chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Ferrari tastarrazo

30 de Agosto, 2012, 0:01



Aquellos que viváis en Pekín seguramente habréis reparado en la creciente presencia en nuestras polvorientas calles de cada vez más automóviles de superlujo. Ferraris, Lamborghinis, Maserattis, Porsches... Nunca he visto una ciudad con tanto bólido metiendo bulla por sus calles.

Al que se quiera hacer la típica foto al lado de un Ferrari y sacando las llaves de su casa para simular que son las del coche, le sugiero que vaya a Sanlitun, pues muchas de estas bestias pardas de la carretera suelen descansar aparcadas junto al edificio 3-3. Otro lugar para avistarlos cuando están parados son las cercanías de la puerta oeste del Estadio de los Trabajadores (los hijos de ricachones que van de marcha a Babyface y similares). O incluso al lado de mi oficina, en el callejón donde se encuentra el Hotel G.

Cuando están en marcha, dada su velocidad, es más complicado verlos (giropaaaa), pero sí que se les puede al menos oír en las avenidas que hay en las cercanías de los lugares mencionados en el anterior párrafo (Dongzhimenwai, Gongtibeilu...). De hecho, en esas dos calles a veces hay Ferraris o similares que se pasan la noche recorriéndolas, a toda mecha, de un lado a otro (¿serán carreras clandestinas?).

Los dueños de estos deportivos de lujo -o dueñas, que hay mucha modelo despampanante al volante de ellos- son los nuevos ricos chinos, o quizá sus hijos (algunos probabablemente serán vástagos de importantes políticos comunistas). También alguna novia de ellos a la que han tratado de impresionar con semejante regalo. Yo siempre creí que los ricos chinos intentaban vivir con poca ostentación, ya que los chinos, sea cual sea su condición, suelen ser ahorradores, y en un país comunista estaría mal visto aparentar lujo, pero parece que con la relajación de los estrictos códigos marxistas, a muchos ya les da igual y quieren mostrar en la calle que tienen muchos yuanes. No entiendo, sin embargo, por qué ha florecido esta moda especialmente en los últimos dos o tres años: quizá uno de los ricos de la ciudad se compró un Ferrari o similar y comenzó la tendencia.

La proliferación de estos vehículos lujosos en Pekín, y seguramente en otras ciudades chinas, ha traído un año en el que la marca de lujo por autonomasia, Ferrari, haya aparecido en los medios del país no una ni dos, sino en tres ocasiones, aunque ya se sabe que cuando sales en las noticias seguramente no va a ser para nada bueno. Recordemos esas tres noticias, todas ocurridas de noche:

1) Aparatoso accidente en Pekín, que disparó la Radio Macuto: en marzo, un Ferrari se pegaba un trompazo impresionante en Zhongguancun (norte de la ciudad), quedando totalmente destrozado. Murió el conductor y al parecer dos chicas que viajaban con él. Como en esos días estaba empezando a fraguarse el escándalo Bo Xilai, circularon toda clase de rumores en torno al siniestro: que si en el Ferrari viajaba el hijo de Bo, que si era el propio Bo... otros líderes comunistas chinos o sus hijos también estaban en los boletos de apuestas. Y claro, también se barajaba la posibilidad de que las mujeres fueran amantes, concubinas o prostitutas.


A qué velocidad debía ir el tipo
para dejar el vehículo como lo dejó...



Tanta fue la rumorología -para empeorarla, aquellos días también circulaban falsos rumores de golpe de estado en Pekín- que la palabra "Ferrari" llegó a estar prohibida en los buscadores chinos aquellos días. Lo cierto es que no sé en qué acabó todo aquello, ¿alguien sabe si al final se reveló la identidad de las víctimas?

2) Un Ferrari daña una histórica muralla china: poco después, en mayo, Ferrari llevaba a cabo un acto promocional (quien sabe si para hacer olvidar el accidente de Pekín) en la ciudad de Nanjing, donde uno de sus vehículos fue llevado a lo alto de la histórica muralla de la ciudad para su exhibición. Lo malo fue que de noche, con nocturnidad y alevosía, alguien montado en ese Ferrari se dedicó no sólo a circular por lo alto de las almenas (las murallas de la antigua China eran muy anchas y caben varios autos en ellas, tranquilos) sino que hizo derrapes, dejando en el monumento histórico vergonzosas marcas de neumático. Algún medio llegó a decir que había sido en la Gran Muralla China, en plan anuncio de Citroen AX, pero no fue así, ocurrió en Nanjing, a miles de kilómetros al sur.


Ferrari tuvo que disculparse, después de que muchos ciudadanos chinos criticaran, lo que ya no sé es si la marca italiana hubo de pagar alguna indemnización.

3) Otro aparatoso accidente, esta vez en Singapur, pero el conductor era chino: apenas unos días después de la polémica de la muralla, también en mayo, un Ferrari que creía estar corriendo las 24 horas de Le Mans embistió a un taxi en Singapur, lo que causó la muerte del conductor (un empresario chino de 31 años llamado Ma Chi), del taxista y de una japonesa que viajaba en el taxi. El accidente produjo en Singapur alguna llamada a endurecer las leyes de entrada a la ciudad-estado de chinos de China (aclarar que la mayoría de los singapureses también son de etnia china) y mientras, en el gigante asiático, mucha gente dijo estar avergonzada de la imagen que algunos ricos dan del país cuando salen al exterior.


El Ferrari (rojo), el taxi (azul)
y el aprendiz de Fitipaldi que acabó pagando con la vida su burrez.


En esta ocasión el accidente fue grabado con vídeo por un auto que iba tras el taxi (¡también es casualidad que fuera grabado la calle!). Os lo pongo a continuación... advierto que es fuerte, uno de los impactos más bestiales que he visto de dos vehículos, pero no hay sangre.



ACTUALIZACIÓN (18/10/2012): Hala, otro suceso más con Ferraris, y es que no aprenden...

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré