chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Mayo del 2013


Sesenta años allá arriba

29 de Mayo, 2013, 0:01


En las últimas semanas ha habido muchas noticias relacionadas con el Everest, la montaña más alta del mundo, que los alpinistas suelen ascender en este mes de mayo porque es la época con mejores condiciones climáticas para ello. La semana pasada mi paisano Carlos Pauner llegaba a su cima y se convertía en el primer aragonés (y el primer español no vasco, huy en qué jardines me estoy metiendo) en coronar las 14 montañas del mundo que miden más de 8.000 metros (hay alguna duda con uno de sus ascensos, el del Shisha Pagma, pero bueno, que un día de éstos lo ascienda nuevamente y así acabará con los recelos). Un día después, un japonés de 80 años y con nombre de toro llegaba también a la cumbre y se convertía en el hombre más viejo en conseguirlo. Y hoy, finalmente, se cumplen 60 años de la primera llegada del hombre a la cumbre de esa montaña, la que consiguieron el sherpa Tenzing Norgay (cuyos orígenes debatíamos hace unos días en el grupo de Facebook) y el neozelandés Edmund Hillary.


Los dos alpinistas, felices de conocerse y felices de haber bajado ya de tan alto,
pocos días después de la hazaña.



A veces se olvida un poco que el Everest es un monte chino, o bueno, medio chino. Su cara sur da a Nepal, pero la norte está en territorio de China, concretamente en la región del Tíbet (no puede obviarse que considerar el Tíbet como chino tiene su polémica, pero tampoco se puede olvidar que así aparece en cualquier mapa). Aparte de por cuestiones políticas relacionadas con la cuestión tibetana, otra de las razones de que el Everest se relacione más con Nepal que con China es el hecho de que la mayoría de los ascensos se realizan por la cara sur, porque sus rutas son más sencillas y porque Nepal pone muchas menos limitaciones que China a la entrada de extranjeros (una vez más, por cuestiones relacionadas con la política).

Otra razón que puede pesar en el "olvido" es que en China la palabra "Everest" no se usa, con lo cual se asocia menos ese vocablo con este país, y, por extensión, se asocia menos esa montaña con este país. Los chinos, a imitación de los tibetanos, llaman al Everest "Qomolangma", que significa "Diosa Madre" en tibetano, y siembre la citan así, incluso en noticias en inglés (ni siquiera ponen "Everest" entre paréntesis a modo de aclaración). Desde 2005, además, los chinos no reconocen la altura internacionalmente más usada del monte (8.848 metros), ya que ellos realizaron ese año otra medición y fijaron su altura en 8.844 metros (lo podéis ver en la entrada en chino que sobre el monte hay en la Wikipedia, por ejemplo). De estos dos peliagudos asuntos ya hablé hace unos añitos, cuando los chinos llevaron la llama olímpica a la cima de ese monte, pero bueno, hoy lo recuerdo con motivo del aniversario.

La prensa china recuerda hoy la efeméride, y de paso que los primeros en ascender el Qomolangma/Everest por su cara norte fueron dos alpinistas chinos, Wang Fuzhou y Qu Yinhua, y un tibetano llamado Gingbu, así a secas (muchos nombres tibetanos son de sólo una palabra, sin apellido). Lo lograron en 1960, en una época en la que la cara norte estaba aún más vetada a los extranjeros que ahora.


Los tres héroes a este lado del Everest
(el de la izquierda llegó un poco antes que los otros dos,
gracias a su fenomenal cardado).



También hay rumores de que en 1952, un año antes de que Hillary y Norgay llegaran a la cumbre, una expedición soviética intentó adelantarse unos meses a la proeza nepalí/neozelandesa con un ascenso por esa misma cara norte, pero que perecieron en el intento (Moscú y Pekín negaron la existencia de esa expedición, pero quién sabe, igual sólo ocultaron el fracaso).

Llegar a lo alto de una montaña como el Everest/Qomolangma/Samargatha (pongo también su nombre nepalí para liar aún más) y ver el mundo desde allí arriba debe ser una maravilla, aunque también es una peligrosa aventura. El fallecimiento también estos días del alpinista leridano Juanjo Garra en otro ochomil es un recordatorio de lo crueles que pueden ser esas bellas montañas. La lista de alpinistas que han fallecido en estos 14 gigantes es abrumadora, y en todos ellos han muerto alpinistas españoles, terrible.

PD: La foto que abre el post es un apresurado homenaje a una de las noticias de la semana en China, con permiso del niño de la cañería.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


¿Me da la hora? Sí, pero sólo una

27 de Mayo, 2013, 0:01












Como hace unos días vi nuevamente Doctor Zhingado, ese peliculón en el que Omar Sharif se perdía por las estepas de Soria, me entraron ganas de viajar, aunque fuera con la imaginación, a la Rusia remota de las deportaciones, una Rusia que además está relativamente cerca de aquí, de Pekín. No creo que lo haga a corto plazo, porque conseguir un visado para Rusia es casi tan difícil como uno para Corea del Norte, pero de todos modos he mirado, por curiosidad, a cómo están los vuelos a Vladivostok, una de las ciudades más cercanas a Pekín, situada en el extremo oriente de Rusia, allá donde acaba el Transiberiano.


Mirando esto, he descubierto una bizarrez: en el vuelo de regreso, de Vladivostok a Pekín, se llega a la capital china 15 minutos antes de la hora a la que sale el avión, como si en vez de viajar en Airbus lo hiciéramos en un DeLorean, a lo Marty McFly.


Esto es una de las muchas extraordinarias consecuencias de la política nacional china con respecto a las horas, que se reduce en una sola frase: en todo el país es la misma hora, pese a que China tiene una gran extensión (es el cuarto mayor Estado del mundo) y además es bastante alargado de este a oeste, los puntos cardinales que marcan los días y las noches cuando el sol aparece y desaparece por ellos. EEUU y Canadá, dos países similares a China  en tamaño y en distancia de oeste a este, tienen 11 y 6 horas diferentes para sus ciudadanos, respectivamente (aunque en el caso estadounidense hay que aclarar que tiene muchos territorios en el Pacífico).


Husos horarios en el mundo. Ya se ve que el chino
es considerablemente ancho...
(aunque el de Europa Occidental también).



Antes del régimen comunista nacido en 1949, China tenía cinco husos horarios, lo normal para su tamaño. Sin embargo, Mao decidió que tras años de guerra civil y décadas de divisiones internas, dentro del país había que estar unidos en todo, posición de las manecillas del reloj incluidas.


Husos horarios entre 1912 y 1949.


La actual situación en China crea, por ejemplo, grandes diferencias de tiempo con algunos países vecinos, como por ejemplo la que hay entre el país asiático y la Provincia Marítima Rusa (donde está Vladivostok), que es de tres horas. Q
ueda con ello explicado el "misterio" del vuelo del principio: éste dura 2 horas y 45 minutos, menos incluso que la diferencia horaria, por ello se llega "antes de salir".

Y no es la mayor diferencia de hora que China tiene con un país vecino, porque con Afganistán, vecino de China (aunque la frontera entre ambos es muy pequeña), la diferencia es de tres horas y media. Es, de hecho, la mayor diferencia horaria entre países vecinos de todo el planeta.

La "tozudez" de China en no seguir un sistema de husos horarios similar al de los países vecinos también ocasiona que China tenga muchos puntos fronterizos -aquellos en los que coincide con los límites de otros dos países- en los que hay tres horas a la vez. Es decir, que si por ejemplo te dejan tumbarte en el lugar donde se cruzan las fronteras de China, Rusia y Corea del Norte -buena suerte en el intento-, puedes tener un brazo en Corea del Norte en el que son las 8 de la mañana, otro en Rusia, donde son las 10 de la mañana, y las piernas en China, algo adormiladas porque para ellas son las 7 de la mañana. Estos puntos fronterizos con tres horas distintas no sólo existen en China, pero este país es el que más tiene de todo el planeta, un total de 13 (más de la mitad de los de todo el mundo). Aunque bueno, para lío lo del Polo Sur y el Polo Norte, con una docena de horas distintas confluyendo a la vez.

Pero la política horaria china también tiene efectos en el interior del país. Si en todos los lugares de China un país tan grande, es la misma hora, eso significa que en los lugares más al este amanece mucho antes que en el oeste. Esto se nota especialmente en el extremo oeste de China (Xinjiang y el Tíbet), donde hay lugares donde en invierno amanece pasadas las 11 de la mañana, y en verano anochece casi a medianoche. De hecho, los uigures en Xinjiang a veces ignoran la hora oficial china y tienen una "hora clandestina" uigur, con amaneceres y anocheceres un poco más ortodoxos (porque además, como muchos son musulmanes practicantes que han de rezar en la salida y la puesta de sol, necesitan llevar un horario algo ordenado).



Mapa de desviaciones horarias (vía adamcadre.ac).
En los lugares en rojo amanece "demasiado tarde", en los verdes "demasiado pronto".
Ya veis que la zona con más desviación es la del Tíbet y Xinjiang, aunque España también es rojilla.



En teoría, la hora única china está hecha con la que deberían tener sólo, en un mapamundi con husos horarios exactos, los chinos del este del país, los de Pekín, Shanghái, etc. Pero no os penséis por ello que aquí en Pekín tenemos unos amaneceres y anocheceres perfectos para nuestros planes... No, al menos no para un español como yo, costumbrado a otras horas.

Pero es que en España tampoco tenemos una zona horaria "perfecta". En realidad seguimos la hora centroeuropea, y no la inglesa, que es la que nos correspondería hipotéticamente. Por acomodarnos con la mayor parte de Europa Occidental, permitimos que, como si fuéramos Xinjiangueses, amanezca un poco más tarde y anochezca un poco más tarde de "lo normal". En concreto, una hora más tarde. En Pekín, sin embargo, no hay esta desviación, con lo cual, a efectos prácticos, en España nos amanece y anochece una hora antes que en Pekín.

En diciembre, los días más cortos del año, en Pekín amanece a las 7 y media, mientras que en Madrid el sol sale hacia las 8 y media. En la capital china anochece un poco antes de las 5 de la tarde (no veáis qué tristes son las tardes invernales), y en la madrileña un poco antes de las 6 de la tarde.

Pero en junio la situación aún es más compleja, porque en España, como en buena parte de Europa Occidental, se cambia la hora en primavera -los relojes se adelantan una hora- para "ahorrar energía", así que la diferencia de amaneceres y atardeceres entre España y China aumenta de una hora a dos. Así, en junio, durante los días más largos del año, en Pekín amanece ANTES DE LAS CINCO de la mañana, mientras que en Madrid es un poco antes de las siete. El anochecer aún se nota más: en España el sol se pone en verano casi a las 10 de la noche (algo que a mí me fascina cuando estoy en tierras españolas), mientas que en Pekín nunca veremos el sol a las 8 de la noche, hasta en junio las puestas de sol son minutos antes de esa hora.

Confío en que no os hayáis liado mucho con tanto número final (si ha sido así, a repetir la lectura, esta vez armados con lápiz y papel, ¡que luego entra en el examen!). Ya sabéis, si venis a China no intentéis calcular la hora a lo Cristobal Colón, viendo por dónde anda el Sol, que será un caos. Y traeros un antifaz sin agujeros para dormir, que aquí el astro rey madruga más que los panaderos.

PD: un poquito más sobre el extraño mundo de los husos horarios en dos interesantísimas entradas de sendos blogs: Amanece muy pronto por aquí y Lo que Hitler nos dejo.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


Intolerancia alimentaria

23 de Mayo, 2013, 0:01


La semana pasada, se levantaba un gran revuelo mundial cuando la FAO (la organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación) publicaba un informe en el que presentaban las bondades de comer insectos y se recomendaba el aumento de su consumo en un mundo con cada vez mayor población y más problemas de suministro de alimentos. Unos 2.000 millones de personas en el mundo, es decir, poco menos de la tercera parte de la población mundial, tienen insectos en su dieta, recordaba el informe, que podéis bajaros y leer aquí.

A mí personalmente no me sorprendió tanto la sugerencia de la FAO como el disgusto con que se recibió, por ejemplo, en España. En los comentarios de las noticias sobre el tema que he leído la gente se rasgaba las vestiduras, gritaba indignada como si le estuvieran haciendo tragar cucarachas con embudo, y hasta algunos lo enlazaban, medio en broma medio en serio, con la supuesta conspiración de los más ricos del planeta para que, tras la crisis financiera, estemos calladitos y seamos sumisos. En este artículo -muy bueno, por lo demás-, tenéis un ejemplo, en las líneas quinta y sexta.

La agresividad que en España hay hacia los hábitos alimentarios de otras culturas es algo bastante curioso y yo diría que ilógico. En un mundo interconectado, donde quien más y quien menos ha viajado ya a muchos lugares, o los ha conocido por la tele o internet, es increíble ver cómo la "intolerancia alimentaria" es muy potente todavía, casi diría que más que la intolerancia religiosa o la racial, que hace tiempo que están ya muy mal vistas. Muchos españoles siguen pensando que las culturas que comen perro (coreanos, chinos del sur), insectos (muchas culturas tropicales) y otros alimentos "asquerosos" son bárbaras por ello, y a la vez que las que no comen cerdo (musulmanes) o ternera (indios) son estúpidas por ello. La intolerancia alimentaria nos lleva a publicar en los medios españoles barbaridades como ésta, que ya motivó un intenso debate en la sección de comentarios de un post anterior.

Mi desacuerdo con la general animadversión española -y a lo mejor también de otras gentes, pero yo hablo de las que conozco- a otros hábitos alimentarios no significa que yo me desayune cruasanes de mantis religiosa. Yo zampo prácticamente lo mismo que un español medio, quizá alguna verdura diferente que sólo hay en China, pero en cuestión carnes soy normalito, como casi todos los pequineses (chinos y extranjeros). He probado la serpiente, el perro, la tortuga, las hormigas, el burro, los escorpiones o los gusanos de seda, pero sólo por curiosidad, y no más de una o dos veces cada cosa, porque no me aficioné a su sabor ni son cosas que venda a diario el colmado de la esquina. De todo ello, quizá, lo que más me gustó fue la carne de burro, pero más por el guiso que por el sabor de la carne en sí.

Tengo gustos españoles, sí, pero no comparto en absoluto esta "intolerancia alimentaria", y no es por vivir en Pekín, una ciudad donde todos los animales del párrafo anterior pueden probarse pero en general sólo forman parte de esporádicas cenas "cachondas", tanto entre chinos como en extranjeros. A mí, particularmente, lo que más me ayudó a abandonar esos prejuicios fue el libro Bueno para comer, de Marvin Harris, en el que se explica por qué unos alimentos son tabú en unas culturas y en otras no. Cada capítulo está dedicado a un alimento, e incluso hay uno dedicado al canibalismo. La conclusión que se extrae del libro es que los tabúes alimentarios nacieron por circunstancias económicas (por ejemplo, en la India comer vacas les arruinaba la agricultura) que los pueblos transformaron en limitaciones religiosas o acompañaron de ideas erróneas (el cerdo es sucio, los insectos nos enferman al comerlos) que calaron en las distintas civilizaciones, creando sensaciones de "asco" que en realidad son culturales, no naturales. Aunque sí parece que el ser humano en general, sea de donde sea, busca animales grandes, para cansarse menos en su cría o caza, por lo demás es omnívoro, su estómago está preparado para comer mucho más variado de lo que come.

Regresando a la cuestión del principio, el consumo de insectos, ¿existe en China? Sí, pero poco. De forma habitual, sólo en algunas etnias del sur de China, en zonas tropicales o subtropicales, donde el clima o las circunstancias les han impedido históricamente tener ganado o cazar animales grandes. En el resto del país, los animales domésticos son corrientes (sobre todo los pollos y otros ganados aviares, de los que hay unos 5.000 millones), así que los insectos no se han comido prácticamente nunca. Los animales pequeños en general no se comen demasiado en China, aunque sí les gustan, como snack, los caracoles -como a nosotros- o los capullos de gusano de seda, aunque los primeros no son insectos.

Si uno quiere comer insectos fuera de las selváticas chozas de una minoría étnica del sur de China, la opción es irse a restaurantes especializados precisamente en comida del sur del país, especialmente restaurantes de comida de Yunnan (la provincia con más minorías). En Pekín, por ejemplo, el restaurante Yunteng ofrece platos con hormigas o escorpiones (éstos últimos tampoco son insectos, pero bueno).

En China, el informe de la FAO también tuvo su impacto, aunque no creó indignación como en España. Sí que hubo bastantes expertos que señalaron que habría que tener mucho cuidado con aplicar eso en China, pero más por los problemas de seguridad alimentaria que tiene el país. Muchos insectos en el país podrían estar contaminados con pesticidas, por ejemplo, y ser nocivos para el ser humano no por su carne intrínseca, sino por estar "espolvoreados" de toxinas creadas por el hombre.

Hay empresarios chinos que han intentado promover la cría de insectos para su consumo, especialmente hormigas, y hace casi 20 años el gobierno chino aprobaba por primera vez la comercialización de insectos. En algunos supermercados puedan verse paquetes de hormigas (criadas en granja), aunque parece ser que no han tenido mucho éxito nunca. Incluso existe una Asociación China de Cría de Insectos Comestibles.

En todo caso, cuando asociamos insectos y China, muchos se acordarán del mercado nocturno de Wangfujing, en el centro de Pekín, que vende pinchitos de caballito de mar, gusano, estrella de mar (una vez más, algunos no son insectos, pero bueno, ya me entendéis)...


Es un lugar curioso pero anómalo, porque en realidad casi ningún pequinés come estos pinchos. Los vendedores allí parece que sólo los ponen para atraer a los turistas extranjeros, que se compran un pincho de ésos para hacerse una foto haciendo como que comen una barbacoa de escorpiones, aunque luego seguramente van a tirarlos a la papelera.


Se trata de un fenómeno habitual en las zonas turísticas: los vendedores conocen las ideas preconcebidas de los visitantes, y las explotan, aunque en realidad no sean verdad. Hay pequineses que critican la existencia de este mercado, porque fomenta el tópico erróneo.

Bueno lectores, que tanto escribir de comida me ha abierto el apetito, y me espera un filete de ornitorrinco en el horno. Bon apetit, y sed tolerantes con las dietas de otros mundos, aunque no sean la Dukan.

ACTUALIZACIÓN (13/7/2013): Me acaban de llegar varias revistas El Jueves de semanas pasadas (me las manda mi hermana) y veo que el tema fue hasta portada de una de ellas (bien asquerosa, por cierto, con una mosca enorme en la página). Vamos, que ya veo que dio que hablar y comentar el asunto.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


La mar de problemas

21 de Mayo, 2013, 0:01




Cuando se habla de conflictos en Asia Oriental, muchas veces se enfatiza mucho sobre guerras de declaraciones que suelen ser palabrería más que otra cosa (por ejemplo, las recientes amenazas de Corea del Norte) o espectáculos militares que en realidad suelen ser lo mismo, pavos reales enseñando la cola a ver quién la tiene más larga (maniobras navales, misiles, etc). Sin embargo, suele darse muy poca importancia a otras tensiones en la zona que, sin ser tan mediáticas, a veces son en realidad fuentes de mayores dramas. Me refiero, en concreto, a los conflictos pesqueros, que en los mares del Asia Oriental son muchos y constantes.

Esta semana, por ejemplo, se sabía que Corea del Norte ha tenido medio detenidos, medio secuestrados, a 16 pescadores chinos. Si esto hubiera pasado entre China y Japón (como pasó hace un tiempo, de hecho), se hubiera montado una buena, pero en esta ocasión los chinos casi que ni se han quejado (finalmente sí lo han hecho, y los pescadores fueron devueltos). Lejos de allí, Filipinas y Taiwán, dos archipiélagos que en un mundo simplista podrían ser amigos por tener como rival común a China, ahora están muy enfrentados porque los guardacostas filipinos mataron recientemente a un pescador taiwanés al disparar ¡40 veces! a su barco. El enfado allí es tan gordo que Taiwán amenaza con expulsar a decenas de miles de trabajadores filipinos de la isla, y hay medios taiwaneses que hasta han llegado a sugerir que China y Taiwán realicen maniobras navales conjuntas para amedrentar a Filipinas, lo cual sería algo insólito.

Y no sólo estos casos recientes: aquellos pescadores chinos detenidos de vez en cuando por Japón por pescar cerca de las reclamadísimas islas Diaoyu/Senkaku, aquel pescador chino que en 2011 mató de una puñalada a un guardacostas surcoreano cuando le intentaban detener, acusaciones desde Filipinas y Vietnam asegurando que los guardacostas chinos les echan a empujones cuando intentan faenar cerca de las también muy disputadas islas Spratly o Paracel... En los problemas pesqueros es donde está llegando realmente la sangre al río, más que en el terreno militar o en el político. Y además, muchas veces entre pescadores y guardacostas de países aparentemente aliados, o que no suelen rivalizar, añadiendo una gota de caos al ya complicado mapa geopolítico regional.

Por todo ello, se podría decir que ser pescador en Extremo Oriente se ha convertido en una profesión de extremo riesgo. Se dice que los pesqueros chinos, por ejemplo, suelen faenar no en solitario sino con otros barcos bajo la misma bandera, para protegerse unos a otros formando una especie de escuadrones Pescanova.


¿Por qué tanto roce pesquero en los mares de Asia? Supongo que no es fácil controlar miles de barcos de una docena de países faenando en los mares del continente, mares que en todos los casos tienen costas de al menos tres o cuatro países, si no más.

Estos problemas pesqueros, por cierto, me recuerdan a que cuando era pequeño se oían muchas noticias en España -y la gente se llevaba las manos a la cabeza- de pescadores españoles a los que los guardacostas marroquíes disparaban o detenían, pero luego aquella conflictividad se pasó un poco cuando España entró en la Unión Europea (entonces aún llamada Comunidad Económica Europea). Igual en Asia podrían fijarse en cómo se resolvió aquello, aunque no sé muy bien si se usó más la diplomacia o la fuerza.

Ya que hablamos de mares de Asia, propongo que echemos un rápido vistazo a los principales, porque además me quiero centrar en un asunto concreto sobre ellos: sus nombres, que en mi opinión están mal puestos y, vete tú a saber, igual ése es uno de los orígenes de la conflictividad.



MAR DEL JAPÓN

Empecemos con este mar, aunque no bañe (por muy poco) las costas del tema principal de este blog, que es China. ¿Por qué se llama Mar del Japón, si no sólo baña a Japón, también a Rusia y las dos Coreas? En las dos Coreas, de hecho, no lo llaman así. Los surcoreanos lo llaman "Mar del Este" (nombre que tampoco me parece bien, porque es SU este, no el de otros), y los norcoreanos, aún más chulos, lo llaman el "Mar de Corea Oriental". Llegados a este punto pensaréis que los rusos le llaman "Mar al Sur de esa Parte de Rusia que Tenemos tan Lejos", pero no, ellos, muy generosos, también lo llaman Mar del Japón.
Si yo fuera secretario general de la ONU, que nunca se sabe, propondría que se unifiquen términos para quedar todos contentos, aunque podría quedar un poco largo... "Mar del Oeste de Japón, el Este de Corea y el Sur de Rusia Oriental". O para ser más prácticos, que le pongan al mar un nombre neutro que guste a todos, algo que una a las tres culturas japonesa, rusa y coreana. ¿Mar de los Karaokes? ¿Mar de los Políticos Horteras? Aún no sé muy bien el qué, de momento pongamosle el nombre de una de las mayores leyendas que vieron nacer sus costas:




MAR DE LA CHINA MERIDIONAL

Más de lo mismo con el mar en el que actualmente se dirimen más disputas, porque todos los actores de la zona (China, Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei, Indonesia...) reclaman islas que otros reclaman: en el archipiélago de las Spratly, en el de las Paracel... Digo lo mismo que antes, este mar no sólo es el del sur de China, sino también el del este de Vietnam, o el del Oeste de Filipinas, o el del norte de Malasia. Y claro, Vietnam lo denomina "Mar del Este", sí, igual que como los coreanos llaman al Mar del Japón. Mientras, los filipinos están intentando popularizar que una parte de este mar, por lo menos la más cercana a su archipiélago, se llame "Mar del Oeste de Filipinas". Irónicamente, China lo llama "Mar del Sur" a secas (Nanhai). Vaya jaleo. Una vez más, propongo nombres de mayor consenso. Algo que tengan todos.




MAR DE LA CHINA ORIENTAL

Este mar tiene también un nombre un poco egoísta, pero parece ser que ello no crea grandes problemas a su "medio dueña" Japón, quizá porque como ellos ya tienen su propio mar, como hemos visto arriba, ya están conformaditos. Los chinos, como en el caso anterior, a este mar lo llaman simplemente "Mar del Este", así que hala, ya tenemos mares orientales de los chinos, los vietnamitas y los coreanos. En algunos mapas antiguos europeos el Mar de la China Oriental llegó a figurar como "Mar de Corea" (y el Mar de China Meridional era el "Mar de China" a secas), pero esta tradición ya se perdió. Espero que no os asustéis con estos bailes de nombres, también en España le llamamos Mar Cantábrico a un agua que nadie más llama así.

En el Mar de la China Oriental están las Diaoyu/Senkaku que tanto están dando que hablar este año y el pasado, así que, aunque el nombre de este mar no cree tantas discusiones, propongo uno nuevo para que haya menos todavía:




MAR AMARILLO

Por fin un mar donde, normalmente, no hay conflictos estratégicos, aunque bañe a tres países (China y las dos Coreas). Conflictos pesqueros si los hay, ojo, ya hemos visto al principio que los guardacostas y los pescadores no entienden de alianzas ni de nada, la ley del mar es cruel. Pero bueno, hablemos de su nombre: el Mar Amarillo no se llama así, que algunos seguro que lo pensáis, porque está cerca de países de "raza amarilla" (esta expresión aún se decía en mi infancia, ahora ya es políticamente incorrectísima). No señor, el Mar Amarillo se llama amarillo por la misma razón que el Río Amarillo (que desemboca en el Mar Amarillo): porque es de color amarillo, o amarillento. O bueno, no siempre: a veces amarillea. Ello se debe a similares razones que amarillean el Río Amarillo: la arena y el polvo que llegan de los desiertos del norte de Asia (el Gobi y sus vecinos).


A este mar no le voy a cambiar el nombre con fines pacificadores, sino más bien léxicos: para que la gente no crea que se le llama así por añejos tópicos raciales, y para ser más exactos con el color de la arena, yo propongo el

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


Mala pata

17 de Mayo, 2013, 0:01

Un artista holandés llamado Florentijn Hofman tuvo la sensata idea de colocar este mes en el Victoria Harbour de Hong Kong un pato de goma gigante (hinchable y deshinchable, como luego veremos). El pato es ciclópeamente encantador, y en las últimas semanas ha alegrado las vistas de un lugar que ya de por sí es espectacular. Y cuanto más nublado y feo estuviera el día, mejor, más destacaba el pato.



(No es el primer pato gigante que aparece en aguas famosas, también ha habido enormes ánades en el Támesis).


Y tampoco es la primera vez que Hofman lleva su pato gigante a buen puerto. Ya lo hizo antes en Osaka, en Sydney... Pero creo que es en Hong Kong donde mayor éxito ha tenido y más bien ha quedado con el paisaje.

Sin embargo, el pato tuvo el pasado miércoles un percance. No se sabe exactamente qué pasó, pero el pato empezó a deshincharse. ¿Algún gamberro le tiró una colilla y lo pinchó? El caso es que ello aún hizo más famoso y mediático al pato, primero por su dramático hundimiento a lo Titanic...



... y al día siguiente, por la triste imagen del pato totalmente deshinchado y plegado, listo para salir del agua y ser sometido a una buena reparación para que pueda regresar a las aguas cuanto antes.





En mi opinión, el "accidente" es un truco del artista para llamar más la atención con su obra. Resulta sospechoso que el mismo pato, o uno similar del mismo autor, recibió 40 puñaladas y también quedó hecho unos zorros hace unos años, cuando fue mostrado en Bélgica. Pobre pato, lo que lo hacen sufrir. Sólo espero que Epi no haya encendido la tele estos días y no haya tenido que ver tan patético espectáculo, podría traumatizarle...


Los hongkoneses se despiden, esperan que sólo temporalmente, del pato hinchable más audaz que vieron los tiempos, pero aún les queda otra enorme estatua rellena de aire que también se muestra estos días en la ex colonia. Sólo que ésta es, cómo lo diría... un poco menos agradable de ver.

Lo contaba esta misma semana un músico asturiano en su bitácora
Blogcasting Live From Hong Kong: en la ciudad hay un... ¿chorongo? descomunal, también hinchado, y la verdad, ojalá corra semejante suerte que el pato.




ACTUALIZACIÓN (20/5/2013): En el Grupo de Facebook Jordi Gómez contaba al hilo de este post que en otra ciudad de cultura muy china, Singapur, también combinaron agua y patos de goma con resultados espectaculares, pero en ese caso jugando con la cantidad, no con el tamaño. Era la carrera anual de patos de goma, que al parecer dejó de celebrarse en 2007:






ACTUALIZACIÓN (3/6/2013): Los internautas chinos han hecho más de un chiste con el pato de Hong Kong. Lo cuenta Offbeat China.


ACTUALIZACIÓN (12/6/2013): El pato hongkonés se convirtió en un símbolo político en el reciente 24º aniversario de Tiananmen:



Ah, y ahora además hay un cerdo gigante en Hong Kong...



ACTUALIZACIÓN (27/8/2013): Mientras en Pekín esperamos la gloriosa llegada del pato gigante (lo traen aquí a finales de septiembre) en Shanghái han intentado tener el suyo, aunque... no acaba de convencerme mucho...



ACTUALIZACIÓN (9/10/2013): Bueno, pues el pato gigante ya ha pasado por Pekín, como largamente esperaban los pequineses... Aunque yo no lo he visto, pues me pilló de vacaciones en España, recupero esta foto suya en el Palacio de Verano.



ACTUALIZACIÓN (23/10/2013): Al final sí que he podido ver al pato en el Palacio de Verano, como atestigua este post. El gigantesco juguetillo ha causado sensación también en la capital china, y como pasó en Hong Kong, también ha hecho cosas inesperadas, concretamente en un par de días que los encargados de su mantenimiento lo deshincharon por temor a que se lo llevara el viento.




ACTUALIZACIÓN (28/10/2013): Con la portada de la prensa de Pekín de ayer, despidiendo al pato (ayer se deshinchó forever en el Palacio de Verano), creo que se acaban las actualizaciones de este post. La obra ha sido, indudablemente, uno de los símbolos del año en China.



Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios


Los hablantes chinos de lapao

14 de Mayo, 2013, 0:01
















Soy especialista en unir mi Aragón natal y mi China adoptiva de la forma más peregrina en este blog (un ejemplo, otro, otro, otro, otro...), pero esta vez me siento superado por profesionales de la bobada que me han pillado a contrapié. ¡Intrusismo!

Todo comenzó cuando las Cortes de Aragón malgastaban tiempo y recursos públicos creando el "LAPAO" y el "LAPAPYP", dos palabros (me niego a denominarlos idiomas porque no lo son) que la gente únicamente va a utilizar en el mundo real para reírse, y no sin razón.

El choteo nacional por semejante despropósito fue tan grande que hasta un diario serio como El País decidió convertir un chiste en noticia: como resulta que "lapao" es también el nombre de uno de los tres principales dialectos del naxi, lengua de una minoría étnica china, el diario se atrevía a hacer guasa señalando que el lapao ha sido un éxito porque nada más ser aprobado ya lo hablan miles de personas en el Oriente lejano.

Si queréis podemos discutir en los comentarios el tema del lapao, el catalán, el aragonés y demás, pero yo de aquí para abajo me voy a alejar de polémicas que ni me van ni me vienen y voy a aprovechar la tangencial coyuntura para hablar un poco de los hablantes chinos de lapao (y dialectos similares), es decir, los naxi, una etnia bastante famosa en China pese a que son muy poquitos ya (unos 300.000). Para empezar, oigamos un poco de "lapao" (bueno, en realidad es naxi estándar, creo, pero imagino que el lapao sonará similar):



El vídeo me parece a mí que son pasajes de la Biblia, pero a menos de que alguno de vosotros seáis hablantes de naxi no creo que os sintáis evangelizados.

Los naxi viven en el norte de la provincia meridional china de Yunnan, en los valles y sierras limítrofes con el Himalaya oriental. Su principal ciudad es Lijiang, una preciosa localidad de calles empedradas, canales y casas de madera que es Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO y que en los últimos años ha tenido dos desgracias: la primera y mayor, un terremoto en 1996 que destruyó buena parte de casco antiguo, por lo que el actual está bastante reconstruido. La segunda fue que su belleza la hizo tan turística y turistizada que ahora casi es un parque temático de los naxi, con tiendas de souvenirs virtualmente en cada casa. De todas formas vale la pena visitarla, aunque sea para ver sus tejados o para tomarla de base para otros pueblos naxi de los alrededores.


Los naxi tienen cosas muy especiales -algunas similares a las de otras etnias del Himalaya y sus alrededores- que los convierten en un pueblo muy curioso. Destacaremos tres:

1- Su música: La música de los naxi, que al oído de los iniciados pero no expertos les sonará parecida a la música tibetana, tiene una gran tradición, y además su historia reciente es épica porque muchos músicos naxi fueron encarcelados durante la Revolución Cultural sólo por tocar música "feudal". Fallecido Mao, muchos de estos músicos salidos de prisión -algunos habían enterrado sus instrumentos para evitar que fueran destruidos- fundaron a finales de los 70 la orquesta de Lijiang, que aún hoy puede ser apreciada en todo su esplendor en un pequeño teatro de la calle principal de la localidad, una o dos veces por semana. Los músicos de la orquesta, tristemente, son cada vez más viejitos y cada vez son menos, porque pocos jóvenes se van sumando a la tradición. Cada vez que uno de los miembros de la orquesta fallece cuelgan un retrato suyo sobre el escenario: cada vez hay más fotos y menos miembros en la orquesta. Os pongo un YouTube para que les oigáis un poco.



Zhang Yimou dedicó a la música naxi una de sus películas de la pasada década.


2- Sus costumbres matriarcales
: Aunque no todos los naxi lo hacían (sólo los de zonas más remotas en las montañas), y aunque estas costumbres van desapareciendo, vale la pena recordar que en algunas aldeas naxi no había matrimonio y las costumbres casi recuerdan al "amor libre" de los hippies. Los hombres llevaban una vida nómada, como ganaderos y comerciantes de pueblo en pueblo, mientras que las mujeres tenían una vida más sedentaria, y unos y otros tenían relaciones sexuales y afectivas entre ellos, pero nunca estables. En general, la mujer podía recibir en su casa a todos los hombres que quisiera a lo largo de su vida, y tener hijos de varios de ellos. Los hombres no tenían patria potestad, los hijos sólo reconocían a su madre y vivían con ella, sin saber a veces quien era su padre biológico. Estas costumbres estaban más arraigadas en otras etnias del norte de Yunnan (sobre todo los
mosuo), pero entre los naxi también pasaba. En la misma Lijiang, aunque sea muy turística, es fácil notar que en las calles hay muchas más mujeres que hombres, y cuando se ve a éstos, suelen ser comerciantes de paso con sus mulas.

Las mujeres, por cierto, lucen una curiosa vestimenta, que a mí, ya veréis que tontería, me evoca la imagen de un maquinista de tren de vapor por delante y a un paracaidista por detrás.






3- Su alfabeto
: Se dice que los naxi conservan el único sistema de escritura de pictogramas (dibujos que se parecen más o menos a las ideas que expresan) que sigue "vivo" en el mundo, una especie de jeroglíficos de aire infantil que en realidad sólo se usan en textos religiosos y en carteles de bares para turistas, pero que en cualquier caso son extremadamente atrayentes:





Aprender la escritura naxi así a bote pronto se antoja sencillo...


Labrar



Sembrar



Guerra



Tejer



Vaca




...aunque imagino que a la hora de expresar ideas abstractas se complicará, y como digo los usos son más bien rituales y turísticos, así que no vayáis todavía corriendo a la escuela de idiomas para matricularos en naxi (o su variante, el lapao). Hale, me despido con una sardana naxi.


Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios


Sayonara, Romero y Landa

13 de Mayo, 2013, 0:01

La semana pasada ha sido muy triste porque en ella nos han dejado dos de esas personas que les caen bien a todo el mundo, Alfredo Landa y Constantino Romero. La conexión asiática que me da pie a que aparezcan en este blog es pequeña pero curiosa. En el caso de Constantino es fácil, una de las frases que hizo famosas usó el idioma japonés:



En cuanto a Alfredo Landa, actor cañí como ninguno, tuvo unos comienzos muy exóticos, ya que en sus primeros años, en los que también fue como Constantino actor de doblaje, le puso la voz al Príncipe Tuan en la película
55 Días en Pekín, que fue rodada en Las Rozas de Madrid. No he encontrado vídeos de aquel curioso cruce entre el landismo y China, sólo los primeros minutos de la película en español (y de propina un YouTube en el que se puede ver la peli completa con subtítulos en portugués).



El día que Landa nos dejó, creí recordar que en una de aquellas famosas pelis de destape y suecas Alfredo se había intentado ligar a una china, pero no, estaba equivocado, quien llevó a cabo tal intento fue otro gran actor desaparecido hace también poco tiempo, José Luis López Vázquez.



Siento especialmente la pérdida de Constantino Romero, en mi casa éramos unos grandes fans de "El Tiempo es Oro", uno de ésos programas culturales que ahora se echan tanto en falta, y eso que ahora la oferta televisiva en teoría es mucho mayor. Su famosísima faceta como doblador, sin embargo, me crea un dilema interno, porque por un lado estoy de acuerdo en que tenía una de las voces masculinas más imponentes de nuestro país, y que por ejemplo a Clint Eastwood, cuya voz de verdad es normalita tirando a aguda, lo mejoraba en porte y hombría. Sin embargo, desde que salí de España y empecé a ver pelis en versión original porque no me quedaba otra, ya no puedo ver películas dobladas, los diálogos me parecen falsos y, por muy bonitas que sean las voces escogidas, todo me parece muy irreal.

En los países donde las películas no se doblan (Portugal, Holanda, países escandinavos, en general lugares con idiomas hablados por un número más reducido de personas que otros como el español, el francés, el alemán...) nunca han echado de menos el doblaje, y, casualidad o no, sus ciudadanos hablan mucho mejor el inglés, casi sin acento y casi desde pequeños. Cuando estuve en Serbia, hasta vi Los Serrano en español con subtítulos en serbio. Y en Serbia esa serie fue seguida con locura... En Finlandia tampoco tuvieron problema en subtitularla:



El doblaje puede que sirva para universalizar el cine, pero a la vez consolida la ignorancia de otros idiomas (no sólo el inglés, aunque sobre todo éste, por el dominio hollywoodiense de esta industria). Y creo que no deberíamos sacrificar el poder entendernos con mucha más gente sólo por la vagancia de ver películas en nuestro idioma.

En fin, todavía podría ser peor: en Rusia doblan las pelis pero dejan el sonido original, así que oyes a la vez a Clint Eastwood hablando en inglés y en ruso. Inenarrable, literalmente destrozan cualquier película foránea (no sé si lo hacen con todas las películas, pero alguna vez que he visto canales de televisión rusos lo he visto muy extendido, igual sólo pasa en telefilmes).

En China también se dobla, y es curioso porque las películas extranjeras dobladas se entienden mucho mejor que las pelis cien por cien chinas, supongo que porque al traducir usan palabras más sencillas que el "slang" que los chinos puedan usar en sus producciones propias.

Bueno, que ya siento polemizar sobre una de las más famosas facetas de Constantino Romero, una persona públicamente a la que todos, creo, teníamos mucho cariño. Puedo arreglarlo diciendo que antes de salir de España, estaba encantado con los doblajes y los que él hacía me parecían fabulosos. Para despedirnos de él, esta joya: una de sus primeras actuaciones, en la que sale sin su bigote y CON PELO. Descansen en paz él y Landa.


Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


Ed Wood, ese aficionado

11 de Mayo, 2013, 0:01


No me resultaría fácil elegir cual sería -para mi gusto- la mejor película china de la historia, porque muchas me han gustado. Seguramente escogería una de aquellas obras maestras que vosotros, lectores, también colocasteis en el top de aquella encuesta que este blog planteó hace tres años.

Sin embargo, me es mucho más fácil elegir la peor película china de todas las que he visto, y creo que además debería ser firme candidata a la película más birriosa de la historia mundial. El filme es tan horrendo que hace daño a los ojos, y no lo digo metafóricamente. Me estoy refiriendo a Kill Octopus Paul, aunque en algunos lugares se presenta con el nombre de Who Killed Paul the Octopus.





La película se inspira en el Pulpo Paul, el bicho que animó el Mundial de Sudáfrica 2010 con sus sorprendentes poderes adivinatorios (recordemos que acertó el ganador de todos los partidos en los que se le pidió su opinión). Intentando explicar en cuatro palabras el sindiós de este filme, la historia teoriza con la idea de que el Pulpo Paul y otros primos de su especie son codiciados por mafias de apuestas de partidos, y unos aficionados chinos que viajan a Sudáfrica durante el Mundial intentan luchar contra éstas.

En la peli aparecen dos famosos comentaristas deportivos chinos, probablemente engañados pensando que iban a una película de verdad. Uno es Huang Jianxing, famoso por
haberse vuelto loco durante una retransmisión del Mundial 2006. El otro es Li Chengpeng, quien, por cierto, acaba de ganar el Premio BOBs -de grato recuerdo para este blog- al mejor blog del mundo. También hay un cameo de Luo Xi, el fan de la selección china más famoso (una especie de Manolo el del Bombo, pero con sombrero de caowboy en vez de bombo).





No busquéis datos sobre la película en IMDB, que no los encontraréis, seguramente no pasó el corte de calidad necesario para figurar allí. En la Wikipedia sí tenéis una breve reseña del filme, pero, curiosamente, sólo en la versión española de esta enciclopedia electrónica, quizá porque los medios españoles fueron de los pocos que se hicieron eco de la aparición de esta terrible película (por aquello de que el Pulpo Paul, en 2010, fue nuestro héroe nacional).

El filme es un absoluto desastre, y bastante difícil de entender, no por lo profundo de la historia sino por lo mal contada que está. Es posible que el guionista se volviera loco durante la creación de la historia, o que no hubiera guión y éste se fuera improvisando por el camino.

Kill Octopus Paul es criticable en cualquier faceta y nivel, pero quizá lo que a mí más me molestó de ella es que se tomara en serio un asunto que todo el planeta se tomó en broma. ¿Alguien realmente le daba trascendencia al hecho de que un pulpo comiendo almejas acertara, casualmente, los ganadores de partidos del Mundial? Era gracioso, animaba la espera entre partido y partido, y punto. Pero no, el filme le da una insufrible seriedad al asunto. Relaciona al pulpo con magia negra africana, con apuestas ilegales... Viendo el título de la película uno piensa que va a ver una comedia, pero no, se trata de un thriller con "mensaje". Un mensaje difícil de desentrañar, porque la historia es caótica. Aunque bueno, al final de la película los autores por si acaso ponen tras el fundido en negro que "el objetivo del filme es luchar contra las apuestas ilegales en China". Una peli de baratillo con pretensiones hasta políticas.

La directora de este despropósito, Xiao Jiang, se tomaba tan en serio el asunto del Pulpo Paul y hasta su propia película que en la presentación de ésta en Pekín, en otoño de 2010 (casi en la misma semana en la que el verdadero Pulpo Paul murió, por cierto), empezó a soltar blicamente teorías de la conspiración sobre la muerte del cefalópodo, como si se creyera su filme, como si éste fuera un documental. Recuerdo que la colega de mi trabajo que fue a aquella rueda de prensa y al estreno del filme para los medios regresó con la cara pálida: no podía creer lo que había visto, ni en la rueda de prensa ni en la pantalla.

El filme además contiene escenas de violencia muy desagradablesy fuera de cuento. Uno espera una comedia y acaba viendo un thriller de serie C aderezado con sangre. El asesino de la historia -chino- es un esbirro de una red internacional de apuestas ilegales que entre los chapoteos de plasma sanguíneo filosofa sobre lo divino y lo humano. No intentéis sacar lecciones de sus palabras: no se le entiende nada, ni en chino, ni en inglés, ni en español.

Y lo que os decía al principio de que duele a los ojos no es sólo por todo lo anterior, sino que, en un arranque artístico de la directora (o quizá en un fallo de la edición de la película que nadie notó porque nadie quiso ver el producto una vez terminado) Kill Octopus Paul ofrece todas sus escenas no en color, no en blanco y negro, sino, señoras y señores, en ROJO Y VERDE. Sí amigos, la película debe ser un homenaje a Portugal, o una afrenta a los daltónicos, porque sus escenas son rojiverdes. El contraste de esos dos colores, no demasiado amigos el uno del otro, molesta a los ojos y creo que hasta daña el cerebro.


La película es barata, pero aun con todo derrocha dinero. Se rodaron varias escenas en Sudáfrica, durante el Mundial, pero totalmente innecesarias. Exteriores de estadios del Mundial que no aportan nada, animales selváticos de África metidos con calzador en la historia para que se sepa que fue rodada en el continente africano pero que igual hubiera dado sacar de un zoo.

Y por último, la película es mentirosa: el pulpo que sale en la película, y al que parece que algunos quieren matar y otros conservar, no es el Pulpo Paul, sino otro de la misma especie que al parecer también tiene poderes adivinatorios. Ni me acuerdo si al final lo matan o no, porque traté de olvidar la película lo antes posible. Si aún tenéis arrestos de probar, la tenéis en DVD y seguramente os la podéis bajar por internet. Allá vosotros...

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios


Acabar con el magno
(no el coñac)

6 de Mayo, 2013, 0:01





Coincidió que en los ultimos días el que aquí suscribe se vio tanto la película sobre Lincoln de Steven Spielberg (qué funesto bodrio, oigan) como una miniserie sobre los Kennedy. Como era de esperar, me obsesioné morbosamente con el tema de los grandes magnicidios en la Historia, empecé a googlear para ver que encontraba del asunto, y luego busqué a ver si los había habido en China, pues no recordaba demasiados.

Antes de meterme en el coto chino, diré que es sorprendente la cantidad de máximos líderes que han sido asesinados en muchos países, especialmente en los siglos XIX y XX. En España, sin ir más lejos, murieron en atentados cinco presidentes, somos uno de los países que más magnicidios de jefes de Gobierno ha sufrido (el más conocido es Carrero Blanco, pero tampoco deberíamos olvidarnos de Prim, Canalejas, Dato y Cánovas del Castillo). En Estados Unidos, además de los dos archiconocidos casos de arriba, también murieron asesinados los presidentes Garfield y McKinley, sin que Hollywood les haya hecho el mismo caso que a Abe y JFK (la película del gato que come lasaña no cuenta, se pongan como se pongan). En Japón, un país en general con bajos niveles de delincuencia, han sido también cinco los primeros ministros asesinados (junto con España, uno de los países donde más ha pasado), aunque el asesinato más famoso de ese país es el del líder socialista Inejiro Asanuma, quien recibió un sablazo cuando la TV le grababa en directo y dejó una de las fotos de magnicidios más estremecedoras de la historia (Pulitzer aquel año).


¿Y en China? Pues en este país, la conclusión a la que uno podría llegar es que los magnicidas madrugaron mucho y ya se intentaron cargar al primero de todos los emperadores (Qin Shihuang, el del Ejército de Terracota) y que, como el intento fracasó, en los siglos posteriores los cerca de 200 emperadores que hubo en general no vieron correr peligro su vida (aunque todos tendrían probadores de la comida por si acaso la envenenaban, claro) y sólo uno de ellos puede decirse a ciencia cierta que fue asesinado. Tampoco los líderes de la República de China y de la República Popular sufrieron atentados o ataques, si bien siempre quedará la duda de si el accidente de avión en el que murió Lin Biao, quien sonaba durante la Revolución Cultural para suceder a Mao Zedong (lo nombramos en el anterior post) fue provocado o no.

Qin Shihuang, el Primer Emperador, quien unificó los diversos reinos que pululaban en la China actual, construyó su imperio mediante conquistas y sangrientas guerras que, obviamente, le granjearon numerosos enemigos. Cinco años antes de lograr la conquista de todos esos reinos, en 226 AC, el príncipe de uno de ellos intentó matarle mediante un famoso asesino, Jing Ke, quien consiguió entrar en la corte y reunirse casi a solas con Qin Shihuang llevando con una daga envenenada escondida en un mapa enrollado. Al desenrollar el mapa Jing Ke picó cual escorpión, pero lo más que consiguió fue rasgar las ropas del soberano, que tras una carrera frenética en las estancias palaciegas por salvar su vida logró un arma y acabó siendo él el que mató al asesino. O eso dicen los libros de Historia.


Este caso, como los de Kennedy y Lincoln, ha sido llevado muchas veces al cine -por los chinos en este caso-, aunque con versiones totalmente distintas entre sí, ya que al estar más alejado en el tiempo, hay más lugar a la fabulación. Quizá la película más famosa sobre este magnicidio frustrado es Héroe, de Zhang Yimou, en donde el fallido asesino es un Jet Li que acaba sintiendo admiración por Qin Shihuang (los críticos vieron en esto una apología al régimen comunista). Otras películas chinas famosas sobre el tema son El emperador y el asesino, quizá la versión menos fantasiosa, en la que sale Gong Li (la vi pero no la entendí demasiado) y La sombra del emperador, una especie de mezcla de película de acción y reflexión filosófica sobre la música oriental que menos todavía entendí cuando la vi en un cine de Madrid, pocos meses antes de venir a vivir a Pekín (nótese la constante rima asonante en "i" de la frase que acabo de escribir).


Cuando dice "de los creadores de Adiós a mi Concubina, La Linterna Roja y Vivir"
debe estar refiriéndose a los chinos en general, porque si no no lo pillo...



En cuanto al único magnicidio "exitoso" en la historia imperial china -o el único que he encontrado, si sabéis alguno más avisad-, lo sufrió un emperador de la dinastía mongol (Yuan), Gegeen Khan, el cuarto posterior a Kublai Khan, que es el que conoció Marco Polo. Fue en 1323, y los asesinos parece ser que fueron mongoles de familias rivales que también aspiraban al trono. Un asunto muy prosaico que no parece haber inspirado películas o literaturas.

Buscando más sobre el espinoso tema, lo que sí he encontrado, y me ha parecido curioso, es que un gobernador portugués de Macao fue asesinado, o mejor debería decir linchado, por una turba de chinos, allá por el siglo XIX. Se trata de
Joao María Ferreira do Amaral (mira que son portugueses los nombres portugueses), que trató de acabar de raíz con la influencia de China en la política de Macao (y de la forma que más podía enfadar a los chinos, pagando menos impuestos a los emperadores) y murió decapitado en un ataque cometido en agosto de 1849. Tras el asesinato hubo una miniguerra entre Portugal y China por el control de Macao (no debieron de intervenir más de 200 soldados entre los dos bandos) que los lusos ganaron.

En fin, esto es lo poco que encontré de magnicidios en China y alrededores, que es poco, y quizá, siendo el tema que es, es mejor que sea así, aunque como digo, si sabeís algún caso más, abridnos los ojos, pero sin mucha sangre.

ACTUALIZACIÓN (8/5/2013): Recopilo algunos casos más que algunos lectores han dejado en los comentarios. Algunos de ellos los he mencionado antes en el blog o en artículos para mi curro, qué cabeza tengo:

- El odiadísimo emperador Yang Guang, cuya tumba fue recientemente descubierta, fue asesinado por sus rivales cuando trataba de huir de las revueltas que pedían su cabeza, allá por el siglo VII.

- Hay sospechas de que el penúltimo emperador de China, Guangxu (antecesor de Pu Yi, el de la famosa película de Bertolucci), murió envenenado con arsénico por la emperatriz viuda Cixi, pues dejó este mundo muy joven, con 37 años. Además Cixi (la que ordenó construir el Palacio de Verano) murió un día después que Guangxu, por lo que las sospechas de luchas intestinas en los pasillos de la Ciudad Prohibida se acrecientan.

- Y ya en la época posterior a la imperial, Song Jiaoren, quien parecía llamado a ser el primer primer ministro de China (valga la redundancia) fue asesinado de dos disparos a bocajarro cuando tomaba un tren hacia Pekín poco después de ganar las primeras -y puede que últimas- elecciones democráticas que hubo en el país. Recientemente se cumplió el centenario de esta trágica muerte.

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios


Santificados sean sus nombres

1 de Mayo, 2013, 0:01


Hace tiempo que quiero hacer en el blog una recopilación de nombres chinos curiosos, pero siempre me ha surgido la duda de qué criterio usar. ¿Nombres curiosos desde la óptica del idioma chino, del español, del inglés, o curiosos desde perspectivas no idiomáticas? Por poner un ejemplo: el nombre de Isabel Tocino -ex ministra de medio ambiente- puede ser relativamente curioso para un español y no para un chino que no sepa español. En cambio, el futbolista Xavi puede ser curioso para un chino, porque al pronunciarlo suena como el insulto mandarín "shabi", pero a un español, pues ni fu ni fa...

El tiempo va pasando, y no consigo reunir suficientes nombres siguiendo un sólo criterio, así que me he hartado y he decidido hacer una lista caótica: unos nombres me resultaron curiosos por una razón, y otros por otra bien diferente. A ver qué os parece. Si queréis aportar alguno, serán bienvenidos, salvo aquellos que provengan de chistes viejos del tipo "Chinchampú" (el chino con el pelo más sucio).

NIU GENGSHENG, EL MAGNATE VACUNO

China tiene dos grandes marcas de leche, las más conocidas y vendidas del país: Yili y Mengniu, ambas con sede en Mongolia Interior, la zona con más tradición lechera (los mongoles son más bebedores de leche que los chinos). El presidente de Mengniu se apellida Niu, que en chino significa "vaca", así que parece ser que nació predestinado.


HU Y WEN, LÍDERES LLENOS DE INTERROGANTES

Durante una década (marzo de 2003-marzo de 2013) los dos principales líderes de China, Hu Jintao y Wen Jiabao, sembraban de confusiones las noticias en inglés, porque el apellido del primero se pronuncia igual que "who", que significa "quién" en inglés, y el apellido del segundo sonaba como "when", que significa "cuando". Esta dualidad dio para chistes como el de Bush hablando con Condolezza Rice sobre el nuevo presidente chino, en el que Kofi Annan tampoco salía bien parado. El nuevo presidente chino, Xi Jinping, ya no pregunta nada a los angloparlantes, aunque su apellido suena como "she", que significa "ella".


NIE ER, SER TODO OÍDOS

A Nie Er, el artista que compuso la música del actual himno de China, ya lo he nombrado en alguna ocasión en este blog. Que un compositor tenga de nombre Er, que significa "oreja", parece irle que ni pintado, Pero es que encima su apellido, Nie, esta formado por el carácter "er" de oreja repetido tres veces más. Lo tenía todo para triunfar en la música, vamos.



LIN BIAO Y LIN ZHAO, VÍCTIMAS CON NOMBRE VICTIMISTA

La verdad es que lo siento por ambos, pero su nombre, al oírlo en español, puede dar para humor negro... Lin Biao, el hombre que según dicen intentó atentar contra su otrora amigo Mao Zedong durante la Revolución Cultural, fue virtualmente limpiao y purgao en un accidente de avión -dicen que provocado- cuando intentaba huir a la Unión Soviética. Por esa misma época, Lin Zhao, escritora y periodista de cuya muerte se cumplieron recientemente 45 años, fue una de las primeras disidentes que hubo en la China de Mao, y fue terriblemente torturada y ejecutada.


 LI LILI Y HUANG HUAHUA, REPETIR NO ES PROBLEMA

Tengo noticia de momento de dos Li Lili: una fue una actriz del cine chino de los años 30, la otra es lo que en España sería una viceconcejala de deportes, en la ciudad de Pekín. Puntualizo que en chino una sílaba puede tener cuatro tonos distintos, y para un chino el "li" del apellido de ambas es muy diferente de los dos "li" de sus nombres. Huang Huahua, de carcajeante nombre (pronunciese Juanjuajua) fue el gobernador de Cantón entre 2003 y 2011, y a veces parecía que realmente se reía de sus gobernados, porque fue bastante desastroso (por ejemplo en la gestión de la epidemia del SARS). Ya que hablamos de repeticiones, recordaré que en chino es habitual usar una sílaba repetida para darle un toque cariñoso a los nombres (por eso muchas mascotas, bebés o novietes/as son llamados con palabras del tipo Didi, Honghong, Sisi, Tutu  y un largo etcétera).


AO GAO, SIN MIEDO A LAS PISCINAS

El dibujante Mauro Entralgo le dedicó un chiste a Ao Gao en su desaparecida tira en Público, en la que se hizo con una importante colección de nombres que desvelaban sin quererlo -en español- datos sobre la ocupación del propietario del nombre. Ao Gao es una jugadora china de la selección nacional de waterpolo, aunque en su país se la conoce como Gao Ao (en las competiciones internacionales, donde los nombres chinos suelen ser cambiados de orden, sí que figura como Ao Gao).


@, EL NIÑO EMAIL

En China de vez en cuando aparece en la prensa alguna noticia de un padre que le ha puesto a su hijo un nombre raro para llamar la atención (en chino la libertad para poner nombres es mucho mayor que en los idiomas occidentales, casi cualquier cosa puede valer). Quizá el más revolucionario, porque abandonaba la escritura china e incluso el alfabeto latino, fue un señor que le puso a su hijo de nombre @. Muchas veces, estos niños chinos de nombres extraños (que a veces ni siquiera se pueden escribir en un ordenador chino de raros que son) acaban de mayores teniendo problemas a la hora de hacer simples trámites como matricularse en un lugar, pedir una visa o cosas así (su nombre se pierde en la burocracia informatizada, o no puede figurar en ella) y acaban cambiándose el nombre exótico por uno más normal.


NG, EL APELLIDO APRETÓN

Ya me estoy yendo por los cerros de Úbeda, porque ahora estoy cruzando las lindes del mandarín para entrar en las del cantonés, pero es que siempre me ha fascinado el apellido Ng, muy abundante en Cantón, Hong Kong y Macao. Aunque su transliteración al alfabeto latino parezca impronunciable, o pronunciable como si hiciéramos esfuerzos intestinales, los cantoneses no tienen problema en leerlo, pues para ellos suena a "eng" o "ing". El mismo apellido, con los mismos caracteres, se pronuncia "Wu" en mandarín.




MA LIN Y MA LONG, NO HACEN HONOR A SUS NOMBRES

Ma Lin y Ma Long, contrariamente a lo que sus nombres podrían indicarnos a los hispanohablantes, son muy buenos en lo suyo, que es el ping pong. Son dos de los mejores jugadores de la historia del tenis de mesa en China, y por tanto en el mundo. Los dos son de la provincia de Liaoning, cuna de grandes deportistas chinos, pero por lo demás no están relacionados por parentesco, son simplemente rivales y (espero) amigos. Ma Lin, que ya es un poco veterano, ganó el oro individual en Pekín 2008, mientras que Ma Long, más jovencito, es actualmente el número 1 en los rankings internacionales.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español





Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China por descubrir
China por descubrir II
China Viva
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré