chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Abril del 2015


Jaimas vitamínicas

29 de Abril, 2015, 0:01

Nunca fui muy de comer fruta, pero desde hace unos meses me he propuesto cambiar esa mala costumbre comiendo mucha, sobre todo por la noche. Estaba un poco harto de digestiones pesadas después de cenar y he sustituido cena de plato por unas piezas de fruta. A veces demasiadas, como si quisiera recuperar ansiosamente el tiempo sin frutas perdido.

Abastecerse de fruta en China no es ningún problema. La puedes encontrar, como en España, en supermercados, mercados y fruterías, pero hay otro establecimiento ligeramente diferente a esos tres que creo que es exclusivamente chino: los fruteros de tu bloque de viviendas, de tu "xiaoqu", que suelen estar como acampados en la entrada de tu casa. El de mi bloque, para que veáis un ejemplo, es así, parece una jaima saharaui:

Por detrás...


...y por delante.



Esta frutería está abierta durante muchísimas horas, desde el amanecer hasta la medianoche o más, si hace falta. Al cerrar, se despliegan los toldos por completo, y la jaima cobra aún más aspecto de jaima. Es probable que el matrimonio de fruteros que la regenta duerma en su interior, entre piñas, naranjas y peras, al menos en los meses más cálidos. Otra opción que tienen es la de dormir en la furgoneta que tienen al lado, que también usan para ir a buscar más género. Así que ya veis, no sólo tenemos en el bloque a gente viviendo en el sótano, como contaba la semana pasada, sino también a acampados en plena calle.

Este tipo de fruterías-tenderete son muy comunes en ciudades como Pekín, y es muy frecuente que haya una en cada zona residencial, sobre todo si ésta es grande y ello les asegura tener mucha clientela. Los fruteros suelen ser gente humilde de las afueras de la ciudad, o emigrantes de otras provincias. La fruta puede venir de muchos lugares de China, aunque tengo entendido que en los alrededores de Pekín hay una enorme extensión de invernaderos que no tiene nada que envidiar a Almería, así que es posible que mucha venga de ellos.

Estas fruterías vecinales están últimamente viéndose amenazadas por cierta moda que ha llegado a Pekín de fruterías pijillas, que suelen ofrecer una mayor oferta de frutas tropicales y lo tienen todo mejor presentado. En mi barrio, por ejemplo, se abrió hace cosa de un año ésta, situada a apenas 50 metros de la frutería-tenderete:



Que os parecerá a simple vista una frutería normal y corriente, pero al lado de las fruterías-jaima es mucho más sofisticada. El otro día, por ejemplo, ofreció unos pequeños melones con forma de buda que se acabaron en pocas horas:


Yo cedí a la tentación (no soy fiel a una sola frutería, a veces visito la popular y otras la pija). Me tocó un buda que sabía a pepino cosa mala, y mientras me lo comía me entraba cierto acongoje, porque no sé si está bien comerse a un buda.


La competencia entre las fruterías populares y las pijas está aumentando con el paso de los meses. Las primeras intentan ofrecer también frutas tropicales y exóticas (durianes, mangostinos, rambutanes y cosas así) pero las segundas contraatacan alargando sus horarios: antes cerraban a las 7 o las 8, como hacen otros establecimientos en China, pero útimamente los fruteros pijos a las 10 de la noche aún estaban abiertos. ¿Habrá guerra entre fruteros? Seguiremos informando.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


Mis vecinos del sótano

22 de Abril, 2015, 0:01




Hace unos días el diario El Mundo publicó un artículo sobre los chinos que viven bajo tierra, es decir, en los sótanos de muchas de las zonas residenciales en ciudades como Pekín. La situación es bien cierta: en casi todas las casas en las que he vivido he tenido vecinos así, habitando pequeñas habitaciones sin ventanas.

La casa en la que vivo desde hace poco más de dos años, sin embargo, es posiblemente el sitio donde más vecinos subterráneos de éstos he tenido. Vivo en un bloque enorme, de 12 portales iguales pegados unos a otros, y en el sótano estos portales están todos unidos por un mismo y largo pasillo que recorre tres pisos, en los que viven cientos de personas. Muchas veces me he pasado por allí para ver cómo viven, sobre todo cuando paseo a mi perra.

A raíz de la publicación del artículo de El Mundo, mi familia me pidió por Whatsapp si les podía mandar imágenes de mis vecinos subterráneos, y así me animé a algo que llevaba mucho tiempo queriendo hacer: un vídeo caserillo del sótano, para mostrarlo aquí.



Como habréis podido comprobar, el vídeo me salió muy borroso, así que decidí hacer otro minutos después, aunque el segundo me salió un poco oscuro y tuve que salir un poco por patas al ser sorprendido por una vecina, así que ninguno de los dos es mejor que el otro. En todo caso, os muestro a continuación el segundo, y entre ambos os podréis hacer una idea, aunque sea vaga, del lugar donde viven mis vecinos del sótano (piso -1 en el primer vídeo, piso -3 en el segundo).



Los que viven en estas condiciones no son vagabundos, sino gente de bajos ingresos, muchos de ellos inmigrantes de otras zonas del país: camareros, estudiantes universitarios, albañiles, parejas jóvenes con sus primeros trabajos... En mi bloque, por ejemplo, hay bastantes cocineros del restaurante Dadong, que está cerca de mi casa y es uno de los más pijos de la ciudad. Sé que son de allí porque en sus trajes de faena, que suelen llevar puestos a menudo, sale el logotipo del restaurante.

Estos vecinos bajo tierra son para los de mi bloque unos vecinos más, aunque generan un pequeño problema del que yo me quejo mucho para mis adentros, aunque poco arreglo tiene: el reparto de los ascensores. Al vivir tanta gente en los pisos subterráneos, el piso bajo, el que da acceso a la calle, es como si fuera un piso intermedio, y a veces llegar a él supone una pequeña pelea por llamar el ascensor entre los que vivimos sobre la superficie y bajo ella. Muchas veces llego tarde a trabajar o a otros sitios por culpa de esto, pero qué les vas a decir.

Hace años se escucharon en Pekín noticias de que iban a prohibir este tipo de vivienda por poco insalubres. Es posible que en los Juegos Olímpicos de 2008 mucha de esta gente fuera desahuciada, pero fue sólo temporalmente, y ya vuelven a ser muchos los que viven así.

A veces he hablado con otros españoles de este tipo de viviendas y, fíjate tú qué curioso, siempre se ha acabado desatando un acaloradísimo debate sobre ellas. Ello se debe a que yo a este tipo de vivienda, aunque dé toda la pena que queráis, le veo ciertas ventajas con respecto a la forma de vivir más habitual entre las comunidades pobres de otros países, que son los suburbios, los poblados chabolistas, los guetos en general.

Yo, por supuesto, desearía que no existiera la pobreza y que nadie tuviera que vivir en condiciones infrahumanas, es más que obvio. Pero si sólo tuviera oportunidad para elegir entre estas dos posibilidades, me quedo con la de los habitáculos subterráneos. De esta forma, las ciudades chinas no están tan exageradamente divididas en barrios ricos y pobres como las de otros países: aunque sí hay zonas residenciales para gente con dinero, tanto clase media como baja viven juntas. No hay lugares de las ciudades, como pasa por ejemplo en países de América, donde no se puede entrar porque sean más peligrosos que el resto. La gente pobre de ciudades como Pekín es vecina de gente no tan pobre, lo que le puede abrir la puerta a oportunidades de trabajo mejores. Y suele tener mejor acceso a los transportes públicos que alguien que vive en un alejado suburbio olvidado de Manila o Río de Janeiro, por poner dos ejemplos.

La gente que no está de acuerdo conmigo me dice -o más bien me grita, porque por lo que he visto causo bastante polémica- que pareciera que quiero dejar a la gente pobre bajo tierra, para que no se vean. Pues no sé, yo creo que los tengo más visibles, y más en mente, si están en el sótano que de vez en cuando visito, y no en un barrio de las afueras que nunca voy a ver... Pero bueno, estoy abierto a otras opiniones, que, como siempre, podéis dejar en los comentarios.

Enlace Permanente

Por ahora hay 15 comentarios


Los chinos van de compras

16 de Abril, 2015, 0:01

Ayer, por motivos de trabajo, asistí a un curioso acontecimiento. Se trataba en principio de una misteriosa rueda de prensa de una empresa china que yo no conocía, pero que al final me enteré de que fabrica esos vehículos de dos ruedas que conocemos con el nombre de segways (Segway, en realidad, es la firma estadounidense que los inventó, pero su nombre se ha generalizado hasta para los productos de las marcas rivales, como pasa con el Nescafé).


En la rueda de prensa me imaginaba que la firma anunciaría algún producto tecnológico nuevo, dado que apareció el presidente de la empresa china en plan Steve Jobs, vestido de sport y caminando por la tarima del escenario con aspecto enigmático. Sin embargo, el directivo empezó a hablar largo y tendido, y entre alabanzas, de Segway, la marca rival, lo cual empezó a ser muy raro (es como si Steve Jobs en una de sus famosas presentaciones hubiera empezado a alabar a Microsoft). Llegado cierto momento, el presi de la empresa china (que se llama Ninebot) dio la gran sorpresa: habían comprado a Segway.


"Ninebot ha adquirido Segway", se lee en la pared de detrás,
que estaba tapada con una cortina hasta que el ejecutivo reveló su secreto.


La compra, que nadie había anticipado, es un ejemplo de las muchas adquisiciones que las empresas chinas están empezando a hacer por el mundo, aprovechando que China ha acumulado mucho capital en estos últimos años y que en Occidente muchas marcas, incluso algunas de gran fama, han pasado apuros debido a la crisis de las narices. Los chinos en la mayoría de los casos han comprado estas marcas, o sus divisiones más famosas, para conservar su nombre y aprovechar el prestigio que tienen fuera del país, en muchas ocasiones mayor que el de la firma china compradora.

Veamos algunos ejemplos de famosas marcas que, aunque en muchos casos no nos hayamos dado ni cuenta, ya son chinas, bien porque una firma del país las haya comprado, o bien porque sea accionista mayoritaria:


  Segway: Como acabo de mencionar, la firma de vehículos eléctricos acaba de ser comprada por Ninebot, a un precio que de momento no ha sido hecho público. La compra es especialmente llamativa si se tiene en cuenta que hace apenas medio año Segway había acusado a Ninebot y otras firmas chinas de copiar sus productos. La marca china cortó la controversia por lo sano: "¿Me acusas de copión? Pues te compro, y así se acabarán las acusaciones".

Pirelli: Hace apenas un par de meses se anunciaba que la célebre marca italiana de neumáticos había sido comprada por la marca ChemChina al precio de 7.100 millones de euros. Queda ahora por saber si ello afectará -esperemos que no- al producto más famoso de la firma transalpina, sus calendarios. Italia, un país especialmente castigado por la crisis y que para los chinos ha sido de toda la vida sinónimo de lujo y calidad, ha sido uno de los lugares donde las marcas chinas han ido de compras con mayor asiduidad en los últimos años.


IBM: La marca china de ordenadores Lenovo compró en 2005 la división de computadoras personales de IBM, en la que fue posiblemente la primera gran adquisición de una marca del país asiático en el exterior. Los ordenadores de IBM fueron lo más de lo más en los años 80 y parte de los 90, pero en la entrada del nuevo siglo ya estaban de capa caída ante el empuje de firmas como Apple, Toshiba o Hewlett Packard. La compra no significa que todo IBM sea chino (el resto de divisiones de la firma estadounidense se desligaron de la sección de PCs), pero los ordenadores Lenovo ahora pueden usar también las famosas siglas de "International Business Machines".

  MG Rover: La histórica marca de automóviles británica fue comprada también por los chinos, aunque el relato de la operación es algo complicado. En el año 2005, la empresa -que ya entonces era parte de la alemana BMW- se vio en apuros económicos y acabó siendo comprada por una empresa de automóviles china, Nanjing Automobile Group. Dos años después, la propia firma china sería comprada por otra marca de coches del gigante asiático, SAIC (una de las más grandes del país). Sin embargo, BMW se quedó con los derechos de usar el nombre "Rover", por lo que los vehículos fabricados por SAIC con la tecnología adquirida a la firma británica pasaron a denominarse "Roewe" y a tener un logotipo que, sin ser como el original, recordaba un poco a éste. Curiosamente, BMW acabó años después vendiendo la marca "Rover" a Ford y ésta después se la colocó a la india Tata, así que ahora casi se puede decir que hay "rovers" chinos e indios. El mundo del motor es un poco locuelo...

  Campofrío: La marca de embutidos española, famosa en los últimos años por sus sensibleros anuncios, está controlada por una firma china, aunque parezca mentira. Ello se debe a que la principal accionista de Campofrío era una firma estadounidense, Smithfield Foods, y esta empresa norteamericana fue a su vez comprada en 2013 por una rival china, Shuanghui Foods, por 5.500 millones de euros. Creo que no ha afectado al sabor de sus chorizos, pero ya sabéis, parte de vuestros bocatas beneficia a una firma del Extremo Oriente.


Motorola: La empresa estadounidense de móviles fue probablemente una de las primeras multinacionales de la tecnología que abrió una fábrica en China: lo hizo en Tianjin en 1992, cuando sólo tenía móvil nuestro vecino más rico y encima era un armatoste que pesaba más que el propio vecino rico. Ironías del destino: el pasado año, Lenovo (sí, la misma que compró los ordenadores de IBM) adquirió la división de móviles de Motorola, en una operación muy parecida a la que inauguraba esta lista: productos muy famosos antaño pero ya no tanto, la marca estadounidense se deshace de una parte de su marca pero mantiene el resto, etc.

  Osborne: ¿Cómo? ¿La marca más españolísima de todas, la del toro que simboliza nuestras carreteras, es china? Bueno, no, pero creo que os llamará la atención saber que la quinta parte de esta firma tan castiza es ya propiedad de una empresa china llamada Fosun. De todos modos, Osborne fue fundada, allá por el siglo XVIII, por un británico llamado Thomas Osborne, así que no nos pongamos nacionalistas. Aunque ahora nos parezca una palabra de lo más española, y más conociendo a Bertín, en realidad Osborne es un apellido de origen británico, que han usado hasta ministros de aquel país.

  Sunseeker: Esta marca originalmente británica quizá no os suene tanto como las anteriores, pero debéis saber que es una de las firmas más famosas de yates de lujo, y que son los barcos de esta firma los que siempre usa James Bond en sus películas cuando tiene que perseguir o escapar sobre el agua. Sunseeker fue comprada en 2013 por Dalian Wanda Group, muy famosa en España porque en nuestro país también ha comprado el madrileño Edificio España y no contento con ello se ha hecho con un 20 por ciento de las acciones del Atlético de Madrid.


Waldorf Astoria: Más que una marca es un hotel, un lujoso hotel de Nueva York que a todos nos suena a películas glamourosas de los años 40 y 50... pues bien, el Grupo Hilton se lo vendió el año pasado a la aseguradora china Anbang, una perfecta desconocida, por casi 2.000 millones de dólares, el precio más alto jamás pagado por un establecimiento hotelero en la historia. Otros hoteles con ese mismo nombre en otras ciudades del mundo, sin embargo, siguen siendo de Hilton (incluidos uno que hay en Pekín y otro en Shanghái).


Volvo: Los chinos deben tener los mismos gustos que yo en materia de automóviles (téngase en cuenta que yo no conduzco ni sé mucho de autos), porque desde pequeño me han gustado mucho los Rover y los Volvo, y en ambos casos empresas chinas han acabado siendo sus dueñas, de una forma u de otra. En el caso de la famosa marca sueca de automoción, fue vendida en 2008 por Ford, su entonces empresa matriz, a la marca china Geely, por 1.800 millones de dólares (ya me perdonaréis que en este artículo ponga algunas cifras en dólares y otras en euros, pero bueno, tenemos la ventaja de que en los últimos tiempos el valor de una y otra moneda se está acercando bastante).

  Peugeot: Seguimos con marcas de coches, aunque una vez más, como parece que ocurre siempre en el sector automotriz, el asunto es más complicado de lo que parece a simple vista. No se puede decir en realidad que Peugeot sea china, pero casi se puede afirmar que es "franco-china". En 2014, debido a problemas financieros de la marca, que ya estaba cerrando algunas de sus fábricas en Francia, su socia en China, Dongfeng Motor (con la que Peugeot tiene factorías en el país asiático) le ofreció ayuda económica a cambio de presencia en el accionariado. En consecuencia, ahora Peugeot y Dongfeng son socias no sólo en China, sino en todo el mundo, y en la mesa de accionistas ambas tienen el mismo porcentaje de votos (mismo que tiene el Gobierno de Francia, tercer gran socio).


El Pireo: No sé si canta un poco en la lista, pero bueno, es el principal puerto de Grecia, y por ello una empresa en el mundo de transporte... La naviera china COSCO controla buena parte de su tráfico de mercancías desde el año 2009. Es el principal ejemplo de entrada de China en la economía griega "aprovechando" la crisis que tanto se ha cebado en el país heleno.


Energías de Portugal: Ya que comentábamos de Grecia, pongamos un ejemplo de Portugal, otro país donde la crisis ha sido especialmente cruel... Energías de Portugal (EDP) seguramente no os sonará mucho, pero es el equivalente de nuestos vecinos a Endesa o Iberdrola. En 2011, la empresa china Tres Gargantas (la de la célebre presa) adquirió la participación del Gobierno portugués en EDP por 2.700 millones de euros. Otra eléctrica lusa, REN, también tiene como accionista mayoritario a una firma china, State Grid (la que da la energía a mi casa).

AMC: Esta empresa estadounidense de entretenimiento os sonará sobre todo como productora de grandes series televisivas como Mad Men o Breaking Bad. En EEUU, además, era la mayor operadora de salas de cine, hasta que fue comprada por Dalian Wanda (la de los yates de Bond, el Atlético y el edificio España), lo que convirtió de un plumazo a la firma china en la mayor distribuidora de cine del mundo.




Ésos son algunos de los ejemplos más conocidos, aunque seguro que me dejo alguno, y que en los meses y años venideros vendrán más. ¿Veremos algún día un club de la liga, un canal de telebasura o una marca de castañuelas controlados totalmente por empresas chinas? Todo se andará.

ACTUALIZACIÓN (la semana siguiente): Pocos días después de que escribiera este artículo se ha anunciado que Fosun (los de Osborne) han comprado también un 20 por ciento del Cirque du Soleil, y que otro grupo chino ha comprado junto a un consorcio holandés la firma gestora del gas de Madrid... No creo que vaya a informar puntualmente de todas las compras de los chinos por el mundo, pero como éstas han sido hace poco, las comento.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


A Hong Kong sin avión

9 de Abril, 2015, 0:01

Estoy de viaje por Hong Kong, seis meses después de mi anterior visita. Si en octubre vine por trabajo, para conocer un poco mejor la Revolución de los Paraguas, esta vez he venido de vacaciones.

En esta ocasión he decidido ir en tren bala, con lo que he usado la que dicen es la mayor línea de alta velocidad ferroviaria del mundo, entre Pekín y Shenzhen, la ciudad china más cercana a Hong Kong. El trayecto dura unas nueve horas. Con los trenes normales se tardan más de 24 (la primera vez que fui a Hong Kong, allá por 2003, viajé de esa manera, y en 2008 repetí).





El paisaje desde el tren fue bastante feo en el norte de China, pero en el sur, pasado ya el Yangtsé, mejoró mucho, con montañas, arrozales y pueblecitos... La provincia de Hunan, al norte de Cantón, se está convirtiendo en una de mis favoritas de este país.


(Perdón por lo borroso de la foto, pero ya se sabe, el tren bala va muy rápido).



En el viaje, como suele pasar en periplos tan largos, me tocaron compañeros de vagón bastante curiosos. A mi lado, por ejemplo, se sentó un señor que se pasó todo el viaje haciendo el siguiente ejercicio: iba a la zona del vagón donde hay grifos de agua hirviendo para el té, llenaba un termo, volvía al asiento, se bebía el agua poco a poco a ruidosos sorbos, y una vez acabado el termo, volvía a repetir la misma operación, una y otra vez hasta que llegó a su destino. Se debió de beber 20 litros él solito.

Otra compañera de viaje interesante fue una señora que iba con su niña, de unos dos o tres años, y se pasó todo el viaje, los 2.500 kilómetros, jugando y hablando con ella. Una madre siempre quiere a su hija, eso está claro, pero lo de esa señora me pareció exagerado: no paró ni un momento de hacerle carantoñas, hablarle, darle paseos por los vagones, alimentarle... Gracias a esa abnegada atención, por cierto, la niña estuvo tranquilísima. Les tuve que hacer una foto, porque me pareció la madre del siglo, quizá del milenio.



Una vez llegado a Shenzhen, ni siquiera tuve que salir a la calle: en la misma estación de tren hice transbordo al metro, y con él llegué a la "frontera" que hay entre China y Hong Kong (no debería entrecomillarla, porque te piden pasaporte en el lado chino y en el hongkonés, es como salir del país). Pese a esos trámites policiales, cruzar de Shenzhen a Hong Kong da la sensación de estar únicamente cambiando de línea de metro, el paso de un lugar a otro es un pasillo como el que se podría encontrar en cualquier suburbano:

 

Como sabéis, en las fronteras suele haber carteles avisando a los turistas de que no se les ocurra intentar entrar o salir con drogas, o armas, o cosas así... Sin embargo, en la frontera chino-hongkonesa la gran preocupación de los aduaneros es la leche en polvo para bebés, algo que debe ser único en el mundo. Los avisos amenazan con hasta dos años de prisión para aquella persona que intente introducir en China excesivas cantidades de leche comprada en Hong Kong. Esto es lo primero que se encuentra una persona que cruza a Hong Kong desde China por tierra:



Esta curiosa situación se debe a que los chinos no confían demasiado en la calidad de la leche en polvo que se vende en su país, debido a varios escándalos alimentarios. Muchos chinos aprovechan sus viajes al extranjero (o a Hong Kong, que en la práctica es un mercado extranjero) para comprar leche para bebés. O incluso hay madres que van cada cierto tiempo exprofeso a Hong Kong a comprar comida para su bebé.

Pese a las advertencias y amenazas de la aduana (que también se pueden ver en la entrada a Macao, como pude comprobar un par de días después) lo cierto es que la leche en polvo para bebés es en Hong Kong un producto estrella que muchas tiendas promocionan para los turistas chinos. Vi tiendas de souvenirs que tenían leche en polvo en su escaparate, y en las farmacias hay enormes montañas de latas de esta leche en su entrada. Por contra, en muchos supermercados esta leche está colocada detrás del mostrador de las cajeras, para limitar un poco el acceso de los compradores a ella, como se suele hacer en otros lugares con las botellas de alcohol. Es increíble lo que la demanda china puede cambiar el comercio en una ciudad tan grande como Hong Kong.


Una vez dentro de Hong Kong, he quedado con parte de mi familia, que ha venido por aquí unos días más que yo, y hemos visitado Macao, la isla Lamma y algún sitio más... El fin de semana pasado fue demoledor, porque coincidieron las vacaciones de Semana Santa de los hongkoneses con las del Día de Barrer las Tumbas de los chinos. En consecuencia, había demasiada gente por todas partes, en un lugar que ya de por sí está densamente poblado. Gente, y palos de selfie: muchos palos de selfie, demasiados palos de selfie.


Pese a todo, han sido unos días muy agradables. Sin demasiado estrés por ver cosas, porque ya he estado varias veces en Hong Kong, más bien el objetivo ha sido pasar unos días en familia. Termino el post con unas fotos de estos días, tanto de la excolonia británica como de Macao.


(La Colina del León, al fondo, fue uno de los símbolos
de la Revolución de los Paraguas).




Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español





Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China por descubrir
China por descubrir II
China Viva
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré