chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Las pasas que viajaron de Pekín a Bangkok

27 de Enero, 2012, 0:01


Ha llegado el momento de contar qué pasó con la bolsa de pasas que en el
grupo de Facebook de este blog se ha convertido en una historia con vida propia. Pero antes voy a poner en antecedentes a todos los lectores del blog, porque alguno de ellos igual no está en Facebook y no sabe de qué va la película... Aviso que, para no afectar demasiado a la intimidad de los protagonistas de esta historia, voy a cambiar los nombres reales de todos ellos.

Desde hace unos meses vive en mi casa, un poco en plan okupa, un amigo artista chino al que conozco casi desde que llegué a Pekín, llamado Florindo. Florindo estuvo casado con una tailandesa hace unos diez años, y tuvieron una hija, Zenobia, pero al final se divorciaron, la esposa regresó a Tailandia y se llevó a la hija con ella, por lo que Florindo la ve muy poco, una vez al año o incluso menos.

A finales de diciembre decidí viajar a Tailandia en mis vacaciones invernales y se lo conté a Florindo, quien dijo que, aprovechando la coyuntura, compraría algo para Zenobia para que yo se lo llevara, si tenía tiempo. Accedí muy gustoso, porque me pareció una buena ocasión de conocer una familia tailandesa en su salsa (Tailandia es tan turístico que es difícil conocerlo de verdad).

Mi alegría se transformó en terror cuando descubrí que el regalo que mi amigo Florindo había decidido entregar a su hija Zenobia era una bolsa de pasas. Aunque tras diez años en China entiendo que hay diferencias culturales y que a veces hay que aceptarlas con resignación, me pareció totalmente inaceptable y execrable un regalo tal, y así lo comenté en el Facebook, sin que el pobre Florindo se enterara.

Mis facebookamigos coincidieron en que Florindo se había "pasado" con las pasas, así que, armado de valor, me dirigí a mi amigo y le comenté: "Florindo, Florindo, a lo mejor deberías cambiar el regalo que le vas a hacer a tu hija a la que no ves hace más de un año". La respuesta de mi amigo fue contundente: "¿Por qué? ¡Ésas pasas son de las mejores!".

Intenté con paciencia -qué demonios, lo intenté a gritos- explicar a Florindo que ni unas pasas con sabor a frescor del Caribe podrían parecerle a una niña de 12 años como Zenobia un regalo aceptable, por más china que sea la mitad de la sangre que corre bajo sus venas. Finalmente, apenas unas horas antes de que Florindo emprendiera un viaje de negocios, cedió y me pidió acompañarle a un centro comercial para comprar a Zenobia otro regalo "por si acaso". La imagen de Florindo y yo, Conrado, eligiendo una joyita para Zenobia en una tienda era de lo más surrealista, parecíamos un matrimonio gayer en bodas de plata.

Parece ser que Florindo todavía quedó con algún remordimiento por mi culpa, porque cuando yo ya me encontraba en Bangkok aún me escribió un email pidiendo que por favor añadiera al pack de regalos un sobre rojo con dinero ("hongbao", típico presente a los niños chinos en Año Nuevo Lunar) con 1.000 bahts, que vienen a ser 200 yuanes, o unos 20 eurillos.

Con todo ello me dirigí a la casa de Zenobia en las afueras de Bangkok. La madre de Zenobia trabaja fuera de la capital tailandesa unos meses, así que la niña ha quedado bajo el cuidado del resto de su familia, que se compone básicamente de dos hermanos y de su madre, ya bastante mayor. Cada uno tiene una casa, pero las tres están en la misma barriada, en la localidad de Nonthaburi (afueras septentrionales de Bangkok).

Allí legué, y quedé bastante sorprendido, porque yo, que como todo el mundo tiene sus prejuicios, me esperaba encontrar unas casas muy humildes, quizá en un entorno rural con gallinas en el cuarto de estar y tal... Pero nada de eso. La primera casa que visité, la de uno de los hermanos, era un señor chalet de dos pisos con mueble bar y chimenea, lleno de libros y decorado con toda clase de antigüedades.


Este hermano, que se llama Eisenhower, es al parecer un alto responsable de una famosa cadena de hoteles internacional. Su hermano es director de arte de una agencia de publicidad tailandesa, todo un Mad Men local.

La casa de la abuela de Zenobia tampoco se privaba de nada: una tele de 50 pulgadas, un ordenador Mac que ya lo quisiera para mí... Decoración sencilla pero exquisita, nada hortera, y un ambiente agradabilísimo. Aunque yo actuaba de desconocido emisario -y emisario, además, de un ex marido- se me trató como un viejo amigo de la familia: fui invitado a comer comida de la abuela, recibí una pulsera de plata hecha también por la abuela, y hasta una agenda de la agencia de publicidad donde trabaja uno de los hermanos. Mucho presente, pero, eso sí,nada de pasas (si me llegan a regalar pasas también a mí, hubiera sido el despelote).

¡Las pasas! Con tanto agasajo casi se me olvidaron los regalos, y que se los tenía que dar a una niña llamada Zenobia. "¿Dónde está Zenobia?", pregunté, ocultando a duras penas semanas de ansiedad por ver qué cara pondría la chica al ver los regalos. "No está en casa, porque estudia en un internado, y sólo viene a casa los fines de semana", me explicaron. Qué rabia, mi tarea iba a cumplirse sólo a medias...

Para intentar compensar un poco esta decepción, le pedí a Eisenhower si por favor le podía hacer una foto con la bolsa de pasas, "para demostrar a Florindo que las habían recibido". La verdad es que la foto en realidad era para seguir aquí el cotilleo... Aquí tenéis el documento histórico.


Eisenhower posa con la bolsa de pasas en el cuarto de estar de su casa, junto a una repisa en la que tiene fotos suyas arrodillado ante el Rey de Tailandia, con una de las princesas... Esto imagino que es una muestra del fervor que los tailandeses sienten por su rey, figura intocable en el país. No sé si una foto del rey junto a una bolsa de pasas es considerable como delito en Tailandia, espero que no (y si lo es, por favor no digáis nada a ningún tailandés que conozcáis).

Que la niña estuviera en la escuela no significaba que no pudiera verla: Eisenhower se ofreció a llevarme al colegio para saludarla. Os juro que por un instante pensé en tomar la bolsa de pasas y dársela en mitad de la clase a la chiquilla, pero pensé que a lo mejor ello no sólo la traumatizaba por el pésimo gusto de su padre, sino también por la posible crueldad de los compañeros de clase, que a lo mejor desde entonces la apodarían "pasilla" o "uvaseca". Decidí cortarme un poco e ir con las manos vacías, ya recogería la niña los regalos el fin de semana.

Llegamos a la escuela, que estaba bastante cerca -curioso que esté allí internada pese a que esté al lado de casa, pero igual es una costumbre tailandesa- y allí estaba Zenobia, con sus trenzas, en clase de Geografía... con el retrato del rey Bumibhol presidiendo el aula, por supuesto...


Eisenhower pidió a la profesora que Zenobia saliera un momento del aula, y le saludé en chino, aunque ella, que siempre ha sido muy tímida, estaba realmente incómoda... Más que la bolsa de pasas, lo que le hizo pasar un mal rato ese día fue que un guiri extraño llegara a su aula peguntando por ella. En fin, le pregunté en chino -que se le ha olvidado bastante- si se acordaba de mí, pues no nos habíamos visto desde que tenía seis años (ahora tiene el doble). Le di saludos de parte de su padre, y le conté que le había traído unos regalos de Florindo, entre ellos "cosas buenas para comer". Zenobia volvió más que pitando y colorada a la clase, yo me despedí de Eisenhower, y le dije a Florindo que misión cumplida, aunque le comenté que no va a ser fácil que la bolsa de pasas y el resto de regalos convenzan a la niña de volver un día a China, porque la verdad es que en Nontabhuri tiene una vida bastante buena.

ACTUALIZACIÓN (1/2/2012): Podría haber secuela de la peli... Sigo en Tailandia y mi amigo Florindo -menudo jeta- me dice que a ver si puedo volver a casa de Eisenhower para llevarle de vuelta a Pekín unas fotos que tiene allí... ¡Joder, podría haberlo dicho antes, que Nonthaburi no está precisamente al lado!

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share









Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré