chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


The Expendables va de esto, creo

7 de Diciembre, 2014, 0:01

En la anterior entrada del blog, que versaba sobre el café en China, uno de los más fieles lectores y comentaristas, José de Melilla, preguntó si en el país asiático son habituales las máquinas de café con monedas. Pues yo diría que no, pero creo que la cuestión abre la puerta a un maravilloso mundo, el de las máquinas expendedoras, que merece un post entero, o quién sabe, un blog entero, o quizá un internet entero.


No es sólo que en China no haya muchas máquinas de café con monedas, sino que hay muy pocas máquinas expendedoras de cualquier cosa, incluso de refrescos. Hay algunas en los metros o en los aeropuertos, pero en plena calle yo diría que jamás, y muy pocas en tiendas o centros comerciales. En China lo del vending se lleva muy poco, y eso que estoy seguro de que muchas de las máquinas se fabrican en el país...

Es curioso que así sea, teniendo en cuenta que no muy lejos de China se encuentra Japón, que es el paraíso del vending. Japón tiene máquinas de monedas por todas partes, en las que puedes encontrar cosas muy singulares, incluyendo lechuga, huevos o hasta bragas supuestamente usadas por señoritas de buen ver (esto creo que sólo en los sex shops, pero existir existe). Yo creo que los japoneses no votan a su primer ministro, lo escogen en una vending machine gigantesca.


No tengo muy claro por qué en China no triunfan estas máquinas que tanto se usan en Japón y en otros vecinos de los chinos como Corea del Sur, Taiwán o Hong Kong. Es posible que sea porque estas máquinas requieren cierto mantenimiento, y en el país chino no son demasiado buenos en este aspecto, cualquier cosa que está en la calle o en una zona pública suele deteriorarse con bastante más rapidez que en otros lugares (por poner un ejemplo, el otro día estuve en el Estadio Olímpico, que apenas fue inaugurado hace un lustro, y del polvo y los achaques que empieza a tener ya parece que sea un edificio de hace décadas).

Otro asunto que podría tener que ver con el poco éxito de estas máquinas es la escasez de monedas que hay en China. Escasez en dos sentidos: primero, hay pocas monedas en general, casi todo el dinero es en billetes (aunque en Shanghái te dan más cambio en monedas que en Pekín, porque al parecer allí es donde acuñan las monedas chinas). Segundo, hay pocos tipos de moneda, y la mayor es de sólo un yuan, por lo que a nada que tuvieras que pagar 20 o 30 yuanes en una máquina de ésas te daría pereza y preferirías comprar lo que fuera en un mostrador, que acabarías antes. Bueno, en las máquinas expendedoras se puede pagar con billetes, sí, pero ya sabéis lo intransigentes que suelen ser esos aparatos a la hora de aceptar cualquier billete que no esté nuevo y recién planchado.

Por otra parte, quizá en China no se atreven demasiado a colocar estas máquinas por el tema de que algunas veces, como todos sabemos, fallan al expender y los chinos -no todos, pero muchos de ellos- son bastante coléricos cuando entienden que no les han ofrecido un buen servicio que han pagado. Dicho de otra manera, no me extrañaría que si hubiera máquinas expendedoras en las calles de China acabaran destrozadas por compradores a los que se les hubieran tragado la moneda o sufrieran la frustrante experiencia, que todos hemos vivido, de que la chocolatina se queda enganchada al final de la espiral.

Pese a la escasez de máquinas de vending en China, ello no quita que haya habido varios ejemplos de expendedoras curiosas que han llegado a ser incluso noticia. Un conocido caso fue el de las máquinas de cangrejos que hace unos años se colocaron en la ciudad de Nanjing.



Hasta los japoneses, que mira que tienen máquinas raras, fueron a la ciudad nankinesa a hacer reportajes de ellas. Y eso que ellos en su país también tienen máquinas extrañas con marisco en su interior, como ésta de tipo gancho (las que suele haber en las ferias) pero con langostas en vez de peluches.


En Pekín no hemos visto máquinas marisqueras, quizá porque estamos lejos del mar, pero sí que tenemos expendedoras de libros...



(Este vídeo y el siguiente los hice para el curro,
pero están libremente accesibles en YouTube, así que los enlazo).


...y máquinas de botellas de agua a la inversa: pones en ellas un botellín vacío y la máquina te da dinero, una forma interesante y lucrativa de reciclar. Con las botellas recicladas hacen hasta ropa: yo de hecho tengo una camiseta hecha con ese plástico, que me regaló la empresa responsable de las máquinas.




Ya en plan excepcional y más como performance que como negocio de verdad, en una reciente feria de automóviles en China se montó una pseudomáquina expendedora de coches, que en realidad era una forma de hacer propaganda de la marca.


Y me despido con otra pseudomáquina expendedora que no es de China, pero que vende "china" (que es como los angloparlantes llaman a la porcelana). La creó hace unos años un artista para un museo, y cuando alguien la usa, la figura que compra, inevitablemente, se rompe al caer por su interior. Una bonita metáfora de... bueno, de lo que sea que quisiera expresar el creador, que vaya usted a saber.




ACTUALIZACIÓN (16/12/2014): Suele pasar: haces un post de una cosa y de repente la realidad empieza a mostrarte una y otra vez que no tenías razón en lo escrito. En este caso, ha sido escribir que en China no hay muchas máquinas expendedoras, y ahora no dejo de encontrármelas en la calle. Este fin de semana, por ejemplo, encontré varias máquinas que hacen zumo de naranja recién exprimido, y muy bueno, por cierto.


ACTUALIZACIÓN (25/2/2015): Acabo de estar en Las Vegas, y allí vi una máquina expendedora de lingotes de oro que creo que vale la pena colocar aquí... La vi en el casino Golden Nugget ("pepita de oro").


Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré