé si tiene también los días contados (espero que no, pues es otro histórico). Grandes pizzas en él.



Ahora os iba a hablar de Sanlitun Sur, pero creo que con tanta foto el post se ha quedado largo y es mejor dejarlo para una segunda parte... Acabamos aquí hoy, y en el próximo post, si la actualidad nos lo permite, proseguiremos el paseo.

PD: el de la foto del comienzo es un vendedor de artesanías que siempre va de bar en bar, una de las caras más conocidas de Sanlitun.

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Gran Palacio de la Rutina

10 de Octubre, 2011, 0:01

Hoy se ha conmemorado en China y Taiwán el centenario de la revolución que, nacida en la ciudad central china de Wuhan y siguiendo las doctrinas democratizadoras de Sun Yat Sen, acabó derrocando la última dinastía imperial, los Qing, y fundando la República de China. En el régimen comunista, como ya se comentó aquí hace unos meses, los sentimientos hacia este centenario son algo contradictorios, por lo que se le ha dado un perfil bajo a la celebración.

La cuestión es que hubo una gran recepción de los líderes chinos en el Gran Palacio del Pueblo, con discursos grandilocuentes, y con la figura de Sun Yat Sen presidiendo el lugar, aunque este acto ni siquiera fue hoy, en la efeméride, sino ayer domingo:



La celebración, ya digo, ha sido flojilla, de ella quizá lo que más se puede destacar es que en el acto conmemorativo reapareció, tras meses de rumores sobre su posible muerte, el ex presidente Jiang Zemin.

Lo que me llama a mí la atención de este centenario, para variar en alguien que sólo se fija en chorradas, es en lo poco que se lo curran los decoradores del Gran Palacio del Pueblo. Por dios, el ambiente fue casi el mismo que hace unos meses, en el 90 aniversario del Partido Comunista Chino
, pero cambiando cifras y trocando el cuadro de Sun por una hoz y un martillo:



O, retrocediendo tres años, el rojero ambiente es calcado al creado para celebrar los 60 años de la República Popular China, situando entonces en el centro del telón un emblema nacional del régimen:



O el que hay todos los años, allá por marzo, en el pleno anual de la Asamblea Nacional Popular... igual que lo anterior, pero sin números.


Vaya remakes... ¿no cogen polvo esas banderas gigantes? ¿Los arbustos son los mismos, regados pacientemente? Qué inmovilismo...

En fin, lo único que nos puede consolar de esta triste situación, es que con un poco de Fotochop nos podemos montar nuestro propio gran fasto comunista con gran facilidad. Yo mismo he decidido que el liderazgo comunisto celebre ahora mismo el centenario de Cantinflas, que también se ha producido este año. Hale, pues eso...

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Manzanas con mordisco

6 de Octubre, 2011, 0:01








La muerte de Steve Jobs me ha pillado en un momento de inmersión en la secta de Apple: durante años he renegado del iPhone, los Macs y otros productos que consideraba caros y elitistas, pero después de que mis ordenadores y móviles me dieran disgusto tras disgusto a lo largo de los años he decidido adquirir productos de la manzanita a ver qué tal van (de momento bien).

Por ello, si el fallecimiento se hubiera producido hace un tiempo, antes de que entrara en la secta, ahora estaría echando pestes sobre la tabarra mediática, pero como soy numerario ya, pues me uno a los coros de elogios hacia el mago, el visionario y todas esas cosas que le llaman hoy en los obituarios.

En China, donde Apple está teniendo un éxito fulgurante (sobre todo el iPhone, que se ve en manos de todo el mundo), la muerte de Jobs también ha sido recibida con homenajes varios, como el que espontáneamente se ha organizado en la puerta de la Apple Store de Sanlitun, en Pekín. Allí la gente ha dejado ramos de flores, postalicas con recordatorios y otros objetos para rememorar a uno de los millonarios menos odiados del planeta. Hasta han sido portada en El País digital un rato, estas
ofrendas chinas.

También se han dejado allí muchas manzanas, y esto es bastante curioso, porque en China lo de poner manzanas y otras frutas a los fallecidos o a Buda es muy frecuente en cementerios y templos (y Jobs era budista). Esta vez, en honor a Jobs, muchas de las manzanas ofrendadas tenían un mordisco, para así formar el logotipo de la marca. En una ofrenda de un cementerio o templo sería algo inconcebible, pero aquí seguro que a Steve, reencarnado en no se sabe quién, le gustará.

Apple es una empresa de moda en todo el mundo, pero en China todavía más, si cabe. En las Apple Stores de este país no sólo hay colas cada vez que sale un gadget nuevo de la marca, sino a veces también tumultos y peleas. Además, me da la impresión de que entre los chinos no existe esa visión de que Apple sea una marca para elites, como hay por ejemplo en España: aquí a nadie le importaría fardar de iPad o iPhone, y nadie se iba a burlar de otro alguien por tener estas cosas, en todo caso le envidiaría. Esto pasa, creo, con casi todas las cosas de marca o caras: en China no se usan demasiado conceptos peyorativos o cachondeativos como "pijo" o "gafapasta".

No olvidemos, por otro lado, que los iPhones e iPads se fabrican en China, en las gigantescas factorías de Foxconn en Shenzhen (ésas que desde 2010 salen en las páginas de sucesos por los suicidios que hay en ellas). Es posible que los chinos gusten de comprar el aparato no sólo por su calidad sino también porque está hecho en su país, aunque no os creáis que por librarse de las aduanas les sale más barato que en Europa o América, de hecho a veces es más caro un Mac aquí que en EEUU.

Apple es frecuente protagonista de noticias en China, al ser una firma con tanta pasta e historia... este año, por ejemplo, lo más sonado fueron las "tiendas falsas" de la marca que se encontraron en Yunnan, gracias a una bloguera estadounidense que publicó fotos de una de ellas en su bitácora. Fue una noticia un poco absurda, porque en realidad tiendas falsas de ésa y otras marcas las hay en China a paladas y desde mucho antes, pero bueno, Apple vende, y la tabarrosidad de las falsificaciones chinas también, así que se escribió mucho de ello...

En fin, que no somos nadie, polvo seremos y en polvo nos convertiremos... Confiemos en que el mundo nos dé pronto otro Jobs, capaz de inventar cosas geniales, aunque para ello tenga que haber un Gates, que haga copias baratas a menor precio (y que conste que Gates también gusta mucho en China).

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Un cuento shino

4 de Octubre, 2011, 0:01





Os escribo desde el dutifrí de Moscú (camino de Pekín ya, tras unas largas vacaciones), un lugar nuevo para este blog. Pero no voy a hablaros de las matrioskas o las botellas de vodka que pueblan las tiendas de este lugar, sino de una película que vi hace unos días en Madrid y me encantó, por lo que la recomiendo a todos:
Un Cuento Chino.

La película tiene como protagonista a Ricardo Darín, actor argentino muy querido a ambos lados del Atlántico y que últimamente es garantía de calidad. También a un casi desconocido (por lo menos en España) actor argentino-taiwanés llamado Ignacio Huang. Cuenta la historia de un chino que viaja a Argentina con una mano delante y otra detrás y es acogido a regañadientes por Darin, quien encarna a un amargado pero a la vez muy gracioso ferretero.

La película tiene momentos de reírte a carcajadas (los cuatro contados que estábamos en el cine lo hicimos media docena de veces) y uno de shorar también mucho, y es una preciosa historia de cruce de culturas china e hispana. En ese sentido me recuerda a
Tapas, otra historia con gruñones y chinos. Es posible que Biutiful sea similar, pues me han dicho que los inmigrantes chinos también son protagonistas de esa aclamada peli, pero no la he visto todavía, así que no puedo asegurarlo.

"Un Cuento Chino" demuestra una vez más que se puede hacer buen humor, y nuevo, en historias protagonizadas por chinos, y con esto retomo lo comentado en el
post anterior, en el que hablábamos una vez más (ya se ha hecho mucho en este blog) del tema del humor sobre chinos en España.

La película argentina tiene un "bonus" para aquellos que estudiéis chino o sepáis algunas palabras en este idioma: el protagonista oriental, Jun, habla todo el rato en mandarín, pero no hay subtítulo ninguno, porque el director quiere que los espectadores nos sintamos tan perplejos ante sus palabras como el ferretero argentino. Sin embargo, el chino que habla Jun es muy sencillo y con un acento muy estándar, por lo que a nada que hayáis estudiando un poco de chino, lo vais a entender perfectamente. Así que podéis enteraros de un pelín más que el resto de mortales... Tampoco es que lo que diga Jun sea vital para la película, pero al menos podréis fardar.

Por ponerle alguna pega a la bonita historia (pega que sólo pondremos los pesaos que conozcamos china), habría que decir que las escenas iniciales, en las que Jun va en barco con su amada, parecen sacadas del siglo XIX, o como mínimo de un carnaval, y son un poco cantosas. En cuanto a la vaca que ilustra el cartel de la peli (arriba lo tenéis), y que es vital en la historia, pues es muy mona... pero siendo china, quizá debería ser marrón, pues en China no tienen esas tópicas vacas suizas blanquinegras.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share









Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré