chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Mayo del 2013


Sesenta años allá arriba

29 de Mayo, 2013, 0:01


En las últimas semanas ha habido muchas noticias relacionadas con el Everest, la montaña más alta del mundo, que los alpinistas suelen ascender en este mes de mayo porque es la época con mejores condiciones climáticas para ello. La semana pasada mi paisano Carlos Pauner llegaba a su cima y se convertía en el primer aragonés (y el primer español no vasco, huy en qué jardines me estoy metiendo) en coronar las 14 montañas del mundo que miden más de 8.000 metros (hay alguna duda con uno de sus ascensos, el del Shisha Pagma, pero bueno, que un día de éstos lo ascienda nuevamente y así acabará con los recelos). Un día después, un japonés de 80 años y con nombre de toro llegaba también a la cumbre y se convertía en el hombre más viejo en conseguirlo. Y hoy, finalmente, se cumplen 60 años de la primera llegada del hombre a la cumbre de esa montaña, la que consiguieron el sherpa Tenzing Norgay (cuyos orígenes debatíamos hace unos días en el grupo de Facebook) y el neozelandés Edmund Hillary.


Los dos alpinistas, felices de conocerse y felices de haber bajado ya de tan alto,
pocos días después de la hazaña.



A veces se olvida un poco que el Everest es un monte chino, o bueno, medio chino. Su cara sur da a Nepal, pero la norte está en territorio de China, concretamente en la región del Tíbet (no puede obviarse que considerar el Tíbet como chino tiene su polémica, pero tampoco se puede olvidar que así aparece en cualquier mapa). Aparte de por cuestiones políticas relacionadas con la cuestión tibetana, otra de las razones de que el Everest se relacione más con Nepal que con China es el hecho de que la mayoría de los ascensos se realizan por la cara sur, porque sus rutas son más sencillas y porque Nepal pone muchas menos limitaciones que China a la entrada de extranjeros (una vez más, por cuestiones relacionadas con la política).

Otra razón que puede pesar en el "olvido" es que en China la palabra "Everest" no se usa, con lo cual se asocia menos ese vocablo con este país, y, por extensión, se asocia menos esa montaña con este país. Los chinos, a imitación de los tibetanos, llaman al Everest "Qomolangma", que significa "Diosa Madre" en tibetano, y siembre la citan así, incluso en noticias en inglés (ni siquiera ponen "Everest" entre paréntesis a modo de aclaración). Desde 2005, además, los chinos no reconocen la altura internacionalmente más usada del monte (8.848 metros), ya que ellos realizaron ese año otra medición y fijaron su altura en 8.844 metros (lo podéis ver en la entrada en chino que sobre el monte hay en la Wikipedia, por ejemplo). De estos dos peliagudos asuntos ya hablé hace unos añitos, cuando los chinos llevaron la llama olímpica a la cima de ese monte, pero bueno, hoy lo recuerdo con motivo del aniversario.

La prensa china recuerda hoy la efeméride, y de paso que los primeros en ascender el Qomolangma/Everest por su cara norte fueron dos alpinistas chinos, Wang Fuzhou y Qu Yinhua, y un tibetano llamado Gingbu, así a secas (muchos nombres tibetanos son de sólo una palabra, sin apellido). Lo lograron en 1960, en una época en la que la cara norte estaba aún más vetada a los extranjeros que ahora.


Los tres héroes a este lado del Everest
(el de la izquierda llegó un poco antes que los otros dos,
gracias a su fenomenal cardado).



También hay rumores de que en 1952, un año antes de que Hillary y Norgay llegaran a la cumbre, una expedición soviética intentó adelantarse unos meses a la proeza nepalí/neozelandesa con un ascenso por esa misma cara norte, pero que perecieron en el intento (Moscú y Pekín negaron la existencia de esa expedición, pero quién sabe, igual sólo ocultaron el fracaso).

Llegar a lo alto de una montaña como el Everest/Qomolangma/Samargatha (pongo también su nombre nepalí para liar aún más) y ver el mundo desde allí arriba debe ser una maravilla, aunque también es una peligrosa aventura. El fallecimiento también estos días del alpinista leridano Juanjo Garra en otro ochomil es un recordatorio de lo crueles que pueden ser esas bellas montañas. La lista de alpinistas que han fallecido en estos 14 gigantes es abrumadora, y en todos ellos han muerto alpinistas españoles, terrible.

PD: La foto que abre el post es un apresurado homenaje a una de las noticias de la semana en China, con permiso del niño de la cañería.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


¿Me da la hora? Sí, pero sólo una

27 de Mayo, 2013, 0:01












Como hace unos días vi nuevamente Doctor Zhingado, ese peliculón en el que Omar Sharif se perdía por las estepas de Soria, me entraron ganas de viajar, aunque fuera con la imaginación, a la Rusia remota de las deportaciones, una Rusia que además está relativamente cerca de aquí, de Pekín. No creo que lo haga a corto plazo, porque conseguir un visado para Rusia es casi tan difícil como uno para Corea del Norte, pero de todos modos he mirado, por curiosidad, a cómo están los vuelos a Vladivostok, una de las ciudades más cercanas a Pekín, situada en el extremo oriente de Rusia, allá donde acaba el Transiberiano.


Mirando esto, he descubierto una bizarrez: en el vuelo de regreso, de Vladivostok a Pekín, se llega a la capital china 15 minutos antes de la hora a la que sale el avión, como si en vez de viajar en Airbus lo hiciéramos en un DeLorean, a lo Marty McFly.


Esto es una de las muchas extraordinarias consecuencias de la política nacional china con respecto a las horas, que se reduce en una sola frase: en todo el país es la misma hora, pese a que China tiene una gran extensión (es el cuarto mayor Estado del mundo) y además es bastante alargado de este a oeste, los puntos cardinales que marcan los días y las noches cuando el sol aparece y desaparece por ellos. EEUU y Canadá, dos países similares a China  en tamaño y en distancia de oeste a este, tienen 11 y 6 horas diferentes para sus ciudadanos, respectivamente (aunque en el caso estadounidense hay que aclarar que tiene muchos territorios en el Pacífico).


Husos horarios en el mundo. Ya se ve que el chino
es considerablemente ancho...
(aunque el de Europa Occidental también).



Antes del régimen comunista nacido en 1949, China tenía cinco husos horarios, lo normal para su tamaño. Sin embargo, Mao decidió que tras años de guerra civil y décadas de divisiones internas, dentro del país había que estar unidos en todo, posición de las manecillas del reloj incluidas.


Husos horarios entre 1912 y 1949.


La actual situación en China crea, por ejemplo, grandes diferencias de tiempo con algunos países vecinos, como por ejemplo la que hay entre el país asiático y la Provincia Marítima Rusa (donde está Vladivostok), que es de tres horas. Q
ueda con ello explicado el "misterio" del vuelo del principio: éste dura 2 horas y 45 minutos, menos incluso que la diferencia horaria, por ello se llega "antes de salir".

Y no es la mayor diferencia de hora que China tiene con un país vecino, porque con Afganistán, vecino de China (aunque la frontera entre ambos es muy pequeña), la diferencia es de tres horas y media. Es, de hecho, la mayor diferencia horaria entre países vecinos de todo el planeta.

La "tozudez" de China en no seguir un sistema de husos horarios similar al de los países vecinos también ocasiona que China tenga muchos puntos fronterizos -aquellos en los que coincide con los límites de otros dos países- en los que hay tres horas a la vez. Es decir, que si por ejemplo te dejan tumbarte en el lugar donde se cruzan las fronteras de China, Rusia y Corea del Norte -buena suerte en el intento-, puedes tener un brazo en Corea del Norte en el que son las 8 de la mañana, otro en Rusia, donde son las 10 de la mañana, y las piernas en China, algo adormiladas porque para ellas son las 7 de la mañana. Estos puntos fronterizos con tres horas distintas no sólo existen en China, pero este país es el que más tiene de todo el planeta, un total de 13 (más de la mitad de los de todo el mundo). Aunque bueno, para lío lo del Polo Sur y el Polo Norte, con una docena de horas distintas confluyendo a la vez.

Pero la política horaria china también tiene efectos en el interior del país. Si en todos los lugares de China un país tan grande, es la misma hora, eso significa que en los lugares más al este amanece mucho antes que en el oeste. Esto se nota especialmente en el extremo oeste de China (Xinjiang y el Tíbet), donde hay lugares donde en invierno amanece pasadas las 11 de la mañana, y en verano anochece casi a medianoche. De hecho, los uigures en Xinjiang a veces ignoran la hora oficial china y tienen una "hora clandestina" uigur, con amaneceres y anocheceres un poco más ortodoxos (porque además, como muchos son musulmanes practicantes que han de rezar en la salida y la puesta de sol, necesitan llevar un horario algo ordenado).



Mapa de desviaciones horarias (vía adamcadre.ac).
En los lugares en rojo amanece "demasiado tarde", en los verdes "demasiado pronto".
Ya veis que la zona con más desviación es la del Tíbet y Xinjiang, aunque España también es rojilla.



En teoría, la hora única china está hecha con la que deberían tener sólo, en un mapamundi con husos horarios exactos, los chinos del este del país, los de Pekín, Shanghái, etc. Pero no os penséis por ello que aquí en Pekín tenemos unos amaneceres y anocheceres perfectos para nuestros planes... No, al menos no para un español como yo, costumbrado a otras horas.

Pero es que en España tampoco tenemos una zona horaria "perfecta". En realidad seguimos la hora centroeuropea, y no la inglesa, que es la que nos correspondería hipotéticamente. Por acomodarnos con la mayor parte de Europa Occidental, permitimos que, como si fuéramos Xinjiangueses, amanezca un poco más tarde y anochezca un poco más tarde de "lo normal". En concreto, una hora más tarde. En Pekín, sin embargo, no hay esta desviación, con lo cual, a efectos prácticos, en España nos amanece y anochece una hora antes que en Pekín.

En diciembre, los días más cortos del año, en Pekín amanece a las 7 y media, mientras que en Madrid el sol sale hacia las 8 y media. En la capital china anochece un poco antes de las 5 de la tarde (no veáis qué tristes son las tardes invernales), y en la madrileña un poco antes de las 6 de la tarde.

Pero en junio la situación aún es más compleja, porque en España, como en buena parte de Europa Occidental, se cambia la hora en primavera -los relojes se adelantan una hora- para "ahorrar energía", así que la diferencia de amaneceres y atardeceres entre España y China aumenta de una hora a dos. Así, en junio, durante los días más largos del año, en Pekín amanece ANTES DE LAS CINCO de la mañana, mientras que en Madrid es un poco antes de las siete. El anochecer aún se nota más: en España el sol se pone en verano casi a las 10 de la noche (algo que a mí me fascina cuando estoy en tierras españolas), mientas que en Pekín nunca veremos el sol a las 8 de la noche, hasta en junio las puestas de sol son minutos antes de esa hora.

Confío en que no os hayáis liado mucho con tanto número final (si ha sido así, a repetir la lectura, esta vez armados con lápiz y papel, ¡que luego entra en el examen!). Ya sabéis, si venis a China no intentéis calcular la hora a lo Cristobal Colón, viendo por dónde anda el Sol, que será un caos. Y traeros un antifaz sin agujeros para dormir, que aquí el astro rey madruga más que los panaderos.

PD: un poquito más sobre el extraño mundo de los husos horarios en dos interesantísimas entradas de sendos blogs: Amanece muy pronto por aquí y Lo que Hitler nos dejo.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


Intolerancia alimentaria

23 de Mayo, 2013, 0:01


La semana pasada, se levantaba un gran revuelo mundial cuando la FAO (la organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación) publicaba un informe en el que presentaban las bondades de comer insectos y se recomendaba el aumento de su consumo en un mundo con cada vez mayor población y más problemas de suministro de alimentos. Unos 2.000 millones de personas en el mundo, es decir, poco menos de la tercera parte de la población mundial, tienen insectos en su dieta, recordaba el informe, que podéis bajaros y leer aquí.

A mí personalmente no me sorprendió tanto la sugerencia de la FAO como el disgusto con que se recibió, por ejemplo, en España. En los comentarios de las noticias sobre el tema que he leído la gente se rasgaba las vestiduras, gritaba indignada como si le estuvieran haciendo tragar cucarachas con embudo, y hasta algunos lo enlazaban, medio en broma medio en serio, con la supuesta conspiración de los más ricos del planeta para que, tras la crisis financiera, estemos calladitos y seamos sumisos. En este artículo -muy bueno, por lo demás-, tenéis un ejemplo, en las líneas quinta y sexta.

La agresividad que en España hay hacia los hábitos alimentarios de otras culturas es algo bastante curioso y yo diría que ilógico. En un mundo interconectado, donde quien más y quien menos ha viajado ya a muchos lugares, o los ha conocido por la tele o internet, es increíble ver cómo la "intolerancia alimentaria" es muy potente todavía, casi diría que más que la intolerancia religiosa o la racial, que hace tiempo que están ya muy mal vistas. Muchos españoles siguen pensando que las culturas que comen perro (coreanos, chinos del sur), insectos (muchas culturas tropicales) y otros alimentos "asquerosos" son bárbaras por ello, y a la vez que las que no comen cerdo (musulmanes) o ternera (indios) son estúpidas por ello. La intolerancia alimentaria nos lleva a publicar en los medios españoles barbaridades como ésta, que ya motivó un intenso debate en la sección de comentarios de un post anterior.

Mi desacuerdo con la general animadversión española -y a lo mejor también de otras gentes, pero yo hablo de las que conozco- a otros hábitos alimentarios no significa que yo me desayune cruasanes de mantis religiosa. Yo zampo prácticamente lo mismo que un español medio, quizá alguna verdura diferente que sólo hay en China, pero en cuestión carnes soy normalito, como casi todos los pequineses (chinos y extranjeros). He probado la serpiente, el perro, la tortuga, las hormigas, el burro, los escorpiones o los gusanos de seda, pero sólo por curiosidad, y no más de una o dos veces cada cosa, porque no me aficioné a su sabor ni son cosas que venda a diario el colmado de la esquina. De todo ello, quizá, lo que más me gustó fue la carne de burro, pero más por el guiso que por el sabor de la carne en sí.

Tengo gustos españoles, sí, pero no comparto en absoluto esta "intolerancia alimentaria", y no es por vivir en Pekín, una ciudad donde todos los animales del párrafo anterior pueden probarse pero en general sólo forman parte de esporádicas cenas "cachondas", tanto entre chinos como en extranjeros. A mí, particularmente, lo que más me ayudó a abandonar esos prejuicios fue el libro Bueno para comer, de Marvin Harris, en el que se explica por qué unos alimentos son tabú en unas culturas y en otras no. Cada capítulo está dedicado a un alimento, e incluso hay uno dedicado al canibalismo. La conclusión que se extrae del libro es que los tabúes alimentarios nacieron por circunstancias económicas (por ejemplo, en la India comer vacas les arruinaba la agricultura) que los pueblos transformaron en limitaciones religiosas o acompañaron de ideas erróneas (el cerdo es sucio, los insectos nos enferman al comerlos) que calaron en las distintas civilizaciones, creando sensaciones de "asco" que en realidad son culturales, no naturales. Aunque sí parece que el ser humano en general, sea de donde sea, busca animales grandes, para cansarse menos en su cría o caza, por lo demás es omnívoro, su estómago está preparado para comer mucho más variado de lo que come.

Regresando a la cuestión del principio, el consumo de insectos, ¿existe en China? Sí, pero poco. De forma habitual, sólo en algunas etnias del sur de China, en zonas tropicales o subtropicales, donde el clima o las circunstancias les han impedido históricamente tener ganado o cazar animales grandes. En el resto del país, los animales domésticos son corrientes (sobre todo los pollos y otros ganados aviares, de los que hay unos 5.000 millones), así que los insectos no se han comido prácticamente nunca. Los animales pequeños en general no se comen demasiado en China, aunque sí les gustan, como snack, los caracoles -como a nosotros- o los capullos de gusano de seda, aunque los primeros no son insectos.

Si uno quiere comer insectos fuera de las selváticas chozas de una minoría étnica del sur de China, la opción es irse a restaurantes especializados precisamente en comida del sur del país, especialmente restaurantes de comida de Yunnan (la provincia con más minorías). En Pekín, por ejemplo, el restaurante Yunteng ofrece platos con hormigas o escorpiones (éstos últimos tampoco son insectos, pero bueno).

En China, el informe de la FAO también tuvo su impacto, aunque no creó indignación como en España. Sí que hubo bastantes expertos que señalaron que habría que tener mucho cuidado con aplicar eso en China, pero más por los problemas de seguridad alimentaria que tiene el país. Muchos insectos en el país podrían estar contaminados con pesticidas, por ejemplo, y ser nocivos para el ser humano no por su carne intrínseca, sino por estar "espolvoreados" de toxinas creadas por el hombre.

Hay empresarios chinos que han intentado promover la cría de insectos para su consumo, especialmente hormigas, y hace casi 20 años el gobierno chino aprobaba por primera vez la comercialización de insectos. En algunos supermercados puedan verse paquetes de hormigas (criadas en granja), aunque parece ser que no han tenido mucho éxito nunca. Incluso existe una Asociación China de Cría de Insectos Comestibles.

En todo caso, cuando asociamos insectos y China, muchos se acordarán del mercado nocturno de Wangfujing, en el centro de Pekín, que vende pinchitos de caballito de mar, gusano, estrella de mar (una vez más, algunos no son insectos, pero bueno, ya me entendéis)...


Es un lugar curioso pero anómalo, porque en realidad casi ningún pequinés come estos pinchos. Los vendedores allí parece que sólo los ponen para atraer a los turistas extranjeros, que se compran un pincho de ésos para hacerse una foto haciendo como que comen una barbacoa de escorpiones, aunque luego seguramente van a tirarlos a la papelera.


Se trata de un fenómeno habitual en las zonas turísticas: los vendedores conocen las ideas preconcebidas de los visitantes, y las explotan, aunque en realidad no sean verdad. Hay pequineses que critican la existencia de este mercado, porque fomenta el tópico erróneo.

Bueno lectores, que tanto escribir de comida me ha abierto el apetito, y me espera un filete de ornitorrinco en el horno. Bon apetit, y sed tolerantes con las dietas de otros mundos, aunque no sean la Dukan.

ACTUALIZACIÓN (13/7/2013): Me acaban de llegar varias revistas El Jueves de semanas pasadas (me las manda mi hermana) y veo que el tema fue hasta portada de una de ellas (bien asquerosa, por cierto, con una mosca enorme en la página). Vamos, que ya veo que dio que hablar y comentar el asunto.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


Artículos anteriores en Mayo del 2013




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré