chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Agosto del 2013


Gran Concurso Summer Chinochanders
cartografía por tus venas

31 de Agosto, 2013, 0:01

Tras meses, quizá años, sin convocaros a ningún concurso, voy a hacerlo hoy con un juego simple pero no apto para recién llegados al mundo chino... Sencillamente, se trata de adivinar a qué ciudad del país asiático pertenece cada uno de los mapas que voy a poneros un poco más abajo en este post.

La persona que más aciertos tenga va a llevarse un soberano premio: un abrazo a distancia del autor de este blog, que... bueno, bueno, vale, ya sé que queréis algo más material.

De acuerdo, el ganador del concurso será agraciado con un ejemplar del libro "101 historias para que los extranjeros conozcan a los chinos" (vale, he mirado a la estantería de al lado y era el libro del que menos me dolía desprenderme, ¡pero mola!). Lo mandaré por correo, sin contrarrembolso ni nada.


Sin más dilación, coloco los mapas para que lancéis vuestras apuestas. Los cuadradillos en verde que veréis son intentos, por mi parte, de dificultar la búsqueda, ya que bajo ellos aparecía el nombre de la ciudad en chino, o el de la provincia donde se encuentra. Seguramente me habré dejado alguna palabra desveladora sin tapar, así que aprovechad el despiste.

Para evitar que os copiéis unos a otros, voy a moderar los comentarios, por lo que aunque me los mandéis no saldrán publicados hasta que lo autorice, cosa que haré cuando termine el concurso y ya haya un ganador claro.

MUY IMPORTANTE: no vale mirar Google Maps, que sois muy vivos. TAMBIÉN MUY IMPORTANTE: sólo admito respuestas en los comentarios del blog o por correo electrónico (a chinochano2008@yahoo.es), no en Facebook ni en Twitter (no es que tenga manía a las redes sociales, pero es que ésas no las puedo moderar y se verían allí vuestras respuestas).

El concurso se cerrará la próxima semana, si ha habido suficiente participación. ¡Suerte!


1


2


3


4


5


6


7


8


9


10


11


12


13


14


15


16


17


18


19


20


21


22


23


24

Enlace Permanente

Por ahora hay 19 comentarios


Carta a la UNESCO
diciendo lo que es un asco

24 de Agosto, 2013, 0:01


En los últimos días ya he comentado el tema de este post en el Grupo de Facebook, pero como he visto allí que el asunto mueve pasiones, me ha parecido que puede estar bien sacarlo a colación aquí también, para que lo lean quienes no sean facebookeros, y así de paso desarrollarlo un poco más.

Hace poco más de un mes os contaba aquí las maravillas de Zhangjiajie, el impactante parque natural de la provincia de Hunan que inspiró las montañas flotantes de Avatar. Pero en aquel post también dije que me pareció lamentable la actitud de los turistas chinos en el lugar, que dejaron sembrado de cientos de impermeables de plástico y otras basuras. Añadí que escribiría una carta a la UNESCO, ya que el lugar es parte de la lista del Patrimonio Mundial que elabora esa organización, con el fin de expresar mi pena por el trato que recibe uno de sus lugares, en teoría, protegidos.

Fui algo perezoso en escribirla, pero finalmente lo hice, y la envié por correo electrónico y ordinario (el de papel y sobre, para los que no recuerden el siglo XX). La carta decía así (no la escribí en mi lengua materna, así que podría tener más errores de los habituales):


Poco más de una semana después recibí contestación de la división de la UNESCO en Asia Oriental (llevaba firma, pero la he quitado para mantener a su autor en el economato).


Quién sabe si servirá de algo, pero al menos ejercí uno de los derechos humanos más esenciales, el derecho a la pateleta. No he venido a China a dar lecciones a nadie, ni me considero modelo a seguir en muchos asuntos, pero lo que vi en Zhangjiajie es una de las mayores infamias colectivas que he presenciado en este país, y creo que la UNESCO o las autoridades chinas sí están en posición para aleccionar.

El caso de Zhangjiajie es sólo un ejemplo de un asunto que preocupa crecientemente a la sociedad china, al Gobierno y a los medios del país: la mala educación, en general (aunque generalizar sea duro) de los turistas chinos. Desde hace cosa de un año, han empezado a publicarse muchos casos de turistas chinos (generalmente en grupos organizados, su forma de viajar favorita) que protagonizan penosos espectáculos cuando viajan al exterior. Desde turistas que montan tal tumulto en un avión que éste ha de regresar al aeropuerto donde despegó, a hoteles en las Maldivas que se quejan de que los chinos que les visitan se hacen pasar todos por recién casados para que les traten mejor. El caso más sonado, no obstante, fue el de un adolescente chino que hizo una pintada en el mismísimo Templo de Luxor, seguro que muchos os acordáis de aquello:





Durante meses se ha discutido y escrito mucho de los modales de los turistas patrios en China, aunque el debate siempre ha estado fijado en los turistas chinos que van al extranjero, y no los que, en número muchísimo mayor, viajan por dentro de su país, portándose con frecuencia igual de mal (o incluso peor, porque en casa estás más "relajado"). Esto me parece fatal, porque, aunque me alegra que China se fije en el problema, no me gusta que lo haga sólo porque está preocupada de su imagen, por el "qué dirán de mí".

Sea como sea, el debate ha sido interesante. El diario "South China Morning Post" (que es de Hong Kong, así que ve el asunto en parte dentro y en parte fuera de China) llegó a hacer una encuesta digital entre sus lectores preguntando qué es lo que pensaban que daba peor fama a China: opciones que triunfarían en Occidente, como "la falta de democracia", tenían muy pocos votantes, mientras que "los malos modales de los turistas" era la respuesta más elegida. Aunque el sondeo se hizo en la misma semana que ocurrió lo del Templo de Luxor, por lo que estaba algo viciado por la actualidad, el resultado me sorprendió bastante.

El mismo diario escribió un artículo sobre cuáles creía que eran los orígenes de esos malos comportamientos. Apuntaba como posibilidad la falta de educación institucional que muchos chinos han tenido en tiempos tumultuosos como la Revolución Cultural (y que han podido legar a otras generaciones, aunque pueda estar cambiando con el tiempo). También señalaba el hecho de que el sistema político chino, en el que no existe un verdadero imperio de la ley, provoca que muchos chinos sean, por sistema, desobedientes de las regulaciones, "rebeldes sin causa".

Me parecen buenos puntos, aunque ya sabéis que no me gusta echarle la culpa de todo al "sistema" (por esa regla de tres deberíamos pedir comunismo cada vez que en España pasa algo malo) y yo añadiría el hecho de que los chinos son "novatos" en esto del turismo. Hace 10 años apenas salían al exterior, y se les nota la falta de costumbre, más en un país tradicionalmente aislado no ya en las últimas décadas, sino en los últimos siglos. Algo similar ocurrió en el siglo XX cuando los turistas estadounidenses comenzaron a ver mundo: también adquirieron en Europa fama de maleducados, faltos de sensibilidad y gritones (esto último lo siguen siendo). Es posible que en turistas procedentes de países grandes en extensión e influencia, que pueden tener cierto complejo de superioridad, se acentúen estos defectos (pregunta sin segundas: ¿qué tal se portan los cada vez más turistas rusos en España?).

El tiempo suele curar estas cosas, esperemos que así sea, y que los cambios se noten tanto fuera como dentro de China, que no sólo se trata de dar buena imagen y del "soft power" de las narices, sino también de ser buena gente.

ACTUALIZACIÓN (27/8/2013): Me han escrito otra carta los de la UNESCO (esta vez la oficina de Pekín) diciendo que están intentando llevar a cabo campañas de concienciación, y que el 6 de septiembre llevan a cabo un evento en este sentido en Pekín. Seguimos informando...

Enlace Permanente

Por ahora hay 17 comentarios


El juicio del siglo... XX

21 de Agosto, 2013, 0:01











Mañana se celebra en China el que para muchos es el juicio más sonado en los últimos 30 años de este país: el del ex ministro, ex secretario general de Chongqing y ex miembro del Politburó Bo Xilai. Su caso, con asesinatos de por medio, fue ya tratado en este blog el pasado año, y no quiero yo hablar mucho más de algo que mis apañeros van a tratar profusamente mañana, así que mejor voy a recordar el anterior "juicio del siglo" que tuvo China: el de la famosa Banda de los Cuatro, que se celebró durante 40 días entre el 20 de noviembre y el 29 de diciembre de 1980. En algunas cosas, es inquietantemente similar al que está a punto de comenzar.

Tras la muerte de Mao Zedong, en septiembre de 1976, que ponía fin también a la caótica Revolución Cultural, dos facciones del Partido Comunista parecían enfrentadas: una "derechista", dominada por Deng Xiaoping, y otra "izquierdista", encabezada por la tercera y última esposa de Mao, Jiang Qing, quien había sido una destacada lideresa de la Revolución Cultural. En todo caso, el sucesor oficial de Mao era un centrista, Hua Guofeng, quien no parecía decantado ni por unos ni por otros (Mao le había designado su sucesor precisamente por eso, para buscar a alguien de consenso). Derechistas e izquierdistas, sin embargo, comenzaron a presionarle para que se decantara entre unos u otros.


Jiang Qing (de negro) y otros miembros de su facción
velan el cadáver de Mao.



Hua Guofeng, quien vivió hasta hace poco (murió en agosto de 2008), en un principio pareció decantarse por la facción izquierdista de Jiang Qing, pero en realidad estaba del lado de Deng (quien había sufrido dos purgas en la Revolución Cultural y a las dos sobrevivió). Junto a los derechistas, maquinó una conspiración contra los izquierdistas. El 6 de octubre de 1976, menos de un mes después de la muerte de Mao, Jiang y otros tres importantes líderes de la facción (la llamada "Banda de los Cuatro") recibieron una carta que les pedía ir al día siguiente al Gran Palacio del Pueblo para una importante reunión del Politburó. Eran, además de Jiang, el viceprimer ministro Zhang Chunqiao, el vicepresidente del Partido Comunista Wang Hongwen y el secretario del Partido en Shanghai, Yao Wenyuan (cargo este último un poco gafe, porque 25 años después otro político que lo ocupaba también fue víctima de otro sonado juicio en la Historia moderna de China).


Uno por uno, los cuatro miembros entraron en el Gran Palacio del Pueblo y se encontraron con soldados que, pistola en mano, les pidieron que se entregaran, cosa que hicieron sin resistirse. Se gestó así, el 7 de octubre de 1976, un auténtico golpe de Estado sin violencia que no es muy conocido ni dentro ni fuera de China, pero que entonces fue respondido con grandes celebraciones en Pekín y otras ciudades del país.

La "Banda de los Cuatro" fue encarcelada en la prisión de Qincheng, en las afueras de Pekín (la misma en la que se cree que Bo Xilai ha pasado el último año y medio) a la espera de juicio, que tardo en llegar cuatro años. En aquel ínterin, un Deng Xiaoping ya con el poder en sus manos (Hua Guofeng se lo cedió muy a gusto) se dedicó a condenar pública y repetidamente los desmanes de la Revolución Cultural, para preparar a la opinión pública. La propaganda también ayudó lo suyo.







El juicio se inició el 20 de noviembre de 1980 en Pekín, y fue "público", como el de Bo mañana (en realidad la asistencia a estos procesos es muy escogida). Al juicio de hace 33 años asistieron 880 "representantes de las masas" y 300 periodistas. El informe inicial de la acusación era tan largo (20.000 palabras) que dos fiscales se iban turnando para leerlo. El delito más grave del que se acusaba a los Cuatro era la persecución de 750.000 personas y la muerte de 34.375 (siempre se dice que no hay cifras de los crímenes de la Revolución Cultural, quizá ésta sea una de las pocas que se pueden citar).

En el juicio, donde los acusados y otros "cómplices" de la banda se sentaban en una especie de valla como de establo, los cuatro principales acusados se mostraron de forma muy diferente. Yao, el ex jefe de Shanghái, fue el más cooperativo con los jueces, admitió su participación en muchos de los crímenes y acusó a los otros miembros de la banda. Zhang, sin embargo, apenas abrió la boca en los 40 días, enmudeció y renunció a tener defensa.





Pero sin ninguna duda, el mayor espectáculo lo dio Jiang, quien en varias jornadas del largo juicio perdió los estribos, gritando públicamente cosas como "¡este proceso es una farsa!" o "¡larga vida a la revolución!". En muchas ocasiones rompió a llorar, y a veces la policía se la llevó de la sala por romper el orden. La más famosa salida de tono de Jiang fue cuando se puso a gritar: "¡Yo sólo era la perra del presidente Mao! ¡Mordía cuando él me pedía que mordiera!".





Una de las acusaciones más curiosas en el juicio era que la misma Jiang Qing, famosa actriz en el glamouroso Shanghai de los años 30, había usado su poder en la Revolución Cultural para acabar con los amantes que había tenido en su época artística, con el fin de que Mao no se enterara.

Aquel juicio seguramente no fue muy seguido en Occidente, donde no llegarían muchas imágenes del asunto, pero no por ello pasó desaparcibido en la cultura popular de esas latitudes. Recuerdo que la primera imagen que tengo de ese juicio es de cuando leía de niño a Superlópez: en una de sus primeras historias, "La semana más larga" (también de los 80), el gran héroe bigotón cavaba un hoyo en el planeta y aparece en China, en pleno juicio a la Banda.


Impresionante el detallismo histórico de este tebeo:
se puede distinguir perfectamente a Jiang Qing (Jiang King en la viñeta).
¡Y hasta las vallas usadas para los acusados!




En el Reino Unido, que en aquellos tiempos hervía con el punk, había entonces una banda punkarra que se llamaba, precisamente, la "Banda de los Cuatro" y cantaba canciones revolucionarias, o contrarrevolucionarias, o quién sabe.



El veredicto al sumarísimo juicio llegó el 29 de diciembre. La histriónica Jiang y el silencioso Zhang fueron condenados a muerte, aunque la pena fue conmutada a cadena perpetua exactamente dos años después (los analistas vaticinan que lo mismo ocurrirá en esta ocasión con Bo, de la misma manera que pasó con su mujer en el juicio del pasado año). Dicen que en 1983, cuando Jiang recibió la noticia de que la pena de muerte le era retirada, se puso a gritar "¡matadme! ¡matadme!". Wang fue condenado a prisión de por vida, y Yao a 20 años de cárcel (fue el único que cumplió la pena íntegramente).

Los cuatro acabaron siendo libres. Aunque Jiang lo fue por poco tiempo: en libertad provisional por motivos de salud, la viuda de Mao se ahorcó en mayo de 1991 en el hospital donde se le atendía, dejando una nota tan excesiva y fanática como ella lo debió ser siempre:

"La revolución ha sido robada por el clan revisionista de Deng Xiaoping. El presidente Mao exterminó a Liu Shaoqi, pero no a Deng, y el resultado de ese olvido es que males sin fin se han cernido sobre el pueblo chino y la nación. Presidente, tu estudiante y luchadora va a visitarte".

El "Diario de la Liberación" de Shanghái fue uno de los pocos que al día siguiente dedicó un artículo a Jiang, con un titular demoledor: "La bruja ha muerto" (como en "El Mago de Oz").

Wang murió de cáncer poco después, en 1992, mientras que Yao y Zhang fallecieron los dos en 2005, ambos en libertad pero olvidados por autoridades y medios. Su fallecimiento cerraba del todo el gran juicio chino del siglo XX, abramos ahora bien los ojos para ver cómo se desarrolla el del siglo XXI.


PD: muchos detalles y alguna imagen de este post los he sacado de este magnífico artículo sobre la Banda de los Cuatro, del escritor e historiador Zheng Haiping.
 
ACTUALIZACIÓN (27/8/2013): he encontrado en YouTube un vídeo con imágenes de aquel juicio. Son sólo cuatro minutillos, pero ya con eso se ve más que lo que hemos visto en todo el proceso a Bo Xilai...


Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


Artículos anteriores en Agosto del 2013




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré