chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Octubre del 2013


Otro "incidente" en Tiananmen

31 de Octubre, 2013, 0:01


Triste suceso el que hemos vivido esta semana en Pekín. Triste pero también confuso, porque al ocurrir en el lugar de mayor simbología política de la ciudad, y casi que de toda China (la puerta de Tiananmen, donde se encuentra el archifamoso retrato de Mao) apenas ha habido información del asunto, y la que hay es sólo de una fuente, la oficial.

Si nos atenemos a lo que han dicho los medios oficiales chinos a cuentagotas, esperando a que los días pasaran para atenuar la gravedad del asunto, lo que ocurrió es que un automóvil con matrícula de Xinjiang (región del extremo noroeste de China) irrumpió en la acera próxima a la puerta de Tiananmen, atropelló a decenas de personas a su paso y poco después ardió completamente, un suceso que desde el principio se veía que era deliberado. Cinco personas murieron (entre ellas tres ocupantes del automóvil) y 38 resultaron heridas. Entre los fallecidos hay una turista filipina.

Una de las cosas que sorprende del asunto es lo rápido que ha actuado la censura en China. Llevo 12 años aquí, debería estar curado de espantos, pero sí me sorprende teniendo en cuenta que el suceso ocurrió en una de las zonas más turísticas de China -en la que cientos de personas pasean a horas como la del suceso con cámaras y smartphones- y en una época de plena efervescencia de fenómenos como WeChat (el Whatsapp chino) o Weibo (el Twitter chino), por lo que imágenes de cosas que el régimen no quiere que se vean acaban circulando. Pese a todo ello, apenas han circulado cuatro, cinco, como mucho seis fotos o vídeos del suceso tomadas por aficionados, no ha habido casi testigos relatando la escena (ni siquiera extranjeros, que podrían soltarse más) y, en definitiva, el país casi ni se ha inmutado por un ataque deliberado que ha ocurrido en el centro turístico, político y casi que simbólico del país. El régimen chino ha paralizado con inquietante eficacia una información que, por lo concurrido del lugar, las víctimas y lo excepcional del sitio, en otros países sería una de las noticias del año.

A mí, personalmente, el suceso me trae recuerdos de algo muy similar, pero aún más censurado y desconocido, que vi en el mismo sitio el 15 de octubre de 2010 (conté un poco de ello al año siguiente, en este post). Aquella vez también había una gran humareda negra junto al retrato de Mao, y según la policía "ardió un auto", pero nunca supe más. ¿Hubo víctimas? ¿Fue un accidente, precisamente en el lugar donde tres años después ha pasado otro "accidente"? No lo sé, y nadie más informó del asunto, en una época en la que aún no había tantos smartphones ni tuiteos. Ni siquiera yo conté demasiado del incidente para mi trabajo, porque no había forma de reunir suficiente información.

Según el Gobierno chino, y no nos queda más remedio que atenernos a su información, el suceso del pasado lunes fue un ataque terrorista. Aunque en ningún momento han dicho qué organización o movimiento está detrás, los nombres de los sospechosos y de las víctimas del auto apuntan a que se trata de uigures, una minoría étnica musulmana de Xinjiang que mantiene una, cuando menos, difícil convivencia con los chinos. En 2009 la capital de Xinjiang, Urumqi, se convirtió por unos días en una especie de Ruanda en la que los uigures eran hutus y los chinos tutsis (o viceversa). Antes y después de aquel suceso, informaciones oficiales chinas han reportado numerosos ataques de grupos armados uigures en ciudades de Xinjiang, principalmente a comisarías o lugares gubernamentales, que se han saldado con decenas de muertos (el pasado verano, por ejemplo, 35). Son informaciones con sólo una fuente, difíciles de contrastar, pero es la materia prima que tenemos.

Los uigures son un pueblo con una historia reciente similar a la tibetana (aunque con menos fama internacional), donde hay gente que siente a los chinos como "invasores" de su tierra. El caso uigur se complica aún más por la compleja región donde viven: Xinjiang, ya en Asia Central, es una zona rica en recursos naturales, pero a la vez está al lado de auténticos polvorines, como el norte de Pakistán o Afganistan (hace una década hasta hubo rumores, creo que poco fundados, de que Bin Laden se había ocultado en Xinjiang).

Hay uigures moderados, y son la mayoría, como suele pasar en todas partes, pero también es cierto, y ocultarlo es sobreprotegerles, que están en una zona de fácil permeabilidad del islamismo radical, y que algunos de ellos pueden haberse radicalizado. Los uigures en el exilio, liderados por Rebiya Kadeer (una millonaria uigur que huyó a EEUU tras cumplir en China una condena por corrupción que según ella fue un castigo por su activismo) afirman que Pekín utiliza el conflicto para estigmatizar su pueblo. Siento estar en desacuerdo con una repetida candidata al Nobel de la Paz, pero a mí no me parece que sean un pueblo con mala fama: fuera de China son básicamente desconocidos, y dentro de China, aunque pueda haber tensiones en Xinjiang, en otras provincias son más famosos por sus restaurantes de pinchos morunos que por los politiqueos, que no suelen llegar a gran parte de la población. La propaganda china rara vez usa la palabra "uigur" para hablar de los sucesos de Xinjiang o el reciente de Tiananmen: los medios extranjeros suelen ser los que sobreentienden que los protagonistas, por sus nombres de aires turcos y sus orígenes en Xinjiang, pertenecen a esa etnia (aunque en esa región hay muchas otras etnias musulmanas de lenguas muy diferentes al mandarín, como los kazajos, los yugures, los kirguizos...).

En todo caso, una forma de contrarrestar esa posible estigmatización de la que se quejan los uigures en el exilio, aunque yo ya digo que no me parece tal, es que ellos mismos, desde fuera, condenen en grandes letras, y en los titulares de sus comunicados, no en el quinto párrafo de sus declaraciones, toda forma de violencia, incluso para reivindicar ideales tan razonables -desde una perspectiva como la nuestra, occidental- como la autodeterminación o el fin del comunismo. Más que en manos del Gobierno de China, con poca credibilidad exterior en temas políticos, está en manos de los propios uigures moderados, quienes pueden llegar con más facilidad y con una misma lengua a los radicales, el convencer de que la violencia no es nunca el camino, sea cual sea el ideal.

Postdata aclaratoria: en las noticias sobre el suceso, me ha parecido que ha habido a veces cierta confusión en torno a la nomenclatura del lugar de los hechos. Cuando nos referimos a Tiananmen, éste vocablo puede ser dos cosas: la Puerta de Tiananmen, esa famosa y rojiza entrada de la Ciudad Prohibida, junto a la que ocurrió el suceso del lunes...


... pero también puede ser la Plaza de Tiananmen, al sur de la puerta, la plaza más grande del mundo y famosa en Occidente por ser el lugar donde se concentraron los estudiantes de 1989.


En realidad, la Puerta de Tiananmen podría ser considerada parte de la plaza homónima, pues está en su extremo norte, pero no sé si es así del todo, porque allí la plaza es atravesada por la no menos famosa avenida de Chang An, y pierde bastante su condición de plaza, es más una calle (en mi trabajo hemos discutido esto, y creo que yo defendía lo primero, pero ahora dudo).

Otro foco de equívocos es el hecho de que, en las noticias en inglés, a la puerta de Tiananmen la llaman Tiananmen Rostrum, que por eso de los "false friends" uno puede pensar que se refiere al "rostro" de Mao, pero no es exactamente así. "Rostrum" es en inglés una tribuna, porque para los chinos, más que una puerta, la estructura roja con el cuadro de Mao es eso, una tribuna, un estrado desde el cual Mao, en 1949, declaró inaugurada la República Popular.

Un lugar con mucha historia detrás, no siempre agradable, y que esta semana ha añadido una muesca de tragedia más a su devenir, pese a que en días normales no es más que un ultrafotografiado monumento.

Enlace Permanente

Por ahora hay 29 comentarios


Rosa de China

29 de Octubre, 2013, 0:01


Durante los meses de septiembre y octubre la televisión estatal china CCTV ha organizado un concurso de español -para estudiantes chinos- en el que se buscaba premiar a los mejores hablantes en nuestro idioma. La ganadora ha sido una jovencita llamada Deng Yuqing, quien viajará a Perú con todos los gastos pagados. Aunque el concurso no era de canto, muchos participantes -los mejores para mi gusto, también la ganadora- demostraron su fluidez en castellano cantando desde melodías de Shakira hasta el "Si yo fuera un chico" de Beyoncé, por lo que la competición en muchos casos ha tenido atmósfera de Operación Triunfo.


Tuve ocasión de ver la grabación de una de las eliminatorias (bueno, una parte, porque me fui a mitad: cada programa igual tardaba 12 horas en ser grabado, menudas maratones) y quedé muy impresionado con el programa. No con el nivel de español de los participantes, que era espectacular pero ya me lo esperaba -una de las chicas tenía el mejor acento cubano que he escuchado en la vida- sino por ver cómo un concurso en apariencia académico y, así a bote pronto, "aburrido", puede generar mucho espectáculo televisivo. Es más, creo que los programas de este concurso de CCTV los podría comprar perfectamente un canal español para emitirlos en España y cosechar buenas audiencias con ellos. Estoy seguro de que la gente se engancharía a ellos como se enganchan a Gran Hermano o a La Voz (bueno, un poco menos, pero no por menor morbo sino porque el concurso chino ha tenido muy pocos capítulos, creo que tres).


Gracias al concurso, además, pude entrar por primera vez en la famosa sede de la CCTV.
(Y hacerle esta foto, desde un ángulo muy poco conocido por los turistas).


El telespectador español, por ejemplo, seguramente cultivaría simpatías hacia algún concursante y manías hacia otros. Yo, por ejemplo, quedé prendado de Lin Chen, una participante de la "remota" Guangxi (un poco habitual origen de estudiantes chinos de español) que cantó el "No dudaría" de uno de mis artistas españoles preferidos, Antonio Flores, con una voz espectacular (tenéis unos segundos de su actuación al final de este vídeo). En la fase previa, por lo que he visto en la web de CCTV, también mostró su fabulosa voz interpretando a La Oreja de Van Gogh. No es que la vea triunfando en un concurso de idioma castellano, es que podría perfectamente aspirar a concursos españoles de talentos de la canción. Jesús Vázquez, Bisbal, Rosario... ¡escuchadla!

Del mismo modo, en este concurso, como en los más exitosos "talent shows", uno puede coger manía a algún miembro del jurado. Tampoco es que hubiera ningún Risto Mejide, pero por ejemplo a mí me sorprendió lo duro que como juez puede ser alguien como el venerable hispanista chino Dong Yansheng. Mira que lo apreciamos todos en la comunidad española en China, con ese hablar cervantino que tiene, pero como jurado, claro, con ese nivel suyo... ¡Es implacable en las críticas a las jóvenes promesas!

Y en definitiva, que una gozada ver en la televisión china a nativos del país asiático hablando español y mostrando enorme amor por este nuestro idioma. Aunque la verdad es que la televisión española no se queda corta, por lo que he visto recientemente... Que si un chino con acento vasco en Un príncipe para Corina, que si otro en Top Chef, que si restaurantes de dueños chinos con deje malagueño en Pesadilla en la Cocina...

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios


Buscando visa para un sueño chino
(ya me ha pegado Xi Jinping su coletilla)

27 de Octubre, 2013, 0:01




La comunidad extranjera en China está un poco alborotada en los últimos meses debido al cambio de la política de visas que ha instaurado el Gobierno, y que entró en vigor el pasado 1 de septiembre. El asunto de las visas ha sido siempre un frecuente tema de conversación entre nosotros los laowais, pero ahora es casi EL monotema. El tono con el que se cuenta es un poco alarmista, en plan "dios mío, nos van a echar a todos", pero tampoco hay que entrar en pánico. Hay cambios, habrá que adaptarse.

La nueva situación todavía no la conocemos del todo, porque las noticias sobre el asunto son un poco confusas (suelen ser una larguiiiiiisima lista de nuevos tipos de visados, y no suelen explicar lo que se necesita para cada uno). Lo que vamos conociendo es más bien por el método empírico: a alguien se le acaba el visado, va a hacerse uno nuevo, y nos cuenta lo que le han pedido, qué tipo de visado le han hecho, cuánto dinero le ha costado, para cuánto tiempo se lo han dado, etc.

Lo que sí parece es que todos los visados se han vuelto más difíciles de conseguir, hasta el de turista, que se suponía que era el más sencillo. ¿Por qué el endurecimiento? Varias pueden ser las razones:

- China ha decidido ser recíproca con el tema de visados. Es decir, ser tan dura con los visitantes occidentales como los países occidentales son con el visitante chino.

- Con la persistencia de la crisis, China teme que lleguen al país emigrantes occidentales en paro y con menor formación profesional o académica de la que suelen tener los que han venido en el pasado. Ante un posible aumento de la demanda de visas, China puede elegir, seleccionando más en función de currículum, titulación o situación económica. Pero creo que esto es más bien una medida preventiva, porque tampoco me parece que haya por ahora una enorme afluencia de desempleados occidentales a China.

- Ante la en teoría mejor coyuntura económica de China con respecto a Occidente (no es que China esté mejor, sino que su economía sigue mejorando, mientras la occidental está estancada o en recesión), el país está consiguiendo uno de sus grandes objetivos: que los chinos formados en el extranjero, en las universidades de EEUU o Europa, regresen a su país a trabajar y a usar aquí su alta formación. Ello hace que los "talentos" extranjeros ya no sean tan necesarios.

No sé si estas razones valen para explicar totalmente el nuevo panorama (ni se me pasa por la cabeza que haya influido la breve "
laowaifobia" que hubo el pasado año en Pekín), pero el caso es que la situación ha cambiado. A la espera de ver cómo van actuando en cada caso, lo que parece estar cambiando es lo siguiente:

- El visado de turista a China se ha endurecido a niveles de países alérgicos al turismo (por ejemplo, Rusia): ahora para solicitarlo hace falta tener una reserva de hotel, o la carta de un familiar que esté viviendo en China si el turista va a quedarse en su casa. Esto pasa ya desde el año pasado, y puede haber influido en la fuerte caída del turismo que el país chino está teniendo (de en torno al 5 por ciento, por lo que España le va a superar nuevamente en 2013, después de un par de años por detrás). China ha intentado compensar la caída de este año con una nueva medida, la de que los turistas que estén en el país de paso, menos de tres días, no necesiten visa. Sin embargo, esta "oferta" parece más bien destinada a vecinos cercanos (coreanos, japoneses...) que a los occidentales.

- El visado de negocios, tan socorrido por muchos extranjeros que trabajaban en China como profesores, exportadores, artistas, periodistas freelance, etc, ha desaparecido, o se ha vuelto casi imposible de pedir, o lo dan por un mes. Algunos de los que lo usaban han optado ahora por hacerse una visa de estudiante, pero este tipo es bastante estricto: te piden una matrícula en una universidad o academia oficial, y asistir a sus clases. Durante muchos años los visados de negocios eran una "zona gris" con muchos chanchullos y empresas que hacían la visa de forma un poco heterodoxa, pero ahora parece que esto va a terminar (o, como mínimo, cambiará la forma de hacer el chanchullo).

- El visado de periodista, que es el que tengo yo, no sabemos todavía muy bien si va a cambiar, porque la mayoría de los juntaletras nos lo renovamos en diciembre, pero por lo que nos avanzan como mínimo va a ser más lento de hacer (antes se tardaba una semana, ahora puede ser hasta tres). Esto puede traer ciertos problemas a muchos reporteros que se van a casa en Navidad, porque pueden estar sin el visado terminado en Nochebuena, pero en fin, pronto veremos cómo se solucionan estas cosas (seguramente nos abrirán el plazo de renovación antes que en otros años).


Esto es más o menos lo que he ido recabando, pero seguro que alguno conocéis más situaciones. Os invito a que en los comentarios aportéis vuestro granito de arena.

Enlace Permanente

Por ahora hay 15 comentarios


Parece que va a llover

23 de Octubre, 2013, 0:01

Cuando veraneo en España es frecuente que me pregunten qué clima tenemos en China. Soy consciente de que muchas veces la pregunta sólo es para mostrar educadamente cierto interés en el sitio donde vivo, pero creo que puede ser interesante intentar contestar con este post, pues a lo mejor puede servirle a futuros viajeros o emigrantes a este lugar. Otro problema es que China es muy grande para contestar en pocas líneas (el país probablemente tiene todos los climas posibles, desde el trópical de Hainan al polar en el Himalaya o en la frontera con Siberia), así que me centraré en el tiempo que tenemos en Pekín, que es el que más conozco. Preparen abrigos y balones de playa:


En Invierno: la teoría meteorológica dice que dura, como el resto de estaciones, tres meses, pero en esta ciudad el invierno tal y como lo conocemos, frío y pelado, empieza a principios de noviembre y termina bien entrado marzo, así que aquí lo sufrimos casi cinco meses y es seguramente la estación más larga de todas, o como mínimo la que más larga se nos hace. En diciembre y enero podemos llegar a los 20 bajo cero, y podemos estar muchas semanas consecutivas sin que el termómetro suba por encima de cero. La buena noticia es que el invierno de Pekín es seco, no húmedo como el español, por lo que el frío no se mete tanto en el cuerpo, en la ropa o en las casas. Además, la calefacción pequinesa es bastante potente, alimentada por un material, el carbón, que contamina mucho pero también es muy caluroso (los peores días del invierno son los primeros de noviembre, porque aunque haga frío, la ley nacional, desde que Mao lo ordenó, estipula que no se pueden encender las calefacciones centrales hasta el 15 de ese mes). Tanto contaminan estas calefacciones térmicas que muchos días del invierno, más que en otras estaciones, nos rodea un smog o nierda marronaceo. Puede parecer niebla normal, pero para tener claro que es smog hay que mirar arriba y ver si hay un sol naranja al que podemos mirar sin cegarnos: si es así, estamos ennierdados. El invierno es tan duro y largo que los chinos, quizá con prisas porque acabe, celebran el Festival de Primavera en plenos meses invernales, en enero o febrero. Claves para superar el invierno pequinés: llevar calzoncillos largos y pensar que podría ser peor, podríamos vivir en Shanghái (donde el invierno sí es húmedo, y donde muchos hogares no tienen calefacción y se tienen que poner el aire acondicionado caliente, que hasta huele mal).
En primavera: al igual que el invierno, no dura lo que dicen los calendarios occidentales, pero en su caso porque siempre va a ser menos que tres meses. ¿Cuánto? Depende del año y la suerte que tenga uno: pueden ser desde dos semanas a dos meses. La primavera pequinesa es una estación convulsa, en la que a un día de tremendo calor le puede seguir otro de tiritona. Abril es el mes más traicionero: uno cree que ya es hora de que haga calor, se quita el abrigo, y de repente una ola de frío le congela las extremidades cual bocanada de nitrógeno líquido. Una peculiaridad de la primavera en Pekín es que en algunos días, sobre todo de marzo o abril, recibe la visita de tormentas de arena procedente del desierto de Gobi, que bajan las temperaturas de la ciudad 10 o 15 grados de golpe, tiñen el cielo de color amarillo o marrón, y provocan que huela a tierra hasta dentro de casa. Contra lo que se pueda esperar, no suelen ir acompañadas de las ventiscas ni la arena cegadora de ojos que se ven en las películas de exploradores perdidos en el Sáhara. Las tormentas de arena actualmente son menos habituales que hace una década (parece que la reforestación en las montañas del norte de Pekín las ha frenado un poco) pero aún te puede pillar alguna. Mayo suele verse libre de estas tormentas, y con suerte aún no hará un calor desquiciante ese mes, así que es el mes más primaveral. Algunos años afortunados, junio también se salva.
En verano: otra estación que no se sabe cuando empieza ni tampoco cuando acaba. En general, la sensación de calor agobiante y seco que en España solemos tener en verano los pequineses la tienen ya en mayo, y en cualquier caso a mediados de junio ya vas a decir que te mueres de caló. Después, en julio y agosto, las temperaturas no suben mucho (rara vez llegamos a los 35 grados), pero aumenta la humedad, por influencia del clima monzónico del sur de Asia. En consecuencia, la ciudad queda envuelta en una neblina pegajosa y agobiante, con la que sudas constantemente, desde mediados de julio a mediados de agosto, aproximadamente. En esa época el aire acondicionado, por mucho daño que haga al medio ambiente, es impepinablemente necesario, incluso de noche (intenta no ponerlo muy bajo, de todos modos). La niebla sólo puede quitarse esos días si por la tarde o por la noche cae un chaparrón tropical, con rayos de ésos que al día siguiente ves en las noticias que en otras partes de China han alcanzado a una decena de desafortunados paseantes y centenares de vacas. Los chaparrones, además, suelen anegar muchas calles de la ciudad, incluso grandes avenidas, porque los sistemas de alcantarillado dejan mucho que desear. No has vivido en Pekín si no has andado un verano por una calle con el agua hasta la rodilla. Estas tormentas, ojo, no siempre acaban con la sauna, a veces sólo la reducen un poco. El secreto para aguantar el verano pequinés (aparte de irse un mes de vacaciones) está, a juzgar por la actitud de los pequineses, en ir por la calle en camisa imperio y arremangada hasta las tetillas (sólo los varones, desafortunadamente). Una vez más, consolémonos pensando que no vivimos en Shanghái, donde en verano es imposible dar un paso por la calle sin quedar completamente deshidratado al instante.

En otoño: he dejado para el final la mejor estación del año, o algunos dirían que la única en la que se puede sobrevivir en Pekín. A partir de septiembre, o a veces ya desde mediados de agosto, ésta ciudad da gusto de ver: los cielos son azules todo el día, hace calorcito pero se puede aguantar, las noches no son frescas pero tampoco de bochorno... En octubre, aún no hace un frío helador, y los alrededores de la ciudad (Gran Muralla, Badachu, Palacio de Verano, Miyun...) se ponen preciosos. Aunque no se os ocurra ir a las Colinas Perfumadas, porque los pequineses van en manada a ver sus bosques de espectaculares hojas rojas, y el atasco allí es monumental. Otoño es la época ideal para salir de copas (en verano, con tanto turista, la zona de marcha se masifica y aumentan las peleas) y para recibir visitas, que piensen así que Pekín es una ciudad ideal.



Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios


No todo van a ser
Fender Stratocasters

20 de Octubre, 2013, 0:01

Hace más de un lustro escribí un post sobre instrumentos tradicionales chinos. No he vuelto a tratar demasiado el tema porque la música antigua china es un tema un tanto difícil y arcano. Instrumentos como el guzheng, que es una especie de cítara china, suenan a banda sonora de documental de filosofía confuciana complicado de entender.

Bueno, o eso pensaba yo hasta que hace unos días comprobé de que el guzheng chino no sólo sirve para poner hilo musical a un monasterio taoísta.

Una chica llamada Michelle Kwan (quien supongo que es una estadounidense de ancestros chinos) se ha atrevido a interpretar con esta cítara el Sweet Child O'Mine de Guns 'n' Roses (o el Se ha echao Romay de Los Gandules, como prefiráis).





El video, enlazado hace unos días por el gran blog Fogonazos, fue portada de Menéame. La chiquilla se atreve también a hacer versiones de Daft Punk o del discotequero tema Moves Like Jagger.

Michelle no es la única que usa el viejo guzheng (el "gu" de la primera sílaba significa antiguo) para melodías modernas. Ved si no a este chaval que versionea la banda sonora de Piratas del Caribe.





O este dúo de guzhengs entonando una de las mejores canciones de los últimos tiempos, el Titanium de David Guetta.





Adele tendría que ponerse un qipao para cantar su Rolling in the Deep tocado así...





Para terminar, una chica con un instrumento que si no es igual al guzheng es muy parecido (el gayageum coreano). Armada con él, rescata los riffs de otro grande de las cuerdas, Jimmy Hendrix.





Si queréis más, no tenéis más que poner en la casilla de búsqueda de YouTube "guzheng cover". Veréis los instrumentos tradicionales, tan seriotes que parecen, con otros ojos.

Enlace Permanente


Bienvenido míster Pato

16 de Octubre, 2013, 0:01

Hoy he tenido libre en el trabajo y, aprovechando que hacía buen día en Pekin, me he encaminado al Palacio de Verano para poder ver en persona, por fin, el pato de goma gigante que tanta pasión ha desatado en China este año. Para los que no hayan leído capítulos anteriores, este pato, obra de un artista holandés, estuvo en Hong Kong en primavera y tuvo tanto éxito que Pekín pidió que les visitara también a ellos. En el Palacio de Verano está, desde mediados de septiembre hasta el 26 de octubre, y la verdad es que es muy fotogénico. He aquí algunas fotos que le he tomado:



A la salida del Palacio de Verano,
algunas vendedoras intentaban hacer el agosto con el animal de moda...

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


La Oncisea

10 de Octubre, 2013, 0:01


Como he prometido a más de uno, voy a contar aquí no cómo fueron mis vacaciones, sino las de mi perra Once, que aunque ella seguramente no lo sabe, me han tenido en vilo durante todo el mes de septiembre, mientras miles de kilómetros nos separaban.

Cuando me voy de Pekín, o bien dejo a la perra en casa de algún amigo (cosa que no me gusta hacer mucho, porque en venganza por irme yo Once suele hacer sus cosas en sofás y otros lugares prohibidos) o bien en una guardería para perros (algunos la llamarán perrera, y no les culparé) que se encuentra junto al Parque Chaoyang, y que es regentada por una conocida marca china de tiendas y productos para perros que se llama Kudi, de la que soy socio poco menos que honorario.

Semanas antes de irme a España, una tragedia golpeó ese parque: en una piscina para perros que hay en el lugar, un cable suelto o alguna cosa similar creó una corriente en el agua que mató a dos perros (un caniche y un golden retriever) y a su dueño, que se tiró al agua para intentar salvarlos. La noticia salió en los medios locales y me dejó anonadado.


Pese a la preocupante situación, y haciendo algo que quizá no todos habrían hecho, decidí semanas después, en la víspera del viaje a España, dejar a Once en ese lugar marcado por la tragedia. ¿Por qué razón? Primero, porque Once nunca se ha bañado en esa piscina, ella sólo ha estado en la zona de jaulas y parquecillos en la que se alojan los canes que pernoctan allí, a decenas de metros del sitio donde ocurrió el accidente. Segundo, porque pensé que tras el disgusto los de Kudi aumentarían las medidas de seguridad y los cuidados a los perros, por lo que igual hasta era el mejor sitio para que la perra se quedara.

Total, que allí dejé a Once (quien al irme lloró desconsolada, y diría que más que otras veces) y me fui a España, donde conforme iba contando la historia a familiares y amigos, cada vez me convencía más de que quizá no había hecho bien del todo.

Mi preocupación aumentó aún más cuando, en mitad de vacaciones, recibí por Wechat (la versión china de Whatsapp) un mensaje en chino que me informaba de que el parque de Kudi en Chaoyang iba a ser cerrado, por lo que Once sería trasladado a otro lugar, de una empresa diferente pero que colaboraba con ellos. No explicaban las razones de la mudanza, o no las entendí al estar en mandarín, pero por lo que me he enterado después el parque de Chaoyang ha quedado casi en bancarrota. Y es que l
a compañía ha tenido que pagar a la familia de la víctima (que encima era un trabajador de la influyente televisión estatal china CCTV) una fuerte indemnización de dos millones de yuanes, equivalentes a 250.000 euros. Para que os hagáis una idea, las víctimas del mediático accidente del tren bala chino, en 2011, recibieron la mitad de ese dinero.

Si estaba preocupado antes por Once, imaginaos a raíz de enterarme de su traslado... Tal era mi desazón que el pasado lunes, nada más aterrizar en Pekín, decidí ir en el mismo taxi que tomé en el aeropuerto, antes de pasarme por casa, a la misteriosa perrera donde Once había sido trasladada sin mi permiso.


El viaje en taxi fue largo, muy largo... Entre ida y vuelta me gasté 350 yuanes (unos 45 euros) para llegar a un sitio tan alejado de Pekín que ni siquiera estaba en Pekín, sino en la provincia vecina, Hebei. Una zona rural, donde la carretera que llevaba a la perrera donde estaba Once estaba cubierta de trigo recién cosechado, para que los coches, al pasar y levantar aire, separaran el trigo de la paja.

En fin, el caso es que allí estaba Once, sana y salva, oliendo a perrera pero superviviente de tantas desventuras. Ahora está nuevamente en casa (mientras escribo esto gruñe por detrás, como si supiera que estoy hablando de ella) y ya me estoy estrujando las meninges para pensar qué hacer con ella en las próximas vacaciones, porque esto de las perreras-guardería es un sinvivir.

La foto del principio es de Once poco después de salir de la perrera,
ésta del final es de un día después. bañada y con el pelo cortado.

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios


Varsovia sin pactos

8 de Octubre, 2013, 0:01


Ya estoy de vuelta en China, tras cinco semanas en España y alrededores (me di una escapadita a Londres, ya que allí tengo familia también). No voy a hablar de depresión postvacacional porque no la tengo: ayudó mucho el tener a Once en Pekín y pasarme todas las vacaciones teniendo ganas de regresar para verla (lo que no significa que no disfrute en España ni que no la añore cuando estoy en China, que conste).

Si en la ida hice escala en Bruselas, en la vuelta me he detenido una noche de sábado y una mañana de domingo en Varsovia, lo que me dio la oportunidad de reforzar mis prejuicios y ver a polacos borrachos de vodka en la noche sabatina y llenando las iglesias católicas en la mañana dominical (supongo que unos y otros no eran los mismos). No me dio más tiempo que para visitar la zona antigua (Stare Mesto y alrededores) y el centro, con el Palacio de la Cultura y la Técnica y otros edificios de aires comunistas. Lo poco que vi de Varsovia me gustó, con esas casitas de colores que me recuerdan a otras ciudades del este de Europa por las que también pasé brevemente, como Moscú, Budapest o Liubliana.

Por relacionar un poco Varsovia con China, el sempiterno tema del blog, recordaré que Polonia no es precisamente uno de los países europeos que más simpatizan con el gigante asiático. De hecho, muchos países ex comunistas recelan de una China que aún lo es, especialmente aquellos donde se intentaron sonadas rebeliones contra Moscú, caso de Checoslovaquia en 1968 (uno de los líderes de aquéllas, el fallecido Vaclav Havel, fue uno de los mayores críticos de China en la pasada década) y Polonia en los años 80, con el sindicato Solidaridad y Lech Walesa.

La desconfianza de Polonia o la República Checa (que además son dos de los mejores amigos de Estados Unidos en Europa) no suele notarse mucho en el día a día diplomático, aunque sí se hizo patente en 2008, cuando los gobiernos polaco y checo fueron los primeros en decir que sus líderes boicotearían la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín, a raíz de la contundente respuesta de China a las revueltas tibetanas de marzo de aquel año (aunque luego todo se moderaría, especialmente con la ola de solidaridad hacia el país asiático por el terremoto ocurrido dos meses después).

Por no hablar sólo de política, diré que en Varsovia comí unos ravioles rellenos llamados pierogi, que al parecer son una comida muy típica de todo el este de Europa, y que se asemejan mucho a los jiaozi chinos (aunque los orientales quizá son un poco más suaves, que los europeos del este comen bien pesado).

Para terminar, como no podía ser de otra manera, alguna foto más de mi breve pero intenso paseo varsoviano.




Casa natal de Marie Curie


La Plaza del Mercado, uno de los más famosos rincones de Varsovia,
que como suele pasarme cuando viajo, estaba en obras (al igual que la catedral).





Monumento a Copérnico


Edificio de aires comunistas, ya fuera del casco antiguo
(había una maratón, por eso la gente corriendo).


Torre de la Cultura y la Tecnica, igualmente de aires comunistas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios


Recuperando fotos de Facebook (y XXI)

1 de Octubre, 2013, 0:01

Durante el mes de septiembre estoy de vacaciones, circunstancia que aprovecharé para descansar y a la vez rescatar del Grupo de Facebook algunas imágenes que he publicado allí pero no en este blog.


Me fascina este cartel en el Mercado de la Seda: "Política INCONDICIONAL de devoluciones (en algunas tiendas)".
(Publicada en el Grupo de Facebook el 24 de agosto de 2013, 30 "me gusta").


Así atardecía hoy en Pekín, ¡bendito septiembre pekinés!
(Publicada en el Grupo de Facebook el 24 de agosto de 2013, 74 "me gusta").


Desde arriba del Atomium no sólo tienes una gran vista de Bruselas,
sino también de un parque con maquetas gigantes de famosos monumentos de Europa... ¡Doble entretenimiento!
(Publicada en el Grupo de Facebook el 2 de septiembre de 2013, 11 "me gusta").


Con gran emoción recibo la noticia de que la Once ha recibido el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.
No me extraña que se lo hayan dado, es la mejor (excepto aquel día que destruyó un oso de peluche).
¡Muchas gracias! Le daré un hueso gigantesco cuando vuelva a Pekín, para celebrarlo.

(Publicada en el Grupo de Facebook el 4 de septiembre de 2013, 29 "me gusta").

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español





Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China por descubrir
China por descubrir II
China Viva
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré