chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Todo llega,
hasta 1997 y 2046

4 de Julio, 2014, 0:01


"Made in Hong Kong". Probablemente es la primera frase que aprendí en inglés, de pequeño, porque aparecía en muchos objetos de la vida cotidiana de un niño ochentero. Juguetes, relojes digitales que se convertían en robot, rotuladores de marcas raras que no fueran Carioca o Stadtler, estuches de plasticote, gomas de borrar con aromas tan dulces como tóxicos... Ahí se podía leer, escondido en una esquina, eso de "made in Hong Kong" (que era pronunciado exactamente así, nada de "meid in"). Eso sí,no tenía muy claro lo que era Hong Kong.

Un día, una página de pasatiempos me prometió que si pintaba las áreas marcadas por puntos y dejaba en blanco el resto, me aparecería Hong Kong, y lo hice esperanzado en que me saliera de la nada un mono gigante, pero no, lo que se acabó viendo -de forma un tanto precaria, porque aún me salía mucho al pintar- fue una especie de puerto con barcos de extrañas velas. Confundí Hong Kong con King Kong, y aún pasé varios años sin acabar de diferenciarlos bien del todo, de la misma manera que sigo confundiendo los nombres de los mosqueteros de Dartagnan con los de los mosqueperros de Dartacán, que me sé bastante mejor.

Mi padre me explicó que Hong Kong era un lugar de China, pero que no era chino, sino de los ingleses. Que los ingleses se lo tenían que devolver a los chinos después de 99 años (qué cifra más mágica), y que eso ocurriría, más o menos, en el año 2000. Buf, qué lejos quedaba todo eso, en el tiempo y en el mapa.

Pero ay, el reloj corre, y esta semana se han cumplido 17 años de aquel hecho al que parecía imposible llegar en mi niñez, el retorno de Hong Kong a China, que fue el 1 de julio de 1997. Un día que los chinos seguramente eligieron, maquiavelicamente, por ser también el día en el que, en 1921, se fundó el Partido Comunista de China.

Desde aquel 1997, cada 1 de julio, los hongkoneses marchan por las calles de la ciudad, pero no para celebrar el regreso a China, sino para defender su diferente sistema político, ante los eternos temores a que China un día acabe con él e imponga el mismo régimen comunista que rige en el resto del país. China prometió a Hong Kong, al regresar, que tendría amplia autonomía política, bajo el principio de "un país, dos sistemas". Pero que sólo sería así durante 50 años: en 2046, China y Hong Kong deberían unirse del todo.

La fecha de 2046 pudo ser en tiempos, para chinos y hongkoneses, un poco como lo del año 2000 cuando yo era pequeño: una fecha lejana, un plazo amplio para ir con tranquilidad e ir arreglando las cosas sobre la marcha, sin estrés. Buf, lo que iba a llover hasta entonces, pensarían en los 90 los ciudadanos de Hong Kong. Quién sabe si China seguiría siendo comunista paado todo ese tiempo, o si iba a haber fronteras a mediados del siglo XXI...

El tiempo sigue avanzando con inexorable crueldad, ya ha pasado más de un tercio de aquel cómodo colchón de años prometido, y China y Hong Kong no han conseguido la armónica unión que Pekín quería. Tampoco los hongkoneses tinen muy claro lo de que Pekín esté por la labor de cambiar su régimen, ni han logrado para ellos unas instituciones lo suficientemente fuertes para darles tranquilidad, tales como un presidente local elegible por sufragio universal (ellos lo llaman jefe ejecutivo), una asamblea realmente representativa... Lo que sí ven es que China crece económicamente, y que Hong Kong empieza a perder, lenta pero paulatinamente, aquel protagonismo de "dragón asiático" de los 70 y 80, cuando muchos productos en tu casa y en la mía tenían aquel "made in Hong Kong".

Los nervios aumentan... Este año la manifestación del 1 de julio, que es una especie de demostración de rebeldía frente a China, ha reunido más gente que nunca, medio millón de personas (eso según los convocantes, claro, la policía lo reduce bastante).


Días antes, 800.000 personas en ese territorio votaron en un referéndum no vinculante y muy criticado por China, aunque no por ello prohibido, (qué raro que Artur Mas no lo haya seguido) que querían sufragio universal antes de 2017. Entretanto, el recelo de los hongkoneses hacia los chinos, lejos de reducirse con el mayor contacto, va aumentando con los años. Alarma en Hong Kong, por ejemplo, que muchas madres chinas viajen a la excolonia británica para tener allí sus hijos y que sean ciudadanos de Hong Kong, propietarios de uno de los pasaportes más adecuados para viajar por el mundo (mientras que los chinos se ven muy limitados en sus movimientos).

A principios de este año, incluso ha habido casos de xenofobia hacia los muchos turistas chinos que van a Hong Kong, con manifestaciones contra ellos que fueron denominadas, con un humor bastante desafortunado, "marchas anti-langosta". En aquel entonces, hasta el hecho de que una turista china hiciera orinar a su hijo en una calle de Hong Kong (práctica muy habitual en China, pero no tanto en Hong Kong) desató agrios debates entre chinos y hongkoneses.

¿Empeorarán estas tensiones en las décadas posteriores, hasta 2046, o habrá algún hecho histórico mayor que haga olvidar el asunto? Lo veremos, y si no nosotros, nuestra progenie, porque 2046 también acabará llegando.

Enlace Permanente

Por ahora hay 12 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré