chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Sexto chinochaño... guau

21 de Noviembre, 2011, 0:01



En el anterior post expresé mi odio hacia el mes de noviembre en su totalidad, pero ahora en frío reconozco que me pasé. Muchos Escorpios y algún Sagitario nacidos en este mes me han escrito cartas en las que las lágrimas emborronaban renglones en los que escribían que cómo podía yo hacerles algo así, mancillar el mes en el que vinieron al mundo. Y la localidad de Quince de Noviembre, en Brasil, me ha declarado persona non grata.

En resumen, creo que tengo que ofrecer mis disculpas, y matizar mis palabras: noviembre no es un mes tan malo como lo pinté, y además para mí mismo tiene dos días especiales: el 11 del noviembre, que es algo así como el santo de mi perra Once, y el día de hoy, 21 de noviembre, en el que este blog cumple años, seis en esta ocasión. Mi blog, nacido en una ociosa noche de otoño de 2005 en la que anunciaba estar en no sé qué club, ya tendría edad para empezar la EGB, si fuera un ser humano y si la EGB aún existiera.

Pasa el tiempo para este blog, para este servidor que lo escribe y para todos. Un año, dos, tres, cuatro, cinco... y ahora el sexto. Seis años en los que como mucho he estado tres o cuatro días sin postear... ¿Pero por qué no descanso, por dios? ¿Y cuánto ocuparía todo lo escrito si lo imprimiera?

Otros años aprovecho el aniversario para repasar lo acontecido en el blog en el último año, a veces condensándolo en una sola palabra (el año primero fue "el de la novedad", el segundo "el de los premios", el tercero "el de las polémicas", etc). Pero este año se me antoja difícil resumir tanto, porque el año ha sido eso, difícil en lo personal, y eso quizá ha afectado al blog... Hubo salud, que es lo importante, pero ni el trabajo, ni la economía ni el amor han ido precisamente bien. No os quiero dar la paliza con mis problemas, que cada uno tiene los suyos, y más en estos años de crisis, pero bueno, por poneros un ejemplo que de hecho ya comenté, para mí fue un palo bastante gordo que tras tantos años aquí, y rompiendo a veces tant
as lanzas en favor de China, su policía me amenazara a mí y a otros periodistas con echarnos en el mes de marzo... Siendo periodista, ya sabemos que estas cosas son gajes del oficio, pero me sentí un poco mal y para mí ese acontecimiento marcó un antes y un después en mi "idilio" hacia este país...

En fin, lo único que puedo decir de bueno ante todos los problemas del año es que cargué con las adversidades con una serenidad que me ha sorprendido, y puede que este blog haya servido precisamente de ancla de estabilidad, pese a que no lo actualicé tan a menudo como otros años.

Otra que me ha ayudado a llevar doce meses muy complicados con algo de cordura ha sido una compañera inesperada, que llegó también hace cosa de un año: mi perra Once, ya la conocéis, y que precisamente ha sido una de las protagonistas de esta bitácora en más de una ocasión (su presentación en sociedad, sus dominios en invierno, en verano...). Yo, que jamás había sentido nada de afección por los perros, he descubierto que éstos hacen algo admirable, y es que te quieren sin condiciones, algo que es muy difícil de encontrar en los humanos, me temo. También hay que decir que Once ha sido también un poco culpable de que tuviera menos tiempo para el blog: sacarla a pasear, veterinario, tirarle el peluche para que fuera a buscarlo, ¡un perro da mucho trabajo!

Otro asunto mucho menos agradable que ha dominado el año en el blog ha sido el insoportable spam en los comentarios. Todos los años se había colado algún robot vendiendo Uggboots o CheapCalvinKlein, pero lo de este año ha sido exagerado, execrable, exasperante y algún otro adjetivo que empiece por ex. A la vez que han aumentado estos anuncios mierdosos, han descendido los de personas de carne y hueso, lo cual me ha desanimado un poco, pero bueno, hay que decir que mucha gente ahora comenta en el Grupo de Facebook, pues ya se sabe que ya no estamos en la época de los blogs, sino en la de las redes sociales.

Hablando de redes sociales, he de reconocer otra cosa... Debe ser porque uno ya va teniendo sus años y no puede incorporarse tan entusiásticamente como antes a las modas interneteras, pero este año admito que no he podido, ni he querido, unirme a la gran moda del momento en la red, que es Twitter (o en China su versión local, los "Weibos"). Lo he intentado, señores, y no puedo: el microblogging me da pereza y pampurria al mismo tiempo, no pillo su gracia, y me pongo del hígado cada vez que veo noticias en las que un twiteo es el protagonista, por lo que abrigo en sueños la maligna esperanza de que un día la moda pase y Twitter cierre como lo hicieron en su día MSN Spaces o Geocities. Participé en la moda de los blogs, la del Facebook, pero la del Twitter no es para mí, y eso que tengo cuenta propia desde hace más de dos años (no la miro casi nunca, así que los que me mandáis cosas a @chinochano, disculpadme si no os contesto).

En fin, resumiendo, que fue un año difícil, con spam, con perra y sin Twitter. Un año en el que este blog, más vale tarde que nunca, estableció sus
principios fundacionales para intentar poner punto final a unas discusiones que muchas veces hemos tenido en los comentarios (y la verdad es que después de ese post no hemos vuelto casi a hablar del asunto). También hubo espacio para celebrar 10 años en China, o para darse una vuelta por los bares pequineses. Mis posts favoritos del año han sido, como de costumbre, los más surrealistas: el de adivinanzas de "se levanta el telón" o el del 23-F achinado, entre otros.

Pues eso, que comienza el séptimo año, y espero que éste se aleje poco a poco de las complicaciones del sexto y tenga más surrealismo, más concursos (este año los eché de menos, ¿vosotros también?) y más participación de los lectores. Seguimos al pie del cañón, a las duras y a las maduras, porque, seis años después... resulta que Chinochano
es mi constante.

Enlace Permanente

Por ahora hay 37 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré