chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Noviembre del 2013


China, Japón, Kennedy y Bush

28 de Noviembre, 2013, 0:01


Imagino que os habréis enterado del nuevo mosqueo que China y Japón han protagonizado en los últimos días, esta vez porque los chinos han ampliado su zona de defensa aérea a aires que sobrevuelan las islas Senkaku/Diaoyu, ese Perejil/Malvinas asiático que Pekín reclama a Tokio desde hace varias décadas.

No creo yo que la cosa vaya a pasar de los habituales cruces de acusaciones y actos de pavoneo (en plan "mira cómo paseo mis fragatas por aquí" o "mira como suelto mis aviones por allá"), así que del asunto me quedo sobre todo con un interesante dato que la nueva escalada del conflicto ha ayudado a mostrar: la nueva embajadora de EEUU en Japón, que se enfrenta al reto de mediar en este espinoso y demasiado dilatado asunto, es Caroline Kennedy, la única hija viva de John Fitzgerald Kennedy, mandatario de cuyo asesinato se cumplieron la semana pasada 50 años, como los medios recordaron con pasión de martillo taladrador.


El dato es curioso porque Caroline, como su padre hace medio siglo, se encuentra en medio de un conflicto territorial entre gigantes asiáticos. En 1962, un año antes del asesinato de JFK, China y la India libraron una breve guerra (más bien una escaramuza) de la que hablé en este blog el pasado año, cuando se celebraba su cincuentenario, y en la que el padre de Caroline estuvo a punto de meterse hasta las botas, aliándose con los indios. Cinco décadas después (con el conflicto chino-indio aún no resuelto, que conste) las tensiones mayores parecen estar ahora entre China y Japón, y Caroline Kennedy, como es natural siendo diplomática en Tokio, se ha colocado hoy de parte de Japón en el asunto, mientras su país hacía lo mismo horas antes sobrevolando la zona reclamada por China con aviones B52.

El presidente Kennedy, ya lo dije en el post del pasado año, estuvo en un tris de apoyar militarmente a la India en la guerra que ese país libró (y perdió) con China. Cuando India y China iniciaron hostilidades, se ordenó a un portaaviones estadounidense que se dirigiera a aguas de la India, posiblemente en apoyo del Gobierno de Nehru. Incluso hay quien dice que la Casa Blanca consideró la opción de usar armas nucleares contra China. En todo caso, todo este hipotético apoyo americano a la India se quedó en agua de borrajas, porque en aquel entonces a Washington le surgió un problema más urgente y directo -la famosa crisis de los misiles de Cuba- y se olvidó de Asia.

La presencia de descendientes de mandatarios estadounidenses en la diplomacia de Asia Oriental podría aumentar en cuestión de meses, incluso semanas, ya que el embajador de EEUU en China, Gary Locke (muy apreciado por los chinos, por cierto) ha dimitido recientemente, y suena como posible candidato a sustituirle nada menos que Jeb Bush, hijo de George Bush (el presidente de los 90) y hermano de George Bush (el inútil de principios de este siglo). ¿Los viejos clanes políticos estadounidenses se mudan en masa a Asia? Lo sabremos en breve.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios


Octavo chinochaño

21 de Noviembre, 2013, 0:01


Una fría noche del noviembre de 2005 en aquel cutrepiso de la calle Dongwangzhuang, mientras mi entonces novia veía series coreanas como en cada sobremesa de la cena y yo me aburría por ello, decidí abrir mi Toshiba portátil de 15 kilos y comenzar uno de esos blogs que entonces estaban de moda. Ocho años después he cambiado unas siete veces de piso, cuatro de ordenador y entre tres y cinco de novia. He perdido pelo, he ganado barriga y de veinteañero he pasado a casi cuarentón, pero una cosa ha permanecido inmutable, el viejo blog Chinochano. Aunque ya no estén de moda los blogs.



Anteriores celebraciones


La filosofía de Chinochano es la misma que en 2005, no me tengo que reinventar para captar audiencia ni nada por el estilo, porque no soy un programa de Telecinco: lo que quiero es entretenerme e intentar que también se entretengan los que lo leen, aunque he de reconocer que este año el blog ha tenido una dura competencia en las noches caseras con los jueguitos del iPhone de las narices, que me tienen embobao. Sea como fuere, desde el anterior cumpleblog ha habido mucho tiempo para decir y hacer cosas. Por citar algunas...

- Cumplir uno de mis sueños más largamente pospuestos en el blog: hacer un vídeo de Hitler Se Entera, aprovechando una de las noticias más bizarras del año en China (la misteriosa aparición de miles de cerdos muertos).

- Obsesionarme con los huevos verticales en el equinoccio de primavera. Y después, con el pato gigante, cuyo post relativo es el que más he actualizado este año, porque sin duda alguna ha sido uno de los temas de la temporada.

- Hacer creer (al menos a un lector) que este blog era una gran patraña, en el Día de los Inocentes.

- Renovar los "posts útiles" sobre estudio de chino y rastreo de vivienda, que cada día está más achuchada la cosa.

- Discutir de cine chino con Diego Iván, que ha sido sin duda alguna el comentarista más activo (aunque a veces haya sido un poco troll no se le puede negar el mérito, en estos tiempos que corren donde ya pocos comentan en las bitácoras). El post de la peli de la hambruna ha sido el más comentado del año, aunque más bien fue un diálogo a dos...

- Volver a jugar con los mapas (algo que siempre me ha gustado hacer, pero que este año no he practicado todo lo que debería) e intentar con ello mediar en los cada vez más tensos problemas marítimos de China con sus vecinos.

- Cambiarme de casa con el cambio de año, sobrevivir a un sospechoso accidente en el que estaba involucrada la mafia de los mensajeros, y que mi perra y compañera infatigable también sobreviviera a su odisea particular.

- Viajar y contar lo viajado, especialmente con fotos (Chongqing, Tres Gargantas, Hainan, Corea del Sur y mi ciudad tocaya, Zhangjiajie...). Y tener un intercambio de opiniones (en el buen sentido de la palabra) con la UNESCO, después de lo visto en algunos de esos viajes.

- Ver y contar uno de los conciertos más divertidos y surrealistas que he visto jamás, el del incombustible Julito Iglesias, en su primera venida a la tierra de China.

- Tentar a la suerte viajando un 4 de abril a las 4:44 (lagarto, lagarto).

- Conmemorar los 40 años de relaciones chino-españolas de la única forma posible, con sesión de dibujo libre.

- Sacar petróleo del lapao, (chorradica que volvió a unir mi Aragón natal con mi China adoptiva), de la peor película china de la historia, de la casa en el tejado...

- Convocar, ¡por fin, tanto tiempo sin hacerlo! un concursete y otorgarle el premio a un lector de Aveiro (Portugal) que aún me debe una foto junto a los preciosos barcos de sus costas (¿será que el galardón se ha perdido por el camino?).

- Y ¡hey, muy importante y novedoso! TOMARME UNAS VACACIONES DEL BLOG, el pasado mes de septiembre, las primeras en ocho años (lo disimulé bastante bien, rescatando fotos del Grupo de Facebook).

Han sido, dentro y fuera del blog, 12 meses en los que he buscado la tranquilidad, después de dos o tres años anteriores un tanto tempestuosos en lo laboral y en lo sentimental, por lo que escribir aquí ha servido un poco para lograr una deseada estabilidad (quizá por ello he entrado aún menos que otras temporadas en temas políticos y polémicos, porque no tengo ganas de guerras).

En fin, otro año bien empleado, por lo menos en esta magna obra mía, que ya ha durado lo mismo que una EGB. ¡Vamos a por el BUP!

Enlace Permanente

Por ahora hay 29 comentarios


Ley antibailedesalón

19 de Noviembre, 2013, 0:01


Mucho, pero mucho antes de que los modernillos inventaran los flashmobs, en todas las ciudades de China, todas las mañanas y noches, era y es habitual ver grandes grupos de gente bailando en calles y plazas. Los chinos los llaman guangchangwu (广场舞, que significa "baile de plaza"), y sus principales practicantes son mujeres de mediana edad, normalmente jubiladas (offtopic: en China las mujeres se jubilan a los 55, aunque es posible que con las superreformas de Xi Jinping esto cambie).











No son Michael Jackson, cierto, pero verlas suele ser una experiencia muy agradable. Primero, porque se las ve felices, disfrutando en grupo. Segundo, porque lo hacen sin ánimo de lucro, sólo por pasárselo bien y prevenir la artritis haciendo ejercicio (algún amigo o familiar que ha venido alguna vez a visitarme se ha quedado extrañado de que en un momento dado no pasaran el sombrero entre el público, como suele pasar con los espectáculos callejeros en Occidente). Tercero, porque le dan a la calle un aire festivo, que en la China del ajetreo y el trabajo a destajo no siempre es fácil de ver.

Pero ay, amigos, todo tiene su lado negativo: en los últimos meses ha habido varias noticias en la prensa china donde estos grupos de mujeres bailarinas son criticados por el ruido que hacen, y que, según estas informaciones, molesta mucho a los vecinos (definitivamente algo está cambiando en China, ¡ahora resulta que el ruido molesta a los chinos!). Estos conflictos, que a mí me recuerdan a los que en España se ven en zonas de bares, discotecas y botellones -aunque en China, obviamente, el grupo de edad "problemático" es diferente- no siempre se reducen a declaraciones a los diarios locales: hace poco, por ejemplo, unas señoras que bailaban en Wuhan se quejaron de que vecinos poco entusiastas de su arte les tiraban hasta cacas por la ventana.



El problema, que jamás imaginé hasta ahora, está alcanzando tales niveles de conflicto social que ya hay una gran ciudad china, Cantón, donde se ha anunciado la prohibición de estos bailes en la calle, o al menos cerca de hospitales, escuelas y zonas residenciales (lo cual limitará bastante el radio de acción de estas pobres señoras).

En fin, yo en este conflicto, como en el que hubo en España en su día (y que me imagino que se ha reducido bastante desde que yo me fui, con aquella famosa "ley antibotellón"), me pongo del lado de los que más ganas de fiesta tienen: las señoras chinas. Pero claro, me hago cargo de que mi opinión está distorsionada por el hecho de que nunca he vivido junto a una zona de marcha o una plaza utilizada por las reinas del guangchangwu. En ese caso, quizá pensaría lo contrario, pero no creo que expresara mi opinión arrojando cacas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


Artículos anteriores en Noviembre del 2013




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré