chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Chinochano & Chinitis
¡ese dueto imposible!

19 de Julio, 2012, 0:01





Aquellos lectores que seguís el blog con asiduidad recordaréis el enfrentamiento epistolar que el autor del blog Chinitis y yo tuvimos a finales de mayo, cual Góngora y Quevedo de la era digital (yo me pido ser Quevedo).

El tiempo lo cura todo, y unas birras todavía más, así que propuse a Joaquín Campos, autor de Chinitis, que quedáramos más adelante en tierras chinas (entonces yo estaba en España) para vernos cara a cara, aclarar desacuerdos, intentar buscar puntos en común y, quizá, fumar la pipa de la paz.

El encuentro tuvo lugar el pasado fin de semana, no en terreno neutral porque se hizo en Pekín (él ha residido los últimos años en Shanghái), y os puedo decir que fue agradable y cordial. No tuve que sacar el alfanje que me había ocultado en la americana, charlamos largo y tendido, y aunque cada uno expresamos nuestras ideas y posiblemente no nos convencimos mutuamente, creo que no pasamos mal rato. Él me convenció de que no tenía nada que ver con algunos "flames" que hubo en el pasado en mi blog, en los que él salía mencionado, así que me imagino que se trata sólo de fans suyos con sangre algo caliente.

El autor de Chinitis, en persona, es bastante más moderado, con China y con el mundo en general, de lo que parece ser en sus escritos. Cordial y simple en el trato, flexible en el diálogo, te trata de tú a tú, sin pretensiones... De China le disgustan muchas cosas, sí, pero tampoco es de esos "siemprenegatifos" que diría Van Gaal, en la conversación no tiene por qué hablar siempre en términos peyorativos del país.

Me dio la impresión, no sé, de que al escribir se mete en un personaje, quizá literario, más serio y seco que su yo real. Me hizo gracia que siendo así es como mi némesis, porque yo -creo- soy más serio en la vida real que cuando escribo en el blog...

Tras las cervezas y el apretón de manos final, se me ocurrió proponer al autor de Chinitis, para ver cómo reaccionaban los lectores respectivos, unir nuestras palabras en un post, mediante una minientrevistilla. ¿Por qué no? ¿Acaso no jugó Figo en el Madrid?

Joaquín Campos aceptó, y a continuación os copiopego la conversación, aunque ya digo, cuando escribe se transforma un poco...



Una muestra de que tras la piel de lobo hay un cordero:
Ese peluche de Lele al fondo (¡y no debe haber muchos en el mundo!)



- ¿De dónde viene lo de Chinitis? ¿Y a qué se dedica su autor en sus ratos "libres"?

El sufijo "itis" significa "inflamación"; conjuntivitis, amigdalitis… y diríamos que China, en parte, me produce ciertas inflamaciones. Cosa normal con tanta polución y tanta gente.

Yo en mis ratos libres me dedico a trabajar realizando consultoría de cocina: organizo promociones de cocina y vinos patrios, enseño a los restaurantes las técnicas de la cocina española, busco a los mejores proveedores para los restaurantes y hoteles… también leo. Pero mi dedicación en cuerpo y alma es la escritura, que no me da dinero (aún) pero sí inmensas satisfacciones internas.

- En el blog aparentas ser un residente en China harto de este lugar... pero sorprendentemente, en la "vida real" no es tan fiero el león como lo pintan, tus opiniones parecen más moderadas. ¿En tus encuentros te metes, digamos, en otro personaje?

Las historias que escribo, en su mayoría, son críticas. Y nacen de una denuncia. Por eso desprenden un análisis que suele ser duro. Pero cuando no escribo sobre temas denunciables soy más tranquilo.

- También dices que "Chinitis" es una especie de ejercicio literario... Dinos para qué te preparas, qué proyectos editoriales tienes.

Mantengo abiertos dos blogs y ejercicios privados sin previsibles salidas comerciales. Y esto me parece lo necesario para poder llegar a la meta, mediante el entrenamiento diario, que no es otra que terminar un libro al que le queda muy poco. Luego lo del editor y todo eso ya se verá. Espero, por supuesto, que se publique. Pero como no escribo ni por encargo ni por dinero aún puedo decir que hago lo que me da la real gana. El proyecto nace por una idea que me lleva machacando desde hace tiempo: contar una realidad china, que acontece a diario, y que a día de hoy nadie ha querido transcribir. Narro veinte días en la vida de un lao wai en China, sin principio ni final. Con el lenguaje rudo del personaje. Sin censura. Lo que hace y piensa un tipo como mi protagonista, un auténtico enfermo europeo, como tantos.

- Nos sorprendes diciendo que ¡te vas de China! ¿Por qué? ¿A dónde diriges tus pasos?

Llevo cinco años en China que considero más que suficientes. Yo no soy ni un hombre de negocios ni un empedernido aprendiz del idioma mandarín. A los meses de aterrizar me preparaba para marcharme, pero una serie de acontecimientos personales –trabajo rimbombante y amor- me dejaron más tiempo del previsto en suelo "han". Y me voy a Camboya para no salir de Asia. Mi sueño: Japón. Pero mientras se gesta, Camboya, un paraíso virginal.

- ¿Habrá entonces un "Camboyitis"?

No. Camboya ni genera tantas noticias ni me produce urticaria. Hablaré de Asia, eso seguro. Todo dependerá de cómo haya salido el supuesto libro.

- Me da un poco de miedo preguntarte esto, pero bueno... ¿Qué es, en tu opinión, lo peor de China?

Su apego al dinero, su falta de valores humanos, la extrema contaminación; aunque lo más lamentable es ver como copian a Occidente y además, mal. Lo mejor: su cocina, su te y los masajes.

- A veces los extranjeros que viven en China tienen algún acontecimiento, digamos, traumático, que les vuelve un poco pesimistas, lo que algunos llaman -por lo menos en Pekín- el "Pekinazo". ¿Te ha pasado a ti algo así? ¿Llegaste a China ilusionado por estudiar tai chi y acabase hasta los taichis de los chinos?

Mis traumas se basan en simplismos: que el que me alquila la casa me intente estafar con la fianza o que el taxista me devuelva mal el cambio. Yo no sufrí Pekinazo. Y eso que los que no lo sufren suelen estar expatriados por sus empresas a ocho mil euros la mensualidad más el colegio de los niños.

- ¿Te irás, no obstante, con algo positivo de este país?

Por supuesto. Nunca había visitado cincuenta y dos ciudades en ningún país, y en China lo he conseguido. Amigos, momentos… y sobre todo, que en China me he hecho lo más parecido a un escritor.

- Otra pregunta que me da un poco de miedo preguntar, pero también, allá va... Has comentado alguna vez que tienes muchos amigos periodistas españoles que trabajan en China, ¿te atreves a comentar cómo ves la imagen de China que de sus noticias -de nuestras noticias- llega a los lectores españoles?

España está hundida y su periodismo también. No debería ser una sorpresa. La investigación y las artes también andan en plena depresión. Es un reflejo general de la situación de pena andante de nuestro país. El periodismo en China de los periodistas patrios es: permisivo, fraudulento, previsible y copiativo. Salvo raras excepciones, el lector en España sólo recibe teletipos traducidos que hablan de economía numérica y banalidades varias. No es normal que se pasen por alto las mayores atrocidades que, sin estar en épocas bélicas, acontecen a lo largo y ancho de nuestro planeta. Como lector, sufro. No he visto un país en toda mi vida con un mayor abanico de momentos noticiables. Comprendo a la perfección que si no eres eunuco, en China vives mejor que en España. Pero un periodista debe cumplir una labor muy necesaria, que realmente es una obligación: informar de lo acontece. Cueste lo que cueste. Y si es el visado lo que se pierde, ya vendrán otros soldados.

- Y finalmente, sobre nuestra agria polémica con Iñaki Gabilondo del pasado mes de mayo, ¿pelillos a la mar?

Hace tiempo que dejé aparcado el rencor. Lo que sí no admito es doblar la rodilla cuando la pelota te la dejan botando y de cara. Prometo ser amistoso pero nunca me asentaré en la dejadez. La progresía está matando a este mundo, al que para disfrutarlo sólo habría que llamar a las cosas por su nombre.

Enlace Permanente

Por ahora hay 23 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré