chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Intentando sacar tajada
de un tostón propagandístico

6 de Febrero, 2013, 0:01

Hace casi cuatro años -qué rapido pasa el tiempo, pardiez- China celebró el 60 aniversario de la fundación de la República Popular China con varios actos, que fueron desde un desfile militar en Tiananmen (del que hablamos aquí en su día) a la producción de películas que recordaban aquel momento histórico, obviamente con tonos elogiosos hacia el régimen. El principal filme conmemorativo fue "La Fundación de una República", famosa en aquellos días porque a ella se apuntó mediante cameos prácticamente toda la flor y nata del cine chino contemporáneo (con la llamativa ausencia de Zhang Yimou y Gong Li).

Tanto se habló de la película aquel año en los medios (los chinos porque la promocionaban, los extranjeros porque la acusaban de propagandística, y esta vez creo que con razón) que me la compré en DVD en aquel momento, aunque luego me dio pereza de verla... hasta estas largas
vacaciones caseras que estoy teniendo en Pekín, en las que me armé de valor y me tragué sus casi tres horas con interés más histórico y periodístico que artístico.

Bueno, la película dura casi tres horas, pero a mí igual me costó 10 (dos tardes) verla completa, porque cada minuto tenía que estar deteniéndola para buscar el la Wikipedia quién era y qué cargo tenía el que estaba saliendo en la pantalla de esta película coral -lo indicaban con subtítulos, pero en chino- y cuál era su papel en la historia del país (supongo que a los chinos no les hará falta, lo aprenderán en la escuela, pero a un extranjero esta película se le puede hacer muy cuesta arriba).


El cartel de la película ya te va dando pistas:
seguir a todos  los personajes es más complicado que en Juego de Tronos.



Al final me lo pasé bien y todo jugando al quién es quién, y creo que hasta aprendí historia contemporánea de China, aunque me temo que en pocos días se me habrá olvidado todo.

He aquí un extracto de la película...



La película es propagandística, sí, pero de forma peculiar, porque no sólo los comunistas están muy suavizados en el filme (creo recordar que en la película este bando no mata absolutamente a nadie del bando contrario, y eso que estaban en una guerra civil) sino también se edulcora al enemigo, el Kuomintang (KMT) de Chiang Kai-shek. Es la segunda vez en poco tiempo -antes fue aquí- que veo con sorpresa que una película china da una cara amable del Generalísimo, en otros tiempos uno de los némesis de los comunistas. Chiang Kai-shek (y también su hijo, que a su muerte tomaría las riendas de la República de China en Taiwán) aparece como un hombre reflexivo, preocupado por su pueblo y sufriente. La propaganda china lo trata ahora casi con el mismo guante blanco con el que trata a los líderes comunistas (y no olvidemos que Chiang fue también un dictador, y que muchos civiles murieron injustamente también por sus decisiones, primero en China y más tarde en Taiwán). El principal error que le achacan en el filme es el de haber querido repartir el país con Mao, más que sus maneras dictatoriales o la forma en la que acababa con la disidencia (ya que el régimen comunista acabaría pareciéndose en estas cosas al KMT). Es curioso el acercamiento que a través del cine está teniendo China hacia Taiwán, donde sigue gobernando el Kuomintang.

Por cierto, que también se concede mucha importancia en la película a un tercer partido, la Liga Democrática de China, que ejerció de mediador y que a veces es casi el protagonista de la historia, lo que le da cierto aire "neutral". Hoy en día ese partido sigue existiendo en China, aunque debe tener un 0,001 de los escaños del Legislativo, su papel es meramente decorativo.

Mientras Chiang aparece como una figura atormentada, Mao es mostrado con una campechanía que recuerda a la que nos vendieron durante décadas del Rey de España: El Gran Timonel se nos muestra comiéndose una guindilla de un mordisco (como buen nativo de Hunan, le gustaba la comida bien picante), emborrachándose con su colega Zhou Enla, llevando a caballito a su hija (a la que en la vida real prácticamente abandonó)... En un bombardeo, casi la palma porque había tomado pastillas para dormir y no quería levantarse de la cama, cual adolescente en día de colegio.

En uno de los muchos diálogos (la película es todo conversaciones, casi no hay acción y de las batallas sólo se ven segundos) Mao dice a sus camaradas, en un momento en el que no saben qué decidir: "Por una vez, voy a ser dictador". No sé si los directores lo ponen con ironía o sin ella, pero a un espectador occidental de seguro le llamará la atención. Como al final de la película, cuando, en una escena que no se sabe muy bien a cuento de qué va, un soldado se cuela en una foto de Mao con unas revolucionarias y una de ellas le pide luego al fotógrafo que por favor borre al soldado del negativo (¿preludio quizá de la manipulación fotográfica que llegaría durante la Revolución Cultural y las purgas?).

Una cosa que me llamó la atención es que Tang Guoqiang, el actor que interpreta a Mao, es todo un jefazo en el cine chino: siempre acuden a él para papeles de líder. Tang Guoqiang (su nombre se podría traducir como "País Fuerte") ¡ha hecho de Mao en 16 ocasiones! (cuatro películas y 12 series televisivas. pero no contento con ello ha encarnado también al emperador Qin Shihuang (fundador de China), a otra docena de emperadores entre reales y legendarios, y a Gengis Khan en su trabajo más reciente. No debe tener subidos los humos ni nada...

Olvidándose un poco del tono propagandístico de la película, o mejor dicho, teniendo en cuenta sus trampas, con la película se puede aprender historia. Por ejemplo, gracias a ella me enteré de que a China le pasó como a España, que se quedó sin Plan Marshall, a pesar de que la esposa de Chiang Kai-shek fue a EEUU para rogar que China estuviera en esa lista de ayudas. También es curioso enterarse, al final de la película, que "gracias" a los estadounidenses se salvó Mao de una catástrofe: cuando el Kuomintang estaba ya prácticamente derrotado y sólo le quedaban tropas en Cantón, Chiang Kai-shek ordenó como acción a la desesperada bombardear el centro de Pekín precisamente el día en el que Mao fundaba desde Tiananmen la República Popular. Los bombardeos debían partir de Cantón hacia el norte, echar sus bombas en Pekín y después seguir hasta Corea del Sur, donde aterrizarían en una base estadounidense. Sin embargo, al final EEUU decidió prohibir que esos aviones usaran sus bases. Como los aparatos no tenían fuel suficiente para ir de Cantón a Pekín, bombardear y regresar a Cantón, Chiang decidió muy a su pesar cancelar esa último cartucho que le quedaba.

También es curioso enterarse por la película de que Chiang, cuando comenzó a ver que la guerra estaba perdida, llegó a ofrecer a Mao repartirse China: del Yangtsé al norte sería comunista, y al sur sería nacionalista, algo que Mao rechazó y le enfureció bastante, porque para este Partido la unidad del país ha sido siempre, y sigue siendo, la gran obsesión. Si Mao hubiera aceptado, ahora podríamos tener en Asia una situación similar a la de las dos Coreas, pero a lo bestia.

En lo anecdótico, pero a mí me encantó porque soy un fanático de banderas, escudos y demás emblemas, en las escenas finales los líderes de la naciente república popular se sientan a decidir cuál será la nueva bandera de China, con varias propuestas sobre la mesa:





Según la película, las primeras propuestas de la imagen, en las que la bandera roja era dividida en dos por una franja horizontal amarilla (que simbolizaba el río Amarillo, o quizá el Yangtsé), eran las que más gustaban a los fundadores de la república (un primero gobierno "de consenso" en el que había miembros de la mencionada Liga Democrática de China y rebotados del Kuomintang). En principio adoptaron esos diseños, que hubieran asemejado bastante la bandera china a la española. Sin embargo, algunas jóvenes revolucionarias que se reunieron con Mao en un aparte (lideradas en la película por ¡Zhang Ziyi!) sugirieron que preferían la bandera de las cinco estrellas que hoy adorna los mástiles del país. Mao, muy mujeriego y zalamero él, dijo que estaba de acuerdo. Conclusión, la primera decisión dictatorial de la república fue culpa de Zhang Ziyi.

Sobre los cameos de la película, de los que se habló mucho cuando estuvo en las grandes pantallas, llama la atención que las grandes estrellas chinas del celuloide no adoptan papeles comunistas, con la mencionada excepción de Zhang Ziyi. Jackie Chan es un periodista, Jet Li es un general del Kuomintang, Chen Kaige también es del KMT (impresiona verle pegar tiros en medio de una plaza de Chengdu), Feng Xiaogang es un líder mafioso de Shanghái... Todos tienen, como mucho, un minuto de aparición y una o dos líneas de diálogo.

En cuanto a personajes, salen decenas, cientos... algunos casi puestos con calzador, sin diálogo (como Deng Xiaoping o el padre de Xi Jinping, que sólo salen unos segundos).

Me gusto la ambientación, que muestra bien las "diferentes chinas", pues la película vuela entre escenas desde las capitales del Kuomintang (Chongqing, Nanjing) a Hong Kong, Shanghái o las bases revolucionarias de los comunistas en Yanan y Hebei, antes de llegar a Pekín (que entonces aún era llamada Beiping). En fin, yo me lo pasé bien escudriñando en la historia de China con la Wikipedia entre diálogo y diálogo de la película... No sé si os recomendable, pero bueno, tampoco es un pastiche infumable, si se ve con paciencia y distancia. Al que le interese la historia del comunismo o la evolución de la propaganda del régimen, a lo mejor le puede servir.

Enlace Permanente

Por ahora hay 19 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré