chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Cuando China no ayuda

18 de Octubre, 2011, 0:01




Las espantosas imágenes de un doble atropello a Yueyue, una niña china de dos años en la provincia de Cantón, ante la pasiva mirada de una veintena de personas que pasaron a su lado sin hacer nada, han dado la vuelta al mundo, y algunos lectores me han pedido que comente algo sobre ellas aquí, aunque ya dijera alguna cosa ayer y hoy en el Grupo de Facebook.

Si alguno de vosotros no las ha visto, no sé si recomiendo hacerlo. No son imágenes muy sangrientas, al estar algo borrosas (fueron tomadas por cámaras de seguridad, que por cierto en Cantón son numerosísimas), pero pese a todo son horribles. Pero tan horribles como los dos atropellos (en realidad cuatro, ya que cada vehículo pisa a la niña primero con las ruedas de delante y luego con las de detrás) son la indiferencia y frialdad con que la gente pasa al lado de la niña sin socorrerla, algunos sin siquiera mirarla.

En fin, advirtiendoos todo esto, si a pesar de ello seguís queriendo verlas, podéis hacerlo aquí, o aquí
si estáis en China y no podéis acceder a YouTube. La niña aún está viva, pero muy grave, y según los médicos incluso sobreviviendo quedará con minusvalías físicas y mentales de por vida. Los dos conductores están detenidos.

Confío en que estas imágenes se multipliquen por todas las televisiones y webs de China, pese a su posible uso amarillista, para que así estos engendros -los que conducen y los que caminan- vean lo que hicieron y se avergüencen de sí mismos para toda su vida.

Las imágenes han horrorizado a la sociedad china, y eso, dentro de lo malo, aún nos ha de esperanzar: todavía la gente tiene la sensibilidad suficiente para saber que lo que esos conductores y paseantes han cometido es una atrocidad, una inhumanidad, una bajeza de tal calibre que convierte el término "persona" en algo exagerado para ellos.

Ojalá pudiera decir que este suceso es un hecho aislado, que en China estas cosas no ocurren nunca, y que conviene no exagerar el asunto... pero en esta ocasión no puedo.

En China, la falta de atención a víctimas de accidentes es tristemente frecuente, y los que aquí vivimos la hemos visto u oído muchas veces. Por ejemplo, una novia que tuve me contaba que una vez chocó con su bici contra un coche y se quedó inconsciente... despertó 15 minutos después, y se encontró con que un montón de gente había hecho un corro alrededor de ella y le miraba atentamente. Pero nadie le ayudaba, ni siquiera habían llamado a una ambulancia. Menos mal que no fue nada.

Ella se quejaba de sus compatriotas por este suceso, pero al mismo tiempo admitía que sus propios padres le habían recomendado cuando era pequeña, como muchos padres chinos recomiendan a sus hijos (espero que no todos), que si veían alguna vez algún accidentado, alguien en problemas, no se les ocurriera acercarse a ayudar, porque lo único que harían es "meterse en líos".

¿Cómo puede un consejo así estar en la educación china? Para gentes de otros lugares esto es terrible, no nos cabe en la cabeza. Es posible que ante un accidente nos asustáramos por la sangre, o por la responsabilidad, y también nos fuéramos del lugar esperando que otro ayudara... pero nos sentiríamos después por lo menos un poco culpables por no haber hecho nada. ¿Cómo pueden los chinos encima pensar que están actuando bien?

La principal culpa de esto es que en China impera un infame sistema de sanidad según el cual hay que pagar por adelantado cualquier tratamiento o atención médica. Por tanto, muchos chinos tienen la idea de que si recogen a un accidentado inconsciente o medio muerto y lo llevan a un hospital van a tener que pagar dinero para salvar al rescatado, un dinero que puede ser mucho, ya que una operación a vida o muerte como la que seguramente ha tenido que recibir la niña puede costarle a un chino el sueldo de varios años. Hasta se han dado casos -eso dice la leyenda negra- de accidentados que acusaron a los que le llevaron al hospital del accidente, para ahorrarse el gasto hospitalario o cobrar una indemnización. Los hospitales chinos son una jungla capitalista que los propios chinos odian a muerte.

También es posible que en esta apatía hacia las desgracias ajenas jueguen algunas ideas profundas que descansan en filosofías y religiones asiáticas. Igual me meto en jardines, pero en fin, diré que en Asia, por ejemplo, nunca ha habido un Humanismo como el del Renacimiento europeo, que pone al hombre como centro del universo: en China, Japón, India, etc, por encima del individuo hay otras cosas que pueden ser la sociedad, la familia (idea confuciana), los dioses, etc. Esto no significa que en Asia nadie ayude -ni que en Occidente todos ayudemos, alguno también se escaquearía en un accidente- pero quizá en un país asiático aumentan las probabilidades de que horrores como el sufrido por la niña ocurran (y de hecho ocurren mucho, aunque no sean tan dramáticos quizá). Rizando el rizo, el budismo quita importancia a esta vida, al creer en la reencarnación y pensar que sólo estamos en un capítulo de una existencia de miles de vidas. Y el taoísmo pregona la pasividad en la vida, el no hacer demasiado, no destacar.

Por otro lado, en Asia valores como el estoicismo ante las adversidades (el no gritar, el no ponerse nervioso, el mantenerse sereno) se cuentan entre los mejor vistos de sus sociedades. Esto tiene una parte positiva, que es la entereza con la que la gente afronta sus propias desgracias (lo vimos, por ejemplo, en el tsunami de Japón, donde gente que lo había perdido todo actuaba sin pánico y ordenadamente para recibir la ayuda humanitaria) pero también tiene un lado oscuro, y es que a veces la entereza se transforma en frialdad, y no sólo en la desgracia propia, sino también en la ajena.

No olvidemos tampoco que nos encontramos en una región superpoblada y más golpeada por guerras y catástrofes naturales que la nuestra. En unas circunstancias más duras, la gente tiene más endurecido el corazón. Pasa por ejemplo, según me han contado, en la India: allí, con mucha gente en la pobreza absoluta, con hambre, es frecuente ver cadáveres en la calle, que la gente ni mira, acostumbrada como está a ello.

Cambiando de tema, me alegro de que el vídeo haya sido ampliamente difundido en China y con ello mueva a la reflexión dentro del país, pero a la vez comprendo que, al difundirse también mucho en televisiones foráneas, va a ser un durísimo golpe a la imagen de los chinos en el exterior. El atropello de Yueyue produce naturales reacciones de furia contra las que va a ser difícil de luchar. Me gustaría decir que en China también hay buena gente, que son en general grandes amantes de los niños, y que mostraron su gran solidaridad por ejemplo en el terremoto de Sichuan... pero tampoco me puedo callar que la falta de ayuda a accidentados es frecuente, un problema social. El caso, en resumen, es un gran paso atrás en la fama de los chinos ante el mundo, y por ello debe servir a los chinos, a ellos que la imagen exterior les importa tanto, como revulsivo para mejorar y cambiar.

¿Cómo cambiar? Pues quizá, por ejemplo, estableciendo como delito la negación de asistencia a heridos y afectados (o si ya existe este delito, aplicar la ley de verdad contra él). Es triste que valores éticos lógicos tengan que imponerse a la fuerza, pero si nos encontramos con una mala acción recurrente, algo habrá que hacer.

En segundo lugar, China tiene que implantar ya, y no en 10 años como promete, la sanidad universal y gratuita, aunque hacerlo le quite algún punto de crecimiento de PIB. La falta de seguridad social destroza a familias endeudadas por una operación, crea una sociedad de ricos sanos y pobres enfermos, y, como hemos aprendido esta semana, genera terribles casos de dejadez extrema ante víctimas. Reformar la sanidad es quizá la necesidad más urgente que tiene hoy por hoy el país, porque la gente está harta de que sus médicos vayan con caja registradora.

Muchas más cosas se podrían decir, pero quizá lo mejor ahora es confiar en la buena capacidad que los chinos -me consta- tienen de corregir sus errores y dictar rápida y eficazmente medidas para intentar evitar que se repitan.


PD: El suceso nos deja, además, un monstruo y una heroína. El monstruo es el primer conductor que arrolló a la niña: este insecto llegó a decir al padre por teléfono que hubiera preferido que la niña muriera, ya que le hubiera costado menos dinero un entierro que las operaciones y atenciones médicas a la niña habiendo sobrevivido. La heroína es Chen Xianmei, la única mujer que ayudó a la niña: la más pobre del lugar, una señora que recogía chatarra y plásticos para ganarse un dinero (quizá, al no tener dinero, no se preocupó por gastarlo en hospitales). Cierto es, todo sea dicho, que a la hora de atender a la niña Chen no lo hizo bien, moviendo a la niña con brusquedad y quizá hasta empeorando la salud de la chiquilla... pero al menos mostró humanidad y evitó que más vehículos atropellaran a Yueyue.



ACTUALIZACIÓN (19/10/2011): Se ha descubierto que quien dijo lo de que "prefiero que la niña muera" no fue el conductor de la furgoneta, sino un bromista que se hizo pasar por él para "gastar una broma" al padre de la niña. Por lo tanto, ya no tenemos un monstruo, sino dos.

ACTUALIZACIÓN (21/10/2011): Yueyue ha fallecido en la madrugada de hoy. Descanse en paz, y que aquellos que salieron en el vídeo -con excepción de Chen Xianmei- no lo hagan.

Enlace Permanente

Por ahora hay 34 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré