chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Ed Wood, ese aficionado

11 de Mayo, 2013, 0:01


No me resultaría fácil elegir cual sería -para mi gusto- la mejor película china de la historia, porque muchas me han gustado. Seguramente escogería una de aquellas obras maestras que vosotros, lectores, también colocasteis en el top de aquella encuesta que este blog planteó hace tres años.

Sin embargo, me es mucho más fácil elegir la peor película china de todas las que he visto, y creo que además debería ser firme candidata a la película más birriosa de la historia mundial. El filme es tan horrendo que hace daño a los ojos, y no lo digo metafóricamente. Me estoy refiriendo a Kill Octopus Paul, aunque en algunos lugares se presenta con el nombre de Who Killed Paul the Octopus.





La película se inspira en el Pulpo Paul, el bicho que animó el Mundial de Sudáfrica 2010 con sus sorprendentes poderes adivinatorios (recordemos que acertó el ganador de todos los partidos en los que se le pidió su opinión). Intentando explicar en cuatro palabras el sindiós de este filme, la historia teoriza con la idea de que el Pulpo Paul y otros primos de su especie son codiciados por mafias de apuestas de partidos, y unos aficionados chinos que viajan a Sudáfrica durante el Mundial intentan luchar contra éstas.

En la peli aparecen dos famosos comentaristas deportivos chinos, probablemente engañados pensando que iban a una película de verdad. Uno es Huang Jianxing, famoso por
haberse vuelto loco durante una retransmisión del Mundial 2006. El otro es Li Chengpeng, quien, por cierto, acaba de ganar el Premio BOBs -de grato recuerdo para este blog- al mejor blog del mundo. También hay un cameo de Luo Xi, el fan de la selección china más famoso (una especie de Manolo el del Bombo, pero con sombrero de caowboy en vez de bombo).





No busquéis datos sobre la película en IMDB, que no los encontraréis, seguramente no pasó el corte de calidad necesario para figurar allí. En la Wikipedia sí tenéis una breve reseña del filme, pero, curiosamente, sólo en la versión española de esta enciclopedia electrónica, quizá porque los medios españoles fueron de los pocos que se hicieron eco de la aparición de esta terrible película (por aquello de que el Pulpo Paul, en 2010, fue nuestro héroe nacional).

El filme es un absoluto desastre, y bastante difícil de entender, no por lo profundo de la historia sino por lo mal contada que está. Es posible que el guionista se volviera loco durante la creación de la historia, o que no hubiera guión y éste se fuera improvisando por el camino.

Kill Octopus Paul es criticable en cualquier faceta y nivel, pero quizá lo que a mí más me molestó de ella es que se tomara en serio un asunto que todo el planeta se tomó en broma. ¿Alguien realmente le daba trascendencia al hecho de que un pulpo comiendo almejas acertara, casualmente, los ganadores de partidos del Mundial? Era gracioso, animaba la espera entre partido y partido, y punto. Pero no, el filme le da una insufrible seriedad al asunto. Relaciona al pulpo con magia negra africana, con apuestas ilegales... Viendo el título de la película uno piensa que va a ver una comedia, pero no, se trata de un thriller con "mensaje". Un mensaje difícil de desentrañar, porque la historia es caótica. Aunque bueno, al final de la película los autores por si acaso ponen tras el fundido en negro que "el objetivo del filme es luchar contra las apuestas ilegales en China". Una peli de baratillo con pretensiones hasta políticas.

La directora de este despropósito, Xiao Jiang, se tomaba tan en serio el asunto del Pulpo Paul y hasta su propia película que en la presentación de ésta en Pekín, en otoño de 2010 (casi en la misma semana en la que el verdadero Pulpo Paul murió, por cierto), empezó a soltar blicamente teorías de la conspiración sobre la muerte del cefalópodo, como si se creyera su filme, como si éste fuera un documental. Recuerdo que la colega de mi trabajo que fue a aquella rueda de prensa y al estreno del filme para los medios regresó con la cara pálida: no podía creer lo que había visto, ni en la rueda de prensa ni en la pantalla.

El filme además contiene escenas de violencia muy desagradablesy fuera de cuento. Uno espera una comedia y acaba viendo un thriller de serie C aderezado con sangre. El asesino de la historia -chino- es un esbirro de una red internacional de apuestas ilegales que entre los chapoteos de plasma sanguíneo filosofa sobre lo divino y lo humano. No intentéis sacar lecciones de sus palabras: no se le entiende nada, ni en chino, ni en inglés, ni en español.

Y lo que os decía al principio de que duele a los ojos no es sólo por todo lo anterior, sino que, en un arranque artístico de la directora (o quizá en un fallo de la edición de la película que nadie notó porque nadie quiso ver el producto una vez terminado) Kill Octopus Paul ofrece todas sus escenas no en color, no en blanco y negro, sino, señoras y señores, en ROJO Y VERDE. Sí amigos, la película debe ser un homenaje a Portugal, o una afrenta a los daltónicos, porque sus escenas son rojiverdes. El contraste de esos dos colores, no demasiado amigos el uno del otro, molesta a los ojos y creo que hasta daña el cerebro.


La película es barata, pero aun con todo derrocha dinero. Se rodaron varias escenas en Sudáfrica, durante el Mundial, pero totalmente innecesarias. Exteriores de estadios del Mundial que no aportan nada, animales selváticos de África metidos con calzador en la historia para que se sepa que fue rodada en el continente africano pero que igual hubiera dado sacar de un zoo.

Y por último, la película es mentirosa: el pulpo que sale en la película, y al que parece que algunos quieren matar y otros conservar, no es el Pulpo Paul, sino otro de la misma especie que al parecer también tiene poderes adivinatorios. Ni me acuerdo si al final lo matan o no, porque traté de olvidar la película lo antes posible. Si aún tenéis arrestos de probar, la tenéis en DVD y seguramente os la podéis bajar por internet. Allá vosotros...

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré