chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Abril del 2013


El hormiguero humano

28 de Abril, 2013, 0:01

Los medios de Hong Kong han recordado las pasadas semanas el vigésimo aniversario del final de la Ciudad Amurallada de Kowloon, una especie de barrio sin dios ni ley que desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta su demolición en 1993 se convirtió en sinónimo de hacinamiento, insalubridad y vicio. Un escenario casi de pesadilla, pero que sigue fascinando a los que dos décadas después se acercan a su historia. El periódico South China Morning Post le dedicó una fabulosa infografía que se diría inspirada en 13 Rue del Percebe -no en vano su autor es un diseñador español- que en parte os pongo aquí, aunque con un poco de suerte podéis verla más detalladamente en este enlace (digo lo de la suerte porque no sé si hace falta tener una suscripción al diario para entrar).



La Ciudad Amurallada de Kowloon era una barriada de Hong Kong que en los años 80 llegó a albergar unas 50.000 personas en 2,7 hectáreas (27.000 metros cuadrados), lo que convertía el lugar en uno de los más densamente poblados del planeta, con 1,9 millones de habitantes por kilómetro cuadrado. Para haceros una idea, el país más densamente poblado del mundo, Monaco, tiene 17.000 habitantes por kilómetro cuadrado. En la Ciudad Amurallada tocaban a unos 4 metros cuadrados por persona para vivir.






El lugar era una anomalía dentro de Hong Kong, que ya de por sí era anómala. Aunque desde el siglo XIX Hong Kong era posesión británica, la China Imperial estuvo autorizada a conservar un recinto amurallado en Kowloon (la parte penínsular de la ahora ex colonia), que durante unas décadas fue un fuerte militar chino enmedio de la colonia. En el siglo XX el recinto alternó épocas de control chino con otras en que los británicos se hicieron cargo del lugar, pero después de la Segunda Guerra Mundial acabó convirtiéndose en una tierra de nadie, un lugar donde no gobernaban ni chinos ni británicos. Como consecuencia de esto, se convirtió en un nido de mafias, o tríadas, como se suele llamar a las de Hong Kong. Al mismo tiempo, esta ciudad sin ley empezó a crecer hacia arriba, desenfrenadamente y sin arquitecto alguno que pusiera orden. En los 60 y 70 se convirtió en un inmenso bloque de bloques con multitud de fumaderos de opio, pisos de narcotraficantes y prostíbulos, cuyas "calles" interiores estaban iluminadas por lámparas fluorescentes porque a ellas no llegaba el sol, tapado por los cables y la basura enredada en ellos (con la excepción del patio interior que habréis visto en algunas fotos del principio). No es extraño que los hongkoneses llamaran al lugar "la Ciudad de la Oscuridad".





Dicen que la policía, los inspectores de sanidad y los cobradores de impuestos no se atrevían a poner un pie en ese lugar, aunque tras varias décadas siendo sinónimo de perdición acabó siendo "limpiado" por una serie de redadas que lograron acabar con muchas de las triadas que allí mandaban. En los 80 dejo de ser tan peligroso, aunque aún operaban allí muchas clínicas ilegales y dentistas sin licencia. Se mantuvo como un barrio humilde, incluso con un clima de buena vecindad -al estar tan hacinados, la solidaridad con el vecino se hacía casi obligatoria- que sus habitantes de entonces hasta recuerdan con nostalgia. Ah, el lugar estaba cerca de las pistas del antiguo aeropuerto hongkonés, así que los habitantes de los pisos más altos casi podían tocar los trenes de aterrizaje de los aviones, e imagino que soportarían un ruido ensordecedor de esos aparatos.

A mediados de los 80, cuando China y Reino Unido acordaron la devolución de Hong Kong, también decidieron conjuntamente acabar con la Ciudad Amurallada, sinónimo de caos y anarquía. A principios de los 90 se comenzó a echar a los vecinos del lugar con indemnizaciones, aunque, como suele pasar en China, no todos estaban de acuerdo con las que les ofrecieron, y más de uno se resistió a irse de allí. Algunos desalojos fueron violentos, como muestran algunas fotos de la época. Finalmente, entre marzo y abril de 1993 comenzaron las demoliciones, que terminaron definitivamente en 1994. En el lugar donde estaba este antro ahora hay un verdoso parque con algunos vestigios históricos de la época imperial china, y una maqueta en bronce de cuando fue un hormiguero humano.





Antes de la demolición, a unos artistas japoneses se les encargó dibujar la Ciudad Amurallada "por dentro", es decir, hacer un corte transversal imaginario a sus edificios y recrear con siluetas el increíble lugar. Su trabajo no es menos increíble: aquí lo tenéis pero demasiado pequeño para que lo podáis apreciar en toda su grandeza. En este enlace tenéis una pequeña parte de esa obra, os permitirá ver el trabajo de chinos que realizaron estos japoneses. La Ciudad Amurallada ya no existe, aunque si un día vais a la ex colonia británica y os alojáis en las
Chunking Mansions, podréis captar algo de su atmósfera tenebrosa.

Enlace Permanente

Por ahora hay 15 comentarios


Turismo con estampitas

25 de Abril, 2013, 0:01




He hecho mucho turismo en la década larga que llevo en China, pero en rara ocasión viajo con agencia. Se debe, creo yo, a que el primer viaje por mi cuenta que hice, a mediados de los 90 -fue a Marruecos, con amigos de la universidad- sí fue organizado por agencia, y aunque en general fue divertido, no me gustó que casi todas las excursiones incluyeran visitas a tiendas, que es una costumbre muy extendida entre guías y agencias de todos los países. Entonces era joven más joven, todo me llamaba la atención, y recuerdo que en una de esas visitas-timo, a una especie de farmacia tradicional marroquí, me compré casi todo lo que me pusieron ante los ojos, incluida una esponja y un cepillo de dientes hechos con hierbas que por lo visto los bereberes usaban en el desierto desde hacía siglos. Años después no entiendo muy bien la lógica que usé para decidir comprarlos con mi escaso presupuesto: no sé si es que pensaba sustituir para siempre los productos convencionales de higiene personal, o fue para tenerlos como souvenir friki. En fin, lo hecho hace 20 años hecho está.

En China en general no viajo con agencia, aunque a veces sí contrato una excursión de un día a algún sitio un poco a desmano. El resultado es siempre el mismo: te llevan al lugar que deseas, sí, pero antes o después paras en un chiringuito donde te quieren vender alguna moto, en el que pasas demasiado tiempo, mientras que en el lugar que es tu objetivo te pasean con prisas y siempre se te hace corto por culpa del tiempo perdido en la tienda de souvenirs.

Al menos, a veces estas visitas a intereses comerciales de los guías en China tienen un aire surrealista que los acaba convirtiendo en una anécdota divertida. Me pasó hace poco, por ejemplo, cuando fui a visitar el templo con ojos de buey que había en la ribera del Yangtsé, en febrero. Antes de llegar, nos detuvieron en una fábrica familiar de productos de soja que estaba coronada por una vaina gigante de cartón piedra. Así de claro.


El vendedor del lugar, micrófono en mano, explicaba las bondades de los productos (tofu, soja fermentada para cocinar, etc) y entre explicación y explicación se ponía a cantar, como si aquello fuera una película de Disney. Lo cierto es que los turistas chinos -quienes me parece que, como yo hace 20 años, son inexpertos en los timos turísticos, porque es ahora cuando empiezan a viajar- compraron muchísimo. La añagaza de los guías fue un verdadero éxito.

Igual éxito, o mayor incluso, hubo en la parada comercial que nos obligaron a hacer en la visita a las hermosotas cuevas de Dazu, también por la misma zona del centro de China. Esta visita-timo me cabreó mucho, porque en las grutas budistas apenas nos dieron una hora para visitarlas, fue un auténtico abuso. El caso es que el resto del grupo en la excursión no protestó nada y asistió felicísimo a una demostración, en una tienda de cuchillos local, de lo bien que cortaban esos productos. En el fondo era bastante espectacular: la chica que lo mostraba cortó de un sólo tajo una tubería de acero con un cuchillo de carnicero, o recortó una plancha de metal con unas simples tijeras. El caso es que casi todo el mundo compró cuchillos allí, el negocio fue redondo. La tienda tenía varias salas y en cada una había un grupo de turistas a los que les mostraban el poder letal de la cuchillería de la tienda, aquello estaba muy bien montado.

Otra ocasión en la que me topé con este tipo de encerronas para los turistas -a la postre divertidas, aunque nos hicieran perder tiempo- fue en Guangxi, aunque esto ya lo conté en un post de una especie de spin off de este blog que hice para la familia (sweet mother of god, cuánto palabro en inglés he usado en esta frase). Allí hasta nos pellizcaron en el culo, no os digo más.

ACTUALIZACIÓN (cuatro días después): Mira qué casualidad, el mismo día en que escribí esto China aprobó la primera Ley del Turismo, que entre otras cosas intentará combatir estas excursiones comerciales.

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios


Marca Sspaña Day

22 de Abril, 2013, 0:01

Ayer domingo no fue para mí un día de descanso como el que tuvo nuestro hacedor... Fue un largo pero intenso y divertido día en el que vi brillar cual estrellas refulgentes a los dos españoles inmortales que más adoran los chinos. Por la mañana, redescubrí la casi demente adoración de los chinos por Juan Antonio Samaranch, y por la noche admiré, en concierto, la magia kitsch de Julito Iglesias.

Primero asistí a la inauguración del Museo Memorial Samaranch (Samalanqi o Samalanchi para los chinos), que China ha construido en honor del fallecido ex presidente del COI (ayer se cumplían tres años de su muerte) en la ciudad de Tianjin. No sé muy bien por qué no se ha construido en Pekín, que fue la capital olímpica por la que tanto apostó Samaranch, pero allí lo han puesto.

Antes de ir imaginé que sería una especie de centro de interpretación pequeñito pero cuco, con fotos del universal barcelonés... pero estaba totalmente equivocado. A Samaranch le han montado los chinos un peazo museo gugenjeim que no os imagináis. Enorme, bien hecho arquitectónicamente hablando, y con miles de objetos personales de Samaranch (¡hasta sus botes de gel!).



Ver aquello era hasta cierto punto abrumador. Los que fuimos como curiosos comentábamos que seguramente no habrá ningún museo en China dedicado a un sólo extranjero (ni siquiera el gran Marco Polo, quien por cierto en China es bien poco popular) tan enorme y de tanta calidad. Es más: ni la mayoría de los emperadores, ni siquiera el mismísimo MAO seguramente tienen en su propio país un museo como el que le han montado a Samaranch. También es increíble que la familia Samaranch haya llevado a China, tan lejos, una enorme parte de las pertenencias de su pariente más famoso.

Ya se ha comentado muchas veces que quien presidió el COI durante los ochentas y noventas es veneradísimo en China, a quien consideran un impulsor indudable de que el país se incorporara al olimpismo (los primeros Juegos en los que estuvo fueron los de Los Ángeles 84, al menos como República Popular) y después lograra las Olimpiadas de Pekín (concedidas por Samaranch precisamente en su último acto como presidente del COI, en la samblea del 2001 en la que se retiró).

Sobre Julio Iglesias (Huliao, sin apellido, para los chinos), la veneración es similar, quizá un poco menor, pero espero que ascienda hasta niveles igualmente olímpicos tras el concierto que anoche ofreció el ex portero del Real Madrid en uno de los escenarios más comunistas de la capital china, el Centro de Exposiciones de Pekín (un lugar de arquitectura soviética bastante curioso).




Julio, quien no abrió los ojos en todo el recital, no tuvo la voz de antaño, y a veces se pasó las leyes del ritmo por el puente de Francia, pero es que, señores, da igual. Su aire turhán y señor y sus monólogos entre canción y canción harían olvidar hasta una canción interpretada con eructos.

¿Os acordáis del "mencanta" Sspaña con el que se suele imitar a Julio?". Pues ayer fue algo similar pero con China, Julito haciendo la pelota al país anfitrión a más no poder. Entre otras cosas contó que China le encantaba porque tres de sus hijos eran asiáticos -Chabeli y hermanos, imagino- y porque el chino mandarín "le había salvado muchos conciertos" (aseguró que cuando se le olvida una letra empieza se pone a balbucear y luego se excusa diciendo que cantó en chino).



Todo con ese divimismo exagerado, descacharrante y brutal que en España sólo tienen él y la recientemente fallecida Sara Montiel. Y por supuesto no faltaron su gusto por exagerar su condición de latin lover (decía que con algunas canciones suyas, bailándolas agarrado, una mujer podía quedar embarazada) y sus intentos constantes de ligar (en esta ocasión con una bella triunfita malaya que compartió escenario con él en dos canciones).

Y ese inglés macarrónico que tiene aunque lleve toda su vida en Miami... En fin, Julio, que dures muchos años más y que, como prometiste, vuelvas a Pekín el año que viene. A las admiradoras chinas -algunas lloraron como magdalenas- les supo a poco y ya aguardan tu retorno como si del Mesías se tratase.

Enlace Permanente

Por ahora hay 17 comentarios


Pintor de brocha bella

17 de Abril, 2013, 0:01

Ésta es la sala de estar de mi casa, con la perra Once -que está en celo estos días- de invitada en la imagen:



El póster pintado a mano que hay pegado a la pared se lo compré a un pintor de Panjiayuan, el célebre mercado de arte y antigüedades que hay en el sur de Pekín. Lo adquirí porque me pareció el único entre miles que se salía del típico estilo tradicional chino (paisajes de acuarela, montañas, tigres, etc) pero curiosamente no lo abandonaba del todo. Me pareció un estilo original y muy agradable a la vista.

Pocos días después, gracias a un artículo en ZaiChina, me enteré de que el póster es una copia de un cuadro de Wu Guanzhong, uno de los pintores chinos más excepcionales del siglo XX, y que falleció recientemente, en 2010, a los 90 años.


Wu es uno de los pocos pintores chinos "clásicos" -con esto me refiero a los que no pertenecen a las vanguardias artísticas chinas surgidas tras la muerte de Mao- que intentó mezclar estilos tan complicados de mezclar como son el occidental y el oriental. En su caso, Wu era un gran admirador del modernismo, especialmente de sus pintores tardíos (Van Gogh, Gauguin, Cezanne). Él pudo incluso viajar a Francia para conocer ese arte en persona, y aunque lo hizo en unos años difíciles para Europa, a mediados de los 40 (con el continente recuperándose de la II Guerra Mundial) pudo empaparse de sus ídolos europeos.

Otros pintores chinos que hicieron ese viaje con él no regresaron a la nueva China maoísta que estaba naciendo, pero Wu sí lo hizo. De vuelta al país, creó un estilo que mezcló las pinceladas modernistas o los vivos colores de Van Gogh con el estilo chino tradicional, en el que la tinta negra sobre blanco reina y se busca con simplicidad taoísta que un trazo lo cuente todo.

A Wu, como a casi todo el mundo en China, especialmente los intelectuales, la Revolución Cultural le truncó su carrera. Se dice que pudo salvar su vida porque quemó o rompió públicamente sus cuadros "burgueses", obligado por las circunstancias, por lo que apenas queda nada de sus obras de juventud. Ya antes de la locura de los guardias rojos había tenido problemas con otros artistas chinos coetáneos, por tener un estilo rompedor y occidentalizado, algo difícil de aceptar para muchos en el arte chino, académico y poco amigo de innovar (sus variaciones a lo largo de los siglos han sido mucho más discretas que en el arte europeo).

Os dejo con algunas muestras de la obra de Wu, uno de los pocos pintores de los que puedo decir que, de momento, me gusta todo lo que veo de él. Y eso que posiblemente sus mejores obras, las que pintó en la frescura de su juventud, nunca las podremos admirar.



Enlace Permanente

Por ahora hay 16 comentarios


No Haikou mo el calor
del amor en un bar

15 de Abril, 2013, 0:01

En un post de hace ya unos días os conté que viajé en un vuelo marcado por el número 4 a la isla de Hainan, con el fin de cubrir para el trabajo el Foro de Boao, el "Davos de Asia".

Gracias a la pésima logística de los organizadores, me recorrí buen trecho de la isla para hacer ese trabajo, porque la recepción a los periodistas estaba en Haikou, la capital de la isla, mientras que los hoteles para los reporteros estaban en Qionghai, una ciudad a una hora de viaje. En cambio, el foro de Boao estaba, claro, en Boao, a media hora de Qionghai, y para rematar la jugada, las reuniones de presidentes varios eran en Sanya, a una hora de Qionghai y Boao y a dos horas de Haikou. Os lo enseño en un mapa -tened en cuenta de que Haikou es un poco más grande que Cataluña- para que veáis lo que me hicieron patear los merluzos de la organización.


Tras semejantes palizas, me extrañó que los baños para los reporteros no los colocaran en una ciudad diferente, para así completar el paseíllo por Hainan y que nos la conociéramos entera...


En fin, no pasa nada (por cierto, si os fijáis en los mapas hay una ciudad hainanesa llamada Nada, a la que, sorprendentemente, no me hicieron viajar los de la organización). Es igual, así recordé un poco algunos de los lugares que visité en mi anterior viaje a la isla,
hace cuatro años, y conocí unos nuevos, como la capital hainanesa, Haikou, a la que dedico con cariño este post, porque sin ser una ciudad monumental tiene sus pequeños encantos.

Haikou, aparte de estar sembrada de cocoteros y palmeras (o de palmeras cocoteras, que uno no sabe bien de herboristería tropical) tiene una especie de casco antiguo, o los restos de él, cuando la ciudad era una localidad tropical dormida con unos cuantos consulados extranjeros y alguna que otra plantación. La mayoría de los edificios de aquella vieja época están hechos unos zorros, pero albergan cierta gracia que ya he oído en varias veces comparar con La Habana y otras ciudades caribeñas con mansiones descascarilladas:




A mí, como no he estado en el Caribe, a lo que me recordó fue a las casas de estilo europeo de la provincia de Cantón, las de aquellos pueblos que hace dos años visité en Kaiping. Cantón está al lado de Hainan, y ambos sitios parecen compartir señas culturales. Además los dos lugares son desde el siglo pasado origen de muchos emigrantes chinos al exterior, de ahí ese estilo occidental, traído por los emigrantes retornados de América, Europa o el Sureste Asiático.

Junto a las casas enmohecidas que os he mostrado, Haikou acaba de remodelar una calle inspirada en las antiguas casas "coloniales" de la ciudad, aunque lo han hecho al estilo habitual en China: es decir, en lugar de restaurar casas existentes, tirarlas y construir unas más o menos similares a las que había en el pasado (como pasó con la calle Qianmen en Pekín). Esto es lo que les ha salido, y bueno, es una calle agradable que con el tiempo, cuando deje de oler a nuevo, ganará en autenticidad:



Como en el comentado caso de la calle pequinesa de Qianmen, hay que admitir que esta histórica calle de Haikou, llamada Zhongshan Lu, había perdido ya mucho de su patrimonio en las pasadas décadas, y no era fácil recuperar el estilo clásico si no era derribando y rehaciendo. He encontrado algunas fotos de cómo estaba en los últimos años la calle, y no parecía gran cosa:



La calle remozada de Haikou actualmente tiene una diferencia respecto a otras calles "recreadas" que en los últimos años se han puesto de moda en las ciudades chinas: como se acaba de inaugurar hace apenas un par de meses, casi no hay tiendas, restaurantes o McDonalds. La calle es un remanso de paz, y lo único que puede hacer uno en ella es o bien tomarse un coco en una tiendecilla que hace honor al apodo de la ciudad (Coconut City)...



... o tomarse un café en la única cafetería de la calle, posiblemente el café más barato que me he tomado en China, y seguramente hecho con café que se cultiva en la propia isla.



Cuando estaba en la cafetería, me abordó un señor que decía ser el promotor de la calle, y me dijo que estaba muy interesado en que extranjeros abrieran establecimientos en ella, para promocionarla. Me dijo precios de alquileres infinitamente más baratos que en Pekín. ¿No os interesaría a nadie abrir un negocio en una ciudad tropical? Es más, ¿no es el sueño de vuestra vida? Todo sea dicho, Haikou no tiene mucha playa, pero vamos, está a tiro de piedra de muchas...

Termino el post con fotos de otros dos lugares destacados de Haikou, la Torre de la Campana y la Tumba de Hai Rui (que parece una copia verdosa del Templo del Cielo)...



...y también con imágenes de un espléndido geoparque que hay en las afueras de la ciudad, donde uno puede caminar por el cráter de un volcán, meterse dentro de él (lleva apagado milenios, por si hay que aclararlo), visitar cuevas que creó la lava y admirar tranquilos pueblos cuyos sillares también son lava enfriada (basalto). Todo ello envuelto en un verdor difícilmente disfrutable en otras partes de China. Por si todavía no os he convencido de lo del bar...

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


¿Es un pájaro, es un avión?
no, es un posado (robado)

11 de Abril, 2013, 0:01



Curiosa foto la que estas chicas se hicieron el otro día en Hainan, donde he pasado una semana por cuestiones de trabajo. Se la estaba haciendo un amigo, pero pasaba por allí y disparé yo también con mi cámara, en plan paparazzi robando intimidad.

A bote pronto, uno podría pensar que se trata de fans de delanteros españoles como Kiko, Güiza o Fernando Torres, pero no era esa la cosa...

 

Lo que hacían las chicas es seguir una moda que empezó en China el año pasado, la de imitar la siguiente foto:



La imagen pertenece a dos operarios del recientemente estrenado primer portaaviones chino dando la orden para el primer despegue de un caza que se efectuó desde el navío. Los medios oficiales dieron mucha cancha a la noticia, para el Gobierno chino un momento trascendental. Tan trascendental, que al responsable del desarrollo del portaaviones falleció de un infarto ese mismo día, parece ser que de la emoción que sintió.

Pero bueno, no me quiero desviar... El caso es que tras la aparición de esa foto muchos chinos, algunos como celebración de ese trascendental momento, y otros para cachondearse de él, empezaron a hacerse fotos con ese mismo gesto, y a publicarlas en internet. En los días posteriores circularon miles de ellas:






Yo pensé que aquel asunto había pasado de moda, pero al ver a las chicas esta semana he pensado que, quién sabe, igual se puede convertir en un nuevo gesto omnipresente a la hora de hacerse fotos en China. ¿Sustituirá a la clásica V de victoria que suelen usar millones de chinos, sobre todo las chicas jóvenes?



Que la gente haga este gesto en las fotos, sobre todo entre las chicas orientales, es una moda iniciada hace décadas en Japón y que con el tiempo se fue extendiendo a sus países vecinos. Pese a lo que pudiera parecer, no está inspirada en Winston Churchill...



...sino que, como contaba Kirai hace un tiempo, se puso de moda en las Olimpiadas de Sapporo 72, cuando Janet Lynn, una patinadora estadounidense que se ganó la simpatía del público japonés por saber perder muy bien (se cayó en las finales pero no perdió su sonrisa) fue fotografiada en varias ocasiones haciendo ese signo de la victoria en Japón. Lynn era algo hippie, como muchos jóvenes americanos de su época, y entonces la V era símbolo de paz entre la juventú norteamericana. Los japoneses, sin embargo, asociaron la V al encanto de Lynn, así que cuando las japonesas quieren salir "encantadoras" en las instantáneas, la hacen también. No he encontrado fotos de Lynn haciendo el signo de la victoria, pero sí un vídeo de cuando se cayó y siguió sonriendo como si nada:




Cuarenta años después, las adolescentes orientales siguen haciendo el signo de la victoria en todas sus fotos. ¿Podrá cambiar la tradición, por culpa de un gesto en plan Top Gun?

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


La violetera de hierro

8 de Abril, 2013, 0:01



Hoy la lista de (TTs) trending topics de Twitter parecía un TanaTorio... En ella aparecían Margaret Thatcher y Sara Montiel, dos figuras del siglo XX que han dejado este mundo casi a la vez. La primera fue un clásico de la infancia de nosotros los ochenteros, aunque la mayoría nos acordemos más de su caricatura en Spitting Image que de su cara real. La segunda fue un clásico de la infancia de nuestros tatarabuelos... bueno, quizá exagero, pero ya en los 80 Sara tenía una edad insondable.

Thatcher tiene un vínculo importante con China, y de hecho era mucho más popular aquí que en Occidente, porque en los 80 fue su Gobierno el que emprendió las largas negociaciones con Deng Xiaoping para la "devolución" de Hong Kong a China. En realidad lo único que tenía que devolver el Reino Unido eran los Nuevos Territorios (la parte norte y menos poblada de la ex colonia), pero China consiguió todo el "pack" convenciendo a Londres de que Hong Kong sería un mundo aparte al de la China comunista (lo que todos aquí conocen como "un país, dos sistemas"). De pequeños ya nos decían que Hong Kong volvería a China en 1999, un año que nos parecía lejanísimo en el tiempo y sembrado de autos voladores. Más de una década después, Hong Kong sigue teniendo bastante independencia de China, aunque su sistema de gobierno sigue sin ser democrático (como tampoco lo era con los británicos, todo sea dicho).

Sin embargo, en la guerra de las Malvinas que la Thatcher emprendió, China apoyó a Argentina... aunque si os digo la verdad, puede que en aquel entonces en China ni se enteraran de la guerra. Es ahora, que por aniversarios y referendums vuelve a aflorar el asunto, cuando Pekín se declara incondicional seguidora de las reclamaciones argentinas. Debe de ser porque China tiene un caso calcado en las islas Diaoyu/Senkaku, controladas de facto por Japón pero que China considera suyísimas.

De Sara Montiel, la mejor conexión china que podría establecer me la ha pasado por Facebook uno de los lectores, Ander. Se trata de una versión de "La Violetera" (hermosísima canción no originalmente cantada por Saritísima, pero que ella hizo inmortal) cantada en 1967 por Rebecca Pan, shanghainesa coetánea de la Montiel que emigró a Taiwán en 1949 y allí triunfó en el mundo de la canción. La música es prácticamente la misma que la del cuplé español, aunque la señora Pan no vendía violetas, sino orquídeas. Escúchenla entera, que al final se atreve con el castellano y las aves precrusoras.




Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios


No seas supersticioso,
que da mala suerte

4 de Abril, 2013, 4:44

Pues nada, lo que contaba hoy en el Grupo de Facebook... Que hoy, día 4 del mes 4 (abril), que en China es la festividad de los muertos, he viajado en el asiento 4 de un avión que abordé a las 4:44 de la tarde, y que en casi 4 horas me llevó a Hainan, donde pasaré unos días por cuestiones de trabajo. Menos mal que no soy chino ni supersticioso (por lo menos supersticioso con las cosas chinas), porque el 4 es considerado aquí un número de mal agüero, ya que se pronuncia de forma similar a "muerte" (las dos cosas se dicen "si" en mandarín, aunque con distintos tonos). No es de extrañar que el día de hoy sea el equivalente oriental a la fiesta de Todos los Santos, el día en el que los chinos visitan a sus parientes fallecidos en los cementerios (aquí se conoce como "El Día de Barrer las Tumbas").


¿Y ese crespón negro que me ha salido en la esquina de la foto sin yo pretenderlo?
Huy que yuyu...



Encima estamos en el año 13, número éste inofensivo en China pero gafe para algunos occidentales... ¡Pero 1+3=4! No es de extrañar que el avión no fuera muy lleno, en él viajábamos CUATRO gatos...

Me encuentro en Hainan, isla tropical del sur de China, para cubrir el Foro de Boao (cuatro letras), una especie de Davos pero centrado en Asia (cuatro letras). Este año destaca la presencia del presidente de Perú (cuatro letras). En fin, os dejo que me voy a echar varios kilos de sal por encima del hombro.

Enlace Permanente

Por ahora hay 16 comentarios


Garota de Japanema

1 de Abril, 2013, 0:01









Hace cosa de 10 años, cuando llegué a Pekín, lo más que hacía un bar o cafetería de este lugar para parecer occidental y modernete era poner una de esas horrorosas baladas de Kenny G. El saxofonista sonaba en los móviles, en los ascensores, en los hilos musicales de restaurante... Este blog intentó por esos años detener esa locura con medidas desesperadas, aunque no le hicieron mucho caso. De cualquier foma, con el tiempo la KennyGmanía en China, afortunadamente, se ha reducido bastante.

Ahora China es un lugar más abierto que el de entonces (qué exagerado soy, ni que cuando llegué estuvieran en plena Revolución Cultural), y hay algo más de variedad musical cuando un local o lugar quiere dárselas de internacional. Sin embargo, se podría decir que hay una sucesora de Kenny G: una artista que suena muy frecuentemente en los restaurantes a la carta, en las cafeterías con sofás, en las teterías neojipis, en los afters. No tiene la omnipresencia que en su día tuvo el saxo con ricitos, pero también es una melodía muy de por aquí. También con su toque hortera y viejuno, pero mostrando cierta mejoría en los gustos: me estoy refiriendo todo el rato a Lisa Ono.

Igual la conocéis, porque no sé si es famosa fuera de Asia y Brasil... A mí me suena vagamente haber oído hablar de ella en España, pero a lo mejor es que la confundo con Yoko, la matabeatles con la que creo que Lisa no guarda ningún parentesco.

Lisa Ono nació en Brasil, de una familia japonesa que regresó a Tokio cuando ella era niña, aunque siguieron ligados al país suramericano en Japón, puesto que su padre abrió un restaurante brasileño allí. No sé si fueron los churrascos o la infancia en Sao Paulo, el caso es que Lisa se aficionó a la bossa nova y se convirtió en una famosa cantante de este estilo tan brasileiro en Japón. También es muy popular en Brasil, adonde viaja muy a menudo y donde pasa largas temporadas.

En China se dio a conocer hace cosa de tres o cuatro años, primero en 2009 con una gira de conciertos por un montón de ciudades de por aquí (Pekín incluida), y después porque hizo de jurado en un concurso de cazatalentos musicales en un canal televisivo de Shanghai. Desde entonces, como os decía, no hay local que se precie que no te ponga una y otra vez sus reinterpretaciones de todos los clásicos de bossa nova. Lisa también es especialista en cambiar a estilo bossa nova cualquier canción en cualquier estilo, desde un bolero español hasta una balada country en inglés, o hasta melodías tradicionales chinas o tailandesas.

Os dejo con algunos vídeos de actuaciones de Lisa Ono, para los que no la conozcáis... Y os aviso, ya que estamos musicales, que este mes actúa en Pekín (día 21) el MÁS GRANDE, Julito Iglesias. Esperemos que cante
Gwendolyne.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español





Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China por descubrir
China por descubrir II
China Viva
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré