chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Julio del 2012


Revival de las polémicas de 2008

31 de Julio, 2012, 0:01


El ambiente olímpico inunda Pekín, aunque ya no sean "nuestros" Juegos... Como China gana muchas medallas por día -qué envidia- es entretenido ponerse la televisión para ver las victorias de la jornada, y pese a la diferencia horaria, el canal deportivo emite en directo o en diferido las proezas de Londres las 24 horas del día, así que casi podemos sentirnos como hace cuatro años... para bien o para mal, porque muchas veces, sobre todo en el caso de controversias que rodean a los chinos, hay cierto aroma de deja vu.

En los pocos días que llevamos de Londres 2012, ha habido muchísimas noticias relacionadas con China en la información olímpica, y algunas han despertado grandes debates. Comentaré alguna:

- La inauguración londinense, comparada con la pequinesa: Las comparaciones son odiosas, pero estaba claro que la apertura de Danny Boyle iba a ser comparada con la de Zhang Yimou hace cuatro años (por cierto, que este segundo cineasta, estos días, anda metido en un buen lío). Boyle y la organización de Londres 2012 mostraron extrema inteligencia organizando una ceremonia totalmente diferente, que no buscara competir con la de Pekín en belleza visual o perfección de sus artistas -algo prácticamente imposible- pero también pudiera gustar a la gente. Y Londres lo consiguió con dos puntos fuertes en los que los ingleses, en general, superan a los chinos: el humor (mister Bean, el gag de la Reina...) y la música pop (Beatles, Queen, Sex Pistols...). La ceremonia de Pekín fue más bella y perfecta (sólo la vieron mal aquellos que la politizaron), pero la de Londres fue más divertida -de hecho, probablemente es la única inauguración olímpica que ha sido divertida- y sonó muchísimo mejor. Los británicos resolvieron la papeleta de "suceder a Pekín" con un enfoque inesperado y muy avispado, ¡bravo por ellos! Lo de la Reina tirándose en paracaidas es una escena insuperable... ¡ah, y se mostró con ella, una vez más, que el uso de trucos en las aperturas de unos Juegos es totalmente normal! Lo digo por ciertas niñas a las que tanto marearon en Pekín...

- Las acusaciones de dopaje contra la nadadora Ye Shiwen: han sido la comidilla de los primeros días de Juegos, por su impactante final en los 400 estilos, que nadó más rápido que Ryan Lochte en hombres. Por supuesto, las principales acusaciones han partido de Estados Unidos, un país que, lo voy a decir bien claro, no sabe perder (quedó segunda una de las suyas). No puedes lanzar a las bravas públicamente tales calumnias si los tests no lo han indicado. Eso es sucio, y esa suciedad rodeará a la pobre Ye, que ahora tiene 16 años, toda su carrera (a Lance Amstrong, al menos, se lo soltaron al final de sus días deportivos). Mientras los laboratorios no digan nada, todo lo que le están echando a la chica es vergonzoso. Que por cierto, recuerda a las
acusaciones contra las gimnastas chinas que ganaron el oro en Pekín... Entre Ye, las gimnastas y las niñas chinas de la apertura de los JJOO de Pekín... ¿Podría dejar el deporte americano de atacar a jovencitas orientales? Es tan, pero tan feo... y encima no hace gracia porque esta vez no hay guiñoles...

- Las críticas al sistema deportivo chino: siempre igual, que si los deportistas chinos sufren mucho de pequeños, que si los tratan como esclavos... vamos, como si Michael Phelps se hubiera convertido en leyenda olímpica a base sólo de ver dibujos animados y jugar con la PlayStation... ¡para todo atleta es muy, pero que muy duro llegar a la elite! ¿Estamos seguros de que los únicos deportistas que han "perdido" su infancia son los chinos? Y muchos deportistas de elite chinos han salido de la pobreza con los programas deportivos estatales... ¡para muchos una durísima escuela de alto rendimiento ha sido su salvación! Aquí, como en tantas cosas, hay mucha demagogia, y es un temita que ya huele porque se saca siempre en época olímpica, el resto del tiempo al periodismo deportivo se la refanfinfla la disciplina que han de sufrir los futuros campeones chinos.

- China arriba en el medallero: desde el primer día, China ha tenido gran ventaja sobre otros países en el medallero, llegando a doblar en oros hasta a la gran rival, Estados Unidos... Pero la verdad, yo veo muy complicado que mantenga este primer puesto. Los americanos aún van a ganar muchos metales en natación, una de las disciplinas que reparte más oros, y cuando llegue el atletismo, el Tío Sam siempre tiene muchos más éxitos que China, en otro deporte con muchos premios. En todo caso, y como de momento los españoles no nos estamos comiendo un rosco, está bien ver a los que te rodean en Pekín contentos porque sus paisanos suben a lo más alto del podio.


El País Digital lleva desde el inicio de los JJOO
poniendo este patético medallero con España a cero...



- Y otras polémicas varias: que si quita una bandera, que si pon otra bien, que si ese cartel no me gusta ... vamos, que en unos Juegos las controversias te tienen siempre entretenido entre competición y competición. En el fondo, me encantan todas estas polemiquillas y pasarme el día
discutiendo en Facebook y Twitter sobre ellas...

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Reflexiones mientras manejo mi barca por Sanlitun

27 de Julio, 2012, 0:01






Las inundaciones que
comentábamos al principio de la semana, sufridas por Pekín el sábado pasado, han continuado siendo todo este tiempo el tema más candente de la actualidad china, e incluso han saltado a la prensa internacional, sobre todo por las críticas que el Ayuntamiento se ha llevado por la mala respuesta dada al desastre natural. La cifra de fallecidos, 77 de momento, también ha motivado preocupación. Por todo ello, hago hoy unas reflexiones más sobre ellas, para añadir a las que ya escribí el lunes:

- Si esto llega a pasar hace cuatro años, se habría montado la de dios: imaginaos esta crisis de credibilidad que atraviesa el gobierno pequinés en el mismo verano en el que organizaba unos Juegos Olímpicos: ¿Habría cundido el pánico entre algunos equipos y se hubieran negado a venir? ¿Habrían aplazado los Juegos? ¿Habrían fracasado? Es curioso que todo haya ocurrido en las vísperas del inicio de los JJOO de Londres, un poco como para hacernos reflexionar a todos sobre si Pekín realmente se modernizó con sus propias Olimpiadas... Conviene recordar que en los Juegos de Pekín también llovió bastante, sobre todo en los primeros días, pero no se anegó tanto la cosa. Y recuerdo muy bien que exactamente un año antes de que comenzaran los Juegos cubrí un acto de Reporteros Sin Fronteras contra las Olimpiadas, en el que estaba el máximo jefazo de RSF, y allí sí que cayó un chaparrón descomunal, en el que me vi con agua hasta más arriba de la rodilla, sin exagerar. Llegamos a pensar que las autoridades chinas habían provocado la lluvia, como bien saben hacer, para perjudicar a la protesta.

- En la cuenca del Yangtsé deben estar alucinando pepinos: a ellos cada verano, y varias veces, les caen temporales que convierten en ríos calles de ciudades como Wuhan, Nanjing, Changsha, etc. Decenas, y a veces cientos de personas, mueren en estos desastres naturales cada temporada estival. Ahora va Pekín, sufre unas inundaciones, ¡y se arma una enorme! Ellos deberán estar pensando "pues a nosotros bien que nos pasa cada mes, y no nos hacéis ni caso los juntaletras". Está claro que el hecho de que Pekín albergue a buena parte de la prensa extranjera acreditada en China ha contribuido a que las inundaciones pequinesas hayan tenido mucho más eco que otras peores que ha habido en el sur del país cada año, que fueron mucho más destructivas y mortíferas. Así de cruel es la información: si no hay periodistas allí, es como si no pasara nada.

- Qué tranquilo se ha quedado Pekín: no voy a decir que esté vacío, como se asegura en algunos diarios y microblogs, pero la verdad es que el ligero miedo que en la población ha producido este suceso ha hecho que la ciudad disminuyera mucho su tráfico rodado y peatonal en esta semana. Muchas empresas han reducido la jornada de sus empleados para que volvieran pronto a sus casas, por si volvía a haber temporal. Curiosamente, el que se anunciaba para estos días esquivó Pekín y se fue a la ciudad vecina, Tianjin, a la que también sumió en el caos, aunque allí no murió gente. A los tianjineses se les anunció por móvil de que tuvieran cuidado con la que iba a caer, a los pequineses no. Con un Pekín medio vacío, mucha gente dice que la situación recuerda a la epidemia de SARS, que tanto nos acongojó, pero yo personalmente os digo que sufrí más pánico entonces que ahora. El agua al menos la ves venir, los virus microscópicos no.

- Los microblogs han sido una fenomenal herramienta: los ciudadanos los han usado para colgar mapas en los que avisaban de los puntos de la ciudad con más peligro de anegarse. También para denunciar que las alcantarillas de la Ciudad Prohibida, con siglos de historia, funcionan mejor que las de modernas calles donde se construyeron los desagües hace pocos años. Sina Weibo ha servido para hacer odiosas comparaciones entre los sistemas de alcantarillado de otras ciudades olímpicas con los de Pekín. O para intentar actualizar la lista de víctimas al ver que el Gobierno de Pekín dejaba pasar los días sin cambiar la suya, para gran descontento de los pequineses, que han vuelto a desconfiar mucho de su alcalde.

- Saber escapar de un coche hundido se ha convertido en el típico truco de bricolage que toda persona debe saber: Han circulado vídeos explicativos de cómo hacerlo por toda la red internetera china (al parecer, el mejor método es usar el reposacabezas como martillo). No gastes energías en intentar abrir la puerta o la ventana, porque la presión te lo impedirá. Y el parabrisas es más duro de lo que parece, tu puño o tu cabeza (algún conductor fallecido el sábado pasado lo intentó así) no serán suficientes. Esta semana incluso ha habido una reportera china que, con gran afán investigativo, se metió en un coche que con una grúa fue llevado a una piscina de varios metros de profundidad, para probar todos los métodos posibles de escape. El "reportaje" fue televisado y muy seguido por los preocupados ciudadanos de Pekín y otras urbes chinas.

- Hay cierta confusión con el alcalde: muchos medios dicen que el hasta la semana pasada jefe del consistorio pequinés, Guo Jinglong, ha dimitido por las inundaciones, pero no parece que sea exactamente así. A Guo lo nombraron hace unas semanas, bastante antes del desastre, secretario general del Partido Comunista en el Comité de Pekín, un cargo que en realidad está por encima del de alcalde. Al conseguir ese puesto, deja la alcaldía que tenía hasta ahora: en realidad le han ascendido. Es verdad que a lo mejor podrían haber esperado unos días o semanas más con Guo teniendo los dos cargos, pero, con inundaciones o sin ellas, iba a haber cambio de siñoalcalde de forma inminente.

- Algún medio americano ha dicho que esto ha sido el "Katrina chino", y yo alucino: no me parece que todavía podamos establecer esos paralelismos, teniendo en cuenta que en Pekín han muerto, según las cifras provisionales, 77 personas, y con el huracán fallecieron 1.800. En los dos casos hubo incompetencia de las autoridades, es cierto, pero creo que por ahora, como mucho, se podría considerar lo de Pekín el "Biescas chino".

- En estas crisis chinas siempre se repite el mismo esquema de relaciones prensa-gobierno-ciudadanos: en China, cuando pasa una gorda, siempre es igual, yo la verdad es que me estoy cansando un poco del juego...
- Ocurre el suceso.
- Es publicado por la prensa oficial.
- La gente desconfía de la información oficial y comienzan a divulgarse rumores por internet.
- Las autoridades reculan y sueltan algo más de información, pero también comienzan a censurar lo que la gente publica.
- La prensa internacional se empieza a interesar especialmente desde que el tema se censura, y se hace eco de los rumores, incluidos algunos exagerados.
- Ai Weiwei comenta del tema, siguiendo la línea de lo publicado en la prensa internacional.
- Gobierno, ciudadanos y prensa se van olvidando del tema cuando sale otro en el país o a nivel internacional.


Cualquier crisis ha seguido esta hoja e ruta: el terremoto de Sichuan, el accidente del tren de alta velocidad del pasado año, el escándalo de la leche de 2008, el mencionado SARS... la historia no avanza sino que gira en círculos.

PD: La foto del principio no es de China, sino de Vietnam, pero bueno, espero que no os moleste... Esas sillas-zueco, en todo caso, son omnipresentes en China, sobre todo como asientos supletorios en los autobuses de provincias.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Barcelona, Pekín, Londres

25 de Julio, 2012, 0:01

Tal día como hoy de hace 20 años se inauguraron los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. ¿Dónde estabas tú aquel día? Yo los vi en Graus, un pueblo de Huesca, y para mi desgracia, en una pequeña tele en blanco y negro, porque no tenía nada más a mano (aviso para los más jóvenes: en el año 1992, la tele en blanco y negro ya era una cosa anticuada).


Al día siguiente todos los diarios decían que la inauguración, protagonizada por Els Comediants La Fura dels Baus y en la que hasta hubo tambores de Teruel, había sido una "explosión de color". Lo dijeron sólo para joderme, lo sé.

Muchas cosas recuerdo de aquellos Juegos que tantas alegrías nos dieron a los españoles tras décadas de sequía deportiva (ahora estamos acostumbrados a los éxitos, pero entonces no). Fermín Cacho girando más el cuello que la niña del exorcista, la plata en waterpolo, las chicas del hockey... pero también recuerdo otra puñeta que me hizo la televisión en esos Juegos: en el último minuto de la final de fútbol que ganó España, cuando Kiko marcó gol tras saque de corner, hubo un apagón por una tormenta en Huesca, y nos quedamos sin verlo. Como no había internet ni chorradas de ésas, hasta el día siguiente no me enteré de que habíamos ganado el oro olímpico.

En fin, qué tiempos aquellos, qué jóvenes éramos... y ahora, 20 años después, los Juegos Olímpicos se juegan en Londres, ya oficialmente una de mis ciudades favoritas, que toma el relevo de aquel agosto de infarto que tuvimos en Pekín hace cuatro años.


El equipo chino viaja a Londres 2012 con una complicada misión, la de mantener el primer puesto en el medallero que logró hace cuatro años con la ventaja de jugar en casa. En 2008, los chinos tuvieron más oros que los estadounidenses (51 frente a 36), pero ganaron menos medallas totales (100 frente a 110). En Londres se verá si lo de Pekín sólo fue un espejismo y los americanos vuelven a reinar en el deporte mundial, o si China se consolida en ese trono. No va a ser nada fácil, la verdad, yo soy pesimista.

En atletismo, los chinos quieren quitarse el mal sabor de boca de Pekín 2008 (ningún oro en el deporte rey de unos Juegos para los anfitriones) y ver a Liu Xiang ganar el oro que logró en Atenas 2004 y no pudo siquiera disputar en 2008, por un drama que los que estábamos aquí entonces conocemos de sobra. Para ello se cruzan en su camino los vallistas estadounidenses y su gran némesis, el cubano Dayron Robles, con el que mantiene una rivalidad -rivallidad- que ya casi puede calificarse de mítica. La final de la disciplina se disputa el 8 de agosto, el aniversario del inicio en los Juegos de Pekín: aunque sea de madrugada, si Liu Xiang logra clasificarse para ella, estoy seguro de que 1.400 de los 1.300 millones de chinos trasnocharán para verle.

En natación, otro de los deportes estrella de unos Juegos -aunque a mí me parece un espectáculo soporífero- China va con más ganas que nunca, con varios campeones mundiales y una de las grandes estrellas actuales del deporte, el nadador Sun Yang, que se convirtió en uno de los grandes protagonistas de los Mundiales de Shanghai 2011 al lograr cuatro medallas (dos de oro) y hacerse con el récord mundial de los 1.500 libres, el más antiguo que había hasta entonces.

En gimnasia, deporte bello pero difícil de entender para los que no estamos muy puestos, China es donde más complicado tiene lo de repetir el éxito de Pekín, donde ganó todos los oros masculinos y buena parte de los femeninos. Los jueces, que siempre son muy caseros en este deporte, no le beneficiarán tanto, y no estará Yang Wei, leyenda de la gimnasia china ya retirado, pero sí Zou Kai, el único deportista chino que logró tres oros en 2008. Y vuelve Teng Haibin, oro en Atenas pero ausente en Pekín. En féminas, los periodistas estadounidenses ya están husmeando en las partidas de nacimiento de las gimnastas chinas para ver si pueden acusarlas de ser demasiado jóvenes, como ya hicieron hace cuatro años. Algo que nunca he entendido, ¿no tiene más mérito ganar si se es más joven? ¿Cuál es la trampa?

En saltos, uno de los deportes que domina China desde hace más largo tiempo, los chinos sueñan con lograr todos los ocho oros desde trampolín y plataforma, algo que estuvieron a punto de conseguir en Pekín 2008 (fallaron en la última competición, cuando parecía imposible que nadie les quitara el pleno, y el Cubo de Agua se quedó en silencio sepulcral). No estará la bella Guo Jingjing, posiblemente la mejor saltadora de la historia, pero sí su amiga Wu Minxia, que sigue la estela de triunfos que dejó Guo.

En deportes de equipo, China, como de costumbre, confía más en las mujeres que en los hombres, sobre todo en voleibol, donde la selección, oro en Atenas y bronce en Pekín, buscará reverdecer los laureles atenienses, algo que no será fácil. Gran ausencia del equipo de fútbol femenino chino, las Rosas de Hierro, que están en decadencia desde los 90 mientras sus vecinas japonesas son campeonas del mundo. Y atención a las chicas del waterpolo, dirigidas por el mítico Joan Jané... Los chicos, en cambio, sólo jugarán al baloncesto, en el mismo grupo que España y ya sin Yao Ming, retirado el pasado año.

En tenis de mesa, es seguro que China no repetirá la hazaña insuperable de Pekín 2008: todas las medallas individuales masculinas y femeninas (oro, plata y bronce) y oro en las dos competiciones por equipos. No lo va a conseguir pero no porque ya no sea el país dominante en el deporte, que lo sigue siendo, sino porque la federación internacional, que hace lo posible para que el deporte no sea un aburrido monopolio de China, ha establecido un máximo de dos representantes por país en el individual masculino y femenino, así que como mínimo China se pierde los bronces. Ya no estará el gran Ma Lin, oro en Pekín y que no era nada malín (risas enlatadas), pero sí está la plata, Wang Hao, y el mejor jugador actual, Zhang Jike, que aún no ha probado las mieles del podio olímpico.

En bádminton, otro deporte dominado hasta la monotonía por los chinos, estará uno de los deportistas más queridos por los chinos, Lin Dan, que lo ha ganado ya todo, varias veces, y ahora busca su vigésimo segundo oro en un torneo internacional, ahí es nada.

Y siguiendo con las raquetas, no nos podemos olvidar del tenis y de Li Na, una de las deportistas más mediáticas de China actualmente -por el Roland Garros que ganó el pasado año, y por su fuerte carácter-, que va a por todo en el individual, con el permiso de las rusas, aunque está un poco molesta con su federación porque le obligan a jugar también los dobles.

Luego está ver si las chinas son buenas en boxeo femenino (disciplina que se estrena en Londres), si deportes poco mediáticos como la halterofilia o el tiro les siguen dando tantos oros como siempre, y si en natación sincronizada son mejores o peores que las españolas y las rusas. En definitiva, que los chinos tienen mucho deporte que seguir apasionados, aunque eso sí, los horarios no van a acompañar demasiado al telespectador local, por la diferencia horaria. Va a tocar trasnochar, pero bueno, por lo menos esta vez lo veremos en color, no como hace 20 años.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Con el agua al cuello
(también en Pekín)

24 de Julio, 2012, 0:01


Las inundaciones en China, aunque frecuentes, son para los que vivimos en Pekín algo lejano, del sur del país, casi tan ajenas como para los que las ven en el telediario europeo a miles de kilómetros de distancia. Pero las inundaciones nos visitaron, y de qué manera, el pasado sábado, cuando las peores tormentas en 60 años en la ciudad (eso dicen los meteorólogos, aunque bueno, ellos siempre están diciendo que cualquier fenómeno extremo es el peor de la historia moderna de China) anegaron calles, provocaron corrimientos de tierra en zonas montañosas de los alrededores de la ciudad y causaron nada más y nada menos que 37 muertos en el municipio. Por una vez nos sentimos como sufridos habitantes de la húmeda delta del Yangtsé.

Yo las inundaciones las viví, imagino, como todo hijo de vecino, desde casa y alucinando de que la lluvia no parara (estuvo lloviendo a chuzos 20 horas seguidas, algo que en Pekín no es para nada habitual). Por la mañana, con el principio del chaparrón, incluso me había dado una vuelta con la bici y ese impermeable especialmente pensado para ir en ella (genial invento chino), pero en la tarde ya estaba claro que había que guarecerse en casa.

Los pequineses piensan, pensamos, que la gran culpa de las inundaciones, al menos en la parte urbana, la han tenido los malos sistemas de alcantarillado que hay en la ciudad. No ha hecho falta que ocurriera lo del sábado para saberlo: en verano, cualquier tormenta veraniega convierte muchas calles, sobre todo los cruces de avenidas, en grandes ríos por los que a veces es imposible cruzar si no es mojándote hasta la rodilla. La ciudad, que es bastante llana (pese a estar entre montañas), no canaliza bien el agua cuando cae tan de golpe, y la falta de un gran río o una costa que pueda llevarse buena parte de esa lluvia dificulta más las cosas.

A ello se unen escasas alcantarillas por las que se pueda filtrar agua al subsuelo, y es posible que unas alcantarillas subterráneas muy pequeñas, por lo que el agua exterior tiene que hacer cola para entrar en el interior. Extraño en una ciudad que tiene una extensa red de refugios antinucleares bajo tierra construidos en la época de Mao, y que ahora podrían ayudar a ampliar esas alcantarillas tan escasas... A veces el problema se intenta paliar quitando la tapa de alcantarilla entera, pero puede resultar peligroso para los peatones y ciclistas, que se pueden caer en el agujero.

Si con chubascos normales ya me he visto otras veces casi nadando en las calles, no quiero ni pensar cómo se pondría la cosa el pasado sábado... dicen que en algunos pasos subterráneos había hasta cuatro metros de agua, y que algunos fallecidos perdieron la vida en trampas acuáticas como ésas, atrapados en sus coches.

Y una cosa alucinante fue que, pese a lo que estaba lloviendo, no se anuló el partido de liga que jugaba ese día en casa el Beijing Guoan, y que perdió ante el Hanghou. Se ve que los visitantes vienen de una zona más lluviosa y están acostumbrados a cambiar el balompié por el waterpolo.



Tenéis una amplia colección de fotos de las inundaciones pequineses en la última entrada de ChinaSmack.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Chinochano & Chinitis
¡ese dueto imposible!

19 de Julio, 2012, 0:01





Aquellos lectores que seguís el blog con asiduidad recordaréis el enfrentamiento epistolar que el autor del blog Chinitis y yo tuvimos a finales de mayo, cual Góngora y Quevedo de la era digital (yo me pido ser Quevedo).

El tiempo lo cura todo, y unas birras todavía más, así que propuse a Joaquín Campos, autor de Chinitis, que quedáramos más adelante en tierras chinas (entonces yo estaba en España) para vernos cara a cara, aclarar desacuerdos, intentar buscar puntos en común y, quizá, fumar la pipa de la paz.

El encuentro tuvo lugar el pasado fin de semana, no en terreno neutral porque se hizo en Pekín (él ha residido los últimos años en Shanghái), y os puedo decir que fue agradable y cordial. No tuve que sacar el alfanje que me había ocultado en la americana, charlamos largo y tendido, y aunque cada uno expresamos nuestras ideas y posiblemente no nos convencimos mutuamente, creo que no pasamos mal rato. Él me convenció de que no tenía nada que ver con algunos "flames" que hubo en el pasado en mi blog, en los que él salía mencionado, así que me imagino que se trata sólo de fans suyos con sangre algo caliente.

El autor de Chinitis, en persona, es bastante más moderado, con China y con el mundo en general, de lo que parece ser en sus escritos. Cordial y simple en el trato, flexible en el diálogo, te trata de tú a tú, sin pretensiones... De China le disgustan muchas cosas, sí, pero tampoco es de esos "siemprenegatifos" que diría Van Gaal, en la conversación no tiene por qué hablar siempre en términos peyorativos del país.

Me dio la impresión, no sé, de que al escribir se mete en un personaje, quizá literario, más serio y seco que su yo real. Me hizo gracia que siendo así es como mi némesis, porque yo -creo- soy más serio en la vida real que cuando escribo en el blog...

Tras las cervezas y el apretón de manos final, se me ocurrió proponer al autor de Chinitis, para ver cómo reaccionaban los lectores respectivos, unir nuestras palabras en un post, mediante una minientrevistilla. ¿Por qué no? ¿Acaso no jugó Figo en el Madrid?

Joaquín Campos aceptó, y a continuación os copiopego la conversación, aunque ya digo, cuando escribe se transforma un poco...



Una muestra de que tras la piel de lobo hay un cordero:
Ese peluche de Lele al fondo (¡y no debe haber muchos en el mundo!)



- ¿De dónde viene lo de Chinitis? ¿Y a qué se dedica su autor en sus ratos "libres"?

El sufijo "itis" significa "inflamación"; conjuntivitis, amigdalitis… y diríamos que China, en parte, me produce ciertas inflamaciones. Cosa normal con tanta polución y tanta gente.

Yo en mis ratos libres me dedico a trabajar realizando consultoría de cocina: organizo promociones de cocina y vinos patrios, enseño a los restaurantes las técnicas de la cocina española, busco a los mejores proveedores para los restaurantes y hoteles… también leo. Pero mi dedicación en cuerpo y alma es la escritura, que no me da dinero (aún) pero sí inmensas satisfacciones internas.

- En el blog aparentas ser un residente en China harto de este lugar... pero sorprendentemente, en la "vida real" no es tan fiero el león como lo pintan, tus opiniones parecen más moderadas. ¿En tus encuentros te metes, digamos, en otro personaje?

Las historias que escribo, en su mayoría, son críticas. Y nacen de una denuncia. Por eso desprenden un análisis que suele ser duro. Pero cuando no escribo sobre temas denunciables soy más tranquilo.

- También dices que "Chinitis" es una especie de ejercicio literario... Dinos para qué te preparas, qué proyectos editoriales tienes.

Mantengo abiertos dos blogs y ejercicios privados sin previsibles salidas comerciales. Y esto me parece lo necesario para poder llegar a la meta, mediante el entrenamiento diario, que no es otra que terminar un libro al que le queda muy poco. Luego lo del editor y todo eso ya se verá. Espero, por supuesto, que se publique. Pero como no escribo ni por encargo ni por dinero aún puedo decir que hago lo que me da la real gana. El proyecto nace por una idea que me lleva machacando desde hace tiempo: contar una realidad china, que acontece a diario, y que a día de hoy nadie ha querido transcribir. Narro veinte días en la vida de un lao wai en China, sin principio ni final. Con el lenguaje rudo del personaje. Sin censura. Lo que hace y piensa un tipo como mi protagonista, un auténtico enfermo europeo, como tantos.

- Nos sorprendes diciendo que ¡te vas de China! ¿Por qué? ¿A dónde diriges tus pasos?

Llevo cinco años en China que considero más que suficientes. Yo no soy ni un hombre de negocios ni un empedernido aprendiz del idioma mandarín. A los meses de aterrizar me preparaba para marcharme, pero una serie de acontecimientos personales –trabajo rimbombante y amor- me dejaron más tiempo del previsto en suelo "han". Y me voy a Camboya para no salir de Asia. Mi sueño: Japón. Pero mientras se gesta, Camboya, un paraíso virginal.

- ¿Habrá entonces un "Camboyitis"?

No. Camboya ni genera tantas noticias ni me produce urticaria. Hablaré de Asia, eso seguro. Todo dependerá de cómo haya salido el supuesto libro.

- Me da un poco de miedo preguntarte esto, pero bueno... ¿Qué es, en tu opinión, lo peor de China?

Su apego al dinero, su falta de valores humanos, la extrema contaminación; aunque lo más lamentable es ver como copian a Occidente y además, mal. Lo mejor: su cocina, su te y los masajes.

- A veces los extranjeros que viven en China tienen algún acontecimiento, digamos, traumático, que les vuelve un poco pesimistas, lo que algunos llaman -por lo menos en Pekín- el "Pekinazo". ¿Te ha pasado a ti algo así? ¿Llegaste a China ilusionado por estudiar tai chi y acabase hasta los taichis de los chinos?

Mis traumas se basan en simplismos: que el que me alquila la casa me intente estafar con la fianza o que el taxista me devuelva mal el cambio. Yo no sufrí Pekinazo. Y eso que los que no lo sufren suelen estar expatriados por sus empresas a ocho mil euros la mensualidad más el colegio de los niños.

- ¿Te irás, no obstante, con algo positivo de este país?

Por supuesto. Nunca había visitado cincuenta y dos ciudades en ningún país, y en China lo he conseguido. Amigos, momentos… y sobre todo, que en China me he hecho lo más parecido a un escritor.

- Otra pregunta que me da un poco de miedo preguntar, pero también, allá va... Has comentado alguna vez que tienes muchos amigos periodistas españoles que trabajan en China, ¿te atreves a comentar cómo ves la imagen de China que de sus noticias -de nuestras noticias- llega a los lectores españoles?

España está hundida y su periodismo también. No debería ser una sorpresa. La investigación y las artes también andan en plena depresión. Es un reflejo general de la situación de pena andante de nuestro país. El periodismo en China de los periodistas patrios es: permisivo, fraudulento, previsible y copiativo. Salvo raras excepciones, el lector en España sólo recibe teletipos traducidos que hablan de economía numérica y banalidades varias. No es normal que se pasen por alto las mayores atrocidades que, sin estar en épocas bélicas, acontecen a lo largo y ancho de nuestro planeta. Como lector, sufro. No he visto un país en toda mi vida con un mayor abanico de momentos noticiables. Comprendo a la perfección que si no eres eunuco, en China vives mejor que en España. Pero un periodista debe cumplir una labor muy necesaria, que realmente es una obligación: informar de lo acontece. Cueste lo que cueste. Y si es el visado lo que se pierde, ya vendrán otros soldados.

- Y finalmente, sobre nuestra agria polémica con Iñaki Gabilondo del pasado mes de mayo, ¿pelillos a la mar?

Hace tiempo que dejé aparcado el rencor. Lo que sí no admito es doblar la rodilla cuando la pelota te la dejan botando y de cara. Prometo ser amistoso pero nunca me asentaré en la dejadez. La progresía está matando a este mundo, al que para disfrutarlo sólo habría que llamar a las cosas por su nombre.

Enlace Permanente

Por ahora hay 23 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Caspa verbal

18 de Julio, 2012, 0:01




Hay un blog extremadamente raro y bueno -aunque este año no está muy activo- que se llama Frases a 0'99, dedicado a compilar aquellas frases que, de tanto decirse y oírse, están completamente agotadas.

Un ejemplo tomado de ese blog, para que os hagáis una idea:


Aunque en general los españoles desconocemos bastante China -quizá sea por eso-, este país, o esta cultura, es uno de los temas en torno al cual hay más "frases de 0'99" en nuestras relajadas y poco documentadas conversaciones del día a día. Tantas que darían para un blog como el mencionado al principio, pero íntegramente dedicado a lo chino.

Mi proyecto de hoy es de gran importancia para nuestro futuro como especie, y está relacionado con lo anterior: se trata de dilucidar cuál es la frase más casposa sobre China. La más ajada, la más obvia, la que está más gastada que las chirucas del Fugitivo.

Y para ello, ¿adivináis qué? Pues sí, os he preparado una...



Y en ella os pido que votéis cuál de las frases merece este honor. Pasaos por el sondeo, contestad a placer, y dentro de un tiempo razonable veremos los resultados.

Por cierto, podéis proponer en los comentarios (de este blog o de la encuesta) más frases que las enunciadas, y si me gustan vuestras sugerencias las incluiré en el referéndum.

Que quede claro que no se trata de votar si se está de acuerdo o no con las frases: unas serán verdad, otras mentira, otras una opinión, otras un hecho... Lo que se trata es de dilucidar cuál es la que tiene más caspa, simplemente.

A votar, que por lo menos en este caso el elegido no incumplirá promesas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 16 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Chándales de crispación

13 de Julio, 2012, 0:01

Ya se acercan los Juegos Olímpicos de Londres, que sucederán a los que vivimos hace cuatro años con pasión en Pekín, y como ya sabemos los pequineses, en las semanas previas a que comiencen van a salir polémicas olímpicas de lo más peregrino y tonto. Ya ha habido dos relacionadas con algo tan aparentemente inocente como la ropa que van a llevar los atletas.

Una de ellas, no os penséis que no me he enterado desde la lejanía, se produjo en España, cuando se presentó, hace unos meses, la ropa que llevarían los atletas españoles que competirán en London. Al parecer, el diseño no gustó nada a casi nadie, sobre todo el chándal del centro de la imagen:


La responsable de este chándal un poco "choni" -muchos en España, no me engañéis que lo sé, comentaron que parecía "comprado en un chino"- es la marca rusa Bosco, que por lo visto se ofreció a vestir a la delegación española prácticamente gratis, sólo por la buena publicidad que pensaban que iban a tener con ello. Los mandamases que eligieron a Bosco argumentaban que en estos tiempos de crisis había que buscar "gangas", mientras que mucha gente se quejó de que habiendo marcas deportivas españolas, era un poco injusto vestir a los españoles en el exterior... (Hace 4 años, en todo caso, a los olímpicos españoles también les vistió una marca extranjera, la china Li Ning).

Yo ya conocía, sin saberlo, el particular estilo "tatuaje tribal" de la marca Bosco, porque el equipo ruso llevaba chándales así de llamativos en Pekín 2008, algo que de hecho comenté casi sin darme cuenta en un post de aquella época. En esa ocasión creí que ese diseño un poco orientalista era una especie de gesto de los rusos hacia China, pero ahora he aprendido que no, que los de Bosco son así siempre...

En fin, saco a colación este caso, que en España ya conoceréis muchos, para mencionar otro similar que ha salido esta semana, pero que en vez de involucrar a rusos y españoles afecta a estadounidenses y chinos. El esquema ha sido similar: primero, el comité olímpico estadounidense ha presentado la ropa que van a llevar los atletas en Londres (aunque en este caso no hay chándal, sólo la ropa noble, la que llevarán, por ejemplo, en la ceremonia de inauguración).


Y bien, al poco de presentarse esta ropa, que es de una marca estadounidense tan famosa como Ralph Lauren, alguien reveló que los trajes habían sido fabricados en China. Aunque a estas alturas del siglo a nadie le debería escandalizar (¿qué empresa textil, Zara incluida, no ha trasladado producción a Asia para abaratar costes?), se ve que a algunos estadounidenses no les ha gustado la noticia e incluso ha habido un senador que ha propuesto quemar la ropa públicamente, cual brujas de Salem, porque dice, de forma similar a la polémica española, que habría que haber usado ropa fabricada en EEUU, con la de paro que hay también en los Iuesei.

En fin, que está todo tan crispado con la crisis, que uno no sabe qué ponerse. Espero que el senador no se entere de que Ralph Lauren era hijo de emigrantes de la Unión Soviética (del territorio de la actual Bielorrusia, más concretamente), o que en China también se están fabricando a destajo las banderas que se usarán en los Juegos londinenses, porque si alguna de estas informaciones llega a sus oídos, igual le da un síncope al pobre.

Ah, por cierto, ya que en este post he nombrado de pasada a Li Ning, aprovecho para mencionar otras informaciones que han salido estos días sobre ropa deportiva, implicando a esta marca: en muchos medios de comunicación españoles circula la errónea noticia de que Li Ning, la más importante firma de ropa deportiva de China, está en quiebra, habiendo dejado en la estacada a equipos como el Real Zaragoza o el Celta, que en principio iban a estar equipados con la marca en la próxima temporada.

No es así: lo que ha quebrado es la distribuidora de Li Ning en España, que era una sociedad conjunta formada por Li Ning y por una empresa deportiva española, la cual, si mis fuentes no me han engañado, es la cántabra Austral, y es la que realmente ha caído víctima de la crisis española. Li Ning, la empresa madre, sigue en plena forma -con peores resultados este año, eso sí, pero como todas en estos tiempos- y va a vestir, cómo no, al equipo olímpico chino.

Con los chándales que llevarán los chinos para Londres 2012, éstos, creo, sin polémicas, me despido por hoy.

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Medida extrema (y dura)

10 de Julio, 2012, 0:01



La semana pasada eran liberados en China, tras casi tres meses de detención, dos jóvenes extremeños que estaban acusados de robar un ordenador portátil en una discoteca de Hangzhou. Pude hablar con ellos por teléfono para escribir una noticia en el trabajo, y por lo que me dijeron deben estar ya a punto de regresar a España, después del susto.

La noticia ha tenido, creo, cierta resonancia en España, donde me ha parecido ver dos tipos de actitudes, las dos igualmente extremistas (que no extremeñas): la de aquellas personas que decían que los dos jovencinos eran inocentes, que todo era una injusticia y que los liberaran de una vez, y, en el otro lado, aquéllos que aseguraban que los chavales eran realmente culpables, y que lo que les había pasado les estaba bien empleado, por manguis. Las dos posturas me parecen algo exageradas: no sé si es por la sangre caliente española, o porque en las noticias de los diarios web sólo comentan los que están radicalmente a favor o en contra de una información.

A los opinantes del primer tipo, les diría que está bien eso de que una persona sea inocente hasta que no se demuestre lo contrario, pero los dos chavales finalmente reconocieron que sí habían tomado el ordenador, aunque eso sí, con el atenuante de que llevaban unas copas de más. En todo caso, es muy gracioso eso de pensar que todos los españoles que están detenidos o procesados en el extranjero-sólo los que están en el extranjero- son inocentes y están siendo objeto de una injusticia: ¿no es un poco chauvinista esa postura? Delincuentes los puede haber de cualquier nacionalidad, y ningún "gen" nacional lo impide.

A los del segundo tipo también habría que matizarles, ya que, si bien los delitos han de pagarse, creo que los dos extremeños han sufrido un castigo excesivo: tres meses detenidos y aislados (ni siquiera podían estar en la misma celda), incomunicados sin poder hablar por teléfono o con internet con la familia, durmiendo prácticamente en el suelo... ¡Todo por robar un ordenador, y sin ni siquiera sentencia! Vale que cada país tiene su propio sistema de justicia, pero no me parece ni medio normal.

Y aquí se podría hablar ahora largo y tendido del sistema de detenciones preventivas chino... En China, donde el "habeas corpus" básicamente no existe, muchos presuntos delincuentes, antes del juicio, pueden estar tres meses detenidos, o incluso más si las autoridades consideran el caso grave o sensible (seis, doce...). No son llevados a prisión, sino a "centros de detención" de la policía, donde, como les pasó a los extremeños, comparten habitación con decenas de personas, en un dormitorio comunal, a la espera de juicio o de que, en el caso que nos atañe, se retiren los cargos o las autoridades decidan poner fin al contencioso.

Narcotraficantes, prostitutas, autores de pequeños robos, evasores fiscales (el famoso caso del artista Ai Weiwei) o disidentes políticos ("agentes subversivos", a ojos de las autoridades chinas) suelen poblar estos centros de detención. En China, parece que el principio que prima es el de que "una persona es culpable hasta que no se demuestre lo contrario", así que ni libertad bajo fianza ni peros que valgan. En casi todos los casos, como han conocido los dos españoles, estarán prácticamente incomunicados, salvo las pocas visitas que se le permiten a los abogados (a veces sólo una al mes). Y en ocasiones, sin ni siquiera avisar a la familia.

Está claro que las autoridades chinas no tienen intención alguna de escuchar o hacer caso a las muchas voces que piden, principalmente desde el exterior, que se acabe con estas detenciones de sospechosos, muchas veces arbitrarias, excesivas y abusivas. Pero, con lo pragmáticas que son esas autoridades, quizá habría que hacérselo ver de otra manera: ¿Se ha dado cuenta la policía de lo caro que resulta mantener en China cada día a cientos, miles de sospechosos detenidos a espera de juicio? ¿No sería más barato dejarles en libertad con o sin fianza y citación del juez?

Enlace Permanente

Por ahora hay 14 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



¿Mejor en un calcetín?

6 de Julio, 2012, 0:01




Supongo que en los últimos tiempos, con todo lo mal que hemos oído hablar de Bankia y otros desmanes de bancos y cajas de ahorros, a más de uno le han dado ganas de llevarse todos los ahorros de las malévolas sucursales y guardarlos en su casa, debajo del colchón, o escondidos en la caja de los cereales.

Este creciente deseo no sólo existe entre los españoles: también hay chinos que no se fían de los bancos y acumulan pequeñas fortunas en su casa, pero ojo, que a no todos les acaba yendo bien con esta estrategia, como hemos visto este año con algunas curiosas noticias que se han publicado en los medios de este país.

Mal le ha ido, por ejemplo, a un campesino chino de Henan, que por culpa de una desgraciadísima serie de accidentes, ha perdido en el incendio de su casa casi todos los ahorros. Aunque como los billetes estaban apretados en fajos, muchos de ellos sólo se han quemado por las esquinas y bordes, por lo que el campesino los ha llevado al banco cercano -ahora sí- para ver si se los pueden recuperar de alguna manera. Las fotos de los empleados del banco intentando poner orden a la chamuscada fortuna del granjero gafe han sido imponentes:




Me alucina de las fotos, entre otras cosas, la serenidad con la que se le ve al campesino, teniendo en cuenta que en un sólo día ha perdido buena parte de sus ahorros, su casa y a su esposa (que murió intoxicada).

Imágenes igualmente chocantes llegaban hace unos meses de Sichuan, donde otro ahorrador casero sin suerte llegó a un banco con sus ahorros literalmente hechos trizas. Al parecer, su esposa tiene problemas mentales, y tiene una tijera. La combinación de ambas cosas provocó esto:


En aquella ocasión, la sucursal bancaria a la que llegó esa colección de recortes se puso manos a la obra para intentar recomponer, como si de un puzzle Educa se tratase, alguno de los billetes...





Lo malo fue que en seis horas ¡solo consiguieron recuperar uno de los 500 billetes! En fin, creo que en los dos casos al final los bancos se apiadaron un poco y devolvieron por lo menos una parte de lo perdido.

Estas noticias me han recordado otras dos en las que también salían montañas de billetes, aunque en esa ocasión no dañados. Una de ellas, con imagen igualmente espectacular, ocurrió en México, pero implicaba a un narcotraficante de metanfetamina chino, un tal Zhenli Ye Gon, detenido hace unos años y que acumulaba en su casa ¡200 millones de dólares en efectivo!


Bien apiladitos, ocupaban una gran parte de una de las habitaciones de su casa. ¡El tipo podría haber dormido encima de su mullida fortuna, en plan tío Gilito!

La otra noticia, que como las dos primeras es de este año, fue un fotorreportaje en el que se contaba que una compañía de autobuses local china pagaba los salarios a sus trabajadores en efectivo desde hace 12 años, pero no solo eso, sino que además usaba para ello los billetes de un yuan (unos 10 céntimos de euro) con los que solían pagar los pasajeros. El resultado, los conductores y revisores, el día de paga, salían con unas pilas de dinero que ni en el Monopoly.






Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Sutiles diferencias

4 de Julio, 2012, 0:01


Aún recuperándome de las noches sin dormir para ver la Eurocopa, he decidido dedicar un rápido y breve post a esos pequeños detalles de la China cotidiana que nos diferencian de la rutina española.

Es decir, no esas grandes diferencias que saltan a primera vista (desde el aspecto de la gente a la forma de los templos), sino esas minucias del día a día que, sin quererlo, se meten en tu vida, y no lo notas hasta que no vuelves a España.

Algunas las he nombrado en algún que otro post, pero bueno, en esta ocasión las intento compendiar:

- En el banco hay que pedir número, como en la carnicería.

- Los coches no respetan el semáforo rojo si van a girar a la derecha.

- La puerta de casa no se cierra del todo si no se usa la llave.

- El papel higiénico usado no se tira al retrete, sino a una papelera (de lo contrario te espera un atasco inminente).

- Al médico has de pagarle, y por adelantado.

- No se usa falsa cortesía (saludar sin apenas conocerse) en ascensores, pasillos de un edificio, etc.

- Las farmacias no piden receta y tienen casi estructura de supermercado.

- Los peluqueros siempre te lavan el pelo (de las pelus con final feliz no pienso hablar aquí, y además en España ya las hay, así que no hay diferencias).

- Muchas luces en las zonas residenciales comunitarias se activan con el sonido.

- No suele haber bañera, ni siquiera cortina, en las duchas de las casas.

- No se puede entrar en Facebook ni en Twitter, salvo que uses un servidor VPN.

- Se tiende dentro, en las galerías, no fuera, en las ventanas.

- No está tan extendido el lavavajillas o la vitrocerámica, pero sí hay mucho más aire acondicionado.

- En los restaurantes primero preguntan los camareros cuántos van a comer, aunque la respuesta sea obvia.

- No hay plantas bajas en los edificios (y a veces tampoco hay planta cuarta o decimocuarta, por temas de superstición).

- Los autos no paran en los pasos de cebra, jamás. Y si los estás usando como peatón, es posible que un coche te pite si se acerca a ellos.

- Desayunar fuera de casa está casi universalizado.

- Los teléfonos públicos están en los estancos, no hay locutorios.

- La luz se paga por adelantado (con una tarjeta que luego ha de pasarse por el contador para tener electricidad) y el agua del grifo no se suele beber.

- Los enchufes son planos, no redondos.

- Se puede fumar en los bares y otros muchos espacios públicos (por ahora, están intentando prohibirlo pero con la boca pequeña).

- No se dan propinas a los camareros (ni a ningún otro colectivo).

- No hay contenedores en las calles (están dentro de las zonas residenciales) ni separación de basura según tipos (esto casi no lo había cuando estaba en España, así que no me acostumbro cuando vuelvo a la patria).

- La gente ha de descalzarse al entrar en la vivienda, tanto en su casa como en la ajena, o al menos ha de preguntar si debe descalzarse (después le darán unas chanclas).

- En el metro hay control de equipajes (al menos en Pekín, una medida de seguridad "olímpica" que se les olvidó quitar tras los juegos).

- No se cierra al mediodía, ni el sábado, ni el domingo (válido para casi cualquier tipo de establecimiento, incluyendo los bancos, aunque éstos cierran a las 4 o 5 de la tarde, pronto para lo que son otros negocios).

- Correos te lleva el paquete a casa, no hay que ir a buscarlo (magnífico servicio).

- La copa (de licor) no se toma tras un banquete, sino durante éste (y repetidas veces).

- Ir en pijama por la calle es relativamente normal.

- Se regatea en muchos establecimientos (no todos).

- El camarero del restaurante, al darte la carta, se queda a tu lado hasta que te decidas. Y no hay menú del día.

- Las cocinas no tienen horno.

- Los taxis te cobran unos yuanes más de lo que marca el taxímetro (suplemento de gasolina) y se les llama con el brazo hacia delante, no hacia arriba.

- La gente se ducha antes de dormir.

- Las chicas usan paraguas cuando hace sol.

- La cama se hace plegando el edredón, o enrollándolo.

- La nevera no está en la cocina.

- Lo primero que te ofrece un anfitrión es agua (caliente).

- Las persianas no existen.


Valga esta lista como ejemplo, pero si se os ocurren más, no dudéis en decirlo. ¡Han de ser cosas totalmente rutinarias!

Enlace Permanente

Por ahora hay 30 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share









Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré