chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Febrero del 2012


Antilobalización

28 de Febrero, 2012, 0:01


Hoy he presenciado un curioso hecho que, si mi memoria no me falla -que puede hacerlo- nunca había visto en 10 años de trabajo como reportero juntaletras en China: una rueda de prensa interrumpida por una protesta, con su tumulto, sus guardias de seguridad cabreados, etc.

No han sido peticionarios o disidentes, sino un señor que se ha colado en una conferencia de prensa del presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick (de visita por China), y ha comenzado a gritar, acusando al banco de querer arruinar al país asiático. El hombre, que decía llamarse Du Jianguo (¿construir el país con tierra?), llevaba unos panfletos para repartir a los periodistas, y yo me he acercado a intentar que me diera uno -se lo he tenido que arrancar de las manos, porque me debe haber tomado por un segurata-, con lo que sin quererlo he salido en alguna foto del incidente.

Me ha llamado la atención lo impertérrito que estaba Zoellik ante la protesta -se ve que ya ha visto muchas de éstas, y bueno, en ésta al menos no había pasteles ni zapatos- y lo profesional que ha sido la traductora, pues además de traducir el discurso de Zoellick, ha traducido también lo que iba diciendo el manifestante, del chino al inglés.


Sobre la razón de la protesta, y aunque en la foto se ve que me río un poco, en parte estoy de acuerdo con ella, la verdad... El Banco Mundial ha pedido a China que privatice o deje de controlar mayoritariamente muchos sectores que el Estado chino domina, entre ellos el bancario. Que sea más capitalista y menos planificador, vamos. Que le deje toda la iniciativa a los mercados, a la libre competencia. Liberalismo puro y duro. A cambio, promete, China puede cumplir su sueño de décadas y convertirse en una economía de ingresos altos per cápita allá por 2030. Ahora está en el club de los ingresos medios, y dice la experiencia que muchos de los miembros de este club acaban estancados, no logran pasar al siguiente nivel, lo que los economistas llaman la "trampa de los ingresos medios". Está por ver si China -
rica en cifras absolutas, pobre en las relativas- lo consigue.

La economía china necesita cambiar, eso está claro. No puede vivir para siempre, como lo ha hecho durante la última década, de mano de obra barata y ventas de productos de poco valor añadido al exterior. Si quiere ser una economía de primer nivel, en plan Alemania, Japón o Estados Unidos, tiene que hacer lo que éstas, es decir, productos de alta tecnología, caros de producir pero que también dan grandes dividendos. Son países que además en su interior consumen mucho (frente a una población china que en general vive con bastante frugalidad y ahorra mucho), por lo que alimentan sus propias economías en gran parte, sin depender de un mundo exterior que a veces está alborotado.

Pero no sé si cambiar significa que China copie completamente el modelo de Estados Unidos que preconiza el Banco Mundial, teniendo en cuenta, como el propio protagonista de la protesta ha dicho -gritado- que el modelo está hoy por hoy en un pozo en Occidente. Sirvió un tiempo, pero acabó siendo una dictadura del mercado, de las bolsas, de las agencias de rating, de los lobos de las entidades financieras, que tras arruinar muchas economías han tomado muchos gobiernos (ya he perdido la cuenta de los directivos de Lehman Brothers que ahora están de ministros de Economía en Grecia, Italia, España...).

Igual no habría que haberlo dicho a gritos como el protestante protestón de hoy, pero el Banco Mundial tiene que cambiar tanto o más su modelo que China. Para empezar, no sé qué absurda lógica da su presidencia a un estadounidense siempre. ¿Qué credibilidad da eso? Cambiar, sí, pero no imitando a quienes han fracasado, sino buscando nuevas vías. En China, en España, en Estados Unidos, y en todo el mundo, que tenemos que levantar cabeza de una vez.


Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



En China, vivo

23 de Febrero, 2012, 0:01


Donde cree mi familia que vivo...



Donde creen los abuelos de mi pueblo que vivo...



Donde creen mis amigos chinos que vivo...



Donde cree el cine que vivo...



Donde creen los comentaristas de Menéame que vivo...



Donde cree el diario El País que vivo...



Donde cree
David Jiménez que vivo...



Donde cree Pedro Piqueras que vivo...



Donde cree la prensa económica que vivo...



Donde cree la prensa estadounidense que vivo...



Donde cree la prensa británica que vivo...



Donde cree la prensa francesa que vivo...



Donde cree la prensa alemana que vivo...



Donde cree el telediario que vivo...



Donde cree la prensa china que vivo...



Donde creen los rusos que vivo...



Donde cree mi novia que vivo...



Donde creí que viviría antes de venir...


Donde creo que vivo a veces...



Donde vivo.


Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Los mallos de Asia

21 de Febrero, 2012, 0:01


En Huesca, la provincia española de la que provengo, tenemos unas bellísimas formaciones geológicas llamadas "mallos", que no son más que unas grandes peñas altas y verticales, pero muy espectaculares. Los más famosos son los de Riglos, y después van los de Agüero, que podéis admirar en esta imagen:



Tras muchos años viajando por Asia Oriental, he podido comprobar que para las gentes de estas latitudes, el summum de la belleza natural es un paisaje con "mallos", que a su manera me recuerda los de los lugares de Huesca nombrados. Si un lugar de Asia tiene grandes peñas, será pintado por artistas, loado por poetas, ofrecido por turoperadores y archifotografiado por visitantes. Aunque bueno, me he informado un poco -muy poco- y creo que los mallos de Huesca son de conglomerado, mientras que las grandes bellezas geológicas de Oriente son casi todas de piedra caliza.

Vamos a pasar fugazmente por los "mallos" más reverenciados de Asia...


MALLOS CON FAMA: GUILIN


Situadas en el sur de China, estas miriadas de colinas verdosas que salpican la ribera del río Li y sus afluentes son desde hace siglos el ideal de paisaje oriental en general y chino en particular. Pese a las hordas de turistas, siguen siendo un paisaje maravilloso.


MALLOS CON TEMPLOS: TAISHAN


Taishan, en el este de China (más o menos entre Pekín y Shanghai) es quizá la más famosa de las montañas sagradas del taoísmo chino, y subirla en peregrinación es una magnífica experiencia. No me digáis que os cansa subir sus escalones, que yo he visto ascenderlos a abuelitas de 80 años con paso lento pero decidido.


MALLOS EN EL MAR: HALONG


En el norte de Vietnam tenéis una especie de Guilin inundado, una maravilla que yo visité en un velero como los de la foto, aunque el muy pillo no desplegó la vela. Dicen que lo mejor de Halong es alquilar un kayak y remar alrededor de estas montañitas, pero yo creo que cuando fui en 2004 todavía no estaba de moda esta actividad, porque no vi ningún remero.


MALLOS CON PINOS: HUANGSHAN, LA MONTAÑA AMARILLA


El paisaje es similar al de Taishan u otras montañas sagradas chinas, con la particularidad de que este lugar está especialmente poblado de una bella especie de pino oriental de formas retorcidas y bonsaiescas, lo cual da al lugar un aire irreal y fascinante. La Montaña Amarilla es uno de los lugares más bellos de China, y por qué no decirlo, uno de los más limpios y cuidados, aunque los hoteles y restaurantes de la cima cuestan lo suyo (cobran suplemento por tener que llevar todo con porteadores, a mano).


MALLOS CON PLAYA: KO PHI PHI


O también Krabi, y supongo que algún otro lugar de Tailandia que no he visitado. A la belleza de las montañas tapizadas de verde en su cima, se le unen agua de color turquesa y arena blanca. Y mucho hippy.


MALLOS CON RESACA: VAN VIENG


Esta especie de miniGuilin que hay en Laos, a medio camino entre su capital y su lugar más famoso, Luang Prabang, es el refugio de miles de estudiantes americanos, británicos y estadounidenses que se encuentran haciendo el vago en su "gap year". Como consecuencia, todo cristo está borracho y emporrado, lo cual le da al lugar un aire decadente que me recuerda a algunas escenas de Apocalipsis Now, creo que esto ya lo he dicho más de una vez.


MALLOS CON PELÍCULA: ZHANGJIAJIE


El único de los lugares reseñados que no he visitado aún tiene pinta de ser el mejor, o de los mejores... Las peñas son mucho más delgadas y encrespadas que las del cercano Guilin, casi agujas góticas, y el lugar parece de película. Tan de película que dicen que David Cameron se inspiró en esteparaje para crear virtualmente las montañas Aleluya de Avatar.


Como los chinos intentan aprovechar todo lo que se pueda para el turismo, hubo propuestas para renombrar la zona de Zhangjiajie, o parte de ella, "montañas Aleluya", con el fin de atraer a los muchos fans de la película de los Pitufos gigantes, pero creo que al final la idea se desinfló un poco, como la fama del filme.


MINIMALLOS: EL BOSQUE DE PIEDRA

Se encuentra en Yunnan (sur de China), cerca de la capital provincial, Kunming, y es una especie de Guilin en miniatura, aunque bueno, menos verde, más pelado, y en pequeño. Se trata de un lugar casi irreal, y si no me equivoco fue el primero de todos los comentados que visité, allá por 2003. Lo hice casi sin saber de qué iba, nada más que porque alguien lo mencionó alguien en un tren, y me encantó.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Las pasas que viajaron de Pekín a Bangkok
(epílogo)

19 de Febrero, 2012, 0:01




A modo de cierre de las vacaciones en Tailandia que he tenido, y a las que he dedicado los posts de las últimas semanas, voy a contar qué pasó después de que entregara en Bangkok aquellas famosas, ya míticas, pasas que mi amigo, ejem, Florindo me dio para su hija, ejem, Zenobia (el que no sepa de qué va la guerra, que se documente con la primera parte de la historia).

Bueno, pues tras la entrega de pasas y el cotilleo en casas tailandesas que conté en aquel post, procedí, naturalmente, a escribir a Florindo y decirle que ya había estado en casa de Eisenhower (el hermano de la ex mujer de Florindo) y había llevado los consabidos regalos, unos comestibles y otros no.

Al día siguiente, Florindo me mandó un correo diciendo que si por favor podía volver a casa de Eisenhower, esta vez para ir a buscar unas fotos suyas para una exposición. Aclaro que la casa de Eisenhower está tan en las afueras de Bangkok que uno se siente ya casi en España, y que cuesta un día y varios centenares de bahts llegar al idílico pero alejado de la mano de dios lugar.

Estuve a punto de escribir a Florindo para insultarle y decirle que por qué huevos no me lo había dicho antes, para que lo hiciera todo en el mismo viaje, pero como ya le conozco y sé que vive en la Luna... no, mejor dicho, en Titania (satélite de Urano), decidí dejarlo por imposible y decirle que bueno, que ya vería si podía ir otra vez, pero que seguramente no me daría tiempo, así que no podía prometerle nada.

Poco después salí de Bangkok y estuve tres semanas dando tumbos por el país, de norte a sur: Kanchanaburi, Xian Mai, Sukhotai, Si Satchanalai, Kampaeng Phet, Phitsanulok, la isla de Phi Phi y sus playas, Phuket y sus gordos, Krabi y sus semáforos... En fin, lo que ya os he ido contando, por lo menos a través de imágenes, en el blog.

Mis vacaciones llegaban a su fin y sólo quedaban dos días: uno para viajar desde Krabi hasta Bangkok y otro en la capital tailandesa, para al día siguiente volar a Pekín. Ni se me pasaba por la cabeza dedicar ese día en Bangkok a ir a buscar las fotos de Florindo: mi plan era viajar en autobús otra vez a Kanchanaburi y visitar el templo ése donde tienen tigres sueltos, un lugar ultraturístico pero que me hacía gracia visitar.

Pero hete aquí que alguien cambió mis planes: un ladrón que, en el horrible viaje vespertino-nocturno entre Krabi y Bangkok (tres cambios de autobuses, conductores gritones y maleducados... lo típico en el transporte por carretera tailandés, la verdad) me robó buena parte del dinero que me quedaba, y que, estúpido de mí, había dejado en la mochila grande, que estaba en el maletero y con tanto transbordo dio más tumbos esa noche que el baúl de la Piquer.

Me di cuenta del robo en Bangkok, y aunque la verdad es que sentí más alivio que otra cosa (los ladrones respetaron mi pasaporte y mi billete de avión, que estaban en el mismo bolsillo de la mochila) me di cuenta de que tenía casi lo justo para el hostal de la última noche y la comida, así que la visita al Templo Ángel Cristo quedaba cancelada por fuerza mayor.

¿Qué hacer el último día sin dinero? me pregunté. Bueno, lo primero fue denunciar ante la policía a la agencia de viajes Chao Koh, que me mintió -dijo que no habría más que un transbordo- y con su mareo a los pasajeros facilitó el robo. No vayáis nunca en esa agencia, son unos mentirosos y, tal vez, están liados con ladrones. Bueno, mejor dicho: no vayáis en autobús cuando estéis en Tailandia. Usad el tren y el avión siempre que sea posible.

CHAO KOH

Y tras la denuncia pensé, finalmente, ceder a los deseos de Florindo, aunque no me apeteciera demasiado, y VOLVER a la casa de sus ex parientes, en el quinto pepino. Por dos razones: la primera, comería gratis y así me ahorraba un dinero que no tenía. La segunda: a lo mejor Eisenhower, que trabaja en el sector turístico de Tailandia, podía tener influencia y me podía ayudar a que empuraran a Chao Koh, o incluso a obligarles a que me indemnizaran.

Allí que me fui, pero esta vez no en taxi caro sino en barco por el río Chao Praya y luego en tuk tuk, intentando ahorrar un poco de dinero... Llegué otra vez a casa de Eisenhower, y una vez más fui agasajado con toda clase de dulces, comidas y demás. Hasta había unos amigos suyos tailandeses de visita de trabajo que me dieron un pastel que traían originalmente para Eisenhower.

Aunque era domingo, Zenobia, la hija de Florindo, otra vez no estaba en casa, lo cual me mosqueó un poco, porque ya me estaba pareciendo que la escondían... Pero eso sí, miré a la mesita de té del cuarto de estar, y ahí estaban las pasas, abiertas, casi donde las había dejado yo tres semanas antes, y al lado los pendientes. Vamos, que la niña había visto los regalos, pero no les había prestado demasiada atención, por lo visto.

Pese a las evidencias, le pregunté a Eisenhower si a Zenobia le habían gustado los regalos, y me contestó diplomáticamente que sí. Insistí: "¿Cuál es el que más le ha gustado?" Y, señoras y señores, me dijo que

LAS PASAS

Así que yo y todos vosotros estábamos equivocados, ¡qué palo! Me dolió más que el robo. Es más, Eisenhower me dijo que los pendientes no habían gustado mucho a la niña porque eran un poco como de señora mayor. En mi defensa diré que esos pendientes fueron decisión final de Florindo, yo sugerí una pulsera de diseño infantil, más propia de una niña de 12 años como Zenobia. Si me hubiera caso, igual las uvas arrugadas no habrían ganado esta dura contienda...

En fin, más o menos así termina la historia... Bueno, añadiré que le intenté contar lo del robo a Eisenhower, pero mientras se lo relataba él me sonreía y asentía sin decir ni mu, como si no se enterara de nada o como si fuera inmune a las malas noticias. No conseguí ninguna promesa del tipo "voy a ayudarte a arruinar a Chao Koh", que es lo que soñaba, pero en fin, pelillos a la mar. En cambio, me pidió que le ayudara a corregir una cosa que había traducido del tailandés al inglés, para presentar una empresa turística que quiere fundar. Me dijo que en el futuro podría a lo mejor mandarme más cosas de ésas por email y me las pagaría, así que a lo mejor acabo a sueldo de un tailandés (lo dudo mucho pero en fin, a ver en qué queda todo).

Al día siguiente caminé tres kilómetros con la mochila por falta de dinero para un taxi, tomé un avión y ya estoy de vuelta en Pekín. Pese al incidente criminal, que no es el primero que sufro en el sureste asiático (en 2010 me robaron el móvil en Laos) creo que mi imagen de Tailandia ha mejorado esta vez respecto a mis viajes anteriores a ese país. Quizá la historia de las pasas ha contribuido a ello...


Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Krabi-art

15 de Febrero, 2012, 0:01

Uno de los últimos lugares por los que pasé en mis vacaciones por Tailandia fue la ciudad de Krabi, muy parecida en esencia a otras localidades tailandesas de provincias que conocí, pero en la que hay una asombrosa abundancia de estatuas bizarras, sobre todo de animales, adornando su espacio público.

Krabi, de hecho, tiene los semáforos más fardones que he visto jamás. En el principal cruce urbano hay cuatro como éste:





Y en otras partes de la pequeña ciudad pueden verse otros reguladores del tráfico no menos espectaculares...





También las farolas de sus calles han sido profusamente decoradas con estatuas de animales, desde las omnipresentes serpientes budistas "naga" hasta los elefantes...





No sólo eso, también los "chirimbolos" para publicidad están coronados por estatuillas similares a las de los semáforos y las farolas, apareciendo otra vez el hombre prehistórico del principio (por cierto, ¿alguien sabe por qué Krabi decora tanto sus calles con trogloditas? ¿Hay cuevas rupestres cerca?).





Sumadle a ello que en el kilómetro cero de la provincia hay un águila gigante...



... que muy cerca de ese indicador hay un gran cangrejo...



... o que para rematar la faena hay una araña descomunal en lo alto de un bar local.



El principal templo de la ciudad tiene las nagas aún más grandes y espectaculares que en otros del país, y cerca del puerto, una de ellas sale y entra de la tierra... en Krabi aman los animales, está claro, sus calles son un verdadero zoo petrificado.







No mucho más pude conocer de Krabi, pues sólo estuve allí de paso hacia Bangkok, pero también comprobé que los paisajes de sus alrededores, colinas verdosas en plan Guilin chino o Van Vieng laosiano, son de gran herbosura.





Y para rematar la faena, en su puerto tienen un acorazado oxidado en el que, si no te ve nadie, te puedes colar y explorar de él hasta las bodegas, si te atreves.


Enlace Permanente

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Costas las de Ko Phi Phi,
playas las de Phuket

14 de Febrero, 2012, 0:01


Ya estoy de vuelta por Pekín, pero para intentar que mi regreso sea lo menos traumático posible, voy a seguir hablando y colocando fotos del viaje a Tailandia unos días más, espero que no os moleste...

El viaje incluyó una escala en las playas tailandesas, algo raro en mí ya que no soy playero y casi se puede decir que tengo alergia al Sol, pero alguna vez había que ir, así que pasé por las más famosas del país, las de la isla de Phuket, y también hice una visita a la cercana isla de Ko Phi Phi, también muy famosa, aunque es otro estilo de turismo. Se podría decir que Phuket es Mallorca y Ko Phi Phi es Ibiza (atrevida afirmación la mía, siendo que no he estado jamás en las Baleares).

Phuket, que es una isla bastante grande y llena de playas, es un ensalzamiento del turismo guiri -con gran presencia de rusos, escandinavos, italianos y chinos- que no tiene parangón en el sureste asiático (bueno, quizás en Bali, pero tampoco he estado allí). El idioma y la cultura tailandesa están básicamente erradicados de las zonas turísticas, y han sido sustituidos por restaurantes italianos, carteles en ruso, masificación y precios carisimos en comparación con la media de Tailandia (a veces hasta son caros comparando con España, y los taxistas están directamente mal de la cabeza a la hora de pedir tarifas). Las raciones en los restaurantes recuerdan en racanería a las de los chiringuitos de playa española, y el ambiente es un poco decadente, la verdad. Pero eso sí, las playas son excelentes (arena blanca y aguas verdes). La que nos dijeron que era la mejor de la isla (Kata Noi) estaba plagada de medusas, afortunadamente no "picantes". Como la mayoría de las playas miran al oeste, además las puestas de sol son impresionantes. Os pongo fotos de la parte buena de Phuket...









Aquí, una vista de pájaro de las tres playas que visité, una por día: de norte a sur, son Karon, Kata y Kata Noi. No fui a la más famosa de la isla, Patong, por "evitar el turismo de masas", pero en absoluto me libré de él, iluso de mí.


Y aquí, las medusas de Kata Noi, que hasta tenían su encanto... Aunque no estoy todavía seguro de si era una plaga de esos animales, o que en las cercanías había naufragado un barco cargado de implantes de silicona.

Phi Phi es otra cosa, bastante más agradable. Es una islita mucho más pequeña, y con un turismo opuesto al anterior, más bien juvenil y hippie. Al ser tan pequeña, no circulan vehículos motorizados, lo cual la hace extremadamente agradable (si bien las bicis a veces también van como locas). Igual no piensan lo mismo los que van con carretas transportando cosas por las calles, pero bueno, a mí me gustó. Está llena de gatos limpísimos y muy pacíficos (en contraposición al resto del país, plagado de perros vagabundos tiñosos y desagradables) y en general su ambiente de "chill out" te hace enamorarte de ella desde el principio. Añade a eso un bonito paisaje kárstico, en plan Guilin pero con playa, y te crees en el paraíso. No obstante, Phi Phi también tiene su pega... al ser su playa principal una cerradísima bahía rodeada de bellos peñascos kársticos, es más sensible a la marea, lo que significa que gran parte del día la bahía está casi seca y no te puedes bañar, casi que sólo se puede hacer al mediodía. El resto del tiempo te puedes dedicar a pasear por ella de lado a lado, aunque cuidado con las rocas, yo casi me dejé el meñique del pie en una.


Otro problema, aunque éste es difícil que lo sufra un turista salvo muy mala suerte, es que la islita es muy vulnerable ante la eventualidad de un tsunami: en el de 2004, la isla quedó arrasada, y murieron unas 2.000 personas, lo cual, considerando lo pequeña y tranquila que es, es una barbaridad. Su triste historia, no obstante, hace que uno le coja más cariño, lo que debió sufrir la pobre. Está llena de carteles sobre la ruta de evacuación en caso de tsunami, que te lleva precisamente al lugar donde hice la foto siguiente, la colina más alta del lugar, desde donde hay una gran vista.


Ko Phi Phi en realidad es un archipiélago de dos islas, la "grande" (que es la que he comentado) y la "pequeña", en la que se encuentra la playa donde se rodó precisamente "La Playa", ese magnífico peliculón de Di Caprio que hay que ver después de viajar a Tailandia. Se trata de un entorno paradisíaco, en efecto, con la arena más blanca todavía y el agua más turquesa aún. Pero eso sí, no pienses que va a ser para ti solo, que está llena de turistas como tú.





Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Phitsanulok, por qué no...

9 de Febrero, 2012, 0:01

Me encuentro ahora mismo en la isla de Phi Phi, y quien haya estado en ella sabrá que aquí lo único que apetece es vegetar y disfrutar epicúreamente de la vida, sin preocuparse por el resto del planeta. Maravilloso lugar, amigos...

Pero no tengo ganas de sacar la cámara y descargar las fotos de aquí, así que lo dejo para posts futuros... Hoy os coloco mejor unas fotos que ya tenía preparadas de otro lugar de Tailandia que he visitado estos días, una ciudad llamada Phitsanulok.


Se trata de una ciudad de paso, un parón en el tren entre Bangkok y Chiang Mai, dos grandes centros turísticos de Tailandia. Phitsanulok acoge algún que otro turista despistado, que va hacia Sukhotai, Bangkok o Chiang Mai, pero no muchos. Por eso mismo, es una ciudad auténtica, sin pesados vendiendo cosas, sin restaurantes expresamente pensados para las hordas de turistas... Lo opuesto al horror de Phuket, vamos.

Las orillas de su río están muy animadas por la noche con bares muy frecuentados por los jóvenes locales, y las tailandesas más guapas y elegantes que he visto en este país. El lugar también acoge el segundo buda más famoso de Tailandia, tras el Buda Esmeralda de Bangkok, aunque no sé si al que esté en Tailandia le apetecerá ver más templos tras los atracones que suele haber en Bangkok y Chiang Mai...

En fin, que viva Phitsanulok, y pasad por allí si podéis. Ah, y su Lithai Guesthouse es el mejor lugar donde me he alojado en estas semanas tailandesas, y el más barato.


Fábrica de budas.


Busybusybusy city...


El segundo Buda más famoso de Tailandia, ¡segundón!


Adivino tailandés.


Montaña de tamarindos.


Aquí venden también bichos fritos,
y a diferencia del mercado de Pekín,
no es sólo para que los turistas se hagan fotos...


Farolillos chinos, como en todas partes en Tailandia.


Enlace Permanente

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



A ver qué se cuenta el Sabadicá...

7 de Febrero, 2012, 0:01

El otro día, en una cafetería tailandesa, pude echar una ojeada a la edición local de la revista "Hola". Ellos la llaman "Hello", como el original inglés, aunque no sé muy bien por qué no han optado por el saludo tailandés, que es algo así como "Sabadicá" (puede que mi latinización de la palabra no sea muy acertada, pero ya he podido comprobar que aquí cada uno latiniza las palabras tailandesas como le viene en gana, así que yo, igual).



La revista dedica sus primeras páginas, creo que obligatoriamente, a la familia real tailandesa, que es un asunto semisagrado en Tailandia... En concreto sale la misma princesa a la que el otro día vi inaugurando el año nuevo chino en Bangkok. La brevísima información ocupa sólo una página, va en una especie de orla superformal (más bien parece una esquela) y me imagino que es simplemente la reproducción ultraexacta de un comunicado de la casa real.



Tras estas páginas casi de trámite aparecen informaciones sobre otras familias reales del mundo, y cómo no, hay espacio para "nuestra" Letizia... No sé lo que dicen de ella, pero es una de las primeras informaciones de la revista.



Después de la sangre azul llega la roja, y aparecen las andanzas de celebridades tailandesas y de otros lugares... Por supuesto aparecen Brad Pitt y Angelina Jolie, quienes me consta que viajan mucho a Tailandia y que, como sabéis, tienen adoptados varios niños del sureste asiático (Camboya si no recuerdo mal, hoy voy algo justo de tiempo y no puedo verificar cosas tan vitales como éstas).



La principal noticia de la revista, que aparece en portada, informa de una boda de famosos tailandeses... Las fotos son curiosas porque en ellas se pueden ver algunos de los rituales que estos enlaces tienen en Tailandia (o por lo menos en las familias ricas). Me llama la atención una en la que la esposa le lava los pies al marido, cual Jesucristo en la Última Cena...







También salen fotos de típica boda occidental, ella de blanco y él de traje y corbata...

Aparecen también, cómo no, reportajes de ricos tailandeses mostrando sus casas, como ésta a continuación, con un supercuarto para los juguetes de los niños, juguetes que éstos no pueden alcanzar en las baldas más altas, me temo... La comodidad sacrificada para impresionar al "Sabadicá".



Sobre modelos imposibles, me quedo con este traje de tigresa que muestra una de las famosillas tailandesas en las últimas páginas...



Y en cuanto a bellezas, la mejor de la revista, sale en un anuncio.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Tailandia ruinosa

1 de Febrero, 2012, 0:01

Un poco de cultura en los viajes está muy bien, aunque quizá yo me he pasado... Durante los últimos días he visitado los parques arqueológicos de Sukhotai, Si Satchanalai y Khampaeng Phet, que son un bien de la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO y muestran los restos del primer reino tailandés propiamente dicho, que existió hace cosa de siete u ocho siglos.

En bicicleta, los tres se pueden visitar tranquilamente en un día cada uno, aunque madrugando un poco si puede ser... Se puede tomart de base para ello la ciudad nueva de Sukhotai, que además es muy tranquila y agradable.

Las más espectaculares de las tres son las de la vieja capital, Sukhotai, pero las otras dos tienen la ventaja de que apenas hay turistas, y cierto descuido por esas escasas visitas produce a su vez su encanto... En Si Satchanalai uno de los antiguos templos en ruinas estaba bajo un cerezo que había arrojado todas sus frutas por el suelo, generando una curiosa alfombra roja natural en el lugar. Cerca de allí, (¿quizá relacionado con lo anterior?) hay un templo invadido por las garzas, que hacen un ruido ensordecedor. Ojo no subas por el lado equivocado como me pasó a mí, o te encontrarás un terrible camino lleno de garzas muertas y te tendrás que tapar la nariz para aguantar el olor a caca de pájaro y ave muerta.

Os pongo alguna foto de Sukhotai, el primero de los tres sitios. De los otros dos no coloco nada para que no os pase como a mí y os dé una indigestión de ruinas...




Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share









Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré