chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Y en vacaciones,
al chalet del vigésimoséptimo

17 de Agosto, 2013, 0:01

Mientras la actualidad internacional de la semana ha estado principalmente en Egipto, donde han vivido su particular masacre de Tiananmen, desde China se han encargado de poner un punto surrealista y desdramatizador a los telediarios con varias noticias insólitas. Una de ellas ha sido la del zoológico chino que intentó engañar a los visitantes haciendo creer que tenía leones enjaulados, cuando en realidad eran melenudos mastines tibetanos (y ojo, que sólo los descubrieron cuando empezaron a emitir ladridos en vez de rugidos).


Para eso que hubieran puesto un disco de Rosa León,
que también tiene su buena melena.



El zoo está en Henan, provincia que entre los chinos tiene la mala fama -imagino que injusta, como casi todos los tópicos regionales, pero la fama existe- de que sus habitantes son unos mentirosos. Supongo que la noticia ha contribuido al prejuicio entre los chinos.

En todo caso, quizá más insólita y mediática ha sido el descubrimiento en Pekín, (nos ha costado, porque llevaba seis años aquí) de una espectacular villa en lo alto de un rascacielos de 26 pisos que tiene sus montañas, su hierba, sus árboles y otras comodidades. No creo que haya habido mejor cobertura de este hecho que el vídeo siguiente, que podría servir de trailer para una película de científicos locos:



La villa se encuentra en una zona muy cercana al Hotel de la Amistad, en el que viví hace una década, por lo que he pasado por allí muchas veces, pero casi todas hace años, ahora raramente paso por allí. Si vivís en Pekín y aún no la habéis visto, corred, que el dueño ya ha prometido desmantelarla ante el revuelo causado, y deben estar ya rodeándola de andamios. Está junto al Parque del Bambú (Zizhuyuan), uno de los más bonitos de Pekín y de muy gratos recuerdos para mí, que allí llevaba a pasear a la primera china con la que salí.



Acercándose más con el Google Maps, ya veréis que esa azotea está más verde que las de al lado.


La noticia, o más bien el gran revuelo que ha causado (un revuelo que muchas veces los periodistas no lo vemos venir, cuando se trata de noticias curiosas), muestra una vez más el inagotable filón que para los medios de comunicación es el mundo de la construcción chino, ya sea por sus casas clavo, sus obras faraónicas, sus surrealistas obras hágaselo-usted-mismo (como el caso que nos atañe) o sus viviendas mal construidas que caen cual árboles talados.

Y dentro del mundo de la construcción, ha descubierto, o ha recordado, lo mucho y raro que pueden los chinos construir en azoteas y tejados. De hecho, cuando fui a ver la casa que se ha hecho famosa esta semana, vi que en un edificio de al lado también había un jardín con piedras, más pequeño y menos espectacular, quizá de un vecino envidioso. Y hace apenas unos días ya
hubo una noticia con similares premisas. Pareciera que los chinos no tienen techo -nunca mejor dicho- para construir, no pueden parar de crear ni una vez terminado el edificio, y lo coronan con toda clase de estructuras. ¿Deseo de tener un oasis propio, y lejos de la calle? ¿Creatividad? ¿Recomendaciones del feng shui? ¿Furor constructivo en tiempos de burbuja inmobiliaria? China Daily, uno de los diarios que este verano ha tratado con mayor pasión estos temas, hizo ayer una selección de grandes obras en los tejados chinos. Me permito tomarle algunas imágenes prestadas:



Una casa tradicional del sur de China en una azotea, en Nanjing.


Chaletes en lo alto de un centro comercial.


Este Big Ben lo ha construido otro dueño de ático con inquietudes.


El recreo de esta escuela está en la azotea.


PD: En China, la historia de la villa ha tenido una extraña ramificación que puede no tener mucho interés en Occidente, pero os lo cuento... Resulta que como el que la construyó, que se llama Zhang Biqing, es un acupuntor que al parecer ha ganado su dinerillo con métodos médicos heterodoxos, la prensa oficial (que lleva varios meses en campaña contra estos gurús) ha empezado a sembrar dudas sobre el trabajo de Zhang, pues lo considera un ejemplo de las "supersticiones": el feng shui, el chi kung... Este enfrentamiento es profundo y complejo, porque por un lado esas ideas son parte intrínseca de la cultura china y por otra el régimen comunista, aunque menos radical que antaño acerca de las tradiciones, sigue sin verlas con buenos ojos (el caso más llamativo es el de Falun Gong, que promovió el chi kung entre millones de chinos en los años 80 y 90 y fue prohibido en 1999).

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré