chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Enero del 2015


Servicios mínimos desde Illinois

26 de Enero, 2015, 0:01


En las últimas horas he pasado, aunque fuera sobrevolando, por los cuatro países más grandes del mundo, y también por el Ártico. Como viajé de noche no vi mucho del Polo (espero verlo a la vuelta), y en su lugar he visto la película de las Tortugas Ninja, la del Hotel Budapest, una malísima de Walt Disney con personas reales, otra de unos indios que montan un restuarante en Francia, un episodio de Friends, uno de The Big Bang Theory, y otro de un reality de unos tíos que se dedican a montar peceras para ricos (está visto que no tenía muchas ganas de dormir). Me encuentro en Chicago, la ciudad de Michael Jordan y Gasol, donde comienzo un mesecito de vacaciones por los Estados Unidos, con el fin sobre todo de devolver a mi sobrina, que vive aquí, la visita que me hizo a China hace ocho años. Ayer, en Pekín, tenía siete horas de adelanto con España, y ahora tengo siete de retraso. Cosas de los viajes transoceánicos.

No he podido ver mucho de Chicago, porque también he llegado de noche, así que lo único que puedo decir es que el tren del aeropuerto a la ciudad era un poco cochambroso, y que en esta noche en vela que me ha regalado el jet-lag he oído muchas sirenas por las cercanías del hostal que me encuentro, situado al lado del estadio de los Cubs. Son sirenas de ambulancias creo, no de la policía, que tampoco vamos a tirar del topicazo de Al Capone. Algunos de los vecinos de habitación son chinos y se encargan de demostrarlo con sus gritos, así que me siento como en casa.

En el control de pasaportes me han hecho el mismo interrogatorio que la anterior vez que vine, hace también ocho años. El policía, un señor apellidado Zamora según decía su placa, me ha hecho más preguntas que al resto, porque le debió resultar raro ver a un español en un vuelo de Pekín, rodeado de chinos. Tanta pregunta me hacía que al final en cada respuesta me he puesto a responderle lo que quería y cuatro o cinco datos más, para ver si así acabábamos antes. Pero vamos, que tampoco me quejo. Antes, en la cola, una policía con un perro sabueso nos olisqueaba a todos (el perro, no la policía) en busca de comidas que no se pueden meter en los USA, aunque me imagino que también hubiera encontrado algo de droga si alguien la hubiera llevado, que no ha sido este el caso. Sí que se ha quedado con un par de sandwiches de jamón.

Poco más que contar, ya os diré más en los próximos días, si consigo hilarlo con la temática china del blog. A cuidarse...

Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios


La otra Na

21 de Enero, 2015, 0:01


El año pasado se retiró la tenista china Li Na, probablemente la deportista de su país que más famosa ha sido en el panorama mundial. No por ser mejor que las otras deportistas chinas (es buena pero no tanto), sino por haber jugado un deporte más mediático que otras: China tiene a las mejores deportistas de la historia en bádminton, ping pong o saltos de trampolín, por ejemplo, pero lamentablemente son grandes desconocidas fuera de su país.

Li Na, quien esta semana ha vuelto a ser noticia al anunciar que está embarazada (probablemente ése fue el motivo de su retirada, que quería ser madre) fue la primera tenista china que ha sido realmente famosa en las pistas, gracias sobre todo a que ganó Roland Garros y el Open de Australia, dos grand slam. Pero hace 30 años otra tenista china tocaya suya dio mucho que hablar, en su caso por motivos extradeportivos. Fue Hu Na, una entonces casi adolescente que, como la Comaneci, desertó de su país en los 80 durante un viaje a Estados Unidos.


Hu Na, nacida en 1963, era a principios de los 80 una joven promesa china del tenis, un deporte casi desconocido en la China de entonces pero que en su familia ya había practicado hasta su abuelo en los años 20. Apenas cumplida la mayoría de edad, Hu Na ya era la número uno del tenis de su país, e incluso era considerada una de las mejores jugadoras de Asia, lo que le permitió ser escogida en el equipo nacional para la Copa Federación en 1981 (el primer año en que China disputó este torneo femenino de selecciones) y en 1982.


Hu Na con su abuelo


En julio de 1982, Hu Na viajó a EEUU para disputar con su selección esa Copa Federación, que en aquel entonces disputaba todos los partidos en el mismo lugar, en aquel caso las pistas de Santa Clara, en California. Na fue decisiva para que China ganara con facilidad la primera ronda ante Japón, pero en la segunda ronda, donde las chinas encaraban a Alemania, la joven se esfumó justo el día en el que debían disputarse los partidos. Con sólo 19 años, la tenista se escapó del hotel donde el equipo chino estaba alojado, se escondió en una casa de unos amigos y pocos días después solicitaba formalmente asilo político, asegurando que el Gobierno chino le quería obligar a alistarse al Partido Comunista contra su voluntad.

Es posible que así fuera, aunque también hay que decir que Hu Na esyaba algo disgustada con las autoridades chinas porque le habían denegado un viaje anterior a EEUU para participar en entrenamientos y becas que allí le habían ofrecido, por lo que muchos apuntan que es probable que las razones de su defección, más que políticas, fueran profesionales: quería simplemente formarse libremente en un país con mejor nivel tenístico que el chino, y su pasión por el tenis era tal que estaba dispuesta a meterse en el morrocotudo lío de desertar, aunque le costara alejarse de su familia. Aquí tenéis un relato muy minucioso de la deserción de Hu Na, aunque está en chino, para qué os voy a engañar.

La deserción de Hu Na causó un agrio incidente diplomático entre EEUU y China, país este último que apenas estaba saliendo del aislamiento que había conllevado el maoísmo. Se dice que en una reunión entre Reagan y Deng Xiaoping, el entonces líder chino le recriminó a Ronald que le había "robado a su hija" Hu Na (lo de "hija" al parecer lo decía porque ella y él eran de la misma provincia, Sichuan, y que una paisana le hubiera "traicionado" le dolía especialmente).

Las negociaciones duraron meses y finalmente, en abril de 1983, Washington decidió conceder a la chica asilo político para disgusto de Pekín, aunque el incidente no pasó a mayores: las relaciones entre los gobiernos chino y estadounidense, mal que bien, se recompusieron, y de hecho Pekín acudió a los JJOO de Los Ángeles 84 sin problemas, pese a que otros regímenes comunistas sí los boicotearon, en venganza por la espatntada occidental de Moscú 80.

Hu Na jugó como profesional en EEUU pero su carrera fue discreta y corta, lo más a lo que llegó fue a una tercera ronda en Wimbledon, y se retiró en 1991.


Hu Na jugando ya como ciudadana estadounidense


Más tarde, en 1996, se trasladó a Taiwán, donde reside y llegó a montar una escuela de tenis que no sé si aún mantiene. Además ha sido comentarista de tenis para las teles de la isla.


Hu Na en la actualidad


Curiosidad a tener en cuenta es que Hu Na, pese al conflicto diplomático que se montó alrededor de ella, al final ha sido más o menos "perdonada" -o diría mejor "olvidada"- por el régimen comunista chino, lo que le ha permitido viajar a China con mucha frecuencia en los últimos años. La última vez que estuvo aquí, hace unos meses, hasta inauguró en Pekín una exposición de pinturas hechas por ella, parece ser que ahora le ha dado por el arte.


ChinaSmack, el popular blog en inglés sobre este país, mostró que algunos internautas chinos aún recuerdan su defección y le dedican duras palabras, pero bueno, el hecho de que pueda entrar y salir libremente de China muestra que las cosas se han normalizado un poco.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Por la libertad de provocación

14 de Enero, 2015, 0:01


Charlie Hebdo de 1976, portada sobre el terremoto que hubo ese año en China.
"No puede ser peor que el comunismo", dice el sonriente maoísta.



Llego un poco tarde a comentar sobre el asunto que ha hecho temblar los cimientos de Occidente en los últimos días (el atentado contra Charlie Hebdo, aclaro por si alguno de vosotros ha estado hasta hoy encerrado en una cueva). Pero en fin, más vale tarde que nunca. La semana pasada tuvimos un montón de líderes latinoamericanos en Pekín, por lo que casi no tuve tiempo ni de dormir, mucho menos para escribir. Y en los primeros días de esta semana he malgastado los ratos libres intentando cambiar el diseño del blog para poder integrarlo con comentarios de Facebook, algo más complicado de lo que pensaba en un principio y que me ha quitado tiempo para escribir. En fin, vamos al grano.

Obviamente, el atentado me ha parecido repugnante, he colocado mi "Je Suis Charlie" de rigor en las redes sociales, y creo que en este sentido no voy a pensar diferente a cualquier otra persona que no sea un yihadista con una mentalidad situada a aproximadamente un milenio de distancia de la del hombre actual. Matar a alguien por dibujar algo que a su religión (la suya, no la de todo el mundo) le molesta es un crimen tan absurdo y bárbaro que parece irreal. El yihadismo es un nazismo del siglo XXI contra el que el mundo me temo que va a luchar largamente durante décadas, y que espero que acabe como el nazismo, en los cajones más o menos cerrados de la historia negra de la humanidad. Creo que hasta aquí todos estaremos de acuerdo, más abajo ya veremos.


En China, el atentado seguramente ha dejado un poco descolocado a un régimen comunista que por una parte también tiene que luchar contra la lacra del yihadismo (el pasado año hubo en este país varias matanzas contra civiles inocentes por parte de fanáticos con esas mismas banderas negras) pero que tampoco es precisamente el gran abanderado de la libertad de expresión. Hubo una rápida condena gubernamental hacia el atentado (China fue de los primeros países que la envió) y se informó con gran profusión de la caza de los terroristas, pero no se hizo demasiado hincapié en el asunto de que el ataque era un hondo golpe contra la libertad de expresión, ni se hicieron ardientes defensas del derecho a criticar o a hacer humor de lo que sea. En general, la línea oficial china, soltada con cuentagotas y una vez se ha enfriado el asunto, fue decir que el terrorismo es un enemigo común del mundo, pero que también hay que tener en cuenta que la libertad de expresión no es ilimitada.

El asunto de los límites de la libertad de expresión es un debate que no tiene fin. Lo que a mí me hace gracia a otro colectivo le puede molestar, y es más, muchas veces el humor más gracioso es el que más puede molestar a algunos. En general, cuando un chiste toca un tema cercano, por ejemplo habla de tu partido político, tu equipo de fútbol o tu religión, es posible que te vayas a ofender. Es humano, vaya. Por ejemplo, cuando El Jueves (revista de la que me leo TODAS las páginas y TODOS los números) publica chistes sobre China, me suelen chirriar un poco. No porque esté en desacuerdo con ellas completamente, sino porque a veces me parecen basados en topicazos, o en errores... pero también lo entiendo, no por ello me indigno, y por supuesto nunca se me ocurriría cargar contra los dibujantes por ello. Quizá porque, en el fondo, soy de la misma cultura que los dibujantes, y aunque no esté de acuerdo con ellos, les entiendo, y sé que su labor es la de pinchar con ideas sencillas y contundentes.



Chinos que hablan con la L,
¡humor fresco y joven!


Oh, un gato "maneki neko" japonés simboliza a China...

El conflicto tibetano
es más complejo que eso...

 
En los JJOO de 2008
apenas hubo polución...



La cuestión es que en el siglo XXI, con la globalización e internet, el humor cruza fronteras con mucha rapidez, y a veces llega a culturas para los que el chiste no está pensado. Con España y China, por ejemplo, no ha habido nunca problemas con El Jueves, que a fin de cuentas sigue siendo un medio tradicional en papel que, como Charlie Hebdo, sólo cruza fronteras cuando es noticia, pero sí ha habido encontronazos con programas de humor de la televisión española (entre ellos la serie Aída) en los que los chinos no entendieron el humor español y se lo tomaron en serio.

Con un mundo cada vez más global, puede haber más choques culturales como éstos. En China no hay sátira política, por culpa de la censura, pero si algún día llega, es posible que hagan chistes sobre españoles que nos parezcan o bien faltos de gracia, o bien erróneos, o bien ofensivos.

No sé si serviría de ejemplo, en el siguiente vídeo, que no es chino sino taiwanés, del programa de humor político Next Media Animation. En él se habla de España: no creo que como español te vayas a molestar, pero igual te parece que le falta un poco de mala leche, o que recurre al fácil tópico taurino. Está claro que no vamos a llegar al nivel de los islamistas radicales, pero se puede entender en cierto modo que el humor, al ser tan distinto entre distintos pueblos, pueda generar fricciones interculturales.



Ante esta situación, creo que hay que recordar lo que contaba David Brooks en su magnífico artículo "Yo no soy Charlie Hebdo", publicado el otro día en El País. No os dejéis engañar por el título, el articulista no quiere decir que no apoye el humor satírico: lo que intenta explicar es que nunca vamos a estar totalmente de acuerdo con él, siempre habrá veces que nos parezca demasiado burdo, o fuera de lugar... pero también insiste en que ese tipo de humor es necesario. En el mundo de lo políticamente correcto, de los choques culturales, hay que guardar un lugar para los provocadores, un pequeño espacio para poder salirse un poco de madre y desahogarse en lo políticamente incorrecto. Y hay que intentar convencer a todas las culturas de esta necesidad. No sólo es libertad de expresión, sino libertad de provocación, aunque sea en el pequeño espacio de las revistas de humor.


Enlace Permanente

Por ahora hay 29 comentarios


Artículos anteriores en Enero del 2015




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré