chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Mayo del 2012


España se hunde,
y yo hablando de chorradas personales...

30 de Mayo, 2012, 0:01


Esta semana ha aparecido en varios medios una polémica que os parecerá algo chorras en los momentos de emergencia económica que vivimos en España, pero como la protagoniza gente que conozco y ha acabado rebotándome, me ha tocado la fibra sensible. Ha sido a raíz de la publicación de esta noticia:


Todo empieza debido a que dos compañeros de profesión querían presentar un libro sobre China -muy bueno, según dicen- en el Instituto Cervantes de Pekín, pero el embajador, Eugenio Bregolat, dijo que no lo haría porque el libro era muy crítico con China y era mejor no presentarlo en Pekín para no molestar a las autoridades.

Respeto el cabreo de mis compañeros, a quienes admiro y envidio por su gran trabajo de campo (han viajado a más de 20 países para escribir el libro) pero a mí la noticia, sinceramente, me pareció un poco exagerada. Por varias razones: por ejemplo, el Cervantes de Pekín casi nunca presenta libros en el centro (tampoco los que Bregolat escribe sobre China, por ejemplo), y no me parece por ello que vete decenas o cientos de libros que escritores españoles escriben sobre China, simplemente no les parece un lugar para hacer publicidad editorial, más que nada porque muchos de esos libros nunca se han vendido en Pekín.

Otra razón que me motiva a pensar que se están exagerando las cosas: el verbo "vetar" sería adecuado si la presentación se hubiera aprobado ya y el embajador la cancelara o la suspendiera, cuando lo que pasó -imagino- es que el diplomático rechazó una propuesta, como seguramente muchas otras de este tipo que le han comentado a lo largo de su carrera a éste y otros embajadores. Tengo amigos artistas que le han pedido a éste u otros embajadores que fuera a sus exposiciones en China, el embajador ha dicho que no, y no me parece que haya que entender ese gesto como un "veto". Y oyes, los artistas en cuestión me han puesto al que les ha negado su propuesta a caer de un burro, pero no me ha parecido necesario escribir una noticia de ello...

En fin, que bueno, me pareció una exageración, y por eso, inocente de mí, lo dije en el Facebook, como quien no quiere la cosa. Fue mi opinión personal, e intransferible, en un tonto día de vacaciones.


(David Jiménez es el autor de la noticia,
y como veis ya me ha parecido exagerado otras veces,
pero mejor no abramos más frentes)



Fue una opinión poco explicada, vale. Pero insisto en que fue en Facebook, no en una sesión de control del Congreso de los Diputados.

Bien, el caso es que pocos minutos después, recibo a través de Twitter (la red social a la que tanta mania tengo, y a la que a partir de ahora aún tendré más manía) el siguiente mensaje:


(He borrado el nombre de otra persona a la que el troll imprecó,
para no meterla en este berenjenal)


Mensaje que yo contesté de la que posiblemente es la única forma posible...


La cosa podría haber terminado allí, ¿verdad? ¡Pues no! Resulta que poco después un conocido y siempre polémico bloguero español residente en China que escribe un blog llamado "Chinitis" (¿entenderá China como una enfermedad?) me dedica pocas horas después a mí, ¡qué honor!, un post ácido y crítico. Ésta es la sentida entrada:


En la sección de comentarios de ese mismo blog escribí una respuesta a tanta crítica constructiva y destructiva, pero qué queréis que os diga, me quedé con las ganas de decir más.

Así que, señores, aprovecho este foro mío para responder detenidamente al post. Perdonad que os meta en estas camisas de once varas, pero es que cuando una cosa se publica en un blog, se vuelve pública en cierto modo, y tengo que contestarla también lo más públicamente posible. Vamos allá (el de las cursivas es el fiscal de la acusación, el de la negrita el abogado defensor).

De blogueros progres e insolidarios

Gracias por lo de "progre", me encanta progresar. Creía que usar "progre" como insulto estaba pasado de moda desde los 80 (o recluido a los programas de Intereconomía) pero veo que no. En cuanto a lo de "insolidario", hablaré luego de ello.

Tres veces me han enviado el mismo mensaje a mi correo electrónico. Tres personas diferentes que querían que opinara sobre lo siguiente. El autor del famoso blog ChinoChano opinaba en su cuenta de Twitter sobre el veto del embajador de España en China, Eugenio Bregolat, a la presentación del libro "La silenciosa conquista china" en los siguientes términos: "David Jiménez, una vez más, exagerando las cosas".

Desconozco a qué se refiere el bloguero con lo de "exagerar".

Ahí tienes razón, no me expliqué demasiado, pero ya sabes cómo son las redes sociales, la inmediatez, lo bueno si breve dos veces bueno... En todo caso, al principio de este post me he explicado. La noticia no me parece mentira, ni ridícula, ni mala, pero me parece algo exagerada, simplemente.

Dudo mucho, además, que haya hablado con los autores del libro, el corresponsal que firma la noticia, en este caso David Jiménez, o el mismo embajador.

También es cierto. No consulto a todos los implicados en mis comentarios de cuatro palabras en Facebook o Twitter. Disculpen mi poca profesionalidad facebookera.

Por lo tanto, detecto una respuesta contraria al caso que se cimenta en un vacío absoluto.

Ya ves al principio del post que no... Por cierto que a los cuatro personajes de la noticia los conozco personalmente, aunque no sea de forma intensa.

Y en un simplismo desasosegante: ser pro chino por los siglos de los siglos cueste lo que cueste.

No es menos simplista definir como "pro chino por los siglos de los siglos" a alguien que de vez en cuando, no siempre, defiende algunos aspectos de China. Tampoco es menos simplista tener un blog, como me parece ver al leer el tuyo de vez en cuando, que se dedica a recopilar todas las noticias negativas -únicamente las negativas- que ocurren en China o están relacionadas con China, y adornarlas de críticas duras y flamígeras para crear una opinión de rechazo, cuando no odio, hacia no sólo ya un régimen político, sino también una población entera de un superpoblado y subdesarrollado país.

Reconozco que no sigo al autor del blog, que parece ser ejerce como periodista en la Agencia Efe. Porque prefiero una y mil veces aprender de corresponsales que publican libros, caso de los tres protagonistas de esta historia: los autores de la obra, Cardenal y Araújo, y el corresponsal que firma la crónica, David Jiménez.

A mí me da igual el soporte en el que se exprese la gente, siempre que sea entretenido, objetivo, y no caiga en el insulto fácil. Hasta si decide publicar sus escritos en un papel higiénico, lo leeré si me parece que vale la pena. De la misma forma, hay libros (no el que estamos mencionando de Cardenal y Araujo) que sirven mejor para papel higiénico, ¿no?

Un blog con más fotos que textos –acabo de entrar a su espacio que resulta que es exitoso y ha sido premiado varias veces- me produce sarpullidos.

Ante esa situación, estoy tentado a poner AÚN MÁS fotos a partir de ahora...

Exactamente lo mismo que la televisión, la cual no veo desde hace más de una década.

Te revelaré una cosa... ¡Nadie ve ya la tele, ni siquiera la gente inculta! Te imagino con una pipa, en una habitación victoriana... ¡qué hipster!

Un periodista tiene derecho a ser progre. Lo que ocurre es que cuando acepta serlo pierde la esencia de su profesión: la libertad. Libertad que le debería permitir poder ver con claridad meridana el abuso del embajador contra los autores de la obra, que para empezar no se la leyó y para terminar vetó su exhibición en edificios oficiales para no molestar a China.

Me remito a los primeros párrafos de este post: lo veo todo muy exagerado. Es una cuestión de forma, más que de fondo.

Me imagino que si algún día tengo un problema en este país por expresar mi opinión libremente, cosa que hago en este espacio, el embajador no vendrá en mi auxilio "para no molestar al gobierno chino".

Depende del problema... si considero justo ayudarte y está dentro de mis posibilidades lo haré, aunque admito que preferiría ayudar a gente que me trate mejor.

Lo que es seguro es que al autor de ChinoChano nunca podrá ser reprendido por autoridad alguna: según leo en su espacio, los periodistas no debieron ir al hospital de Chaoyang a intentar entrevistar a Chen Guangcheng.

No dije que no debieran, me planteé una duda (mejor leed el post vosotros mismos y juzgad). Y yerras en tu seguridad: la autoridad china sí me ha reprendido. Me ha retenido en alguna ocasión, o me ha pedido que le dé cintas de vídeo que había grabado (las escondí previamente para no hacerlo), o me han amenazado con retirarme la visa si iba a Wangfujing, como le pasó a muchos otros periodistas el pasado año.

Otra perla, que desgrana su emotivo carácter, es comentar que "sí, parece que las islas que enfrentan a China y Filipinas están más cerca de los segundos. Pero bueno, las Canarias también están más cerca de Marruecos". Da gusto poder meterse con el gobierno de tu país a sabiendas de que allí la democracia es excesiva y los daños colaterales nulos.

Has malinterpretado esa frase. Lo que quería decir es que a bote pronto, y sin saber de derecho internacional, uno podría pensar que un territorio no independiente ha de pertenecer al país donde más cerca esté, pero que no siempre se cumple esta premisa. Si algún guanche, saharaui, tibetano o ciudadano de Portugalete se ha ofendido por ello, que ya me extrañaría, le pido perdón, y le conmino a que lea el post entero, en el que hablo en un tono relajado, para nada reivindicativo o agresivo. Colocar una frase de mi post fuera de contexto es un poco demagógico, ya ves que yo no hago eso y pongo tu texto completo (y dos veces) para defenderme.

Como no podía ser de otra forma no escribió ChinoChano post alguno sobre un caso que debería haberle hecho sentir: la expulsión de la corresponsal de Al-Jazeera Melissa Chan, compañera de profesión ejecutada laboralmente por este drama llamado PCCh. Que hay charcas donde el progre nunca asoma la nariz. Por eso, aparte de progre, es insolidario.

Para este tipo de críticas a lo que NO escribo ya escribí un post muy completito, pero en fin, puedo repetir por enésima vez mis argumentos de siempre: ya escribo de cosas serias en mi trabajo, el blog es un hobby y muchas veces sólo pongo en él chorreces, no escribir de una cosa no significa estar en contra de ella, tampoco escribo de carne y no soy vegetariano, etc etc (bostezo). Ah, por cierto, que una vergüenza lo de que echaran a Melissa Chan.

Siempre me han llamado la atención los extranjeros que se sienten felices en China.

Y a mí los que viven en un sitio donde se sienten infelices, buscando además extender su infelicidad al resto.

Generalmente, suelen ser hombres que amputados en sus lugares de origen de la posibilidad de tener pareja y sexo gratuito, adoptan otras nacionalidades donde sí se pueden surtir de ello.

Puedo garantizarte que Huesca no me ha amputado. Y te reconozco que tengo más éxito sentimental en China y eso es una de las cosas que me mola de ese país, pero no por ello voy a cambiar mi nacionalidad española (bueno, si España sigue existiendo en los próximos meses). Amo a China y a España por partes iguales, de la misma manera que uno quiere por igual a mamá y a papá.

En China el extranjero sigue manejando un importante campo de tiro gracias a sus ingresos, tipos de vivienda y pasaportes. Pero vender tu libertad por un sentimiento primario es algo excesivamente duro. Casi tanto como pasar por alto el insulto a dos compañeros de profesión que tendrán que ser acogidos por la Embajada de México para presentar un libro de periodismo de verdad que ya quisieran haber escrito muchos de los plumillas que zarandean sus vidas laborales en este insulto a la vida llamado China.

Yo no paso por alto el feo -no insulto- a mis compañeros, a los que saludo desde aquí y doy la enhorabuena por su libro, pero tampoco pasaré por alto el feo al embajador. Busco ser solidario con todos los que a mi juicio lo merezcan, no sólo con los de mi profesión, porque en mi profesión la gente también se equivoca, y defender a capa y espada a los de tu profesión aunque se equivoquen -o pienses que están equivocados- es corporativismo, y yo odio el corporativismo. Por cierto Chinitis, tú también lo odias, ¿recuerdas que lo criticaste en un post de hace poco?


En cuanto a lo de definir China como "insulto a la vida", pues... ciertamente es fiel al título de tu blog, pero sencillamente, me parece cuando menos racista, a menos que especifiques un poco más.

Buenas noches, y estamos citados tú y yo en Pekín para tomar unas cervezas para resolver estas desavenencias con buen humor y sin que nadie mire, que es lo que debiéramos haber hecho desde un principio. Esta vez he cometido la torpeza de discutir en público sólo porque tú lo hiciste primero.

Pido perdón a todos por haberos explicado todo este lío personal, pero bueno, no soy el primer bloguero ni el último que protagoniza uno de éstos, es casi hasta obligado... ¡A lo mejor os ha servido para olvidaros por un rato de Bankia!


ACTUALIZACIÓN (20/6/2012): Como colofón a esta polémica, aunque ya hayan pasado días, enlazo esta reseña de Zai China sobre el libro en torno al cual giró la polémica.

Enlace Permanente

Por ahora hay 52 comentarios


Conversaciones de bar español
(regentado por chinos)

29 de Mayo, 2012, 0:01






Después de 10 días en España, ya me he enterado más o menos del ambiente de pesimismo y desesperanza que el país vive, del que me habían hablado a distancia (pero hasta que no vienes no lo comprendes de verdad). El miedo a la bancarrota nacional, al rescate, al corralito, a pasar décadas debiendo dinero a los mercados, está muy presente, y aunque en realidad la calle no la veo tan mal (bares llenos, no tanta tienda cerrada...), el sentimiento de la gente es realmente de desconfianza y depresión. Y cabreo, claro, porque mientras empiezan los recortes, los bancos que han derrumbado al país siguen obteniendo ayudas del Estado y aquellos que los arruinaron se largan a las Caimán con jubilaciones millonarias... Ahora entiendo el cabreo, y no me extraña ya tanto que en este guirigay las noticias que escribimos desde China, los casos Bochilais y Chenguanchens, no importen mucho al españolito medio. No está el horno para baozis.

Pero claro, yo vengo de Pekín, así que me llaman la atención las ramificaciones chinas de esta atmósfera, porque al venir yo de China, mucha gente opina de ellas en mi presencia. Las que he oído o leído son éstas, más o menos:

1- Gente que dice que mientras la gente sufre recortes, los chinos que viven en España no pagan impuestos, por lo que los pone al nivel de los banqueros o los Borbones en su lista de personas non gratas.

2- Gente que se queja de que los chinos que montan negocios en España no contratan a españoles, sino a chinos. (Esta queja también se oye en países africanos y latinoamericanos, en los que China invierte mucho más fuerte, pero allí la cosa es más grave, ha habido incluso ataques armados a compañías chinas).

3- Gente que tiene miedo de que los españoles nos tengamos que acostumbrar a los horarios y la forma de trabajar de los chinos (esta corriente filosófica nació, imagino, después de las famosas declaraciones del jefe de Mercadona).

Voy a dar mi opinión sobre las tres ideas. Ya sé que no son el meollo de la crisis, sino un efecto secundario de ella, pero ya que al vivir en China me tocan la fibra sensible, las voy a comentar:

1- Lo de que los chinos no pagan impuestos en España es una leyenda urbana que nace probablemente de un comentario de bar que alguien se creyó sin cotejar y se fue difundiendo entre la población. Bueno, no sé si fue en un bar, porque ahora muchos dueños de bares son chinos... En fin, el caso es que es mentira, los chinos pagan impuestos como el que más (quitando algún Urdangarín oriental, que jetas los hay en todas partes) y probablemente más en cifras relativas, ya que al afectarles a ellos menos la crisis, tienen menos deudas. Pagan mucho y pagan bien, y hasta tienen fama de ser los que antes pagan los trámites e impuestos necesarios para montar un negocio, pues llegan a España con mucho capital ahorrado o prestado en su país. Es posible, sólo posible, que hace 10 años, cuando España estaba sensibilizada con ayudar a los inmigrantes (tema pateras y cayucos) hubiera algún tipo de incentivo fiscal para los inmigrantes que abrieran negocios, pero desde luego eso se acabó con la crisis, y ahora los chinos no sólo son igual de mirados que los españoles a la hora de pagar, sino que es posible que acaben pagando más, por ejemplo al ser atendidos por el sistema sanitario (acordaros de la china aquella a la que un hospital le puso una factura de 20.000 euros por operarse de un tumor). Este tipo de bulos nacen en sociedades en crisis económica, desesperadas, y sólo son espitas por las que sale el gas del cabreo social. Son caldo de cultivo de movimientos xenófobos y de ultraderecha (también los judíos tenían la culpa de todo en la empobrecida Alemania de entreguerras) y no van a servir más que para hacer sufrir a comunidades enteras, distrayéndonos de lo realmente importante que hemos de cambiar o mejorar.

2- Los negocios de los chinos en España son en general pequeños y familiares: bares, tiendas... como mucho algún taller textil o de calzado, tampoco grandes. Que contraten a sus amigos o familiares es normal, por el tema de que se pueden comunicar entre ellos mejor, o por solidaridad con los que conocen (yo en China también intento a mis amigos a buscar trabajo). La ley no lo prohíbe, y además, si lo hiciera, sería una muestra más de lo mal que trata España a los emprendedores, poniendo tantas trabas legales e impuestos que al final el español medio lo que quiere es ser funcionario. Cosa diferente serían los grandes negocios (fábricas, bancos, etc) que puedan llegar en el futuro desde China a España: allí sí que es normal que España exija unos cupos mínimos de empleados locales, pero las firmas chinas regatearán, y ya veremos en qué posición está España para imponer sus estándares. Una empresa china, por otro lado, paga sueldos que muchos españoles no están dispuestos a cobrar (por ahora), pero que para muchos chinos son mejores que los de su país, así que incluso cuando haya grandes empresas chinas en España, si es que llegan, no es seguro que los españoles se maten por entrar en ellas, a menos que nuestro nivel de vida se acabe poniendo al nivel del de China.

3- Ahí sí que estoy de acuerdo: nos va a tocar una caída de poder adquisitivo y de tiempo libre, trabajaremos más y disfrutaremos menos (a menos de que aprendamos a disfrutar trabajando, que a veces en España nos falta un poco de optimismo laboral). Pero no porque los chinos lo impongan, sino porque el mundo pasa por épocas de bonanza y de vacas flacas, no progresamos siempre, y ahora toca una regresión, como ha pasado en siglos anteriores. Es posible que estemos viviendo un reequilibrio del planeta: con la globalización, ahora que ya no hay límites para la movilidad de las empresas y los trabajadores, los países subdesarrollados podrían crecer y los desarrollados menguar, igualando más la renta de todos los países, lo cual en el fondo es bueno, pero claro, no para nosotros los que hemos estado en el lado en que se estaba mejor... Los chinos, en cambio, están al revés, vienen del subdesarrollo y andan mejorando (de momento, a ver cómo les toca la crisis) tras unas décadas de hambruna y grandes carencias, así que no es que a ellos les encante no tener tiempo libre o tener que ahorrar todo lo que ganan, pero es lo que han venido haciendo las últimas generaciones, y sólo desde hace cosa de 10 o 15 años empiezan a aprender a usar su ocio o disfrutar de algunas comodidades. A ellos también les gusta trabajar lo menos posible y vivir bien, pero vienen de otro momento histórico, y no podemos culparles de lo que vaya a ocurrir. Al menos consolémonos pensando que en otras épocas más cínicas, las grandes crisis mundiales se resolvían con guerras e invasiones. Por lo menos ahora podemos intentarlo arrimando el hombro. Al menos, mientras la economía china aguante, que como ésa caiga también...

Enlace Permanente

Por ahora hay 31 comentarios


España enemeizada
(iba a poner enemeada,
cambié a última hora)

25 de Mayo, 2012, 0:01

Los que viváis en China seguramente conoceréis, aunque sea de oídas, Next Media Animation (o NMA, como también se la conoce), una compañía taiwanesa que hace versiones animadas e irónicas de noticias de actualidad. Aunque cubren noticias de todo el mundo, las que han hecho de la actualidad china son especialmente recordadas, y más teniendo en cuenta que en los medios de comunicación chinos aún no existe la sátira política, que tan buena falta les haría para reírse un poco más de sí mismos. Un Gran Wyoming de la vida...

Hablo de NMA hoy porque Manu Durá, el hombre con mejor mano a la hora de colgar cosas en Facebook, ha puesto hoy en el
Grupo FB de Chinochano una gran joya: la que probablemente es la primera incursión de NMA en la política española. Concretamente -no podría ser de otra cosa- habla de la familia real española, ese clan que está él solito hundiéndose hasta el fango. Espero que podáis ver, con VPN o sin él, este histórico documento:



Como podéis ver, los dibujos de NMA son algo naifs, casi parece como un telediario para los niños, pero tienen su toque encantador, y a veces albergan algo de mala leche. Ya que hoy hemos hablado de ellos, os enlazo vídeos de algunas de las noticias que más han impactado en China en lo que va de año, contadas con la original visión de los animadores taiwaneses. En el mundo NMA, os aviso, China es un panda feo que camina erguido.

El conflicto marítimo chino-filipino



La odisea de Chen Guangcheng



Iron Man III, coproducción chino-estadounidense



La Linsanity
(aunque pasó en EEUU, en China y Taiwán también ha dado que hablar)



La campaña contra los guiris
y el patinazo del presentador Yang Rui


Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios


Artículos anteriores en Mayo del 2012




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español





Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China por descubrir
China por descubrir II
China Viva
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré