chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Enero del 2012


Xian Mai

30 de Enero, 2012, 0:01

Sigo mi periplo por Tailandia... El viaje ha continuado por Chiang Mai, meca turística del norte del país, a la que he ido sobre todo para visitar a unos amigos, no porque me guste especialmente el lugar. Ya lo visité en 2005, y siete años después Chiang Mai me volvió a producir la misma impresión: está totalmente sobrevalorado, y en ese sentido me recuerda a la igualmente turística ciudad de Xian, en China.

Vale que tiene un templo en cada manzana, pero al final, todos parecen iguales (quitando el del centro de la ciudad, el de la estupa en ruinas, que es sublime). Vale que es muy fácil relajarse en sus millares de restaurantes occidentales y casas de masajes que te hacen crujir las vértebras por cuatro duros, pero... ¡la ciudad no es bonita! Y esas hordas de turistas por todas partes...

¿No podría el Gobierno tailandés promocionar otros lugares del norte de Tailandia para repartir un poco el turismo? Si total, cualquier ciudad tiene templos por todos lados, ¿por qué Chiang Mai se debe llevar todos los honores? En fin, ellos sabrán lo que se hacen... y los turistas, lo mismo (bueno, yo no debería hablar mucho, que he estado dos veces, aunque en la segunda no ha sido de turismo).

Sea como sea, ya que he pasado por allí, y que en la primera ocasión aún no tenía este blog, os pongo unas fotos de Xian Mai, perdón, Chiang Mai...



Liberando a un pajarillo...



¿Puede un lagarto mamar de su madre, por muy gigante y mítico que sea?


Por sevillanas


Metadona para el turista


Ladyboy de Chiang Mai...


...ladygirl de Chiang Mai


Conductor precavido vale por dos... éste ya ha hecho la ITV del año 2555
(en Tailandia ya están en esas cifras)

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Las pasas que viajaron de Pekín a Bangkok

27 de Enero, 2012, 0:01


Ha llegado el momento de contar qué pasó con la bolsa de pasas que en el
grupo de Facebook de este blog se ha convertido en una historia con vida propia. Pero antes voy a poner en antecedentes a todos los lectores del blog, porque alguno de ellos igual no está en Facebook y no sabe de qué va la película... Aviso que, para no afectar demasiado a la intimidad de los protagonistas de esta historia, voy a cambiar los nombres reales de todos ellos.

Desde hace unos meses vive en mi casa, un poco en plan okupa, un amigo artista chino al que conozco casi desde que llegué a Pekín, llamado Florindo. Florindo estuvo casado con una tailandesa hace unos diez años, y tuvieron una hija, Zenobia, pero al final se divorciaron, la esposa regresó a Tailandia y se llevó a la hija con ella, por lo que Florindo la ve muy poco, una vez al año o incluso menos.

A finales de diciembre decidí viajar a Tailandia en mis vacaciones invernales y se lo conté a Florindo, quien dijo que, aprovechando la coyuntura, compraría algo para Zenobia para que yo se lo llevara, si tenía tiempo. Accedí muy gustoso, porque me pareció una buena ocasión de conocer una familia tailandesa en su salsa (Tailandia es tan turístico que es difícil conocerlo de verdad).

Mi alegría se transformó en terror cuando descubrí que el regalo que mi amigo Florindo había decidido entregar a su hija Zenobia era una bolsa de pasas. Aunque tras diez años en China entiendo que hay diferencias culturales y que a veces hay que aceptarlas con resignación, me pareció totalmente inaceptable y execrable un regalo tal, y así lo comenté en el Facebook, sin que el pobre Florindo se enterara.

Mis facebookamigos coincidieron en que Florindo se había "pasado" con las pasas, así que, armado de valor, me dirigí a mi amigo y le comenté: "Florindo, Florindo, a lo mejor deberías cambiar el regalo que le vas a hacer a tu hija a la que no ves hace más de un año". La respuesta de mi amigo fue contundente: "¿Por qué? ¡Ésas pasas son de las mejores!".

Intenté con paciencia -qué demonios, lo intenté a gritos- explicar a Florindo que ni unas pasas con sabor a frescor del Caribe podrían parecerle a una niña de 12 años como Zenobia un regalo aceptable, por más china que sea la mitad de la sangre que corre bajo sus venas. Finalmente, apenas unas horas antes de que Florindo emprendiera un viaje de negocios, cedió y me pidió acompañarle a un centro comercial para comprar a Zenobia otro regalo "por si acaso". La imagen de Florindo y yo, Conrado, eligiendo una joyita para Zenobia en una tienda era de lo más surrealista, parecíamos un matrimonio gayer en bodas de plata.

Parece ser que Florindo todavía quedó con algún remordimiento por mi culpa, porque cuando yo ya me encontraba en Bangkok aún me escribió un email pidiendo que por favor añadiera al pack de regalos un sobre rojo con dinero ("hongbao", típico presente a los niños chinos en Año Nuevo Lunar) con 1.000 bahts, que vienen a ser 200 yuanes, o unos 20 eurillos.

Con todo ello me dirigí a la casa de Zenobia en las afueras de Bangkok. La madre de Zenobia trabaja fuera de la capital tailandesa unos meses, así que la niña ha quedado bajo el cuidado del resto de su familia, que se compone básicamente de dos hermanos y de su madre, ya bastante mayor. Cada uno tiene una casa, pero las tres están en la misma barriada, en la localidad de Nonthaburi (afueras septentrionales de Bangkok).

Allí legué, y quedé bastante sorprendido, porque yo, que como todo el mundo tiene sus prejuicios, me esperaba encontrar unas casas muy humildes, quizá en un entorno rural con gallinas en el cuarto de estar y tal... Pero nada de eso. La primera casa que visité, la de uno de los hermanos, era un señor chalet de dos pisos con mueble bar y chimenea, lleno de libros y decorado con toda clase de antigüedades.


Este hermano, que se llama Eisenhower, es al parecer un alto responsable de una famosa cadena de hoteles internacional. Su hermano es director de arte de una agencia de publicidad tailandesa, todo un Mad Men local.

La casa de la abuela de Zenobia tampoco se privaba de nada: una tele de 50 pulgadas, un ordenador Mac que ya lo quisiera para mí... Decoración sencilla pero exquisita, nada hortera, y un ambiente agradabilísimo. Aunque yo actuaba de desconocido emisario -y emisario, además, de un ex marido- se me trató como un viejo amigo de la familia: fui invitado a comer comida de la abuela, recibí una pulsera de plata hecha también por la abuela, y hasta una agenda de la agencia de publicidad donde trabaja uno de los hermanos. Mucho presente, pero, eso sí,nada de pasas (si me llegan a regalar pasas también a mí, hubiera sido el despelote).

¡Las pasas! Con tanto agasajo casi se me olvidaron los regalos, y que se los tenía que dar a una niña llamada Zenobia. "¿Dónde está Zenobia?", pregunté, ocultando a duras penas semanas de ansiedad por ver qué cara pondría la chica al ver los regalos. "No está en casa, porque estudia en un internado, y sólo viene a casa los fines de semana", me explicaron. Qué rabia, mi tarea iba a cumplirse sólo a medias...

Para intentar compensar un poco esta decepción, le pedí a Eisenhower si por favor le podía hacer una foto con la bolsa de pasas, "para demostrar a Florindo que las habían recibido". La verdad es que la foto en realidad era para seguir aquí el cotilleo... Aquí tenéis el documento histórico.


Eisenhower posa con la bolsa de pasas en el cuarto de estar de su casa, junto a una repisa en la que tiene fotos suyas arrodillado ante el Rey de Tailandia, con una de las princesas... Esto imagino que es una muestra del fervor que los tailandeses sienten por su rey, figura intocable en el país. No sé si una foto del rey junto a una bolsa de pasas es considerable como delito en Tailandia, espero que no (y si lo es, por favor no digáis nada a ningún tailandés que conozcáis).

Que la niña estuviera en la escuela no significaba que no pudiera verla: Eisenhower se ofreció a llevarme al colegio para saludarla. Os juro que por un instante pensé en tomar la bolsa de pasas y dársela en mitad de la clase a la chiquilla, pero pensé que a lo mejor ello no sólo la traumatizaba por el pésimo gusto de su padre, sino también por la posible crueldad de los compañeros de clase, que a lo mejor desde entonces la apodarían "pasilla" o "uvaseca". Decidí cortarme un poco e ir con las manos vacías, ya recogería la niña los regalos el fin de semana.

Llegamos a la escuela, que estaba bastante cerca -curioso que esté allí internada pese a que esté al lado de casa, pero igual es una costumbre tailandesa- y allí estaba Zenobia, con sus trenzas, en clase de Geografía... con el retrato del rey Bumibhol presidiendo el aula, por supuesto...


Eisenhower pidió a la profesora que Zenobia saliera un momento del aula, y le saludé en chino, aunque ella, que siempre ha sido muy tímida, estaba realmente incómoda... Más que la bolsa de pasas, lo que le hizo pasar un mal rato ese día fue que un guiri extraño llegara a su aula peguntando por ella. En fin, le pregunté en chino -que se le ha olvidado bastante- si se acordaba de mí, pues no nos habíamos visto desde que tenía seis años (ahora tiene el doble). Le di saludos de parte de su padre, y le conté que le había traído unos regalos de Florindo, entre ellos "cosas buenas para comer". Zenobia volvió más que pitando y colorada a la clase, yo me despedí de Eisenhower, y le dije a Florindo que misión cumplida, aunque le comenté que no va a ser fácil que la bolsa de pasas y el resto de regalos convenzan a la niña de volver un día a China, porque la verdad es que en Nontabhuri tiene una vida bastante buena.

ACTUALIZACIÓN (1/2/2012): Podría haber secuela de la peli... Sigo en Tailandia y mi amigo Florindo -menudo jeta- me dice que a ver si puedo volver a casa de Eisenhower para llevarle de vuelta a Pekín unas fotos que tiene allí... ¡Joder, podría haberlo dicho antes, que Nonthaburi no está precisamente al lado!

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios


El incongruente sobre el río Kwai

26 de Enero, 2012, 0:01


Fifu, fi fi fi fu fu fuuuu... Aprovechando que está cerca de Bangkok, me he dado una escapada a la ciudad tailandesa de Kanchanaburi, donde se encuentra el famosísimo puente sobre el río Kwai, el de la película de los silbidos. Ahí arriba lo tenéis, y como veis sigue en uso, aunque fue reconstruido, porque los aliados lo bombardearon a finales de la Segunda Guerra Mundial. Aparte de ser un lugar muy turístico, es un sitio para la historia, porque allí murieron decenas de miles de soldados ingleses, estadounidenses, australianos, holandeses y de otros países que, como prisioneros de guerra de los japoneses, construyeron el puente y el resto de la vía férrea de la zona.

El puente es el gran atractivo del lugar, pero en mi opinión hay otro "monumento", justo a su lado, que le hace una fuerte competencia: el Museo de la Guerra Mundial (no se sabe cuál), que por su aspecto exterior debe haber sido construido por un chino-tailandés, lo cual lo hace encajar muy bien con este blog. En la entrada hay un gran dragón, que ahora que comienza el Año del Idem, también viene muy a propósito.


Os preguntaréis cómo un museo de la guerra tiene ese aspecto como de restaurante hortera de Cantón... Pero es que esta entrada ya os sirve para haceros una idea de cómo es un museo que no tiene ni pies ni cabeza, y que da la impresión de haber sido creado por un loco profundo.

La estructura del museo también tiene su punto de locura: son varios edificios, cada uno con una forma diferente, a veces unidos unos entre otros por pasillos, a veces no... Las escaleras están escondidas, según el piso las encuentras en un lado u otro de la habitación... Un verdadero despelote que podría haber sido ideado por el
arquitecto inútil de Asterix y Cleopatra. Hay gente que entra al museo y se queda sin ver nada porque no entiende por dónde están las exposiciones.

Pero bueno, explorando un poco se acaba encontrando todo... Uno de los edificios está flanqueado por personajes de la Segunda Guerra Mundial imitando en cierto modo a las figuras de los templos tailandeses. Aquí tenéis, por ejemplo, a Hitler y Mussolini...



El interior de este edificio es completamente borderline. La sala de abajo está empapelada de fotos e imágenes de guerras, pero todas mezcladas, sin apenas orden cronológico o de importancia... Al lado de una foto del bombardeo de Hiroshima puedes tener un grabado de las invasiones de Gengis Khan. En el centro de la sala destaca una caja que dice estar llena de huesos de 104 soldados que construyeron la línea férrea del famoso puente, y para demostrarlo colocan un puñado de huesos sobre la caja.

Viendo esa sala uno puede pensar que el propietario del museo quiere dar al lugar un tono serio y trascendental... hasta que sube al piso de arriba y se encuentra, de repente, con una galería de retratos al fresco de todas las Misses que ha tenido Tailandia en los últimos 50 años. ¿Qué tiene que ver eso con la Guerra Mundial? Decídmelo vosotros que yo no lo sé.



En ese mismo edificio, pero en un sótano bastante descuidado y escondido, está uno de los "platos fuertes" del museo, un diorama del bombardeo aliado del puente en el que han puesto, como han podido, unas cuantas estatuas cutrongas de soldados sangrando (uno de ellos, por no sé qué razón, tiene los genitales al fresco y enrojecidos).



Justo al lado, otro diorama muestra a prisioneros de guerra construyendo la vía, pero a la vez portando carteles con moraleja... A estas alturas uno ya ve que este lugar es un auténtico disparate.



Y la cosa sigue... En otro edificio del museo, el dueño, ya completamente desatado, se dedica a mostrar en vitrinas todo tipo de cosas que ha encontrado en el contenedor de su calle. Creo que se trata de un claro caso de síndrome de Diógenes que por lo menos ha intentado ser útil a la sociedad...



El resto del museo no es mucho mejor... Un cráneo de un elefante en un rincón, sin saberse por qué razón... colecciones de toda clase también sin aparente relación con la guerra (de billetes, de relojes, de arte chino)... una iguana gigante correteando por el patio... El responsable de este sindiós colecciona de todo, y todo lo quiere mostrar.

Como colofón de todo ello, a la salida hay una colección de calaveras de búfalo, y un mensaje exhortando al visitante que no mate búfalos. Primero: ¿De verdad cree el locatis éste que los turistas nos dedicamos a la caza del búfalo en Tailandia? Segundo: ¿No es un poco raro usar trofeos de caza para intentar que la gente no cace? En fin, sin comentarios, sólo digo que me gustaría hablar con el responsable del museo, debe ser un tipo con una mente... diferente.



En Kanchanaburi, además del puente sobre el río Kwai y del demente junto al río Kwai, hay también varios templos budistas con curiosas historias... Uno es el Templo de los Tigres, famoso porque los monjes conviven con estos felinos, para deleite de los turistas que se pueden hacer fotos con estos animales (deben drogarles para que no ataquen). Yo no estuve en este templo, pero sí en otro famoso del lugar, el de la Monja Flotante... Aquí abajo tenéis a la señora, que sabe hacer el muerto en muchas posturas diferentes, y cuando cambia de postura es aplaudida por los turistas (el espectáculo es un poco kitsch, encajaría perfectamente en el museo antes nombrado).


Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios


Artículos anteriores en Enero del 2012




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré