chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Junio del 2014


Despropósitos editoriales

27 de Junio, 2014, 0:01

No hay grandes acontecimientos en las últimas semanas en China (será que el Mundial tiene a la población medio dormida), aunque en los últimos días hemos tenido en el país dos noticias relacionadas con el mundo editorial que bordearon la fina línea entre lo gracioso y lo ridículo, cada una a su manera.

Una de ellas ha sido la esperada publicación de la autobiografía de Li Peng, quien fue primer ministro de China entre 1988 y 1998 y pasará especialmente a la Historia por ser el hombre que defendió la intervención militar contra las protestas de Tiananmen. el responsable final de que se sacaran los tanques a las calles.


Lo absurdo del libro es que en él Li Peng (que aún vive, debe tener ochentaytantos años) detiene el relato de su vida en 1983, el momento en el que fue nombrado viceprimer ministro chino, por lo que las memorias omiten, qué calamidad, la época que a cualquier lector le interesaría conocer de Li, aquélla en la que manejó los hilos de la alta política del país más poblado del mundo. La decisión es del todo chocante, ¿os imagináis que se hiciera con otros personajes famosos?





Vale, el régimen comunista es muy secretista y los líderes chinos tienen que callar hasta el fin de sus días sobre sus años en el poder, pero entonces, ¿para qué hacer el paripé con una supuesta biografía de uno de estos líderes que en realidad es un timo de campeonato?

El otro sindiós editorial esta semana en China no ha sido un libro, sino un mapa, que también se editan y publican. Una empresa cartográfica del país ha decidido aportar su granito de arena en las reivindicaciones del país en el Mar de China Meridional editando un mapa nacional en el que esas aguas y sus islas en discordia (las Spratly, las Paracel...) son casi más protagonistas del plano que la masa continental del gigante asiático. Así les ha quedado el primer mapa vertical de China (los anteriores eran más bien apaisados):





No es que en mapas anteriores China no colocara las Spratly o las Paracel, pero solían representarse a una escala diferente del resto del mapa, normalmente en un minimapa insertado en una esquina, más o menos como España hace con las Canarias:


El nuevo mapa chino es obviamente un gesto político, o un detalle de una editorial para congraciarse con las autoridades, pero por lo demás no tiene demasiado sentido. Es un gasto de papel inútil, y las islas anheladas por los chinos son tan pequeñas que apenas se ven en el plano, por grande que sea. Digo lo mismo que en la autobiografía de Li Peng, ¿os imagináis que esto se hiciera con mapas de otros países con islas lejanas?


Así podría ser el mapa nacional de Francia, incluyendo la Guyana Francesa.
(Y eso que no pongo Nueva Caledonia, que si no aún sería peor...).



Y así sería el de Chile, con la Isla de Pascua.
(La he colocado a ojo, igual me he equivocado unos cientos de kilómetros).

Enlace Permanente

Por ahora hay 53 comentarios


Pequeña historia musical de Pekín

24 de Junio, 2014, 0:01

Hay ciudades del mundo a las que les gusta salir mucho en las canciones contemporáneas. Nueva York, París, Roma, Las Vegas... Pekín, la ciudad desde la que se escribe este blog la mayoría de las veces, no ha sido tan asidua del pop o el rock internacional, aunque sí exista más de una canción sobre ella en mandarín, para el público chino. Por ejemplo, la popular One Night in Beijing, que han interpretado desde los 90 varios grupos chinos.



Quizá el artista chino que más y mejor le ha cantado a Pekín es Wang Feng, que empezó su carrera en los 90 y desde entonces ha dedicado a su ciudad natal varias canciones, entre ellas Buenas noches Pekín y Pekín, Pekín, temas que pongo a continuación.





Pekín, por tanto, ha sido tradicionalmente inspiración sólo para el mandopop (pop en mandarín), aunque en los últimos años la cosa está cambiando y la capital china se está internacionalizando un poco musicalmente, aunque sea gracias al auge de internet y los memes.

Quizá la primera foránea que se atrevió con Pekín en su música fue Katie Melua, con una bonita canción llamada Nueve millones de bicicletas, en la que la chica afirmaba que ése era el parque ciclístico de la capital china (no se sabe si se había basado en datos demográficos o lo había dicho a ojo). Recuento de bicis aparte, la canción no tenía tampoco mucho que ver con Pekín, pero bueno, fue un bonito inicio de la ciudad en el mundo de la música moderna internacional.



Tres años después, Pekín sería durante unas semanas la capital mundial del deporte, por los Juegos Olímpios, y quién sabe si aprovechando esa coyuntura un cantante amateur sacaba máximo provecho a una versión karaoke de una canción de Joaquín Sabina para grabar en la primavera de 2008 Pongamos que hablo de Pekín. Ese "artista" era yo, para qué seguir hablando en tercera persona. Qué morro, diréis, es ponerse a uno mismo en una antología musical, pero es lo que tiene tener blog propio, que uno abusa todo lo que quiere y más. Y oye, que fui de los primeros laowais en cantarle a Pekín, tiene su mérito...



Poco después, un gran elenco de celebridades chinas entonaría una canción que al menos en Pekín escucharíamos sin parar todo aquel verano olímpico: Pekín te da la bienvenida, el tema oficial de Pekín 2008. Y no estaba mal, fue para los pequineses lo que el temazo de Freddy Mercury y Montserrat Caballé representó para los barceloneses en 1992.



Tras ello Pekín, ley de vida, volvió a pasar a un segundo plano internacional y musical, aunque en los últimos años, gracias a algunos fenómenos interneteros y a la llegada de auténticos monstruos musicales a la comunidad extranjera de Pekín, ha habido interesantes experimentos. Pekín, sin ir más lejos, tuvo sus propias versiones del Gangnam Style en otoño de 2012, de las que quizá la mejor fue realizada por unos estudiantes extranjeros que bautizaron a su obra Laowai Style.



Poco después, en febrero de 2013, el gran encargo a los frikis de todo el mundo fue crear versiones del Harlem Shake. En Pekín hubo muchas, aunque posiblemente la más visionable y la de sabor más pequinés (aunque sea por la puerta que aparece de fondo) fue ésta.



Meses después, llegó la que seguramente es la mejor canción sobre Pekín que se ha hecho en inglés, aunque en realidad sea una versión del New York State of Mind de Jay Z y Alice Keys. Gran letra, y excepcionales cantantes, ayudaron a que el Beijing State of Mind nos llegara a los pequineses al corazón.



En el inicio de 2014, se repitió en cierta manera el fenómeno del Gangnam Style o el del Harlem Shake con el magnífico tema Happy: gentes de todo el mundo hicieron sus propias versiones, y en Pekín también tenemos una muy guapa, eso sí, envuelta en el clásico smog invernal que sufre esta ciudad.



Enlace Permanente


El lago de los rifles

20 de Junio, 2014, 0:01

Hace unos días vi en el cine la última película de Zhang Yimou, "Coming Home" (Volver a Casa), título que es fácil de confundir con "The Road Home" (Camino a Casa), filme que el mismo director rodó allá por los 90 pero que no tiene que ver nada con el actual.


No os voy a contar mucho de la película aquí para no arruinaros la historia a los que queráis verla, aunque sí diré que la sencilla historia que cuenta, ambientada en la China inmediatamente posterior a la Revolución Cultural (finales de los 70), me parece una audaz metáfora que de forma muy inteligente -para escapar de los censores- denuncia uno de los grandes problemas de la China actual, la amnesia que el país se autoimpone sobre su historia reciente. Aunque quién sabe, quizá la aparición de películas como ésta signifique que los tabúes sobre ciertos periodos negros de la historia nacional se estén levantando gradualmente...

Gong Li, la eterna musa de Zhang Yimou (aunque durante unos años pareciera que estuvieran separados profesionalmente) está impresionante en su papel de ama de casa cincuentona, como también lo está el protagonista masculino, Chen Daoming (un clásico de las grandes superproducciones chinas). Sin embargo, quizá el mayor aplauso lo merece la hija de ambos en la historia (llamada Dandan), interpretada por una actriz debutante en el cine llamada Zhang Huiwen que está magnífica, sobre todo cuando llora.

Al principio de la historia, Dandan es una bailarina de ballet que se prepara concienzudamente para participar en una famosísima obra de danza clásica para los chinos, llamada "El Destacamento Rojo de Mujeres". Este ballet adaptaba una novela sobre un grupo de mujeres que en los años 30 del siglo XX formó una guerrilla comunista en la isla tropical china de Hainan.





Durante la Revolución Cultural, en los 60 y 70, este ballet y apenas media decena más de obras de artes escénicas eran las únicas que se permitían en los escenarios de toda China, y básicamente se obligaba a todo el mundo a verlas por su valor propagandístico, así que cualquier chino de 50 años para arriba no sólo la ha visto, sino que es posible que se la sepa de memoria. El Ballet, a diferencia de muchas cosas de la Revolución Cultural que hoy en día se consideran en China pasadas de moda o excesivamente rogelias, se sigue considerando en la actualidad una pieza digna de representar, y aún se pone en escena de vez en cuando en los teatros del país. Puedo poneros la obra entera en un YouTube (en realidad es una adaptación de ese ballet al cine, pero es casi lo mismo).



El destacamento rojo de Hainan existió de verdad, y de hecho algunas de sus miembros aún viven en el centro de Hainan (concretamente en la ciudad de Qionghai, cerca de Boao), aunque deben de ser nonagenarias y cada año, ley de vida, son menos (en 2008, comenta Wikipedia, quedaban 14, no sé ahora cuántas serán).

En una famosa escena de este ballet (aunque no sé si es cosa de la versión original o de adaptaciones posteriores más vanguardistas) las revolucionarias se colocan de forma que la pierna parece ser un fusil. No intenten imitarlo en casa, pero la posición es ésta:


Curiosamente, en las últimas semanas al artista/provocateur/activista/personadeseosadeatención Ai Weiwei le ha dado por imitar, no se sabe del todo muy bien con qué intención, esa postura tan incómoda. Gracias a ello, o por culpa de ello, hemos podido ver parte de la nalga de Ai:


Además, muchos seguidores de Ai, que son muchos y muy fieles, han decidido imitar a su mentor y le han enviado fotos con posturas similares o montajes que le homenajean, cientos de imágenes que el artista está colocando estos días en su cuenta de Instagram, en plan meme. Si os animáis a seguir la moda, haced antes unos estiramientos, por favor.

Enlace Permanente

Por ahora hay 18 comentarios


Artículos anteriores en Junio del 2014




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré